El Mejor Regalo

La tradición de hacer regalos en Navidad está relacionada con una fiesta romana que se hacía a fin de año y la historia del obispo San Nicolás de Myra. Es ya una forma de celebrar muy arraigada en la cultura occidental, y aunque a veces puede ser fuente de agobio, regalar es un acto de generosidad y preocupación por el otro, es una forma de demostrar cariño.

Lamentablemente la Navidad por estos lados coincide con el cierre del año lo que implica innumerables actividades y compromisos.  Tanto los adultos como los niños estamos cansados e híper estimulados por los medios para consumir las últimas novedades, modas y tecnologías, así como también para tener la fiesta perfecta con el árbol más lindo y la cena más exquisita. Esto puede llevarnos a tener expectativas demasiado altas sobre lo que tiene que ocurrir el 24 de diciembre, y luego llegamos al día agotados y muchas veces, con ganas de que pase pronto.

Las celebraciones como la Navidad son grandes oportunidades de conectarse en la alegría, de compartir emociones y eso fortalece los vínculos. A veces por tener una fiesta perfecta, perdemos esta noción de conexión y nos quedamos en los aspectos formales de la misma. Date la oportunidad de vivir esta Navidad de la forma en que realmente quieres, esto implica tomar conciencia de algunas cosas y decisiones firmes para lograrlo.

En primer lugar, trata de visualizar lo que deseas para estos próximos días. Dónde, cuándo, cómo, con quiénes y qué va a suceder. Luego pregúntate por qué quieres esto. Si tu deseo es tener una fiesta de unión familiar, o una celebración más íntima sólo con tus más cercanos, que se viva con un sentido de gratitud especial por todo lo que tenemos o tal vez hacer algo de entrega a los más necesitados. No importa cuál sea el sentido, lo relevante es que haya un relato y que todos los miembros de la familia se sientan parte de éste.

Luego, trata de organizar tu tiempo lo mejor que puedas, sin descuidar el descanso y los momentos para estar en familia e ir preparando la navidad. buscar instancias en las que decorar el árbol sea una actividad grupal, cocinar juntos los postres, rezar una pequeña oración para preparar el espíritu, organizar el amigo secreto.

 Ahora a pensar qué regalar.

Para los niños, y los no tantos, la ilusión de los regalos es normal. Sin embargo, a veces vemos mucha ansiedad respecto del tema, algo que la publicidad exacerba sin duda, pero también nosotros al comprar impulsivamente, o cuando utilizamos los regalos para compensar o como una amenaza para que se porten bien.

Recomendamos definir un presupuesto y ojalá no endeudarse por satisfacer demandas de los niños, que normalmente son más inducidas que algo que realmente necesiten.

Pensar cada regalo de acuerdo a lo que conocemos de nuestro hijo o hija, ahijados, padres, etc. ¡Que sea entonces una tarea para nosotros!: conocer más al otro, acercarnos más, interesarnos más por ellos. Hablar de sus gustos, de sus sueños, de lo que disfrutan, etc. No quedarse en la pregunta ¿Qué quieres para Navidad? Ir más allá y preguntar ¿por qué te gusta eso? Compartir tus deseos también, contarles sobre los regalos que recuerdas con especial cariño y por qué.

Algunos criterios para decidir qué regalar son:

Algo que tu hijo desee con especial interés, cuando ha habido una consistencia en el tiempo de algo que quiere.

Algo que tu hijo necesite. Quizás no lo ha pedido, pero tu sabes que lo va a usar y apreciará que te hayas dado cuanta de su necesidad.

Alguna experiencia (lectura, teatro, concierto, viaje, clases) Las experiencias generan memorias emocionales muy potentes y son un tesoro para cultivar las pasiones.

Algo de tí. En algunas familias se regalan cupones con vales por una salida a tomar helado, cocinar juntos, hacer un favor especial, etc.

Los niños pueden parecer muy caprichosos y demandantes en este tiempo, pero no te dejes engañar, lo que ellos buscan es conectarse más contigo. A veces tildamos a los niños de consumistas, egoístas, egocéntricos, etc. Y claro, ellos no tienen los filtros que tenemos los adultos para manejar toda la presión externa qué hay por consumir y tener el mejor juguete o regalo posible. Si hasta para uno es difícil mantenerse centrado, para ellos lo es aún más. Obvio que se entusiasman con la idea de la bicicleta nueva o el play station o la barbie no se qué, quien no. Somos nosotros los que podemos alimentar esa ansiedad y mirada más egoísta o de transformar esta celebración para que sea más que sólo recibir nuevos juguetes.

Para ello, además de elegir un regalo con empatía, pensando en el otro, acompañémoslo con gestos que lo harán especial.

Que el regalo vengan con una nota o tarjeta explicando por qué lo elegiste, o por qué esa persona, sea un hijo, hermano, amigo, es especial para ti.

Que al entregarlo le digas que le das las gracias por algo que ha hecho o por como es.

Es darse uno como parte del regalo, eso será recordado por siempre, hará el momento uno de conexión e intimidad.

Invitar a los niños a hacer también pequeños regalos. Regalar de los suyos a niños que no tienen, cocinar algo, gastar de su mesada para un dulce o chocolate, ofrecer hacer algo por el otro, preparar un show de Navidad.

La Navidad es una oportunidad para establecer ritos en la familia. Estos son importantes para dar una identidad especial a la familia, y es lo que genera sentido de pertenencia. Todo esto es fundamental para que los hijos se sientan motivados a colaborar y a participar.

Las conversaciones que vamos tendiendo con los hijos son muy relevantes para dar ese significado que queremos.

Antes de la Navidad, además de preguntarles qué quieren, podemos preguntarles qué regalo espiritual esperan, cuáles son sus sueños para el próximo año, qué se les ocurre que pueden mejorar, qué podrían hacer para regalarle algo a otros más necesitados.

Durante la celebración, ya dijimos, entregar los regalos con algún detalle, hacer un momento de oración, ir a la misa, dar las gracias por algo o a alguien, recordar a un ser querido que ya no está, salir a buscar al Viejo Pascuero, meditar frente al pesebre, etc.

Después de la celebración, jugar con ellos con sus nuevos regalos, preguntarles qué los hizo felices, qué recordarán, qué quisieran hacer diferente el próximo año, si se cumplieron o no sus expectativas, etc.

Son pequeños detalles los que hacen que la Navidad se transforme en una ocasión de unión, cariño, conexión emocional. Se necesita un poco de creatividad y voluntad para lograrlo. Si realmente creemos que los juguetes o las cosas materiales no nos hacen más o menos felices, atrevámonos a vivir una Navidad que fortalezca nuestros vínculos, algo que si es fundamental para la felicidad.

Alejandra Ibieta y Alejandra Buzeta, socias AMA Consultora Parental

Articulo extraido de www.talleresama.cl

 

Read more

El regalo que hemos de pedir al Viejito Pascuero

Como la gran mayoría de las personas he estado organizando los regalos de Navidad, viendo qué será lo que necesitan los que me rodean; qué les gustará más. Vitrineando me he topado con tanta gente estresada, apurada, mal genio, etc, que me llevó a reflexionar acerca de lo que realmente necesitamos, como sociedad, especialmente en diciembre, que es un mes lleno de actividades, cansancio propio del fin de año y gastos…y llegué a la conclusión de que urge que tengamos más PACIENCIA.

La paciencia es definida por la RAE como “la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho”. Definitivamente es lo que hoy hace falta en nuestro mundo.

Ayer estábamos en un lugar de comida rápida y la persona  que estaba pidiendo se demoraba en decidir si quería el combo 1 o 2. Un joven atrás se impacientó y empezó a chiflar, sí a chiflar! Y a gritar “tengo hambre, apúrate, mejor no pidas nada, etc.” Debe haber tenido unos 22 años, lo miré y le dije que eran extranjeros y sus ojos llenos de ira me contestaron “me da lo mismo de donde sea, quiero comer ya!” Obviamente, decidí no hablarle más porque el miedo se apoderó de mí, con tan poca paciencia él era capaz incluso de pegarme a mí si le decía cualquier otro comentario.

Entrando al supermercado a las 8:30 am la semana pasada por la puerta de salida ingresó una señora de unos 85 años y un señor que iba saliendo le grita “vieja pava no ves que es la salida” y un par de garabatos más. La señora se puso a tiritar, puso cara de confundida, incluso dijo perdón. De nuevo, ¿qué le faltó al caballero? Paciencia, empatía, pensar en que cualquiera se puede equivocar.

Así nos topamos todo el día con gente que anda con mala actitud, que tocan las bocinas si te demoras un segundo en avanzar con verde, que retan a los niños porque se han demorado en abrocharse los zapatos y las relaciones interpersonales  cada día están más deterioradas…Es por esto que en esta navidad pido Paciencia para todos!

M e acuerdo una vez que mi hija de 2 años estaba enferma con un virus que se llama “Manos, pies y boca”, los padres que hayan tenido a algún hijo con esto me entenderán. Es muy molesto para los chiquititos y poco remedio se les puede dar, por lo que le empecé a escribir a mi pediatra para ver qué más le podía recetar para calmar el llanto y me escribió: “gotas de paciencia para la mamá” Justo era eso que se necesitaba, calma, respirar profundo, amor para la chiquitita y nuevamente, PACIENCIA! Por algo se dice que “la paciencia es la madre de todas las ciencias”

Si nosotros somos impacientes prefiero ni imaginar cómo van a ser las futuras generaciones que se están criando en el mundo de la inmediatez, de lo desechable, del “ahora ya”.

Uno ve muchas veces que los niños se ponen mal genio cuando ven televisión porque salen los comerciales y no son continuos los monitos. Entonces aparece netflix que es maravilloso, ya no tienen que esperar! 20 capítulos al hilo sin pausa…qué miedo cómo muchas veces  criamos sin darnos cuenta del resultado que obtendremos a futuro.

La invitación entonces es a pedir diariamente “paciencia”. A desarrollar la tolerancia, la empatía, la tranquilidad. Cocinemos un queque para navidad en el horno con nuestros niños, (no en el microondas que ya se puede o con la caja de queque listo). Expliquémosles que se demora en “subir”, en que hay que esperar que se enfríe para poder comer, etc. Busquemos maneras de poder cada uno vivir con más armonía, siempre desde el amor y el respeto al prójimo.

Paula Eugenia Fischer Levancini

Coach en Programación Neurolingúística

 

Read more

LA REGLA DE LOS 4 REGALOS (ADAPTADA)

Sé acercan las fiestas y es un buen momento para poner en práctica el minimalismo, cada familia a su ritmo y según su realidad.

En un anterior artículo les he contado sobre el peligro de tener demasiado juguetes y la influencia negativa que tiene en la felicidad de la vida adulta una niñez materialista, por lo que llenar a los niños de regalos en Navidad o Reyes puede llegar a ser contraproducente.

Por todo lo mencionado me pareció muy interesante una nota que encontré en inglés en la que se propone “La Regla de los Cuatro Regalos“: algo que el niño necesite, algo que le haga mucha ilusión, algo que pueda usar y algo para leer. Yo le hice adaptaciones para aquellas familias que están comenzando en este camino del Minimalismo.

Si siguen mis editoriales sabrán que mi estilo de crianza está orientado a fomentar la empatía, la gratitud, los lazos y la creatividad, por estos motivos realice la lista de “Los Cuatro Regalos de Mamá Minimalista”:

1) Una experiencia:

Un estudio realizado por la universidad Estatal de San Francisco reveló que los individuos que gastaban dinero en experiencias en lugar de objetos materiales resultaron más felices y esto también sucede con los niños. No es necesario gastar una fortuna en un viaje, las experiencias pueden ser también ir de camping un fin de semana, llevarlos a un parque temático, ir al cine, a la feria. Puede ser un vale para tomar un helado en su heladería favorita, ir de voluntarios a bañar perritos sin hogar. La lista es infinita y depende de cada familia.

2) Algo que estimule la imaginación:

Aquí dependerá de los gustos de tus hijos y las edades. Para los pequeños los bloques de madera, libros para pintar, plastilinas o cajas de cartón vacías de diferentes tamaños pueden darles horas de diversión. Para los más grandes un juego de herramientas, un libro, un set para armar collares, un instrumento musical o un costurero son buenas opciones.

3) Algo que deseen con el corazón o necesiten mucho: 

No hay nada comparado con ver la carita de un niño al abrir un regalo que ha deseado y soñado por un largo rato. Cada papá sabe cuál ese objeto, viaje, mascota.

4) Algo para compartir: 

Si son hermanos el regalo será para todos y si son hijos únicos para compartir con amigos o primos. Los juegos de mesa, un maso de cartas, paletas de tenis o un rompecabezas gigante son excelentes opciones.

Es importante ponerse de acuerdo con abuelos y tíos para que cada quien elija cual de los cuatro regalos vendrá de su parte y no que todos los obsequios sean solo de los papás.

En mi familia también tenemos una regla que es regalar la misma cantidad de juguetes que recibimos, ya sea para amigos o como donaciones. Eso sí, no regalamos juguetes rotos o en mal estado.

Otra cosa que hacemos seguido y nos encanta es la de compartir experiencias con gente al azar. Por ejemplo, si les pagamos a nuestros hijos una vuelta al carrusel y quedan asientos vacíos invitamos a los niños que están alrededor dejando de lado la vergüenza, porque no hay felicidad más grande que la compartida.

Nota: En el artículo que me inspiró mencionan que uno de los regalos sea “algo para usar”, yo lo entiendo como ropa y quizás pueda ser excelente para preadolescente o adolescentes, pero desde mi propia experiencia no había nada menos atractivo cuando era una niña pequeña que abrir un regalo y encontrarme con un par de calcetines.

Si estás interesad@ en saber más sobre Crianza Consciente por favor Suscríbete

Facebook: @mamaminimalista

Fuente: mamaminimalista.net

Ana_AcostaAna Acosta Rodriguez

Maestranda en Psicología Positiva Aplicada y experta en Mindfulness,  Inteligencia Emocional y Crianza con apego.

www.nutrimama.com

mamaminimalista.net/

Instagram: Nutri_mama

Read more

Día del Niño: Como evitar la frustración e incentivar el sentido de familia

Se acerca la celebración del Día del Niño y son muchos los padres que buscan y recorren tiendas y jugueterías para encontrar el regalo que tanto anhelan sus hijos; sin embargo, esta intensa búsqueda se puede transformar en un dolor de cabeza por no cumplir con las expectativas del niño. La psicóloga de Clínica Vespucio, Karen Kiblisky, entrega recomendaciones sobre cómo regalar “sin malcriar” y destaca la importancia  del verdadero sentido de familia, por sobre el obsequio.

 

Después del cumpleaños y la Navidad, el Día del Niño es una de las fechas más importantes para los pequeños de la casa, porque representa una oportunidad para recibir el regalo que tanto esperan, sin necesidad de tener que esperar hasta fin de año. Frente a lo anterior, surge la siguiente pregunta: ¿hay que regalarles todo lo que piden o se debe poner límites a las solicitudes?

 

La psicóloga de Clínica Vespucio, explica que es importante que los padres recompensen a sus hijos “en la medida que el niño cumpla con sus responsabilidades y tenga un buen comportamiento, y no porque sí. De esta manera, existe un refuerzo positivo, se valora su trabajo y se le educa para que aprenda a valorar la importancia del esfuerzo”.

 

Por otro lado, “también es relevante que los padres regalen de acuerdo a sus posibilidades, ya que muchos intentan superar todas las expectativas de sus hijos y son capaces de gastar el dinero que no tienen para que estos se sientan felices y conformes”, destaca la profesional. Esta conducta con el tiempo puede traer problemas a nivel familiar, ya que en la próxima celebración, será el niño el que espere un obsequio mejor al de la vez anterior, y así cada año el desafío del regalo será mayor.

 

Cómo enfrentar la realidad y establecer límites

Siempre es bueno plantearle al niño la realidad de una forma que pueda entenderla, y además de tomar los resguardos para evitar frustraciones. Si los padres optan por un regalo material, lo más recomendable según la psicóloga Karen Kiblisky, es que “ambas partes acuerden al menos tres opciones con presupuestos similares, que vayan acorde a las posibilidades de la familia; de esta manera,  ellos entenderán que son los adultos lo que establecen los límites”.

 

Bajo esta mecánica, se evita que las expectativas del niño sean muy altas y además, siempre les gustará el regalo recibido porque fue pensando en conjunto. Por ende, no habrá desilusiones que muchas veces son complejas de manejar.

 

Fortaleciendo vínculos

La sugerencia para los padres es que, más allá del obsequio, éstos se esfuercen por regalar experiencias, ya que según la psicóloga de Clínica Vespucio, “son mucho más significativas, quedan grabadas en la memoria de los niños y ayudan tremendamente a fortalecer los vínculos entre padres e hijos”.

 

Por lo anterior, siempre será mejor el regalo experiencial, por sobre el material, ya que ayuda a estrechar lazos emocionales entre padres e hijos. “Un juguete entusiasma por un rato, pero las vivencias permanecen en el tiempo y un viaje, paseo a la nieve, ir a un concierto o idear alguna actividad entretenida, pueden tener un impacto más significativo en la felicidad de quien recibe un regalo”, puntualiza la profesional.

 

Recomendaciones

Según la psicóloga de Clínica Vespucio, es importante que los padres tomen algunas consideraciones como las siguientes:

  • Apelar a la creatividad y planificar salidas, paseos y experiencias como regalos, en vez del regalo material. Ayudará a fortalecer el vínculo entre padres e hijos y a la vez, serán recuerdos atesorados probablemente hasta que sean adultos.
  • Se debe poner límites en todo momento, incluyendo este día. Si por ejemplo escogen la opción de regalar experiencias, que sea una que vaya acorde a las posibilidades económicas y temporales de la familia.
  • Demostrar afecto con abrazos, besos, cariños, palabras lindas, cartas, etc., enfatizando en el valor y la importancia de la entrega afectiva por sobre la material.
  • Ser cariñoso con el niño dándole mayor importancia a lo afectivo que a lo material.
  • Privilegiar por sobre todo, el pasar tiempo de calidad en familia, donde las risas, juegos, entretención y el amor sean los protagonistas.
Read more

Las mejores tiendas de juguetes para los peques de la casa

He pasado varias veces por un mismo pasillo para encontrar un buen regalo para mis hijos o amigos de mis hijos, y la mayoría de las veces termino yéndome a la segura en alguna librería en rincón infantil comprando libros que estimulen la curiosidad o el interés por aprender a leer de textos con humor infantil. Lo que me llevó a comenzar a estar mas consciente de aquellas tiendas que realmente me ofrecían un producto infantil de calidad. Ya hay varias a las que he decidido regresar dado que hasta ahora no me han fallado en cuanto a la calidad de materiales de sus artículos o por el placer que ha generado en las caritas de esos niños cuando abrieron su paquete! Y qué mejor sensación que esa de no haberse equivocado con el regalo, no?

Es por eso que les comparto el dato de las que para mí son buenas tiendas de juguetes infantiles en Santiago o en regiones a través de despachos y online y así puedan ahorrar algo de tiempo la próxima vez. Además les dejo algunas orientaciones respecto de lo que para cada edad podría ser bienvenido según nivel de desarrollo y madurez del niño.

 

HAPE Me encanta desde que los descubrí, no solo porque están cerca de mi casa sino porque están cerca de todos! Distribuidos en varias regiones del país y ahora también se pueden encontrar por internet en su página. Lo que destaco es la calidad de sus materiales y las buenas ideas de los juguetes muy acordes a la edad y habilidades del desarrollo con sugerencias que ellos mismos proponen. Sus precios no son bajos ni sus envases los más óptimos para hacerlos durar por mucho tiempo en casa, sin embargo la calidad y originalidad de los juguetes es muy rescatable. Además vienen todos los juguetes ordenados por categoría donde la Musical es una de mis favoritas! Guitarras de colores vivos, palos de agua con transparencias!, entre otros. Y la ”Hazlo tu mismo” también es muy original! Échenle un vistazo.

 

RODA La conocida marca de bicicletas sin pedal que hace 6 años aproximadamente arremetieron en plazas y parques de nuestro país, se han mantenido casi invictas por la original idea de desarrollar el equilibrio como etapa previa para pedalear. No sólo son estéticas y medioambientalmente amigables, sino que ahora además la marca ha lanzado una línea de ropa muy simple y de buena calidad. Puedes encontrarla en varias sucursales.

 

S.O.K.I. Es una marca de juguetes que descubri en Instagram y que me llamó la atención por el entusiasmo y convicción que tenían sus creadoras. Estas emprendedoras hacen cajas con material didáctico en su interior con el objetivo de desarrollar con ellas habilidades puntuales según edad o necesidades como las cajas temáticas Exploradores, Motricidad Fina, 6 meses, Doctores, Apego, Espacio, etc.. Puedes encontrarlas en Instagram o en Internet. Totalmente aprobadas.

 

BO.OD Calidad de sus materiales es algo que destaca en esta tienda. Variedad de marcas y de juguetes también es algo que subrayo, y lo mejor de todo es que en la página web puedes encontrar los juguetes distribuidos por edades, lo que facilita aún más encontrar el indicado para cada niño.

 

DIDACTICSTORE Por claridad en la página web, orden y explicaciones para encontrar y comprar cada juego o juguete, por los precios y calidad de los materiales en cuanto a colores y envases es una excelente idea al momento de comprar para regalar y especialmente para tus hijos, asi les enseñas jugando. Ventas por internet solo con despacho.

 

MADERITAS y TOYCENTER Las he dejado para el final, porque son buenas escencialmente por reunir muchas marcas de juguetes y poder encontrar de manera fácil una infinidad de ideas para regalar juguetes, mas allá de la calidad de los mismos que si bien es buena no necesariamente son todos amigables con el medio ambiente o no están organizados en categorías para acceder a ellos tan fácilmente como en las otras marcas y tiendas mencionadas.

Maderitas se destaca por su variedad de productos y precios, mientras que Toycenter destaca por la variedad en bicicletas, autos, rodados, triciclos, patines y scooters con variados modelo y de buena calidad! Lo que tus hijos necesitan.

 

Algunas orientaciones de lo que espera cada niño según su etapa de desarrollo:

 

0-1 años

  • Desarrollo acelerado de los sentidos. Para eso reforzar a través de juguetes todos los sentidos como jugar con sonidos, con los gustos y las texturas.
  • Va en aumento la percepción de los colores, por lo que ayudan mucho los juguetes coloridos o que brillen o generen un reflejo.
  • Coordinación visoespacial. Se comienza con el intento de agarrar con la mano, para eso ofrecer todo lo que a esa edad un niño pueda tirar, arrugar, ver moverse, subir o bajar, móviles.

 

1-2 años

  • Comienzan a caminar. Ayudan mucho los rodados, andadores, juegos de arrastres como trencitos, carretillas, carritos, etc.
  • Desarrollo de motricidad gruesa y también fina. Para eso, ofrecer todo lo que implique coordinación viso-motora como entrar en una casita, subirse a un asiento o columpio, trepar, agarrar, recoger, meterse a cuncunas y caminos gateando..
  • Lenguaje oral. Comienza la intención de comunicarse para eso ofrecerles muchas canciones, rimas, imitaciones y repeticiones. Discos y libros con música y palabras.

2-3 años

  • Juegos simbólicos. Les encantan los juegos de roles donde asumen personalidades, para eso regalar títeres, escucha de cuentos y práctica de secuencias y rutinas (el día y la noche; comer lavar; jugar y ordenar; estaciones del año, etc..), además de disfraces o maletas de doctor, vendedor, maestro de la construcción, cocineras, enfermeras, etc…

 

3 años

  • Desarrollo acelerado de la motricidad fina, para eso potenciarla con pinzas y jugar a agarrar, bordados y pegar papeles stickers y mostacillas. Colorear mucho.
  • Desarrollo de la imaginación también ayudarán todos los juegos de Construcción.  tales como Bloques, Legos, pistas, cadenas, trenes, etc..
  • Razonamiento lógico. Puzzles, diferencias, opuestos, iguales, etc..

4 años

  • Interacción. Juegos grupales, inventar situaciones y juegos temáticos.
  • Desarrollo de la fantasía, mundos irreales e inventados, abunda el egocentrismo, todo lo que sea crear como pintar cuadros, bailar, tocar instrumentos, dibujar, disfrazarse, proponer sus propios juegos inventados, shows y presentaciones. Autos y superhéroes también colaboran con el juego simbólico y conversaciones imaginarias debido al egocentrismo, es en especial en esta edad cuando uno se permite hablar solo y contestarse cambiando las voces..después pereceríamos adultos locos, así que dejarlos imaginar y fantasear!

 

5 años

  • Alto desarrollo y uso del lenguaje oral. Libros de cuentos, instrumentos y micrófonos, bailes y shows ayudan a estimular el lenguaje.
  • Desarrollo acelerado de motricidad gruesa, juegos que impliquen gasto de  energía. Para ello es bienvenido todo juego que implique trepar, correr o saltar, pelotas, paletas, etc.

    Claudia Pastene Gorigoitía

    Mamá de dos hijos y otro en camino.

    Psicopedagoga, Profesora Básica y Terapeuta Floral

Read more