El Bullying en la escuela

Se suele pensar que los lugares donde los niños están más seguros son en primer lugar la casa, gracias a la protección de la familia, y luego la escuela, donde hay grupos de niños que son resguardados y educados por profesionales formados para tales niños. Lamentablemente a veces la realidad es otra. La mayoría de los padres trabajan en la tranquilidad de que el hijo o hija está en la casa vigilado por una nana o un pariente y por lo tanto protegido de los peligros que pueden acecharlo en la calle. Sin embargo un televisor, un teléfono o un computador puede,  tomando  la forma de acosadores  de redes sociales,  exponer a los niños a riesgos tanto o más altos que los que podría tener en las afueras de su hogar. La escuela también esconde algunos peligros y esos muchas veces se dan en la propia sala de clases debido a un fenómeno que tal vez no sea tan reciente en el tiempo, pero que ahora tiene un nombre propio:  El Bullying.

 

Según Universia, el bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o, simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos suelen presentar. El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima. Las causas del bullying pueden ser múltiples. Niños que son víctimas de violencia en sus hogares o por parte de familiares, o bien que han observado esas conductas entre sus progenitores, como aparece en la excelente serie de TV.  exhibida recientemente en HBO “Pequeñas y grandes mentiras”. Sea cuales sean las causas, el hecho es que lamentablemente el bullying escolar parece haberse instalado en muchas  escuelas básicas de nuestro país.

Sin embargo no todo está perdido.  Según el sitio Elige Educar Las escuelas que actualmente han logrado dar un buen tratamiento a este tema para erradicarlo de sus aulas han desarrollado distintas estrategias entre las cuales se destacan las siguientes:

  1. Los profesores y estudiantes reconocen que el bullying y el conflicto no son lo mismo: Un colegio libre de bullying no es un colegio donde no existen conflictos, y los estudiantes están muy conscientes de eso. Saben que en sus aulas igualmente habrá desacuerdos y discusiones, por lo tanto potencian en los niños la habilidad de resolver conflictos y les muestran la diferencia que existe entre éstos y el bullying.
  2. Rompen el patrón de conducta agresiva:Cuando las escuelas y sus docentes identifican a un estudiante que menosprecia, ridiculiza o interrumpe el trabajo en clases, eliminan ese comportamiento intencionando una conversación con el resto del curso sobre la habilidad de mirar las necesidades del niño acosado y hablar del tema.
  3. Algunas escuelas también incluyen la resolución de conflictos como parte de su planificación tanto en su relación con los alumnos como la que establecen con otros miembros de la comunidad escolar ente ellos los padres y apoderados.
  4. Por último, las escuelas que logran erradicar el bullying de sus aulas son las que  construyen comunidad al trabajar con los estudiantes en  valores, practicando  la reparación de conflictos a través de  la comunicación compasiva.(https://www.eligeeducar.cl/profesores-ganan-al-bullying)

Todas estas estrategias pueden ser utilizadas también en el hogar mejorando así la relación entre los miembros de la familia y preparando a los niños para la vida social en la escuela

 

Macarena Urenda Salamanca – Comunicadora Social

 

Read more

Extranjeros en Chile

Como soy viñamarina tengo el privilegio de  trotar por el borde del mar. Usualmente hago un tramo que incluye el reloj de Flores, la Avenida Marina, la avenida Perú y la avenida San Martín. En mi recorrido mañanero me entretiene escuchar distintas voces en las que se mezclan idiomas y acentos, franceses, españoles, argentinos,  colombianos y otros extranjeros que  caminan alegremente sacando fotos y disfrutando. Entre ellos presumo,  hay muchos turistas lo que podemos comprobar fácilmente revisando los datos de ingreso de los últimos meses y esas desde luego son buenas noticias para nuestra naciente y todavía poco desarrollada industria turística.

Pero también hay residentes. En efecto, si uno mira los datos es fácil darse cuenta de cómo ha crecido la comunidad extranjera en nuestro país.  También es fácil percibir que esta reciente invasión de foráneos a primera vista parece no gustarnos. A mí en lo personal me sorprende  muchísimo observar tanta resistencia respecto a los extranjeros.  Es algo que se escucha a todo nivel independientemente  del grupo étareo cultural o socioeconómico en  el que uno se desenvuelva.

Esa vieja canción de Chito Faró que decía que acogemos bien al extranjero parece que ya no nos refleja.  Las razones que se argumentan son muchas;  Introdujeron los hábitos de consumo de la droga, le quitan el trabajo a los chilenos, gritan, son violentos… en fin hay de todo.   Uno podría  con alguna  facilidad,  dar vuelta estos argumentos señalando que muchos proveen trabajo  que la droga lamentablemente ya entró hace rato en el país etc. etc. Sin embargo, a  lo mejor,  el ejercicio es otro.

Yo propongo reflexionar sobre esta problemática  que ya se ha instalado como un tema en nuestro país. – La teleserie de moda es la colombiana inspirada precisamente en este fenómeno de migración-  Porque pensemos seriamente:  ¿ A que le tememos? ¿Acaso no podemos aprender de nuestros hermanos y vecinos?

Aprendamos, a convivir, a aceptar las diferencias,  a integrar,  a acoger.

Aprendamos por último    a mirar a Chile con ojos nuevos y apreciar  todo lo bueno que ellos ven en este país  valorando  lo afortunados que somos de vivir acá.

Porque hay que decirlo,  pese a lo que opine Trump,  la globalización hace tiempo que llegó para quedarse.

Macarena Urenda Salamanca – Comunicadora Social

Read more

La mujeres de los presidentes como modelos a seguir

 

Hace apenas unos días  durante  un lluvioso día en la ciudad de Washington,  asumió el presidente n°45 de Los Estados Unidos. El empresario Donald Trump. En  la ceremonia,  rodeada de una fuerte seguridad debido a las protestas de los opositores al recién electo presidente,  en un clima electoral tenso y con  presencia de público menor a la de otras ceremonias similares, destacaba su  bella y joven esposa Melania Trump. Melania, de 46 años y nacida en Eslovenia,  durante la ceremonia sostuvo las biblias sobre las que juró el presidente. Vestida en un estilo que rememoraba a la glamorosa y elegante primera dama Jackie Kennedy.  Respecto de su nueva posición,  la nueva primera dama ha declarado desde el principio que su rol sólo será  acompañar a su marido y cuidar del único hijo de ambos Barron.

 

Este estilo contrasta poderosamente con la saliente primera dama Michelle Obama una joven abogada la que no sólo brilló por su elegancia en un estilo propio y que no se inspiraba en   ninguna de sus predecesoras, sino que también desempeñó un rol activo creando distintos programas de salud, bienestar y apoyo  para jóvenes,  niños y adultos de su país. Michelle quien es madre de dos hijas junto al ex presidente,  ha destacado además por su capacidad de mostrarse frente a sus compatriotas  como una norteamericana negra de clase media que asistió  a una escuela pública y fue capaz con mucho esfuerzo de progresar y sacar adelante una carrera profesional de primer nivel. Lo anterior  parece probar   entre otras cosas que una mujer puede ser  glamorosa y de apariencia cuidada,  una buena madre y esposa,  siendo al mismo tiempo alguien con ideas propias , con un desarrollo profesional exitoso sin necesariamente depender de su marido por mucho que éste sea el presidente del país más poderoso del mundo.

 

Porque  lamentablemente esto no sólo parece ser una cosa de estilos.  Roles tan importantes y de figuración publica como los mencionados,  se convierten,  quiérase o no, en modelos a seguir como pautas prefiguradas  de los comportamientos deseables para los ciudadanos corrientes.  En tiempos difíciles para el desarrollo de la mujer donde todavía existen   muchos problemas como  la falta de acceso a sueldos equivalentes a su formación,  el trato todavía desigual en muchos aspectos, políticas que todavía no logran conciliar el desarrollo laboral con el rol de la familia y peor aún cuando subsisten  graves problemas en el plano de la violencia hacia la mujer,  no es bueno el resurgimiento de modelos de vida donde el papel  de la mujer se muestra   reducido a un segundo plano en un rol tan tradicional como anticuado.

 

Macarena Urenda Salamanca

 

 

Read more

Violencia contra las mujeres

A propósito de los últimos acontecimientos de femicidio ocurridos en Chile y en Argentina surgió a través de las redes sociales,  los medios de comunicación tradicionales y en la calle, un movimiento llamado #ni una más  que movilizó a miles de mujeres en Chile las que salieron a protestar, vistieron de negro y reclamaron airadamente usando distintas plataformas por una causa que es justa: La defensa de  las mujeres víctimas de la violencia.

Demás está decir que yo estoy absolutamente de acuerdo con esta causa que lo que pretende es   visibilizar un fenómeno brutal como es el abuso  por parte de los hombres hacia las mujeres de cualquier edad o condición. Ese abuso se expresa de diversas formas:   sicológica,  física,  económica  e incluso social y cultural.

Pero en mi opinión ésta es sólo parte del problema; apenas la punta del iceberg. Estamos frente a una sociedad herida,  insegurizada, y estresada en que los ciudadanos confundidos y temerosos y enfrentados ellos mismos  en el día a día,  a múltiples agresiones, se descargan contra quienes perciben como más débiles.

Con este comentario no pretendo por supuesto,  justificar la violencia ni el abuso de poder en ninguna de sus  formas. Lo que trato de decir es que el abuso no es sólo contra las mujeres. Están los niños, los ancianos y  los de distinta condición social, económica, física  o sexual.   El fenómeno es entonces mucho más amplio, complejo y profundo de lo que hoy estamos denunciando. Por ello,  hay que observarlo,  más allá de los dolorosos  “caso a caso”, desde una perspectiva sicosocial y cultural. Analicemos qué tipo de sociedad hemos construido,  por qué no somos felices en ella y lo que es peor,  que hace que queramos descargar nuestras propias frustraciones en otros.

 

Por tanto ésta no debiera ser una pelea entre hombres y mujeres. Y lo digo derechamente porque si uno navega por internet en estos días, ve mucha conversación que desemboca en discusión,   y hasta en agresividad verbal entre personas de distinto sexo . El  “no soporto tanto machismo”, o “qué le pasa a las minas” son  las afirmaciones más suaves que surgen en estos debates mediáticos. Métanse ustedes y verán que tengo razón.

La defensa de las mujeres es una gran y necesaria causa,  pero no perdamos la perspectiva porque eso nos puede limitar el diagnóstico y por lo tanto los caminos de solución y lo más grave:  nos puede hacer cometer errores similares a los que estamos tratando de subsanar.

 

Macarena Urenda Salamanca

 

Read more

Ser Abuela: el Postre de la Vida

Estoy segura de que la mayor parte de las mujeres que se ha convertido en abuela,  coincidirá conmigo  en que es una experiencia maravillosa. Una amiga resume esta vivencia  como ”el postre de la vida”  Me encanta esta definición porque creo que describe perfectamente el sentimiento de plenitud y alegría que experimentamos con nuestros nietos.

No obstante esta experiencia no solo nos trae alegría a los adultos. También nos trae enormes beneficios para nuestra salud física y mental.  En  efecto, varios estudios coinciden en señalar que el hecho de ser abuelos mejora nuestro ánimo , nos hace mas ágiles,  favorece nuestra salud física y además retarda el deterioro mental propio de la vejez.  Es que el hecho es que en una sociedad como la de hoy, en la que cada vez más veces padre y madre trabajan fuera del hogar, la ciencia ha observado que los abuelos que tienen una estrecha relación con sus nietos suelen padecer menos depresiones.  (Estudio del Instituto sobre el Envejecimiento de la Universidad de Boston, presentado en la 108 reunión anual de la Asociación Americana de Sociología 2013). En este estudio,  los expertos estudiaron a 376 abuelos de unos 77 años y 340 nietos de 31 años.

Sin embargo, no sólo son los adultos los beneficiados en esta relación. Los resultados de la investigación, asimismo, han mostrado que los nietos también se benefician psicológicamente de la relación con sus abuelos, influyéndoles en su bienestar psicológico hasta bien entrada la edad adulta.   Esto se explica porque los niños que pasan tiempo con su abuelos,  extienden sus redes de apoyo,  se vinculan con otras generaciones,  aprenden cosas nuevas y además en la mayoría de los casos tienen una relación casi exclusiva con el abuelo o la abuela, la  que esta mas centrada en el juego y en la conversación que en las normas y reglas que muchas veces deben ser impuestas por los padres al interior de la familia nuclear.  Los investigadores han denominado a este tipo de relación “apoyo tangible” o solidaridad funcional o instrumental. En este sentido, se cumpliría aquél dicho de la sabiduría popular de “es mejor dar que recibir”, como comentan los científicos que han participado en la investigación. Es por estas razones que los investigadores creen que los esfuerzos por fortalecer a las familias no deberían centrarse  tan sólo en la familia nuclear o en aquellas con niños pequeños. Al contrario, deberían ampliarse a los roles de abuelos y nietos, porque estas relaciones también tienen funciones importantes durante  la niñez y también en la edad adulta.

En esta época compleja en la cual vivimos como sociedad en la que muchas veces sentimos que la importancia de la familia esta desvalorizada y fragilizada, disfrutemos  de este rol de abuelos en la convicción de que no sólo nos trae alegrías y satisfacciones, mejorando  nuestro estado de salud, sino que también colabora en la formación de  niños sanos y felices que se convertirán mas adelante en adultos autónomos y socialmente aptos. Disfrutemos este maravilloso postre que nos regala la vida.

 

 

Macarena Urenda Salamanca

 

Read more

El regalo de la Vida

La semana pasada asistí al lanzamiento de un libro acá  en Viña del Mar. Se trataba de la novela Hermano, no tardes en salir del abogado y premio Nacional de ciencias y Humanidades, Agustín Squella. Leí el libro completo apenas llegué a mi casa. Confieso que el interesante diálogo que se produjo entre el autor y su editor durante la presentación me motivó  a hacerlo. Y a pesar de lo cansada que estaba ese viernes en la noche,  el recuerdo de la intensidad de esa conversación pudo más que mi sueño y lo acabé de un tirón. Lo he vuelto a leer durante la semana y he repasado algunos pasajes que me gustaron especialmente, reviviendo el placer y emoción que me produjo su lectura.

Básicamente el libro enlaza la historia de una amistad hípica con la muerte a causa de  un suicido,  de un hermano del autor. La historia me conmovió, por la sinceridad con que está escrita,   por la claridad de su escritura y muy especialmente por la profundidad de su mensaje. Porque en el fondo, el libro trata de  la belleza de la vida y aunque relata  lo dura y dolorosa que puede ser para los que quedan,  la muerte inesperada de una persona joven y que parecía disfrutar tanto de la existencia, el relato se centra  primordialmente  en el privilegio que implica para los seres humanos el simple hecho de estar vivo. Esa pérdida inesperada,  brutal,  dolorosa y tal vez en momentos incomprensible,  no disminuye para nada el valor que tiene  una vida bien vivida,  disfrutada y compartida y que sigue luego de 40 años en el recuerdo de los que lo amaron

Porque es cierto que la vida puede ser mirada como una sucesión continua de pequeñas y grandes pérdidas que  todos experimentamos. Pero también puede ser considerada como un gran regalo que se nos ofrece gratuitamente y sin darnos tregua para que la vivamos a plenitud,  la aprovechemos en su totalidad y  la gocemos y suframos con pasión

El hermoso mensaje que deja este  libro es que tanto la   fragilidad,  que  forma parte esencial de  nuestra condición humana como  el carácter efímero y temporal de nuestra existencia,   lejos de entristecernos y atemorizarnos,  nos debe hacer gozar del don  de la vida en todo momento,  para disfrutarla  en toda su inmediatez, incertidumbre  e intensidad.

 

Macarena Urenda Salamanca

 

Read more

Deberes y Derechos, Culpas y Responsabilidades

Últimamente, cuando nos movemos en el espacio público, los chilenos pareciéramos estar centrados solamente en exigir nuestros derechos,  olvidándonos de cumplir nuestros deberes. Eso hace que nuestro comportamiento en la sociedad sea como consumidores y no como ciudadanos entendiendo este último como un rol en el cual uno es consciente de que para convivir socialmente es preciso ceder,  negociar y compartir,  buscando siempre el bien común por sobre el bien individual. Esta actitud, centrada casi exclusivamente en los derechos, claramente nos perjudica como sociedad,  haciendo muy difícil nuestra convivencia ya que no promueve el entendimiento, son más bien el conflicto como producto del choque de intereses, que muchas veces desemboca no sólo en la intolerancia y la agresividad verbal, y a veces en la violencia la que se ve validada como una forma legítima de resolver los conflictos sociales.

Quisiera agregar al tema de los deberes y derechos, olvidados los primero, exigidos los segundos; los conceptos de culpa y responsabilidad.

Según Wikipedia tanto la culpa penal como la culpa civil se definen  por una omisión de la conducta debida para prever y evitar el daño. Se manifiesta por la imprudencia, negligencia, impericia o inobservancia de reglamentos o deberes. La responsabilidad en cambio debe entenderse, desde la perspectiva de una persona que ejecuta un acto libre, como la necesidad en la que se encuentra la persona de hacerse cargo de las consecuencias de sus actos. Debemos  distinguir entre ambos conceptos porque, más allá de  la culpabilidad respecto de una situación,   es necesario asumir la responsabilidad por los hechos ocurridos, es decir, asumir las  consecuencias de los mismos.

Leo en la prensa la noticia de una muerte ocurrida a balazos en una discoteca de Santiago por un tema de índole amorosa y es inevitable pensar que ocurre porque ambos contrincantes están centrados en sus derechos y le echan la culpa al otro. El caso se puede resumir en que un futbolista es sorprendido por el hermano de su novia en una infidelidad lo que genera un rompimiento de la relación. Se encuentran más  tarde en una discoteca y el futbolista lo amenaza para ser luego asesinado por un joven que intentaría escapar. No piensan en los deberes:  respeto por la otra persona incluyendo su derecho a la libertad y a la vida. Tampoco asumen las responsabilidades de sus actos: sea el rompimiento de una relación amorosa como consecuencia de una infidelidad y  entregarse a la justicia por haber cometido  un asesinato.

 

Macarena Urenda Salamanca

Read more

Las últimas lluvias en las redes sociales

Se habían anunciado las lluvias con harta anticipación. Tanta,  que al menos los que vivimos fuera de Santiago,  ya no creíamos mucho que venía el famoso frente. Sin embargo en Santiago,  antes que en la Quinta región,  las lluvias  llegaron y muy fuertes.

Se preveía que el fin de semana iba a ser más intenso pero lo que no se previno fue lo que ocurrió. El agua se desvió del Mapocho y especialmente  en la comuna de Providencia,  fueron miles de millones de pesos en pérdidas materiales los que sufrieron casi un millar de personas  cuyos negocios estaban ubicados en zonas aledañas al Mapocho, También hubo varios edificios cuyos subterráneos incluidos los estacionamientos,  fueron inundados.

Vi la noticia por televisión y resultaba triste y conmovedor ver a la gente tratando de rescatar sus bienes. Muchos de ellos producto de años de trabajo y sacrificio.  Todo perdido en una madrugada. Lamentable. Sobre todo si se piensa  que esta tragedia pudo haberse evitado

Sin embargo no quiero adelantar juicios. Me parece un mínimo acto de prudencia esperar los resultados de la investigación para determinar las responsabilidades de la constructora, la Costanera Norte y/o el MOP.  No sabemos si son individuales o compartidas ni tampoco que grado de responsabilidad le cabe a cada uno.  Eso lo dirá los resultados de esta investigación. Es prudente también asumir que hay seguros comprometidos y que los responsables deberían  responder frente a los ciudadanos afectados.

Lo que no me ha parecido nada prudente ni menos gracioso es leer en las redes sociales, algunos mensajes de personas, todos supongo chilenos y bien nacidos,  haciendo comentarios irónicos acerca del tipo de ayuda que se debe dar a  las comunas de Providencia y Vitacura. Se sugieren marcas caras de ropa como donaciones y se ironiza con que hay nanas perdidas,  por lo que se piden algunas de reemplazo. Se asume que las personas que perdieron sus bienes son personas de buen pasar,  por lo que no los requieren  y en consecuencia no se solidariza con ellas. Es obvio que no es así.  Estamos hablando de personas que se ganan la vida honradamente y con esfuerzo como la mayoría de los chilenos.

Pero… aunque así fuera. Aunque la señora simplemente trabajara en una librería por ocupar de modo útil su tiempo. ¿Acaso no hay dignidad en ello? ¿Cuál es el afán  de burlarse de la desgracia ajena?

Quiera Dios que no nos estemos transformando en un país  de resentidos y amargados sociales. Ello sería sin duda una peor tragedia que la que acaba de ocurrir para muchos chilenos,  con los que  de modo profundo yo solidarizo.

Macarena Urenda Salamanca

 

Read more

La Seguridad Ciudadana y nuestro estilo de convivencia

Basta leer hoy la prensa para reconocer que uno de los temas que preocupa hoy a los ciudadanos es sin duda el tema de la seguridad. En  primer lugar y como todos sabemos, las leyes actuales son muy protectoras con los derechos de los delincuentes y es muy difícil mantener en la cárcel o incluso detener a  alguien que haya delinquido. Este hecho indudablemente no contribuye a mantener la seguridad y en general aumenta la percepción de temor de la ciudadanía.

Un segundo  factor que  complica la mantención de la adecuada seguridad ciudadana, es la cantidad de personal con que cuenta la policía actualmente para atender las necesidades de la población dadas sus cada vez más numerosas demandas.   En efecto, las fuerzas policiales,  de cuyo desempeño y dedicación y profesionalismo indudablemente estamos muy orgullosos,   en ocasiones no son suficientes en número  para atender las necesidades de los vecinos por lo que  muchas veces no logran satisfacer  de manera eficiente y oportuna todos sus requerimientos.

Un último factor que no contribuye a la seguridad ciudadana,  es el modo de vida y de convivencia propio de las grandes urbes y que empieza a instalarse con rapidez en nuestros barrios.  Ese modo de vida se caracteriza por el escaso tiempo para compartir, por las grandes distancias entre el trabajo y el hogar y por la necesidad de que ambos padres  deban trabajar en forma remunerada y lejos de sus hogares. Hoy día existen  también muchos hogares unipersonales ya sea porque son jóvenes independientes o bien adultos mayores que han sido gradualmente abandonados por sus familias y no tienen a  quien recurrir.   Una de las  consecuencias de estos estilos de vida es que  la convivencia entre los vecinos del  barrio se ve claramente deteriorada  ya que tienden  a aislarse unos de otros e incluso a veces ni siquiera se conocen  y apenas se saludan. Este factor se constituye en una oportunidad para que los delincuentes siempre atentos a delinquir, se vean atraídos a los barrios y busquen hacer de las suyas con mayor libertad en casas o departamentos desocupados  ya que los residentes al no compartir  hábitos o rutinas, no notan nada raro en los hogares vecinos.

De los tres factores mencionados,  donde tenemos más posibilidades de intervenir es sobre el tercero. Más allá de todas las consecuencias positivas de convivir con nuestros vecinos haciendo nuestras vidas y la de nuestros hijos más agradables y de habitar nuestros barrios de manera más humana, es indudable que hay una necesidad práctica de conocernos. Si sabemos quiénes son los que viven al lado,  podremos compartir no sólo una taza de café y prestarnos otra azúcar, también podremos actuar alertándonos mutuamente. En eso también contamos con la ayuda de Carabineros y su Plan cuadrante, de la PDI y del Departamento Municipal de  Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de la comuna.  Planes de apoyo vecinal, contar con los teléfonos de las instituciones mencionadas, postular a proyectos comunales de protección y  alarmas comunitarias,  son algunas de las estrategias que podemos implementar a través de nuestras organizaciones vecinales.

Las invito a organizarse aprovechando la gran capacidad natural que tenemos las mujeres para tejer redes a nuestro alrededor.  Una comunidad organizada   no sólo genera una sana y grata convivencia sino que  además disminuye en una medida importante los riesgos actuales  de  la delincuencia.

Read more

El velador

 

Es verano y como todos los veranos me dispongo a ordenar mi casa. Hay varias teorías que tratan de explicar este fenómeno del orden pero la que más me gusta es la del Feng shui que sostiene que ordenar tu espacio también ordena tu mente. En efecto, a mí me parece que cuando tengo mi lugar de trabajo y mi casa organizados, puedo ver todo con mayor claridad.  El tiempo me rinde más y logro mayor energía para hacer las tareas que por alguna u otra razón he postergado durante todo el año. Me siento más descansada y optimista y puedo pensar  con tranquilidad en lo que   viene.   Lo cierto entonces  que, llega enero y junto con planificar el año y hacer una lista de lo que quiero mejorar en mi vida, comienzo a botar papeles revisar closets, estantes,  cajones dormitorios libreros etc. Me urge una especie de ansiedad y paso horas revisando, clasificando,  desechando. En fin, me transformo en una especie de aspiradora ambulante ansiosa de captar cualquier cosa fuera de su lugar o inservible y librarme de ella.

Este mes de enero no fue la excepción. Comenzó el año y me bajó inmediatamente este afán.  Revisé y ordené cuidadosamente varios lugares de mi casa  hasta que finalmente, llegué al velador.

El velador, nombre antiguo que me encanta, es para mí un lugar especial, probablemente  porque en ese corre corre del año voy guardando cosas que me parecen importantes pero que todavía no tiene un  lugar definido para conservarlas o no he tomado  la decisión de desecharlas. Pero el velador o al menos el mío, no es un lugar para tomar  a la ligera. Lo abrí y me di cuenta de que hacía años que no lo había revisado minuciosamente. Por ello, lo encontré abarrotado de cosas. Algunas  tecnológicas como cables o celulares antiguos,  otras más útiles  a saber, pilas lápices y libretas y una vela y una linterna para emergencias de luz. Sin embargo, no fue lo único que  encontré allí.

En efecto, en esta revisión que me llevó más tiempo de lo pensado,  descubrí maravillosos tesoros que no recordaba dónde los tenía y algunos incluso los había olvidado por completo.  Notas que me había escrito   mis hijos cuando eran niños, una carta de despedida de mi nuera norteamericana luego de una larga estadía en nuestra casa,  fotos, tarjetas de cumpleaños de mis amigos,  condolencias de amigos y familiares a propósito de la muerte de mis padres, un discurso de mi marido,  cuando nuestro hijo mayor salió del colegio, mi misal de la primera comunión el que además contenía una carta que les escribí a mis padres cuando era niña. En fin todos esos objetos eran un símbolo de experiencias vividas y compartidas y de   momentos llenos de amor.  Algunos alegres y otros tristes,  pero claramente ninguno desechable.

No estoy renegando del orden. Dispuse todo lo mejor que pude para que se viera muy bien. Aunque reconozco que fue muy poco lo que deseché de ese lugar. Lo cierto es que esa revisión del velador no sólo me dio paz, tranquilidad y energía. También me hizo revivir momentos significativos de mi vida sean estos lejanos o recientes y  con eso me di cuenta del sentido que tiene el  velador en mi vida: Es un recipiente maravilloso de recuerdos importantes.

Read more