Hablemos de Previsión

Si de algo estamos seguros es que la edad avanza y más temprano que tarde estaremos en condiciones de obtener nuestra pensión de vejez, mal llamada asi, ya que a mi juicio,  las mujeres de 60 años y los hombres de 65 son personas aún activas e insertas en la sociedad.

Pero si bien es cierto, todos los chilenos afiliados a una AFP tendríamos la posibilidad de pensionarnos por el solo hecho de cumplir las edades legales, es importante considerar que este sistema de previsión se basa en la capitalización individual, es decir, cada uno mantiene una cuenta personal en la cual se van acumulando todas las imposiciones que van realizando a lo largo de la vida activa y que corresponden al 10% de la renta imponible del trabajador,  con un tope de 78.3 UF( app.$ 2.156.000 )

A mayor fondo, mayores pensiones.

Por este motivo, es importante preguntarnos,  ¿como podemos juntar un mayor Fondo de Pensiones ???

Partiendo de la base que todos deseamos tener continuidad en el trabajo y con una buena renta, no siempre es así, pero para eso existen varias alternativas a considerar de modo de poder aumentar el ahorro previsional.

Mientras más temprano comencemos a imponer en la AFP, es mejor porque iniciaremos antes a acumular nuestros ahorros y estos a generar rentabilidad de manera que podamos acumular un mayor monto en nuestra cuenta individual cuando llegue el momento de Jubilar.

Si no tienes empleador, puedes cotizar de igual forma como Independiente.

Puedes elegir dentro de los 5 tipos de fondos que existen en la AFP, (A,B,C,D,Y E.)

Esto va directamente asociado con la edad del afiliado  siendo el Fondo A y B, el más conveniente para personas hasta aproximadamente 45 años

Esto porque la cartera de estos fondos puede ser invertida  hasta un 80% y 60% respectivamente en Renta Variable, lo que lo hace más riesgoso.

Las personas sobre los 45 años, y cercanas o relativamente cercanas  a la edad de pensionarse, deben ser más cautas a la hora de elegir el fondo, siendo los más convenientes el fondo C, D y E. ya  las variaciones, ya sea, rentabilidades o pérdidas, son menos relevantes, debido a que la inversiones en Renta Fija, son mayores.

Si deseas cambiarte de Fondo, el trámite es muy expedito, ya que se puede hacer directamente a través de la página web de la AFP o bien acudiendo a las oficinas.

Si la renta mensual lo permite, efectuar ahorros , pudiendo hacerse a través de suscripción de un APV (Ahorro Previsional Voluntario), suscribir con el empleador Depositos Convenidos , hacer Cotizaciones Voluntarias o abrir una Cuenta de Ahorro en la AFP, (CuentaDos).

 

El Ahorro Previsional Voluntario, APV, es una muy buena alternativa, ya que  está orientado, “en lo general“, a aumentar el fondo para pensionarse y es el único tipo de ahorro que además permite tener una rebaja tributaría, ya que el ahorro por este concepto,  se descuenta de la renta que va a la tabla de impuesto mensual.

Digo, “en general” porque ante una necesidad o eventualidad, también podría ser retirado aunque no sea para uso previsional, pero en esos casos, este retiro estaría afecto a un impuesto del 15%.

Este ahorro puede hacerse en la AFP, Compañías de Seguros, Corredores de Bolsas o alguna otra entidad autorizada.

Si durante el año, recibes algún tipo de bono, o algún incentivo económico, ya sea por producción, cumplimento de metas, utilidades de la empresa, etc., también se puede pactar con el empleador que esos dineros sean directamente incorporados a la cuenta individual de la AFP, a través de los llamados Depósitos Convenidos, cuyo objetivo, también es incrementar el Fondo de Pensiones. Se crea una cuenta paralela para estos ahorros.

Cabe destacar, que estos Depósitos, no tienen rebaja tributaria.

 

Las Cotizaciones Voluntarias se realizan conjuntamente con las  cotizaciones obligatorias, y en el caso de tener  empleador, son descontadas directamente en la liquidación de sueldo y son abonadas en cuentas independientes.

Todos estos tipos de ahorro son importantes de considerar para poder ir incrementando tempranamente la cuenta de capitalización individual y cuando llegue el momento de iniciar nuestro trámite de pensión, dispongamos de un fondo que nos permita obtener una mejor jubilación.

Lo importante a considerar es que  si solo hacemos el ahorro OBLIGATORIO y no tomamos buenas decisiones respecto a los Fondos en los cuales debemos estar, de acuerdo a nuestra edad,  nuestras pensiones se verán claramente afectadas.

Lo ideal es preocuparnos del tema previsional desde que comenzamos a trabajar. Por lo general, no se le da la importancia real por ser algo muy lejano., Hay mucho desinterés y por lo mismo, mucho desconocimiento al respecto.

 

Cualquier consulta o inquietud escriban a mi correo lmescuderoovalle@gmail.com.

Luz Maria Escudero – Asesor Previsional

 

Read more

Cómo ayudar a los empleados a alcanzar el saldo de ahorro correcto

Lo que necesita saber:

  • Los empleadores reconocen que un enfoque único para la educación financiera no es tan efectivo como la personalización.

  • Los empleados enfrentan diferentes presiones financieras en diferentes etapas de la vida, pero estos cambian a través de la vida laboral de un individuo.

  • Existe una variedad de esquemas de ahorro en el lugar de trabajo que los empleadores pueden proporcionar para ayudar a los empleados a ahorrar en los instrumentos adecuados para ellos.

Ayudar a los empleados a abordar sus diferentes preocupaciones financieras es un tema candente entre los empleadores; Si bien la implementación de la inscripción automática de pensiones en 2012 en muchas economías desarrolladas generó un enfoque renovado en el ahorro para la jubilación, se ha convertido en un lugar común para los empleadores ofrecer apoyo para otros asuntos financieros.

Jonathan Watts-Lay, director de Wealth at Work, dice: “Creo que en los últimos tiempos se ha constatado que, en realidad, las personas tienen diferentes necesidades de ahorro a medida que atraviesan sus diversas etapas de vida “.

Los premios a beneficios para empleados 2017 mostraron iniciativas sobresalientes de los empleadores que están apoyando a sus empleados a través de una variedad de iniciativas de ahorro en el lugar de trabajo, lo que demuestra que el enfoque se ha ampliado claramente de ser centrado en las pensiones. Por ejemplo, DHL International, que gana el premio a la mejor estrategia de bienestar financiero, brinda a su personal educación financiera, un plan de préstamos para empleados con tasas de interés reducidas y un programa de asistencia para empleados que incluye información sobre cómo mejorar la salud financiera.

Enfoque financiero.

El cambio de los esquemas de jubilación de beneficio definido a contribución definida y la introducción de las libertades de jubilación en abril de 2015 en UK, significa que las personas ahora tienen más responsabilidad en su propia situación financiera. Sin embargo, esas situaciones pueden cambiar drásticamente a lo largo de su vida laboral, ya sea para saldar una deuda de un estudiante, ahorrar para una hipoteca o para planificar su jubilación. Andrew Drake, director de consultoría y propuestas en JLT Employee Benefits, dice: “Ciertamente, hay diferentes prioridades que los empleados deben tratar de cumplir, en lugar de incumplir las pensiones. Creo que si la mayoría de los empleadores quiere cambiar la forma en que su gente ve sus finanzas y sus ahorros corporativos, deberían buscar alternativas que no sean solo pensiones “.

Hasta hace poco, los empleadores y proveedores que buscaban abordar las necesidades financieras se enfocaban en ciertos grupos de edad y enfocaban la comunicación en generaciones particulares. Sin embargo, ha habido un cambio hacia la individualización / personalización, dice Brian Henderson, líder de bienestar financiero en Mercer.

“Poner a los empleados en grupos o cohortes es algo viejo”, dice. “En el pasado, intentábamos agrupar a las personas pero ya no hacemos eso. Miramos al individuo y ese enfoque único para todos simplemente no funciona, no tiene sentido. Desde la perspectiva de los beneficios, los empleadores deberían ofrecer flexibilidad y una variedad de ofertas que se adapten mejor a las necesidades de cada individuo “. Esto representa una distancia respecto de  entender las necesidades de un empleado al principio, a la mitad, y hacia el final de sus vidas laborales, para enfocarse en eventos específicos de sus vidas; para ayudar a los empleados a alcanzar su saldo de ahorro adecuado, deben conocer las alternativas disponibles para sus necesidades individuales.

Estas necesidades se pueden agrupar en ahorros a corto, mediano y largo plazo, dice Watts-Lay. “A pesar de que no existe una línea de demarcación absoluta sobre estos, a corto plazo sería de menos de cinco años, mediano plazo podría ser de cinco a 15 años, y largo plazo más allá de los 15 años”, dice. “Claramente, ese marco de tiempo es bastante importante debido a los tipos de inversión que un empleado podría querer hacer y los riesgos asociados con ella”.

Opciones de ahorro a mediano y largo plazo.

Una buena opción de mediano plazo es una cuenta de ahorro individual en el lugar de trabajo o si el empleado está ahorrando para un hogar, una cuenta de ahorro para la vivienda. Estas opciones disponibles en el lugar de trabajo tienen un gran atractivo para los empleados debido a la participación del empleador, dice Drake. “El tema realmente candente en este momento es un programa de ahorro corporativo en esta línea, donde los empleadores lo patrocinarán”, explica

Muchos empleadores ahora ofrecen ayuda a su personal para consolidar deudas o la administración de deudas. Puede ser difícil para una persona estar al corriente de una deuda, especialmente si la están pagando a una tasa significativa. Los empleadores pueden ayudar a consolidar préstamos, como tarjetas de crédito, préstamos de automóviles o boletos de temporada, y organizar un préstamo consolidado a través de la nómina. “Esa es una forma muy real y práctica de mejorar la cantidad de dinero disponible para ahorrar”, dice Henderson. “El punto aquí no es que el empleador coloque dinero en el bolsillo del empleado para que vaya y gaste, es dinero que ellos pueden empujar hacia una jubilación o un ahorro a más largo plazo”.

Ahorrar en un plan de jubilación es, sin duda, uno de los mayores vehículos de inversión a largo plazo que ofrece un empleador, pero cuando un empleado enfrenta múltiples presiones financieras, como deuda estudiantil, tarjeta de crédito, ahorrar para un depósito en el hogar, ¿siempre es lo correcto priorizar?

Obtener el saldo de ahorro correcto puede ser un desafío, pero la educación financiera puede ayudar a los empleados a reconocer sus diferentes tensiones financieras en cualquier etapa de la vida en la que se encuentren y qué es lo mejor para su situación. Steve Herbert, jefe de estrategia de beneficios en Jelf Employee Benefits, dice: “La educación financiera realmente trata acerca de cómo empoderar a las personas para que tomen mejores decisiones que puedan en sus circunstancias.

La educación puede ayudar a crear un equilibrio entre controlar el gasto cotidiano, ahorrar para la jubilación y recibir dinero de emergencia en caso de que ocurra algo inesperado.

Fuente: Edición artículo Employee Benefits UK: “How to help employees strike the right savings balance”, Tynan Barton 17/07/2017

 Extraido de www.benezoom.com
Read more