La hija llega al padre por la madre

Es ella quien abre la puerta a la hija para que se vincule con el padre, la forma en como la madre ve al padre, es como la hija aprende a verlo.

Muchas veces existen crisis entre madre y padre, algunas veces, es parte del proceso de ajuste luego que llega la ma/paternidad, otras veces, son crisis más profundas.

En cualquier caso, la madre le permitirá a su hija, o no, construir un vínculo sano con su padre.

Es decir, la madre deberá permitir que el vínculo se establezca, acá claramente existen casos al margen, como cuando el padre que no quiere vincularse, pues acá, de igual modo, la madre deberá cuidar la imagen del padre, no con el propósito de cubrirle la espalda, la hija crecerá, y sola se dará cuenta de cómo ha sido la historia, sino de cuidar la imagen que integre de padre, y que ésta sea positiva, de nada le sirve a una niña saber que su padre la abandonó, o que se fue con otra mujer, la hija necesita saber que ella proviene de una fuente sagrada, que honre su origen, pues así podrá crecer honrándose a sí misma, y por lo demás, tendrá una imagen masculina positiva integrada en su inconsciente, y créeme, que eso, cuando sea adulta, si es heterosexual, será una gran ventaja, pues evitarás que caiga en relaciones de pareja tóxicas y si no lo es, para que sus vínculos con hombres, sean siempre desde el respeto.

SÍ HA INTEGRADO QUE SU PADRE ES TÓXICO, POR LO QUE SU MADRE LE HA TRANSMITIDO, PARTE DE ELLA SENTIRÁ QUE ES TÓXICA TAMBIÉN, DE FORMA INCONSCIENTE.

Puede ser un gran desafío, lo sé, yo cuando me enojo con mí pareja, papá de mis hijas, quisiera decir mil cosas, más de alguna vez lo he hecho, sin embargo, este es un patrón, que igual he aprendido a transformar, y he reparado de inmediato, retractándome y explicándoles a ellas, “que solo es mí rabia la que hizo decir eso, y que no es cierto, que papá es el mejor del mundo para ellas (aunque yo, esté hirviendo en ira, sí, también me pasa) y él las ama muchísimo y eso jamás cambiará.” o cuando me ven enojada con él, y me dicen; mamá, yo amo a mi papa, tú lo amas? (sé, que para ellas en ese momento es fundamental mi respuesta y aprendí a responder lo que ellas necesitan oír, sin mentir) les digo; “Yo lo quiero, porque es tu papá, pero no lo amo como tú, porque no soy su hija, son amores diferentes” y ella se queda tranquila. Es cierto, en alguna oportunidad no he podido responder así, y me he desbordado, pero entonces, reparo, y les explico, que fue un error, que “papá siempre será el mejor papá para ellas”, y así cuido esa imagen masculina que están construyendo en sus corazones.

Poner a las hijas e hijos en contra del padre, por alguna pelea, es lo peor que podemos hacer, a la hija le cerramos la puerta para acceder al mundo que representa su padre (y al niño, le reprimimos la necesidad de ir hacia el padre, para tener un referente para construirse, y queda perdido en el encuentro de su identidad)

Separemos las aguas, y dejemos que nuestras hijas vayan al padre, sea que esté disponible o no (recuerda, si el padre no está disponible, le podemos decir, “hija tu padre por temas de él, tuvo que irse, nada tiene que ver contigo”, o resaltar cualidades del padre en ella, “eres tan creativa como tú padre”) luego, cuando tenga la madurez suficiente y ya una imagen masculina sana instalada en su inconsciente, podrá ver los hechos, sin embargo, los verá desde otra vereda.

Ella, la Madre da permiso para amar al padre.

Démosles permiso a nuestras hijas para amar a sus padres, finalmente, sin ese aporte masculino, esa hija maravillosa que nos mira a los ojos y nos derretimos, no existiría, y eso tenemos que honrarlo, SIEMPRE.

ESTA ES UNA FORMA EFICAZ DE EVITAR PERPETUAR LA HERIDA MATERNA.

Quizás, puede ser difícil verlo, sin embargo, al hacerlo, nos aseguramos de criar hijas seguras, empoderadas de su energía femenina y masculina, que no estén en lucha interior por rechazar parte de su origen, eso les dará una protección al momento en que construyan sus propias relaciones.

 

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

Read more

AMOR PROPIO FEMENINO

Para hablar de este concepto, me gustaría primero descomponer y comprender sus palabras, entonces tenemos a – mor y pro – privo, donde lo primero significa sin muerte, es decir vida, y lo segundo lo privado, es decir, amor propio podría significar; tu vida privada, el amor a lo privado ó el amor a tu intimidad.

Desde una mirada más profunda, el amor propio refiere a saber quién eres, donde estás, conocerte y validarte, y esto incluye el saber que quieres, como y donde, entonces cuando comienzas a trabajar sobre este mapa, estás potenciando tu amor propio.

Para esto es necesario tener el coraje para que todo lo externo a ti deje de construirte, que la cultura no sea lo que te defina por completo, esto incluye la sociedad, familia, pareja, hijos, trabajo.

Es preciso deconstruir ciertos conceptos integrados desde la infancia para lograr lo anterior, como cuestionar que significa ser mujer, que es la belleza para ti, y como le das valor a tu cuerpo femenino.

Generalmente el amor propio esta vinculado a como la mujer acepta o no su cuerpo, ante lo cual algunas autoras mencionan que es necesario construir cierta adoración al cuerpo femenino como respuesta al profundo desprecio y desvalorización del mismo.

Entonces es urgente que la mujer se empodere de su cuerpo, que le de poder, no solo aceptándolo desde la forma, sino también interiormente reconociendo toda su magia y sabiduría que habita en ella, para así liberarnos de los estereotipos impuestos que están logrando que muchos cuerpos femeninos sean intervenidos quirúrgicamente consiguiendo un amor propio que no apunta a lo real.

Es importante aquí hacer una diferencia, ya que hay una visión del amor propio que dice que debes amar tu cuerpo tal cual es, pero no te dicen por qué debes hacerlo, y explicar esto agrega una semilla de consciencia al mensaje, lo cual permite a la mujer hacer el clic y realmente iniciar la transformación.

Con esto me refiero a que la mujer debe amar su cuerpo no simplemente como es, sino que por lo que el cuerpo le posibilita, lo cual es vivir, sentir y hacer, entender que el cuerpo es la forma concreta que tiene para manifestarse en la vida, y que no existe otra manera de vivenciar que no sea a través de su corporalidad.

Enseñar esto a las niñas es fundamental, “amar el cuerpo porque es el medio por el cual va a tener todas sus vivencias, por esto hay que cuidarlo, respetarlo y amarlo, ya que sin el no podrá hacer nada, y entonces pondrá consciencia desde la alimentación hasta lo que hace con él.”

Esta es la razón mas profunda de porque la mujer debe amar su cuerpo, más allá de solo aceptar como es, ya que ese discurso de algún modo también tiene una traza patriarcal, que es amar al cuerpo por su forma y no por el propósito real que tiene en la vida de la mujer, que es vivir cada experiencia.

Así dejará de buscar validación externa, siendo para ella misma y no en respuesta a la sociedad.

 

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

Photo by bruce mars from Pexels

Read more

Eres el reflejo de tu madre y ella de su abuela

La mujer hija puede reconocer si tiene que sanar algo en su relación con su madre en su propio vínculo con su hija o bien observando su alejamiento con lo femenino, ésta brecha la compensa integrando una identidad más masculinizada, necesaria para cumplir expectativas maternas y familiares.

Este alejamiento es transgéneracional, además vivimos en una sociedad patriarcal que mira lo femenino como frágil, insuficiente y no le otorga el real valor que tiene, esto hace que desde pequeñas sintamos la necesidad de alejarnos también de lo femenino para no habitar esta visión frágil y vulnerable, haciendo más profunda la brecha manifestada en el vínculo con la madre.

Es importante saber que el amor propio que te tienes, (si es que no has trabajado este tema) es proporcional al amor propio que tu madre sentía por ella y que fue ese mismo amor hacia lo femenino el que modeló su vínculo contigo.

Entonces, lo anterior es lo que de algún modo hace que la mujer hija repita patrones o se sienta atrapada en las formas maternas poco saludables, ya que intenta en sus experiencias de vidas re-editar la vivencia con la madre, buscando sanar los abusos o integrar las carencias que pudo tener.

Se considera abuso también el maltrato de cualquier índole, físico, sexual, emocional y energético, cómo también lo es el abandono emocional, entendiendo el descuido hacia la menor.

Ver esto con ojos de mujer hija adulta, puede resultar complejo, duro, y muchas veces con resistencias, pero verlo y aceptarlo, es el primer paso para sanar.

Sanar necesita también de un espacio de contención, escucha, un útero, donde la mujer hija pueda sentirse libre de expresar sus emociones sin la culpa asociada por pensar mal de la madre.

Para luego iniciar su búsqueda interior, la búsqueda de su identidad femenina perdida en su alejamiento con el arquetipo de la madre.

Y re-nacer a su mujer madre interior.

Todo este proceso resulta intenso, con altos y bajos emocionales, y se hace necesario transitarlo responsablemente de forma acompañada en terapia.

Puedes buscar la terapia que más haga sentido en tu corazón, para mí la psicoterapia femenina es lo mejor, sobretodo si integra visiones transpersonales, sistémicas y genealógicas.

 

Eres el reflejo de tu madre, y tu madre de tu abuela, y serás o eres el reflejo de tu hija, y si no tienes o no quieres tener hijas, lo serás de tu femenino interior, manifestado en tus relaciones o proyectos.

 

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

www.irinaduran.com

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

Read more

DARSE PERMISO

Te ha pasado que algunas veces sientes deseos de hacer o no hacer algo, decir o no decir ciertas cosas y no sigues el deseo de tu corazón?

Quizás por miedo a generar algún conflicto, crear cambios en la rutina, sentir que no complaces a otros, o quizás pienses; y para que hacerlo…da igual, y el desgano consigue su objetivo, y así vas dejándote de lado, postergando tu amor propio, dejando tu validación en el olvido y de pronto, te sientes atrapada y no sabes por donde manifestar la voz de tu alma.

He visto últimamente, como las mujeres se desplazan a sí mismas, estando disponibles para otros, pero no para ellas, he escuchado a mujeres que se han acostumbrado a ser quien cubre las necesidades del resto de su clan, y las propias quedan en el olvido, y muchas veces ni siquiera es que las dejen la lado, sino que se desconectaron tanto de su brillo, que ya no pueden reconocer cuáles son sus propias necesidades y deseos.

Es por esto, que hoy te invito a seguir estos pasos:

  • Detente un momento en tu rutina
  • Date permiso para sentir tus necesidades y deseos
  • Escríbelo, para anclarlo a tu realidad
  • Coméntalo con alguna amiga o familiar
  • Busca como cubrir esa necesidad y/o deseo*

Agradece el espacio que te has regalado

*puedes buscar en tu interior, en una caminata en la naturaleza, una plaza, parque, playa, libros, quizás una película que te deje una enseñanza, tiempo con amigas, en algún circulo de mujeres, en internet, quizás una terapia, un taller o curso de tu agrado, o quizás solo es tiempo a solas contigo en descanso sagrado.

Aun puedes retomar tu conexión con esa dimensión olvidada o dormida de ti, aun puedes restaurar tu capacidad de brillar y sentir como la magia de la vida pasa a través de ti.

Recuerda que eres una mujer maravillosa, que tienes un poder infinito que habita dentro de ti y que puedes lograr lo que deseas transformar en tu vida, si te dispones a buscarlo y por sobre todo a darte el espacio y permitirte florecer.

A mí también me pasa, mi vida también va rápido, tengo dos hijas que requieren mucha energía y tiempo de calidad de mi parte, como también mi compañero, mi casa, el trabajo, mi gatita y mis plantas, e intento ir moderando los tiempos que otorgo a todo para permitirme espacios personales que me nutran y me hagan vibrar recordándome mi esencia.

Ayer fui a la clase mensual de un curso que estoy tomando, iba apurada como muchas veces, para poder almorzar con las niñas, y antes de llegar a la clase, tenía tanto deseo de tomar un café delicioso que ya sentía su aroma, y en el camino me dije, me voy a permitir llegar unos minutos tarde e iré por mi café, entonces, me detuve en una cafetería muy linda que quedaba antes de llegar, me bajé del auto con tranquilidad, miré la hora, ya iba tarde, pero disfruté ese momento y fui por mi deseado café, ahh que rico estaba, finalmente llegue media hora tarde, y no pasó nada! absolutamente nada! y complací mi deseo, me di permiso y ese detalle, por pequeño que sea, nos hace inmensamente felices y alimenta nuestra validación personal, de ser dueñas de nuestra vida y nuestro tiempo.

Así que ya sabes, tú también puedes hacerlo, no pienses que un café es un capricho, es más bien una excusa maravillosa para detenernos y darnos un momento para nosotras!

 

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

www.irinaduran.com

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

 

Read more

Reconocer tu Ciclo de Orden y Caos

Has logrado darte cuenta que pasas de días de felicidad a días más caóticos, días que parecen no tener ni un orden, en algunos casos pueden ser momentos más que días, bueno además de estar vinculado a tu fase menstrual, también es la manifestación del ciclo natural de la vida, del constante movimiento del universo, que transita entre el orden y el caos.

Tener certeza de este ciclo, nos entrega tranquilidad para nuestros momentos de caos, nos permite no sentir que estamos en un hoyo y que no saldremos nunca más de ahí, sino que nos da fuerzas para vivir esta parte del ciclo, que a nadie le gusta, pues nos sentimos muchas veces, poco escuchadas, poco amadas, poco vistas, confundidas, con poca paciencia, sin claridad, baja motivación, sensación de estar atrapadas sin salida.

Por eso, quiero compartir contigo, que la vida está construida gracias a este flujo, entre el orden y caos, que nos permite tener diferentes experiencias para nuestro aprendizaje, que la gran enseñanza esta en desarrollar la habilidad personal para transitar el caos, para disfrutar en gozo nuestro orden, esto nos hace crecer, madurar, sentirnos capaces de resolver los conflictos, ser compasivas con nuestra historia personal y expandir nuestra consciencia.

Algunas veces puede que nos cueste hacer este tránsito y te entiendo, también he estado ahí, en ese punto que no sé cómo dar el siguiente paso, pero la clave está en tu etapa de gozo o de orden, en reconocer que estas en esa fase, para reunir energía para lo que vendrá más adelante, la fase que por orden natural vendrá, a traer aprendizajes y maestría a tu vida.

Un consejo para lograr este tránsito de la mejor forma es:
 Identifica cuando estás en tu etapa de gozo*
 Reconoce las emociones positivas que emergen de ti, así las registras en tu cuerpo y las haces consciente
 Regálate un momento para escribirte una carta a ti misma, para leer en tu momento de caos
 Aconséjate a ti misma, sobre qué hacer o cómo reaccionar frente a ciertas situaciones o personas
 Guarda tu autocarta en un lugar seguro, pero no la olvides
 Agradece ser tu propia medicina.

*en esta etapa (momento) vibras con la vida, te sientes conectada, sonríes mas que otras veces, no enganchas tan fácilmente con situaciones o personas que estén en otra frecuencia, te puedes sentir bella, empoderada.

Date la prioridad que mereces en tu vida y realiza este acto simbólico para transformar tus momentos difíciles, tú puedes ser tu propia medicina.

En lugar de querer evitar o eliminar los momentos de caos, aprendamos a como transitarlos de la mejor forma, para nuestro beneficio.

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

www.irinaduran.com

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

Foto Portada : Photo by Steve Johnson from Pexels

Read more

LA IMPORTANCIA DE SANAR EL VÍNCULO MATERNO

Tu madre te conecta con la vida, es el puente para acceder a mayoría de tus experiencias como mujer adulta.

Míralo de este modo; en tu inconsciente está el vivo recuerdo de haber tenido la relación más simbiótica que jamás volverás a tener con otro ser humano en tu vida, ni con tu pareja, hijos o amigas, lo vivirás. Es el vínculo que viviste con tu madre cuando habitaste su vientre, donde tenías todo lo que necesitabas y querías a libre disposición.

Ahí conociste la incondicionalidad, y luego por situaciones de la vida, la olvidaste, quizás tu madre no fue quien deseaste o necesitaste, aun así, ella estuvo para ti de la única forma que podía según sus recursos internos y su propia historia.

Hoy te toca aceptar que tu madre te abrió la puerta a la vida, y que la relación que puedas tener con ella ahora, es el reflejo de cómo está tu vida, ya que la madre representa:

-tu éxito,

-tu relación con el dinero,

-tu pareja y

-tu cuerpo.

Cómo miras a tu madre es cómo miras tu vida, por eso, es fundamental sanar este vínculo, sanar la herida materna, que aparece cuando:

-tú madre no tiene recursos internos para acompañarte en tu desarrollo,

-no te proporciona protección,

-no te guía emocionalmente,

-aparece más bien como una enemiga en tu vida, intenta controlarte, a través de la culpa o criticando tus decisiones y despierta en ti el deseo de no verla más o vivir lo más lejos posible.

Esto último lejos de ser una solución, solo trae más dolor y resentimiento, pues no logras llevar a tu madre a tu corazón, tomar la vida que ella te traspaso y hacerte responsable de tu experiencia, en alegría y libertad.

Como mujer adulta, tu puedes decidir seguir luchando contra tu madre y todo lo que representa para ti, o aprender a llevar una relación con límites saludables y aceptar que ella, ya te dio lo máximo que tenía para ti, la vida, y del resto, ahora te encargas tú.

Irina Duran MartinezIrina Duran Martínez Psicóloga de Mujeres

www.irinaduran.com

Instagram: @irinaduranm

Facebook: Irinaduran2.0

Viña del Mar

Foto Portada : Photo by Wayne Evans from Pexels

Read more