METAS, SUEÑOS Y EL CAMINO HACIA ELLOS. REINVENTARSE

Tras un periodo de reinvención, adaptación a un “ecosistema” desconocido, establecimiento de metas, sueños, y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos… os dejo mis 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero.

Tras año y medio en Chile, ya estamos claramente integrados en el ecosistema Chileno y nuestra vida está estructurada, con nuestras rutinas, nuestros amigos reversibles (que hacen las veces de amigos y de familia) y nuestros lugares habituales: el súper, los coles, las extraescolares, las babysitters de confianza, el sitio del café, nuestros restaurantes favoritos y un buen conocimiento de los “usos y costumbres” y hasta del idioma, que parece el mismo, pero no lo es.

Así que, una vez chilenizados, he decidido ponerlo de nuevo todo patas arriba. El blog y algún curso de vez en cuando no cubrían toda mi energía atómica…

 

Sé que tendré menos sonrisas de Pedro, de las que derretirían el perito moreno, menos gamberradas de Guille y menos besos pringosos pidiendo perdón con lengua de trapo, y menos preguntas de Sol en esos ojos llenos que quieren descubrirlo todo…pero habrá también nuevas aventuras, descubrimientos, aprendizajes y experiencias para un equilibrio vital que, para mí, es imprescindible…

 

Tras dar muchas vueltas, que para eso soy Coach, sobre dónde volcar mis energías y mis 15 años de experiencia en RRHH, y dudar mucho entre emprender o incorporarme en una empresa en Chile me he decidido por lo segundo y, tras algunos procesos de selección, me he incorporado a una consultora global de talento que ofrece servicios de Executive Search y de gestión de personas, donde podré hacer lo que más me gusta: conocer gente, investigar, aprender, conocer más a fondo el mercado Chileno, aportar soluciones creativas y trabajar con un equipo muy crack que me ha acogido con los brazos abiertos y me ha dado una primera impresión increíble, así que pinta muy, muy bien… 

Tras mi periodo de reinvención, adaptación a un ecosistema desconocido, establecimiento de metas y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos os dejo 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero:

1) DATE UN PLAZO Y ENCARRILA TU VIDA PERSONAL:

Para el éxito de una expatriación es fundamental que la familia esté contenta, si no…no funciona.

Pocas empresas invierten en la satisfacción personal de la familia y es un elemento clave para el éxito profesional de su apuesta así que, ¡esa es tu misión inicial!.

 

Un buen relocator que te asesore sobre la zona donde vivir, los colegios internacionales, y costumbres del país es fundamental, si , como fue mi caso, no lo tienes, ¡a buscarte la vida! Sé tu propio relocator: pregunta, investiga, métete en grupos de “Españoles en…” en Facebook, pregunta a amigos y a amigos de amigos, etc.

 

Toda información es poca, nunca se tienen suficientes amigos y aunque los objetivos son importantes, la satisfacción personal y familiar, ¡es básica!.

 

2)  MÁRCATE UNA META:

Reinvéntate (o no), tienes una oportunidad de oro para hacer algo diferente, o para seguir haciendo lo que te gusta: ¿Qué se te da bien? ¿Cuál es tu valor diferencial? ¿Cuál es tu seña de identidad?

     Haz esa labor de autoconocimiento y, una vez que te hayas conocido bien a ti, a tus valores y a tus expectativas, ¡es el momento de marcarte una meta!. Pregúntate ¿Qué harías con tu vida si tuvieses tiempo y dinero ilimitados?

 

Esa meta puede ser cualquiera:

 

– Aprovechar estos años fuera para dedicarte a la familia, por qué no (pero guárdate un ratito para dedicártelo a ti).

 

– Emprender y poner en marcha algo que te apetezca, hay mil opciones, desde vender un producto de tu país que aquí no exista, hasta certificarte como coach, formadora en cualquier producto que te interese o, incluso, escribir un blog, no hay metas imposibles.

 

– Incorporarte a trabajar en una organización que te permita seguir desarrollándote.

Yo he hecho un poco de las tres cosas, en año y medio me he dedicado a crear una estructura de vida para mi familia, he impartido cursos de habilidades, coaching y creado un blog y, después de probar, he tenido claro que quería meterme al 200% en una empresa que se ajuste a mis valores y expectativas y me permita desarrollar aspectos que, para mí, son muy importantes.

3)    ESTABLECE LOS PASOS Y NO TE RINDAS:

¿Ya tienes la meta? ¡Pues a subir escalones!: 

– ¿Quieres ser autónoma? Investiga, habla con otros autónomos que hayan pasado por ese proceso, busca ayudas al emprendimiento y fórmate. Hello creatividad ofrece un montón de cursos relacionados con emprendimiento, creatividad y marca personal que a mí me ayudaron mucho con el blog.

 

– ¿Prefieres trabajar por cuenta ajena? Buscar trabajo, es un trabajo. Contacta con empresas de selección, haz mil entrevistas y ten luces largas para buscar oportunidades, pueden estar en cualquier parte: en una cena con amigos, en la cola del supermercado o en una fiesta del colegio, empápate del país, adapta tu CV a lo que quieras hacer y no te rindas. Aquí, todavía, no te conoce ni tu vecino así que ¡muévete!

 

– ¿Y si lo que has decidido es dedicarte estos años a la familia? Mi recomendación en este caso es que estructures bien tus días, si no … te subirás por las paredes. Haz algún curso, busca algo que te aporte y que te permita relacionarte con otras personas con inquietudes parecidas: fotografía, pintar, escribir, ayudar en una entidad sin animo de lucro, algún deporte…, lo que sea que te de una rutina y un objetivo propio, sólo para ti.

 

4)   NUNCA TE DIGAS TÚ EL NO.

No digas que no a una oportunidad o a una entrevista, aunque luego lo descartes, confía en ti. Conoce personas, lugares, empresas y hazte una idea de lo que te ofrece el mercado, es apasionante. Me encantan los procesos de selección, tanto desde el lado de rrhh como desde la perspectiva de candidata…aprendes mucho en ambos lados de la mesa.

 

5)    COGE LAS RIENDAS.

No veas pasar la vida por delante de tus ojos. Di no al “retestinamiento”. Toma tus decisiones y, sobre todo, no desesperes. Si no te gusta como están las cosas…¡siempre puedes cambiarlas!

     ¡Buenas noticias!: cada día es una página en blanco por escribir, elige tu propia aventura y lánzate a por ella.

 

blanca_rodriguez_ackermannBlanca Rodriguez Senior

Manager Ackermann

International Chile

Conoce a Blanca aqui

Articulo extraido de www.unpuntodevista.es

 

Read more

Más allá del éxito

Creo que en nuestra sociedad actual la gente tiene una verdadera obsesión con el éxito. Es algo a perseguir a toda costa, es el objetivo primero y último, es la supuesta llave que abrirá todas las puertas de lo que deseamos. No puedo estar más en desacuerdo. Esta obcecación nos lleva a una tremenda competitividad, a frustraciones cuando no conseguimos todo lo que queremos cuando habíamos planeado y a la postre a darnos cuenta de que incluso cuando lo conseguimos la satisfacción es efímera y enseguida empezamos a elucubrar cuál es el siguiente éxito que lograr para poder sentir el subidón.

Por lo tanto es más importante trabajar en nuestra mejora personal, asegurarnos que estamos progresando internamente y disfrutar del recorrido que fijar nuestra atención en las cumbres mientras nos perdemos a nosotros y la vida misma en el camino.

Para ello me gustaría dejar unos puntos de reflexión que quizás os puedan resultar útiles.

  1. Toma las riendas de tu vida. No podemos elegir nuestras circunstancias, pero sí que hacemos con ellas. No sirve para nada buscar excusas ni echar la culpa a otros de lo que no va bien en nuestra vida. Lo esencial no es el punto de partida, ni las debilidades y fracasos pasados. Somos responsables de nuestra existencia, y aunque eso a veces pueda asustar también nos da mucho poder. Cada esfuerzo, cada semilla que plantemos, cada acción tendrá consecuencias futuras.
  2. Renunciar al perfeccionismo. Es una entelequia que nos hace sentir inseguros, insatisfechos permanentemente y asediados por la duda y la culpa. Los seres humanos somos imperfectos y nuestras obras también. Cuanto antes lo integremos, antes nos liberaremos de un lastre demasiado pesado para progresar. Nada será perfecto, no importa lo mucho que lo intentemos. Y no podemos esperar a las oportunidades perfectas para ponernos en marcha. Ahora es el momento.
  3. Abandona la multitarea.  Carecemos de los recursos cognitivos y la estructura cerebral para poder utilizarlos al mismo tiempo. Hemos de trabajar nuestro poder de concentración (el Mindfulness es una herramienta ideal para ello). Pretender hacernos malabaristas de nuestras tareas es una pobre manera de malgastar nuestro tiempo y energía. Elige tus prioridades, centra tu atención y persevera.
  4. Abandona tu necesidad de controlar todo.  Primero porque es completamente imposible. Y segundo porque sufrirás como consecuencia de esta actitud. Algunas cosas dependen de nosotros, y otras no. Saber diferenciarlas es fundamental. Preocuparte por aquello que no está en tu mano solucionar desgasta y frustra. Elige bien tus “batallas”, donde pones tu energía, tu mente y tu tiempo. No son recursos infinitos, así que cuida cómo los utilizas.
  5. Abandona tu necesidad de ser gustar. La única manera de evitar causar envidias es no hacer nada importante. Utiliza tu vida para llevar a cabo tu propósito, sea cual sea. Comprende que en el camino habrá mucha gente que no te aprecie, que te envidie, que intente ponerte zancadillas. No te desanimes ni abandones tu camino. No te justifiques tampoco. Renuncia a la necesidad de aprobación de los demás. Si llega, estupendo. Y si no, también. No dependas de ello para sentirte bien y proseguir. Permanece fiel a ti mismo y a tus principios. En la época de las redes sociales, el grupo de voceros críticos e insultantes se hace oír más. No les prestes atención, no se la merecen.

    Autora: Mónica Esgueva

Read more

De Cara a los Retos ¿Qué decisiones tomas?

Un par de amigos salieron a caminar para ejercitarse, tenían días sin verse y esta oportunidad sería una grata excusa para hacerlo.

En el trayecto mientras corrían el chico se resbaló y cayó, aunque no tuvo daños en su cuerpo fue tanta la ira que le produjo este momento que comenzó a golpear lo que tenía alrededor cegado por su malestar…su compañera tomó la actitud de su amigo como algo personal hacia ella y se alejaron…ese evento desencadenó una serie de toma de decisiones que perjudicó un momento para compartir y pasar un rato agradable,  lo que comenzó como una experiencia motivadora, por un evento particular y la decisión tomada por ambos se convirtió en todo lo contrario…

¿Te has preguntado alguna vez sobre la importancia de nuestras decisiones cotidianas y el impacto que tienen en los resultados que obtenemos?

Por muy simple que pudiera parecer lo que te acabo de narrar, eventos como ese y su forma de abordarlos van dando pie a  nuevas realidades… ¿Qué ocurriría si el joven ante su caída hubiese decidido levantarse, chequear que se encontraba en buen estado y hasta reírse de la situación? ¿Cómo habría reaccionado su amiga ante una manera más calmada de asumir la aparatosa caída?

¡Descubre tu potencial y disfruta la diferencia!

Coaching…!Vivir con maestría!

 

Un gran abrazo,

Mercedes Martínez

@merchylifecoach

merchylifecoach@gmail.com

Extraido de www.institutodraco.com

Read more