Cómo hackear tu mente y conectarte con la abundancia

Hace un par de meses terminé de estudiar un diplomado de Kabbalah, que se trata de una ciencia milenaria que estudia las leyes del universo y que dentro de muchas cosas me ha servido para aumentar “mi vasija”, que se refiere a la capacidad que tengo como persona de recibir. Y de fomentar, así también, mi impulso para dar, y así ha sido en la medida que más amor entrego, más recibo y eso lo he comprobado en todos los términos de mi vida, en donde he podido concientizar los procesos de cambio.

En esta senda de autoconocimiento y conexión con otros planos de mi vida, he estado mucho más consciente de uno de los temas que probablemente a muchas nos quita el sueño y más de alguna vez nos ha perturbado. Cuántas veces nos hemos encontrado con preguntas como; ¿Será posible revertir mi situación actual y conectarme con la vibración de la abundancia?. Cuando hablamos de abundancia, no es necesariamente tener mucho más de lo que tenemos hoy, sino que tener la capacidad de recepcionar todo lo que necesitamos en nuestra vida para que nos sintamos más plenas y felices, que va desde relaciones prósperas hasta el generar más dinero.

Hablar del dinero muchas veces ha sido considerado como mala educación, como algo sucio, asociado con la culpabilidad, incluso es probable que alguien en nuestra vida directa o indirectamente nos hiciera creer que el dinero es sucio con frases como; “lávate las manos que el dinero tiene microbios”, así también culturalmente hemos asociado en múltiples oportunidades a personas exitosas con vínculos deshonestos como, por ejemplo, cuando se especula: “a quién habrá estafado que se compró ese auto”, “qué hará realmente para viajar tanto”, queramos o no un porcentaje importante de la sociedad ha sido educada bajo paradigmas de “mentalidades pobres”, de hecho en múltiples ocasiones se ha vinculado el estado de pobreza con valores asociados a la honestidad, por ejemplo con frases como “más vale pobre pero honrado”, lo que nos deriva a preguntarnos, ¿todos los que no son pobres son deshonrados?…

Ahora después de haber terminado mi diplomado de Kabbalah y haber participado en el Seminario de Abundancia y Sustento de la Fundación Kabbalife que dirige Esteban Acuña, me lleva a elevar el estado de conciencia y decidir desde qué vereda quiero estar.

Un ejercicio práctico es darnos el tiempo para reflexionar e imaginarnos qué es para cada una de nosotras sustento y abundancia, porque no para todos significa lo mismo. El sustento y la abundancia puede estar asociado con las relaciones, el dinero, el trabajo, la salud e incluso la libertad, pero por sobre todo lo más importante para lograr la plenitud en todos estos ámbitos es conectarse con la vibración de recibir, de hecho justamente Kabbalah significa recibir.

Es muy común que todas queramos más, o en general hay un estado de insatisfacción en la sociedad, de hecho si estás leyendo esta columna es probablemente que algo de esto te resuene. Es muy importante entender que la abundancia no siempre es tener o gastar más, sino que estar conectado con oportunidades en la vida en donde nuestro dinero o esfuerzo valen más de lo valorado usualmente, por ejemplo, estar en una conexión con la abundancia también puede ser que cada vez que vamos a comprar nos encontremos con una oferta.

Hay un par de máximas que no debes olvidar para conseguir un verdadero estado de abundancia y sustento; olvídate de ganar dinero haciendo algo que no te gusta, la alegría atrae dinero y si aportas valor a la humanidad sólo conseguirás sustento. Es importante tener en consideración que no es necesario cambiar de trabajo, sino que una de las claves es cambiar la forma tradicional que tenemos de pensar, resetear las programaciones que incorporamos alguna vez en donde nos hicieron creer que el uso del dinero va de la mano de la culpa o que el pensar en tener o generar más es malo o que hay que acostumbrarse con la necesario. En la medida que los deseos de abundancia, vayan acompañados con acciones que provoquen un impacto positivo en la humanidad, la consecuencia en cuanto a nuestra aspiración de abundancia y sustento, será próspero. Otra de las claves para estar en esta sintonía es sanar el corazón.

Por último, cuando me refiero a hackear nuestra mente también tiene que ver con trabajar el mundo de las ideas, ya que éstas construyen realidades, lo que crees, lo creas. Si cambiamos la idea, podemos cambiar la conciencia, y si cambiamos la conciencia podemos derribar paradigmas y así decretar la vida que queremos vivir.

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Fuente : Contenido inédito creado para m360.cl
Foto Portada extraida de  m360.cl
Read more

¿Hace el dinero la felicidad?

 

NO, PERO AYUDA!

ESO DECÍA MI ABUELA Y PARA VARIAR CON EL TIEMPO LE ENCONTRÉ LA RAZÓN.

¿Cuanto dinero acumular?

check_list1

 

Efectivamente el dinero en si, sin una razón no hace la felicidad. Los Indios, una de las civilizaciones y filosofías más antiguas y sabias, sostienen que una de las metas de la vida, para lograr la plenitud,  es la acumulación de riquezas. Sin embargo, esa acumulación de riquezas se limita a lo necesario para tener una vida placentera.

Hay que proponerse vivir plena y felizmente y eso tiene un costo, nuestra acumulación tiene que tener que ver con eso, si no, perderá sentido y se volverá una obsesión que no tendrá límite.

Hemos trabajado hasta acá, para los que recién se unen, en un propósito y definición de cómo queremos vivir, para ser felices en el futuro, para resguardarnos financieramente, para ayudar a nuestros hijos, para realizarnos en algo pendiente… en fin. Esa definición tiene que ver con un valor en dinero en el tiempo y a través de los años. La pregunta obvia es ¿Cual es la forma de lograr esos flujos de dinero?

Primero, debemos ponernos metas reales, desde lo que tenemos y nuestra capacidad de ahorro.  Usualmente debieras poder ahorrar desde el 10% hasta el 25% de la renta,  pero no debe ahogarte . Cualquier monto y porcentaje es mejor que nada.

Con el monto claro debemos proyectar los próximos 20 años y más, considerando inversiones de distinta duración y de distinta naturaleza. Esto porque la máxima de la estabilidad, es hacer una buena combinación de diversificación, de manera de asegurar un estado de equilibrio del dinero. Es tan simple como que si tu inversión está en 4 buenas partes, es muy difícil que a las cuatro les vaya mal simultáneamente. Estarás resguardándote respecto a situaciones de crisis que no podemos prevenir.-

En la elección de donde invertir, debes asesorarte por una persona entendida y revisar de cada alternativa, las condiciones, costos y por sobre todo historia, regulación y prestigio.

Estamos a tu disposición.

 

Marigó Armleder A.

 

Director Ejecutivo CMP Boutique de Inversiones & Negocios

 

 

footer

 

Read more

Planificar tu bienestar y no morir en el intento

 

40 y tantos y ahora que?

A todas más temprano que tarde nos llega el momento de preguntarnos ¿y ahora qué?

Alrededor de los 40 y tantos, lo más probable es que nos hayamos realizado en varios sentidos: alcanzando un peack en lo laboral y una estabilidad en lo personal, con o sin pareja, con hijos ya más grandes e independientes… y entonces vuelve el foco hacia nosotras y necesitamos visualizar la nueva etapa de la vida que se avecina y resguardarnos con lo que hemos logrado para vivir plenamente…. haciendo ojalá lo que amamos.

No hay recetas estándares, cada una de nosotras verá, que en su intimidad puede definir múltiples y distintos nuevos propósitos para esta etapa y todos son igualmente válidos. Sin embargo, hay algo común y es que si no planificamos el flujo de dinero necesario, probablemente éste se transforme en una importante traba para nuestros sueños. Así sea poco o mucho, el dinero debe ponerse en su justa ubicación de importancia, al servicio de nuestros sueños y no al revés.

¿Cómo empezar? Pregúntate cual es tu propósito en esta etapa, busca fortalezas en la razón y deseos en las pasiones, conecta lo que tienes y lo que quieres… esto define el propósito; uno o varios por los que quieras luchar y comprométete.

¿Cómo seguir? Una vez elegido el objetivo y propósito, debes además describir la situación actual en que te encuentras. Luego, planifica para encontrar la mejor forma o camino para llegar desde donde estás, hasta dónde quieres estar.

¿Cómo terminar? Cada solución es única y personal, la invitación es que te propongas encontrar la tuya.

Buenos Pasos

PASO 1 – Define tus fortalezas; para qué eres buena? Cual es la riqueza de tu experiencia?….

PASO 2 – Define lo que te energiza, encanta y motiva. Qué provoca que pierdas la noción del tiempo?

PASO 3 – Encuentra un nexo entre los dos puntos anteriores. Y define un propósito, objetivo para planificar tu bienestar.

 

Marigo Armleder A.

Director Ejecutivo CMP Boutique de Inversiones & Negocios

Read more