Ningún Problema – Los problemas de una mujer matemática

La cruz

Las mujeres en general, llevamos la sobrecarga de pensar en todo. Planificando qué se va a hacer, comprar, ordenar, en paralelo al trabajo físico, y el remunerado. Incluso mientras miramos una película (cuando se puede), estamos pensando qué haremos con tal o cuál para la comida, la once, la cena. Porque se necesita tener respuesta para todo. Un trabajo invisible que esconde una gran sobrecarga. La mente permanente ocupada. Como cargando una cruz.

En cada hogar, en cada oficina, en cada barrio, hay una mujer dando respuesta a todo. Preguntas como: ¿dónde están las llaves? ¿Qué hago con el grano que me salió en la nariz? ¿qué vamos a comer? ¿dónde están las cucharas?

Bueno, las mujeres tenemos la sagrada obligación de tener respuesta para todo. Oremos por ti. Porque eres una mujer en un grupo de personas. Tal vez, en un papel que se ve secundario, pero te toca pensar en todo.

Los expertos indican que el concepto de carga mental surge en el ámbito del trabajo y la prevención de riesgos que se refiere a las demandas cognitivas o mentales que conlleva la realización de algunos trabajos y que afectan al bienestar físico y psicológico. Como se pueden extrapolar al trabajo doméstico y familiar, emerge el concepto de carga mental femenina o el “síndrome de la mujer agotada”.

En números, el 71% de las mujeres sufre carga mental, y sólo el 12% de los hombres lo experimenta. Fuerte brecha, pero no sorprendente.

Han aflorado en este tiempo pandémico dibujos de mujeres con muchos brazos.  Nos recuerdan a diosas de la religión hindú como Shiva y Durga. Resulta notable que la sabiduría de una religión tan antigua y politeísta muestra a las mujeres como seres todopoderosos. Pero si ellos nos quieren multitareas en plena pandemia deben saber que estamos exhaustas.

Pensemos en nuestras abuelas, que andaban preocupadas de mirar que alcanzara el gas, parafina, leña, comida, además de hacer el pan, cuidar los hijos, lavar la ropa a mano, entre tantas otras actividades. Y que aún seguimos en lo mismo, pero con lavadora y otras comodidades, y también trabajando, metiendo ingresos al hogar.

¿Qué está pasando con los varones? Algunos teletrabajan, telejuegan, telesedistraen, tele etcétera.

Si tiene un compañero que te trata como diosa, considera que la próxima vez que les pregunte: ¿dónde están las llaves? le respondas con la pregunta: ¿dónde las dejaste? Cuando te pregunten ¿qué hay de comer?, pregúntale, ¿qué organizaste para comer? Responder con preguntas es un buen juego comunicativo. Sin violencia, sin peleas.

 

 

Problema de esta semana:

Coloca los números del 1 al 9 en las casillas de la cruz de la figura, de modo que las cinco casillas que están en la columna sumen lo mismo que las cinco casillas de la fila.

 cruz

estrella

Claudia Vargas – Matemática

Conoce mas de Claudia aquí

Foto portada de Anastasia Shuraeva en Pexels

 

Read more

 ¿Cuanto vale tu talento?

Una de las partes más complicadas de un proceso de selección es la negociación salarial. ¡Qué incómodo es hablar de las condiciones!.
⁣⁣
💰 Es fundamental analizar bien, debes pensar cuál es tu límite mínimo para la negociación, reflexionar e investigar. No dar nada por hecho ni esperar a que “las cosas pasen”.
💵 Muchas veces el peor error es no valorar en su justa medida lo que tenemos (ambiente de trabajo, beneficios, formación, proyección, reconocimiento, antigüedad …) dejando que nos eclipse como un espejismo el nuevo proyecto, y nos lanzamos de cabeza a una equivocación.

✏️ Hazte una lista de lo que tienes hoy y lo que necesitas, de lo que te motiva y te falta, piensa si lo podrías conseguir en tu organización pero no lo has pedido y pregunta todo lo que necesites (en ambos sitios) para valorar con objetividad y decidir.

💴 Hay varias guías salariales que te pueden ayudar a valorar cómo estás posicionado (Hays, Michael Page, Robert Half publican sus guías anualmente).

Y recuerda que la suerte, es de los que se lanzan a por ella…
⁣⁣

Conoce más a Blanca Rodriguez AQUI

Foto portada de mentatdgt en Pexels


Read more

¡Feliz Dia de la Madre Imperfecta!

Tras un estallido fruto de la autoexigencia me doy cuenta de que admiraba a a esas madres capaces de coordinar 300 extraescolares, preparar merendolas dignas de Maxim’s y con los dobladillos del uniforme siempre perfectos. Esas madres que salen de casa con pantalón blanco y vuelven a casa con el pantalón igual de blanco. ⁣
⁣⁣
No me representan. Mis hijos salen de casa a veces con bigotes de cola cao que les limpio disimuladamente con la manga, entro en pánico cuando llega la hora de recogerles y no he terminado una reunión y no les apuntamos a nada que no nos resulte fácilmente gestionable como “jardín de casa”.⁣
⁣⁣
Termino los días con manchas hasta en el globo ocular y un suspiro inconmensurable cuando se duermen tras contarles mil cuentos. Incluso miro de reojo el móvil mientras cenan, atraída por el potente imán que llevan dentro las rrss y, en ese momento, en cuanto me relajo ¡Zascaaa! Charco de cola cao (sobre mi pantalón blanco).
⁣⁣
Borremos esa imagen de las mujeres perfectas porque, estoy segura de que solo existen en nuestra cabeza y están ahí para boicotearnos.

Nuestra forma de ser madres, sea la que sea, está genial así: Felices, imperfectas e incluso un poco majaras.

⁣¡Feliz día de la madre imperfecta!!. ⁣

Conoce más a Blanca Rodriguez AQUI

 

Read more

¿ TE GUSTAN LOS LUNES?⁣

– Si la respuesta es no ¡tal vez es hora de cambiar!. Dentro de tu organización o fuera de ella. Los lunes es el día más favorable para encontrar trabajo (uno en el que si te gusten los lunes). Presentar tu candidatura en lunes amplía en un 30% las posibilidades de concertar una entrevista.⁣

A mi, me encantan los lunes:⁣

– Porque has descansado y tienes la mente llena de ideas, y huele a principio, a posibilidades y a cuaderno nuevo… .⁣

– Porque es un gran día para diseñar la semana y llenarla de propósitos, planes y posibilidades. ⁣

– Porque es el mejor café de la semana, el de ponerte al día y saludar al equipo (aunque sea por zoom). ¿Sabías que las personas que más interactúan con sus compañeros (con cuantos más, mejor) son más productivas, más efectivas, conocen mejor sus organizaciones y tienen mas probabilidades de tener éxito?. ⁣

#lunes #rrhh #coaching #trabajo

 

 

Conoce a Blanca Rodriguez aqui

Read more

Talento sin barreras

Hace unos años desarrollaba mi actividad en una oficina de la calle Almagro de Madrid y repartía mis días normalmente con las personas que tenía a mi alrededor. Esta semana he trabajado con personas que están en Alemania, Chile, Panamá, Londres, Perú y España sin moverme de casa ¿Significativo? Yo creo que si…

Esta tarde modero una Comunidad de Práctica de Onu Mujeres dirigida a profesionales de distintos paises. Esta posibilidad de conectar ideas y personas en diferentes puntos del mundo con realidades diversas y miradas distintas me parece alucinante.
La pandemia nos ha obligado a repensar lo que hacemos y cómo lo hacemos, a nivel corporativo y a nivel personal, trayendo tiempos de flexibilidad, de nuevas oportunidades, de deslocalización y diversidad que influirán sin duda en el equilibrio y las carreras líquidas, sacando el talento de sus cajas al generar entornos más flexibles. Estoy segura de que esta transformación impulsará la conciliación generando entornos donde cada talento pueda florecer independientemente de sus circunstancias sin más fronteras que las que cada uno nos queramos poner. ⁣


#teletrabajo #flexibilidad #conciliacion #adaptacionalcambio

 

Conoce más a Blanca Rodriguez AQUI

Read more

¡UNA BENDITA HABITACIÓN PROPIA!

Siempre se señala que una de las grandes virtudes de las mujeres es nuestra capacidad de hacer «multitask». De afrontar en paralelo varias actividades simultáneamente: cocinar, mientras cuidamos a los niños y en altavoz atendemos una llamada; contestar un correo de trabajo, mientras nos tomamos el café y por WhatsApp coordinamos las labores de cuidado de un familiar.  Lo anterior son algunos ejemplos de las destrezas que muchas mujeres hemos aprendido, producto de la necesidad. Se espera que nos hagamos responsables por la limpieza de la casa (aun cuando a veces recibamos «ayuda»), la alimentación de la familia, el cuidado de niños y adultos mayores, cargar con la «labor emocional» de nuestros seres queridos, apoyar en nuestra comunidad, y muchas además trabajamos jornadas laborales completas. Tanto es así que, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo aplicado en Chile el 2015, las mujeres multiplicamos el tiempo y terminamos aprovechando 25 horas del día.

La pandemia ha extremado estas condiciones. El trabajo doméstico es más cuando ahora pasamos prácticamente todo el día en la casa producto del teletrabajo (¡para quienes tenemos ese privilegio!). Las tareas de cuidado son mucho más pesadas cuando el apoyo de instituciones como colegios y salas cuna desaparece o se hace más acotado. La labor emocional es tanto mayor cuando todos nos vemos enfrentados en forma crónica al estrés y ansiedad del encierro y la preocupación por la salud, además de la incertidumbre por las condiciones económicas. Y la labor de las mujeres para organizar ollas comunes y otras formas de apoyo comunitario han sido fundamentales durante esta crisis. Quizás lo que más se ha visto resentido es nuestra participación en el trabajo remunerado, bajando de 52,5% a 47,3% en un año, con muchas mujeres saliendo del mercado laboral por la imposibilidad de compatibilizar todo lo que se espera de ellas en un escenario tan adverso.

Sumemos a ello la urgencia de salir al espacio público y formar parte de procesos fundacionales y transformadores como son la redacción de la primera Constitución paritaria del mundo. Necesitamos a más mujeres en la esfera pública, aportando con sus ideas y su voz, en todos los campos del saber y del ejercicio ocupacional. Es un espacio que nos merecemos por derecho propio y es un lugar que nos hemos ganado con sangre, sudor y lágrimas.

Pero a la vez, qué difícil es encontrar nuestra voz cuando estamos abrumadas por el día a día. Virginia Woolf, hace casi un siglo ya, señalaba que las mujeres necesitan una habitación propia. Un refugio hacia donde escapar de las continuas demandas que se nos hacen. Que sea nuestro. Una burbuja que nos permita descubrir, o quizás inventar, un tiempo propio y nuestra propia voz. Un lugar desde donde pensar y pensarnos, y escribir. Hoy por hoy esto se siente cada vez más atingente y necesario. ¡Pero a la vez tan lejano!

Estamos inmersos en un tremendo proceso de cambio cultural. Y mucho se ha avanzado, sobre los hombros de mujeres gigantes, pero falta aún mucho por hacer. En la esfera pública y privada. En lo micro y lo macro. Por lo pronto, tomémonos en serio la idea de Corresponsabilidad: cuestionemos cómo estamos distribuyendo la carga de trabajo, y también los espacios y tiempos. Estos son diálogos que se deben dar tanto a nivel de las familias, como de las organizaciones.

Woolf también señala que “las obras maestras no nacen única y solitarias, ellas son el producto de muchos años de pensamiento comunitario, de pensar con todos, de manera que la experiencia de las más está detrás de esa voz única.” Escribir es un ejercicio de decantar lo colectivo, en solitario, para entregarlo nuevamente a la comunidad. El vínculo que tenemos las mujeres con nuestras comunidades es nuestra fuerza, pero también es importante crearnos un espacio propio.

Lamentablemente la pandemia tiene para rato, pero ojalá saquemos de aquí lecciones a futuro. Esta crisis ha relevado lo precario de algunos de los avances que se habían logrado, ya que ‘a la hora de la verdad’ volvemos a recaer en esquemas tradicionales. Para lograr cambios sostenibles falta profundizar. Este difícil tránsito, en que “lo viejo muere y lo nuevo aún no nace”, nos invita a ser valientes y perseverantes para seguir avanzando más allá de las dificultades.

Carolina Matta Araya – Conoce más a Carolina AQUI

Socióloga MBA y Experta Hay Mujeres

Foto portada : Foto de Anastasia Shuraeva en Pexels

Read more

Más que 5 acciones para un alto impacto

Cuando la vacuna COVID-19 ya ha llegado a Chile y un grupo de trabajadores de la salud ha sido vacunado queda mucho por hacer. En lo que respecta a la situación de las mujeres, numerosos estudios muestran el mayor impacto de la pandemia en nuestras vidas. Sin ir más lejos, es sabido que en América Latina el 88% de las mujeres perdió el empleo y no volvió al mercado laboral,   según reporta Comunidad Mujer aludiendo que “del millón 837 mil personas que han perdido su trabajo en el 2020, 899 mil son mujeres, el 48,9%”; en el sector de la salud la dotación es mayoritariamente femenina, debe sumarse a ello la sobrecarga del teletrabajo con la inexistencia de regulación de políticas públicas y falta de acuerdos de corresponsabilidad familiar.

Desde marzo del 2020 los gobiernos disponen del documento de ONU  Mujeres y COVID-19 con las 5 acciones que pueden adoptar sin demora. Necesitamos más políticas públicas y regulaciones, así como más acciones individuales y colectivas. El momento de actuar es ahora, es una posibilidad para expertas y expertos y miembros de organizaciones de mujeres aportar a una voz independiente, especializada y multiplicadora con enfoque de género.

Así como en la emergencia del EBOLA en Africa Occidental en el 2014 los grupos de mujeres amplificaron el distanciamiento social en las comunidades a través del uso de sus redes y obtuvieron un papel importante en el fortalecimiento de la respuesta a la crisis; en Kenya  por su parte las mujeres de la comunidad de Rendille se unieron para proteger sus tierras cuando llegaron los inversionistas y las reclamaron como suyas, la comunidad se unió para encontrar una solución, celebrando reuniones comunitarias, especialmente las mujeres. Querían participar en el proyecto de desarrollo, con las voces de las mujeres en el centro, llevaron a la empresa responsable ante los tribunales, con la esperanza de proteger sus tierras comunales; y así en distintos momentos de la historia han existido coyunturas que suscitaron la organización de ollas comunes, que en su mayoría han sido impulsadas por mujeres, como por ejemplo la organización PorTodas.

Contamos con suficientes experiencias inspiradoras, en Chile hombres y mujeres desde nuestras fortalezas debemos generar nuevas acciones, y podemos ser parte en este tiempo de crisis de la superación de esta problemática que afecta mayoritariamente a la mujer. Con estrategias y la suma de capacidades se podrá hacer frente al retroceso en igualdad de género que anticipan los organismos internacionales, generando al mismo tiempo un movimiento de alto impacto.

No podemos quedarnos de espectadoras, es hora de protagonismo y de atrevernos a ejecutar nuevas y más acciones, ahí en el lugar donde estás y en el rol que ocupas, juntos y juntas será posible hacer frente a este vital desafío.

 

Carmen Gloria Gorigoitía C.

Fundadora Mundo Mujer®

Experta en Liderazgo Personal

www.mundomujer.cl

 

Read more

CÓMO HACER PARA NO SENTIRTE ARREPENTIDA DE UNA ELECCIÓN PASADA.

Me preguntaba una lectora esto el otro día:

¿Cómo se hace para no sentirse arrepentida de haber dejado mi carrera? Ahora con 53 me arrepiento mucho.


No es la primera vez que me hacen esa pregunta así que aquí va mi respuesta…

Arrepentirse ahora de una decisión pasada no tiene sentido. Y lo sabes. Pero todos somos humanos y saberlo no es lo mismo que aceptarlo y pasar página, ¿verdad?

1. La primera parte, entonces, es ser paciente y comprensiva contigo misma por arrepentirte y darle vueltas tanto tiempo.

Date un tiempo si quieres, pero no te pases la vida arrepintiéndote.
El pasado pasado está.
Hace poco leí un “truco” muy útil de Michael Neill (no sé cuántas veces he dicho ya que es uno de mis coaches favoritos : )

Cada vez que tiene un pensamiento negativo, que le hunde o no le aporta nada, se da noventa segundos para darle vueltas y luego a otra cosa.
Porque no puedes obligarte a no pensar, ni eliminar tus emociones; pero sí puedes controlar cuánto tiempo piensas en ello, para que no te afecte tanto.
Así que, a partir de ahora, date un tiempo para pensar en algo y luego cambias de tema. Te pones a hacer otra cosa, pones música, lo que sea.
Al principio te costará. Luego será automático, ya veras.

2. El pasado, pasado está. Agua pasada no mueve molino.

Hiciste una elección según tus circunstancias en ese momento y lo que consideraste mejor. No sabías lo que sabes ahora.
Ya está, no hay más.
Yo, por ejemplo, he pensado muchas veces que si hubiera sabido lo que me gusta bailar, me habría apuntado a baile desde muy pequeña. Quizá me habría dedicado a algo relacionado con el baile.
Pero no lo sabía.
Y a veces lo pienso, pero no puedo hacer nada por el pasado.
Lo que sí puedo hacer es bailar ahora. En casa, de fiesta, apuntarme a clases. Lo que sea. Lo que sea menos regodearme en por qué no lo he hecho antes…
Antes sabía lo que sabía. Punto.

No es nada útil regodearse. La mejor opción ahora es mirar hacia delante.

Decirte a ti misma: vale, a partir de ahora, ¿qué puedo hacer? ¿y qué quiero hacer?
(Si no tienes ni idea de lo que quieres o puedes hacer, esto es para ti).

Y ponerte en marcha empezando ya. Empezar a actuar, a dar pequeños pasos desde hoy mismo.
Y sí, puede que no sea fácil. Ni rápido. Y que te dé miedo. Y que dudes. Todo eso es parte de la vida.
Hay que dejar de esperar a que todo salga bien y estemos mega motivadas para hacer las cosas.
Empieza hoy mismo. Y la motivación llegará después. No falla.

Las personas con éxito (y tú decides que es éxito para ti) hacen lo que tienen que hacer, aunque no les guste, aunque les cueste, aunque no estén motivadas. Ya llegará la motivación.
Porque, como siempre digo, el tiempo va a pasar hagas lo que hagas. Y dentro de un año, o tres, o diez puedes estar haciendo lo que tú quieres. O puedes seguir igual que ahora.


Depende de ti.


(Y ni se te ocurra hablarme de tu edad. He recibido esta misma queja de personas con veintitantos, treintaymuchos, cuarentaypocos, etc, etc.

No es la edad, es la mentalidad.


Ya te digo yo que si quiero hacer algo lo hago tenga 24 o tenga 73. O al menos pruebo. Y que tengo lectoras que han hecho cambios a cualquier edad. Así que esa excusa fuera

Tus años son los que son y van a seguir aumentando, así que empieza cuanto antes).
Espero que te ayude esta reflexión : )

Y si no tienes ni idea de qué quieres hacer o cómo empezar algo que quieres o ves que los miedos y las dudas te paralizan, esto te puede ayudar.
Que pases un buen día.

Read more

LinkedIn es tu primera impresión digital

Linkedin es una herramienta que cada vez ha tomado más potencia. En estos tiempos de crisis, se hace mucho más importante mantener un buen perfil profesional. Acá te compartimos 12 ideas para sacar provecho de esta herramienta.

Más que un tip, es lo esencial y mínimo en cualquier plataforma que utilices: una ortografía perfecta.

  1. Perfil completo: mantén tu perfil completo y actualizado, esto permitirá que cualquiera que lo revise, pueda conocer la información profesional acerca de ti.
  2. Emplea una Buena foto: tu foto es importante y debe estar actualizada. Si vas a considerar una foto de fondo, busca una que sea representativa del quehacer.
  3. Palabras claves (SEO): incorpora las palabras que ayuden a definir tu perfil y/o experiencia. Colócalas en las distintas secciones de tu perfil en LinkedIn, especialmente en el titular y también en el resumen o extracto.
  4. Sé activo: no seas sólo un observador. Participa en la red de forma activa, comentando temas de interés, compartiendo informaciones, generando contenidos y dando likes a las publicaciones que te parezcan interesantes.
  5. Cuida la cantidad y calidad de tus contactos: es importante tener una red amplia de contacto, ya que esto te permitirá ampliar tu alcance en esta red. Ten contactos que aporten a tu carrera. Invita y acepta invitaciones relevantes para tu quehacer. LinkedIn se fija mas en ti si tienes > 500.
  6. Envía invitaciones personalizadas: cuando invites a otros a conectarse contigo, envía invitaciones personalizadas, lo mismo que las felicitaciones por aniversarios y otros. Esto generará mayor y mejor conexión con los demás.
  7. Deja disponible tu información de contacto: al menos tu mail personal. El celular, sólo si lo consideras apropiado.
  8. Personaliza la URL de tu perfil: cambia el nombre que aparece en la URL del perfil público de LinkedIn y deja tu nombre. Agrega este link a su tarjeta de presentación y al pie de firma del correo. Ejemplo: www.linkedin.com/in/andreasaporta-empleabilidad/
  9. Mantén la información pública: es recomendable que la información permanezca abierta para que puedan ver tu experiencia. En la Sección Privacidad se puede gestionar la visibilidad de los contenidos.
  10. Vincula tu información a los sitios oficiales: en la sección experiencia/cargos, enlaza tu información con las páginas web de las empresas donde has trabajado.
  11. Gestiona buenas recomendaciones: Al solicitar recomendaciones, pídelas a las personas adecuadas y que te conozcan laboralmente.
  12. Comunica tu manejo de idiomas: Si dominas fluidamente el inglés u otro idioma, hay que informarlo. Se puede escribir en el titular.

EXTRA: En la sección Privacidad hay una opción que permite administrar la difusión de los cambios mientras estás arreglando tu perfil, aún cuando siempre cualquier actualización se ve de manera instantánea.

Andrea Saporta – conoce mas de ella aqui

Extraido de www.kambio.cl

 

Read more

Covid-19 y transformación de las OSFL

Frente a la crisis sanitaria del Covid-19 como organizaciones sociales hemos debido enfrentar un gran número de interrogantes relacionadas a nuestra subsistencia y a la permanencia de nuestros servicios. En este período de cuarentena he tenido la valiosa posibilidad de conversar con muchas organizaciones que hoy se re-plantean sus funciones, su estructura, y buscan el cómo sobrevivir. Los números no hablan en vano. De acuerdo al último estudio de Pwc publicado este Junio 2020, un 38,7% de las OSFL (Organizaciones sin fines de lucro) considera que deberá cerrar programas, y un 15% entrar en estado de hibernación o cierre. Un 63,5% señala que no cuenta con el flujo de caja suficiente para 2020. Además, el 68,4% percibe que la pandemia afectará sus posibilidades de prestar servicios o desarrollar proyectos y el 58% de las OSFL ve la necesidad de reinventarse. 

 

Respecto de esta reinvención quiero compartir unas breves reflexiones, que si bien no son la solución a los problemas que nos aquejan, nos pueden ayudar en este camino de “re-pensarnos” por el que estamos pasando como sociedad civil:

 

La primera reflexión es la tremenda importancia de la ciencia para el desarrollo de la humanidad. El conocimiento y descubrimientos científicos han tomado relevancia y reconocimiento a nivel mundial, así como las invenciones relacionadas a equipamiento hospitalario. Científicos, usualmente invisibles en sus laboratorios, profesionales de la salud, entre otros, son los nuevos héroes y heroínas, y eso representa una oportunidad para las OSFL que trabajan en este ámbito. Es hoy su momento de crecer, porque los ojos del mundo están puestos sobre ellos.

 

La segunda reflexión se relaciona con el entorno familiar. Probablemente durante los próximos dos años viviremos muchas cuarentenas, tal vez no permanentes pero si decretadas cada cierto tiempo. Lo que nos obligará a vivir más encerrados, en nuestras casas y a compartir de forma más estrecha con nuestro núcleo familiar. Esto dejará aún más de manifiesto la precariedad de las viviendas, del equipamiento como computadores e internet, los conflictos familiares y la violencia, entre otras problemáticas. Las OSFL que logren intervenir a partir de soluciones dentro de las familias harán una gran labor en estos tiempos.

 

La tercera reflexión tiene que ver con la batalla por sobrevivir. Con esto me refiero a que como sociedad estaremos luchando por no enfermarnos y no enfermar a nuestras familias, cuidando especialmente nuestros padres y adultos mayores. Me refiero también a luchar para tener qué comer. El COVID ha traído pobreza y hay familias que hoy pasan hambre, lo cual ha llevado a las comunidades a organizarse a través de ollas comunes, canastas, cajas de alimentos, entre otras. No podemos olvidar que en nuestro país un 20,7% de la población presenta pobreza multidimensional. Esto quiere decir precariedad en aspectos laborales, habitacionales, sanitarios y educacionales. De alguna forma, nos vemos en la necesidad como OSC de enfocarnos en la base de la pirámide de las necesidades. No te preocupes si por un tiempo debes dejar de entregar  tus servicios anteriores para enfocarte en aspectos relacionados a la sobrevivencia. Ya habrá tiempo para repensar el quehacer de tu organización.

*Algunas personas dirán que faltan otros aspectos básicos en esta pirámide, pero pongo wifi tratando de decir que sin conectividad se nos dificulta la educación, generar oportunidades de trabajo y acceder a servicios que podemos recibir de forma remota y por tanto, cuidar nuestra salud.

 

Por último, un par de consideraciones: las empresas, la Sociedad Civil y el Estado con sus políticas públicas, serán fundamentales para sostener una sociedad que sufre. Pero sin lugar a duda, es la Sociedad Civil la que conoce más de cerca las problemáticas sociales y puede llegar en forma directa a quienes lo necesitan, porque tiene el conocimiento de cómo hacerlo. Esto hace aún más importante que como Sociedad Civil sobrellevemos la crisis, no sólo desde el punto de vista de los recursos, sino también con un propósito que nos haga sentido en el contexto actual. Con una misión que ayude a levantar a otros y al mismo tiempo levantar nuestra motivación, siendo nuestro motor en esta crisis. Además, el tiempo que demoremos en esto será determinante. Esta crisis se instaló con suma velocidad y nosotros tenemos también que adaptarnos rápidamente a ella. Démosle la urgencia y el tiempo que se requiera para hacer una nueva propuesta y cambiar nuestras estructuras. No nos durmamos en esta cuarentena, el mundo sigue y sus necesidades más que nunca también. 

 

 

 

Extraído del Blog de UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

Read more