Detalles

Este último tiempo entre las semanas previas al parto de mi hija y el mes posterior que ya lleva de vida, ha sido revolución en casa y en mi vida, ha habido cansancio y también ha sido hermoso conocernos entre las dos cada dia más y mejor; sin embargo el costo ha sido alto al pensar en los días y minutos alejada de mis otros dos hijos pequeños.

Mi círculo cercano me ha brindado una incondicional ayuda, pero los abrazos de la mamá son irremplazables especialmente cuando se es pequeño, para qué decir los abrazos de un hijo, ay como se extrañan…, las risas y los juegos y acercarme a todo ese mundo de gritos, amigos, tierra, autitos y juegos inventados entre los 3.

Pero me he dado cuenta este tiempo que toda esa ausencia afortunadamente puede ser recompensada por los siempre bien ponderados detalles.

Los detalles hacen la diferencia como dice el conocido dicho popular, y más aun si son detalles que provienen de mamá.

Cada noche les doy de cenar, les cocino, les alisto su ropa del día siguiente y les preparo el pijama antes de dormir, como si fuera un mantra para que la casa, y la familia, pase a fase noche..

Cada noche de la vida los beso y arropo antes de irme a dormir sin que ellos siquiera se den cuenta.

Cada mañana les preparo su colación y los despido al desayuno antes de que partan al colegio.

Nadie mas que yo sabe cómo y cuánto se mueven por las noches porque sé perfectamente cómo se quedaron dormidos, también conozco los horarios en que sienten necesidad de ir al baño y por las noches soy la primera en oír sus llantos cuando tiene pesadillas y ahí estoy de pie a veces antes de que me llamen..

A pesar de esos detalles que practico casi religiosamente les he parecido de alguna manera ausente este mes…y continúa.

Nadie mas que su mamá les compra en silencio esas cremas “mágicas” para las boqueras, picaduras, tos, insomnio, ansiedad, etc… encargadas a lugares lejanos para que se sientan mejor.

Nadie mas que yo sabe lo bien que les hace dormir, el hecho de leer un cuento que se los remuevo de lugar cada cierto tiempo, para que no se lo repitan, para qué decir el efecto amoroso que les provoca un cuento leído por su papá o su mamá, terminado con un beso y envuelto en spray de eucaliptus para que los haga soñar plácidamente….

Y así son infinitos los detalles que podría seguir anotando en esta lista, y que me hacen feliz de sólo recordarlos.

Hoy entendí que los detalles incondicionales fueron hechos cuando un hijo llega a la vida de una. Gracias por darme la oportunidad de poder hacerlos diariamente!

Esa y mil cosas más, mis hijos han venido a enseñarme, bastó esa lección para dejar de sentirnos distanciados…

Hijos míos, los atesoro con toda mi alma.

 

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de tres hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more

Las mejores tiendas de juguetes para los peques de la casa

He pasado varias veces por un mismo pasillo para encontrar un buen regalo para mis hijos o amigos de mis hijos, y la mayoría de las veces termino yéndome a la segura en alguna librería en rincón infantil comprando libros que estimulen la curiosidad o el interés por aprender a leer de textos con humor infantil. Lo que me llevó a comenzar a estar mas consciente de aquellas tiendas que realmente me ofrecían un producto infantil de calidad. Ya hay varias a las que he decidido regresar dado que hasta ahora no me han fallado en cuanto a la calidad de materiales de sus artículos o por el placer que ha generado en las caritas de esos niños cuando abrieron su paquete! Y qué mejor sensación que esa de no haberse equivocado con el regalo, no?

Es por eso que les comparto el dato de las que para mí son buenas tiendas de juguetes infantiles en Santiago o en regiones a través de despachos y online y así puedan ahorrar algo de tiempo la próxima vez. Además les dejo algunas orientaciones respecto de lo que para cada edad podría ser bienvenido según nivel de desarrollo y madurez del niño.

 

HAPE Me encanta desde que los descubrí, no solo porque están cerca de mi casa sino porque están cerca de todos! Distribuidos en varias regiones del país y ahora también se pueden encontrar por internet en su página. Lo que destaco es la calidad de sus materiales y las buenas ideas de los juguetes muy acordes a la edad y habilidades del desarrollo con sugerencias que ellos mismos proponen. Sus precios no son bajos ni sus envases los más óptimos para hacerlos durar por mucho tiempo en casa, sin embargo la calidad y originalidad de los juguetes es muy rescatable. Además vienen todos los juguetes ordenados por categoría donde la Musical es una de mis favoritas! Guitarras de colores vivos, palos de agua con transparencias!, entre otros. Y la ”Hazlo tu mismo” también es muy original! Échenle un vistazo.

 

RODA La conocida marca de bicicletas sin pedal que hace 6 años aproximadamente arremetieron en plazas y parques de nuestro país, se han mantenido casi invictas por la original idea de desarrollar el equilibrio como etapa previa para pedalear. No sólo son estéticas y medioambientalmente amigables, sino que ahora además la marca ha lanzado una línea de ropa muy simple y de buena calidad. Puedes encontrarla en varias sucursales.

 

S.O.K.I. Es una marca de juguetes que descubri en Instagram y que me llamó la atención por el entusiasmo y convicción que tenían sus creadoras. Estas emprendedoras hacen cajas con material didáctico en su interior con el objetivo de desarrollar con ellas habilidades puntuales según edad o necesidades como las cajas temáticas Exploradores, Motricidad Fina, 6 meses, Doctores, Apego, Espacio, etc.. Puedes encontrarlas en Instagram o en Internet. Totalmente aprobadas.

 

BO.OD Calidad de sus materiales es algo que destaca en esta tienda. Variedad de marcas y de juguetes también es algo que subrayo, y lo mejor de todo es que en la página web puedes encontrar los juguetes distribuidos por edades, lo que facilita aún más encontrar el indicado para cada niño.

 

DIDACTICSTORE Por claridad en la página web, orden y explicaciones para encontrar y comprar cada juego o juguete, por los precios y calidad de los materiales en cuanto a colores y envases es una excelente idea al momento de comprar para regalar y especialmente para tus hijos, asi les enseñas jugando. Ventas por internet solo con despacho.

 

MADERITAS y TOYCENTER Las he dejado para el final, porque son buenas escencialmente por reunir muchas marcas de juguetes y poder encontrar de manera fácil una infinidad de ideas para regalar juguetes, mas allá de la calidad de los mismos que si bien es buena no necesariamente son todos amigables con el medio ambiente o no están organizados en categorías para acceder a ellos tan fácilmente como en las otras marcas y tiendas mencionadas.

Maderitas se destaca por su variedad de productos y precios, mientras que Toycenter destaca por la variedad en bicicletas, autos, rodados, triciclos, patines y scooters con variados modelo y de buena calidad! Lo que tus hijos necesitan.

 

Algunas orientaciones de lo que espera cada niño según su etapa de desarrollo:

 

0-1 años

  • Desarrollo acelerado de los sentidos. Para eso reforzar a través de juguetes todos los sentidos como jugar con sonidos, con los gustos y las texturas.
  • Va en aumento la percepción de los colores, por lo que ayudan mucho los juguetes coloridos o que brillen o generen un reflejo.
  • Coordinación visoespacial. Se comienza con el intento de agarrar con la mano, para eso ofrecer todo lo que a esa edad un niño pueda tirar, arrugar, ver moverse, subir o bajar, móviles.

 

1-2 años

  • Comienzan a caminar. Ayudan mucho los rodados, andadores, juegos de arrastres como trencitos, carretillas, carritos, etc.
  • Desarrollo de motricidad gruesa y también fina. Para eso, ofrecer todo lo que implique coordinación viso-motora como entrar en una casita, subirse a un asiento o columpio, trepar, agarrar, recoger, meterse a cuncunas y caminos gateando..
  • Lenguaje oral. Comienza la intención de comunicarse para eso ofrecerles muchas canciones, rimas, imitaciones y repeticiones. Discos y libros con música y palabras.

2-3 años

  • Juegos simbólicos. Les encantan los juegos de roles donde asumen personalidades, para eso regalar títeres, escucha de cuentos y práctica de secuencias y rutinas (el día y la noche; comer lavar; jugar y ordenar; estaciones del año, etc..), además de disfraces o maletas de doctor, vendedor, maestro de la construcción, cocineras, enfermeras, etc…

 

3 años

  • Desarrollo acelerado de la motricidad fina, para eso potenciarla con pinzas y jugar a agarrar, bordados y pegar papeles stickers y mostacillas. Colorear mucho.
  • Desarrollo de la imaginación también ayudarán todos los juegos de Construcción.  tales como Bloques, Legos, pistas, cadenas, trenes, etc..
  • Razonamiento lógico. Puzzles, diferencias, opuestos, iguales, etc..

4 años

  • Interacción. Juegos grupales, inventar situaciones y juegos temáticos.
  • Desarrollo de la fantasía, mundos irreales e inventados, abunda el egocentrismo, todo lo que sea crear como pintar cuadros, bailar, tocar instrumentos, dibujar, disfrazarse, proponer sus propios juegos inventados, shows y presentaciones. Autos y superhéroes también colaboran con el juego simbólico y conversaciones imaginarias debido al egocentrismo, es en especial en esta edad cuando uno se permite hablar solo y contestarse cambiando las voces..después pereceríamos adultos locos, así que dejarlos imaginar y fantasear!

 

5 años

  • Alto desarrollo y uso del lenguaje oral. Libros de cuentos, instrumentos y micrófonos, bailes y shows ayudan a estimular el lenguaje.
  • Desarrollo acelerado de motricidad gruesa, juegos que impliquen gasto de  energía. Para ello es bienvenido todo juego que implique trepar, correr o saltar, pelotas, paletas, etc.

    Claudia Pastene Gorigoitía

    Mamá de dos hijos y otro en camino.

    Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more

Viajar con niños

Este verano embarazada ha sido más necesario llenarse de practicismo e intentar así tener unas vacaciones descansadas…

Les dejo acá todas las soluciones que fui encontrando y que me han dado resultado (y a hijos y marido también!)

  1. Nunca jamás nunca olvidar algo para que los niños coman en el viaje, fruta y pan fresco, agua, galletas y leche en cajita.
  2. Bajo ningún punto de vista olvidar toallas húmedas y ropa de cambio (uno no sabe cuándo podrían aparecer vómitos!)
  3. Este verano hemos tratado luego de reiteradas insistencias de mi parte de dejar el auto cargado antes de que yo logré salir de la casa. Nada de salir juntos como si fuéramos a la plaza, si nos vamos de vacaciones es imposible que cruce mi puerta una sola vez, y como ya lo tenemos confirmado, hemos intentado cargar el auto en la medida que voy armando los últimos detalles, así unos hacen caber las cosas en el auto y yo pienso y pienso en los detalles en paz!
  4. A propósito de eso mismo, cuando llego al auto y los niños ya están semi sentados y han pasado un momento interesante viendo ordenar la maleta del auto, yo llego con lo más frágil para recién ahí buscar dónde ubicarlo…
  5. No olvidar una bolsa con juguetes. Tres juguetes cada niño es más que suficiente, siempre que el tamaño de los mismos sea acorde al viaje.
  6. Una vez comenzado el viaje no estresarse si se duermen antes de la noche, los niños ya tienen regulado el sueño y cada vez que esté oscuro comenzarán a tener sueño aunque hayan dormido un par de horas en el auto.
  7. Semanas antes al viaje y durante el mismo les explico que estando más tiempo en casa deben ayudar en el orden de la misma, para lo cual por cada cosa bien hecha les retribuyo con algunas monedas; las que estando en el lugar de las vacaciones las pueden usar a su antojo así cada vez que vemos un kiosco de churros, un heladero, manisero, feria de artesanía, etc… podrán gastar su plata y organizar sus finanzas, así no están constantemente pidiéndome comprarles algo sin valorar la plata, ahora la gastan en algo que realmente quieren, y al mismo tiempo ayudan en casa con sentido.
  8. Dejo siempre armado un bolso playero o de excursión, (dependiendo del lugar donde se vaya), ubicado en la puerta de salida de la casa de verano, para evitar entrar más arena o bichos a casa.
  9. Luego de la playa entro a los chicos en brazo directo a la tina, y es ahí mismo donde saco trajes de baño, chalas, y demases, lavo ropa y cuerpos todo a la vez para no ensuciar ni perder tiempo (se oscurece tan tarde en verano que después queda corta la noche para los adultos, por eso les recomiendo optimizar el día para cosas infantiles y no dejarlas para la hora de los grandes…)
  10. Si el viaje fuera en avión, intento siempre ir con los niños uno a cada lado mío, llevar comida en la cartera, chicles para los aterrizajes, ropa de muda y bolsa de mareos… y si es en auto, idealmente sentarlos separados por un apoyabrazo entremedio o un adulto o bulto que haga de divisor….
  11. Si vamos a salir del país, todos todos todos los documentos de policía van juntos en una carpeta, revisada antes de salir de casa, así no se aumenta el estrés de viajar con niños por culpa de un papel faltante.
  12. Gorros gorros gorros por todos lados, se camina mucho cuando se va de vacaciones por lo que a falta de técnicas para ponerle crema protectora contra el sol a los niños, una rápida solución siempre es y será el sombrero.
  13. Si se va a la playa o piscina, para tranquilidad de los padres, recomiendo siempre llevar zapatillas para el agua, nada peor que cortes en el pie por caminar en las rocas o caídas en el borde de la piscina.
  14. Lo mismo con el repelente de mosquitos, uno como papá duerme mejor y al día siguiente no tenemos que ver tremendas picadas en la piel de los cachorrines…
  15. Aprovechemos el tiempo de vacaciones para salir a comprar con los hijos y que vean cómo llegan los alimentos a casa, y que intenten probar todo lo que llega a la mesa, es una buena oportunidad para enseñarles a comer de todo, aprovechemos que además andan con más hambre!
  16. No olvidar la lectura, formemos el hábito de leer en los niños y el placer por detenernos un tiempo a reposar en vacaciones leyendo, es nuestro tiempo de descanso.
  17. Meses a lo largo del año me paso repitiéndoles mi número de teléfono para que, al momento de veranear, al menos ese dato lo tengan incorporado y si se pierden ya saben cómo ubicarme.
  18. Si vas en auto, no olvidar la nueva reglamentación para el traslado de niños en el auto. Niños hasta 12 años sentados en la parte posterior del auto. Niños hasta 9 años deben ir sentados en silla para niños siempre y cuando el menor mida menos de 135 cm. y pese más de 33 kg.
  19. Por último, un detalle pero que ha contribuido bastante es utilizar platos y vasos de plástico para los niños, los venden por todos lados, y no valen nada. Así se evitarán más que platos rotos. Y tratemos de cocinar bien una vez al día, no nos estresemos con la calidad o cantidad de comida que ingieren a costa de nuestro descanso, una buena ensalada, un rico pan integral con jamón cocido o un huevo duro, y un yoghurt con fruta será más que suficiente para la cena. Frugal es la clave para el verano y una mamá feliz.

¡Que sigan descansando de estos lindos días!

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos y otro en camino.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more

La mentira en boca de los niños

Es común escuchar a un niño exagerando un acontecimiento o añadiendo datos fantásticos a las versiones y descripciones que cuenta, pero hasta qué punto podría ser razonable no seguirles el cuento y enseñarles que mentir no es bueno? Los invito a descubrir juntos los límites en la enseñanza de la honestidad.

En niños de 0 a 6 años es normal oírles contar historias con una alta cuota de fantasía, pero cuando las escuchemos cada vez con más frecuencia, ya utilizadas casi en todos sus discursos y quien las dice es alguien de 7 años o más, es cuando debemos poner atención.

Revisemos qué podemos hacer como padres cuando nuestros hijos mienten:

  • No es bueno mentir porque es síntoma que el menor posee escasa confianza en sí mismo, y eso debe corregirse cuanto antes.

Para poder desenvolverse en este mundo necesitamos seguridad en lo que hacemos y confianza en los lazos que establecemos principalmente con nuestra familia, teniendo esa base, es sabido que se puede aprender con mayor facilidad y se vive sin estar sometido a la presión del entorno ni a las expectativas de los padres ni profesores, logrando ser más auténticos y tener mayor confianza en uno mismo. Lo que podemos hacer como padres entonces es hacer sentir a nuestros hijos amados todo el tiempo incluso cuando los retamos o cuando se equivocan, hacerlos sentir contenidos frente a sus miedos personales, decepciones sociales y equivocaciones escolares, hacerlos sentir parte importante de una familia que los respeta y valora, eso les ayudará a confiar en las propias potencialidades, y no tendrá necesidad de mentir o de querer ser otra persona, porque así como es se siente bien. Es recomendable también conocer bien las relaciones de nuestros hijos con sus hermanos, nanas y amigos en la infancia, a veces es ahí donde comienza la crítica.

  • No es bueno mentir porque el niño queda expuesto a que alguien lo delate.

Mentir produce un placer pasajero pues la humillación de ser acusado de una mentira dentro de su grupo, lentamente deteriorará su autoimagen.

Para eso recomiendo el aprendizaje por imitación que es muy efectivo; a los niños no hay que mentirles nunca! Si ellos ven que como padres evitamos decir cosas que después no podremos cumplir y que siempre vamos con la verdad asumiendo las consecuencias, ellos al ver ese hábito aprenderán rápidamente cómo es que hay que desenvolverse en sociedad. Evitemos decir “una cucharada más y terminamos…”; “yo te prometo que nunca más voy a irme…”; “si no te portas bien no te llevaré al cumpleaños…” Es más recomendable explicarles y negociar previamente con los niños respecto de lo que deben hacer y lo que se espera de ellos siendo realistas, así no tendremos que reacomodar los acuerdos y caer en una mentira piadosa para lograr que hagan lo que les pedimos. Es fundamental enseñar con nuestro ejemplo y por cierto, felicitarlos cuando observemos honestidad en los actos de nuestros hijos.

  • No es bueno mentir pues obliga al menor a recordar detalles de lo que dice, y eso terminará por estresarlos y hacerlos sentir mal.

Al igual que en el punto anterior el aprendizaje por imitación es lo recomendable, no mentirles nunca.

Cuando los niños mienten que hicieron una cosa, que ganaron otra, o que tienen tal, les deja inconclusa la vida, y digo inconclusa pues les será imposible demostrar con evidencias esas versiones, como tampoco serán capaces de perpetuar esa imagen que quisieron construir en los demás ni mucho menos recordar todo lo que inventan. Cuando eso suceda, apoyémoslos y no los ridiculicemos en público, no aplaudirles ni justificarles nunca una mentira, explicarles que mentir no ayuda por mucho rato y felicitarlos cuando comiencen a controlar sus engaños y sean más honrados.

  • Debemos favorecer un ambiente de confianza.

Como padres al presenciar o saber de esas mentiras nuevamente lo mejor que podemos hacer es disminuir las altas exigencias y reforzar la confianza de nuestro amor hacia ellos, que no los queremos por sus notas ni por lo que tienen sino por la forma que tienen para asumir nuevos aprendizajes y desafíos y porque simplemente son personas que merecen amor y respeto, y que no los retaremos por cada falta (las mentiras muchas veces son para evitar consecuencias desagradables), bajémosles la presión de ser los mejores, lo importante es que traten de avanzar dentro de sus propios logros, y premiar esa actitud de intentar avanzar y de intentar ser cada vez más sinceros. No olvidemos que la mentira es un falso mecanismo de defensa, un autoengaño para evitar una consecuencia negativa. Como adultos elijamos sabiamente qué aspectos realmente no transaremos y serán “castigados” en caso de no cumplirlos, pero filtremos qué batallas dar!!!!

En resumen, como padres estemos alerta de los discursos que tienen nuestros hijos, Evitemos engañarlos aunque sea por su propio beneficio, ir siempre con la verdad dentro del grupo familiar, pues los niños aprenden rápidamente lo malo y lo bueno que ven en casa. Mentir y fantasear cuando chicos es natural, ya más creciditos es señal de inseguridad y poca confianza en sí mismos. Pero podemos evitarlo si lo detectamos a tiempo. La autoestima es imprescindible para nuestro desarrollo.

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more

Mi opinión acerca de los chats del curso de tu hij@…

Sin duda la tecnología ha llegado para quedarse y hacernos la vida más fácil! Y es la aplicación del whatsapp la que se ha difundido con enorme velocidad para entregarnos cercanía y comodidad, sin embargo no vino a reemplazar el diálogo cara a cara, ni menos aún para hacer más valientes a los tímidos y animarlos a lanzar cualquier confesión o agresión frente a otra persona o forma de pensar, ni tampoco vino a generar confusiones ni problemas de comunicación, en mi opinión el whatsapp fue creado para unir y facilitar el intercambio de información informal, en este caso relacionada con el colegio, y no para tratar diferencias o información importante.

Los grupos del curso de nuestros hijos sirven enormemente para estar conectadas las madres, de alguna manera nos acercan, nos ayuda a trabajar juntas por el bien común del curso, ayuda a coordinarnos e intercambiar información del colegio de segunda importancia. En la mayoría de los casos también ayudan al cumplimiento de los deberes; hay niños que necesitan apoyo en sus calendarizaciones y detalles de las tareas, por lo que el grupo de apoderados ayuda a confirmar dudas.
Por todo lo anterior las mamás se acercan y quedan mas tranquilas. Hasta ahí, los grupos de whatsapp me parecen buenos, en especial cuando te das cuenta que hay mamás que se matan por solucionarle algo a sus hijos mientras tú te has ahorrado toda ese comadreo y ya tienes resuelto el tema, sin desgastarte más de lo necesario (o de lo que habrían hecho las mamás de años atrás…)

Los problemas según mi visión comienzan cuando:
– Los grupos del whatsapp comienzan a ser usados para transmitir información formal del colegio; la profesora, el Centro de Padres o Dirección se comunica vía agenda o correo electrónico con los apoderados, precisamente para darle más seriedad y hacer los temas impersonales y generales, incluso solicitan en la mayoría de los casos no responder los correos porque han tenido la precaución de ser claros en la entrega para evitar dudas. Y así como nadie debe andar llamando o escribiéndole mensajes a la Directora o los profesores al celular, nadie debería retransmitir en el grupo whatsapp información formal; es uno de los errores más comunes del grupo de mamás, es riesgoso y confunde. Error nro 1.

– Los hijos posponen el desarrollo del sentido de responsabilidad académica y las madres pasan a reemplazar a la profesora entregando todas las instrucciones nuevamente corriendo el riesgo de omitir o añadir información, y subestimando el momento vital de una clases cual es la entrega de indicaciones y deberes por parte de los profesores ¿Para qué voy a atender si tengo una mamá que me lo averigua todo? Los alumnos deben saber rescatar y almacenar toda esa info, tal como hacíamos antes, y considero que es un error utilizar los whatsapp de padres para saber de qué trata la tarea. Error nro 2.
Para que nuestros hijos sean profesionales y adultos responsables y capaces de organizar su tiempo con eficacia hay que educarlos en ello desde el colegio, los niños hacen una cosa y nosotros con los grupos la desvirtuamos; aunque en las próximas décadas todo sea vía agenda electrónica, serán ellos quienes deban administrar el tiempo, entrenémoslos desde ya! — señala un especialista español

Como conclusión para los grupos de whatsapp en mi opinión

Qué temas incluir?
– Informar de paseos de curso o junta de papás también me parece el medio indicado, porque no es un asunto formal del colegio, es un tema externo pero corresponde al ámbito del colegio.
– Aviso de cumpleaños está bien, pero NO responder las razones de por qué no va o si asistirá tu hijo, eso está demás!! Precisamente para eso es que se envían tarjetas con el nro telefónico de la mamá.
– Corriendo el riesgo de decepcionar a más de alguien creo que una cuota de humor en el grupo de whatsapp está permitido, pero insisto HUMOR, que no es lo mismo que la restricción vehicular para mañana o un pensamiento para empezar bien la semana o un aviso de utilidad pública frente a los robos y clonaciones…pienso que es MUCHO

Cuales limites definir?
Límite #1 Es muy difícil DISCUTIR DIFERENCIAS de opinión con alguien sin pasar a llevar a nuestro propio hij@, somos seres sociales y siempre encontraremos personas que piensan diferente en ámbitos valóricos y prácticos; por lo tanto queda prohibido discutir acerca del desempeño de la profesora, de la comida del Casino, de los horarios y normas del Colegio, etc..
Límite #2 NO dar INFORMACION EXTENDIDA ni detallada, el celular es para información rápida y no hay tiempo para leer párrafos.
Límite #3 Usar el grupo de whatsapp solo para DAR información, no para confirmar si a tod@s les quedó claro.
Límite #4 Enviar INFORMACION EXTERNA AL COLEGIO, como por ejemplo: mi hermana hará un bazar, o ayude quien pueda a esta persona, o si tienen tiempo lean esta interesante nota, o … Cada quien tiene sus gustos, sus necesidades y sus tiempos y si comenzamos a agregarle ramas al propósito central del grupo nos perderemos la información importante.
Límite #5 NO REENVIAR correos del colegio, es fatal e innecesario.
Límite #6 es el SENTIDO COMÚN, y saber parar cuando sólo pregunto producto de la flojera de releer lo que ya se dijo o le que ya envió el colegio.

Nuestras madres hace una década atrás sin grupos de whatsapp, mantenían una buena relación mientras nos esperaban a la salida del colegio, o cuando se juntaban en las reuniones de apoderados, paseos de cursos o kermesse, para qué juguetear por teléfono?? Como tampoco ha quedado demostrado que gracias a la info que enviamos por chat haya habido un aumento demostrado en la responsabilidad o en la comprensión de las tareas por parte de nuestros hijos. Asi que, a liberarseeeeee! No pasa nada si no lo usas, el colegio informa todo!

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Fotografia de la portada: Diseñado por Freepik

 

Read more

¿Cuán favorables son las actividades extraescolares?

Al igual que con el tema de las tareas escolares para la casa, las actividades extraescolares también han sido tema de análisis para mi, he consultado con libros y especialistas y les expongo acá algunas opiniones recopiladas y conclusiones a las que he llegado.
Creo que cada niño y cada familia puede tener necesidades y objetivos particulares, como también tiempos y valores fundamentales, sobre esa base es más complejo realizar una pauta de lo que se debe o no hacer respecto de las actividades extraescolares. Personalmente creo que el tiempo libre que tienen los niños en las tardes después del colegio es fabuloso para trabajar la creatividad, el intercambio de experiencias con los adultos de la casa, con el barrio y con los elementos que tiene a su alrededor tan útil para desarrollar habilidades sociales y aprender a relacionarse. He visto cómo los niños se entretienen por horas con un tubo de papel higiénico, cocinando en casa, o jugando a ser jardinero, gracias a este tiempo que les permitió potenciar su creatividad.
Sucede que muchas veces los padres por sentimiento de culpa por estar trabajando lejos de la casa, o simplemente por impaciencia, ponemos a los hijos en alguna actividad que los mantenga entretenidos, ocupados y aprendiendo algo. Pero, ¿es realmente necesario gastar tiempo y plata en ello?
Para hacer participar a un menor en una actividad extraescolar, debemos tener ante todo los objetivos claros como familia del por qué lo vamos a poner en esa actividad extraescolar y no otra. La intención de hacerlo participar es netamente con el fin de progresar en algo en que lo notamos atrasado o por el contrario, donde vemos un enorme talento que hay que potenciar. Tal como señala la Psicóloga y Musicoterapeuta Andrea Fuentes “Es importante explicarle a los niños por qué es importante que vayan a esas actividades, que ellos entiendan que es importante porque los ayuda a desarrollarse, a crecer en lo que a ellos les cuesta, a lograr tener más fortalezas en las áreas que les son más difíciles, que eso les va a ayudar; si el niño entiende eso, le puede dar un sentido mayor a esa actividad y tal vez va a ir más contento” 
Al mismo tiempo, debemos considerar la hora y el tiempo de traslado para acceder a ella, que no quede ni muy lejos ni que sea muy larga, pues corremos el riesgo de llegar con alguien dormido o que durante la actividad esté desatento e inquieto producto de su cansancio luego de haber estado la mitad del día en el colegio.  No olvidemos que cuando tenemos sueño y es especialmente notorio en los niños, lo que primero nos comienza a “fallar” es la atención y luego la precisión y autorregulación motora, por lo que ningún objetivo ni contenido podría ser procesado en esas condiciones y la actividad no valdrá la pena el esfuerzo.
Siento que es muy importante cuidar que la actividad no sea una proyección de lo que nosotros los padres nunca pudimos hacer cuando niños, somos todos distintos, los tiempos cambian y las necesidades y requerimientos de la etapa infantil cambian también. Tal vez en mi generación ir a clases de natación era algo impensado para ser impartida en un colegio, por lo que tenía sentido que yo como niña asistiera a clases de natación, hoy en día ya hay muchos que lo enseñan a sus alumnos en las horas lectivas, por lo que reforzarlo con clases extraescolares podría ser tomado por el menor como una sobrecarga y un sinsentido.
….de las señales que debo poner atención…
Creo que los niños son capaces de demostrar con actos y a través del lenguaje cuándo una actividad le hace sentido y le produce placer participar. Por eso es fundamental como papás estar atentos a todas las señales que nos den los niños ya sea al llevarlos o al verlos regresar de la actividad, debemos conversar con ellos respecto de cuán bien ellos sienten que les hace o podemos ver cuanta angustia les produce el sólo hecho de la proximidad inminente a la actividad. Niños con miedo, fatiga o falta de interés es fácil de detectar.
Es muy diferente intentarlo que obligarlo. Como papás podemos tener convicción que potenciar por ejemplo el nivel de inglés en nuestros hijos es casi una obligación, sin embargo si va contra la felicidad de ellos, debemos respetarlos sin dudar un segundo, crianza responsable debe ser nuestra filosofía permanente, respetar sus emociones y debemos buscar que el niño sea feliz y que viva tranquilo.
Una actividad extraescolar a la semana estaría bien según mi opinión, los colegios hoy en día cumplen con impartirles a los niños gran parte de las competencias que cada área de desarrollo requiere, por lo que más actividades sería generar desconfianza hacia el colegio, los niños no necesitan aprender más, siento que las horas destinadas para la educación formal son suficiente en la gran mayoría de los casos como para quitarle horas al ocio y de tiempo libre tan vitales para su desarrollo integral.
El tiempo libre o de recreación es fabuloso para estimular algunas habilidades que tal vez una Psicopedagoga o una clase de karate también desarrollará, pero pagada! La creatividad, la imaginación, la desinhibición, la fantasía, la comunicación, la observación, la atención, el pensamiento, el manejo de impulsos, aprender a interactuar, a ganar y a perder y normas de conducta por dar algunos ejemplos.

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Fotografia de la portada: Diseñado por Freepik

Read more

Las matemáticas

Las matemáticas están por todas partes y es una asignatura que a la mayoría de los niños en sus primeros años de escolaridad les apasiona, básicamente por la gran cantidad de recursos lúdicos y grupales que en ésta se pueden utilizar para trabajar contenidos obligatorios, y también, porque el alumno puede trabajar esos juegos en casa y además llevarlos a la vida cotidiana, lo que hace que resolver jugando les ayude a mirarlas como una asignatura entretenida. El tema que a algunos papás les podría surgir es qué hacemos cuando a nuestros hijos les comienzan a complicar las matemáticas, ¿debo preocuparme? Hay algo que como papás podamos hacer para prevenir un eventual fracaso en la asignatura?

Las matemáticas son amigables, todo es comprobable, es lúdica, a pesar de ello hay un distanciamiento normal que se produce generalmente cuando el lenguaje utilizado comienza a confundir a algunos menores y ya no son sólo simbolos, números y fórmulas, que requieren de una comprensión lógica y memorística, y de un razonamiento deductivo abstracto, sino que ahora también hay encabezados y planteos verbales que debemos considerar para poder resolver un cálculo. Sumado a ese factor, también toman más protagonismo las guías, las eternas guías de cálculos, que en ocasiones no se alcanzan a terminar en el colegio y pasan a ser tarea para la casa, quitándoles tiempo para el juego y el descanso, lo que nuevamente coopera a esa nueva visión que el menor que ya sentía distanciamiento, ahora comience a sentir rechazo, lo que lleva a un descenso esperado en las notas.

Lo que yo esencialmente les quiero sugerir a quienes quieran mantener la motivación en esos pequeños alumnos talentosos e interesados en los cálculos, procurar no dejar nunca de estimular y trabajar aquellas competencias cerebrales más involucradas en las matemáticas.

Para que nuestro cerebro aprenda matemáticas requiere de varias operaciones mentales que se potencian muy bien con las actividades lúdicas en los primeros años de enseñanza de esta asignatura tales como la creatividad, la emoción, la intuición, abstracción, la orientación y organización espacial, la memoria a corto plazo, pero esas no son todas las operaciones implicadas, hay también las que domina el otro hemisferio cerebral que no han sido suficientemente potenciadas pensando en las matemáticas, tales como el razonamiento verbal, el razonamiento lógico, la secuenciación, y el pensamiento lineal, todas ellas se requieren para poder comprender un planteo matemático, habilidades del hemisferio izquierdo.

Por lo tanto, tratemos de jugar a las matemáticas en casa utilizando todo tipo de vías de ingreso de la información, ya sea auditiva, visual y kinésica. Vale decir, escuchar y leer una instrucción, como al mismo tiempo ver y tocar los números involucrados en el cálculo y realizar con ese material concreto  la acción planteada.

Activar ambos hemisferios cerebrales antes de realizar guías de trabajo, mediante recursos didácticos y precisos ya sea con ejercicios corporales bailar al ritmo de la música, o activar las emociones placenteras al momento de disponerse a trabajar.

Tenerles mucha paciencia y repetirles de manera clara las instrucciones todas las veces que haga falta.

No castigarlos ni criticarlos por ese abrupto descenso en sus notas en la asignatura, eso mutilará su autoestima tan fundamental para aprender.

Ayudarlos a delimitar y ver puntualmente dónde está la falla para no desalentarlos por completo. Es un fracaso temporal y esperado que tiene solución.

Trabajar el pensamiento divergente, ayudar a los menores a salir de su egocentrismo y ver las cosas, y soluciones a un planteamiento desde otro punto de vista. Ayudarlos a buscar nuevas posibilidades y soluciones, desarrollando la imaginación y el respeto por otras visiones.

Resguardar y trabajar siempre el equilibrio emocional del aprendiz, que esté dispuesto y con ganas de aprender y que también sepa recibir un error y corregirlo.

En definitiva desde el año de vida hasta los 10 años de edad tratemos de ayudarlos a desarrollar un pensamiento matemático a través de todas las competencias cognitivas mencionadas activando siempre ambos hemisferios para lograr una matematización exitosa.

 

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Fotografia de la portada: Diseñado por Freepik

 

 

Read more

Los miedos infantiles

Serán de conocimiento de todo papá o mamá las despertadas de un hijo a medianoche, con encendida de luces, visitas al baño y desveladas por más de media hora…. Los niños sienten miedos y de eso quisiera contarles hoy, de los miedos infantiles, los niños perciben esta emoción desde muy temprana edad, para bien o para mal, es señal de que están comenzando a experimentar la realidad del mundo en que viven, pero no necesariamente significa que sea la realidad de su mundo inmediato.
Los miedos infantiles son normales, especialmente entre los 3 a 7 años, etapa en que la imaginación y el egocentrismo son rasgos preponderantes en la que Piaget llamó etapa Pre Operacional. Es por eso que la imaginación por un lado nos permite jugar con objetivos inanimados atribuyéndoles cualidades propias de los seres vivos; y el egocentrismo les ayuda a aumentar su actividad consciente de que es posible jugar de ese modo con tales objetos con los rasgos de personalidad que ellos deseen asignarles; por ende, estas características les estarán ayudando a construir monstruos, animales y brujas que no existen y que les causarán estos miedos infantiles de los que les comento. Por esa razón es que se recomienda, tanto que nosotros como adultos cercanos, no exageremos los peligros que algo o alguien nos puede causar, porque estaremos sin querer, creando un caldo de cultivo para que aquellos personajes lleguen a aparecer en sus sueños o en su vida cotidiana, interfiriéndoles su bienestar, a ellos que andan tan vulnerables a crearlos y creerlos.
Hay. por ejemplo, niños que se despiertan por las noches. La oscuridad les detona sus miedos y la etapa que están viviendo hace lo suyo. Pero los miedos no sólo se suscriben a la hora del dormir, sino que también afectan la vida consciente, dado que diariamente los podríamos ver revisando muebles y closets antes de irse a la cama, evitarán quedarse solos y en ocasiones, disimularán su temor para no parecer exagerado, hay menores que constantemente preguntan dónde está la mamá y se ponen nerviosos preguntando cada vez con más intensidad si se saben solos.
Es importante aclarar que los miedos infantiles no sólo podrían deberse a la etapa del desarrollo que viven, sino que podrían ser parte de algún episodio nefasto que hayan pasado, el cual también modificará su comportamiento y somos los padres los que debemos tener ojo e intuición para reconocer cada variación en su conducta. En el caso que el cuadro sea intenso, vale decir se prolongue el mes entero de manera diaria, y que su vida se vea afectada por tristeza o inseguridad y desconfianza extrema se deberá acudir a un Psicólogo infantil, sin embargo en esta columna quisiera sólo avocarme a los miedos producto básicamente de su imaginación y de la edad entre 2 a 6.
Quisiera compartir algunas medidas que les podrían ayudar a calmar los miedos de sus hijos:
-Conversar acerca de lo que sueña, al día siguiente o en el mismo momento del desvelo y tratar con ellos de llegar a la causa de sus miedos.
-Ayudarlo a calmarse dándole un abrazo y un beso.
-Utilizar una luz tenue en su dormitorio mientras duermen y dejar la puerta semi abierta.
-Hacer un recorrido juntos en familia por los lugares donde el niño o la niña crea que podría esconderse un monstruo o ser malo.
-Jamás negarle su temor, hacerlo sentir muy comprendido de lo que está viviendo.
-Manifestarles mucha confianza en que nada pasará. Mostrarse seguros frente a ellos.
-Evitar las pantallas y programas con dibujitos que tiendan a la maldad, violencia o mal trato en todas sus formas.
-Darles un baño con agua tibia, en un ambiente de relajo encendiendo velas en difusor con olor a lavandas y realizando una oración al Ángel de la Guarda en el caso de cada familia.
-Ir al baño antes de acostarse y no cenar demasiada comida, eso les hace dormir mal.
-Mantener su pieza ordenada, con sus juguetes más apreciados a su alcance.
-Leerles cuentos, y así estar con ellos hasta que estén a punto de caer dormidos.
-No subestimar sus temores ni mucho menos comentarlos a otros ridiculizándolos.
-Utilizar terapia Floral para equilibrar la emoción en cuestión.
Les enumero además algunas señales que nos podrían estar avisando que nuestro hijo o hija siente temor:
-Estar atentos a las temáticas de las historias y dibujos que producen de manera espontánea cuando juegan.
-Revisar la presión con la que escribe o toma el lápiz, si denota una postura tensa al trabajar.
-La falta de apetito y la distracción constante.
-Si sueña pesadillas por más de un mes seguido.
-La revisión constante de rincones o muebles donde podría esconderse alguien al punto que esa revisión ya le esté afectando su vida.
-Sobresaltarse cuando oye un ruido intenso e inesperado, rompiendo en llanto la mayoría de las veces.
-Los desvelos continuos.
Espero les sea útil confirmar que los miedos son transitorios cuando son al dormir y que tenemos muchas acciones a la mano para disminuirlos. La comprensión y la seguridad es fundamental.

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Fotografia de la portada: Diseñado por Freepik

Read more

Las tareas para la casa

Estos últimos tiempos han sido tiempos en que la gente ha salido a las calles  a movilizarse en virtud de sus intereses y derechos, y esto se ve cada día con más fuerzas, la educación por cierto no se escapa de eso, incluso las tareas para la casa están siendo motivo de revolución, de movilización, de prensa e incluso pretendiendo estar enmarcadas en el ámbito de lo legal.

A mi parecer se está llegando demasiado lejos con algo tan subjetivo e imposible de controlar en el caso de prohibirse el envío de estas para la casa. Se percibe en el aire una lucha de extremos para cada postura, cuando a mi modo de ver, las tareas son fundamentales y si bien no hay estudios que demuestren que las tareas sean un factor que ayuda al rendimiento escolar, tampoco hay estudios que avalen que el no enviar tareas para la casa promueva una mejor calidad del tiempo libre en los estudiantes.

Recuerdo mi etapa de escolar y si bien la jornada aún no era extendida, por lo que hacer tareas en la casa era parte del programa, las tareas nunca me parecieron extras o innecesarias o producto de la falta de organización del tiempo del profesor de asignatura, muy por el contrario, era momento para estudiar tranquilamente o de aprender con compañeros, era momento para estudiar con los papás y tiempo para desarrollar aquellas habilidades emocionales e intelectuales tan valoradas hoy en día, que a veces en el colegio se veían opacadas por la inseguridad o desconfianza académica o competencia inevitable dentro de la sala de clases, tales habilidades son por ejemplo la creatividad, la recopilación de datos, la selección de información relevante, la planificación, el uso del ingenio, la perseverancia y el interés por buscar información y elaborar un tema, trabajo, exposición o informe, metodologías cada vez mas usadas en los colegios en Chile y en el extranjero.

Las tareas, en muchos casos han sido causa de discusión en los hogares, no lo niego, han sido motivo de estrés en algunos momentos, han sido trabajo para los padres más que para los hijos, como también han sido motivo de castigo para el que no las llevo realizadas, nada de eso niego, sin embargo una tarea tiene por finalidad potenciar una necesidad educativa que sin esa ejercitación (pasadas unas horas de la previa presentación en el aula) no podría verse corregida. Tenenos el caso de la caligrafía, del cálculo matemático, de vocabulario, de valencias y tablas periódicas, etc. Tal como en el dibujo, la música y la gimnasia, uno para desarrollar una habilidad debe reforzarla y no dentro del parámetro colegio, la idea para que sea más significativa, es hacerla horas después, en otro escenario, con otra gente, con otra modalidad, en otro escritorio, en otro ambiente! Tal vez ahi se podrían evitar algunos inconvenientes, tratemos de facilitarle al alumno (el alumno es alumno a lo largo de todo el período lectivo, incluso cuando está en su casa, a excepción de las vacaciones) de todos los materiales y de un entorno adecuado para trabajar como luz adecuada, lápices en buen estado, gomas de borrar, cuadernos, impresora, tinta, carpetas, sacapuntas, temperatura agradable y ausencia de ruidos molestos.

La educación es una instancia para que el estudiante aprenda a aprender de otra manera, mas lúdica, mas amigable, menos formal, precisamente estoy convencida que sólo se aprende cuando los contenidos y tareas pasan por la emoción. Por lo mismo la educación debería estar siempre centrada en eso en desarrollarse dentro de un buen ambiente, respetando las emociones de cada uno, basada en la felicidad de los niños como principio fundamental para que funcione, y el hecho de enviar tareas para la casa no debería ser tomado como un castigo, pues si asi fuera estaría significando que hay problemas de base y la mirada que se le da a las tareas son el síntoma de que algo no anda bien en el proceso de aprendizaje, pero jamás que la tarea es el problema.

Una tarea en sí no es mala, para mi las tareas son un instrumento pedagógico que ayuda de sobremanera en la mayoría de los casos a disminuir necesidades de los alumnos. Las tareas son complementarias al trabajo que se hace en la sala de clases, y por ende no deberían ser obligatorias para todos los alumnos, sólo para aquellos casos en que el profesor vea una necesidad puntual con tal o cual contenido.

Por lo tanto, si queremos que nuestros hijos aprendan a aprender, si queremos que aprendan a descubrir, inventar, crear y compartir que mejor manera que lograrlo con la ayuda de las responsabilidades escolares, y si éstas fueran tomadas de mala manera, mejor investiguemos de donde viene ese rechazo hacia el colegio o a la asignatura, o desde los padres hacia el sistema en general, tal vez por ahí podríamos comenzar a hacer las correcciones.

 

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

 

Fotografía: Escuela de fotografía diseñado por Evening_tao – Freepik.com

Read more

Mamás, invitación a relajarse

Día de la madre, que lindo día!!! No sólo nos atienden como reinas todo el día, sino que por todos lados se respira un ambiente de gratitud, femeneidad, amor y goce.

¡Madres, es nuestro día! ¡Que emoción! Pues, cuan necesario es poder descansar de nuestras responsabilidades por un día y además ser atendidas!!!! Estamos cansadas, horror, a veces agotadas y cada vez más me convenzo que incluso más agotadas que las madres de generaciones atrás. Las ciudades han crecido y hay que trasladarse largos períodos de tiempo con críos a nuestras espaldas…, las cosas están cada vez más caras, ya quedan muy pocas cosas públicas y gratuitas! Y eso nos estresa y nos demanda más horas de trabajo y por ende, en la mayoría de los casos con más horas con el padre fuera de la casa, lo que hace que recaiga aún más trabajo doméstico y de crianza sobre nosotras. Los niños hasta están más gordos que antes! Es tanta la oferta de dulces a nuestro alrededor que es complicado negar un jugo o un helado. Los niños van de visitas donde los amigos con más soltura que antes, y ahí tenemos que llevarlos, bolso y hermano incluído, por lo que cada panorama al final es trabajo para nosotras. El fin de semana el trabajo sigue, pues hay que ordenar y lavar, tengas o no ayuda de alguien en casa, una siempre querrá decidir y llevar adelante al hogar. A estas alturas dudo sea la única con tortícolis, nudos en la espalda, faldas y blusas que no están en su lugar por tanto tironeo, ropa manchada con helados, mocos, pisadas o barro. Pelos enredados, y para qué seguir…

Podrás estar pensado para qué traje niños al mundo si ahora despotrico por todo el laburo que me dan! Pero todo ese cansancio tiene nombre y apellido y amo estar cansada al final del día por esas manos, voces y bocas que me rodean sin cesar. Estoy enamorada de mis amorcitos que me hacen reir incluso cuando me molestan… Hoy daría todo lo que tengo por hacer durar eternamente esta etapa de estar con ellos, ayudarlos, entretenerlos, educarlos, acompañarlos, curarlos y ser mejor persona para ellos, aunque sea con torticolis…, cansada pero feliz de tenerlos. Son las alegrias de mi mundo, ellos son amor.

Pero mamás, yo estoy aquí para decirles otra cosa, quiero hacerles una invitación, invitarlas a que nos RELAJEMOS!
Quién dijo que había que ser la mejor mamá? No tenemos que saberlo todo! No tenemos que leer de todo ni asistir a todas las charlas. No! Tratemos de vivir cansadas, pero contentas y agradecidas, porque de otro modo no vale. CON TEN TAS. Cuando llegue la angustia, suelta! Intenta dejar alguna responsabilidad o preocupación de lado. No tienes que hacer las tareas para tu hijo, cómo harás un powerpoint para un chico de primero básico si el colegio aún no se lo ha enseñado a él! No tienes que darle una dieta saludable 24/7! Es casi imposible.

Mujeres, el mejor ejemplo que podemos darle a nuestros hijos es ser una madre que tiene autocontrol, que sabe parar, hacer el time out y volar cuando va a explotar… Eso no sólo le será útil a nuestros hijos para imitarlo frente a sus propios colapsos, sino que hará que te relaciones con ellos (y con los demás) sólo cuando estás más tranquila. Hagámosle más caso a nuestra intuición y menos caso al entorno, a los especialistas, revistas o links de crianza, nadie conoce mejor a tu hijo que tú mamá! Ya está. Los niños van diciendo todo lo que necesitan y para tener esa intuición a flor de piel hay que estar conectada con ellos y en un estado de apertura, serena.

Tenemos que gozar y dejarnos tratar como reinas todo el tiempo, y no un sólo día al año. Sin culpas. Esa ”imperfección” de no preocuparnos por todo, nos tendrá de mejor humor. Nunca olvidemos que somos la reina de la casa, y una reina siempre debe mostrar su mejor sonrisa, una reina se siente feliz porque sabe que sus hijos son su mayor felicidad y los tiene cerca!, una reina no tiene nudos en la espalda, una reina no se agota, una reina habla con sus hijos calmadamente, una reina es bella siempre pues su corona la hace sentir la mejor. Y esa corona la llevas puesta cada vez que te dicen MAMÁ.

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

 

Read more