¿Por qué ser agradecido? Demostración Científica

Expresar palabras positivas y gratitud hacia nuestros seres queridos es una buena forma de aumentar la satisfacción estar juntos. Además, la psicología positiva ha descubierto que la expresión de la gratitud aumenta por sí sola y de forma importante nuestro bienestar.

¿Quieres experimentarlo por ti mism@? Para experimentar un sentimiento de gratitud, es preciso centrar nuestra atención en lo que tenemos, en todos los privilegios de los que nos beneficiamos, en lugar de poner la atención en todo aquello que no funciona. La vida siempre nos encontramos con cosas positivas cosas negativas. Tenemos amigos, familia, trabajo, salud, cobertura sanitaria, vivimos en un país democrático, disponemos de un elevado nivel de confort: coches, electrodomésticos…. Pero también hay accidentes, enfermedades, averías, agobios administrativos, contaminación…. Sólo tú decides en qué te vas a fijar hoy. Cuanta más atención prestemos a lo negativo, más decaerá nuestro estado de ánimo. Cuanto más nos fijemos y nos centremos en lo positivo, mejor será nuestro humor. La realidad, sea cual sea, seguirá estando ahí, inmutable. ¿En qué te vas a fijar tú?

Te voy a demostrar algo: nuestro estado de ánimo está influenciado por lo que pensamos, por todo aquello a lo que prestamos atención. Nuestra atención es un poco como el dinero. Podemos decidir dónde queremos invertirla y con qué tipo de resultado. ¿Qué cuenta vas a aumentar: la cuenta de la infelicidad o la cuenta de la felicidad? El lugar de desesperarte por lo que no funciona, es un buen ejercicio centrarte en todo aquello que va bien y por lo que puedas sentirte agradecido. Este es el secreto de la gratitud.

Un ejercicio clásico de la psicología positiva es el cuaderno de ejercicios de gratitud de Thalmann: en una libreta anota dos veces por semana tres elementos por los que pueda sentirte agradecido. Por ejemplo: dispongo de Internet que permite acceder a múltiples informaciones, mañana me ducho con agua caliente, gracias a mis gafas veo con claridad…

Con respecto a lo que no funciona, más vale movilizar tu energía para aportar cambios. Desesperase no sirve de nada. El éxito consiste en obtener lo que se desea. Sin embargo, la felicidad consiste en saber valorar lo que se tiene. No es cuestión de ser un ingenuo, es cuestión de generar emociones agradables. Recuerda que las emociones agradables y las emociones desagradables nos hacen ver el mundo de forma distinta. Ni más justo, ni más falso… pero de forma diferente.

Las emociones  desagradables como el miedo, la tristeza y la cólera tienden a focalizar atención para reaccionar adecuadamente ante un posible peligro  o problema. Las emociones positivas o agradables actúan como una expansión del foco atencional, aportando una sensación de relajación.

El humor positivo por una visión optimista de la realidad, por ejemplo, favorecer un tratamiento global de la información. Por el contrario, un humor triste favorece un tratamiento analítico y sistemático de la información que nos llega. Ambas maneras de procesar la información son complementarias y nos permiten llevar a cabo según que tareas con más eficacia.

¿Qué conclusiones saco? Primera: tanto las emociones agradables como las desagradables, son complementarias y necesarias para nuestro funcionamiento. Segunda: en determinados momentos una visión optimista de la vida es adecuada, mientras en otros puede resultar más útil una visión pesimista. El problema radica en tener una visión inflexible: un optimismo inmutable o un pesimismo inquebrantable. Aunque puestos a elegir, el optimista vivirá mejor… y más tiempo, ¡está comprobado!

Irene Morales

Coach Espiritual

 www.IrenePsicoBio.com

Extraido de www.institutodraco.com

Read more

El Número Mágico Que lo Lleva a la Felicidad

Por el Dr. Mercola

Según Barbara Fredrickson, psicóloga e investigadora de emociones positivas, la mayoría de las personas tienen dos experiencias positivas por cada negativa. Esto pareciera ser lo que podría prepararlo para una salud emocional positiva, pero esta relación positiva de 2:1 es suficiente para irla pasando.

Con el fin de mejorar emocionalmente, la investigación de Fredrickson muestra que necesita una relación de 3: 1.1 Es decir, es necesario tener tres emociones positivas por cada emoción negativa.

Mejorar mentalmente se describe como más allá de la felicidad “ya que abarca tanto sentirse bien como hacer el bien”.2Sólo el 20 por ciento de las personas logran esta relación fundamental, lo que significa que el 80 por ciento restante, no lo obtiene.

¿Cuáles Son los Beneficios de las Emociones Positivas?

Obviamente, las emociones positivas lo hacen sentir bien, pero sus beneficios se extienden mucho más allá de esto. Fredrickson explica que las emociones positivas abren su mente, lo que amplía su conocimiento del mundo y le permite estar más en sintonía con las necesidades de los demás.

Experimentar emociones positivas también aumenta la intuición y la creatividad, mientras que amplía su forma de pensar. Una mente abierta, a su vez, ayuda a desarrollar importantes recursos personales como las relaciones sociales, estrategias de afrontamiento y conocimiento del medio ambiente que le ayudarán a mejorar. De hecho, según una investigación realizada por Fredrickson y sus colegas, publicada en American Psychologist:3

“La variedad de buenos resultados empíricamente relacionado a los efectos positivos, apoya la teoría de ampliar y crear “Broaden-and-Build”, que afirma que las emociones positivas se desarrollaron adaptaciones psicológicas que aumentaron las probabilidades de supervivencia y reproducción de los antepasados.

La teoría sostiene que a diferencia de las emociones negativas, que estrechan los impulsos de comportamiento de las personas en actos específicos que eran fundamentales para que los antepasados ​se mantuvieran con vida (por ejemplo, lucha, huida), las emociones positivas amplían la gama de pensamientos y acciones llamadas sucesivamente (por ejemplo, jugar, explorar) lo que permitió la generatividad y flexibilidad de comportamiento.

Los experimentos de laboratorio apoyan estas afirmaciones, al demostrar que los estados relativos-neutrales inducidos por las emociones negativas, disminuyeron los pensamientos momentáneos de las personas – repertorio de actos, mientras que las emociones inducidas por lo  positivo ampliaron estos mismos repertorios”.

También existen beneficios físicos y mentales. Por ejemplo, las investigaciones muestran que las emociones positivas pueden:4

Acelerar la recuperación de las “consecuencias” cardiovasculares causadas ​​por las emociones negativas Alterar la asimetría cerebral frontal Aumentar la función inmunológica
Aumentar la capacidad de recuperación ante la adversidad Aumentarla felicidad Predecir el crecimiento psicológico
Disminuir los niveles de la hormona del estrés “cortisol” Reducir las respuestas inflamatorias al estrés Reducir el dolor físico subsecuente
Aumentar la resistencia a los rinovirus Reducir el riesgo de derrame cerebral Ampliar su vida útil

Su Matrimonio y Su Negocio Podrían Beneficiarse de Una Mentalidad Positiva

La relación de positivismo 3: 1 para mejorar a veces es conocida como la relación Losada porque el psicólogo chileno Marcial Losada también estuvo involucrado en el trabajo. La relación se basa, en parte, en la investigación de Losada, quien estudió la dinámica interpersonal de equipos de negocios.5

Encontró que los equipos de negocios de alto rendimiento tuvieron un promedio de 5.6 interacciones positivas por cada negativa, mientras que los equipos de bajo rendimiento tuvieron cerca de tres interacciones negativas para cada una positiva.6

Esto es cierto no sólo en el mundo de los negocios, sino también en casa, donde las interacciones positivas pueden predecir un matrimonio feliz. Como lo reportó TIME:7

“La relación de cinco-a-uno de Losada también parece ser esencial cuando llega a casa y trata de congregar la energía para tener un matrimonio exitoso.

John Gottman de la Universidad de Washington ha encontrado que las parejas que tienen menos de cinco interacciones positivas por cada negativa están destinadas al divorcio”.

Además, el número de interacciones positivas necesarias para compensar las negativas aumentan la distancia de la relación.

Ed Diener incluyó la siguiente grafica reveladora  en su libro “Happiness”: Unlooking the Mysteries of Psichological Wealth”, tal como fue anunciado en el Blog Barkig Up the Wrong Tree de Ed Baker:8

Psychological Wealth Chart

¿Estará Mal la Relación de Positivismo?

En 2013, el estudiante graduado Nick Brown y sus colegas publicaron una respuesta crítica al documento de Fredrickson y de Losada. Alegando que las afirmaciones matemáticas en el documento eran defectuosas y que la relación de positividad de 3:1 no tenía fundamento alguno.9

Como resultado, The American Psychologist retractó formalmente los elementos del modelado matemático del documento. Mientras que Losada se negó a comentar sobre las críticas, Fredrickson preparó una refutación, que fue publicada en 2013 por The American Psychologist.10 Ella apoya los resultados, señalando que:11

“Incluso cuando el modelo matemático actualmente cuestionado de Losada, la enorme evidencia sigue apoyando la conclusión de que, dentro de ciertos límites, las relaciones de positividad más elevadas predicen una mejor salud mental y otros resultados beneficiosos.

… La ciencia, en su mejor momento, se auto-corrige. Es posible que ahora estemos presenciando tal auto-corrección del acto ya que las declaraciones matemáticamente precisas sobre las relaciones de positividad ceden el paso a las declaraciones heurísticas tales como “mayor es mejor, dentro de ciertos límites.’

Si bien es posible que esta declaración sea menos dramática, sigue siendo igual de útil. El tiempo y los datos lo dirán”.

Enfóquese En Aumentar las Experiencias Positivas, No En Eliminar las Negativas

Con el fin de ser más feliz o mejor, es posible que piense que el primer paso sería eliminar las experiencias negativas de su vida, pero a menudo éstas están fuera de su control. En cambio, enfóquese en aumentar sus experiencias positivas. Esto es algo que casi todo el mundo puede hacer.

Incluso momentos ordinarios pueden ser una fuente de gran placer, aunque la mayoría de las personas no tienden a apreciar las “cosas pequeñas” de la vida hasta que llegan a la vejez.

Un estudio publicado en la revista Journal of Consumer Research sugiere que mientras que las personas más jóvenes tienden a valorar las experiencias extraordinarias, a medida que enviejemos, tendemos a darle más valor a los momentos ordinarios, tales como beber una buena taza de café o  “tener una larga y divertida conversación con su hijo”.12

Es posible encontrar la felicidad y la alegría en los momentos cotidianos, sin importar su edad. De hecho, las personas felices tienden a perseguir hábitos similares que los diferencian de las personas tristes y estresadas. Muchos de estos hábitos aumentarán directa o indirectamente sus experiencias positivas.

Por ejemplo, si dispone de una hora libre, ¿la disfruta haciendo algo divertido? O ¿Aprovecha para  ponerse al día con las tareas del hogar, proyecto adicional o simplemente trabajar? Esta última es una “locura”, según el  investigador de la felicidad Robert Biswas-Diener, PhD.13

Y ciertamente no le ayudará a ser más feliz. Para liberarse de esta trampa, intente organizar su semana en torno a eventos (o actividades ordinarias) que le hagan sentirse verdaderamente feliz y vivo.

La Clave Es Saborear las “Cosas Pequeñas”

Las personas que se toman el tiempo para saborear momentos agradables reportan mayores niveles de felicidad, independientemente de cuales sean las actividades.14 Si aún no lo hace, mantener un diario de momentos agradables e identificar si realmente los está saboreado o no, podría ser de gran ayuda.

Podría sorprenderse por la cantidad de felicidad que debería tener en su vida cotidiana. Intente apreciar el aroma de su café, disfrutar la sensación de su cama suave, o disfrutar de la salida del sol antes de empezar su día. Además, como lo reportó TIME, esfuércese por aumentar las experiencias positivas tanto con la familia como con las relaciones románticas:15

“La mejor manera de mejorar la felicidad cuando sale a comer con los amigos es hacer turnos para pagar por la comida de todos. Al momento de pagar suele ser mucho, para quien pague la cuenta, pero los demás sentirán como si tuvieran muchas comidas “GRATIS”, lo que aumenta la felicidad.

…En las relaciones: El divorcio puede tener menos relación con mayores conflictos y más relación con menores sentimientos positivos. Una mejor estrategia en las parejas es aumentar los momentos divertidos en familia en lugar de tratar de eliminar los malos momentos”.

Si se está preguntando cuál es su relación de positividad, Fredrickson tiene un examen en línea de dos minutos que le ayudara a averiguarlo.16

Hoy No Solo Es Una Día Mas En Su Vida

Mientras lee esto, es posible que piense que es otro día más en su vida. Pero cambiar su forma de pensar y ser agradecido para cada y todos los días de su vida podría cambiar la forma en que vive. El monje benedictino Hermano David Steindl-Rast comparte la manera de como deshacerse de las preocupaciones e incluir la gratitud cada día de su vida.

Incluso las experiencias “ordinarias” de su día–abrir los ojos, ver un arco iris, el cielo cambiante—si las observa son cosas extraordinarias.

Si aprende a responder como si hoy fuera el primer y último día de su vida, podría ayudarle a tener una verdadera gratitud y sus experiencias positivas probablemente aumentarían. Las cosas simples a menudo son las más intensas:

  • Observe el cielo – las estrellas en la noche, la formación de las nubes en el día – y notará que es probable que nunca  jamás se vuelvan a ver de esa manera
  • Observe las caras de la gente que conoce. Note que cada una de ellas tiene una historia increíble—sus propias historias y las de sus antepasados
  • Abra su corazón al don de la tecnología y la comodidad—donde pueda cambiar el interruptor y prender la luz, abrir la llave del agua y tomar

Como dijo el escritor e inspirador William Arthur Ward, “La gratitud puede transformar días comunes en días de Acción de Gracias, trabajos rutinarios en alegría y cambiar las oportunidades comunes en bendiciones.” Y los beneficios emocionales además de mostrar gratitud también son buenos para el corazón. El autor del estudio Paul Mills, profesor de Medicina Familiar y Salud Pública de la Universidad de California en San Diego, dijo:17,18

“Descubrimos que los pacientes que mantenían diarios de gratitud por esas ocho semanas mostraron reducciones en los niveles circulantes de varios biomarcadores inflamatorios importantes, así como un aumento en la variabilidad del ritmo cardíaco mientras escribían.

Se considera que una mejor variabilidad de la frecuencia cardíaca es una medida de un menor riesgo cardíaco… al parecer un corazón más agradecido es, de hecho un corazón más saludable que el diario de gratitud es una manera fácil de apoyar la salud cardiaca”.

7 Hábitos Para Mejorar Su Relación de Positividad

Mientras que en Estados Unidos la “búsqueda de la felicidad” activamente se relaciona a un menor bienestar, este no es el caso en Rusia, donde la “búsqueda de la felicidad está relacionada a un mayor bienestar.19

Se cree que la diferencia es cultural y que los los rusos igualan la felicidad a las relaciones sociales, mientras que en Estados Unidos la felicidad a menudo es considerada como un objetivo individual. Pero enfocarse en desarrollar relaciones de calidad normalmente provoca mejores experiencias positivas y felicidad.

El investigador Brett Ford de la Universidad de California, Berkeley posteriormente explicó:20

“Parte de la razón por la que desear estar feliz resulta ser contraproducente en los Estados Unidos es que las personas se desaniman a sí mismos… También, desear estar feliz puede hacerlo egocéntrico y desacoplado y posteriormente termina en la soledad y eso también interfiere con sentirse feliz.”

Aparte de esto, la manera más sencilla de aumentar su positividad es simplemente encontrar alegría en su vida diaria. En Pursuit-of-Happiness.org, un grupo de psicólogos, filósofos, educadores y profesionales están dedicados al avance de los conocimientos científicos acerca de la felicidad y la prevención de la depresión. Han reunido siete hábitos que puede adoptar para mejorar su bienestar y en última instancia, aumentar su tasa de positividad con el fin de prosperar.21

  • Relaciones: Establecer al menos una estrecha amistad. Cooperar en actividades, juntos y a menudo,  y compartir sus sentimientos personales con sus amigos o familiares.
  • Cuidado: El voluntariado o cuidar de los demás están relacionado a una mejor felicidad. Puede hacer esto como parte de un grupo organizado o simplemente a través de acercarse a un ser querido, colega o vecino necesitado.
  • Ejercicio: El ejercicio regular mejora el bienestar y reduce el riesgo de depresión.
  • Flujo: La tendencia a ser muy absorto en una actividad es que podría olvidarse de sus preocupaciones, obligaciones, e incluso dolores físicos se llama “flujo”–y participar en actividades o metas que le ayuden a encontrar su flujo es la clave para su la salud mental y emocional.
  • Descubra el significado: encontrar un mayor significado en su vida, a través de la espiritualidad, la religión o un sentido de propósito, esta relacionado con la felicidad.
  • Descubra y utilice sus fortalezas: Las personas más felices son aquellas que han descubierto sus fortalezas y virtudes únicas y que las utilizan con un propósito mayor que sus propios objetivos personales.
  • Gratitud y Concientización: Las personas agradecidas tienen mayores emociones positivas. Practicar la concientización significa que esta activamente disfrutando el momento presente, algo que debería hacer rutinariamente durante todo el día. Esto, también, está relacionado a un mayor bienestar.

Artículo extraído de http://espanol.mercola.com/

Read more

Se busca: Gente inspiradora

Para que la rutina y la cotidianeidad no nos liquide y para que nuestras vidas no se tornen completamente monótonas, Mane Cárcamo nos invita a rodearnos de historias o de gente inspiradora para que se nos pegue el bichito.

Correr, subirse al auto, buscar estacionamiento. Gastar el día en esos trámites tan fomes como reembolsar una boleta a punto de vencer. Comprar la cartulina, pedir hora al dentista, agendar una reunión, pelear con el call center de turno que te llama a las 20:00 mientras les cortas las uñas a los cabros chicos. Eso.

Una fotografía de instantes que nuestros hijos pueden estar viendo y que muestran cómo vivimos la vida. Y si bien no es para andar llorando por las esquinas, ni para organizar una marcha anti cotidianidad; sí nos sirve para reflexionar acerca de ciertos “shots” de gente inspiradora que nos tenemos que tomar cada cierto tiempo.¿Por qué?, porque así nos brindarán la energía para volver a partir y tratar al menos de ser un poquito inspiradores para nuestros hijos y para los que nos rodean.

Hay gente inspiradora en todas partes

Este finde fue un regalo en ese tema. Gracias a twitter me gané unas entradas a la preciosa iniciativa de Corpartes “Ponle Pausa ¿De qué está hecha la música?” y partimos cuales carmelos a la capital a ver qué tal. La gracia de ser de provincia es que uno se asombra hasta con las escaleras mecánicas. Nunca tanto. Pero un poquito sí. El teatro es de primer nivel, pero lo que sucedió ahí fue mucho más potente que toda la infraestructura del lugar.

Paolo Bortolameolli, un joven director de orquesta nacional, que probablemente nunca se tomó una Free ni escuchó a Vanilla Ice, vestido simplemente con un jeans y una polera que en compañía de una conmovedora Orquesta Filarmónica Juvenil invita, sin importar la edad, a un viaje mágico por las nociones básicas de la música clásica en donde el recorrido es simplemente alucinante. Fuimos los 6. Desde los 4 hasta los 38 años y cada uno gozó, aprendió y vivió la experiencia según su propio tempo. Paolo es pura pasión. Ocupa los recursos de su generación, pero no abusa de ellos. Porque con su relato, su presencia y sus ganas de transmitir, basta. ¿O no?

 

Transcurrió el finde de los huastecas y ya retornados a nuestra querida Quinta Costa, la noche del domingo con mi compañero de isapre nos debatíamos entre partir tal o cual serie. Recién habíamos terminado la investigación periodística del caso de Lissete, la niña que murió en un hogar del Sename. Por ende, hasta Peppa Pig me resultaba demandante emocionalmente. Y caímos sin tantas expectativas, en el capítulo 1 de la segunda temporada de Chef’s Table, la serie documental que cuenta magistralmente las historias de los mejores cocineros del mundo.

Sólo puedo decir que casi enloquecí con la historia y el cómo fue narrada. Les diré sólo un nombre: Grant Achatz y en el diccionario de sinónimos esas dos palabras aparecerán al lado de la palabra inspirador. La historia es un mini curso de creatividad, resilencia, rupturismo y magia. Si no tienen Netflix engrúpanse a alguien que tenga sólo para que los invite a ver ese capítulo (y la serie completa ojalá)

Bienvenidas las personas motivadas

¿A qué voy con todo esto? (porque en verdad en qué les puede interesar mi fin de semana). A que necesitamos nutrirnos de gente que se la juegue, tenga una pasión y te remueva internamente a definir una hoja de ruta personal. A que andar en la vida a velocidad crucero y cocinado al vapor puede ser una opción válida, pero ¡qué opción más fome!

Los invito a hacer una lista de personas que los hayan inspirado en sus vidas y piensen por qué provocaron eso en ustedes. Por ejemplo yo creo, y lo digo muy seriamente, que Beatriz Vicencio debe haber motivado a varia/os a dedicarse al mundo de la moda (gente sub-35 ocupen google para estas líneas porfa). O cuántas terminamos con tortícolis y moretones por creernos Nadia Comanecci después de ver esa película que marcó a toda una generación. Esa sensación de experimentar algo, una obra, una iniciativa, una idea o una conversación y que te hace decir:” UFFF ¿Cómo seguimos de acá en adelante?” La gente que logra eso, es la de la que hablo en esta columna.

A cuantos cabros jóvenes estará inspirando Gabriel Osorio el director de “Historia de Un Oso” el primer cortometraje chileno (y producto cinematográfico) en ganar un Oscar. A cuantas personas esos cortos pero sublimes 11 minutos les hizo tomar un impulso para embarcarse en alguna decisión de querer hacer algo de manera distinta, creativa y única. Sólo 11 minutos que tienen un impacto que jamás podremos medir ni dimensionar. 11 minutos que tal vez hicieron que alguien se cambiara de carrera contra la voluntad de sus padres. 11 minutos que probablemente lograron que alguien fuera más empático que ayer. 11 minutos que incentivaron a más de algún niño a dejar un rato las pistolas de Call of Duty (lo odio y no lo negaré) para sólo disfrutar de una linda historia.

Y ¿el Chino Ríos? La gente lo esperó más que bono de marzo en Vértigo y debo reconocer que su personalidad está lejos de lo que considero atractivo. Pero si hablamos de gente que iluminó el camino de muchos chilenos, es él. La palabra ‘inspirar’ viene del verbo latín inspirareque significa infundir y en teología se aplica como “Iluminar el entendimiento de alguien y mover su voluntad.”

Y eso hace la gente inspiradora, nos saca a nosotros… los comunes, de nuestra zona de confort y nos invita a despertar, movernos y seguir un proyecto o idea que nos moviliza y transforma.

Es más pesado que vaca enyesada, ¿pero alguien puede quedar indiferente frente a esto?

Vamos por más dosis de gente inspiradora. Expongámonos a ellos sin miedo y con más curiosidad. Hay muchos más de los que pensamos. En las esquinas de nuestros barrios. Sin la necesidad de ser famosos o aparecer en youtube. Puede ser la que lidera la causa de proteger las Dunas, el profesor de futbol que encontró una técnica distinta y original para encender a sus alumnos o ese doctor que con libertad y vocación eligió trabajar en el consultorio en el que nadie quiere estar. Sólo porque tiene ese don. El de inspirar.

PD: Si no viste los videos, porfa hazlo. De verdad estas líneas no son lo mismo sin ellos. No será más de 5 minutos y vale la pena.

¿Qué cosas los inspiran a ustedes?

Magdalena Cárcamo – Periodista

Fuente: www.eldefinido.cl

 

Read more

Que tengas un buen día

Todos afortunadamente, tendemos a darnos buenos deseos frente a un día, como si este fuera un desafío por el cual hay que atravesar.

Desde ahí los buenos deseos, nos llenan de buena energía y nos ayudan a tener buen ánimo frente a lo que éste dia nos puede traer dentro de los misterios de la vida.

Sin embargo este deseo no es igual en todos los países, y tampoco tiene el mismo sentido y tal vez tampoco tiene la misma profundidad.

Para algunos, como Chile, Argentina y otros, la costumbre es decir “que tengas buen día”, y cuando se analiza el sentido de esa frase, se puede concluir que su profundidad está enfocada en el rendimiento y en los resultados de esa jornada, que no hayan problemas ni obstáculos en el camino.

En cambio Colombia y algunos otros centroamericanos, dicen que “tengas un feliz día”. Lo primero que quiero que noten al decir esta frase es lo que les pasa en la musculatura del rostro cuando lo dicen. Cuando uno dice “ que tengas un buen día” no hay grandes cambios en el rostro, sin embargo cuando uno dice “ que tengas feliz día”, estamos obligados a sonreír, nuestra musculatura sola se mueve hacia una sonrisa y desde ahí motivamos al otro casi en el 100% de los casos a imitar nuestra sonrisa . Es maravilloso sentir que se mueve una red social a través de la sonrisa independiente de los problemas que todas sociedades y personas pueden tener.

Lo otro que es distinto es el sentido de esa frase, al decir feliz día, estamos enfocados en el disfrute, no solo en el rendimiento. Esta enfocado en el pasarlo bien además del rendimiento. Tiene que ver con que todo lo que se haga en el día produzca y lleve a una sonrisa y eso cambia la dinámica completa de nuestra programación mental para enfrentar todo incluida las dificultades.

Los quiero invitar a cambiar el buen día , por el feliz día y vean lo que pasa.

Se darán cuenta que hay una energía distinta, se sentirán raras o raros al hacerlo y sobretodo se darán cuenta de la reacción de otros que quedaran sorprendidos de esta nueva forma. Es como si el inconsciente se diera cuenta que el sentido del deseo va por otro lado y no sólo hacia el rendimiento.

Es lo mismo que cuando preguntamos a los niños ¿cómo te fue en el colegio?, en el fondo estamos preguntando por el rendimiento y si a eso le agregamos las tres clásicas que hacemos todos los días: ¿cómo te fue?, bien; ¿ Que hicieron?, nada; ¿tienen que estudiar?, no; es muy complicado pensar que se puede llegar al corazón de nuestros hijos.

Quizás por esto les cuesta tanto cuando sufren bulling, tal vez si les preguntáramos “dime tres cosas buenas y tres malas que te han pasado hoy y yo te contaré tres mías “, entonces sería distinto todo en la relación con ellos, habría mas conversación y mas profundidad en de verdad saber lo que pasa en la vida de ellos en la profundidad y no solo en chequear rápidamente somo supuestamente están.

Están todos invitados a practicar decir Feliz Dia y a hacer otras preguntas a los niños. Se darán cuenta que cómo con estas prácticas se mueven muchas cosas dentro y fuera de nosotros. Tal vez nos pueden ayudar a vivir de mejor forma los momentos de dolor que todos vivimos.

 

Pilar Sordo – Psicóloga

Extraído de www.pilarsordo.cl

Read more

Felicidad potencial

 

La felicidad está dentro de uno. No es necesario salir a buscarla afuera.

No está en el príncipe azul, en la pareja adecuada, el trabajo deseado, en la belleza, la juventud, el consumo, el poder, la imagen ni el reconocimiento. Lo exterior y extrínseco puede provocar placer, satisfacción momentánea o fortalecer el ego competitivo, pero dificulta conectar con la sustancia interior de la que mana la felicidad.

Felicidad es un estado interior potencial que está esperando ser activado. No hay que hacer nada para crear felicidad. Es un regalo generosamente donado que está esperando ser abierto dentro de cada uno. Lo que necesitamos hacer es saber esto y encontrar una vía, método, práctica o actividad que nos haga conectar con esa felicidad regalada que hay dentro.

Si alguno se considera infeliz, poco feliz o ni feliz ni infeliz es porque no descubrió aún esas actividades conectoras con la felicidad. Cuando se conecta con esa sustancia interior constatamos que la felicidad potencial ya está completa. Nada de lo que hagamos aumentará o disminuirá esa felicidad total, pues es íntegra y una en sí misma.

La felicidad es una característica natural y originaria del ser humano, por derecho de nacimiento, radicalmente democrática y radicalmente liberadora. Lo “extraño” es no beneficiarnos de la dulzura, placidez, amor y luminosidad de esta sustancia y energía interior. Sólo tiene ventajas y no existe ningún costo real.

Esta felicidad completa y potencial es afectiva y cognitiva. Para ser inundado por los beneficios de ese amor interior es necesario corregir las ideas mentales erradas de felicidad. Muchas personas infelices lo son por sus pensamientos limitantes, por ejemplo, asociar felicidad a las circunstancias o el destino, creer que está afuera, que es un bien comprable o que es necesario buscarla. Cuanto daño involuntario han producido los títulos de la película y el libro “En busca de la felicidad”. Instalaron una idea colectiva errada que nos hace sufrir y abordar el bienestar subjetivo con una mirada centrífuga y no centrípeta.

Para ser feliz hay que derribar el mito Disney de la felicidad exterior y las creencias limitantes que derivan de esos cuentos y películas: que para ser feliz hay que ser bello, principesco, delgado, con buenas condiciones materiales, y en pareja, para “vivir felices para siempre”.

No requerimos de una media naranja que nos complete. Somos originariamente completos. El otro podrá facilitarme condiciones para manifestar mi integralidad, pero no lo necesito a él o ella para completarme. El camino de automaestría significa estar consciente que mi actual estado incompleto se comienza a diluir cuando permito que mi yo exterior se subordine al gobierno y las decisiones de mi yo interior.

La felicidad está en el Uno, total, indivisible, invariante, invulnerable y plena. Es imposible mellarla. Se puede irradiar, compartir y expandir. Es completa en sí misma, potencial, totalizante y nos cambia la perspectiva de la vida. Es un modo de pensar, vivir, relacionarnos, trabajar y afrontar las dificultades.

Quienes se orientan en la vida por motivaciones intrínsecas tienen mayor probabilidad de conectar y desplegar el torrente de luz de la felicidad. Cuando consolidamos prácticas y actividades de conexión diaria con esa felicidad intrínseca, la felicidad duradera se comienza a desplegar, haciéndonos cada día menos permeables y vulnerables a la negatividad externa.

Cuidar mi felicidad como si mi interior fuera un santuario, conservando la paz a pesar de las circunstancias, permite sostener el Uno que somos.

Como dice Brahma Kumaris, “realizo todo con felicidad. Sentirme feliz depende en gran parte de mi disposición frente a la vida y de mis ganas de que todo y todos funcionen bien. Para que este río fluya con fuerza y abundantemente es necesario estar por sobre los sucesos temporales y triviales. Me sitúo en mi esencia y hago uso del tesoro de la felicidad como un derecho”.

 

Extraído del Blog de Ignacio Fernandez

Psicólogo, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Coach Ontológico Empresarial, Newfield Consulting.

Director Departamento de Psicología Organizacional, Escuela de Psicología Universidad Adolfo Ibáñez.

Read more

Psicología y emociones positivas

 

La psicología positiva surgió hace más de 10 años por iniciativa de Martin Seligman y su creación respondió al interés por fomentar el estudio de los aspectos psicológicos positivos del ser humano, lo que hasta ese momento dentro de la historia y desarrollo de la psicología había sido muy desatendido.

Uno de los temas esenciales de la psicología positiva es el estudio de las emociones positivas área que ha estado muy abandonada, ya que mientras que se han estudiado durante años emociones como el miedo o la ira, tenemos poca información sobre el funcionamiento de emociones positivas como el agradecimiento o el amor.

Las emociones positivas son etiquetadas como positivas porque generan una sensación placentera –frente a las negativas que generan malestar– y presentan una gran cantidad de efectos positivos en diversas áreas del funcionamiento psicológico tales como mejoras en la capacidad para resolver problemas, aumento de la creatividad, mejora en la capacidad para resistir el dolor, es decir que tienen como efecto la potenciación de habilidades diversas.

Más allá de todo el desarrollo que hay de este tema, las invito a explorar entonces, lo que quiero poner el centro es la importancia de cultivar las emociones positivas, de ponerlas al centro y abordar con ellas las dificultades o problemas que podamos estar viviendo. No se trata como dice el eterno ejemplo de mirar la mitad del vaso lleno y no el vacío, sino que mirar el vaso con lo lleno y lo vacío, pero haciéndolo desde la emoción de la aceptación por ejemplo (que no es lo mismo que la resignación) porque la valoración de lo que vivo y la emoción que la acompaña es lo central de nuestros actos y en suma de nuestra vida.

Y para ello el mejor centro desde donde puedo hacerlo es el corazón y no la mente ni las ideas, porque seguro que desde aquí todo se confunde.  Cuando digo el centro del corazón me refiero literalmente al chakra del corazón, el más importante y más poderoso de nuestro cuerpo. Por algo está al centro y es el motor. Este centro es donde sentimos y expresamos amor y esta es la emoción que tiene una de las más altas frecuencias vibratorias.

Cultiva emociones positivas, agradece, sonríe, ama, comprende, acepta y verás cómo todo se potencia, especialmente tu vida, tu salud y bienestar. Abrazo a todas!

 

MARIA PILAR VERA MONTOYA

Psicóloga de la Universidad Diego Portales

Read more