Eres o no eres. Lo logras o no. Pero no puedes ser un “casi”

De nuestra inconformidad por no quedarnos atrás es que hacemos lo que hacemos. Desde ese mismo lugar, es que invito a las personas a pararse, reconocerse, o buscar su propósito. Su PARA QUÉ.

En ese viaje, muchas cosas pueden suceder.

Todos tenemos metas, sueños, objetivos. Al menos uno, reconocemos, y muchos de nosotros vamos tras ellos. Todos tenemos, también, un propósito. Muchos de nosotros, es cierto, lo desconocemos.

No hace mucho que hago lo que hago y elijo ser quien estoy siendo, parada en mi para qué.

Me explico: cambiar tu carro, ir de vacaciones, postular a un posgrado, todas ellas son metas, o sueños. Si ellas son parte de algo más grande, algo que tiene sentido, porque te apasiona, o te hace vibrar, ellas conformarán tu propósito. Caso contrario, serán momentos o cosas efímeras que tal vez lograrás, y tal vez también las obtengas y enseguida busques otra cosa…

 

Vivir desde tu propósito es elegir vivir desde el entusiasmo. No es magia. Es actitud, esa actitud que deviene de sentirte parte de algo más grande. De algo que impacta en ti, y en otro.

 

Y claro que tiene desafíos. Incluso, también obligaciones. Y claro que puede traer hasta dolor.

La gran diferencia, es que el motor deviene de la elección consciente de que lo que hacemos alimenta nuestra misión.

Aprender y conocer tu propósito es pararte siempre desde la posibilidad, la creatividad y el entusiasmo. Es más tiempo para ti y tu destino, es creatividad frente a tus excusas, tu falta de recursos o tu pesimismo.

Porque deja atrás las cargas, porque el destinatario ya no eres sólo tú, sino todas y cada una de las personas para quien día a día haces lo que haces. Y eso, amiga, es digno de ser vivido.

 

 

tatiana_Bregi2Tatiana Bregi – Coach ontológico certificada

 

 

Read more

Felicidades a la Juventud

Este domingo, 12 de agosto, se celebró el día internacional de la juventud e invito a los adultos a felicitar a todos los adolescentes y darles las gracias por cuestionar, movilizar a la sociedad y por la pasión que muestran cuando tienen un propósito.

También pedirles perdón, porque no se merecen las etiquetas que les ponemos. Adolescencia no significa adolecer de algo, como comúnmente se cree. Es una palabra cuya raíz latina es adolescere y que significa estar en crecimiento. La etapa del desarrollo en la que están, tiene el potencial para ser una época de inmenso bienestar, lo que demuestran una enorme cantidad de jóvenes que florecen.

Algo que destaca en estos adolescentes ejemplares es su compromiso con un propósito. El propósito es, según el psicólogo de la Universidad de Stanford, William Damon, “la intención estable y generalizada de alcanzar algo significativo para la persona, y que al mismo tiempo la lleva a un involucramiento con algún aspecto del mundo más allá de sí misma”. Para Erik Erikson, es también un signo claro del logro de una sana Identidad, lo que considera la principal tarea de la adolescencia. “Somos lo que queremos.”

Tener un propósito, según estudios en psicología positiva, ayuda a prevenir la depresión, la ansiedad, el aburrimiento y el suicidio, y a mejorar el manejo del estrés, tener más esperanza, optimismo y resiliencia. Un adolescente con propósito, no solo tiene más probabilidades de ser exitoso en lo que se proponga, sino que será muy feliz, porque estará usando sus fortalezas para contribuir con alguna necesidad del mundo, dos elementos centrales para el bienestar.

Sin embargo, según una serie de investigaciones, solo un 25% de los adolescentes logra encontrar un propósito antes de ser adultos, y un no menor 20%, nunca encuentra ni un atisbo de propósito. Ellos son los más vulnerables a las conductas de riesgo y comportamientos antisociales.

¿Y qué pueden hacer los padres para ayudarlos a encontrar un propósito?

Primero, Cambiar el foco de atención, dejando de mirar todo lo que no les gusta de su hijo hacia sus fortalezas. Y desde lo que ellos esperan que logre, hacia lo que él o ella aspira, desde sus intereses.

Segundo, escucharlo, sin tratar de solucionarle los problemas ni darle consejos no solicitados, sino valorando sus ideas y opiniones, aunque sean diferentes.

Tercero, reflexionar juntos sobre las experiencias positivas que vive en su colegio o actividades extra programáticas o que puedan ser un gatillante de un posible propósito, observando las habilidades que usó, cómo se sintió, qué más podría hacer. Y también reflexionar juntos acerca del futuro, hablando de cómo se imagina su vida, qué piensa hacer para lograr sus metas y así desarrollar una función ejecutiva, tal vez la más elevada, que es prospectar el futuro. Los seres humanos somos los únicos animales que podemos imaginar nuestro futuro.

Por último, compartir con él o ella sus propósitos y objetivos de vida. Las historias de su vocación, lo que disfrutan de la vida, lo que les dé sentido y felicidad.

El Sloan Study of Youth and Social Development, reveló que los adolescentes no tienen referentes adultos, más que cantantes y deportistas famosos. De hecho es sorprendente el alto porcentaje que aspira a tener carreras que los lleven a tener fama y dinero, sabiendo que las probabilidades de lograrlo son tan escasas. Ese es su modelo de felicidad porque el 99% de los adultos ordinarios les parecemos tremendamente aburridos.

Pero lo más importante es que los padres entiendan que un propósito jamás puede ser impuesto desde afuera, sino deja de ser un propósito. La motivación intrínseca es lo que lo define. Por eso, los padres  tienen que ser como un portaaviones, es decir, una base de lanzamiento para que los aviones salgan a sus misiones de forma autónoma. Y cuando necesiten volver, encuentren fácilmente el camino gracias a las claras coordenadas de ubicación y porque el portaaviones siempre está disponible.

Celebra con tu adolescente este día, y dile lo valioso que es para ti.

Alejandra Ibieta I, 

de AMA Consultora Parental

Articulo extraido de www.talleresama.cl

Read more

Liderar es servir

En mis inicios como emprendedora hace más de 10 años, uno de los principales motivos que me impedía lanzarme era el miedo ¿podré hacerlo? ¿Sabré hacerlo? Y cuando conseguía hacer cada cosa que me iba proponiendo me di cuenta de que sí, que soy capaz de hacer cualquier cosa.

Creo firmemente en el poder de la motivación y la inspiración. Saber que alguien lo logró, entusiasma, y en alguna medida, disminuye mis miedos. Entendí sin embargo, que el sólo entusiasmo desde la emoción, las ganas o el pensamiento, no producen por sí mismos resultados.

Hoy, desde la experiencia, la fórmula para lograr (casi) todo lo que nos propongamos, necesariamente requiere del factor acción. Hacer, activar, experimentar, probar, levantarse, decidir, caminar…

Entonces, pensar o soñar sin acción sólo tiene como resultado el vivir con la esperanza de lo que será o la nostalgia por lo que no fue. Hacer sin sueños es vago, vacío, hasta casi si rumbo te diría. Los dos factores juntos y a la par, pueden significar el camino a tus logros.

Ahora bien, ¿es necesario que hagamos tantas cosas? ¿Es necesario que sean todas juntas?

Que tengas capacidad e interés por algo no implica que puedas con todo a la vez. En el fondo, tener esto claro es sanador, y quita peso de encima. Muchas veces nos sentimos culpables o desmotivados por no hacer más de lo que hacemos (o más de lo que nos gusta) o por no hacer nada (o creer que no hago nada)

Entonces, ¿cómo aclararnos ante tanta confusión?

Ante todo, elegir no pre-ocuparse. Luego, diseñar un espacio de desconexión y reconexión con tu pasión. Si crees que no tiene tiempo para ese espacio, puedes seguir haciendo desde la obligación y la queja. Si por el contrario, te haces el tiempo, comenzarás a sentir las ventajas de ser el autor de tu propia vida.

En ese momento contigo, pregúntate: ¿qué es lo importante para ti? ¿Cuál de todas las tareas que haces a diario te acerca a tu sueño? ¿Cuán real y medible es aquello que te mantiene en vilo algunas noches? ¿Cómo rediseñarás tus tareas y prioridades?

Y fundamentalmente: ¿qué es prioritario en ti?

 

Hace ya un tiempo que descubrí la importancia del hacer con valor y desde el servicio. Lo logré luego de conocer (e inspirarme de) personas que eligen diseñar sus actividades, y el impacto que ello genera en los demás. Personas que deciden desde su propósito, desde su para qué de vida. Personas que eligen para quién hacer lo que hacen, pero que ante todo, se colocan primeros en la lista. También conocí y aprendí lo que no quiero. Porque conocí personas que hacen desde la queja. Personas que no hacen, porque no ven nuevas posibilidades. Personas que no saben esperar o buscar su momento.

Para hacer con valor, no hay tiempos establecidos. Para diseñar una vida significativa y llena de propósitos, no hay que vivir corriendo y haciendo desconectados del sentido.

Aprender a hacer con valor, te acerca a generar un impacto en la vida de los demás, pero sobretodo, marcará una diferencia para que ese impacto, mejore TU propia existencia.

Desde el sentido y el servicio, le darás vida al líder que hay en ti. Y desde allí, al menos para mí, el éxito cobra vida.

 

 

tatiana_Bregi2Tatiana Bregi – Coach ontológico certificada

 

 

 

 

 

Read more

Como Encontrar tu Pasión con estas Simples 7 Preguntas

Por fin está teniendo tracción la idea de que para avanzar en tu carrera profesional, no hay nada mejor que descubrir tu propósito de vida. La gran respuesta a la pregunta mágica: como encontrar tu pasión. Aquí te propongo 7 preguntas para ayudarte a descubrir tu pasión, un concepto que suele ser bastante elusivo.

Tal vez recién comienzas tu trayectoria laboral y estás intentando descubrir tu pasión porque nunca antes lo hiciste. Quizá tengas 40 o 50 años y estés en busca de tu nueva pasión, de lo que te permita volver a sentirte comprometida con tu trabajo.

No importa cómo llegaste hasta aquí. Es obvio que estás buscando agregarle sentido a tu vida.

Como encontrar tu pasión en la vida

Las 7 preguntas que te ayudarán a encontrar tu pasión

1. ¿Qué te gustaba hacer cuando tenías entre 8 y 12 años?

Es muy probable que aún disfrutes del mismo tipo de actividades del que gozabas cuando eras niña1. A lo mejor te olvidaste de ellas o dejaste de practicarlas porque la vida te arrastró por otro lado.

Frase inspiradora de Albert Einstein | Como Encontrar tu Pasión con estas Simples 7 Preguntas

Hace poco conocí a una alta ejecutiva que es científica y malabarista profesional. Sí, así como lo lees. Me encantó ver un video de ella y su marido lanzando bolas al aire en un festival de malabaristas, disfrutando como si fueran niños. Pregúntate: ¿Qué estarías haciendo tú si hubieras mantenido los intereses que tenías durante tu infancia?

Yo creaba libros desde los 9 años. Recortaba las páginas, las cosía, les diseñaba una tapa… Y escribir sigue siendo una de mis grandes pasiones.

2. ¿Qué actividad estás haciendo cuando el tiempo se pasa volando?

Cuando escribo, el tiempo vuela. Dos horas pasan en lo que parecen ser diez minutos. ¿En qué estás metida tú cuando te pasa eso? Cuanto más específica seas al responder esta pregunta, (qué haces, con quién, a dónde, etc.) más fácil será descubrir tu pasión. Y ten presente, que quizá esto te ocurre cuando estás haciendo una actividad que iniciaste de adulta. No todas las pasiones se remiten a nuestra infancia.

Prefiero ser un fracaso en algo que amo que un éxito en algo que odio - George Burns | Como Encontrar tu Pasión con estas Simples 7 Preguntas

3. Si pudieras crear un premio que te reconociera a ti, ¿por qué te gustaría ser reconocida?

Esta pregunta te ayuda a visualizar qué es importante para ti. Cada vez que hago esta pregunta como parte de un evento del Red Shoe Movement, me alucina lo específicas que son las respuestas. ¡Podría publicar un libro súper motivador con ellas! Anota por qué querrías ser reconocida y fíjate lo que surge.

4. ¿Qué temas te atraen?

¿Qué tipos de libros te fascina leer? ¿Qué artículos te llaman la atención? ¿Sobre qué temas te avisan las alertas de Google? ¿Qué tipo de películas no te puedes perder?

A veces, la mejor manera de encontrar tu propósito de vida es revisar tu Pinterest y darte cuenta de que hace años que coleccionas fotos relacionadas con la moda. Apenas escarbas un poco se vuelve evidente que te atrae la moda desde que cosías la ropita para tus Barbies. Quizá tengas una exitosa carrera como profesional de la publicidad pero estás lista para dar un vuelco de 180 grados para honrar tu redescubierta pasión.

También puede interesarte este artículo sobre Las Top 10 Cualidades de Un Líder, 
entre las cuales se encuentra la pasión.

5. ¿Cuál es tu pelotita de tenis?

Esta pregunta viene de un blog buenísimo sobre el tema de innovación. Su autora hace referencia a un discurso que dio Drew Houston, fundador de Dropbox, que dijo: “La gente más exitosa está obsesionada en resolver un problema importante. Algo que les interesa a ellos. Me recuerdan a un perro persiguiendo una pelotita de tenis”. Y luego Houston sugirió que cada uno de nosotros debía encontrar su pelotita de tenis.

Tal vez estés obsesionada en enseñarle a terceros cómo reducir su impacto en el medioambiente. O en corregir la gramática de todo el mundo. O en organizar las perfectas vacaciones para tus amigos. Todas estas son obsesiones que vale la pena explorar para ver la posibilidad de que se vuelvan redituables.

Cuando amas lo que haces el tiempo pasa volando. Frases sobre pasion de Oprah Winfrey. Como Encontrar tu Pasión con estas Simples 7 Preguntas

6. ¿Qué pasaría si ni el tiempo ni el dinero fueran un problema?

Cuando se trata de descubrir tu propósito de vida, el tiempo y el dinero suelen ser dos obstáculos que parecen insuperables. Córrelos por un momento y piensa, ¿qué haría si el tiempo y el dinero no fueran una preocupación? Esto puede ayudarte a descubrir algo que no estás ni siquiera considerando pues le estás poniendo una traba antes siquiera de empezar.

7. ¿Cuál dirían que es mi pasión las tres personas que mejor me conocen?

A veces nos es difícil ver en nosotros mismos lo que otros ven con claridad. ¿Por qué no preguntarles directamente? Tus hermanos, amigos de la infancia y almas gemelas que has ido cosechando a lo largo de tu vida, son buenos candidatos para darte retroalimentación. Haz la pregunta en forma abierta para que sientan que no existen respuestas erróneas. Para que se sientan cómodos de decirte lo más inesperado o loco que se les ocurra. En último caso, te ayudará a pensar.

La pregunta obvia que surge después de que hayas encontrado tu pasión es cómo transformarla en algo redituable. Ese será tema para un próximo blog. Por ahora, tienes bastante trabajo que hacer. Y si necesitas un empujoncito para descubrir tu pasión o para alinearla con tus objetivos profesionales, para eso justamente creamos el programa Step Up. Tú. Potenciada. ¡Échale una mirada!

 

Mariela Dabbah es escritora, conferencista y coach. Como Coach por más de 20 años ha apoyado el desarrollo de carrera de hombres y mujeres latinos en USA , Mariela como integrante de la Red de Profesionales de Mundo Mujer comparte en esta web un material muy interesante para ti, todo basado en su experiencia.

Autora del libro “Poder de Mujer”

Extraido de redshoemovement.es/como-encontrar-tu-pasion-con-estas-simples-7-preguntas/

Read more

La importancia de descubrir nuestro próposito

Si hay algo que podemos hacer ahora para cumplir nuestras metas del año es definir nuestro propósito. Cuando hablamos de propósito, es mucho más profundo y significativo que un objetivo, es lo que nos motiva en la vida a levantarnos, a hacer todo lo que hacemos, por otro lado la falta de propósito es la razón de muchos desaciertos en nuestra vida, es algo así cuando nos encontramos perdidas y no sabemos por qué. Muchas veces es porque justamente  hemos olvidado o bien no tenemos claro el propósito. Nuestro propósito.

Si queremos bucear en un sentido más profundo de nuestro ser, es altamente recomendable en esta época del año, hay más espacio de descanso y la posibilidad de mirarnos con mayor detención.

La literatura, estudiosos de todas las épocas y la ciencia fundamentan que el propósito es el motor que nos mueve a esencialmente mantenernos vivos, el libro “el hombre en búsqueda de sentido” del psiquiatra austriaco Viktor Emil Frankl, quien sobrevivió al holocausto, realizó un análisis en su tiempo de encierro y tortura en torno a sus pares que estaban en las mismas condiciones que él, y les preguntaba ¿Ustedes por qué no se suicidan? e increíblemente las respuestas iban desde “es que tengo la esperanza de volver a tocar el piano alguna vez en mi vida”, “sé que en algún lugar debe estar el amor”, “porque aún tengo sueños que cumplir”, en definitiva lo que había detrás de las respuestas de las personas que se mantenían vivas, era una motivación. De este libro nació la Logoterapia, se trata de una psicoterapia que propone que la voluntad de sentido es la motivación primaria del ser humano, una dimensión psicológica inexplorada, y esencial para la recuperación integral del paciente.

El propósito es nuestra dimensión más profunda que existe en cada uno de nosotros donde tenemos la sensación intuitiva de quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Según la Kabbalah, la sabiduría milenaria, estamos en la vida para ser feliz, y nuestro objetivo es poder completar la imperfección del mundo, desde un lugar, que es nuestro lugar, en donde podremos sentirnos realmente plenos y satisfechos, esta corriente de pensamiento afirma que venimos al mundo a aprender a compartir con otros, solamente por el hecho de compartir, si uno logra aprender a compartir sin esperar nada a cambio, el universo se ocupa de ayudarte, guiarte a encontrar tu propósito. Es así como se recomienda a personas que están por iniciar un proceso de autoconocimiento y sanación personal, hacerlo en alguna instancia en comunidad, porque es en la relación con los otros en donde se generan los procesos de crecimiento real, porque nuestra existencia sólo tiene sentido en relación con los otros, y en la dinámica del dar y recibir. Es ahí que cuando hablamos de propósito es mucho más profundo que una palabra, implica darle sentido a la vida, y como ya lo decía uno de los más grandes pensadores contemporáneos del S XIX, Friedrich Nietzsche “Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Fuente : Contenido inédito creado para m360.cl
Foto Portada extraida de  m360.cl

 

 

Read more