5 consejos para ser tu propio Head Hunter

A la hora de enfocar la búsqueda de empleo o el desarrollo profesional muchas veces nos dejamos llevar por la inercia o esperamos a que las cosas pasen solas: «No me han promocionado», «estoy estancada», «no me gusta mi trabajo, pero es lo que hay», «mi jefe no me da nuevas responsabilidades» «Mando muchos CVs, pero no me contestan». ¿Quieres conseguir resultados distintos?. Aquí tienes cinco consejos desde mi experiencia como Head Hunter.

He aquí algunas claves para conseguir resultados distintos. ¿Cómo?. Pues haciendo cosas distintas:

  1. Proactividad: Ya está bien de poner siempre la responsabilidad en agentes externos y cojamos las riendas de nuestra carrera profesional.

¿Quieres mas responsabilidades? Pídelas, involúcrate en proyectos, levanta la mano, habla en las reuniones o, busca nuevas oportunidades interna o externamente.

2. Conócete a ti mismo. Como decía Shakespeare «De todos los conocimientos posibles el mas sabio y útil es conocerse a uno mismo».

Se consciente de tus fortalezas, de lo que puedes aportar a otras personas con tu experiencia y conocimientos, de lo que de verdad te apasiona y escríbelo en un párrafo, como si fueras tu propio producto y lo fueras a vender. Esa, es tu marca personal.

3. Define tu meta. Para conseguir nuestro trabajo ideal lo mas importante es ¡Saber cual es! ¿De qué podrías estar horas hablando? ¿Cuales han sido los mejores momentos de tu carrera profesional y por qué? ¿Qué es lo que te mueve y te hace vibrar? ¿Dónde estarías 100% motivado? ¿Qué harías con tu vida si fueses inmortal e inmensamente rico?. ¿Dónde y cómo podrías hacerlo?.

Define bien tu meta y quién puede ayudarte a alcanzarla. Haz tu target list con tu propio ranking “bestplacetowork».

4. Desarrolla tu red profesional. ¿Ya lo tienes? Pues a por ello, llega la fase del NETWORKING. Busca conexiones, ¿conoces a alguien allí?. Contacta a través de LinkedIn con RRHH, con el Director del área que te interesa o con el CEO y pídeles reunirte con ellos. ¿y si no te contestan? ¿Y si te dicen que no? Pues a otra cosa.

No te cierres tú las puertas, que te las cierren otros. Algunos no te contestarán, pero otros si y, como decía Machado, y cantaba Serrat, «se hace camino al andar».

5. Hazte visible. No seas invisible. Diferénciate, comparte información, artículos, tendencias de tu área de especialidad, dale al like, no pasa nada, ¡y es gratis! tanto en Linkedin como en una reunión, no te quedes con eso que llevas dentro y compártelo.

El talento que no se ve, se pierde.

No te quedes sentado esperando a que te caigan tus sueños del cielo, ¡sal a buscarlos!.

 

 

Read more

¿Cómo rompemos el status quo en las empresas?

Las empresas deben asumir su responsabilidad y apostar también por restablecer el equilibrio apostando por la flexibilidad, eliminando sesgos, implantando dinámicas de integración e impulsando la presencia, cada vez mayor, de un equipo diverso, sin sesgos de procedencia, género o estatus social partiendo por la incorporación de talento y continuando con poner en marcha los mecanismos necesarios para la igualdad de oportunidades basadas en el mérito y no en la cuna.

En mi experiencia como Head Hunter en Chile me he encontrado muchas cosas, he aprendido infinito, pero también me he sorprendido e indignado con algunos CEOs de empresas que me pedían cosas como, y cito textualmente: “En el Directorio somos puros hombres, no podemos incorporar una mujer como CFO porque a veces decimos garabatos” “Que venga de la Católica” o, incluso: “Es muy bueno este chico, tiene mucho mérito, pero no lo veo en el Directorio porque es de Regiones”.

La poca diversidad en la empresa local y el no querer romper con su status quo en las posiciones de primeras líneas no sólo es un problema de las empresas, deriva de una cuestión social y económica.

La equidad debe estar en todos los ámbitos para ser efectiva.

La falta de una educación pública de calidad que genera que, si no tienes recursos, no tendrás acceso a una educación que te abra las puertas a muchas oportunidades, la importancia del “networking social” a partir de determinada etapa, y el autoconvencimiento también en muchos casos de que “no se puede” que genera en muchas ocasiones falta de seguridad y de empoderamiento de aquellos que no pertenecen a esa “elite social y profesional” impide que el sistema de desarrollo de carreras y el sistema de acceso al mercado laboral sea equitativo por lo que, en lugar de reducirse, aumenta el quiebre y la brecha social dado que estas barreras impiden que la meritocracia y el talento estén en el centro de las organizaciones y, cuando lo están, la mayoría de la veces solo es para el reducido grupo que queda tras la “selección natural del proceso educativo”  para llamar a la puerta de las empresas al salir de la Universidad.

Y…¿Cómo rompemos el status quo?

Hay que eliminar sesgos, sin duda, pero también hacen falta referentes que INSPIREN, que impulsen, orienten y apoyen desde el colegio y en las empresas. Por eso, esas personas que han conseguido saltar las barreras impuestas, deben asumir la responsabilidad de hacerse visibles y contar su historia de superación para inspirar a otros a que las sigan saltando hasta que desaparezcan o, al menos, se reduzcan.

Todos deberíamos llevar en el ADN esa necesidad de ayudar a impulsar la carrera de profesionales con talento con independencia de estos sesgos sociales, y ser sus “sponsors”. Recuerdo cómo me marcó mentorizar a una alumna de Laboratoria que creció en una familia sin recursos pero con una madre que le inculcó que se podía y cómo ella hoy se ha convertido en un referente a quién se quisieran parecer muchas niñas de su entorno. Hagamos que nuestros niños, que son quienes marcarán el cambio, crezcan pensando que “Si, se puede”.

Personalmente creo ciegamente en el talento, y en orquestar las dinámicas necesarias para no perderlo (flexibilidad, oportunidades, eliminación de sesgos, dinamismo y renovación constante y conciliación global). Si se dan las plataformas adecuadas y conseguimos que la equidad esté tanto en la sociedad como en la oficina, estoy segura de que no habrá barreras para nadie y si damos los pasos adecuados podremos ser, quienes queramos por ser alcanzando nuestras metas sin tener que saltar barreras invisibles pero imposibles

Takeaways:

Las empresas deben asumir su responsabilidad y apostar por impulsar la carrera de profesionales con talento con independencia de estos sesgos que existen al interior de nuestras organizaciones.

 

 

 

Read more

“Yo no soy de venderme, soy más de demostrar con mi trabajo”

“Yo no soy de venderme, soy más de demostrar con mi trabajo” me dijo el otro día un cliente que busca nuevas oportunidades profesionales cuando le recomendé tener más actividad en #LinkedIn y mejorar su perfil. Y no es la primera vez que lo escucho…”no soy de venderme”.

¿Qué entendemos por “vendernos”? ¿Por qué esa connotación negativa? ¿Por qué nos da miedo ser visibles y preferimos escondernos detrás del ordenador?.

No hay que elegir entre trabajar bien o ser visible, se trata de visibilizar aquello que hacemos bien para que otros puedan nutrirse de ello. A veces da miedo, y nos genera inseguridad, ¿y si nos equivocamos? ¿Y si los demás se dan cuenta?.

Para ser visible hay que ser valiente pero no estamos en la era de “la información es poder” sino en la de compartir conocimiento. Y, la realidad es, que compartir conocimiento genera oportunidades, para ti y para otros.

 

 

#HazteVisible #desarrollopersonal #motivacion

Read more

Tips para dar una entrevista online

1.- CUIDA LA PRIMERA IMPRESIÓN.
Sonríe y prepara el entorno. Sí, online también. Péinate, vístete acorde a una entrevista, incluso ¡ponte colonia!. Busca un lugar tranquilo, limpio y ordenado. Conéctate un poco antes. Sitúa bien la cámara, comprueba el audio y la batería.

2. PREPARA APERTURA Y CIERRE.
¿Qué es lo primero que vas a decir?: «Buenos días. Es la primera vez que hago una entrevista online, pero parece que tendremos muchos nuevos retos en adelante!».
A la hora de cerrar puedes hacer un resumen de lo hablado y qué crees que puedes aportarles en función de lo que necesitan.

3. INVESTIGA.
Busca información. Incluso puedes apuntarte los datos, dudas y preguntas. Esta es una buena ventaja de las entrevistas online, nadie lo va a ver. En una entrevista las fuerzas deben estar equilibradas, preguntar demuestra interés, seguridad y conocimiento.

4. CONÓCETE Y PONTE EN VALOR.
Piensa qué te hace diferente y qué puedes aportar, busca ejemplos en tu experiencia profesional que lo reflejen.

5. IMPREVISTOS.
Si en medio de la entrevista aparece tu hijo gritando no te alteres, no pasa nada. Sonríe y sé natural «¡Cosas del teletrabajo!».

Estamos en un contexto nuevo y desafiante para todos, aprovéchalo.

#entrevista #desarrollopersonal #proactividad

 

 

Read more

Ser amable

¿De verdad es más dificil ser amable que no serlo…? Esta mañana he ido a por antibiótico para mi hijo a la farmacia al lado de casa, iba un poco agobiada porque el pobre tenía mucha fiebre y unas placas del tamaño de Alaska. Tuve una videoconsulta con una pediatra que colgó la receta en mi web personal de Sanitas.

Cuando llegué, de muy malos modos, la farmacéutica me dijo «Esto está mal, ¡así no se hace!» y sin mucha mas explicación me dijo que no me daba el antibiótico pese a mi cara de desesperación. Me fui a otra farmacia donde me atendieron con una sonrisa y me dieron todas las facilidades. Les enseñé la receta en la web y me explicaron que la necesitaban físicamente que si me era mas sencillo se la podía mandar por mail o por whatsapp.

¿La diferencia? Ganar o perder un cliente, ganar o perder reputación e, incluso, sentirse mejor o peor consigo mismo.

Esto me ha pasado hoy en una farmacia, pero sucede continuamente en las empresas. No lo dudes. Siempre te aporta más hacer la vida más fácil a los demás. La aptitud es importante pero la actitud es lo que marca la diferencia.

Sé simpático, a nadie le gusta trabajar con un cenicero.

 

 

Read more

Sé tu propio Headhunter…

Estos días varias personas me han pedido consejo para orientar su carrera profesional. Comparto con vosotros lo que me he sorprendido diciéndoles. Nada como ser tu propio #headhunter. ¿Cómo?:

– Conócete a ti mismo. Como decía Shakespeare «De todos los conocimientos posibles el mas sabio y útil es conocerse a uno mismo». Se consciente de tus fortalezas, de lo que puedes aportar a otras personas con tu experiencia y conocimientos, de lo que de verdad te apasiona y escríbelo en un párrafo, como si fueras tu propio producto y lo fueras a vender. Esa, es tu #marcapersonal.

– Define tu #meta, ¿cual es tu posición ideal?¿Dónde estarías 100% motivado? Haz tu target list con tu propio ranking “bestplacetowork».

– ¿Ya lo tienes? Pues a por ello, llega la fase del #networking. Busca conexiones, ¿conoces a alguien allí? Contacta a través de LinkedIn con RRHH, con el Director del área que te interesa o con el CEO y pídeles reunirte con ellos. No te cierres puertas, que te las cierren otros.

– No seas invisible. Diferénciate, comparte información, artículos, tendencias de tu área de especialidad, dale a like, no pasa nada, ¡y es gratis!. El talento que no se ve, se pierde.

No te quedes sentado esperando a que te caigan tus sueños del cielo, ¡sal a buscarlos!.

 

 

#desarrollopersonal

Read more

Que suerte tienes! 🍀

¡Qué suerte! ¡qué suerte tienes

le dicen siempre a mi amiga de la sonrisa tatuada, a la que siempre parece que todo le va de color de rosa. ¿La tiene? ¿Hay gente que nace tocada por una varita mágica a la que todo le sale bien porque tiene mucha suerte?.

Pues yo creo que la suerte, la mayoría de las veces, es de los que se lanzan a por ella. Creo que la suerte, es cuestión de insistencia, pero también creo que mi amiga si que tiene mucha suerte. La suerte de ver la vida desde un vaso medio lleno, la suerte de haber nacido y crecido pensando siempre en positivo y esa, es para mi la verdadera suerte (y también parte importante del camino a que las cosas sucedan).

¿Y tú? ¿Tienes suerte?.

#desarrollopersonal #motivacion #positivismo

Read more

Cerrar los ojos a la realidad no hace que esta desaparezca…

Qué difícil es a veces detectar en nuestro entorno lo que alguien externo ve con claridad en un primer vistazo. Ahí radica el valor de un asesor/consultor/Coach externo, en observar sin sesgos y analizar sin cerrar los ojos a lo que, a veces, no queremos ver porque cerrar los ojos a la realidad no hace que esta desaparezca.

Es fácil pensar que si no te enfrentas a un problema este desaparece… pero no desaparece, se magnifica y, el pasillo es un excelente canal de comunicación. Incontrolable, distorsionador y de gran alcance. Especialmente si no se tiene otro.

 

 

#coaching #comunicacion #proactividad #desarrolloorganizacional

Read more

Mi responsabilidad

Ya empiezan a oírse voces que buscan la culpa de esto que parece una segunda ola (aunque yo creo que es la misma que bajó con nuestro esfuerzo y ahora vuelve a subir con nuestra imprudencia) en terceras personas, voces que muchas veces pertenecen a alguien que se está saltando a la torera todas las recomendaciones, la mascarilla “ay, que molesta es”, la distancia social “venga déjate de chorradas con el codo y dame un abrazo que hace mucho que no te veo”, el no hacer reuniones multitudinarias “si somos solo los 25 amigos de siempre, no pasa nada”, en sitios cerrados “hace frío, he reservado dentro” como si nuestros amigos, familia, o nosotros mismos estuviésemos fuera de esto porque “son los otros los que tienen que cumplir, no nosotros”.

Hay que mirarse a uno mismo y no tanto a nuestro alrededor, porque cada uno somos responsables en nuestro ámbito de influencia y no en el de los demás. Y es que, es muy fácil rezar por los niños de África o por el desconocido que ha tenido un accidente, pero los valores y el liderazgo se demuestran de verdad cuando nos supone un esfuerzo hacer lo correcto sin cerrar los ojos a la realidad y sin echar la culpa al de al lado. #Covid #valores #influencia #liderazgo

 

 

Read more

Madres de cuarentena

Mamaaaaaa quiero pis, grita desde la cama mi hijo de tres años a las 6.00AM. Empieza la jornada, en casa, claro, porque #yomequedoencasa.

Me empiezo a poner nerviosa cuando desde la ducha oigo gritos y entran uno, dos o los tres en el baño… ¡Diez minutos por favoooor, ¿No puedo ni ducharme tranquilaaa?! grito desafiando los límites de la contaminación acústica con la cabeza llena de jabón asomando por la cortina.

A las 8 desayunamos, todos juntos, los 5. Galletas, tostadas, fruta. A veces aprovechamos para conectar con mi madre o mis hermanas en España para que vean a los niños antes de que empiece la batalla campal, allí son las 14.00h.

Tras el último sorbo de café empieza el maratón de telecolegio y teletrabajo + casa con tres niños de 3, 6 y 9 años y un marido conectado al teléfono 24×7 bajo el escudo protector de ser “servicio esencial” y tener mucha gente a cargo. Eso si, todo lo que tenga que ver con un número le toca a él, que para eso es ingeniero y está relleno de números, a mi, me tocaron las letras.

No hay texto alternativo para esta imagen

Ya estamos sentados en la mesa del comedor, con ordenadores, ipads y todo aparato electrónico que hemos conseguido rescatar para este nuevo panorama escolar online. La de 9 en su cuarto, en su recién descubierta autonomía, y yo, con los dos pequeños, intentando compaginar las videollamadas simultáneas de colegio y jardín infantil. Corto y pego con distintos materiales con Pedro mientras enseñó a leer y escribir a través de la plataforma online del colegio a Guille “ahora saquen el ejercicio de anteayer y vamos a completarlo añadiendo unas frases (“Ay, ay, que lo he tirado, ¿donde lo puse?”).

Durante la jornada me vuelvo bipolar y voy alternando estallidos de cólera “¿te quieres sentaaaaar?” Con momentos de amor infinito “muy, bien. Lo has hecho genial, estoy súper orgullosa”. Hago malabarismos profesionales y contesto emails en esos breves espacios en que están concentrados a la vez, o cambio de habitación mientras les enchufo un momento a la tele para conectarme con un cliente, rezando para que no entre ninguno o, si lo hacen, que al menos no sea desnudos, como la última vez…

“Pero no me dijiste que te ocupabaaaaas mientras me conectooooo?” nuevamente me transformo en un gremlin mientras grito a mi marido tras finalizar un zoom salpimentado con interrupciones variadas con forma de niños. “¡He hecho lo que he podido!” dice él que, efectivamente hace lo que puede, como todos en casa.

Jugamos a algo, pintamos, les hago ginkanas y les cuento cuentos, les preparo algún aperitivo o cualquier cosa para ir dejando en el día también algunos momentos especiales entre mis estallidos de amor y de rabia.

La cuarentena, me ha hecho bipolar, es verdad, pero también ha hecho que valore mas este tiempo con los míos, y, pese a los altibajos, me encanta ser la mejor malamadre que puedo.

En la balanza pesan más todos esos momentos compartidos durante estas semanas de cuarentena: El plan de cine en casa de los viernes, las acampadas en nuestro cuarto, los cuentos a las 18h, hacer barcos piratas con cajas de cartón, el conocer mejor a nuestros hijos, el saber lo que aprenden cada día, la emoción de los paseos y no oírles ni una queja tras estos 57 días en una casa en que hemos hecho de familia, amigos, profesores, restaurantes, cines y lo que haga falta.

Después de esta etapa no habrá quien pueda con nosotras porque, nuestros superpoderes nos los dieron el coronavirus y esa energía sobrehumana de proteger a los nuestros, no una picadura de araña o haber nacido en Kripton, esos lo tuvieron mucho más fácil…

Esperando que llegue ese día en el que recuperemos la vida fuera de casa me despido, no sin antes de

searos a todas las que os habéis sentido identificadas con este post ¡Feliz día de la madre confinada!

No hay texto alternativo para esta imagen
Read more