FAMILIAS ENSAMBLADAS (8) – ¿Cómo Facilitar el Ensamblaje?

 

El Ensamblaje se facilita cuando los progenitores:

 

  • Se ocupan de disponer de tiempo para construir y fortalecer la relación de pareja ya que esto incluso puede mejorar la parentalidad y ayudar a la resolución de conflictos.
  • Permiten a su pareja expresar sus sentimientos negativos y le da tiempo para adaptarse a las nuevas relaciones.
  • A ambos miembros de la pareja les puede ser difícil construir las nuevas relaciones; hay oportunidades en que ambos lo pasan mal, aunque puede ser por razones diferentes.
  • Apoyan a su pareja tanto como sea posible, teniendo en cuenta que este es un camino nuevo que requiere ser transitado con mucha paciencia.
  • Con respecto a las reglas, recompensas y responsabilidades generar un ambiente equitativo para los hijos de ambos; esto facilita la integración de todos los miembros.
  • Le comentan con frecuencia a sus hijos que el amor que sienten por ellos no ha cambiado con la nueva unión.
  • Les señalan a sus hijos que el amor de pareja es diferente al amor que se les tiene a los hijos, no es más, ni es menos, es diferente.
  • Facilitan que su cónyuge destine tiempo a solas con los hijos de ambos ya sea en forma individual o grupal.
  • Destinan tiempo para estar a solas con sus hijos.
  • Expresan sus ideas y actitudes respecto a la crianza en forma honesta, clara y abiertos a tomar acuerdos con su cónyuge respecto a las reglas del hogar.
  • Permiten que su pareja disponga de tiempo personal.
  • Reservan tiempo para sí mismos.
  • En el comienzo de la vida en común, son prudentes en las expresiones de afecto hacia su pareja delante de los hijos.
  • Aún cuando mantienen comunicación con su ex pareja, no son demasiado amigos.

 

 

 Ver artículo anterior: AQUI

NOTA

Invito a las personas que han leído los artículos de “Familias Ensambladas” a que realicen consultas, a  través de la página web de Mundo Mujer sobre temas que no se han tratado, o que han quedado poco claros.

Algunas de esas preguntas las contestaré  individualmente y otras podrían ser estímulo para escribir un nuevo artículo.

Pueden hacerlo aquí abajo en los comentarios o bien via mail a vgorigoitia@mundomujer.cl

Eliana Zlatar Z.

Consteladora Familiar y Sistémica

www.comprendiendo.cl

comprendiendomez@gmail.com

 

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (7) – LOS NUEVOS ROLES (2)

Cuando ambos esposos tienen hijos de una unión anterior, se comprenden mejor respecto a lo que les sucede a ellos y a los hijos, pero también puede darse de que compitan por imponer cada uno su propio estilo de crianza.

Otra expectativa irreal es desear amar a sus hijastros como a sus hijos, son amores diferentes y tampoco los hijastros los podrán amar como a sus padres.

La sensación de fracaso que dejó el matrimonio anterior aumenta los deseos de formar una familia ideal y estimula expectativas poco realistas sobre la nueva familia. Todo esto sobrecarga la nueva unión.

Si uno de los padres percibe que sus hijos no están contentos pueden presionar a la pareja para que los quiera y se haga querer de inmediato; esto alberga una fantasía: “si ahora todos nos amamos y todos somos unidos, entonces somos una familia nuclear”.

Las reglas del hogar en una familia ensamblada deben ser acordadas por ambos cónyuges, pero mientras la nueva familia se estabiliza es el padre o madre biológico el encargado/a de imponer las normas y mantener la disciplina de sus hijos.

Social y culturalmente todavía tiende a mantenerse, en alguna medida, que “el cuidado de los niños es cosa de mujeres”. Si la participación del padre es escasa en la familia ensamblada pueden producirse problemas con los hijos de él, ya que la relación entre los chicos y la madrastra puede transformarse en algo muy negativo.

Si un padre tiene un trabajo muy absorbente, debe comunicar a sus hijos que las reglas del hogar han sido acordadas por él junto a su nueva esposa, de modo que en su ausencia deben obedecerla como si se tratara de él mismo.

En síntesis. la familia ensamblada puede estar formada por personas que tienen un estrecho vínculo generado desde el momento de nacimiento de uno de sus miembros: los padres con sus hijos biológicos. Como también se comienzan a formar nuevos vínculos como es el de la nueva pareja y el de cada uno de ellos con los hijos del otro. La formación de estos nuevos vínculos genera  nuevos roles lo que requiere tiempo, paciencia y expectativas realistas.

 

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

 

 Ver artículo anterior: AQUI

www.comprendiendo.cl

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (6) – LOS NUEVOS ROLES (1)

Cuando se une una pareja en que uno o ambos tienen hijos con parejas anteriores se pueden producir algunos sentimientos encontrados dado que los progenitores pueden ocupar una posición “bisagra” entre su pareja y sus hijos ya que por un lado está su ascendencia sobre sus hijos y por otro debe ayudar a su cónyuge a lograr un espacio en la nueva familia y para que asuma su autoridad. Este proceso es lento y a veces muy lento ya que mientras el progenitor va cediendo poco a poco espacio y autoridad a la pareja, esta avanza en la medida que crea vínculos con esos hijos de su cónyuge.

 

Muchos progenitores de Familias Ensambladas  experimentan sentimientos de culpa por no haber podido conservar intacta la familia nuclear para sus hijos y pueden volverse sobreprotectores con ellos. Estos sentimientos de culpa pueden ser mas potentes en los padres que no conviven con sus hijos y sí con sus hijastros. Es muy importante identificar “la culpa” para que ésta no monitoree la relación con los hijos ya que pone obstáculos en el ejercicio de la parentalidad.

Los progenitores viudos pueden pensar y sentir :“Todo lo que me queda son mis hijos” y así inclinarse a la sobreprotección.

Algunos progenitores tienen la fantasía de brindar “mejor padre o madre” a sus hijos a través de su nuevo matrimonio cargando al nuevo cónyuge una responsabilidad imposible de cumplir ya que es una expectativa irreal dado que los padres son insustituibles, no existen los “ex – padres”.

Otros progenitores están cansados de ser padres únicos y desean compartir la parentalidad o delegar su autoridad como padre o madre. Esta también es una expectativa irreal y sobrecarga el matrimonio dado que es muy difícil que el nuevo miembro logre con los hijos de su pareja lo que el propio progenitor no logra.

 

La posición “bisagra” puede hacer que el progenitor se sienta tironeado o atrapado entre los requerimientos de sus hijos y los del nuevo cónyuge, y por mucho que se esfuercen, habitualmente hay alguien enojado con ellos. Por un lado desean proteger a sus hijos, especialmente por el conflicto que les puede provocar el cambio y por otro lado perciben que no lograran la intimidad deseada en el matrimonio a menos que tomen distancia de sus hijos e impongan nuevas reglas.

 

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

 

 Ver artículo anterior: AQUI

www.comprendiendo.cl

 

 

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (5) – EL CONFLICTO

LA PAREJA (3)    — (Ver artículo anterior aquí)

El conflicto indica un choque de intereses contrapuestos y la forma en que se encare define el rumbo de la relación. Las parejas satisfechas tienen habilidades para resolver sus problemas, y saben cómo negociar una resolución; las insatisfechas quedan atascadas en patrones de conducta negativos.

Las estrategias para prevenir o romper patrones negativos se aprenden. Para ello los pasos son:

  • Darse cuenta.
  • Querer cambiar
  • Iniciar el camino del cambio.

 

Por lo general los conflictos se abordan de varias maneras que podemos resumirlas en tres:

1.- “Como si en ello se nos fuera la vida”

2.- Reprimirlo o eludirlo.

3.- Mediante una negociación. La negociación se aprende.

 

Existen ciertos patrones de conducta peligrosos:

  • Las Quejas las cuales son críticas encubiertas que generalmente apuntan a los hechos y que muchas veces se continúan con críticas abiertas las que se dirigen al ser de la otra persona.
  • Actitud defensiva.
  • Desprecio el cual muchas veces se manifiesta a través del lenguaje no verbal o también verbalmente mediante la burla que encierra la rabia.
  • Repliegue que es la desconexión física y emocional, se ignora a la otra persona, se invalidan sus pensamientos y sentimientos.

 

Para  disminuir el conflicto John Gottman propone:

1.- Deseo de terminar el conflicto.

2.- Identificarlo.

3.- Focalizarse en el problema no en la persona, el problema está en la interacción no en el interior del otro/a.

4.- Controlar la expresión de emociones negativas.

5.- Disminuir la percepción de una amenaza. Un conflicto puede ser una oportunidad para crecer.

6.- Recordar que eran amistosos antes del conflicto.

7.- Tener disposición y habilidades para hacer las paces.

8.- No involucrar a terceros para que tomen partido.

9.- Cuando se termina el conflicto: perdonar y olvidar

 

Bert Hellinger, creador de las Constelaciones Familiares y Sistémicas explica que mejor que el perdonar a otro es “tomarlo tal como es” con sus fortalezas y fragilidades, tal como somos nosotros también, pues a veces el perdonar puede hacerse  desde un nivel superior al otro y eso no nos permite ser iguales.

 

Las Interacciones positivas son: INTERÉS – VALIDACIÓN – AFECTO – HUMOR – ALEGRÍA.

 

Las parejas satisfechas presentan algunas claves:

  • Fortaleza de la amistad: se sienten interesados por el otro, recuerdan lo que al otro le importa, son respetuosos y afectuosos en el trato y notan cuando el otro necesita algo que ellos pueden darle.
  • Confianza en que las tormentas las pueden pasar juntos.
  • Balance entre lo constructivo y lo destructivo.

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

 

 Ver artículo anterior: AQUI

Foto portada: Diseñado por Freepik

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (4)

LA PAREJA (2)    — (Ver artículo anterior aquí)

Pittman señala “Nadie debería casarse con alguien que no ama, pero tampoco debería casarse sólo por amor”. Hoy en día los expertos coinciden en que las parejas no se mantienen juntas  solo por amor.  La diferencia entre tener un buen matrimonio o uno malo, radica en tener las herramientas adecuadas y estas habilidades pueden aprenderse.

Una buena relación de pareja, en todas las parejas, debe ser trabajada,  revisar cómo se comunican, cómo resuelven sus conflictos, cómo manejan las expectativas conyugales etc.

Todas las parejas, felices  y las que no se sienten felices, tienen conflictos, todas discuten. Las interacciones en las relaciones de pareja ponen en juego las necesidades emocionales básicas y los temores más profundos: ser amados, respetados, miedo al abandono, a quedar privados emocionalmente. La estabilidad de  una pareja con mayores interacciones negativas que positivas puede resquebrajarse hasta llegar a la ruptura.

Pero la relación estable de una pareja no sólo depende de que haya mucha positividad y poca negatividad, sino en la compatibilidad en el intercambio que se da en las discusiones, es decir que sean “peleadores compatibles”. Son parejas que concuerdan tácitamente en el modo de dirimir sus conflictos.

Las parejas infelices con frecuencia utilizan técnicas de confrontación destructiva, pierden el foco de la discusión, ahondan en el pasado, se ofenden, incluyen a terceros, incluso por ese camino pueden llegar a la violencia física. En una relación inestable los altercados están acompañados por ofensas, desprecio, sarcasmos, actitudes defensivas y otras.  Las parejas satisfechas se comunican en forma clara y abierta, pueden defender su punto de vista o posición pero no se ofenden, saben cómo discutir sin dejar heridas abiertas.

En las parejas insatisfechas , las mujeres se vuelven críticas y los hombres se niegan a ser influenciados por sus esposas. En las parejas satisfechas, las mujeres suavizan sus críticas y los hombres están más dispuestos a recibir influencia de sus esposas.

En las parejas inestables los hombres tienden a defenderse de las críticas mediante el rechazo y el alejamiento porque tienen más dificultad para expresar sus sentimientos, el problema es que el rechazo y el alejamiento tienen un efecto corrosivo en la relación. En las parejas más estables los hombres no levantan murallas entre ellos y su pareja; cuando se enojan hablan franca y abiertamente sobre lo que sienten.

La amistad es muy importante en la pareja; sentirse interesado uno del otro, recordar lo que al otro le importa, ser afectuosos, empáticos y respetuosos en el trato.

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

 

 Ver artículo anterior: AQUI

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (3)

LA PAREJA (1)

Como lo señalé en un artículo sobre parejas que escribí hace un tiempo atrás, la formación de una pareja NO es la unión de solo 2 personas, son 2 sistemas  los que se unen. Al formarse una Familia Ensamblada lo primero es la formación de la Pareja que tampoco  es la unión de solo 2 personas  sino de sistemas, ya que cada uno   forma parte de su sistema de origen y también lleva en sí el sistema de su primera familia nuclear o sea su primer/a esposo/a y los hijos e hijas que nacieron de esa unión.

 

Al formarse o al tener el proyecto de formar una Familia Ensamblada, es sumamente importante afianzar el vínculo que une a los miembros de la pareja entre sí, es la primera tarea ya que una pareja sólida y fuerte es la llave para la integración del resto de la familia.

 

Formar una Familia Ensamblada requiere conciliar los distintos estilos de vida y además muchas veces,  reciben algunas presiones externas provenientes de familiares o amistades que no aceptan la nueva unión.

 

Se debe tener muy presente la importancia, y por qué no decirlo, la necesidad de fortalecer la Pareja ya que:

  • Generalmente se dispone de poco tiempo para hacer los ajustes necesarios para la buena convivencia.
  • Cada miembro de la pareja tiene demandas y compromisos previos con hijos,  cónyuges anteriores, hijastros/as etc.
  • Algunos progenitores se preguntan ¿qué es primero, mis hijos o mi pareja.? Este es un falso dilema,  ya que ocupan posiciones diferentes en la estructura familiar.
  • A veces la pareja emplea tanto tiempo en organizar la familia que se olvidan de sus propias necesidades de esparcimiento y unión. Es importante que posean momentos placenteros con amistades o que realicen actividades fuera del hogar para alimentar la relación.

 

Factores de stress en las parejas ensambladas 

 

  • Obligaciones financieras con el otro hogar.
  • Diferencias en los criterios de crianza
  • Conflictos de lealtades ( hijos/as, hijastros/as, esposa/o etc.)
  • Divorcio emocional no resuelto
  • Presiones provenientes del interior y del exterior del sistema.

 

El stress disminuye cuando… 

 

  • La pareja posee habilidades para resolver el problema
  • Ambos están comprometidos con objetivos comunes.
  • Ambos se comunican con claridad.
  • Son empáticos.
  • Saben negociar

 

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

Fotografía: Designed by Freepik

 Ver artículo anterior: AQUI

Read more

MITOS Y CREENCIAS SOBRE LAS FAMILIAS ENSAMBLADAS

FAMILIAS ENSAMBLADAS (2)

Los Mitos y Creencias sobre la Familia Ensamblada muchas veces interfieren con el proceso de integración ya que crea expectativas irreales, las que al no cumplirse facilitan la desilusión y por ende las dificultades. Todo tipo de familia tiene momentos felices y momentos difíciles, cuando estos últimos se enfrentan con un sentido de realidad y siguiendo algunos parámetros adecuados las crisis se superan transformándose muchas veces en oportunidades que fortalecen la relación.

Algunos de los Mitos o Creencias  pueden ser:

  • El amor lo resuelve todo. No cabe duda que el amor es muy importante, pero no resuelve todo. Existen pautas, comportamientos, esquemas que habrá que ensayar y practicar para generar la buena convivencia. Por otra parte, si damos vuelta esta creencia podríamos pensar que al no resolverse algo, hay falta de amor.
  • Tener la experiencia de un matrimonio anterior ayuda a que el próximo no fracase. La experiencia de una familia nuclear anterior es totalmente diferente a la de una familia ensamblada ya que son más personas las que entran en juego y en un contexto totalmente diferente.
  • La integración de los miembros de una Familia Ensamblada se puede lograr en poco tiempo. Esto es Falso, se ha estudiado que este proceso puede durar unos cuatro años ya que se depende de varios factores: la solidez de la pareja, la edad de los hijos, como haya sido la separación anterior etc.
  • La Familia Ensamblada puede ser igual de unida que una Familia Tradicional. Esto es Falso, la cohesión y lealtad familiar son menores en la Familia Ensamblada y eso está bien ya que puede facilitar que los menores circulen mejor entre sus dos hogares.
  • Padrastros y Madrastras no son confiables. Este concepto está muy condicionado por los roles de padrastros y madrastras en los cuentos infantiles, generalmente se les asocia con “ogros” o “brujas”. Es más, en nuestro país se utiliza muy poco estos términos los que a su vez pueden ser considerados ofensas. La realidad nos señala que pueden haber buenos y malos padrastros, como también buenas y malas madrastras.
  • La Familia Ensamblada funciona mejor cuando uno de los progenitores ha fallecido o simplemente cuando los hijos/as no ven al progenitor/a no-residente. Esto es Falso, ya que por el contrario, el o la progenitor/a fallecido o no – residente puede idealizarse en el recuerdo y esto puede ser una dificultad para establecer buenas relaciones.
  • La Familia Ensamblada funciona mejor cuando los hijos/as van “de visita” con poca frecuencia al hogar ensamblado. Esto es Falso pues cada vez que van de visita deben recordar o reaprender las reglas de esa casa o simplemente para ellos/as no hay reglas y esto puede generar problemas en los residentes.
  • La Familia Ensamblada funciona igual que la Familia Nuclear. Son sistemas diferentes, integrados por unidades provenientes de distintos sistemas por ende los contextos que se producen son muy disímiles y para lograr un funcionamiento armónico deben utilizarse estrategias diferentes.

Todo lo señalado anteriormente  da una cuota de realidad a la Familia Ensamblada que se desea formar, para evitar interpretaciones erradas de ciertos comportamientos o conductas, disminuir las discusiones o conflictos por temas que son naturales en este tipo de familia etc.

Sería interesante que en los próximos artículos  plantearan sus dudas e intereses en los Comentarios del sitio web de Mundo Mujer para así lograr satisfacer vuestras inquietudes

M. Eliana Zlatar

Consteladora Familiar  Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

Fotografía: Designed by Freepik

 Ver artículo anterior: AQUI

Read more

FAMILIAS ENSAMBLADAS (1)

Hoy comenzaremos con un ciclo de artículos sobre Familias Ensambladas por lo que creo necesario aclarar este concepto y  de algunos de los  diferentes tipos de familias. En 1994 – Año Internacional de la Familia, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció 12 formas de familia existentes en diferentes sistemas sociopolíticos y culturales, lo que nos señala que en nuestro mundo hay una gran diversidad de familias. No entraré en el detalle de todos los tipos de familias pero sí en algunos que son los que existen mayoritariamente en nuestro país y el foco principal estará en las Familias Ensambladas, en su estructura, en la adaptación al nuevo sistema de c/u de sus miembros, en la convivencia entre  ellos. etc..

Cuando un hombre y una mujer se unen por un vínculo conyugal forman el subsistema conyugal.

conyugal

Cuando nace el primer hijo surge el vínculo parental y el filial. Cuando hay más de un hijo surge entre ellos el vínculo fraternal. A este sistema se le denomina Familia Nuclear.

 

nuclear2

FAMILIA  NUCLEAR

 

Cuando se rompe el vínculo conyugal, o sea el  que une a la pareja y  se disuelve en un divorcio, el vínculo parental permanece, éste es indisoluble, aún después de la muerte. Como resultado de esto la Familia Nuclear se transforma en Familia Binuclear.

 

ensamblada

                 FAMILIA  BINUCLEAR                                                       FAMILIA  ENSAMBLADA

 

Si uno o ambos padres se vuelven casar o a unir en pareja con o sin aporte de hijos se estaría conformando una Familia Ensamblada.

Los miembros de una familia interactúan entre sí mediante un conjunto de reglas, que contienen derechos y deberes, las que pueden estar explícitas o  implícitas. Todo esto provee de un contexto medianamente estable y predecible.

La vida familiar, posee momentos de estabilidad y otros de cambio, este último es parte de la naturaleza humana y está dado por los ciclos vitales de los miembros de la familia. Para poder responder a las nuevas situaciones las familias requieren una adaptación activa, lo que implica reconocimiento de las necesidades, de las fortalezas, debilidades y de generar nuevas condiciones e incluso la modificación del contexto inmediato.

En las Familias Ensambladas estos cambios no sólo están dados por los ciclos vitales de sus integrantes sino también por la incorporación de nuevos miembros, lo que requiere de estrategias adecuadas para lograr una buena adaptación.

En los próximos artículos haremos referencia a estas nuevas necesidades de adaptación y algunas estrategias para lograrla. Comenzaré revisando algunos Mitos y Creencias sobre las Familias Ensambladas que en su mayoría distorsionan la realidad pudiendo afectar la vida de sus miembros.

Eliana Zlatar Z.

Consteladora Familiar y Sistémica

comprendiendomez@gmail.com

Fotografía: Designed by Freepik

Read more

Cuando nuestra pareja nos cuenta un problema ¿lo recibimos con Empatía?

Recordemos por un instante la última vez que nuestra pareja nos compartió un problema ¿cuál fue nuestra reacción?:

  • Le aconsejamos: “…..deberías haber……..”

  • Le consolamos: “ no es tu responsabilidad…… hiciste lo que pudiste”

  • Le compadecemos: “ qué lástima….. pobrecito/a…..”

  • Minimizamos: “bueno…no es para tanto, alegra esa cara….., ánimo”

  • Competimos: “eso no es nada, si tú supieras lo que me hizo……..”

  • Etc.

Reflexiona unos instantes recordando alguna vez en la que tú le contaste algún problema a tu pareja o a otra persona y te respondió utilizando consejos……. compadeciéndote……… minimizando ………. señalándote alguna situación vivida por él o ella que consideraba más difícil………. o te consoló ……………. ¿Cómo te sentiste? ¿percibiste que te escuchó, que te comprendió?.

La Empatía es vaciar la mente y escuchar con todo nuestro ser, centrar la atención en el mensaje que nos transmite la otra persona, darle el espacio y el tiempo para expresarse plenamente y sentirse comprendidos, en pocas palabras es “estar presentes”.

Pero ¿cómo podemos ser empáticos?

  • Escuchando atentamente lo que el otro nos quiere decir, lo que están sintiendo, necesitando y/o pidiendo.

  • Mirándolo mientras se expresa.

  • Haciendo algunos gestos no verbales que comuniquen que lo estamos escuchando, como asentir con la cabeza por ej.

  • Parafraseando algunos mensajes, lo que le indica que queremos comprobar si estamos entendiendo, lo que a su vez puede ayudar a que la persona profundice esa parte. Parafraseemos sólo cuando ayude a aumentar la comprensión.

  • Comprobamos que el otro ha recibido la empatía necesaria cuando percibimos que la tensión se libera o se produce un silencio.

Debemos tener presente que las mujeres cuando vivimos una situación que nos compromete emocionalmente podemos descargarnos, en parte, hablando de la situación con otra persona que ojalá sea empática. La mayoría de los varones no tienen muy desarrollada esa válvula de escape y muchos de ellos se vuelcan sobre sí mismos y no hablan, en esos casos podemos desarrollar nuestra empatía respetando su silencio y esperando que cuando lo decida nos pueda comunicar lo que le pasa.

¡EJERCITEMOS NUESTRA CAPACIDAD DE EMPATÍA!

M. Eliana Zlatar Z.

Consteladora Familiar Sistémica – Practitioner en PNL

www.comprendiendo.cl

Read more

“La verdad de una situación determinada”

Humberto Maturana señala que vivimos en un presente continuo, es decir vivimos ahora y nada más que ahora. Y en este ahora estamos con nuestro pensamiento, con nuestra emoción, con nuestra personalidad que seguramente están condicionados por experiencias e historias pasadas ocurridas tal vez en un tiempo cercano o lejano. Y es así como interpretamos un suceso que nos está ocurriendo ahora y esa es “mi verdad”, pero no es “la verdad”. Es lo que señalé con otras palabras en uno de mis documentos anteriores “el mapa no es el territorio”.

El problema surge justamente cuando pienso y creo que “mi verdad” es “la verdad” y no podemos comprender que la otra persona no lo vea, no lo entienda de mi manera, es por lo que de esta forma elaboramos interpretaciones y suposiciones respecto del otro o de la otra. Con la carga emocional que existe en ese momento, hacemos evaluaciones y juicios de la situación y/o de la otra persona lo que torna la comunicación en conflicto. Es por esto que se recomienda que cuando hay una situación estresante se deje pasar un tiempo ya que ese tiempo futuro será otro presente con un estado de ánimo diferente, lo que puede establecer una nueva relación con ese hecho del pasado.

Tradicionalmente se señala que las relaciones son recíprocas y bidireccionales. Pero actualmente se sabe que eso no es así, las relaciones entre dos personas no son recíprocas, Cuando A se relaciona con B lo hace desde A y B lo hace desde B, lo que sí puede decirse que son simultáneas, que ocurren en el mismo momento, sobre un mismo tema pero la Comunicación cada uno la hace desde sí mismo con la percepción que sólo él o ella ha tenido del asunto.

Muchas personas discuten para “tener la razón”. “Tener la razón” no garantiza resultados satisfactorios, es más pone en riesgo la relación.

Cuando se discute con la finalidad de llegar a un acuerdo se está movido por mantener la relación, ya que el objetivo es llegar a puntos de encuentro que puedan sostener la relación por largo tiempo.

Sintetizando: si estoy consciente que “mi verdad” es mía y la de la otra persona puede ser diferente; si me desprendo de los juicios y evaluaciones; si creo que podemos llegar a acuerdos, si “lo veo”, “lo escucho”, estoy actuando con respeto hacia el otro, hay reconocimento del otro, lo estoy valorando y como consecuencia transversal me estoy valorando yo, pues yo lo he elegido como pareja.

¡No me entiende!

¡No me siento feliz, realizada/o!

¡Me siento atrapada/o!

¡No se preocupa por mí!

¿Cuántas veces hemos dicho exclamaciones similares? o hemos escuchado a nuestras amistades decirlas. Es probable que más de una vez. Y yo me pregunto ¿cuántas veces he manifestado claramente mis necesidades?. ¿Pretendemos que el otro o la otra sea un adivino/a que percibe en el ambiente lo que no le decimos?.

¿Qué nos pasa si necesitamos o deseamos algo y no lo obtengo?, probablemente nos frustramos y eso conlleva una emoción y por ende un comportamiento, puede ser enojo, falta de ánimo, malas caras etc. Cuando la otra persona nos pregunta ¿qué te pasa? Le podemos decir ¡nada!, pero nuestro lenguaje no verbal dice otra cosa, o tal vez lo/la increpamos atacándolo/la o “sacando trapitos al sol” acumulados. Esto genera una discusión por lo general agresiva en el que uno ataca, el otro se defiende atacando también, probablemente la comunicación se pierde por un cierto tiempo y en cierta medida la relación se resquebraja.

¿Qué es más sano, señalar lo que necesitamos o deseamos o no manifestarlo?. A mí no me cabe duda que es más saludable expresarlo verbalmente en un ambiente de armonía, pero hay que tener muy claro que si pedimos algo debemos estar abiertos a que la respuesta sea Si, No o una situación intermedia, si no es así quiere decir que no estamos pidiendo sino que estamos “imponiendo” que lo que yo deseo se cumpla.

Según la Real Academia Española “Diálogo es una plática entre dos o más personas que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos “.

Pienso que debemos aprender a dialogar con nuestra pareja, teniendo presente que así como yo tengo mis necesidades, la otra persona también las tiene, que no puede adivinar mis deseos y que los suyos pueden ser diferentes, tenemos “mapas del mundo” distintos y la única forma en que él o ella conozca el mío es manifestándoselo como un anhelo mío no como una deficiencia del otro por no descubrirlo, así podemos ir sembrando el campo de la armonía.

Eliana Zlatar Z.

Consteladora Familiar Sistémica – Practitioner en PNL

www.comprendiendo.cl

Read more