El enemigo de muchos: ¿Por qué me duelen las rodillas?

Las lesiones y molestias de rodillas son un problema frecuente que puede presentarse a casi cualquier edad. Desde adolescentes que sufren con dolores en esta articulación durante el crecimiento, hasta deportistas que se enfrentan a importantes accidentes con altos riesgos de perder movilidad. Por ello, el jefe de traumatología de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. José Miguel Luarte, explica a qué se debe esta tendencia y entrega recomendaciones para cuidar las rodillas a lo largo del desarrollo.

La rodilla es una articulación compleja, cuyo movimiento depende de que todas las estructuras que la componen estén en su posición adecuada. “Es intrínsecamente inestable y necesita del trabajo en conjunto de músculos, tendones, ligamentos, meniscos, cartílago y hueso para un funcionamiento óptimo”, detalla el traumatólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. José Miguel Luarte. De hecho, una lesión de cualquiera de estas partes genera una alteración, lo cual se traduce en uno delos principales síntomas por los que consulta un paciente.

Entre las lesiones más frecuentes, se encuentras los problemas relativos a meniscos y ligamentos en pacientes que practican deportes o han sufrido un accidente que involucre la rodilla. “También es común ver personas con dolor asociado al mal alineamiento de la rótula y, en mayores de 60 años, la artrosis de rodillas, enfermedad degenerativa que llega a ser muy invalidante”, explica el especialista en cirugía de rodilla.

¡Cuidado con las rodillas!

Los problemas en la rodilla pueden interferir con muchas actividades de la rutina diaria, desde practicar algún deporte hasta el simple acto de caminar. Es por esto que tomar las precauciones necesarias para mantener esta articulación sana es esencial para conservar un estilo de vida activo y evitar el sedentarismo. Para esto, es importante considerar que los deportes que presentan mayor riesgo para la rodilla son aquellos que requieren movimientos de cambio de dirección bruscos como fútbol, rugby y también los corredores”, advierte el traumatólogo.

No obstante, siempre es bueno realizar ejercicio físico de cualquier tipo, en especial aquel que conserve la potencia muscular y un adecuado balance entre las estructuras que componen las rodillas y otras articulaciones. “Todos los deportes de contacto son de riesgo para lesionarse la rodilla, por lo que mantener una musculatura entrenada ayuda a prevenir estos malestares”, afirma el Dr. Luarte.

Además debemos considerar que el sobrepeso y la obesidad impactan negativamente en nuestras articulaciones. Específicamente por la carga agregada que se genera sobre las rodillas, cadera y tobillos al aumentar la presión y la fuerza que se ejerce sobre el cartílago.El especialista agrega que en estos pacientes “también está asociado un bajo nivel de ejercicios, por lo que su musculatura no está bien entrenada”.

Dolor de crecimiento

La rodilla también suele ser un problema para aquellos adolescentes que se encuentran en pleno proceso de crecimiento. En estos casos, es frecuente la presencia de ciertas enfermedades relativas al hueso inmaduro, especialmente si se realiza ejercicio físico intenso. “Es importante que un paciente en este rango de edad consulte si tiene una molestia persistente con traumatología”, dice el Dr. Luarte.

 

Foto portada: Photo by rawpixel.com from Pexels

Read more

PSU: Los riesgos de la sobreexigencia y el uso de estimulantes para estudiar

  • No dormir suficientes horas, consumir bebidas energéticas o fármacos para la concentración y no dejar tiempo para relajarse, son conductas dañinas en las que caen los jóvenes en esta fecha, con la intención de obtener el mejor resultado posible en la Prueba de Selección Universitaria. La psicóloga de la Unidad de Adolescencia de Clínica Santa María, Katarina Sylvester, asegura que una adecuada gestión de tiempo es fundamental para que los estudiantes puedan pasar por esta importante etapa sin dañar su salud.

 

La PSU es uno de los grandes estresores a la que los adolescentes se ven enfrentados en esta época del año, tanto por sus expectativas personales y/o familiares como también por sus realidades sociales y modelos culturales. A eso hay que agregar la carga horaria y académica del colegio y el preuniversitario, con lo que finalmente el joven queda con poco espacio para la distención y el relajo.

 

La psicóloga de la Unidad de Adolescencia de Clínica Santa María, Katarina Sylvester, explica que muchos jóvenes toman medidas extremas para poder estudiar más tiempo, tales como disminuir excesivamente las horas de sueño, alterar sus regímenes alimenticios, dejar de hacer actividades extra programáticas y/o aislarse de sus seres queridos o grupo de amigos, olvidando que favorecen la contención y apoyo emocional.

 

“La auto exigencia es constructiva cuando ayuda a ponerse objetivos y con ello organizarse sin dejar de lado el crecimiento y desarrollo integral como persona. La sobre exigencia, en cambio, se asocia a falencias en la aceptación, pudiendo transformarse en un círculo vicioso de expectativas muy altas, poco realistas, fracasos reiterados, bloqueos y daño en la autoestima, entre otros”, advierte la psicóloga.

 

Falta de sueño y sobredosis de cafeína: los errores más comunes

Al igual que en cualquier otra etapa del desarrollo humano, abstenerse de dormir tiene un impacto sobre el desempeño óptimo de los adolescentes, generando somnolencia, dificultades para concentrarse e irritabilidad. Esto, sumado a la ingesta de estimulantes, puede producir alteraciones a nivel fisiológico que finalmente son perjudiciales para el joven que va a rendir la prueba.

“Los remedios para la concentración o para tener ‘menos sueño’, son fármacos que deben ser indicado por los especialistas correspondientes en dosis adecuadas. De lo contrario, se pone en riesgo la salud”, indica la profesional, quien agrega que estos medicamentos pueden generar o gatillar síntomas o enfermedades de distinta intensidad y gravedad, dependiendo de las propias características biológicas y predisposiciones genéticas.

Las bebidas energéticas, en tanto, si bien son legales en nuestro país, no cuentan con suficiente evidencia científica sobre sus beneficios en relación al rendimiento académico o contraindicaciones.

“El límite de cafeína diaria no debiera superar los 200 mg. Dentro de sus posibles efectos adversos están irritación gástrica, ansiedad, temblores, nerviosismo, letargia, fatiga y dolor de cabeza”, advierte Katarina Sylvester.

Finalmente, la especialista entrega algunos consejos a los adolescentes para que estén en una condición óptima al momento de rendir el examen:

  • Mantengan y/o retomen sus actividades extra programáticas, ya sea pintura, deporte, música, etc.
  • Observen su alimentación. Deben tener al menos 4 comidas diarias y de buena calidad.
  • Respeten sus ciclos habituales de sueño.
  • Rodéense de aquellas personas, familiares y/o amigos que los quieren y apoyan.
  • Confíen en que siempre hay opciones y perseveren por alcanzar sus sueños, teniendo en cuenta sus propias habilidades, capacidades y recursos.
  • El momento para dejar de estudiar es cuando ya cumplieron sus metas. Si aún no lo han logrado, reorganicen su tiempo y prioricen de manera realista.
  • Lleguen a dar la PSU habiendo dormido las horas que sus cuerpos necesitan, habiéndose alimentado bien y con la confianza y certeza que ése es su mejor esfuerzo, considerando sus contextos individuales.

 

 

Read more

Deporte Inclusivo: La bonita tarea de las Olimpíadas Especiales

Jóvenes con necesidades especiales que ven en el deporte una opción para poder mostrar sus capacidades.

Las Olimpiadas Especiales seleccionan a los mejores atletas para poder representar a nuestro país.

Un relato en el que solo hay ganadores en el reportaje elaborado por el periodista Carlos Chávez de ChileVision Noticias ;

Ver www.chvnoticias.cl

Mas informacion de Olimpiadas Especiales:

https://www.facebook.com/oechileoficial/

Llamar (2) 2362 9464
Read more

5 mitos sobre las proteínas y el deporte

No hay una época ideal para hacer deporte, así que en el invierno continúa la actividad. Se habla de los beneficios, de las lesiones y también de la alimentación. Sin duda, la palabra proteínas es la más utilizada, sin embargo, existen muchos mitos sobre estas. Es por esto que la Dra. Loreto Pañella, nutrióloga del Centro de Salud Deportiva de Clínica Santa María, aclara algunos de estos.

Cada vez son más los estímulos para que las personas comiencen a hacer deporte o, para aquellos que lo tenían olvidado, lo retomen. Hay de todo, desde aplicaciones que contarán las calorías o enseñarán rutinas, hasta artículos que volverán más amena la hora del ejercicio, sin embargo, ¿qué sucede con la alimentación? Y es en este punto donde aparecen las famosas: proteínas. Por esta razón, es que la Dra. Loreto Pañella, nutrióloga del Centro de Salud Deportiva de Clínica Santa María, aclara algunos mitos sobre esta molécula.

Número 1: Las proteínas son el elemento fundamental para desarrollar musculatura

Verdadero. Las proteínas juegan un rol estructural fundamental, no sólo a nivel de la formación muscular, sino de todos los tejidos en  general. Además, es importante en otros procesos como el rol que cumple en el  sistema inmune conformándose como  anticuerpos o proteínas transportadoras.

 

Por otro lado, en el desarrollo muscular también influyen estímulos hormonales, mecánicos, vitaminas, minerales, entre otros.

Número 2: Las proteínas se encuentran solo en las carnes

Falso. Hay muchos alimentos de origen animal no cárneos que son altos en proteínas, por ejemplo: el huevo y los productos lácteos.

 

Para el caso de los vegetarianos, están aquellos que igual tienen una ingesta de proteína animal, por lo que el pescado es una buena opción y si esta no es su opción, como también ocurre con los veganos, se recomienda aumentar en forma importante el consumo de legumbres, derivados de la soya, frutos secos, semillas, algas, y de algunos cereales con mayor contenido protéico, como  la quinoa entre otros.

 

Para estos últimos casos, si bien se puede cubrir la cantidad de proteínas, puede que la biodisponibilidad no sea la óptima, como sucede en general con las proteínas de origen vegetal, por lo que se recomienda  asesorarse con algún profesional en nutrición para poder optimizar su ingesta.

 

Número 3: Toda persona que hace deporte debiera tomar suplementos protéicos

No es verdadera en todos los casos. Esto va a depender del estado nutricional, de la composición corporal,  de la alimentación y del deporte que la persona vaya a realizar. En general, un deportista que cubra una ingesta protéica entre 1,2 y 2 gr proteína /kg de peso /dia con la dieta, no debería requerir suplementos nutricionales.

 

Sin embargo, la ingesta habitual de proteína de la dieta no es tan alta como para alcanzar esos requerimientos, y si el volumen de ejercicio es alto o se realiza ejercicio de fuerza buscando aumentar la masa muscular, los suplementos muestran claros beneficios en relación a estos resultados. Por lo tanto, sí podrían ser necesarios en ejercicio de resistencia (post entrenamiento) y en deportes intermitentes post entrenamiento y/o competencia, donde mejoraría la síntesis y recuperación muscular.

 

Número 4: La cantidad de proteínas consumidas es directamente proporcional al desarrollo muscular

Falso. Hay varios otros factores que influyen, por ejemplo, cómo distribuyo la cantidad de proteínas durante el día, cuánto ingiero de estas, en qué alimentos las consumimos y qué tipo de proteína o combinación de aminoácidos consumimos.  No es lo mismo no comer proteínas durante todo el día y luego en la noche ir al gimnasio y tomar uno o dos batidos, que alimentarse en forma equilibrada durante el día con 3 a 4 comidas que contengan buen aporte protéico y reforzar algunos días de la semana con un batido post gimnasio.

 

Por otro lado, tampoco es lo mismo si se está realizando una dieta para bajar de peso por ejemplo. En esos casos, si existe restricción calórica, puede ser más necesaria la incorporación de un suplemento protéico, que tendría el doble objetivo de mejorar la pérdida de masa grasa y mejorar la masa muscular.

 

La cantidad recomendada de proteínas para la población general es de 0,8 gr/kg /dia, aunque actualmente hay consenso en recomendarles cantidades mayores a los deportistas.

 

Número 5: Da lo mismo cuándo se consumen las proteínas

Falso. Se ha visto que consumir proteína inmediatamente posterior a un ejercicio de fuerza es una forma muy efectiva de promover en forma aguda un balance protéico positivo, el cual, si se mantiene en el tiempo, se transformará en ganancia de masa muscular.

 

La ventana de mayor anabolismo muscular se produce dentro de las primeras 24 horas post ejercicio, y ocurre por cambios en la fisiología del músculo que lo hacen quedar como “sensibilizado” al aporte de proteínas. Pero el máximo aumento ocurre dentro de las primeras 3 a 4 hrs y específicamente dentro de la primera media hora. Sin perjuicio de lo anterior, la consideración clave está dada por la cantidad total de proteína ingerida durante el día. Incluso este factor parece ser el mejor predictor de la hipertrofia o ganancia muscular.

Photo by bruce mars from Pexels

Read more

¿Actividad Física, Ejercicio o Deporte: Qué hacer para ser saludables?

Revisando diferentes encuestas sobre el nivel de actividad física de los chilenos, contrastado con las consultas de las pacientes respecto de cómo realizar ejercicio, me doy cuenta que aún no están completamente socializadas las nuevas definiciones que se han otorgado (ya hace bastante tiempo) a cada uno de los conceptos y que, conocerlos, sin duda alguna es condición necesaria para hablar un lenguaje común, sobre el cual podamos ponernos de acuerdo para promover la práctica (individual, comunitaria o como política pública) que contribuya al bienestar de todos.

Que cada una de nosotras conozca este marco nos da propiedad para proponer, para fomentar y llevar nuestro estandarte de búsqueda de bienestar con conocimiento de causa, pues cambia completamente la perspectiva sobre cómo debiéramos actuar y valorar la realización de actividad física.

No debiéramos confundir “actividad física” con “ejercicio”, menos con “deporte”. Actualmente la Organización Mundial de la Salud OMS en su página web plantea: La “actividad física” no debe confundirse con el “ejercicio” (http://www.who.int/dietphysicalactivity/pa/es/). Esta Organización define Actividad Física como “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía”. Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos: reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas; mejora la salud ósea y funcional, y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso, se indica en el sitio web.

De acuerdo a la definición de la OMS realizamos actividad física en todos los ámbitos de nuestra vida, sólo no lo hacemos mientras dormimos. A cada ámbito, los investigadores le han denominado “dimensiones”: tiempo libre, trabajo, transporte, cuidado del hogar. Cada una de estas dimensiones tiene sus particularidades, pudiendo realizar en cada una de ellas actividades de intensidad ligera, moderada o vigorosa. El punto para tener beneficios de salud es: cuándo, cuánto y cómo.

Como les conté en mi primera columna, la recomendación actual es realizar un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa o la combinación entre ambas pudiendo realizarse en set de 10 minutos al menos. Debemos dejar atrás el “clásico”: 30 minutos de ejercicio moderado 3 veces a la semana (¡por favor!).

Si le preguntamos a  nuestro cartero (que distribuye la correspondencia toda su jornada laboral en bicicleta) si realiza ejercicio o deporte en su tiempo libre, es altamente probable que nos responda “no”, sin embargo ¿podríamos decir que no tiene beneficios de salud al andar todo el día en bicicleta? ¿Qué no es físicamente activo?.

El “ejercicio” es una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física.

Por otra parte,“deporte”, es un tipo de ejercicio, que está sujeto a determinadas normas o reglamentos, en que se hace una prueba de habilidad, destreza o fuerza física, con o sin competición.

Cuando hablamos de personas que no realizan la suficiente actividad física para tener beneficios de salud deberíamos plantear que es “insuficientemente activa” y evitar confundirlo con “sedentarismo”. La definición de sedentarismo o conducta sedentaria hace referencia a la cantidad de tiempo en que una persona pasa en posición sentado, entonces es frecuente que las personas podamos tener una alta conducta sedentaria (pues trabajamos 8 horas al día sentadas) pero somos activos físicamente, si todos los días después del trabajo vamos a realizar “ejercicio” al gimnasio.

De esta manera nos damos cuenta que la actividad física aborda absolutamente todas las dimensiones de nuestra vida y en todo nuestro ciclo de vida. Cambiar esa mirada contribuye a que las autoridades, las empresas, los colegios, clubes deportivos, juntas de vecinos y nosotros mismos, incorporemos la realización de actividad física dentro de algún ámbito de nuestra vida, evitando incluso aquella culpa que se nos genera cuando sabemos que “debiéramos ir” al gimnasio pero no lo hacemos: ¿y si mejoramos nuestro nivel de actividad física utilizando la bicicleta como transporte?,  ¿caminando 10 minutos?. Es cierto que la evidencia plantea que los mayores beneficios se obtienen cuando se realiza “ejercicio” en la dimensión de tiempo libre, pero no debemos desconocer que el gran desafío para lograr salud y prevenir enfermedades es movernos más en todo momento: hoy se sabe que muchas horas sentado, es en sí mismo un factor de riesgo para morir, aun cuando realicemos ejercicio en otro momento. Por lo tanto es una problemática real que debe ser abordada intersectorialmente a nivel público y como desafío personal para nosotras mismas y nuestras familias. Existen incluso organizaciones, como la Sociedad Internacional de Actividad Física y Salud que trabaja mundialmente para dar claridad y visibilidad a este tema (www.ispah.org).

En la última Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física (2016) se plantea que la razón por la que los chilenos no realizan ejercicio es en un 50,7% porque “no tiene tiempo” y en un 13,7% por “enfermedad o problemas de salud”… Si tuviéramos la política adecuada: podríamos disminuir la “falta de tiempo” incorporando actividad física en el trabajo, o en el transporte. Y los que tienen problemas de salud: podrían realizar ejercicio en los consultorios o sus comunidades con el kinesiólogo, para que además les indique cómo adaptar la actividad física (que incluye todas las dimensiones de su vida) a su condición. Hay muy pocas enfermedades que impiden la realización de ejercicio, al contrario, el ejercicio forma parte de la recuperación, el punto es que en caso de enfermedad debe ser supervisado por el profesional del equipo salud especialista en movimiento: el kinesiólogo.

El discurso debiera cambiar, no mejoraremos la salud global de los chilenos promoviendo que sólo se haga más “deporte” (que sin duda se necesita apoyo) sino que mejorará cuando todos (autoridades e individuos) incorporemos que la necesidad de movernos en la dosis mínima atraviesa todos los momentos de nuestro día haciendo el cambio de pensamiento necesario. A nivel personal: no tenemos excusas!, el desafío es proponerse modificar nuestro estilo de  vida e ir dando un paso a la vez ¿te animas?.

 

Sonia Roa Alcaino. Kinesióloga

Read more

Jóvenes con y sin discapacidad intelectual disputarán clasificatorio a Mundial de Tenis

Queremos compartir con ustedes esta linda noticia:

http://www.24horas.cl/deportes/masdeportes/jovenes-con-y-sin-discapacidad-intelectual-disputaran-clasificatorio-a-mundial-de-tenis-2751584

 

IMG-20180628-WA0001

 

IMG-20180628-WA0000

Ejecutivas y voluntarias de Olimpiadas Especiales participan en los grupos de desarrollo de Mundo Mujer

Read more

Cómo sobrevivir la fiebre futbolera sin Chile en el mundial

La Copa Mundial de Fútbol 2018 llega con himnos musicales, publicidad, noticias y resultados deportivos, pero por primera vez en ocho años empieza sin Chile. Para algunos, esta realidad no tiene mayor significado. No obstante, para muchos otros podría llegar con síntomas de tristeza, angustia e incluso, depresión. La psicóloga de Clínica Vespucio, Mercy Iriarte, entrega recomendaciones para aquellos fanáticos que sentirán la ausencia de nuestro país en la cita mundialera y explica cómo identificar una obsesión deportiva.

Según diversos estudios, cuando un amante del fútbol observa a su equipo favorito, las reacciones que se generan a nivel cerebral son muy parecidas a aquellas que produce una adicción. De hecho, los expertos hacen una diferenciación muy importante entre el fanático y el adicto a un determinado deporte, ya que “cuando pasa a convertirse en una obsesión, las cosas se complican desde el punto de vista psicológico, pues genera conductas negativas y permite un descuido de las obligaciones reales que tiene la persona”, explica la psicóloga de Clínica Vespucio, Mercy Iriarte.

Para quienes demuestren este tipo de conductas, el próximo mes será especialmente complicado, ya que empieza la Copa Mundial de Fútbol a la cual “la Roja” no logró clasificar. Así, muchos aficionados deberán vivir la fiebre futbolera que empezará a rondar en el ambiente y en los medios de comunicación, pero sin la posibilidad de ver jugar a nuestra selección. “Especialmente en aquellos que presentan estos síntomas de obsesión con el deporte, podrían surgir sentimientos de tristeza y frustración”, aclara la especialista.

En estos casos, las recomendaciones para vivir la cita mundialera que comenzará este 14 de junio son:

  • Realizar deporte en familia o con amigos, con el objetivo de despejar la mente con una actividad que la persona disfruta y, al mismo tiempo, con terceros que normalmente lo acompañan observando el deporte.
  • Ver otro tipo de disciplinas deportivas, que no le recuerden constantemente la frustración de que la selección de fútbol no está en el Mundial.

“Durante los partidos, los fanáticos sienten síntomas de angustia y tensión. Si pierden, genera una crisis de angustia y rabia lo cual influye emocionalmente en la vida personal y profesional”, detalla Mercy Iriarte. Estas son las emociones que se repiten cada vez que el evento nos recuerda que no estamos participando en la cita mundialera.

Beneficios de ver fútbol

Por el contrario, si ver fútbol es sólo un pasatiempo que no influye en nuestra calidad de vida, se puede transformar en el momento perfecto para compartir sanamente con los amigos o la familia. Los beneficios son múltiples y, como detalla la especialista, “es una instancia para desarrollar habilidades sociales, fortalecer valores, adaptarse a las reglas e incluso dejar de lado algunas presiones de la vida laboral”.

Quienes tengan la intención de cambiar y dejar su “fanatismo por los deportes” a un lado para proteger su vida familiar o personal, pueden intentar hacer algunas de las siguientes acciones:

  1. Anotar semanalmente cuántas horas se ve, oye o revisan resultados deportivos.
  2. No ver más de dos horas semanales del deporte que nos apasiona.
  3. Confiar en nuestros familiares cuando haya que tomar decisiones como “veo el partido o comparto con mi familia”.
  4. Intentar hacer algo para nosotros mismos o socializar en vez de quedarse viendo un partido.

 

Read more

Todos Necesitamos Pertenecer

En el último tiempo mis reflexiones giran en torno al pertenecer a un grupo, una familia, un equipo de trabajo, un deporte, siempre queremos ser parte de algo, algo donde seamos aceptados, valorados y donde se pueda ser uno mismo y se puedan desplegar nuestros talentos. ¡Qué mejor sensación que esa!

Creo que sentirse parte de algo esta en la naturaleza  humana, el desarrollo del hombre y su civilización se funda en el desarrollo de su comunidad, sentirse parte es necesario y da un sentido a la vida.

Es necesario entender que sólo el tiempo te da la posibilidad de conocer a fondo el grupo donde estamos. Ser parte de algo dónde me siento cómodo es el reflejo de un grupo de personas donde compartimos intereses comunes, valores parecidos, una misión conjunta, un desafío, significa aceptar normas, reglas, deberes, derechos, dar, recibir, conocer límites, compartir, conocer personas, aceptar defectos, virtudes, sentirnos protegidos y tantas otras cosas que nos da ser parte de un grupo. Mi recomendación no es sólo ser parte, sino ser parte activa en un grupo, crear lazos, aportar, estar presente, esas son las cosas que marcan la diferencia. Estar presentes hace que crezcamos, aportemos a los demás, mejoremos de manera continua, enseñemos y nos desafiemos.

Ahora el tema está en que seamos capaces de reconocer la finalidad de la agrupación a la que pertenecemos. Cuándo el fin es bueno en sí, termina siendo bueno para todos, pero cuándo el fin atenta contra nosotros mismos o es bueno sólo para unos pocos, sería importante reflexionar al respecto. Esto no es nada fácil ya que muchas veces nos confundimos en reconocer lo que es bueno para nosotros. Como buenos seres de costumbre que somos, por un poco de afecto o protección o sentirse parte, somos capaces de dejar de ver lo que es bueno en sí y la historia así nos lo ha demostrado en diferentes ocasiones.

Elige ser parte!!! Súmate a ser parte de algo que te de un sentido a ti y a los tuyos, de algo grande, dedícale tiempo y ten paciencia, muchas veces los frutos no son inmediatos, pero llegan. Piensa lo difícil que puede ser no pertenecer a nada y lo trascendental que puede ser incluir a otros a ser parte de algo, puedes cambiar la vida de muchas personas invitándolas a que sean parte de tu mundo.

 

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

Read more

Cómo evitar lesiones al retomar el ejercicio

Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas, aparecen los denominados “guerreros de fin de semana”, deportistas que acostumbran realizar actividad física exclusivamente los sábados y domingos, dejando el resto de la semana para el trabajo, los estudios o simplemente reposar. El traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rodrigo Rivera, se refiere a la importancia de retomar el deporte con una rutina constante que incluya tanto el calentamiento previo de los músculos como su elongación.

Para muchas personas que dejaron el ejercicio en pausa durante el invierno, el cambio de estación implica retomar el deporte y mejorar el estado físico. De a poco, las plazas y las calles se van convirtiendo en el escenario de los deportistas de fin de semana, aquellos que destinan sus sábados y domingos a la actividad física, sin ejercitarse durante el resto de la semana. “Las lesiones más habituales en esta época son los esguinces del tobillo cuando se hace trote o caminatas, las contusiones en extremidades por caídas y, con menos frecuencia, fracturas o esguinces graves que se producen por deportes de mayor energía, como lo es la bicicleta”, afirma el Dr. Rodrigo Rivera,traumatólogo de Clínica Vespucio.

No seas un “guerrero de fin de semana”

Si quieres evitar lesiones, el acondicionamiento previo al deporte es esencial. “Es importante calentar los músculos antes de hacer ejercicio, preparándose así para este. Esto se logra con un trote breve para que se mueva la musculatura, aumente el flujo sanguíneo y mejore la tonicidad muscular”, explica el Dr. Rodrigo Rivera, traumatólogo de Clínica Vespucio.

Por otro lado, al terminar el ejercicio los músculos quedan contraídos, lo cual puede generar dolor e incluso desgarros en el futuro, si no se complementa el deporte con la elongación muscular. El especialista aclara que “esta permite que las fibras musculares alcancen una posición de reposo cuando se termina la actividad física”.

Incluso con estas recomendaciones, cuando el ejercicio es ocasional pueden aparecer dolores frecuentes.Por ello, el traumatólogo recomienda hacer una rutina semanal que mantenga los músculos acondicionados. “Si un dolor persiste por varios días, es muy intenso o me produce una alteración en mis actividades diarias, es mejor consultar con un médico”, especifica el Dr. Rivera.

Cuidado con los nuevos deportes

En la actualidad han surgido nuevos deportes que se han hecho populares para lograr un buen estado físico, pero que pueden implicar lesiones si es que no se practican con los resguardos necesarios. Entre ellos, el especialista de Clínica Vespucio destaca el boxeo, un ejercicio que “tiene sus riesgos, por lo que se debe practicar en un centro donde el guía tenga experiencia y se cuente con los implementos adecuados de protección”.

Ante cualquier actividad física que se vaya a realizar por primera vez, el Dr. Rodrigo Rivera recomienda la asesoría de un preparador físico o un profesor de educación física, ya que se pueden ver involucrados diferentes grupos musculares que, al no existir una práctica previa, pueden sufrir lesiones con mayor facilidad.

Recomendaciones

  • Calentar los músculos antes de hacer deporte con un trote breve, para que se mueva la musculatura, aumente el flujo sanguíneo y mejore la tonicidad muscular.
  • Después del ejercicio, realizar una rutina de enfriamiento para terminar y luego las elongaciones para llevar la musculatura de vuelta a la posición de reposo.
  • Hacer una rutina semanal para que los músculos estén condicionados a la actividad.
  • Ante los deportes nuevos, es recomendable una asesoría con un preparador físico.
  • Si un dolor persiste por varios días, es muy intenso o produce alteraciones en las actividades diarias, es mejor consultar con un médico.

 

Read more

La Competencia Brinda un Incentivo Poderoso para Hacer Más Ejercicio

Por el Dr. Mercola

Aquellas personas que logran mantener la buena salud hasta una edad avanzada, generalmente, tienen una cosa en común: Han hecho del ejercicio regular una parte de su estilo de vida diario.

La mayoría de las personas saben que el ejercicio es necesario para la salud y la longevidad. El desafío que evita que muchas personas implementen un régimen regular de ejercicio es la falta o la inconsistencia de la motivación. Toma tiempo desarrollar un nuevo hábito y necesita mantenerse de alguna forma en el buen camino. Seguir motivado es parte de la fórmula.

Los investigadores creen actualmente que podrían haber descubierto una forma poderosa de aumentar su motivación para hacer ejercicio.

El Ejercicio Aumenta la Serotonina, la Noradrenalina y la Respuesta de Su Cuerpo al Estrés

El ejercicio tiene efectos indiscutibles sobre su estado de ánimo, donde la reducción de la ansiedad es uno de los principales.

Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad Princeton reveló que hacer ejercicio genera nuevas neuronas excitables, en conjunto con nuevas neuronas diseñadas para liberar el neurotransmisor GABA, el cual inhibe la activación neuronal excesiva, lo que ayuda a inducir un estado natural de calma.

Los Beneficios de la Competencia

¿Es una persona competitiva? Si así es, usar su espíritu competidor podría ser la clave que ha estado buscando si todavía se le dificulta ir al gimnasio de forma regular.

De acuerdo con los investigadores, las personas que se prepararon para una competencia terminaron participando en 90 % más clases de ejercicio que quienes no lo hicieron. Como reportó Time Magazine:1

“El apoyo social amigable hace que haga ejercicio con menos frecuencia, mientras que la competencia feroz es la clave para motivarse a ir al gimnasio”.

El Apoyo Social y la Competencia

En este estudio participaron casi 800 estudiantes de la Universidad de Pensilvania.2Los investigadores los colocaron en un programa de ejercicio de 11 semanas de duración que consistía en clases de spinning, yoga, Pilates y entrenamiento de fuerza.

Los participantes entrenaron solos o como parte de un equipo, que a su vez era de apoyo social o de competencia. En el equipo competitivo, se les asignaron a los participantes cinco compañeros al azar. Cada persona podría monitorear el progreso de los demás, pero sin interacciones sociales.

En el grupo de apoyo, además de monitorear el progreso de los demás, los participantes también podrían platicar o juntarse en las clases para apoyarse y animarse entre sí.

Las personas que entrenaron solos también se dividieron en dos grupos, donde algunos podían comparar su propio progreso al de otros participantes, mientras que el otro no tenía acceso a esta información. Los ganadores se determinaron según el número de clases en las que participaron.

Sorprendentemente, estar en un grupo no fue un factor determinante cuando se trataba de ganar. Era el nivel de competitividad el que predijo a cuántas clases asistía una persona o un equipo. Aquellos en los grupos competitivos participaron en 90 % más clases que los demás.

Por Qué la Competitividad Motiva Más Que el Apoyo Social

Como se afirmó en el artículo mencionado:3

 “La dinámica de grupo tiene mucho poder sobre el comportamiento en cuanto al ejercicio… En el grupo competitivo, toda la atención se centraba en los participantes más activos; eran las metas a vencer.

 ‘Conforme las personas se dejaban influenciar por sus vecinos para hacer más ejercicio, se generaba un incremento social, en el que todos aumentaban el nivel de actividad de los demás’, dice [el autor principal, Damon Centola, profesor titular de comunicación e ingeniería en la Universidad de Pennsylvania].

Pero en el grupo en el que ‘todos estaban unidos’, aquellas personas que se rezagaban atraían la mayor cantidad de atención. ‘Las personas que participaban menos disminuirían los niveles de energía y les darían a otros una razón o excusa para participar menos’, dice Centola”.

Una forma sencilla de implementar este tipo de competencia sería crear un grupo o foro en línea en el que usted y sus amigos monitoreen el desempeño de los demás, sin importar si hacen ejercicio juntos o no.

Dicho todo esto, la motivación puede ser difícil y lo que funciona para algunos, incluso para la mayoría, puede no ser útil para todos. Si la idea de competir le da horror, los descubrimientos de estos otros estudios podrían animarlo.

En General, las Parejas de Fitness Aumentan el Éxito

Los investigadores en la Universidad de Aberdeen evaluaron el nivel de éxito que podría experimentar al tener un compañero solidario de ejercicio.4 Este fue el primer estudio que también investigó cuáles son las características específicas que debería buscar en un compañero de ejercicio.

Se le pidió a la mitad de los participantes que encontraran una pareja de fitness, mientras que a la otra mitad se le pidió que continuaran con su rutina por sí solos. Aquellas personas que se unieron a una pareja ciertamente hicieron más ejercicio que aquellos que entrenaron solos.

La autora principal de este estudio también ha estado involucrada en estudios previos de una naturaleza similar. En cada uno encontró que el apoyo social que los participantes recibieron de sus parejas de fitness fue responsable, en gran medida, del aumento realizado en el ejercicio.5,6

Un tercer estudio7 publicado en Applied Psychology observó información de más de 1000 personas. También encontraron que aquellas que planearon sus actividades con una pareja tuvieron mejores resultados que quienes dependían de su propia voluntad para aumentar su nivel de actividad.

El Efecto Kohler

Trabajar con uno o más compañeros generalmente tiene un efecto motivante. Sin embargo, como lo demostró el estudio de la Universidad de Pennsylvania, esta estrategia puede ser contraproducente. Los psicólogos han encontrado que parte de lo que mantiene motivadas a las personas es hacer equipo con alguien con más capacidad.

En otras palabras, alguien que pueda motivarlo a hacer más, en vez de darle excusas para holgazanear.

El efecto motivante que ocurre cuando compite contra otros y exhibe mayor capacidad como resultado se conoce como el efecto Kohler, nombrado por Otto Kohler, psicólogo industrial alemán.8 Este aumento motivacional es más perceptible durante las tareas en las que el resultado depende de la persona con menos capacidad.

Este efecto se demostró en un estudio de la Universidad Estatal de Arkansas, en el que los investigadores usaron juegos de video de salud y colaboraciones virtuales para mejorar el desempeño físico de sus participantes.9,10

Las 58 estudiantes de universidad se dividieron en tres grupos. Cada estudiante calificó su fitness como “promedio”. Se evaluó su desempeño según el tiempo en bicicleta, tanto solas como con una pareja.

En promedio, las mujeres anduvieron durante poco más de 10 minutos por sí mismas. Cuando se unieron a una pareja, su tiempo casi se duplicó, al aumentar hasta poco más de 19 minutos. Sin embargo, cuando se les indicó que el desempeño de su equipo dependería del tiempo al que se detuviera alguna de ellas, el tiempo promedio aumentó incluso más, a poco debajo de 22 minutos.

La parte única de este experimento fue que la pareja virtual, a quien la participante conoció en una videoconferencia, estaba en un bucle de video y nunca iba a ser la primera en detenerse. Se realizó un estudio similar, financiado por Health Games Research, en la Universidad Estatal de Michigan.11

Aquí, el desempeño de los participantes mejoró 24 % cuando hicieron ejercicio con una pareja virtual de mayor capacidad.

Cómo Elegir un Compañero Adecuado para Hacer Ejercicio

El editor principal de The Atlantic habló sobre la búsqueda de una pareja de ejercicio con el fundador de WellSquadd,12 una aplicación para teléfono celular que lo conecta con personas que tienen objetivos similares de fitness y que viven en su localidad geográfica.

Usa un algoritmo similar al que utilizan las aplicaciones de citas. Encontrar un compañero para entrenar es gratis, aunque trabajar con sus entrenadores personales, instructores y nutriólogos tiene precio.

Con la información de los estudios que evalúan la actividad física mientras está involucrado con una pareja, los investigadores han identificado varias características que las parejas exitosas traen a su relación.13 Las parejas que brindan apoyo emocional tienden a fomentar niveles más altos de ejercicio que las que solo le brindan apoyo instructivo.

También descubrieron que encontrar una pareja que lo anime a lo largo del programa es más importante que encontrar una que haga ejercicio con usted. Esto aumenta drásticamente la población potencial de las parejas para hacer ejercicio, entre las que se encuentran las que no viven en el mismo estado.

Como regla general, las personas que están interesadas en su progreso, son capaces de tener una relación con usted y están dispuestas a pasar tiempo con usted, ya sea haciendo ejercicio o conversando sobre su programa, son excelentes parejas de ejercicio.

Además de la aplicación WellSquad, otros lugares donde puede encontrar un compañero de ejercicio son:

  • Su gimnasio, centro recreativo o YMCA local. Acérquese a las personas con las que ya ha desarrollado una relación o a quienes cree que le brindarán apoyo emocional, o pregunte a los entrenadores de fitness en el gimnasio a quién le podrían recomendar.
  • MeetUp.com14 tiene una lista de diferentes grupos de intereses especiales en los que podría encontrar a un compañero adecuado, como fitness, excursionismo y una variedad de deportes.
  • ZogSports.com15 es un sitio que une a profesionales jóvenes para equipos, eventos sociales, clases y clínicas. Si entra en el sector demográfico, es un buen lugar para encontrar a un compañero de entrenamiento.
  • Familia, amigos y colegas del trabajo.

Hacer equipo con un compañero de entrenamiento es una forma de mejorar su probabilidad de éxito, especialmente si está dispuesto a añadir un poco de competencia amistosa a su rutina. Para obtener más consejos motivacionales, va mi artículo previo “Cómo Lograr Que el Hábito de Hacer Ejercicio Dure Toda la Vida”.

Artículo extraído de http://espanol.mercola.com/

Foto portada: Diseñado por Freepik

Read more