La cistitis o infección de orina en la BioEmoción

La cistitis es una infección del tracto urinario que con una inflamación de la vejiga. La padecen la más mujeres que hombres.

Las causas generalmente son de origen bacteriano aunque también pueden ser por:

-radiación: por tratamientos que necesiten radiación en la pelvis

-cuerpos extraños: uso de catéteres por un largo período de tiempo

-medicamentos: algunos medicamentos de la quimioterapia pueden provocar inflamación en la vejiga

-química: producida por productos de higiene y belleza como geles, jabones, desodorantes íntimos

-asociada a otras enfermedades: la diabetes, cálculos renales y otros pueden provocar esta infección

 

Los síntomas suelen ser: 

-Necesidad frecuente de orinar

-Orinar en pequeñas cantidades

-Orina con fuerte olor y color oscuro

-Dolor en la parte baja

-Ardor y/o dolor al orinar

-Fatiga

-Malestar general

También falta de apetito, fiebre e irritabilidad.

 

Según la BioEmoción la infección urinaria (vejiga):

 

Conflicto de pérdida del territorio con ira y rabia. Aparece en una fase de reparación de un conflicto de vejiga que es conflicto de marcaje y organización del territorio

Sentido biológico: Necesidad de marcar más el territorio con un olor fuerte de la orina. En mujeres organizar y en hombres en marcar el territorio.

Resentir: En hombres “no puedo marcar el territorio”

En mujeres “no puedo organizar mi territorio”

En cistitis hemorrágica lo anterior pero con vivencia de pena o deseo de expulsar a alguien del clan familiar.

 

Según Lisa Bourdeau

Bloqueo Emocional: 

La persona que padece una infección de orina siente mucha frustración ante sus emociones. De ahí el ardor  que siente y que los demás no se dan cuenta que lo sufre. No asimila bien los acontecimientos externos y manifiesta su voluntad de manera desordenada. Espera demasiado de los demás. Su ira interna le hace sentir ardor interno.

 

Bloqueo Mental: 

Esta infección te viene a decir que ya es hora de hacerte responsable de lo que sientes. Además que debes tomar conciencia que nadie excepto tu es responsable de hacerte feliz y ocuparse de tus emociones. Si esperas que los demás te hagan feliz puede que nunca lo logres. Recuerda que si sientes esa emoción es porque culpas a alguien de ello. Si aprendes a amar sin expectativas te evitarás muchas emociones negativas.

 

Quizás también te interese:  El Cansancio y la Fatiga crónica en la BioEmoción

Redacción Instituto Draco

Fuente: Diccionario BioEmocional/Obedece a tu cuerpo, ámate

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

«LOS PADRES IMPERFECTOS»

Incluso los mejores padres, los más amorosos, son personas reales y, por tanto, imperfectas (afortunadamente), y es bueno que encuentren conformidad y paz con lo que pudieron hacer y con lo que no, incluyendo el pellizco de sus culpas y molestias por aquello que, en su momento, pudo herir a sus hijos.

Es importante que estén conformes con sus culpas y que se anclen más en el amor y el cuidado que dieron que en aquello que en algún momento pudo herir o fallar.

La mejor manera de llevar culpas, cuando son reales, es asumiéndolas y compensándolas, es decir, haciendo algo bueno siempre que sea posible (algo que equilibre y aporte algo a los dañados, en este caso, los hijos), y no expiándolas —dañándose a uno mismo— o sacrificándose.

Es muy común que muchos padres experimenten la sensación, pasado el tiempo, de que les hubiera gustado hacer o vivir algo distinto con sus hijos, pero es mejor no poner demasiada energía en los lamentos (aunque, cuando se trata de heridas graves, puede ser necesario hablar y decir, por ejemplo, «lo siento» o «lamento que tuvieras que vivir esto o aquello» o «qué pena por esto o aquello»), y sí, en cambio, en lo que todavía es posible.

Muchos hijos se alegran y reconfortan cuando los padres, ya más mayores, se transforman y en su declinar se suavizan, resquebrajando sus torreones de pétreas creencias y abriéndose a un encuentro más límpido, real y sereno.

Joan Garriga
Del libro «La llave de la buena vida»

www.joangarriga.com/

www.facebook.com/joangarrigabacardi

 

Read more