PSU: Los riesgos de la sobreexigencia y el uso de estimulantes para estudiar

  • No dormir suficientes horas, consumir bebidas energéticas o fármacos para la concentración y no dejar tiempo para relajarse, son conductas dañinas en las que caen los jóvenes en esta fecha, con la intención de obtener el mejor resultado posible en la Prueba de Selección Universitaria. La psicóloga de la Unidad de Adolescencia de Clínica Santa María, Katarina Sylvester, asegura que una adecuada gestión de tiempo es fundamental para que los estudiantes puedan pasar por esta importante etapa sin dañar su salud.

 

La PSU es uno de los grandes estresores a la que los adolescentes se ven enfrentados en esta época del año, tanto por sus expectativas personales y/o familiares como también por sus realidades sociales y modelos culturales. A eso hay que agregar la carga horaria y académica del colegio y el preuniversitario, con lo que finalmente el joven queda con poco espacio para la distención y el relajo.

 

La psicóloga de la Unidad de Adolescencia de Clínica Santa María, Katarina Sylvester, explica que muchos jóvenes toman medidas extremas para poder estudiar más tiempo, tales como disminuir excesivamente las horas de sueño, alterar sus regímenes alimenticios, dejar de hacer actividades extra programáticas y/o aislarse de sus seres queridos o grupo de amigos, olvidando que favorecen la contención y apoyo emocional.

 

“La auto exigencia es constructiva cuando ayuda a ponerse objetivos y con ello organizarse sin dejar de lado el crecimiento y desarrollo integral como persona. La sobre exigencia, en cambio, se asocia a falencias en la aceptación, pudiendo transformarse en un círculo vicioso de expectativas muy altas, poco realistas, fracasos reiterados, bloqueos y daño en la autoestima, entre otros”, advierte la psicóloga.

 

Falta de sueño y sobredosis de cafeína: los errores más comunes

Al igual que en cualquier otra etapa del desarrollo humano, abstenerse de dormir tiene un impacto sobre el desempeño óptimo de los adolescentes, generando somnolencia, dificultades para concentrarse e irritabilidad. Esto, sumado a la ingesta de estimulantes, puede producir alteraciones a nivel fisiológico que finalmente son perjudiciales para el joven que va a rendir la prueba.

“Los remedios para la concentración o para tener ‘menos sueño’, son fármacos que deben ser indicado por los especialistas correspondientes en dosis adecuadas. De lo contrario, se pone en riesgo la salud”, indica la profesional, quien agrega que estos medicamentos pueden generar o gatillar síntomas o enfermedades de distinta intensidad y gravedad, dependiendo de las propias características biológicas y predisposiciones genéticas.

Las bebidas energéticas, en tanto, si bien son legales en nuestro país, no cuentan con suficiente evidencia científica sobre sus beneficios en relación al rendimiento académico o contraindicaciones.

“El límite de cafeína diaria no debiera superar los 200 mg. Dentro de sus posibles efectos adversos están irritación gástrica, ansiedad, temblores, nerviosismo, letargia, fatiga y dolor de cabeza”, advierte Katarina Sylvester.

Finalmente, la especialista entrega algunos consejos a los adolescentes para que estén en una condición óptima al momento de rendir el examen:

  • Mantengan y/o retomen sus actividades extra programáticas, ya sea pintura, deporte, música, etc.
  • Observen su alimentación. Deben tener al menos 4 comidas diarias y de buena calidad.
  • Respeten sus ciclos habituales de sueño.
  • Rodéense de aquellas personas, familiares y/o amigos que los quieren y apoyan.
  • Confíen en que siempre hay opciones y perseveren por alcanzar sus sueños, teniendo en cuenta sus propias habilidades, capacidades y recursos.
  • El momento para dejar de estudiar es cuando ya cumplieron sus metas. Si aún no lo han logrado, reorganicen su tiempo y prioricen de manera realista.
  • Lleguen a dar la PSU habiendo dormido las horas que sus cuerpos necesitan, habiéndose alimentado bien y con la confianza y certeza que ése es su mejor esfuerzo, considerando sus contextos individuales.

 

 

Read more

Espacios de estudio

El feng shui se refiere al arte chino de acomodar los elementos en un ambiente, para optimizar la energía en el entorno. Podemos usar esta sabiduría y así beneficiarnos al utilizarla al organizar las áreas de estudio. A través de estas líneas pretendemos dar a conocer una sencilla práctica para potenciar y armonizar los espacios donde se puedan aplicar los conceptos en las áreas de trabajo o en tu ambiente laboral.

Sólo se necesita la voluntad de reorganizar la ubicación de algunos muebles y objetos que haya en el escritorio, así como también otros elementos decorativos en la habitación.

Elige colores relajantes e inspiradores para el área de estudio, seleccionar un color de pared que sea neutro y jugar con acentos de color en los accesorios, una buena alternativa es instalar una pintura o imagen que evoque a la montaña que en la cultura china simboliza la sabiduría y el conocimiento.

Si estás pensando en algún color el verde agua, blanco o lavanda, estarás incorporando energía Yin a tu espacio, que ayudan a la concentración mental o al contrario en colores más vivos y vibrantes, estarás aportando energía Yang a que aporta dinamismo a la creación de nuevas ideas.

estudioPara ayudar en la realización de trabajos repetitivos o de alta productividad, utiliza los colores alegres en tonos de naranja y amarillo que ayudan a llevar mejor la tarea.

De mucha importancia es aprovechar la luz natural, si no es posible esto utilizar luminarias de ambiente y focalizado para lograr un ambiente bien iluminado. Analizar si es posible mover el escritorio para enfrentar la entrada a la habitación, si no es posible, una buena alternativa es utilizar un espejo cerca para que puedas ver la entrada, esto te brindará una sensación de seguridad y así podrás ver a quienes entran al lugar.

Establece una línea definida entre el área de estudio y tu área personal; puedes usar una alfombra para marcar esta diferencia e Instala estantes y carpetas para mantener el escritorio organizado. Si la mesa en donde trabajas está desordenada, tu mente seguirá el mismo camino, por lo tanto, quita cualquier elemento innecesario.

Decora con elementos que te hagan sentir bien contigo mismo, bueno para esto son los libros que te inspiran y te aportan conocimiento, de esta manera te sentirás respaldado en lo realizado y además serán tu gran fuente de inspiración, recuerda que a estos debes poder mirarlos como elementos que te hacen bien

Haz una lista de todo lo que deseas lograr mientras estás estudiando, o sólo una lista de tus planes futuros a corto plazo. Coloca la lista a la vista sobre el escritorio; de esta forma sabrás que siempre tienes una meta por la que debes seguir esforzándote.

Limpia el área de estudio todas las noches antes de irte a dormir. Apaga el computador y acomoda sobre el escritorio los materiales que necesitas para las clases al día siguiente así cuando te levantes por la mañana, tendrás menos cosas que hacer y estarás listo para comenzar el nuevo día.

 

Erika Cassanello y Ana Paulina Farìas

www.laboticadeconfucio.

Read more