CONSTRUYENDO VÍNCULOS PROTECTORES

Nuestros hijos adolescentes se ven expuestos hoy,  a una realidad de riesgos distinta a la nuestra, una realidad de la que sin duda necesitamos hacernos cargo como padres.  Hoy mi invitación es a pensar cómo hacerlo y descubrir qué es lo que podemos hacer como familia para protegerlos, guiarlos y acompañarlos en este camino hacia la adultez. Camino que cada día se torna más difuso y del que pareciera ser que nuestros adolescentes quisieran escapar.

Soy una convencida de que no existe la familia perfecta, y al mismo tiempo creo y trabajo día a día para que cada familia pueda detenerse a mirar, buscar y en definitiva encontrar su mejor versión con sus luces y sombras. Mi desafío hoy es a que nos detengamos a mirar qué factores protectores estamos desarrollando como familia. ¿A qué le estamos dando espacio? ¿Cómo hemos logrado modificar la relación de padres que teníamos con un niño que hoy es adulto?

18divorce8-master675

Está comprobado que la relación que construimos con nuestros hijos, es ÉL factor protector por excelencia. No porque sí, en Finlandia una de las políticas públicas creadas para disminuir el consumo de alcohol y drogas en adolescentes, tuvo que ver con aumentar las instancias familiares, generar más espacios de encuentro y buscar fortalecer vínculos. La realidad es que nuestros hijos adolescentes están más protegidos si nosotros logramos acercarnos a ellos y acompañarlos en el camino que implica crecer.

Voy a ser clara: el ir a buscar a fiestas, estar presente en los carretes en nuestras casas para ver qué está pasando, saludarlos cuando llegan para ver si están curados, normar horarios, saber con quién se devuelve, dónde está y con quién se está juntando, preguntar sobre la fiesta y hablar sobre el consumo de alcohol… para mí es el DESDE. Necesitamos ir mucho más allá para realmente protegerlos de los riesgos. Necesitamos hacer una transformación profunda en nuestras familias, cambiar patrones y realmente generar espacios de encuentro real, donde estemos conectados en el aquí y en el ahora para ellos. Sin celular, sin televisión, sin compañía externa…todos en familia. Es más, si lográramos instalar al menos una vez al día una instancia familiar de comer o tomar desayuno todos juntos, ya estaríamos logrando un gran cambio.

noti_331ed607a829538ed3bc9f005ce97c06

¿Suena fácil cierto?, la realidad es que cuando planteo esto a amigos, familia o pacientes, tiendo a escuchar lo mismo “es que los horarios no calzan” “es que mi marido llega tarde” “es que los niños tienen distintas edades”, en fin…excusas y más excusas para dejar de hacer algo que nos fortalece como familia, que nos conecta y que nos hace detenernos en  este mundo que nos invita a vivir con el acelerador a fondo. Si solo lográramos darnos este tiempo podríamos trabajar miles de factores que protegen a nuestra familia.

¿Cuáles son esos factores que nos acercan como familia y que podemos buscar desarrollar para proteger a nuestros niños y adolescentes?

La conexión familiar, es el núcleo que alimenta todo el resto de aquello que buscaremos desarrollar, porque nos habla de vínculos, es decir, nos habla del más puro AMOR. Porque es en esa conexión emocional y vínculo con el otro, cuando realmente logro que mis hijos se sientan amados incondicionalmente y aceptados como personas únicas e irrepetibles. ¿Cuánto la logramos? ¿nos damos el tiempo de sentarnos y compartir en familia? ¿Cuánto salimos en el uno a uno con cada uno de nuestros hijos? La conexión es una invitación que podemos regalarle a ellos diariamente o tomar la que ellos nos hacen inconscientemente día a día “papá quédate un ratito acá” “mamá estudia conmigo” “¿mamá vamos a comprarnos ropa?” “¿papá juguemos cartas?”. Identifiquemos esas invitaciones y tomémoslas, o intentemos hacernos cargo de nosotros invitarlos a ellos a CONECTAR al menos por unos minutos al día.

bd14b3_be5db8cac3844153af2d852b9970851f

¿Somos un equipo como familia?, la cohesión familiar nos habla de la importancia de configurarnos como equipo. Sentirnos todos en el mismo barco y remando en la misma dirección. ¿Cuál es nuestra dirección? ¿tenemos clara nuestra flor de los cuatro vientos y hacia dónde queremos navegar? Necesitamos fortalecer los valores que nos identificarán como familia. ¿Humildad, generosidad, perseverancia, responsabilidad, honestidad, respeto, sencillez, empatía, solidaridad, justicia? Son miles las opciones, detengámonos en nuestra familia, elijamos tres y conversémoslo con nuestros hijos. Necesitamos tener nuestro mapa de navegación claro, porque al final estamos todos juntos en esta travesía y no mirarlo de esa manera nos aleja y a ellos los hace naufragar.

¿Cómo nos comunicamos día a día en nuestra familia?, la efectividad en la comunicación solo se logra cuando podemos eliminar palabras como “tú siempre” o “tú nunca”, cuando dejamos de quejarnos y aprendemos a pedir, cuando dejamos de juzgar y criticar los errores, y aprendemos a resolverlos y cultivar enseñanzas de ellos. Si lográramos abrir espacios de conversaciones, en la que invito al otro a la reflexión y a mirar las cosas desde distintas perspectivas, nuestros diálogos con nuestros hijos dejarían de ser unidireccionales y quizás comenzaríamos a escucharlos hablar más. Generemos instancias de conversaciones sin críticas y sin quejas, preguntando y abriendo la oportunidad de pedir lo que necesito y aprender también de la respuesta de nuestros hijos, sin juicios.

bons-vizinhos

Ser modelo, ¿somos realmente?, sé que esto suena obvio, incluso quizás no debería ni ponerlo… pero ¿realmente estamos siendo modelos a seguir para nuestros hijos? ¿dejo de mirar el celular cuando me habla, yo que le pido que use menos pantalla? ¿No bebo en asados familiares, yo que le pido que se regule con el consumo de alcohol? ¿No le grito cuando estoy enojado, yo que le pido buen trato? ¿Qué estamos dispuestos a transar nosotros para ser modelos? Solo les dejo esas preguntas, suena obvio,¿pero es realmente obvio lo que estamos haciendo?

¿Logramos respetar a nuestros hijos en lo que son diferentes a nosotros? La mayoría de las veces, miramos en ellos nuestros sueños inconclusos o les exigimos ser lo que nosotros somos o no fuimos. Las expectativas de lo que creemos que los hace felices los destruye y desprovee de sus propios sueños. Necesitamos comprender que nuestros hijos son distintos a nosotros, que tienen sus propios sueños y distintas habilidades. Necesitamos respetar su individualidad porque eso los hace ser personas únicas y amadas por ser lo que son… simplemente ELLOS.

madreehija

Entonces no nos aburramos de decirles cuanto los amamos, porque esa es la manera más simple y básica de sentirnos queridos. ¿Cuántas veces nos detenemos en esas dos palabras? ¿Cuánto los abrazamos? La expresión afectiva, que parece irse perdiendo en la medida que crecen, es algo que hace crecer las relaciones y que nos hace sin duda sentirnos amados. Y aunque pareciera ser que en la adolescencia se vuelven lejanos y esquivos, aún no conozco adolescente que no se sienta feliz, alegre o querido cuando lo abrazan, le dicen te quiero y lo llenan a besos. ¡¡¡Simplemente necesitamos hacerlo más!!! Cada te quiero es un cariño al corazón, es un paso más para acercarse a ellos.

Muchas veces, insertos en un mundo de exigencias, tendemos a ver lo que nuestros hijos no están haciendo y lo que les falta por mejorar. ¿Cuánto realmente valoramos sus cambios, sus esfuerzos y lo que si hacen? Basta de ver el vaso vacío, miremos sus recursos, valoremos sus esfuerzos, solo así ellos podrán tener la mirada en lo que si tienen. Nosotros más que nadie necesitamos tener la mirada puesta en sus conquistas diarias para poder celebrarlas.

ac0176_082c0e64a9ea44fc9c3bb7908d0b9960mv2

¿Cuánto confía mi hijo en mí? ¿me cuenta sus conflictos? El clima de confianza se forja cuando hemos logrado trasmitirles a nuestros hijos que todos somos humanos y nos equivocamos y que cuando ellos se equivoquen estaremos ahí para ellos. El clima de confianza se logra cuando hemos creado espacios de conexión e instancias de acercamiento, cuando somos un equipo donde todos nos ayudamos. La confianza la hemos logrado cuando dejamos de juzgar para poder abrazar los errores del otro y cuando hemos aceptado a nuestros hijos en su individualidad. Cuando valoramos sus esfuerzos y han escuchado un “te quiero” una y mil veces. Será esta confianza ganada la que nos permitirá proteger a nuestros hijos, porque solo si sabemos lo que les pasa podremos ayudarlos.

papahija

Y finalmente normar, dejemos de mirar que normar es simplemente sancionar o imponer una conducta. Normar va mucho más allá. Normar es guiar, acompañar, proteger y prevenir a nuestros hijos. Normas basadas en vínculos profundos, valores familiares y confianza mutua.

Entonces: el control parental es el DESDE. Dejemos solo de controlar… ¡necesitamos ir mucho más allá! Intentemos construir vínculos realmente PROTECTORES, no necesitamos cumplir cada uno de estos factores, pero sí necesitamos decidir a cuales les pondremos fuerza en la relación con cada uno de nuestros hijos.

¿Qué  estamos cultivando hoy como familia y como padres? ¿Cuántas instancias estamos creando diariamente como familia para realmente proteger a nuestros hijos pequeños o adolescentes?. Dejemos de solo hablar de lo “mal” que están nuestros jóvenes y comencemos hoy, aquí y ahora un CAMBIO.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

 

Read more

Tips para proteger los ojos del sol este verano

Antes de pasar tiempo al aire libre, hay dos cosas que no se pueden olvidar: aplicar protector y usar buenos lentes de sol. Es que en esta temporada, el incremento de la radiación solar es el peor enemigo para los ojos, provocando daños irreversibles en la visión y en los párpados. El oftalmólogo de Clínica Vespucio, Dr. Francisco Alonso, entrega recomendaciones para elegir anteojos que protejan esta delicada zona y explica los riesgos que existen si es que no se toman en consideración estos importantes detalles.

Ya sea en la playa, en la piscina o caminando por la calle. Durante el verano la exposición al sol parece inevitable y sus efectos adversos no sólo se pueden notar en la piel sino también en los ojos.

“La radiación ultravioleta causa daños en distintas estructuras del globo ocular, llegando de forma directa e indirecta, al reflejarse como un espejo en superficies como la arena, el agua y la nieve”, explica el oftalmólogo de Clínica Vespucio, Dr. Francisco Alonso.

De acuerdo a lo señalado por el especialista, las personas se deben proteger los ojos durante todo el año. Sin embargo, hay situaciones -como la exposición al sol en la playa- en las que debemos ser aún más cuidadosos. “Lo mismo ocurre cuando vamos a la montaña; la altura aumenta el riesgo y es común encontrarse con pacientes que sufren de queratitis actínicas o inflamación de la córnea, muy dolorosas y evitables con anteojos de buena calidad”, asegura el oftalmólogo.

¿Cómo elegir los lentes de sol correctos?

Es importante usar anteojos de sol que tengan una buena cobertura frontal y lateral. ElDr. Alonso aclara que si el lente es más o menos oscuro no guarda relación directa con el filtro UV y su capacidad protectora.“Para condiciones extremas –como la altura, la nieve y la playa- se recomiendan lentes espejados, polarizados y más curvos para que protejan mejor los costados”, afirma el especialista.

Además, debemos fijarnos en que tengan protección contra los rayos ultravioleta (UV). “Generalmente, los lentes tienen un instructivo con sus características y recomendaciones de uso, pues dependiendo de la actividad que realicemos y del riesgo que ésta tenga, hay distintas recomendaciones de filtro UV”, explica el doctor Alonso. Enactividades de mayor exposición se requerirá mayor filtro.

Problemas oculares a los que nos podemos ver expuestos

Si no protegemos nuestros ojos del sol, los riesgos van desde la pérdida de visión temporal hasta diversas patologías que, dependiendo de la gravedad de la exposición, pueden generar una lesión permanente. El oftalmólogo de Clínica Vespucio detalla las patologías que pueden surgir si no se toman las precaucione necesarias:

 

  • Queratitis actínicas (inflamación de la córnea).
  • Pterigión(crecimiento anormal de tejido de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que cubre la superficie externa del ojo).
  • Catarata (nubosidad parcial o total del ojo).
  • Neoplasias conjuntivales (tumores).

 

 
Photo by Dominika Gregušová from Pexels https://www.pexels.com/photo/beautiful-blond-blonde-hair-countryside-478544/

Read more

Por qué el protector solar se debe usar durante todo el año

La radiación solar en toda época del año está relacionada con la incidencia de cáncer de piel, especialmente de melanomas y carcinomas cutáneos. El dermatólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Andrés Lehmann, explica los riesgos de la exposición prolongada al sol y sin protección; enfatizando en la importancia del uso del fotoprotector solar tanto en niños, como en adultos.

 

El cuidado de la piel debe ser una rutina indispensable todos los días del año, y uno de los productos que jamás se debe olvidar es el uso del protector solar.Las radiaciones solares varían según el periodo del año, por lo que en época estival predomina la radiación ultravioleta UV B, mientras que en invierno aumenta la presencia de rayos UV A, que es menos nociva, aunque su sobreexposición también podría resultar perjudicial.

 

La mayoría de las personas suele relacionar el uso del bloqueador solar con el verano. No obstante, “en invierno, aunque la intensidad del sol no sea la misma que en los meses de calor, igual es dañina y la acumulación de quemaduras por falta de protección es un factor desencadenante del cáncer de piel”, asegura el doctor Andrés Lehmann, dermatólogo de Centros Médicos Vidaintegra.

 

La importancia de cuidar la piel

La exposición permanente a los rayos UV desencadena un deterioro progresivo en el ADN celular, lo que favorece la aparición de arrugas, manchas, dilataciones vasculares, y otros signos del envejecimiento. Asimismo, las cifras del cáncer de piel han aumentado considerablemente debido a una inadecuada exposición a luz solar.

 

Existen diferentes tipos de radiaciones: la UVC es bloqueada por la capa de ozono, mientras que la radiación UV A y UV B llega a la tierra y afecta a la piel. Los rayos UV A están presentes todo el año y penetran en las capas más profundas de la piel. Este tipo de radiación puede desencadenar enfermedades de pigmentación, fotoenvejecimiento y cáncer de piel.

 

Los rayos UV B en cambio,poseen mayor energía y son más dañinos, pero son absorbidos de manera parcial por la capa de ozono y las nubes. Este tipo de radiación se encarga de que la persona adquiera un bronceado y también es la responsable de las quemaduras solares. También se asocia al desarrollo de ciertos tipos de cánceres de piel (melanomas).

 

Cómo elegir un buen protector

El dermatólogo de Centros Médicos Vidaintegra, explica que el rol del protector es reducir la cantidad de rayos que traspasan la piel y una correcta aplicación puede ayudar en gran medida a mitigar el daño solar. Por lo anterior, será esencial que contenga una combinación adecuada de filtros químicos y físicos, con el fin de detener los rayos UV A y UV B.

 

“El uso diario de un protector solar, de acuerdo al tipo de piel y a la edad, es imprescindible para proteger las células de la piel ante las quemaduras solares y de otras enfermedades que se pueden desencadenar a mediano y largo plazo. Por lo anterior, es importante escoger un fotoprotector que sea estable a la luz y que no se degrade fácilmente ante la exposición al sol”, enfatiza el doctor Lehmann.

 

La protección en los niños

El dermatólogo de Vidaintegra, es enfático al referirse a los riesgos que implica la radiación en un niño al sol. Al respecto, asegura que “a las guaguas de cero a seis meses no se les debe aplicar ningún protector porque su piel aún es inmadura y éstos contienen químicos que pueden ser dañinos para la salud del lactante”. En cuanto a los menores de un año, no deben exponerse a la luz solar directa, ya que la piel es extremadamente sensible a una quemadura solar y tienen mayor probabilidad de sufrir un golpe de calor.

 

“Es fundamental recordar la importancia de la aplicación de unfotoprotector factor 50 pediátrico (filtro físico) para salir al exterior, porque la piel de un niño tiene menos mecanismos de defensas, por lo que es esencial aplicarles uno que contenga un FPS elevado, ya que proporciona mayor protección”, advierte el profesional.

 

Recomendaciones

El dermatólogo de Centros Médicos Vidantegra, Dr. Andrés Lehmann, entrega una serie de consejos antes de exponerse al sol:

 

  • Si va a realizar una actividad al aire libre, es importante la aplicación de un protector factor 50. Si la persona pasa la mayor parte del día al interior de un lugar, se aconseja el uso de una crema factor 30.
  • Las protecciones no se suman; por lo tanto, si el hidratante contiene SPF 15 y un maquillaje con SPF 20, no hacen una protección equivalente a 35. En estos casos, prevalece el de mayor protección.
  • Aplicar una cantidad suficiente de bloqueador que cubra de forma homogénea la superficie expuesta y repetir la aplicación cada dos horas, especialmente si ha sudado mucho.
  • Utilice fotoprotector aunque esté nublado y evite exponerse directamente al sol, entre 11:00 y 15:00

 

Read more