Como se desarrolla la presencia ejecutiva

Qué es la presencia ejecutiva

La reconoces en cuanto la ves en otros. Es ese “wow” que despiertan ciertas personas al entrar en una sala, o al subirse al escenario. Esa habilidad de inspirarte. Es lo que todo líder debe tener para influir a terceros y llamarlos a la acción.

Si quieres saber lo que es presencia ejecutiva, revisa estos conceptos! | Frase sobre la Presencia Ejecutiva

La presencia ejecutiva es el resultado de una combinación de elementos que contribuyen a que a una persona se la perciba como líder o potencial líder. Entre esos elementos figura la capacidad de mantener la calma en situaciones de alta presión, y de tomar decisiones rápido; asertividad, autoconfianza, confiabilidad y sentirte cómoda en conversaciones con altos ejecutivos.

Es obvio que si quieres seguir creciendo en tu carrera profesional necesitas proyectar presencia ejecutiva. Pero ¿y si estás en el campo creativo y sólo quieres diseñar avisos publicitarios encerrada en tu cubículo? (O si eres ingeniera o si no te interesa estar en una posición de liderazgo.) Si quieres persuadir a otros de cuán valiosa es tu idea o tu proyecto también te vendrá bien fortalecer aspectos que hacen a la presencia ejecutiva.

 Aquí tienes un breve video que hice para Yahoo Mujer sobre Presencia Ejecutiva.

Cuáles son los elementos que conforman la presencia ejecutiva

Según la experta en desarrollo de liderazgo Susan Bates existen tres dimensiones a tener en cuenta: El estilo, la sustancia y el temperamento de la persona.

Estilo: Suele ser lo primero que alguien ve de ti y es una combinación de tu apariencia, tus modales y tu interacción con los demás. Cuando hay disonancia entre tu estilo y tu rol (por ejemplo te vistes demasiado informal para tu posición de gerente) la gente tiende a dudar de tu efectividad.

Sustancia: Tiene que ver con tu presencia social, tu autoconfianza, compostura, capacidad de reacción y de mantener la calma en situaciones críticas, habilidad de tomar decisiones bajo presión, etc. Demuestra tu madurez y tu habilidad de integrar tus virtudes a tu liderazgo manteniendo bien presentes las necesidades de todas las partes interesadas.

Temperamento: Los rasgos personales y valores que te definen. Son tus creencias esenciales acerca de ti misma y de quienes te rodean. Es quién eres. Incluye tu optimismo, integridad, valentía, discreción y cuáles son tus prioridades.

¿Se puede desarrollar la presencia ejecutiva?

Siempre y cuando tengas una base de autoconfianza y la voluntad de lidiar con las situaciones impredecibles que se presentan a nivel ejecutivo, puedes desarrollar tu presencia ejecutiva.

Claro que hay aspectos que serán más fáciles de desarrollar que otros. Veamos algunos.

La capacidad de tomar decisiones acertadas bajo presión. Es una habilidad difícil de practicar por fuera de circunstancias reales pero cuanto más práctica en el mundo real tienes, mejor te vuelves.

Frase inspiradora sobre Presencia Ejecutiva de Mariela Dabbah. Averigua como desarrollar la presencia ejecutiva

“Dress the part” es decir lucir según tu rol. Mucho se ha dicho del rol de la apariencia en la presencia ejecutiva. La realidad es que cómo luces impacta la percepción que generas en otros y eso influye en las oportunidades que te darán. Si eres Gerente de Finanzas de un banco, debes proyectar una imagen de seriedad, seguridad, y solidez no sólo con tu actitud sino también con tu vestimenta y accesorios. Cuando alguien te ve desarreglada hace una asociación inconsciente de que ese descuido personal puede traducirse a un descuido en tu negocio. Eso es lo que debe interesarte a la hora de revisar tu vestuario.

Ser asertiva. La asertividad es el estilo de comunicación más efectivo ya que te permite demostrar tu respeto por la opinión ajena al tiempo que expones la tuya con seguridad. La mejor manera de ser asertiva es mantener un tono calmo, escuchar en forma activa, expresar con tranquilidad tus pensamientos y emociones para que los demás tengan claro tu punto de vista y tus expectativas. Es una destreza que puedes aprender. Justamente es una de las áreas en las que más trabajamos en el Programa Step Up del RSM.

Proyectar autoconfianza. ¿Cómo lograrlo? La realidad es que hay ciertas personas que proyectan gran seguridad en si mismas y otras no tanto. Pero siendo consciente de las situaciones en las que te sientes confiada (haciendo qué, con quién) puedes replicar esa sensación haciendo otras cosas. Pero requiere trabajo contigo misma y gran determinación para edificar tu autoconfianza. (Otro de los temas que tratamos en los Podcasts y sesiones de coaching online del Programa Step Up).

Proyectar confiabilidad. Una de las características típicas que ostentan las personas con presencia ejecutiva es que proyectan un aura de confiabilidad. Sientes que tienen bien presentes tus intereses y que harán lo mejor para aquellos que los siguen o trabajan para ellos. Puedes ir desarrollando credibilidad a lo largo del tiempo. ¿Cómo? Cumpliendo con lo que prometes. Convirtiendo a tu palabra en la piedra angular de tu marca personal. Demostrando que haces lo que dices. Que no te echas atrás. Que no abandonas un proyecto o a tu equipo a medio camino.

Manejo de presión. Busca oportunidades de mejorar tus dotes de presentadora. No sólo porque presentar en público es un requisito fundamental para los ejecutivos sino porque cuando logras dar una buena presentación demuestras tu capacidad de manejar bien situaciones de presión. El secreto aquí es practicar lo suficiente para aparecer relajada.

Capacidad de inspirar. Una de las características que mejor definen a una persona con presencia ejecutiva es su capacidad para inspirar a otros a ser las mejores versiones de sí mismos. A seguir una misión, cumplir sus metas, contribuir de manera relevante con el grupo y con la sociedad. Piensa en cuántas áreas de tu vida tu inspiras a otros. ¿Cómo se traducen en tu mundo profesional?

En el proceso de reforzar o desarrollar tu presencia ejecutiva lo más importante es que encuentres tu propia voz. La autenticidad es lo que te permitirá siempre pisar sólido. Identificar tus ventajas y afilarlas al máximo es lo que te hará más efectiva y se traducirá en un mayor éxito personal y profesional.

 

Mariela Dabbah es escritora, conferencista y coach. Como Coach por más de 20 años ha apoyado el desarrollo de carrera de hombres y mujeres latinos en USA , Mariela como integrante de la Red de Profesionales de Mundo Mujer comparte en esta web un material muy interesante para ti, todo basado en su experiencia.

Autora del libro “Poder de Mujer”

Extraido de http://redshoemovement.es/como-se-desarrolla-la-presencia-ejecutiva/

Read more

Una ejecutiva holística

Hace un tiempo comencé una senda de aprendizaje que va más atrás de lo que yo recuerde, pero en concreto se decretó como un proceso, el día que yo sentí por primera vez que en mi cuerpo no habitaba un alma, sentí que tenía un cuerpo, sin vida, sin propósito, sin fuerza, sin energía, pero estaba, participaba, escuchaba, pero no estaba despierta.

Ese día comprendí que podían existir dos tipos de seres humanos, los que viven dormidos y los que viven despiertos. Recuerdo en esa misma instancia, que un familiar cercano me recomendó iniciar una terapia grupal, porque en comunidad los procesos de crecimiento personal son más enriquecedores, decía, yo no entendí, porque estaba dormida.

Pasaron algunas semanas, cuando seudo inconsciente acepté la propuesta de ir por primera vez a un retiro de meditación, en donde asistirían 60 personas, y trabajaríamos en base a nuestra respiración episodios de nuestra vida que por alguna razón no estaban en el consciente y necesitaríamos sacar a flote. Fui. Y fue la apertura a un viaje interior increíble, un proceso de entender mis raíces, mi historia, mis padres.

Luego de eso, comencé a revisar todo lo que estaba haciendo en mi vida, y me vi con 17 clientes, con un equipo de 6 personas, una oficina en un barrio caro y una vida que no sabía bien porque la había montado, porque ahora que había despertado no quería estar ahí. Había construido mi vida como independiente para tener la opción de escoger con quién quería trabajar, y había aceptado trabajar con clientes diversos y pequeños, porque aposté por sus ideas, pero cuando desperté me di cuenta de que se atrevían a golpear mi mesa, que vivían en su esfera de la inconformidad, y creían que el dinero todo lo podía comprar, con coraje y bastante ayuda divina me atreví y les dije adiós. De los 17, sólo me quedé con 7 clientes, con los que sí tenían valores, los que sí valoraban mi tiempo, y el trabajo de mi equipo. Con un altibajo económico tuve que reducir gastos y así también hacer más cambios personales.

Seguí el proceso, lo que la senda del aprendizaje personal me fuera entregando, y fue luego de una conversación con una gran amiga, que me sugirió prepararme para un viaje de negocios a Israel, me recomendó visitar a un maestro de la Kabbalah, quien al principio analizó mi ancestrología con los nombres de mis familiares, y luego siguió con un k-coaching para enfrentarme a Tierra Santa, vino así con mucha sorpresa otra etapa de aprendizajes profundos, que me demostraron que los negocios, de la vida espiritual y la personal no son cosas diferentes, que no pueden estar apartados, o ser entendidos como rieles diferentes, en la senda de aprendizaje donde yo decidí madurar mi vida, descubrí que son mejores personas los profesionales que se dejan caer, que son mejores profesionales las personas que pueden enfrentar una situación laboral desde la empatía, que el amor por el trabajo, es tan importante como el amor por la familia, que decir que la vida personal y la vida laboral son mundos separados es uno de los grandes engaños de estos tiempos, somos una sola persona, que tiene distintos roles, y ejes de preocupación, pero si somos lo suficientemente humanos, debiéramos de ser las mismas personas, simplemente en distintas situaciones, pero con los mismos valores con que educamos a nuestros hijos, debieran de ser con los que tratamos a nuestros compañeros de trabajo.

Mi vida hoy, como alguien hace un tiempo atrás “sentenció” es bastante mística, y es porque afortunadamente he logrado integrar el corazón, las pasiones, todos mis sentidos, a las formalidades, a la rutina. Hoy escribo emails con cariño, escucho con atención, entendí que la honestidad en nuestras relaciones laborales son tan valiosas como en las de nuestras relaciones íntimas, que decir gracias por tu tiempo al atender a una reunión es gratitud pura, y no un cumplido, que ofrecer nuestra ayuda no es en búsqueda de un mejor posicionamiento profesional, sino lo que cualquier ser humano debiera de hacer por otro. Aprendí que la vida es mucho más linda, sabrosa y emocionante cuando estoy despierta, y mucho mejor cuando logré entender que soy una misma persona, en mi casa y en mi trabajo.

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Fuente : Contenido inédito creado para m360.cl
Foto Portada extraida de  m360.cl
Read more