Miedo al envejecimiento

A todas nos ha pasado que cuando se anuncia un cumpleaños parece que es una tragedia en vez de una fiesta. Las velas ya no están en los pasteles y las mujeres mentimos en la edad como un signo de coquetería. Sentimos muchas veces que nos digan que nos vemos más jóvenes es un piropo y nada parece tener sentido.

Yo tengo 51 años y me ha costado mucho llegar a ellos con dolores y alegrías y si me dicen que parezco de 45 , me parece una falta de respeto el que me resten seis años de caminata . Quiero que me vean de 51 y bien con ellos.

Sin duda algo nos pasa con el cumplir años, por un lado hay una idealización de la juventud como la única etapa de la vida donde pasan cosas buenas donde se asume que en ella hay éxito, belleza, dinero y todo eso pareciera que se va perdiendo con el paso de tiempo.

Por otro lado está el temor a la muerte, la única certeza que tenemos y para lo único que no estamos preparados.

Es muy contrastante ver cómo algunos países asocian la vejez a sabiduría, tiempo libre y poder disfrutar de la naturaleza y de los afectos y hay otros en América latina que lo asocian a la pobreza, soledad y enfermedad.

Parece que no estamos sabiendo vivir el presente, que si hoy viviéramos tranquilos, amando a los que amamos y cuidando a los que tenemos que cuidar, mañana, cuando estemos viejos seremos cuidados. Parece que nos cuesta mucho entender el flujo de la vida donde todo lo que sale de uno vuelve a uno de la misma forma.

Si yo doy lo mejor de mi , recibiré cosas buenas y al revés también, pero nos cuesta entender eso.
Disfrutar del paso de los años es nuestra responsabilidad y tenemos que ponerle mucha vida y sueños para envejecer lindamemte.

En la investigación del No quiero envejecer, se probaba que la vejez se produce cuando los recuerdos superan a los proyectos. Mientras haya proyectos y no me quede pegada en el pasado, y esté en movimiento la vejez será de mejor calidad y con mucha mayor salud.

Además, como la medicina nos regaló treinta años y no sabemos qué hacer con ellos, tenemos que preguntarnos lo mismo que nos preguntaban de niños. Cuando éramos niños, nos preguntaban que queríamos ser cuando grandes, ahora en la adultez tenemos que preguntarnos qué tipo de vieja queremos ser y desde ahí planificar cómo hacerlo para cumplir esos sueños.

Envejecer es inevitable y ojalá todas lleguemos a viejas, porque sino, tendríamos que aceptar que nos vamos a morir antes y yo quiero ser llamada abuela y poder envejecer cumpliendo sueños hasta el último día.

Las invito a preguntarse qué Vieja quieren ser y que van a hacer para cumplir sus sueños. Pregúntense donde quieren envejecer, con quien , haciendo qué, porque eso va a determinar lo que tendrán que hacer hoy para ir por más en la vida.

Acuérdense que no hay que quedarse pegado en los recuerdos y siempre hay que tener algún proyecto , da lo mismo si es grande o pequeño, lo importante es avanzar cumpliendo sueños todos los días.

Las invito a envejecer, lindas y sanas, disfrutando de cada detalle y sobre todo de los afectos.

pilar_sordoEscrito por Pilar Sordo – Psicóloga

Extraído de www.pilarsordo.cl

Read more

Conectando con tus sueños y tus metas

¿Has sentido en algún momento que te falta claridad para reconocer hacia dónde está conduciendo tu vida?

¿Te ha sucedido que cada fin de año planteas metas para el siguiente y la mayoría se quedan en el olvido en menos de un mes? o simplemente ¿No encuentras una motivación real que te impulse a fijarte metas en función de tus sueños?

Diferentes circunstancias en la vida pueden hacernos perder la ilusión y la motivación para perseguir nuestros sueños y alcanzar metas, en cierto modo distinguimos obstáculos a los que generalmente les damos más poder del que verdaderamente tienen para torpedear nuestros propósitos. En otros casos, fijamos objetivos que no dependen de nosotros para poder lograrse, e incluso sentimos ausencia de claridad con respecto a lo que realmente deseamos alcanzar. Es frecuente tener claro lo que NO deseamos para nuestra vida, sin embargo aquello que nos haría felices generalmente no lo podemos describir con la nitidez necesaria como para que podamos motivarnos y recorrer el camino que nos permita llegar a la meta.

Cuando requerimos trasladarnos por la ciudad, lo primero que establecemos es la dirección a la que queremos llegar, lo siguiente será la ruta, definir el tipo de vehículo y tener la certeza de que iremos por el camino que conduce al lugar, por último ponernos en marcha para finalmente tras avanzar en el camino llegar a nuestro destino. ¨

Cuando no tenemos claro a dónde queremos ir, cualquier lugar da igual ¨, lo mismo pasa con los sueños y metas personales… La buena noticia es que existen herramientas que facilitan el proceso de aterrizar nuestros sueños para convertirlos en resultados concretos que nos hagan sentir felices y orgullosos de nuestros logros.

Partiendo de la búsqueda de conocimiento sobre ti:

1. Reflexiona sobre los resultados que estás obteniendo en las diferentes áreas de tu vida.

2. Revisa tu estado actual (Cómo estás) y compáralo con tu estado deseado (Cómo quieres estar)

3. Establece los objetivos que te permitirán alcanzar lo que deseas.

Si tienes dudas sobre cómo establecer objetivos de manera efectiva para alcanzar tus sueños, te invito a conocer herramientas de Coaching Ontológico y Programación Neurolingüística que favorecerán tu autodescubrimiento y la motivación que necesitas para que impulses tus sueños al siguiente nivel: ACCIÓN Y RESULTADOS.

Mercedes Martínez

@merchylifecoach

Extraido de www.institutodraco.com/es

Read more

Juegos Olímpicos y Paraolímpicos

Unos acaban de terminar y los otros están por comenzar siendo la verdad una hermosa posibilidad de aprender tantas cosas.

Cuando terminaron los juegos, tuve una sensación de vacío y cierta tristeza, seguramente tiene que ver con lo pobre de nuestra televisión actual y con la belleza de todo lo que pudimos ver.

Creo que hay que centrarse en dos puntos que pueden ser un gran estímulo de aprendizaje para todos, especialmente para los jóvenes; uno de ellos es la fuerza de voluntad que hay que desarrollar para llegar a ese punto de desarrollo de los talentos y el otro el creer que todo puede ser posible si se trabaja para ello.

Muchos o quizás todos de los que participaron, en algún momento tuvieron un sueño, pero un sueño sin voluntad nunca se transformará en un logro. Esto es lo que cada uno de los participantes, familiares y entrenadores tuvieron claro desde el principio.

Es curioso como esto contrasta con nuestro clásico “no va a resultar”, “esto es muy difícil” que rodea permanentemente nuestra educación en América Latina.

No soy capaz de imaginar cuantas dificultades, sacrificios, llantos y frustraciones han vivido cada uno de los que llegaron a Brasil y sin embargo estaban todos ahí para superarse a sí mismos en cada una de las disciplinas.

Pensaba en sus padres, familiares, en cómo los estados invierten en generar esos deportistas donde se valoran esos aprendizajes y no solo la educación tradicional en la que tanto estimulamos lo cognitivo y dejamos de lado tantas otras dimensiones del ser humano.

El expresar emociones, verlos llorar sin pudor por emoción o frustración, el abrazo y la rabia al ver que tanto esfuerzo no produjo lo esperado para después volver y volver a intentarlo, son todos aprendizajes que debiéramos incorporar en nuestras vidas todos los días.

Es maravilloso lo que la voluntad y la perseverancia pueden lograr en el ser humano y lo poco que la educamos en todos lados. Es maravilloso lo que el cuerpo puede hacer al ser entrenado desde la voluntad y la poca conciencia que tenemos de él cotidianamente, incluso al ni siquiera ser conscientes de la respiración o de preguntarle al cuerpo como se siente.

Están por empezar los juegos paraolímpicos, los que seguramente tendrán menos cobertura que los anteriores pero serán más emocionantes dentro de los dos ámbitos descritos como son la fuerza de voluntad y el logro de los sueños a pesar de las limitaciones.

Siempre me ha gustado ver este tipo de competencias aunque cuando las veo, tengo la sensación de tener la flexibilidad de un elefante y siempre me pregunto cuanta historia, sacrificios y dolores deben haber detrás de cada deportista y sus familias. Por eso es que creo que esta experiencia que saca lo mejor de los seres humanos nos puede hacer reflexionar sobre nuestros propios sueños y desafíos y revisar como esta nuestra perseverancia para lograr lo que queremos lograr.

Incluso creo que para muchos las preguntas son otras y pasarán por preguntarse si tienen o no sueños y si están trabajando por ellos.

Hasta para llegar a la luna, hay que partir con un primer paso, entonces aprovechemos esta experiencia y estos testimonios de cientos que se han caído y han vuelto a levantar para revisar nuestras propias vidas, nuestra voluntad y nuestros sueños, a lo mejor podemos recomenzar y trabajar por aquellos que parece imposible.

Extraído de www.pilarsordo.cl

Read more