La Envidia: tus deseos no satisfechos

La envidia es una de las emociones que es muy común en nuestra sociedad pero una de las más mal vistas. Cuando sentimos envidia la intentamos ocultar pues sentimos vergüenza ante los demás pues nos degrada como ser humano.

Incluso se utiliza para descalificar a otra persona. Cuando llamas envidiosa/o a alguien se considera un insulto y lo usamos a menudo para atacar a la otra persona.

Cuando sientes envidia, y me refiero a la misma que sientes cuando dices “es envidia sana”, estás poniéndote en una situación de insatisfacción contigo mismo. La envidia no es sana en ningún caso, pues tu propios deseos no cumplidos te arrastran a la queja constante que puede ser verbal o en tu diálogo interno.

Si deseas lo que no tienes y tiene tu vecino, amigo, familiar o compañero de trabajo es porque crees que si lo tuvieras tú serías feliz cuando realmente te estás alejando de tus propias metas y objetivos y poniendo el foco en la otra persona.

Además es una emoción que te aleja de las personas que quieres y de conectar con otras nuevas de manera sana. Te hace sufrir y no te deja disfrutar de los éxitos de los demás pues enseguida comienzas a compararte y desde luego no quedas en buen lugar y eso te hunde más.

La envidia puede pasar desapercibida cuando proviene de alguien muy cercano y que parece que te está dando un consejo o ayudándote cuando en realidad es todo lo contrario. Por ejemplo, si le comentas a una amiga que te vas a comprar un coche nuevo y ella te “previene “ diciéndote “ Pero, si un coche nuevo te va a costar mucho y te quedarás sin dinero, luego tendrás que pedir prestado” Cuando debería alegrarse por ti y dejar de atraer la negatividad a tu vida y a la suya propia.

Según Norberto Levy, las condiciones para que se genere envidia son:

1-Cuando experimentas necesidades o deseos y percibes que alguien los has realizado y tú no.

2-Cuando crees que no dispones de los recursos necesarios para lograr esos deseos.

3-Cuando no tienes una cantidad suficiente de deseos satisfechos y disfrutados para equilibrar el dolor que te producen los no realizados

 

¿Qué te viene a decir la envidia? ¿Cómo podemos aprovecharla para crecer?

En definitiva la envidia te conecta con tus deseos no satisfechos, es una señal de que debes prestar atención a tus deseos y focalizarte en ellos.

Con esta información puedes hacer una auto indagación para comprobar cuáles son tus bloqueos o deseos no satisfechos y poner remedio de inmediato.

 

¿Qué puedes hacer para eliminar la envidia de tu vida?

Lo primero y fundamental es elevar tu autoestima y trabajar en tu seguridad porque si no lo haces no te valdrá de nada lo que te diré a continuación.

Una persona con una gran autoestima, se siente segura de lograr sus metas y objetivos. Además de tener más oportunidades de mejorar con el aprendizaje es capaz de alegrarse por el éxito de otras personas y no deprimirse ni sentir celos.

Tips para alejar la envidia

1.No te compares con nadie. Plantea tus propias metas y objetivos y planifica pequeños pasos para lograrlos. Ponte objetivos que sean realizables para ti aunque tardes meses en lograrlo.

2.No compitas con nadie. Cuando compites es inevitable compararte con el otro. Sólo debes competir contigo mismo y superarte cada día logrando una mejor versión de ti.

3.Centra tu energía en lograr tus metas. Haz la prueba: pon el foco de tu atención en cosas que deseas solucionar por un fin de semana y ve añadiendo días a este pequeño reto. En un mes verás todo lo que habrás avanzado.

4.Deja de criticar a los demás. Ellos tienen su vida, deja que se ocupen ellos. Y si te rodean personas criticonas, aléjate porque te arrastrarán a su mundo del que tú no formas parte

5.Cambia la emoción de envidia por admiración. Puedes aprender de aquellos que admiras por sus logros. Puedes fijarte en ellos para ser mejor persona y llegar a donde deseas porque si ellos lo han logrado tú también puedes.

6.Alégrate por los logros de los demás. Felicítalos. No hay nada mejor que alegrarse por la felicidad de los demás. Algún día a ti también te felicitarán. Mientras tanto céntrate en ti.

 

Quizás también te interese:  Las Migrañas  en la BioEmoción

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

www.instagram.com/institutodraco_oficial​

 

 Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more