Gestiona tu Ira sin Morir en el Intento

La mayoría de las personas evitamos los enfrentamientos con otras y más si son amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Pero a veces no podemos “escaparnos” de tenerlos. La manera de gestionarlos dice mucho de nosotros. Debemos intentar solucionarlos sin sentirnos agredidos o frustrados.

Cuando reaccionamos con ira hacia un comentario situación estamos comunicando algo que para nosotros es importante. Muchas veces gritamos para que nos escuchen, gesticulamos incluso de manera exagerada si vemos que no nos entienden, pero esto lo que hace la mayoría de las veces es alejarnos de nuestro interlocutor cuando en realidad lo que queremos es lo contrario. Deseamos ser escuchados, comprendidos o apoyados. En definitiva queremos conectar con nuestro oyente.

La ira es una forma de comunicación agresiva y es un impedimento para lograr nuestro objetivo real. Si deseamos una conexión con la otra persona debemos cambiar nuestra forma de comunicarnos. Desafortunadamente muchos caemos en esta trampa, casi sin darnos cuenta.

La comunicación agresiva o  pasiva-agresiva no funciona, ambas te alejarán de lo que realmente quieres.

¿Qué puedes hacer entonces para lograr mantener una buena comunicación y mantener unas relaciones sanas?

1-No dejes que tu ira tome el mando de la situación

Si estas muy enfadado es preferible contar hasta 20 o alejarse del entorno “hostil” y esperar a calmarnos antes que sacar toda esa ira pues lo que haríamos es dañar más que solucionar. La ira nos ciega la razón así que distrae tu mente con alguna actividad para que puedas relajarte y ver las cosas con más claridad y mejor perspectiva. Gestionar tu ira en momentos de conflictos es fundamental para una mejor comprensión de la situación.

2-Busca tu emoción oculta.

Cuando reaccionamos de cierta manera ante algo que no nos gusta debemos buscar qué es lo que realmente nos molesta. Quizás no es la otra persona, sino algo en nosotros mismos. Nuestras relaciones actúan como un espejo, son una proyección de nuestro interior, así que si algo nos ha molestado de la otra persona debemos buscar en nosotros. Es posible que realmente lo que quieras comunicar sea que te sientes avergonzado, rechazado o decepcionado.

3-Asume tu responsabilidad y no busques culpables

Este punto está directamente relacionado con el anterior. Tendemos a culpar a otros de todo lo que nos pasa y de como nos sentimos. Debemos asumir nuestra responsabilidad. Tú decides como sentirte en cada momento, no la otra persona. Una vez sepas qué es lo que desees comunicar dejarás de buscar culpables y todo  fluirá de manera diferente. “La culpa y la culpabilidad no van de la mano”

4-Escucha y Comprende

La escucha es muy importante en la comunicación. Cuando eres capaz de escuchar el punto de vista de la otra parte entonces serás capaz de comprender por qué ha actuado de una manera determinada y no habrá lugar para la ira. Podrás desarrollar la empatía, el respeto mutuo y una relación más sólida.

5-Perdona

El Perdón te libera de la ira y el resentimiento. Te evita la carga tóxica que destruye las relaciones, te cambia interiormente y te evita las enfermedades. Perdonar es sanar.

En resumen, si te centras en buscar la parte positiva de cada situación estarás mostrando tu madurez emocional o inteligencia emocional, lo cual hará que tengas mejores resultados en todo lo que te propongas. Y, ¿quién no quiere tener éxito en la vida y ser feliz?

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de Instituto Draco

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*