Cómo tratar con una pareja manipuladora

Los expertos en relaciones explican cómo lidiar con un manipulador manipulativo.

Es un shock darse cuenta de que has entrado en una relación manipuladora y controladora; pues la mayoría de las relaciones no comienzan de esta manera. Al principio todo es color de rosa,  las cosas son geniales, y hay muchas promesas que se hacen con el interés de conseguir una pareja acorde a nuestros deseos.

Pasado un tiempo, te das cuenta de que tienes una relación con un manipulador.

¿Cómo saber si nuestra pareja es manipuladora?  Hay algunos signos claros de que tu pareja tiene tendencias manipuladoras y de control:

Tu pareja se comporta como el Dr. Jekyll y el Sr./Ms. Hyde

Los cambios de humor sin razones aparentes, y ser tratado como una reina/rey y al minuto siguiente enocntrarse con la persona más malvada del planeta debe ser signo suficiente para darte cuenta que tu pareja se comporta como el Dr Jekyll y Mr Hyde. Es agotador compartir una relación con una persona de estas características. Negarse a tolerar tal tratamiento te dará una buena idea de si tu relación puede capear estos cambios.

Usted es la víctima del comportamiento agresivo pasivo

¿Tu pareja deliberadamente sabotea tu felicidad y éxito? ¿Muestran celos por otras relaciones que tienes o has tenido en tu vida? ¿Intentan controlar tus acciones, actitudes, pensamientos e incluso tu ubicación física? Si eres la desafortunada víctima de cualquiera de estas situaciones, tiene un compañero manipulador. Tal vez es hora de enseñarle a esa pareja que te importa que haya una manera diferente y más sana de relacionarse contigo.

¿Estás estresado por tu relación?

Si el comportamiento, las travesuras, las palabras y las acciones de tu pareja te causan estrés y dolor emocional, estás en una relación manipuladora. Todos cometemos errores, y todos tenemos días malos, pero sentirse así cada día no es lo natural en una relación sana.

¿Qué hago ahora? ¿Cómo trato esto?

Independientemente de cuánto tiempo llevas en esta relación, la forma en que respondas a este comportamiento e intentes controlar eso determinará si eres una víctima. Si está dispuesto a aceptarlos en sus términos y no defenderte, entonces puedes esperar que el comportamiento continúe y posiblemente empeore. Muchas veces, las relaciones que comienzan como levemente manipuladoras y controladas evolucionan hacia situaciones más abusivas en las que uno o ambos cónyuges eventualmente terminan maltratados, y desilusionados acerca de las relaciones. Algo debe hacerse antes de llegar al maltrato físico.

Tácticas comunes de las parejas manipuladoras

Se asocia con esta forma de relacionarse con las personas que “nunca hacen mal”. Pueden usar la distracción en conversaciones y situaciones para desviar la atención de su comportamiento indeseable. Pueden emitir amenazas directas o indirectas como un medio para controlar tu respuesta hacia ellos. Cuando estas tácticas son ineficaces, pueden recurrir a períodos de tiempo en los que deliberadamente son encantadores, atentos y engañosos en un intento de cortejarte y recuperar tus buenas gracias. Este período de luna de miel siempre termina cuando perciben que has hecho o dicho algo que es inaceptable para ellos. No caigas en su trampa, es otra de una larga lista de comportamientos diseñados para tratar de controlar tu comportamiento.

Qué puedes hacer al respecto

Quizás la decisión más importante que debes tomar es si vale la pena dedicar tiempo y esfuerzo en seguir en esta relación. Muy a menudo, si tu pareja no está dispuesto a cambiar o mirar su propio comportamiento, es una causa perdida, y  te estarás preparando para una vida de angustia y dolor si decides quedarte.

Si eliges tratar de trabajar en tu relación, aquí hay algunas cosas que podrías hacer para combatir su comportamiento manipulador:

1-Ten en cuenta lo que está sucediendo: toma una mirada racional a tu situación

2-Establece los límites tan pronto sea posible y con la mayor frecuencia posible: hazle saber cómo deben tratarte

3-Hacerles responsables de sus actos; haz que  observen  y reflexionen acerca de sus acciones y comportamiento

4-No aceptes excusas para un comportamiento inaceptable

5-Defiéndete y acepta las consecuencias de tu propio comportamiento

6-Obtén apoyo de otras personas a su alrededor para ayudarlo a manejar su situación objetivamente. Pueden ser amigos o familiares.

7-Actúa lo más rápido posible para dejarle claro de que estás enfocado en el cambio y trabajando en tu relación

8-Si nada de esto funciona, entonces, por supuesto, ¡sal de esa relación urgente!

Nadie merece una relación que sea estresante en su vida. Si bien en última instancia debes lidiar con las consecuencias de tus elecciones, recuerda que SÍ tienes otra opción. No tienes que quedarte si la situación se ha vuelto insoportable. Defiéndete, si crees que te mereces. Si tu vínculo es lo suficientemente fuerte como para resistir los cambios, ambos saldrán mejor del otro lado.

Redacción PowerofPositivity.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*