Nuevo comienzo, un nuevo trabajo

Andrea Saporta – Kambio.cl

Comenzar en un nuevo trabajo puede es una situación un poco estresante. Es natural tener ciertos temores sobre todo si la experiencia anterior no fue buena. E incluso aunque haya sido un cambio que yo gatillé…igual hay cierta incertidumbre. En una nueva empresa, el no conocer a las personas, su quehacer y además tampoco la cultura puede que nos juegue malas pasadas. Siempre un nuevo trabajo significa salir de la zona de confort y plantearse nuevas metas, desafíos y cambios de rutina que no son tan fáciles de incorporar a pesar de que estemos convencidos.

Todas estas expectativas y la incertidumbre, generan cierta incomodidad inicial que debe ser BIEN manejada.

Antes de tomar la decisión de un nuevo trabajo

  • Estudia a la empresa, pide referencias sobre la cultura y sobre las personas que trabajan en la empresa.
  • Cuando aceptas un trabajo nuevo, ten absoluta certeza sobre ti mismo, eso te genera más seguridad para el futuro.
  • Asegúrate de que el próximo paso de tu carrera concuerde con tu experiencia y capacidad actual.

Los primeros días

  • Planifica tu primer día en todos los aspectos que tengas a mano. Ropa, horario de salida de la casa y otros que puedas gestionar.
  • Lo antes posible después de tu llegada, siéntate con tu jefe y entiende bien cuáles serán los desafíos, qué espera de ti, en qué plazos y con qué recursos cuentas para ello.
  • Acuerda desde el principio algunas reuniones de coordinación para que te guie mas cercanamente en una primera etapa.
  • Pide a tu jefe o a RRHH que te de un organigrama con nombres y que te presente a la organización o al menos a las personas claves con las que trabajarás.
  • Ojalá pudieras tener un plan de inducción y sino, diseña uno que te de ciertas garantías para desarrollar tu trabajo. Acuérdalo con tu jefe.
  • Busca rápidamente personas con las que puedas compartir el almuerzo y generar REDES internas.

Y si a pesar de todo…sigues con ciertos temores…

  • Piensa que ellos te eligieron a ti por algo. Recuerda las razones por las que te contrataron.
  • Vuelve a mirar tu CV y siéntete orgullosos de las cosas que has hecho bien.
  • Se parte de la organización e involúcrate con las personas y su cultura. Arma REDES.
  • Siempre entrega lo mejor de ti como persona y como profesional.
  • Confía en tus capacidades y sé optimista.

 

Extraido de www.kambio.cl

Read more

Maternidad Culpable

“Tú hijo no habla mucho, debe ser porque como trabajas fuera de casa está poco estimulado”. “Ya, es un capricho que tengo …” contesté.

El sentido de culpabilidad que te persigue, personal y socialmente, cuando trabajas muchas horas fuera de casa es un mal común que se multiplica cuando, además, vives en el extranjero sin soporte familiar y todo el mundo da por hecho que debes renunciar a tu carrera.

Las mujeres asumimos la carga mental y pensamos mucho más durante el día en aspectos domésticos así que, cuando no conseguimos que todo sea perfecto, surge el sentimiento de frustración… Y si, se te olvidan cosas, no puedes ir a todas las infinitas actividades del cole y a veces incluso, al dejarlos por la mañana, te das cuenta de que no les has lavado la cara gracias al bigote acusador del colacao.

¿Nos considerarán nuestros hijos peores madres? Yo digo que no. Una madre con una carrera sin renuncias es un excelente modelo para sus hijos, yo opto por no sentirme culpable, por disfrutar de todas las facetas de mi vida y, cuando llego a casa, intento estar para ellos con los 5 sentidos y escucharles, contarles cuentos, hablar de nuestro día y reírnos juntos.

No permitas que nadie consiga que te sientas culpable por la forma en que eres madre hashtag#conciliacion hashtag#corresponsabilidad

 

Extraido de:  Blanca Rodriguez Lainz | LinkedIn

Read more