¿Saquemos una foto?

Antes de empezar a escribir de este tema, quiero explicar mi ausencia de estos meses. La verdad que después de terminar mi libro Educar para sentir, el que les recomiendo leer, jajaja, quede como vacía y muy cansada con mucha necesidad de volcarme hacia mi misma y esto se juntó con una serie de dificultades propias de la vida me hicieron ausentarme de este espacio que estoy feliz de recuperar.

Entrando en el tema de esta columna, siempre he dicho que el tema de las fotos y de los videos daría para una investigación y tal vez para un libro.

Ya sacamos fotos para todo, las mostramos y los videos se han ido agregando en nuestro repertorio, incluso filmando cosas en las que podríamos ayudar pero preferimos filmar la situación para contar que la vimos.

Cuando decidí hacer esta columna fue por una frase que escucho frecuentemente cada vez que termino una charla. La frase dice “Pili saquémonos una foto para que me crean que estuve contigo”.

Esta frase en lo profundo es tremenda, refleja muchas cosas pero quizás la más importante es el descubrir lo poco y nada que vale la palabra hoy. No basta con decir, estuve con ella, hay que probarlo, simplemente un indicador social de una tremenda desconfianza. Si no hay un testimonio de que fui a un concierto es como que no hubiera ido. Esta desconfianza genera la obsesión por contarlo todo y compartirlo todo en las plataformas sociales que “ validan” mis experiencias como reales, sino parece que no existieran.

Me pregunto si ¿es necesario tener que contarlo todo o mejor dicho mostrarlo todo?. ¿el espacio para definir el concepto de intimidad, quien lo marca?

Esa es una de las reflexiones, la otra es qué pasa con el valor y la credibilidad de las palabras como fuente de verdad y de honestidad, versus la imagen.

Siempre he pensado y debe ser la edad que es mejor y necesario volver a imprimir las fotos y formar álbumes reales que nos hagan viajar o recordar experiencias, que el tener todas las fotos en el teléfono es hipotecar la historia hacia un punto de cierta superficialidad cuando está demostrado que cuando hay tragedias lo primero que se extraña son las fotografías.

Otro punto importante es la nula o poca tolerancia a la imperfección que hoy existe y que las fotografías lo reflejan en toda su magnitud. Antes cuando las fotos se revelaban uno no sabía cómo íbamos a salir, con tal del mantener el momento uno aceptaba no salir bien, los ojos rojos entre otros defectos que mirados con el paso del tiempo siempre producen carcajadas y muchos recuerdos. Lo que genera recuerdos no es lo perfecto, lo que genera que quede almacenado en la memoria es lo que es gracioso, imperfecto, sino pensemos los que tenemos más de cuarenta los recuerdos de nuestras tortas de cumpleaños chuecas de la infancia.

Revisemos el fenómeno de fotos y videos y descubramos todas las cosas que nos informan desde su realidad. Nos muestran muchos valores sociales que han ido cambiando, no todos para mejor según mi parecer, ustedes comenten y vean que les parece.

Un abrazo y hasta el próximo mes.

pilar_sordoEscrito por Pilar Sordo – Psicóloga

Extraído de www.pilarsordo.cl

 

Read more

“#Me too” Acusaciones de Abuso sexual y sus preocupantes efectos en las redes sociales

Estas últimas semanas el fenómeno #Me Too impulsado en redes sociales para referirse  a los abusos sexuales ha recrudecido a partir de las denuncias realizadas por varias actrices en su mayoría norteamericanas,  que denuncian al productor Harvey Weinstein quien habría acosado a  varias mujeres aprovechándose de su  situación de poder en Hollywood. La situación ha ido creciendo y han aumentado las denuncias teniendo como efecto varias caídas estrepitosas en popularidad con términos de contrato laboral  incluido,  como por ejemplo el caso del actor Kevin Spacey, quien estando en la cima de su fama luego de ser acusado de acoso por un actor que en el momento en que transcurrieron los hechos era menor de edad, fue despedido de la película que estaba filmando, siendo  rápidamente reemplazado por otro actor en el papel.

Es así como en la última entrega de los Globos de Oro la mayoría de las actrices vistió de negro en señal de protesta e incluso se creó un fondo para ayudar a las víctimas de acoso el que ya  ha recaudado varios millones de dólares.

El tema ha seguido escalando y ha reanudado una discusión de fondo que tiene que ver con los límites que puede haber entre un simple acto de seducción amorosa, que dependiendo de la voluntad de los involucrados puede derivar en relación casual o de relativa estabilidad y permanencia y la imposición de una persona,  generalmente un hombre,  en querer someter a otra persona,  generalmente mujer,  a tener  un acto sexual no deseado y no consentido simplemente por el hecho de ser más fuerte en términos  físicos, de poder, de dinero o posición. En fin, una interesante y larga discusión que debe ser enfrentada con altura de miras y sin prejuicios ya que es muy fácil caer en los usuales estereotipos de machismo  y feminismo al abordarla.

Ha surgido sin embargo en los últimos días otra interesante arista derivada de una carta publicada en el diario Le Monde  y firmada entre otras por la conocida actriz francesa Catherine Deneuve. El manifiesto generó controversia porque decía que la iniciativa #MeToo abanderaba un “puritanismo sexual” que sólo ha conseguido despertar una “caza de brujas”.  Poco después la misma actriz aparece nuevamente en la prensa pero esta vez disculpándose por si ha ofendido  sin querer a algunas mujeres que pudieron ser abusadas de verdad y se sintieron dolidas por sus declaraciones.  El punto que busca remarcar la actriz,  es el excesivo poder que han tomado las redes sociales las que muchas veces condenan a alguien sin darle siquiera derecho a defenderse. En sus palabras: “No me gusta esta característica de nuestro tiempo [… por la que] simples denuncias en redes sociales generan castigo, resignación y, muy a menudo, linchamiento en los medios”, añade Deneuve. “No excuso nada, [pero] yo no decido sobre la culpabilidad de estos hombres porque no estoy cualificada. Y pocos lo están” (revista VanityFair). Esta posición con la que concuerdo,  sin duda debe estar presente en el debate ya que la fuerza de las redes en imponer temas  y llegar rápidamente a conclusiones no siempre  demostradas, a veces alcanza ribetes preocupantes.

Macarena Urenda Salamanca – Comunicadora Social

 

 

Read more

3 consejos que te ayudarán a alcanzar la felicidad, según la revista Time

Al mal tiempo buena cara es un dicho muy común. Resulta ser, además, una actitud muy verídica a la hora de afrontar los problemas que puedan suscitarse en nuestras vidas. Actualmente, existen múltiples razones para padecer de ciertas enfermedades anímicas como la ansiedad y la depresión. Los conflictos, preocupaciones y situaciones que se presentan parecieran tornarse cada vez más complicadas.

En ocasiones da la impresión de que a pesar de los avances de la ciencia y la tecnología, que se supone simplifican nuestras vidas. Cada vez tenemos más problemas. ¿Por qué? Cada día necesitamos más y cada vez resulta más complicado obtener las cosas nuevas que vamos necesitando. De esta manera, alcanzar la felicidad puede verse comprometida. Sin embargo, sí existe una poderosa clave para alcanzar el bienestar

Recordemos que un hombre es tan rico como necesidades tenga. Es decir, una persona que tiene muchas necesidades y el dinero para satisfacerlas es rico. También, lo es aquel que no necesita nada así no tenga dinero.

La revista Time ha compartido un listado de consejos sobre cómo ser más feliz. Los mismos, están basados en estudios relacionados. A continuación, Phrònesis te cuenta más sobre este interesante tema…

La influencia negativa de las redes sociales…

Mucho se ha dicho sobre la influencia negativa de las redes sociales sobre la salud mental y psicológica de las personas. El pasar mucho tiempo en estas ha dado como resultado un incremento en la ansiedad de las personas. Vivir a través de estos canales de comunicación viendo la vida supuestamente perfecta de otros genera depresión.

En las redes sociales la mayoría de las personas publica solo los aspectos positivos de su vida. Es por ello que se crea una falsa felicidad en torno al uso de estos medios de comunicación. Muchas de estas se ven en la obligación de mentir sobre sus verdaderas vidas para no quedarse atrás de los demás. Fingir a través de fotos que todo es perfecto. Al final solo puede traer consecuencias negativas. Sobre todo en los jóvenes y adolescentes.

Los problemas de autoestima son de los más comunes. El uso de filtros y programas que alteran las fotografías solo empeora la situación. A través de las redes nos mostramos al mundo como queremos ser más no como realmente somos.

En ocasiones da la impresión de que a pesar de los avances de la ciencia y la tecnología, que se supone simplifican nuestras vidas. Cada vez tenemos más problemas. ¿Por qué? Cada día necesitamos más y cada vez resulta más complicado obtener las cosas nuevas que vamos necesitando. De esta manera, alcanzar la felicidad puede verse comprometida. Sin embargo, sí existe una poderosa clave para alcanzar el bienestar

 

Consejo 1:

Es por ello que, la revista Time nos deja un primer consejo para alcanzar la felicidad plena: “Explora la vida que existe más allá de las redes sociales”. Vive la realidad a través de tus vivencias y no de las redes o medios digitales. El contacto con las personas cara a cara es necesario para poder ser nosotros mismos.

El buen uso del dinero…

El dinero no da la felicidad, aunque ayuda a obtener tranquilidad. Nadie está exento de pasar por problemas económicos. Y cuando nos encontramos envueltos en circunstancias financieras negativas, la tranquilidad se esfuma. Lamentablemente vivimos en un mundo material. En el cual el dinero es necesario. Sin embargo, está comprobado que el dinero no da una auténtica felicidad. Si este fuera el caso no sería una realidad el suicidio de famosos y artistas millonarios.

Resulta que el vacío existencial que sienten algunos no logra llenarse con dinero. Lo auténtico en la vida no tiene precio y no puede comprarse. Por eso, la importancia de hacer un buen uso del dinero. Este más allá de permitir comprar cosas materiales que ocupan espacio puede ser la llave para vivir experiencias maravillosas que alimenten el espíritu.

Consejo 2:

La revista Time, aconseja: “Utiliza el dinero para invertirlo en ti. Compra tiempo libre”. Viajar, conocer personas nuevas y descansar. Son solo algunas de las cosas que el dinero nos permite lograr. Usa el dinero para comprar experiencias y buenos momentos que te permitan de alguna manera vivir.

El perdón es la llave que abre la puerta a la felicidad…

El perdón libera. Es más fácil y sano soltar las cargas que te atan espiritualmente. Perdonar y dejar ir es la mejor medicina para el alma. Si te quedas con el rencor y resentimiento, será casi imposible que alcances la felicidad. Aquellos que hacen uso del don de perdonar son las personas que llevan una vida más tranquila y feliz. La negatividad trae consecuencias muy serias para la salud.

El perdón es sinónimo de fuerza. Se necesita más decisión y determinación para perdonar que para guardar odio en el corazón. El odio es una barrera que causa infelicidad. Mientras cultives esa clase de sentimientos en ti jamás lograrás estar en paz y por ende nunca podrás vivir tranquilo. La felicidad significa llevar una vida equilibrada y llena de gozo. El perdón es la mejor manera de lograrlo.

Consejo 3:

Según la revista Time una de las claves para ser feliz en la vida es seguir este consejo: “No dejes que el rencor y el resentimiento ganen. Aprende a perdonar”. En este aspecto entran en juego diferentes técnicas que ayudan a lograr dicho cometido. La meditación y la oración son las más comunes.

Escrito por: Editorial Phronesis

www.elartedesabervivir.com

www.facebook.com/elartedesabervivir.ph

Read more

Emprendedora tradicional: ¡da el salto a la tecnología!

Texto por Josefa Villarroel. Síguela aquí: Facebook – Twitter

“Como no sabía hacer una campaña de marketing, decidí anunciar y vender mis productos por Facebook”,  fue uno de los testimonios que hizo una de las 100 emprendedoras que participaron en el taller “Mujer y Tecnología organizado por el SernamEG y Girls in Tech”, en el marco de la 6ta versión de la Feria Mujeres Emprendedoras Indígenas.

Sin embargo, lo que en realidad esta emprendedora necesitaba saber es que ella está realizando una campaña de marketing digital y que ha establecido un canal de comercialización online con el cual ya ha generado ventas de sus productos en Chile y el extranjero.

Superar el miedo, la timidez y entender a la tecnología como una fuente de independencia, nuevas oportunidades y ventas es la mirada que como mujeres debemos tener.

Si ya usas grupos de whatsapp o tienes un perfil en Facebook estás lista para dar un paso hacia el marketing digital y la comercialización on line con tu negocio.

Aquí, algunos consejos que te pueden servir para empoderarte y profesionalizar tu emprendimiento, incursionando en el mundo digital de forma simple, sin necesidad de un programador y casi con costo cero.

4 Tips para emprender con Facebook

  • Crea un perfil de empresa (fan page) y no un perfil personal.

A diferencia de un perfil personal donde recibes y aceptas solicitudes de amistad  de personas que conoces, contar con un perfil de empresa te permite recibir “likes” y seguidores que se suman automáticamente a tu red, llegando a más personas y potenciales clientes. Adicionalmente, puedes utilizar las distintas herramientas que facebook tiene para este tipo de perfiles como por ejemplo acceder a las estadísticas para  conocer mejor a tus seguidores e incluso realizar publicidad.

Crear un fan page para tu emprendimiento es gratis y puedes crear campañas de publicidad desde tan solo tres mil pesos.

  • Una imagen vale más que mil palabras.

Una publicación o “actualización de estado” que utiliza imágenes tiene casi el triple de impacto que una publicación que no las usa.

Puedes crear tus propias fotografías y/o videos con tu teléfono celular, sólo debes cuidar la luz y el sonido.

También puedes usar material de banco de imágenes gratuitas, lo que quiere decir que tienen derechos de uso liberado, como el banco de imágenes que Marca Chile pone a disposición de los emprendedores https://bancodeimagenes.imagendechile.cl/

  • Establece una rutina para actualizar la información

Una vez que tengas tu fan page debes ocuparte de usar profesionalmente esta  herramienta y una clave para esto es mantener información actualizada.

Tranquila, no es necesario que te agobies solo debes establecer un tiempo para publicar que puedas cumplir. Intenta estableciendo una rutina de una o dos veces a la semana.

¿Qué publicar? Publica tus productos terminados, productos en proceso de producción y anuncia las actividades en las que participes por ejemplo presencia en ferias, expos o puntos de ventas.

  • De “likes” a clientes

Por último, no pierdas la oportunidad de transformar a tus “likes” en clientes. Para esto es muy importante que seas capaz de conectarte con ellos: debes estar atenta a responder los comentarios que realicen en tus publicaciones. Responde los mensajes internos en un tiempo oportuno y por sobre todo no olvides ser amable y mostrar tu trabajo.

Por ejemplo: si te preguntan ¿Puede entregarlo en dos días? Una buena respuesta es “nuestros producto son únicos, todos los detalles son hechos a mano por eso los productos se entregan en un plazo mínimo de 5 días hábiles”.

O si te preguntan por un producto sin stock, una buena respuesta es “en este momento no contamos con disponibilidad pero podemos ofrecerte estos hermosos productos por el mismo valor”.

Recuerda que como clientes, nada genera peor impresión que una mala atención y eso incluye también la forma en que te relacionas por las redes sociales.

Josefa Villarroel.

Extraido de www.girlsintechchile.com

Read more

¡No todo tiempo pasado fue mejor! 4 cambios culturales que debes agradecer

Artículo publicado originalmente en El Definido

Aunque hay cosas del pasado que se están perdiendo y deberían rescatarse, Mane Cárcamo sale a defender aquellos aspectos culturales del mundo de hoy que son muchísimo mejores que antes.

En el mundo, los medios de comunicación y las redes sociales, se puede oler una onda nostálgica que abunda con creces. Un sentimiento apesadumbrado que nos hace extrañar las formas, los productos, las tendencias y esa melancólica manera que teníamos de vivir, que nos lleva a creer que todo tiempo pasado fue mejor. No hay duda que podemos echar de menos muchas cosas de otras décadas… probablemente se jugaba más en los pasajes, se conversaba mirándonos a los ojos, los chiquillos se bajaban cuando iban a buscar a una cabra para llevarla a un carrete, los adolescentes no sentían que se jugaban la vida en la PSU y en muchos aspectos la vida era más simple.

Pero me anima pensar que hoy también hay numerosos aspectos de la vida que funcionan mejor, que me hacen rechazar esa visión catastrófica de la actualidad y que tiene a muchos llorando por las esquinas en vez de asumir con entusiasmo que éste es el tiempo que nos tocó protagonizar. ¿Cuáles son esas cosas? Acá mi pequeña lista que como siempre invito a engrosar.

Señores Papis

Tuve un papá excelente, apañador, cariñoso y partner, pero creo que jamás supo cuando había reunión de apoderados o acompañó a mi mamá a una ecografía (ok, debo asumir que cuando nací probablemente eran un verdadero lujo asiático inaccesible para “Los Cárcamo”). Pero en concreto antes había muchos temas parentales que eran solo “de mujeres”, en donde los hombres ni siquiera asomaban la nariz.

Hoy lo común es que los hombres asistan con sus mujeres al pediatra, les interese saber si la guagua subió de peso a o no, conozcan a la profesora jefe de sus hijos, tengan que aprenderse las nuevas regiones para estudiarlas con el cabro de segundo básico y no sacrifiquen el cuento nocturno por muy interesante que sea lo que estén informando en el noticiero. El papá trabajólico, el que no mueve un dedo en su casa, que se sienta con el diario a esperar que le sirvan el sour, está total y absolutamente pasado de moda. Y es peor aún, se ha transformado en un personaje repudiado por la sociedad, matapasiones y con graves conflictos maritales.

Ya está claro que la tarea es compartida. Las mujeres y los niños demandan a un hombre presente, que participa en la educación de sus hijos activamente (no que “ayuda”) y que además lo hace con felicidad, convicción y amor (algunos más que otros). Porque sabe que es lo que corresponde. Porque sabe que una familia necesita ante todo presencia, juegos, conversaciones banales y profundas, mucho más que un auto nuevo o un plasma más grande.

@señordiputado ¿Cuándo cumplirá su promesa de campaña?

Cuando un político se mandaba un condoro, un acierto, un chiste malo (que están tan en boga) o cualquier acción que mereciera una opinión nuestra, dicha idea quedaba solo en nuestras casas, en la sobremesa, en el alegato dominical con los amigos. Con suerte podíamos manifestar lo que pensábamos si nos publicaban una carta en El Mercurio, una hazaña más difícil que pichanga entre Giorgio Jackson y Alberto Mayol.

Pero hoy las redes sociales nos han permitido de una manera u otra dialogar con el poder. Los políticos reciben la oleada de críticas o aplausos, tienen que salir a contestar por algún comentario descriteriado, son capaces de resolver cosas cuando un tuitero le manifiesta una problemática e incluso algunos han quedado cesantes después de un posteo desafortunado. En esta época el poder ya no está en un olimpo intocable, es más, ha tenido que aprender a lidiar con una ciudadanía cada día más exigente y fiscalizadora. Es verdad que Twitter está infumable, pero convengamos en que la posibilidad de hacerle valer mi molestia al alcalde y que me responda, sí es un aporte de los tiempos modernos que hay que valorar.

¿Maldita Moda?

Alguna vez hablé en otra columna sobre modos que antes eran escandalosos y hoy son totalmente aceptados. Los tatuajes son un ejemplo concreto. Una persona tatuada antes era como un mellizo de Amy Winehouse, se asociaba de manera automática a una vida dominada por los excesos y el desorden. Los prejuicios estaban a la orden del día. Hoy el mundo ha cambiado (y aunque hay muchos que aún definen a los demás por sus formas externas), la gran mayoría ha entendido que el largo del pelo, la cantidad de aritos en la oreja, el color de la uñas o el tipo de chaqueta que usamos, no nos hace ni peores ni mejores personas. Que el hombre que se viste de manera clásica no tiene porqué ser un nerd y que la mujer que usa aritos de perla tampoco es el icono del cartuchismo mundial. Solo es un pequeño termómetro de cuán formales u originales somos. Nada más. Y eso hay que aplaudirlo… de pie.

¡Qué vivan las causas!

El internet y las redes sociales en muchos casos nos han distanciado del otro, pero también han potenciado las más variadas causas (que podemos compartir o no). Hay quienes defienden a los inmigrantes, promueven la donación de órganos, se agrupan con quienes desean proteger los derechos de los animales, otros que luchan por leyes que permitan a los padres de niños enfermos acompañarlos en sus tratamientos, miles que buscan la igualdad salarial entre hombres y mujeres, la libertad religiosa, el respeto al medio ambiente y muchas otras banderas que se alzan con pasión y trabajo permanente. A veces me agota la gente mono-causal, esos que solo hablan de un tema ya sea en sus redes sociales, en la vida, que cruzan sus alegría y tristezas según el éxito o fracaso de la causa que han abrazado. Pero después me pongo positiva y pienso que es bacán que haya tanta gente pensando en alguien que no sean ellos mismos. Podemos discutir el fondo, la forma, los estilos, pero al menos celebro que en un mundo en donde muchas veces el individualismo parece una verdadera pandemia, existan muchas personas dedicando su tiempo y energía a hacer del mundo un lugar más feliz, justo y empático con el que los rodea.

Me invito y los invito a animarse con los nuevos tiempos, hay mucha gente haciendo y pensando cosas valiosas allá afuera. El desafío está en saber descubrirlos.

¿Qué más agregarías a esta lista?

Magdalena Cárcamo – Periodista

Fuente: www.eldefinido.cl

Read more

Las últimas lluvias en las redes sociales

Se habían anunciado las lluvias con harta anticipación. Tanta,  que al menos los que vivimos fuera de Santiago,  ya no creíamos mucho que venía el famoso frente. Sin embargo en Santiago,  antes que en la Quinta región,  las lluvias  llegaron y muy fuertes.

Se preveía que el fin de semana iba a ser más intenso pero lo que no se previno fue lo que ocurrió. El agua se desvió del Mapocho y especialmente  en la comuna de Providencia,  fueron miles de millones de pesos en pérdidas materiales los que sufrieron casi un millar de personas  cuyos negocios estaban ubicados en zonas aledañas al Mapocho, También hubo varios edificios cuyos subterráneos incluidos los estacionamientos,  fueron inundados.

Vi la noticia por televisión y resultaba triste y conmovedor ver a la gente tratando de rescatar sus bienes. Muchos de ellos producto de años de trabajo y sacrificio.  Todo perdido en una madrugada. Lamentable. Sobre todo si se piensa  que esta tragedia pudo haberse evitado

Sin embargo no quiero adelantar juicios. Me parece un mínimo acto de prudencia esperar los resultados de la investigación para determinar las responsabilidades de la constructora, la Costanera Norte y/o el MOP.  No sabemos si son individuales o compartidas ni tampoco que grado de responsabilidad le cabe a cada uno.  Eso lo dirá los resultados de esta investigación. Es prudente también asumir que hay seguros comprometidos y que los responsables deberían  responder frente a los ciudadanos afectados.

Lo que no me ha parecido nada prudente ni menos gracioso es leer en las redes sociales, algunos mensajes de personas, todos supongo chilenos y bien nacidos,  haciendo comentarios irónicos acerca del tipo de ayuda que se debe dar a  las comunas de Providencia y Vitacura. Se sugieren marcas caras de ropa como donaciones y se ironiza con que hay nanas perdidas,  por lo que se piden algunas de reemplazo. Se asume que las personas que perdieron sus bienes son personas de buen pasar,  por lo que no los requieren  y en consecuencia no se solidariza con ellas. Es obvio que no es así.  Estamos hablando de personas que se ganan la vida honradamente y con esfuerzo como la mayoría de los chilenos.

Pero… aunque así fuera. Aunque la señora simplemente trabajara en una librería por ocupar de modo útil su tiempo. ¿Acaso no hay dignidad en ello? ¿Cuál es el afán  de burlarse de la desgracia ajena?

Quiera Dios que no nos estemos transformando en un país  de resentidos y amargados sociales. Ello sería sin duda una peor tragedia que la que acaba de ocurrir para muchos chilenos,  con los que  de modo profundo yo solidarizo.

Macarena Urenda Salamanca

 

Read more