Como entrenar tu memoria

¿Te ha pasado alguna vez que al abrir la puerta de tu casa no encuentras las llaves y por más que lo intentes no logras acordarte dónde las dejaste la última vez que las usastes?  o cuando intentas llamar a una persona no recuerdas el número de teléfono y se te ha borrado la agenda de contactos de tu móvil? o algo más embarazoso, no recuerdas el nombre de esa persona que te presentaron hace dos días y con la cual estuviste hablando más de una hora? A todos nos ha pasado algo similar.

Las prisas de la vida moderna, la sobre carga de información a la que estamos sometidos diariamente, nos llevan a olvidar estas pequeñas pero importantes cosas de nuestra vida y en el momento nos encontramos sumidos en un estrés intentando recordar sin éxito. Además cuando nos hacemos mayores esta dificultad se incrementa. Es necesario entonces practicar la memoria para evitar este tipo de situaciones y adquirir fluidez en nuestros actos. También podremos mejorar nuestros niveles de atención, concentración y mejorar nuestra creatividad.

Te proponemos unos pequeños consejos que debes practicar a diario para que puedas tener una buena memoria y una mente ágil:

1-Aleja el estrés de tu vida.

El estrés es el enemigo directo de la memoria. Cuando nos estresamos liberamos sustancias nocivas para nuestro cuerpo en general

2-Consume alimentos ricos en fósforo como el pescado, huevos, quesos, carne y  chocolate.

3-Evita o reduce el consumo de alcohol, azúcares y el tabaco

4-Consume café o té verde que estimulan la actividad cerebral

5-Practicar la lectura

6-Hacer ejercicio físico

7-Practicar la meditación o el Mindfulness

8-Realizar sopas de letras, sudoku o crucigramas

9-Entrenar tu cerebro con ejercicios para mejorar tu capacidades cognitivas y agilidad mental.

Puedes además practicar los siguientes ejercicios mentales:

*Aquí tienes unos ejercicios sencillos que te ayudarán muchísimo a entrenar tu capacidad de retención:

-Toma una foto de unas vacaciones o cualquier imagen de tu agrado y mírala por un minuto. Luego intenta recordar cada detalle de la misma. Puedes escribirlo en un papel y luego comprobar lo que has escrito con la imagen.

-Escribe en un papel las capitales europeas y sus países. Puedes ir aumentando las capitales una vez te hayas aprendido las anteriores.

Si  eres constante verás los resultados. Por otro lado estarás minimizando el riesgo de padecer Alzheimer y como ya hemos comentado anteriormente aumentará tu capacidad de respuesta ante las situaciones que te encontrarás en tu día a día.

Basado en el libro Super Memoria de Álvaro Asensio.

Redacción Instituto Draco

Extraido de www.institutodraco.com

https://www.facebook.com/institutodraco

 

Read more

¿Cuán favorables son las actividades extraescolares?

Al igual que con el tema de las tareas escolares para la casa, las actividades extraescolares también han sido tema de análisis para mi, he consultado con libros y especialistas y les expongo acá algunas opiniones recopiladas y conclusiones a las que he llegado.
Creo que cada niño y cada familia puede tener necesidades y objetivos particulares, como también tiempos y valores fundamentales, sobre esa base es más complejo realizar una pauta de lo que se debe o no hacer respecto de las actividades extraescolares. Personalmente creo que el tiempo libre que tienen los niños en las tardes después del colegio es fabuloso para trabajar la creatividad, el intercambio de experiencias con los adultos de la casa, con el barrio y con los elementos que tiene a su alrededor tan útil para desarrollar habilidades sociales y aprender a relacionarse. He visto cómo los niños se entretienen por horas con un tubo de papel higiénico, cocinando en casa, o jugando a ser jardinero, gracias a este tiempo que les permitió potenciar su creatividad.
Sucede que muchas veces los padres por sentimiento de culpa por estar trabajando lejos de la casa, o simplemente por impaciencia, ponemos a los hijos en alguna actividad que los mantenga entretenidos, ocupados y aprendiendo algo. Pero, ¿es realmente necesario gastar tiempo y plata en ello?
Para hacer participar a un menor en una actividad extraescolar, debemos tener ante todo los objetivos claros como familia del por qué lo vamos a poner en esa actividad extraescolar y no otra. La intención de hacerlo participar es netamente con el fin de progresar en algo en que lo notamos atrasado o por el contrario, donde vemos un enorme talento que hay que potenciar. Tal como señala la Psicóloga y Musicoterapeuta Andrea Fuentes “Es importante explicarle a los niños por qué es importante que vayan a esas actividades, que ellos entiendan que es importante porque los ayuda a desarrollarse, a crecer en lo que a ellos les cuesta, a lograr tener más fortalezas en las áreas que les son más difíciles, que eso les va a ayudar; si el niño entiende eso, le puede dar un sentido mayor a esa actividad y tal vez va a ir más contento” 
Al mismo tiempo, debemos considerar la hora y el tiempo de traslado para acceder a ella, que no quede ni muy lejos ni que sea muy larga, pues corremos el riesgo de llegar con alguien dormido o que durante la actividad esté desatento e inquieto producto de su cansancio luego de haber estado la mitad del día en el colegio.  No olvidemos que cuando tenemos sueño y es especialmente notorio en los niños, lo que primero nos comienza a “fallar” es la atención y luego la precisión y autorregulación motora, por lo que ningún objetivo ni contenido podría ser procesado en esas condiciones y la actividad no valdrá la pena el esfuerzo.
Siento que es muy importante cuidar que la actividad no sea una proyección de lo que nosotros los padres nunca pudimos hacer cuando niños, somos todos distintos, los tiempos cambian y las necesidades y requerimientos de la etapa infantil cambian también. Tal vez en mi generación ir a clases de natación era algo impensado para ser impartida en un colegio, por lo que tenía sentido que yo como niña asistiera a clases de natación, hoy en día ya hay muchos que lo enseñan a sus alumnos en las horas lectivas, por lo que reforzarlo con clases extraescolares podría ser tomado por el menor como una sobrecarga y un sinsentido.
….de las señales que debo poner atención…
Creo que los niños son capaces de demostrar con actos y a través del lenguaje cuándo una actividad le hace sentido y le produce placer participar. Por eso es fundamental como papás estar atentos a todas las señales que nos den los niños ya sea al llevarlos o al verlos regresar de la actividad, debemos conversar con ellos respecto de cuán bien ellos sienten que les hace o podemos ver cuanta angustia les produce el sólo hecho de la proximidad inminente a la actividad. Niños con miedo, fatiga o falta de interés es fácil de detectar.
Es muy diferente intentarlo que obligarlo. Como papás podemos tener convicción que potenciar por ejemplo el nivel de inglés en nuestros hijos es casi una obligación, sin embargo si va contra la felicidad de ellos, debemos respetarlos sin dudar un segundo, crianza responsable debe ser nuestra filosofía permanente, respetar sus emociones y debemos buscar que el niño sea feliz y que viva tranquilo.
Una actividad extraescolar a la semana estaría bien según mi opinión, los colegios hoy en día cumplen con impartirles a los niños gran parte de las competencias que cada área de desarrollo requiere, por lo que más actividades sería generar desconfianza hacia el colegio, los niños no necesitan aprender más, siento que las horas destinadas para la educación formal son suficiente en la gran mayoría de los casos como para quitarle horas al ocio y de tiempo libre tan vitales para su desarrollo integral.
El tiempo libre o de recreación es fabuloso para estimular algunas habilidades que tal vez una Psicopedagoga o una clase de karate también desarrollará, pero pagada! La creatividad, la imaginación, la desinhibición, la fantasía, la comunicación, la observación, la atención, el pensamiento, el manejo de impulsos, aprender a interactuar, a ganar y a perder y normas de conducta por dar algunos ejemplos.

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Fotografia de la portada: Diseñado por Freepik

Read more

Manual para abuelas del 2016, estrategias básicas

Lejos estamos ya de los tiempos en que las familias compartían el hogar en grandes caseríos o mansiones al estilo Downton Abbey, y con ello el cuidado de los niños. Y no como una “tarea” sino porque, simplemente, cuando las familias vivían juntas siempre había ojos para mirar que el más chico no se tragara una piedra y siempre había brazos para tomar y apapachar al que se cayera.

Hoy, buscamos, a toda costa, vivir solos, formar nuestro propio nido y con ello las mujeres madres del 2016 nos hemos ido quedando absolutamente solas al momento de criar. Porque nos guste o no, saber más de dos idiomas, tener una carrera universitaria, diplomado, MBA o Doctorado, NO SIRVEN DE NADA para cambiar pañales, amamantar, hacer dormir o calmar una guagua -a no ser que hayas estudiado para ser matrona, parvularia etc. Aunque “en casa de herrero cuchillo de palo” y apuesto que a estas madres con carreras ad hoc también se les viene el mundo encima cuando se ven solas con un recién nacido.

Y entonces, ahora, cuando llegan estos niños generación 2016 al mundo es cuando las abuelas pueden hacer de las suyas si así lo quieren. ¡Hoy las necesitan más que nunca! Pero ojo, que si no se “ajustan” a los nuevos estilos de crianza y suenan muy “malcriadoras” o “a la antigua” serán reemplazadas por el jardín infantil o sala cuna de tiempo completo ¿Cómo hacerlo para “calificar” como el abuelo o abuela del año?

Les dejamos aquí algunos tips que pueden ser de gran utilidad para comprender a estos nuevos padres, esto es, algo así, como información de contrainteligencia:

 

LME- LMM: no son marcas de ropa o pañales, sino que se refieren al tipo de lactancia. Hoy se ha vuelto a lo natural y el relleno no es la primera opción que los médicos recomiendan. Entonces, en los tiempos que corren, los nuevos padres se viven intensamente esto de si la guagua toma leche materna exclusivamente o toma algunos rellenos. Los abuelos, si quieren estar en sintonía, nunca deben darle poca importancia al tema ni sugerir darle al nieto un “relleno” mientras los cuidan. Siempre pregunten por la leche materna y digan que obvio que saben que se calienta a baño maría, revuelve suave y que nunca nunca la meterían al microondas.

 

PV-PVDC-PVD2C: Son las siglas para denominar el tipo de parto “normal”. Puede ser sólo vaginal, después de una cesárea o de dos. Este es un gran tema, pues se habla de los beneficios de este tipo de nacimiento cada día con más fuerza y así pelean de manera constante la antigua escuela pro cesárea con las nuevas tendencias que llaman a “volver a lo natural”. Dentro de este universo también entran las figuras del curso de educación perinatal, doula, parto natural, etc.

 

COLECHO: se trata de compartir la cama o habitación con la guagua. Dormir con ella. Esta costumbre – al contrario de lo que se cree- disminuye los riesgos de muerte súbita y las cifras lo demuestran abiertamente cuando se comparan las muertes en USA, donde los niños duermen en otras habitaciones, con los países orientales que acostumbran a dormir con sus niños. Esta es otra de las “nuevas costumbres” que algunas familias modernas adoptan. La neurociencia expone múltiples beneficios en torno a la salud mental de los niños que “colechan” y es una opción que se contrapone a la tendencia que estuvo tan de moda hace unos 10 años, el “duérmete niño” donde los recién nacidos dormían solos y no era importante atenderlos si lloraban. Si las abuelas no quieren quedar out no se les ocurra preguntar por qué no están dejando al niño en su cuna hasta que pare de llorar ni menos pregunte CUANDO lo pasarán a su propia habitación. Y si quiere ganarse el trofeo diga “este niñ@ se irá de la cama de los papás cuando esté preparado”.

 

tips_abuelosPORTEO: Modo de vida ancestral donde los padres se cuelgan a los niños durante gran parte del día, lo que les permite desarrollar otras actividades. Llevar a los recién nacidos pegados al cuerpo también tiene muchos beneficios para los niños y sus padres. Hoy las familias modernas consideran, cada vez con mayor frecuencia, el portaguagua como un “indispensable” al momento de tener niños.

 

AC-BLW: La alimentación complementaria de los niños hoy comienza a los seis meses. Las incursiones están dadas por los pediatras en papillas molidas en la mayoría de los casos. Sin embargo, la última tendencia es – una vez más- volver a lo natural e ir introduciendo de a poco los alimentos sólidos a los niños. Este método se llama Baby Lead Weaning, si los abuelos hacen como que saben de este método quedarán más que catalogados como actualizados y modernos. También es importante que sepan que a los niños menores de un año NUNCA JAMÁS se les debe dar azúcar o sal (esto daña algunos órganos y crea serias tendencias de obesidad. Cosa no menor si consideramos que más de un 40% de los niños chilenos sufre de algún grado de sobrepeso).

 

Esperamos queridas abuelas y queridos abuelos, estos tips les hagan parecer actuales y se lleven como premio muchas horas de juegos y regaloneos con sus nietos.

 

Daniela Parra

@daniparraperiodista en Facebook

www.themommy.cl

Imagen portada: Diseñado por Freepik

 

 

 

 

Read more

Mi querida plaza!

Antes de ser madre no recuerdo la última vez que fui a una plaza, y tal como una gaviota, cuando elegí la casa donde viviríamos, busqué un nido que tuviera todo para la llegada de mis retoños, donde por supuesto, debía haber una plaza cerca.
La plaza ha sido pensada para distraerse, para conocer y para relajarse –hasta que caiga la noche–. Mis niños la han sabido aprovechar, son absolutamente felices ahí, y yo también, a pesar de los sustos que puedo haber pasado, han sido muchísimos más los momentos de enseñanza que la plaza nos ha brindado.
Entonces la pregunta es ¿Qué cosas podemos obtener de una tarde jugando en la plaza? (O en las calles de un condominio, en alguna medida)
– Se conoce gente, he visto a mis hijos conversar con abuelos, jardineros, maestros descansando en el pasto, ciclistas, entrenadores, por lo que han ido construyendo el concepto de niño, madres, perros, pajaritos y profesiones y todos a quienes ven.
– Se aprende a compartir, al llegar a un parque llevamos algo para entretenernos, así que ahí han aprendido a prestar sus juguetes, y a pedir los ajenos. Esta parte ha sido complicada a ratos, pero ya casi estamos por aprobar, y comprendimos la naturaleza del préstamo y que todo lo que no tengo lo quiero probar, tocar y usar!! Nada de lo que llevan les gustará más que lo que lleva el vecino…la novedad. Y esa es una de las claves, la novedad que está asegurada fuera de la casa.
– Hemos tenido que organizar la merienda según la tarde transcurre, así se aprende a administrar el tiempo con el que uno dispone.
– En la plaza se conocen otras familias, hemos visto papás jugando como niños, abuelos que cuidan como padres, familias con seis y hasta siete hijos, de diferentes razas y nacionalidades, por lo que se van desarrollando habilidades sociales que nos hacen descubrir a los otros en sus diferencias y en nuestras semejanzas. Es el comienzo de la vida social que tendremos el resto de nuestras vidas.
– La gente también utiliza las plazas para practicar deportes, hemos visto feas caidas y observar cómo se va la tarde reparando un bici…lo que les enseña a los niños la vida sana practicando actividades al aire libre.
Y la lista de beneficios continua…
– Los niños aprenden a conocerse, a reconocer la dinámica de la familia a la que pertenecen y la forma que tiene el día a día, reconocen la rutina y saben que después de una rica tarde jugando en el parque, viene el baño..por ejemplo. O que en esta familia no se va a la plaza sin haber hecho las tareas, o que en esta casa al volver de la plaza debemos sacarnos los zapatos y lavarnos las manos, etc…me identifico con determinada rutina.
– Se desarrolla la creatividad! Los niños llegan a la plaza, observan lo que está sucediendo en ella, y luego deben tomar decisiones, hacia dónde dirigirse, con quién jugar o inventar alguna actividad para hacer ahí. Una estadía en la plaza es una tarde donde todo puede suceder, no hay nada pauteado, no hay programación y eso obliga a inventar actividades y juegos.
– Una de las mejores cosas que trae el salir a jugar a la plaza es escapar de la entretención tecnológica! Así evitamos el sedentarismo, y el sentimiento de competencia.
– Por eso uno de los beneficios favoritos para mi es que la plaza nos invita a caminar, y si vamos toda la familia, caminando conversamos más.
En definitiva, visitar la plaza diariamente es un estilo de vida que vale la pena incorporar. Los invito a salir de sus casas, en invierno y en verano, así los niños después del colegio podrán distraerse y vivir la vida como realmente es. Estaremos incrementando la independencia y la autonomía en nuestros hijos.

 

Claudia Pastene Gorigoitía

Mamá de dos hijos.

Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more