Autenticidad

Hoy les quiero hablar sobre un tema que está tomando fuerza y me alegro de ello, se trata de la Autenticidad. Surge la necesidad en una sociedad cada vez más digital, visual, donde toma protagonismo la imagen. La tecnología vino a quedarse y a seguir avanzando a pasos agigantados, jóvenes y adultos se expresan a través de ellas. Por esto, es cada vez más importante reforzar el ser auténtico como un gran poder y valor.

La autenticidad nos da identidad y lo más importante nos hace únicos,. nos aumenta la creatividad, seguridad y autoestima. Ayuda a que seamos capaces de generar conversaciones difíciles, dar nuestra opinión, la única fórmula de fortalecer “nuestro Ser Único” es partir por respetarnos, conocernos y en forma automática aprendemos a respetar a otros, logramos reconocer al otro tan único como nosotros, nos hacemos responsables y protagonistas de nuestra vida.

La imagen toma una gran fuerza, ¿sabes que recordamos un 80% lo que vemos frente a un 20% de lo que leemos? y si hoy nuestra comunicación está fluyendo en una ambiente de tecnología, que mejor que proyectar lo que realmente eres, con una imagen sana, aquella que sea coherente contigo. No existe la imagen perfecta, porque somos perfectamente imperfectos. Busca una “rareza” en tí que por miedo a no ser aceptado o a no pertenecer la has dejado oculta, compártela con el mundo porque la necesitamos. Hemos aprendido la palabra “rareza” como algo malo, pero si nos vamos a su significado es algo “extraordinario” “único” “singular” “original”.  ¿Crees que los grandes creadores, gente exitosa, personas que creyeron en algo y lucharon por ello, no los tildaron de locos o raros?.

Por mientras hay ideas y sueños que rondan por tu cabeza y palpitan en tu corazón, aparece el miedo. Como dice una frase por ahí “Hazlo ¿tienes miedo? Hazlo con miedo” Te invito a un viaje de autoconocimiento que encuentres la confianza, la seguridad de creer en ti. Es bueno equivocarse, se aprende desde este espacio. Detente unos minutos, la creatividad nace en ese momento. Despierta los sentidos, todo es comunicación. No escondas tus emociones, aprende a usarlas. Se auténtico, sin miedo a ser distinto, original. Entender que todos somos distintos, no juzgar al otro por pensar y actuar diferente. Puede gustarme o no, pero lo respeto.

El ser tú, no significa pasar a llevar. La persona auténtica sabe quien ser en cada momento, no tiene que convencer a nadie de lo que es.

Cuando lo sientes, lo piensas y actúas. Mente + Corazón + Cuerpo = COHERENCIA

 

Catalina Perez Izquierdo

Diseñadora de Vestuario

Foto Portada: Ilustradora Carolina Rios

Read more

Alguien está hablando por ti

¿Les ha pasado alguna vez que al conversar con una persona les da la sensación de que son amigables o confiables; o lo contrario, algunos que les producen desconfianza, sin si quiera saber de sus vidas, sólo por cruzar un par de palabras?

Bueno les cuento, que este sentimiento a veces irracional está directamente relacionado con las señales que envía nuestro cuerpo y que muchas veces no está de acuerdo con las palabras, por eso se produce este “ruido” mental.

Todos nuestros movimientos expresan  verdaderos sentimientos, muchas veces podemos destruir una palabra con un movimiento determinado porque es mucho más potente y dominante.

Queremos ser buenos comunicadores, no sólo hablo de relatores; si no que comunicarnos con nuestros hijos, marido, padres, familia, trabajo o amigos. Una buena comunicación te puede llevar a alcanzar tus objetivos.

Se habrán dado cuenta de que estamos hablando ¿verdad?

Sí, del lenguaje corporal. Hay muchos gestos que dependen de la cultura o familia, pero hay otros que son universales como por ejemplo:

La sonrisa, es algo que traemos en el disco duro desde que nacemos, cada vez que alguien está contento se reirá y además es algo que contagia, se puede sonreír o llegar hasta las carcajadas. Cuando la alegría es genuina, aparecen las patas de gallo, así que a llevarlas con mucho orgullo, porque ellas son el reflejo de nuestra alegría del alma.

Enojo, sorpresa, miedo, disgusto y tristeza también son fáciles de descifrar. Es más,  les apuesto que mientras leen esto se están imaginando las caras.

También tenemos las posturas cerradas, son aquellas en las que el cuerpo tiende a disminuir, brazos cruzados formando una barrera, espalda y hombros tensos.

Estas posturas nos hablan de inseguridad, de querer ocultar algo. Estas van acompañadas de otros gestos como el de la mirada perdida.

Las posturas abiertas, por el contrario envían señales más positivas, podemos relacionarlas a personas más extrovertidas; hay más comunicación porque no forman barreras, son personas más cercanas.

Otra señal importante es el contacto visual que genera confianza, seguridad y  sinceridad. También puede transmitir poder o agresión. Todo esto dependerá de la dilatación de la pupila.

¿Qué les puedo decir de las manos? Cada movimiento revela un sentimiento. Antes de que existieran las palabras, la comunicación era a través de señas; así como lo hacen hoy los sordos mudos. Es increíble ver a alguien contar una historia (sobre todo si son histriónicos, los que me conocen se van a reír con esto); ver que con cada movimiento de manos y brazos  van reafirmando o negando las palabras, agrandan algunas y achican otras, suben y bajan mostrando la intensidad de la historia.

El lenguaje corporal puede revelar la confianza que tienes en ti mismo o en los demás, todo esto dependerá siempre de cómo te sientas interiormente. Lo primordial es conocernos y sentirnos confiados, como hemos visto es muy difícil engañar a nuestros movimientos porque finalmente es como engañarnos a nosotros mismos.

Por eso tenemos que confiar en nuestro discurso, para que todos nuestros gestos y movimientos no hagan más que reforzar las palabras.

 

Catalina Perez Izquierdo

Diseñadora de Vestuario

Read more

La importancia de la Imagen

No hay peor error que tratar de inventar o disfrazar una imagen. La ventana al alma de una persona es siempre la imagen que proyecta.

La clave está en ser  nosotros mismos, únicos, valiosos e irrepetibles. Cuando nos eligen  en un determinado trabajo; y en general en  la vida,  no es por lo que aparentamos, sino  que por lo que  realmente somos.

Perdemos mucho tiempo focalizando nuestra energía en los defectos y dejamos en pausa nuestras virtudes. Todo  lo que concentra nuestra mente, aumenta y hacemos finalmente que se haga una realidad, por lo tanto, ¿por qué no invertimos en nuestras fortalezas?

El siquiatra español Enrique Rojas define “autoestima”, como la mejor fórmula de belleza; quién se siente a gusto consigo mismo, irradia confianza y esto resulta naturalmente atractivo para los demás.

Lo primero, es concentrarse en saber qué nos pasa; qué sentimos, y preguntarnos si tenemos algo que perdonarnos; o realmente nos queremos tal cual somos, aceptándonos con nuestros defectos y virtudes.

Seamos protagonistas de nuestras vidas y no esperemos que las oportunidades o la misma vida pase por el lado sin darnos cuenta, usando la expresión “fue suerte”.  Las personas con “suerte” son personas que han sabido tomar decisiones en su vida.

Me gusta esta definición de Suerte:

Saber

Utilizar

Efectivamente mis

Recursos para

Tener

Éxito

 

La imagen personal constituye parte fundamental en la opinión de las personas. Los primeros 30 segundos pueden marcar el desarrollo posterior de cualquier tipo de relación. Estos segundos son claves, 55% imagen, 38% gestos y movimientos y un 7% la voz.

Impresionante!! Cuando uno cree que tiene todo ganado, porque como se dice en buen chileno “ella tiene el don de la palabra”, resulta que en realidad NO es así, el 83% de las decisiones que tomamos es en relación a lo que vemos.

Piensa en esos días que te levantaste, te miraste al espejo y te gustó lo que viste. Tu actitud fue positiva, ese día caminaste, hablaste y sonreíste de otra forma.

Manejemos nuestro lenguaje siendo conscientes de quienes somos. Suena idealista o hasta mágico. Pero SI se puede y todo radica en TU ACTITUD.

“Quiero y puedo hacerlo” entonces, ponte en marcha!!!

Deja de lado las barreras mentales comúnmente utilizadas  “no tengo tiempo”; “no soy capaz”; “me encantaría, pero no…..”

Sólo lánzate, sal de tu zona de confort, movilízate, sigue tu instinto. Y lo más importante sé consciente de lo valiosa que eres.

Observa a tu alrededor, agudiza tus sentidos y date cuenta que la Imagen es un lenguaje, ella habla de ti.

 

Catalina Perez Izquierdo

Diseñadora de Vestuario

Read more