Nueva Reforma Curricular de la Enseñanza Media: el debate que no se ha dado

En las últimas semanas una de las noticias que ha estado en la agenda noticiosa es la de la implementación de la nueva reforma en la malla curricular en la educación media en todas sus modalidades.

Lo primero que hay que decir para evitar suspicacias es que la nueva reforma educacional no es obra de este gobierno en particular ni tampoco del ministerio de educación actual. Es el resultado de un trabajo de varios años  que ha llevado a cabo  el Consejo Nacional de Educación que es un órgano técnico y el único que tiene atribuciones sobre el curriculum académico. Esta aclaración me parece  importante ya que lo que más se ha destacado de los cambios es que no estarían Historia ni  Educación Física en las asignaturas obligatorias,  sin explicar cómo se han desarrollado los cambios,   en qué niveles se implementan y cuál es el fundamento   de esas modificaciones. Tampoco se ha explicitado los contenidos de cada asignatura ni se le ha dado cobertura  al hecho de que la malla hoy será flexible, con asignaturas electivas y obligatorias siguiendo las nuevas tendencias curriculares  y que se aplicará sólo en II y IV medio y no en toda la enseñanza media como la mayoría cree. En síntesis para el lector común la noticia ha aparecido bastante reducida, dándole un carácter más bien negativo “lo que no está”  sin  contextualizarla  ni curricular ni  social e históricamente.

No hay espacio en esta columna para analizar los pro y los contra de esta propuesta,  sin embargo me gustaría señalar algunos elementos importantes a considerar . Lo primero es que me parece necesaria una readecuación curricular que vaya de acuerdo con los tiempos, que flexibilice el curriculum y que reponga el valor de la Filosofía.  Esta  disciplina  nos enseña a pensar y hoy es más necesario que nunca,  formar el pensamiento crítico y reflexivo en los jóvenes. Lo segundo es enseñarles a vivir en el espacio social en que se mueven, porque hoy sabemos comportarnos como consumidores es decir exigiendo nuestros derechos pero no tenemos mucha  idea de cómo comportarnos como ciudadanos.  Un efecto de ello es que  no sabemos movernos en el espacio público donde el respeto por el otro es fundamental. Esta debería ser la gran tarea de una asignatura como  la que propone el nuevo curriculum , Educación Ciudadana.

Con ello no estoy desconociendo el valor de la Historia ni de la Educación Física que por demás siguen presentes en I y II Medio y en las asignaturas electivas. Tampoco digo que este cambio es la panacea puesto que las mallas curriculares son apenas una parte del sistema curricular el que incluye  además docentes, metodologías de aprendizaje, clima escolar en el aula y evaluaciones sólo por mencionar algunos aspectos a considerar. Sólo llamo a un debate serio y profundo acerca de estos temas que son muy importantes porque pueden afectar  el futuro de nuestros jóvenes. También sugiero   que se dé más información pública  ya que estos temas que son claves para el futuro de nuestro país por lo que  nos deben involucrar   a todos.

 

macarena_urendaMacarena Urenda Salamanca – Comunicadora Social

Concejala de Viña del Mar

Presidenta comisiones Educación y Turismo

 

 

Foto Portada : Imagen de Kevin Phillips en Pixabay

 

Read more

La guía de la felicidad

“No son las cosas las que nos dañan, sino nuestras opiniones sobre las cosas”. Epiceto

El 2016 va avanzando, seguro que cuando comenzó te propusiste muchas cosas para este nuevo año, tal vez adelgazar, hacer más deporte, llevar una vida más sana, dejar de fumar etc. En concreto yo me propuse y le propuse a mucha gente conseguir ser más feliz.

Una ejercicio base que suelo hacer a mis clientes es: ¿quién eres?

Bien, hoy te lo pregunto a ti, o más bien quiero que te lo preguntes tú: reflexiona sobre ti, sobre tus valores, tus límites, qué es bueno o malo para ti, que es aceptable o inaceptable… entre otras cosas ese ¿quien eres? implica ¿cual es tu filosofía de vida?.

Todos poseemos una filosofía de vida, no me negarás que en mayor o menor medida, más o menos elaborada o auto-explorada todos tenemos unas concepciones, unas ideas que nos representan y por las que, en definitiva, guiamos lo que hacemos en la vida, unas concepciones sobre quienes somos o cómo debemos vivir.

A partir de estas concepciones interpretamos en cada momento todo lo que nos pasa, de hecho son las que explican por qué hacemos lo que hacemos y no otras cosas, por qué nos gustan o nos motivan ciertos estímulos y no otros.

 

Cuando nuestra visión de las cosas es limitada e inflexible entra en conflicto con la realidad y aparece la ofuscación y el sufrimiento.

Por eso es preciso educar nuestra mirada, por eso insisto constantemente en hacerte mirar al lado positivo de las cosas (todos los lemas lo son por algo ¿no crees?), debemos examinar y  madurar nuestra filosofía de forma que nos enseñe a ver la vida tal y como es y no conocerla a través de interpretaciones erróneas que nos llevan al sufrimiento.

Una de las frases que tengo siempre en la boca con respecto a mi trabajo es que las personas que buscan un psicólogo no necesariamente tienen una enfermedad, de hecho en la mayoría de los casos esto es así, esas “enfermedades mentales” en muchas ocasiones se rigen por la forma de pensar, de ahí que la terapia cognitiva sea tan eficaz.

 

Andrea ¿me estas diciendo que sufrir depende de cada uno?

Por supuesto que no estoy diciendo eso, estoy diciendo que está en tu mano dejar de hacerlo, en tu deseo por modificar esos pensamientos erróneos que te dañan.

Es el origen de esos pensamientos el culpable de tu sufrimiento, tus experiencias, tu educación, tu entorno, los avatares por los que has pasado en tu vida.

Obviamente tu no eres culpable de todo eso que te ha llevado a tener esas creencias irracionales sobre lo que es en verdad la vida y que te ha llevado a olvidarte del máximo objetivo que tenemos en ella: SER FELICES, pero si eres el responsable de reconducir tu filosofía a ese objetivo.

 

¿Qué debes hacer para esa reconducción de tu filosofía de vida?

Pues lo primero debe ser encontrar y comprender dónde radica el error de esas creencias irracionales y las actitudes asociadas a ellas. Examinarlas y debatirlas hasta que encuentres las contradicciones que implican.

Es entonces, cuando lo falso se ve como tal, cuando podrás empezar a abandonarlas y sustituirlas por creencias más adaptativas y que te lleven a respuestas que no impliquen sufrimiento.

Este trabajo implica una tarea muy complicada, de hecho en esto se basa gran parte del tiempo dedicado a la terapia, piensa que se trata de “des-aprender” para “aprender” nuevamente, y en eso es necesario saber ahondar haciéndote las preguntas adecuadas y dando respuestas a ellas de manera acertada.

Ahí acaba el sufrimiento, te garantizo que una creencia solo tiene poder sobre nosotros, cuando valga la redundancia, nos la creemos.

 

¿Cómo transformar el sufrimiento en crecimiento personal?

El sufrimiento se supera comprendiendo, entendiendo que es una señal interna de que algo no va bien en nosotros, que es preciso modificar nuestros pensamientos y actitudes, en definitiva se supera actuando.

 

Andrea del Pozo 

Psicóloga colegiada EX01028

Extraido de www.institutodraco.com/es

Read more