Emprendimientos que Inspiran

Esta es una historia de esfuerzo, de generosidad, de emprendimiento con propósito y de liderazgo colaborativo, pero, sobre todo, es una historia de empatía social. Estuve sentada cara a cara con la coherencia, se llama Florencia y esta, es su historia.

Florencia es Socia y Directora de Balloon Latam Chile, una empresa social con alma propia y espíritu millenial, basada en el emprendimiento, la escucha y el aprendizaje. Una organización llena de ilusiones, con ganas de aportar a mejorar la vida de otros impulsando el desarrollo de las comunidades rurales a través de herramientas de emprendimiento y vinculación y, lo más importante, entendiendo su realidad y poniéndose en sus zapatos.

EL ORIGEN

Flo creció en el campo con sus 4 hermanos, en contacto directo con la tierra. En sus inicios vivía en una realidad homogénea, iba a un colegio privado con pocos alumnos, donde todo era tranquilo. Flo creció destacando en todo lo que hacía en ese entorno familiar que era el colegio. Sus padres, sin embargo, decidieron desafiar ese status quo y, un día, decidieron que sus hijos debían abrir los ojos al mundo. Ese pequeño cambio de colegio (al menos para alguien como yo que ha pasado por 5 colegios diferentes) marcó la vida de Florencia. Ya no destacaba como antes, era una más en un entorno con miles de realidades y personas diferentes. Tras superar la sensación de injusticia, rabia y fracaso, abrió los ojos y se dio cuenta de algo que ha guiado su trayectoria:

“El talento se multiplica al compartir ideas, experiencias y habilidades con personas distintas a ti, personas con diferentes visiones, procedencias, recursos y sueños”.

LA MADUREZ

Florencia siempre tuvo claro que su meta era social, estudió ingeniería comercial y siempre se arriesgó a vivir experiencias nuevas. Le conquistó el espíritu de alejarse de ideas preconcebidas, de ir a sitios muy alejados sin un producto “enlatado” y cocrear en función de las necesidades y los recursos locales impulsando el florecimiento. “Hoy es muy común encontrar una manera de actuar en los voluntariados con enfoque en la tiranía del experto: yo educada y con recursos vengo a decirte a ti lo que necesitas y cómo lo necesitas, especialmente cuando se trabaja con las comunidades rurales. Con esta semilla creciendo en su interior apareció en su camino Seba Salinas, otro idealista millenial que había decidido invertir toda su ilusión, esfuerzo y recursos (dado lo difícil que le resultó al principio conseguir financiación) en construir Balloon Latam a partir de una experiencia transformadora en África.

LA META

Seba había trabajado con artesanas mapuches e identificó que, a pesar de tener productos maravillosos, no sabían cómo diferenciarse ni cómo venderlos. Entonces escribió sobre la veta social que podría tener el Business Model Canvas y, dos jóvenes ingleses lo contactaron tras leer su post para aplicar el modelo en contextos rurales en Kenia. Tras su paso por África tuvo claro que cualquier persona en el mundo pagaría lo que fuera por vivir esa experiencia, y decidió poner en marcha su proyecto en Chile.
El foco de Balloon, explica Flo, es ocupar los negocios como excusa para generar capital social. El emprendimiento es una excusa para los emprendedores generar vínculos, redes de contacto, escucharse y apoyarles en que descubran sus pasiones:

“En la sociedad actual todo se mide bajo un paradigma económico, bajo este paradigma esta gente es pobre pero, para mí, son ricos. Están en contacto con la naturaleza, te miran a los ojos sin nada que esconder y son felices con el proceso, no con el fin”.

Flo se dio cuenta de la importancia de ponerse en su lugar y cambiar de paradigma cuando fue a visitar a una artesana de una zona rural y, ante la calidad de sus productos (con dólares en los ojos) empezó a idear como hacer crecer su negocio. Ya tenía la web para la venta online en mente, el logo, canal de distribución…entonces la artesana afirmó “no necesito más dinero ni quiero vender mucho, lo que me gusta es vender a mis vecinos, eso es lo que me hace feliz” nunca se había parado a pensarlo, no tuvo ese privilegio, sin embargo darse cuenta de ello le hizo valorarlo mucho más.

Balloon partió el 2011 como un programa de 5 semanas donde jóvenes de todo el mundo venían a desarrollar proyectos en las comunidades. Hoy, este fellowship, es uno de los programas de vinculación que desarrolla Balloon; además de agentes de cambio, vincula a universidades (y sus alumnos), empresas (y sus equipos), y al mundo público con el trabajo de campo.

Los agentes de cambio, reciben formación sobre herramientas de innovación y emprendimiento, pero lo más importante, es que se les transmite la forma de trabajar con las comunidades. Los fellows se vinculan directamente con los emprendedores locales y sus propias realidades, los visitan en sus lugares de trabajo, duermen en sus casas y se sumergen en la cultura de la comunidad y, en línea con lo que Florencia aprendió con su cambio de colegio:

“El talento se multiplica al compartir ideas, experiencias y habilidades con personas distintas a ti, personas con diferentes visiones, procedencias, recursos y sueños”.

La historia de Florencia es un ejemplo de cómo un sueño puede hacerse realidad, de que si tienes claro tu propósito y tu meta es más fácil encontrar el camino que te lleve hacia ella y de que, si haces las cosas de una manera diferente, los resultados serán diferentes. Todos podemos trasformar realidades, sólo hay que querer hacerlo. Su historia me inspiró, y por eso la comparto con vosotros.

Takeaway:  “El talento se multiplica al compartir ideas, experiencias y habilidades con personas distintas a ti, personas con diferentes visiones, procedencias, recursos y sueños”.

blanca_rodriguez_ackermannBlanca Rodriguez Senior

Manager Ackermann

International Chile

Conoce a Blanca aqui

Articulo extraido de www.hrconnect.cl

Si quieres más información de Balloon Latam, síguelos en RRSS:

@balloonlatam
www.balloonlatam.com

Balloon Internacional: https://www.youtube.com/watch?v=SzOacGKf-Rg&t=41s

BalloonU: https://www.youtube.com/watch?v=2pg22AsnyPE&t=46s

Balloon+: https://www.youtube.com/watch?v=wWWiyrvv59o&t=20s

Read more

“No encuentro el trabajo soñado o anhelado” ¿Emprender algo propio?

Crecientemente nos encontraremos con personas entre treinta y cuarenta y cinco años de edad, pero también mayores, que ya llevan un tiempo buscando un trabajo “de acuerdo al nivel de responsabilidad, motivación, desafío y remuneración” que creen merecer. En muchos casos pasan las semanas, incluso meses, en donde crecen la frustración, miedos e inseguridad.

También están aquellos que pasan años catapultados a cargos como empleados, incluso de buen nivel de responsabilidad y renta, quienes en el fondo no son felices con ese trabajo. A ellos se suman jubilados con una mala pensión, así como aquellos que ya ven que ésta se viene encima y ya visualizan que no les alcanzará…

Sin lugar a dudas, la independencia, es decir el emprender de manera autónoma no es para todos. Pero no sólo no es para todos a nivel individual, sino muchas veces como proyecto familiar. Otras veces el proyecto de emprendimiento familiar lo es todo…

Claramente no existe una regla universalmente válida, acerca de quienes están o no “predestinados” al emprendimiento. Lo que sí es válido, es que sobre todo para aquellos casos descritos en el primer párrafo, un camino concreto – aunque fuere paso a paso –  puede convertirse en una ineludible y urgente necesidad, donde la ausencia de una solución muchas veces conlleva fracasos matrimoniales y otras consecuencias definitivas, muchas veces irreversibles y nefastas.  En esos casos, será muy importante que ese problema se transforme rápidamente en oportunidad.

Si estás en una situación como esa, parte identificando un pequeño nicho en el mercado. ¡Pero pequeño! No pienses tan en grande para una primera fase. Ese nicho debe poseer un problema claramente identificado y definido, pero mal resuelto; o a lo menos, que tú poseas una solución o un camino para llegar a ésta, que los clientes dentro de ese nicho, la perciban como más idónea que la mejor actual.

Tu enfoque debe ser: ¡en ese nicho o micro-nicho debo ser líder! Ese es el inicio. Ese liderazgo, posteriormente te podrá abrir puertas a nichos vecinos, además de ello a mejores márgenes de ganancias, ya que la mejor solución es menos sustituible por competidores y por lo tanto, menos expuesta a guerras de precio.

¿Cómo crees que reaccionen los inversionistas, posibles socios de cooperación o aliados, incluso bancos, si pudieses presentar desde un inicio buenos pedidos, contratos, buenos clientes que paguen sus facturas en la fecha acordada?

En raras ocasiones es posible alcanzar la zona de rentabilidad o ganancias después de un largo período de sequía y fase inicial “lenta pero segura”. ¿Cómo reducir a un mínimo esa fase inicial previa a la rentabilidad?

Hazlo mejor que otros: ¡No produzcas si no hay pedidos! ¡No existen pedidos lucrativos de largo plazo sin “clientes ideales”! Solo si desde un inicio no se regala demasiado dinero a través de bajos márgenes debido a guerras de precio en círculos de clientes donde los productos o servicios sean fácilmente substituibles, existirá la posibilidad real de establecer una empresa verdaderamente competitiva y rentable.

¿Qué debes hacer si decides seguir este camino del emprendimiento propio?

Como ya he mencionado anteriormente, se trata de lo siguiente:

  1. Primero, encuentra suficientes clientes reales – ideales – y no teóricos para tu emprendimiento y productos.
  2. Según el producto, servicio o sector, logra acuerdos previos en cuanto a pedidos. Estos productos o servicios deben ser claramente diferenciables para tus clientes, aunque en una primera etapa inicial no los produzcas tú mismo. Atención: aquí se trata de la percepción de tus clientes, no de la tuya. No trabajes en base a tus propios deseos e intereses respecto del producto, sino aquellos de los clientes en ese nicho.
  3. Recién con ello en la mano, inicia la implementación de la empresa y de la propia producción de un servicio o producto.

Son muy pocos los emprendimientos que parten sin capital, pero con una buena idea por parte del emprendedor original, se pueden dar el lujo de proceder de manera distinta. ¡Por ello estoy seguro que ello también es válido para ti, para tu idea, para tu emprendimiento, tu futuro negocio y medio de subsistencia!

Pero para volver sobre las maneras de buscar la idea, la oportunidad, las siguientes líneas te darán algunos “tips”. Ello no sucederá a través de una iluminación, sino de una observación sistémica: ¡observa al sector que más te atrae!

Tus fortalezas, aptitudes y talentos deben calzar con el “nicho del problema” como una llave en la cerradura. El punto de inicio es tu perfil de fortalezas. Es tu llave y debes hacerla calzar con una cerradura y tendrás varias opciones, pero aún no definitivas.

Tu mayor fortaleza no vale nada, si no hay quien la necesite o esté dispuesto a adquirirla. Debes determinar esa área de negocio o nicho,  en donde tus fortalezas alcancen un alto grado de validez. Tus áreas de acción debes determinarlas tú mismo y no dejar que sean impuestas por otros. Muchas personas dejan que sus familiares, amigos y colegas determinen hacia donde guiar su emprendimiento. Ese es el principio de la pérdida de identidad.

Tanto más “angosto”  definas el sector, tanto más rápido será tu éxito, tu motivación y acercamiento a ese emprendimiento ideal.  Considera: “probar pasa primero por estudiar”. Proceso de prueba y error = riesgo mínimo.

No “mastiques” tus “nichos” durante meses, sino procede rápidamente a la comprobación. Procede de acuerdo a “prueba y error”: realiza un paso en la dirección correcta esperada y aplica tus experiencias ganadas circunscritas a ese nicho. Corrige los errores y comprueba en un nuevo paso adelante. Así limitarás tus riesgos a un mínimo.

Un ejemplo para proceder inicialmente: junta varias revistas actuales de distinta índole (mujeres, hombres, deportes, hijos, salud, negocios, etc.). En muchos artículos de estas revistas se escribe acerca de problemas que existen en ciertos sectores de la sociedad, así como de alternativas como resolverlos. Al leer tales artículos pregúntate: ¿cuál problema (…y por ende oportunidad) se esconde realmente detrás de este artículo?

Por ejemplo, en el área capacitación se habla “como bombo en fiesta” acerca del aseguramiento de calidad. Detrás de ello, se encuentran una infinidad de problemas mal resueltos. ¿Alguno de esos problemas lo sabrías resolver mejor que otros? ¿En cuál sector requieren resolver ese problema más que en otros e incluso, es urgente que lo hagan? ¿Tengo la solución? Si no la poseo: ¿Quién la podría poseer? ¿Podría cooperar con ellos?

De manera muy  resumida, la pregunta clave a responder es la siguiente: ¿cuál problema mal resuelto, en qué nicho de mercado, puedo resolverlo mejor que otros, en donde pueda poner en juego mis aptitudes, habilidades, motivaciones y contactos?

Ciertamente aquí no encontraste la receta, sin embargo, espero haberte inspirado a mirar las cosas desde otro ángulo y ojalá, haber contribuido a una potencial oportunidad.

Si te hace sentido, también te sugiero visitar:

Clienting Exitoso(re)construcción y (re)inserción laboralCASOS;

 

Ricardo Gevert – Adm. Industrial

texto extraído de www.gevert.com

 

Read more

Bodega a domicilio, la nueva y cómoda experiencia en bodegaje

Nacido de la necesidad personal de su creadora, Juliana BettancourtBodega a Domicilio arregla el clásico problema de contar con un espacio para guardar cosas que en casas o departamentos ya no tienen espacio. Y de un modo muy original: ofrece bodegas móviles que se trasladan hasta donde uno lo solicite, para ser llevadas después a una bodega central ubicada en Peñalolén, en Santiago.

“Tengo un par de cuadros que heredé de mi abuela y vivo en un departamento de no más de 60 mt2 cuadrado en pleno corazón de Ñuñoa. Con el tiempo, uno va atesorando recuerdos y las bodegas disponibles en mi edificio son pequeñas y muy caras para su capacidad. Por otro lado, los cuadros de mi abuela son grandes y de un peso considerable: ¡No puedo bajarlos sola! (vivo en un quinto piso). Además, no me caben en mi bodega y no manejo como para ir a dejarlos a alguna parte”, confiesa Juliana.

Enfrentada a esta situación, esta emprendedora buscó diferentes soluciones, sin dar con lo que estaba buscando. “Así que la inventé”, comenta Juliana, quien desarrolló esta idea en agosto pasado.

La también periodista, revela que “tenemos a disposición de nuestros clientes bodegas móviles, de 7 metros cúbicos, aproximadamente, que se trasladan hasta el lugar donde la soliciten y tenemos un equipo de personas que guarda sus cosas en caso que el cliente así lo requiera. El cliente la cierra con su llave, proporcionada por nosotros y de esta manera, trasladamos su bodega hasta nuestras oficinas ubicadas en calle Las Perdices, Peñalolén”.

Además de su propia necesidad, Juliana precisa que esta innovadora solución tiene que ver con el ritmo de vida que llevamos y con el explosivo aumento de la población, en especial en Santiago, donde viven más de 7 millones de personas. “Todo ello, sumado a la bien guardada esperanza que pronto viviremos en un lugar más grande o más aún, que luego nos haremos  un “tiempito”  para ir a guardar nuestros recuerdos o cosas, que metemos a la fuerza  en algún closet, para que nuestro hogar  parezca una casa de alguien normal y no la de un ser con síndrome de Diógenes”.

Guardar recuerdos, como cuadros de abuelos, o aquel sofá que esperanzadamente piensas volver a lucirlos en un nuevo hogar, es ahora más posible, gracias a www.bodegadomicilio.cl  “Ofrecemos soluciones del siglo XXI para problemas del siglo XXI, con esta innovadora plataforma, que es un sistema muy simple, pero eficiente”, dice Juliana.

Ya sabe. Si quiere guardar cosas y no tiene dónde, escriba a contacto@bodegadomicilio.cl Sus cosas, que no son cachureos, se lo agradecerán.

Extraído de innovacionchilena.cl

Read more

EN LA MESA CON SAÚL SINGER

Conversé con el Best Seller co-autor de “Start-Up Nation”

El hombre que describió la historia del milagro económico de Israel, en un libro que trascendió las barreras medio orientales y logró ser publicado en más de 30 idiomas. Conversó en exclusiva conmigo.

Estar sentada de frente a Saúl Singer en un galpón en Jerusalén es una situación exótica, única y alucinante. Sobre todo para alguien que co-habita en el denominado “ecosistema de innovación” ¿Por qué? Porque él, junto a Dan Senor, lograron plasmar en 272 páginas cómo Israel llegó a ser el país que es hoy: Innovador, referente en tecnología a nivel mundial y por sobre todo un país que en sí mismo es un Start Up.

Saúl saluda cordial, se sienta con tal comodidad y relajo como que efectivamente tuviera toda la mañana para conversar sobre Israel y escuchar sobre ese país que está tan lejos de su mundo; Chile.

Saúl comienza… “Para muchas personas que descienden del avión se sorprenden de lo seguro que es Israel”… -Y sí, la sensación de seguridad es incluso más alta que en nuestro propio país – continúa –  “La clave para el desarrollo de los países es muy simple, y es básicamente  entender que cada país tiene sus propias historias, y desde ahí lo fundamental es poder identificar las fortalezas que se tienen como nación, y una vez que se tiene claro comenzar a construir”

Start Up Nation es la historia de cómo Israel se convirtió en el país que produce más Start Up que ningún lugar más en el mundo – más que en Silicon Valley –  “En Israel  tenemos 2,5 veces más Capitales de Riesgos per capita que Estados Unidos, 30 veces más que Europa, esto es lo que hace que la combinación de Start Up y el monto de inversión por el tamaño del país,  tenemos alrededor 45 mil Start Up en un país de 8 millones habitantes” afirma Singer.

El comienzo de la historia

La historia de Israel no comienza con una buena idea – como se cree popularmente que se comienzan los Start Up- sino que comienza con innovación pura, eso quiere decir,  llevar esas ideas a la realidad y eso toma un largo camino y determinación, que Israel logró, gracias a la toma de riesgos e implicancias propias del país.

“Crecer en Israel es distinto a cualquier otra parte del mundo, porque Israel es un Start Up. En Israel tú sabes que tienes que dejar a tus hijos caerse, ensuciarse, porque a los 18 años ya tendrán que estar sirviendo al ejército, y para eso tienen que estar preparados” agrega Singer. La experiencia militar en Israel, hace que este país sea único, en donde se siente y realmente se está seguro, es un país que desde su origen se orientó a la misión, que eso para un Start Up eso es la base. Además – agrega Singer “Toda la herencia tecnológica aprendida desde el ejército y todo lo no tecnológico, como liderazgo, trabajo en equipo, orientarse a la misión, son fundamentales y eso un Israelí a los 20 años ya lo tiene incorporado, porque a muy temprana edad se dan cuenta de que no son la persona más importante del mundo y que hay propósitos más grandes que ellos mismos. Hay una idea de sacrificarse por un bien mayor.”

Israel además está compuesto por inmigrantes y esto los define, porque desde el día uno saben que si no hablan inglés y si no piensan más allá de su país están fuera de toda posibilidad de surgimiento. La inmigración es sin duda también parte de la historia de Israel.

¿Cómo llegar a ser el país más innovador?

Hoy en día pareciera haber una efervescencia a nivel mundial con este concepto, hay una lucha que según Singer  va en tres niveles, primero querer estar en el mapa de la innovación, segundo entrar al mapa, y tercero cuando ya estás en el mapa comienzas a crecer y desarrollarte ¿Y cómo lo hacen los países? mirando para afuera, inspirándose en modelos extranjeros exitosos como Silicon Valley o Israel, que son los dos polos más potentes en Innovación a nivel mundial, pero olvidan lo más importante; mirarse a sí mismos “cada país tiene su propia cultura, sus propios valores, sus propias fortalezas y esto es una emocionante oportunidad en el mundo hoy, si cada país fuera igual al otro no sería para nada de interesante. Cada país tiene potencial de convertirse en un polo de innovación, la diferenciación está en que cada una tiene sus propias fortalezas y la idea no es competir, sino colaborar” afirma Saúl Singer. Más aún hoy cuando el mundo tiene problemas fundamentales que resolver y es ahí donde están las más grandes oportunidades en la salud, educación,  y seguridad. “Estas son las grandes cuestiones que deben de quitarnos el sueño de aquí en los próximo veinte años, o más, tal vez para siempre” sentencia Singer.

Universidad, Empresa y Start Up

Saúl Singer manifiesta que hay una oportunidad muy interesante entre las sinergias que pueden generarse entre las universidades, empresas y Start Ups, porque desde la formación profesional deberían de ayudar a pensar a los estudiantes sobre problemas reales y no más “Silicon Valley Problems” (problemas de ricos) “trabajar en problemas reales tiene ventajas: se están solucionando dolores sociales y no hay personas trabajando en ellos” agregar Singer. Luego es muy importante transmitirles a los estudiantes que la única manera de aprender a hacer empresa es haciéndola, no se estudia, y esa es la energía que hoy se destacan en los Start Up “Son personas con mucha energía, que no tienen miedo a fracasar, que están dispuestos a pararse mil veces, pero en algunos casos no saben cómo escalar y no consiguen llegar a ser grandes, y es ahí donde aparecen las empresas que lo mejor que saben hacer es escalar, por lo tanto la fórmula debería ser: resolver un problema real, sin miedo, con enfoque en innovación y con la posibilidad de crecer, así será la forma de hacer empresa en el futuro próximo” comenta Saúl Singer.

Sin embargo la iniciativa empresarial dentro de las universidades sigue siendo conservadora y terminan haciendo lo que todo el mundo hace y eso no es innovación. “La tendencia actual es orientarse a la práctica empresarial ¿Por qué enseñar, lo que se puede aprender haciendo? A las personas con espíritu emprendedor hay que darle tareas grandes por resolver, con orientación. Es ahí donde la academia hoy tiene un gran desafío; introducir problemas reales  y conectar a emprendedores con la ciencia y generar valor”, concluye Singer.

Los desafíos para Latinoamérica

El crecimiento y desarrollo de la región según Singer, está directamente relacionado con la colaboración entre los países, en donde promueve que deberíamos dejar de preguntarnos cómo innovar, sino que con quién hacerlo. “Si yo pienso en Chile o en cualquier otro país, la clave es tratar de no crear un sistema solo, cada país pareciera que están tratando de hacer eso solos y es un error, necesitamos conectarnos mejor con los otros y crear ecosistemas que nos permitan crecer más rápidos. Yo me pregunto por qué Chile, Perú, Colombia y México no están construyendo un Start Up System y no hacen más cosas juntos, esto haría mucho sentido para países como Chile, que es un país que se está tomando el tema de emprendimiento en serio, con su brillante idea de Start Up Chile dio vueltas al mundo, incluso en Israel se escuchó de esto y llamó nuestra atención, ese programa es un buen ejemplo de querer conectarse con el mundo, así también iniciativas como Israel Innovation, que busca conectar a Chile con Israel me parece fabuloso, porque Israel tiene la tecnología y Chile comprende sus problemas, match perfecto” agrega Singer

El autor invita a dejar de ver las debilidades de los otros y a dejar de compararse como país, “Para escalar a un real círculo virtuoso hay que comenzar a mirar nuestras fortalezas como países y ver de qué manera podemos generar colaboración y construir un ecosistema regional con las fortalezas de nuestros vecinos, mirémonos más cerca, partamos innovando por casa” concluye Saúl Singer.

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Fuente: www.nicolleknust.cl

 

Read more

¿ERES PERSISTENTE?

En el ámbito del emprendimiento ocurre con excesiva frecuencia, la tasa de mortandad infantil empresarial alcanza a tres de de cada cuatro nuevos negocios que no sobreviven a los tres primeros años de vida. Aunque las causas pueden ser muy diversas y de diferente naturaleza, no está de más reflexionar sobre la persistencia a la hora de ver resultados.

Siempre me ha encantado la historia del bambú japonés, ya que ilustra muy bien determinados momentos que todos tenemos en la vida en los que, por mucho que trabajemos en pos de algo, las cosas no acaban de rodar como esperamos.

Bambu - Isabel Gomez

En algunas de estas ocasiones abandonamos con excesiva celeridad. Trabajar arduamente sin recoger frutos puede llegar a ser frustrante, y cuando esto ocurre lo más fácil es tirar la toalla y comenzar un nuevo proyecto.

 

Esto no tiene que ver con aferrarse a una idea que ha demostrado su falta de viabilidad. Estamos hablando de otra cosa.

Sin embargo, en otras ocasiones no nos damos por vencidos. Y cuando eso ocurre suele llegar un momento en el que empezamos a notar que algo se mueve, que los “brotes verdes” que asomaban tímidos empiezan a aparecer y crecer de forma imparable. Es en ese instante cuando el trabajo empieza a dar sus frutos.

Para ilustrar este momento la analogía que más me gusta es la del bambú japonés, cuyo cultivo requiere grandes dosis de paciencia.

Durante sus primeros siete años de vida no veremos aparecer nada sobre la superficie de la tierra, hasta tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber sembrado unas semillas defectuosas o de haber cometido algún tipo de error.

Pero durante el séptimo año, y durante un período de sólo seis semanas, la planta de bambú empieza a crecer hasta llegar a una altura superior a los 30 metros. ¿Podemos decir entonces que el bambú tarda sólo seis semanas en crecer? No, para que eso ocurra son necesarios siete años y seis semanas.

Durante los siete primeros años de aparente inactividad, el bambú  desarrolla en silencio un complejo entramado de raíces que le permitirán sostener las ramas futuras.

Este aprendizaje lo podemos trasladar a nuestra vida cotidiana y a nuestros proyectos profesionales, en los que en ocasiones buscamos soluciones rápidas, queremos éxitos inmediatos y nos olvidamos de que todo proyecto necesita un tiempo de asentamiento y crecimiento interno.

En esos momentos es bueno recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que mientras sigamos trabajando y no abandonemos por no “ver” inmediatamente el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo, dentro de nosotros. Estamos creciendo, madurando, y muy probablemente en un breve plazo empezarán a aparecer otros “frutos” visibles porque con frecuencia, es cierto que “el que resiste gana”.

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

Isabel Gómez, es Mentora y Coach Profesional en  www.isabelgomezl.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Isabel ayuda a profesionales que se encuentran estancados o insatisfechos y desean dar un paso adelante en su carrera desarrollando sus competencias profesionales. Si deseas recibir su ayuda personalizada, solicita una sesión estratégica aquí http://www.isabelgomezl.com/trabaja-conmigo/

 

Read more

CLAVES PARA EMPRENDER INNOVANDO

Cada vez se habla más del emprendimiento y de la innovación pero ¿es realmente posible aunar ambas cosas? ¿es posible emprender innovando?

A todos nos encanta la idea de crear o pertenecer a una empresa innovadora. Y no digamos la posibilidad de crear y desarrollar un proyecto que tenga la innovación como bandera. Pero ¿es posible innovar en un mercado como el actual? ¿Cómo podemos desarrollar un proyecto empresarial innovador?

Pese a que contestar a estas preguntas no es tarea sencilla, la mayoría de los expertos, entre ellos Franc Ponti, coinciden en varios de los siguientes puntos:

1.- Las ideas claras.

¿Hacia donde queremos ir? “Ningún viento es favorable para quien no sabe hacia donde va” decía Séneca.

Tener una visión clara nos orienta y nos aporta referencias para avanzar. No importa ajustar nuestros objetivos mas adelante si es necesario, forma parte del proceso, lo importante es que todos nuestros movimientos se realicen en coherencia con nuestras metas, esto nos permitirá diseñar planes de acción inteligentes que nos faciliten alcanzarlas.

2.- Aplicación global.

¿Quieres que tu empresa sea innovadora? Muy bien, pues plantéate cómo entiendes tú la innovación.

¿Para qué quieres una empresa innovadora? Las razones pueden ser muy variadas, a unos por obtener una mayor rentabilidad, a otros por el placer de hacer las cosas mejor, para ser más competitivos en el mercado o líderes en el sector…

innovacion -

La creatividad y la innovación son de aplicación en todas y cada uno de las áreas y sistemas de la empresa ¿cómo lo vas a hacer?

Si eres un líder comprometido con la innovación tu comportamiento como directivo no debería estar anclado en el pasado. Por ejemplo, sería poco aceptable tener una empresa muy innovadora en lo relacionado con el servicio que ofrece y una dirección de los recursos humanos basada en la “cultura del látigo”.

 3.- Cuenta con tu equipo.

Una vez definidas las metas, llega el momento de crear el instrumento que impulse las acciones necesarias para alcanzarlas. Un equipo sólido con una visión compartida.

Si la visión no es común, alcanzar los objetivos será mucho mas difícil porque innovar es una tarea colectiva.

¿Cómo alinear los objetivos de la empresa con los de las personas? ¿Cómo crear una cultura de empresa que favorezca la innovación? Existen diferentes herramientas de Management y Recursos Humanos específicamente diseñadas para ello que desarrollaremos en futuros artículos.

 4.- Se trata de cambiar.

Queremos hacer las cosas de un modo que no se haya hecho antes, iniciar (o reinventar) algo inteligentemente, buscar nuevas formas de acercarse a los clientes, diseñar un modo de gestión distinto, reenfocar el negocio, etc.

Con frecuencia hablamos de la resistencia al cambio de las personas. A las organizaciones les ocurre lo mismo. Hemos sido diseñados para aferrarnos a aquello que consideramos que hacemos bien (o que simplemente nos proporciona resultados aceptables) y no cambiarlo.

La mente humana es altamente proteccionista e intenta en todo momento evitarnos sufrimientos. El problema surge cuando la inacción nos puede generar muchos mas inconvenientes que la acción. Ser conscientes de la necesidad de avanzar es imprescindible.

 5.- Anticípate al futuro.

Se trata de crear mecanismos para recibir, analizar y sacar conclusiones de forma sistematizada de la información del exterior de la empresa.

La observación metódica nos indica por donde irán los tiros en el futuro. Busca inspiración como una actividad más.

Cuando analicemos esa información, esas pistas, llegaremos a las tendencias ¿cómo obtener valor de las tendencias del mercado aplicándolas a un área específica?

6.- Fomenta el Pensamiento colectivo y crea procesos que faciliten la conversión de las ideas en realidad.

Muchos de los inventos de los que disfrutamos habitualmente han sido concebidos como resultado del trabajo creativo en equipo. Es más, existen diferentes técnicas específicamente diseñadas para facilitar el desarrollo colectivo de ideas (el brainstorming, la más conocida).

El neurólogo Antonio Damasio afirma que si un grupo de personas llega a determinados grados de compenetración y calidad en el trabajo conjunto, sus ondas cerebrales se sincronizan, creando un lenguaje propio.

Otros autores afirman que en un trabajo colectivo se puede experimentar la sensación de fluidez, la fusión del ego con el equipo y el cambio de referencias temporales (la sensación del transcurso rápido del tiempo) ¿Te ha ocurrido alguna vez?

En definitiva, emprender orientándose hacia la innovación no sólo es posible, sino también deseable, requiere un planteamiento claro y una visión compartida por todos los integrantes de la empresa.

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

 

Bibliografía – Para saber mas:

– Las diez caras de la innovación: Estrategias para una creatividad excelente (Empresa (paidos) de Tom Kelley.

– El ADN del innovador: Claves para dominar las cinco habilidades que necesitan los innovadores Deusto de Clayton M. Christensen.

– ¡Innovación! – Siete movimientos para construir una empresa de Franc Ponti .

– El error de Descartes: la emoción, la razón y el cerebro humano. Antonio Damasio. Editorial Crítica.

 

Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Mentora y Coach Profesional en  www.isabelgomezl.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Isabel ayuda a profesionales que se encuentran estancados o insatisfechos y desean dar un paso adelante en su carrera desarrollando sus competencias profesionales. Si deseas recibir su ayuda personalizada, solicita una sesión estratégica aquí http://www.isabelgomezl.com/trabaja-conmigo/

Read more

¿Estás pensando en emprender? Este es el primer paso que debes dar

Tal vez seas un profesional que se ha quedado sin empleo y en este momento estás pensando en crear tu propio negocio, o un recién titulado que no encuentra su primera oportunidad, o tal vez una persona con responsabilidades familiares que ha llegado a la conclusión de que el mejor modo de compatibilizar trabajo y familia es trabajando por tu cuenta.

Últimamente vemos como muchas personas, tal vez animadas por la euforia institucional hacia el emprendimiento y por la falta de trabajo, inician aventuras independientes sin haber valorado en profundidad todo lo que implica.

Veamos, en España los datos del paro son cada vez mas alarmantes, y no solo eso, cada día cierran mas empresas, de reciente creación y consolidadas, grandes y pequeñas. Esto implica un mayor número de desempleados, pero también un menor número de posibles clientes, tanto si nuestros posibles clientes son empresas como si son personas físicas.

Nuestras decisiones y la educación que hemos recibido, nos han llevado al lugar donde estamos ahora. Venimos de la cultura de la formación por la formación, nos hemos pasado mucho tiempo acumulando títulos y empezamos a descubrir que no sirven para demasiado. Una cosa son los títulos y otra muy diferente nuestros aprendizajes. ¿Cuántos cursos has hecho en los que, sinceramente, no has aprendido casi nada?

Si queremos conseguir resultados diferentes debemos actuar y formarnos de un modo diferente.

No se trata de no emprender, se trata de hacerlo de un modo inteligente y con las mayores garantías de éxito.

Puede que te encuentres en la fase de querer montar algo y no hayas definido todavía el qué, o tal vez tengas ya una idea definida y clara. En cualquier caso, antes de lanzarte a la aventura, te sugiero que dediques un tiempo a reflexionar sobre como lo harás y sobre qué implicará para ti esta nueva etapa.

Es algo que cambiará tu vida, y no solo en el aspecto profesional. Impactará en tus relaciones con otras personas y también contigo mismo. Por lo que, antes de lanzarte, te propongo estos puntos para tu reflexión:

1.- Tu motivación. ¿Para qué quieres emprender?

Es muy diferente hacerlo porque de verdad te gusta la idea de trabajar de forma autónoma, siendo libre para tomar tus propias decisiones y siendo consciente de tu valor como profesional que hacerlo porque no encuentras una alternativa mejor. Si inicias un proyecto por una necesidad meramente económica, encontrarás muchas excusas para abandonar, y no solo al principio.

Por eso, una buena idea es clarificar cuales son tus auténticas motivaciones. Esto te ayudará a definir tu visión y aportará sentido a todo lo que hagas.

¿Podrías encontrar diez razones por las que quieres emprender? Es un ejercicio muy útil, porque cuando vivas momentos complejos, podrás recordar cual es el auténtico sentido de lo que haces.

2.- Tu visión de futuro. ¿Cómo te gustaría estar dentro de un año?

¿Cómo sería idealmente un día de tu vida?

Construye y clarifica nítidamente qué es lo que quieres y también lo que no quieres. Esto te ayudará a tomar decisiones acertadas y a enfocarte en tu visión para conseguir tus metas. Una visión clara de lo que quieres te hará ser mas proactivo  e incluso creativo.

Si en lugar de hacer eso, te concentras en los problemas, tu energía y productividad se reducirán. Enfócate en lo que quieres y no en lo que temes.

 

3.- Pon tu talento a trabajar para ti.

Desarrollar lo que naturalmente se te da bien te acercará al éxito. Todos tenemos talentos naturales. Zonas donde nuestro crecimiento puede ser ilimitado.  “Reparar” aquello que se nos da mal es una fuente de insatisfacción, sin embargo, centrarnos nuestras fortalezas nos hace crecer y nos aporta la autoconfianza que necesitamos para obtener los resultados buscados. Un emprendedor debe sacar el máximo partido a su talento. Identifica y aplica tus talentos para disfrutar con lo haces.

Me encuentro con frecuencia con profesionales muy capacitados que inician su proyecto independiente y no acaban de despegar, esto les genera inseguridad y, para intentar paliarlo, continúan formándose en sus áreas de especialización. Sin embargo, continúan sin saber con claridad cual es su propuesta de valor, cómo generar ingresos a través de ella, cual es su misión o qué talentos deben poner en marcha para hacer realidad su idea de negocio.

Recuerda que eres dueña de tu vida, convierte tu libertad en valor.

 

Read more