5 anécdotas y 5 consejos para entrevistas

Cuando terminé la carrera de Derecho en 2001 mi padre, que era Director de RRHH, me dijo “haz lo que quieras, pero hija, no trabajes en RRHH, que es muy duro y tú… demasiado empática” pero por el azar de los que nacimos con suerte, caí en una consultora de RRHH y descubrí que a mí, lo que me gusta de verdad, es conocer gente.

Con cada entrevista aprendes cosas nuevas; conoces sectores, empresas, lugares, experiencias, errores y aciertos, historias vitales y, sobre todo, conoces personas únicas.

A una media de diez entrevistas por semana, 52 semanas al año en 15 años he tenido la suerte de poder conocer ¡unas 7.800 historias de todo tipo! De todas ellas quiero compartir con vosotros algunas de mis anécdotas preferidas, extrayendo de cada una de ellas alguna recomendación fruto de la experiencia:

1. ¡Manos arriba!: Recuerdo a un ingeniero que entrevisté para un puesto comercial… cuando le fui a dar la mano me dijo mientras masticaba un chicle  “quite quite, que la tengo toda  sudada…

La decisión de una entrevista la tomas en los primeros minutos… Como dijo Oscar Wilde “No hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión”, así que es básico sonreír, mirar a los ojos, ser natural y dar un buen apretón de manos; Ni muy fuerte (no al apretón Terminator) ni muy suave (no a la mano como un pez muerto). Debe ser firme, corto y seguro mirando a los ojos de tu interlocutor (pestañeando, para no asustarle). En cualquier conversación la parte que mas peso tiene es el inicio y el cierre, en una entrevista, en una ponencia, en una reunión o en un artículo…Un  buen cierre puede ser un resumen ejecutivo de tu CV y una valoración de la posición.

2. “El rey”: de mi etapa en selección de perfiles TI llega… el rey del switch, un administrador de sistemas que se autodenominaba así en su CV y, por si no quedaba claro, añadía su foto en un trono con corona y cetro incluidas…también en esta línea me llegó el CV de Paolo, recepcionista para la oficina de Bilbao, cuyo CV constaba de una foto con pose seductora y torso desnudo casi a tamaño natural…

El CV es tu carta de presentación profesional, debe llamar la atención de una persona que recibe unos 200 currículos por día. En una página, limpio, ordenado, que el entrevistador se pueda hacer una idea en un primer vistazo. Destaca lo que te interese potenciar en función de a dónde lo envías, haz un resumen ejecutivo de tu perfil, una foto que transmita una imagen profesional y con fondo blanco…no en el campo, no en la calle, no en una fiesta de disfraces … En el CV no tiene que estar TODO lo que has hecho, no es un best seller, es tu llave para abrir el proceso de selección y desarrollarlo en una entrevista.

3. Mi novia, Vanessa: Otro CV para el recuerdo fue el de un chico recién licenciado cuyas aficiones llenaban media página: “…me encanta pasear, coleccionar peces de colores, leer un buen libro, las películas de terror, (…) pero lo que más me gusta de todo esto es hacerlo en compañía de mi novia; Vanessa”.

Si, está muy bien poner tus aficiones, dicen mucho de alguien y pueden marcar un valor diferencial, pero piensa qué pueden aportar a una organización y cómo ponerlas en valor en la entrevista. Por ej. si juegas al baloncesto: “Juego al baloncesto, esto me ha permitido conocer la importancia de trabajar en equipo, ser constante, esforzarme y darlo todo por los compañeros y pienso que debe tener valor para una organización como la suya”.

4. “Como la Meg Ryan”: Mi preferido de todos, el terremoto de Badajoz, un chaval recién licenciado humilde, listo como el hambre y genuino que venía con un traje de su padre que le quedaba gigante y quien a la pregunta si pudieras cambiar algún aspecto tuyo, ¿Qué cambiarías? Contestó “pues mire usted, la verdad es q no cambiaría nada, y no porque no tenga defectos, que los tengo, y muchos, si quiere a continuación se los enumero, sino porque creo que debe pasar como con esas mujeres que son bellísimas, comoooo, ¡cómo la Meg Ryan!, que a lo mejor tenía una nariz grande y se la cambió por una perfecta…pero el conjunto, ya no era lo mismo. Seguro que con la personalidad pasa algo parecido… (huelga decir que le contraté ipso facto y, efectivamente, era un fuera de serie).

Cada uno de nosotros tiene algo que le hace único. Pocas veces nos paramos a mirarnos desde fuera… el autoconocimiento es la base del desarrollo de cualquier habilidad, conócete a ti mismo y busca tu seña de identidad, aquello que te hace diferente a los demás, y ¡ponlo en valor!

5. El secreto de su éxito: un abogado me comentó que tenía mucho éxito en todo aquello que emprendía, cuando le pedí un ejemplo me dijo muy seguro “por ejemplo, por ejemplo… ¡con las mujeres!”. Este mismo chico me contó que conocía a varias abogadas del despacho… cuando pregunté a las “damnificadas” me dijeron que si le fichaba se verían obligadas a huir de la firma…

Una buena entrevista debe ser distendida y una persona que sonríe siempre te gusta más que un candidato con cara de ameba y sin energía…como dice Emilio Duró “a nadie le gusta trabajar con un cenizo (pesimista)” pero cuidado con pasarse, el entrevistador no es tu amigo. Si das referencias cuida que sean de personas que vayan a hablar bien de ti y ¡no huyan despavoridas al oír tu nombre!

Hasta aquí las anécdotas con consejo para el lado de la mesa del candidato. Desde el lado de los RRHH gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestras experiencias, objetivos e ilusiones, cada una de vuestras historias, me completa un poco más. La gran suerte de trabajar en RRHH es poder conocer personas, sectores, organizaciones y equipos y tener una visión más global a través de cada historia.

Takeaways:

  1. Conócete: Mírate desde fuera y conócete a ti mismo, sé consciente de tus fortalezas y limitaciones (y de cómo las suples). ¿Cuál es tu huella dactilar? descubre qué te hace diferente, y ponlo en valor. Busca tu sitio en base a tus valores y expectativas y ten claros tus objetivos.
  2. Sé proactivo: Infórmate sobre la empresa y sector (web, google, conocidos), prepara la entrevista, piensa en alguna pregunta y estudia tu CV, te dará seguridad.
  3. Demuestra tu encaje en el perfil: Entiende bien el perfil del puesto y busca ejemplos en tu experiencia que hagan match con las habilidades, capacidades y perfil técnico requeridos.
  4. Escucha y comunica: Presta atención a tu interlocutor, se natural, abierto, concreto y sincero.
  5. Se positivo y sonríe: A todos nos gusta trabajar con alguien que nos cae bien y que suma positividad al equipo. Las emociones se contagian.
Read more

METAS, SUEÑOS Y EL CAMINO HACIA ELLOS. REINVENTARSE

Tras un periodo de reinvención, adaptación a un “ecosistema” desconocido, establecimiento de metas, sueños, y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos… os dejo mis 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero.

Tras año y medio en Chile, ya estamos claramente integrados en el ecosistema Chileno y nuestra vida está estructurada, con nuestras rutinas, nuestros amigos reversibles (que hacen las veces de amigos y de familia) y nuestros lugares habituales: el súper, los coles, las extraescolares, las babysitters de confianza, el sitio del café, nuestros restaurantes favoritos y un buen conocimiento de los “usos y costumbres” y hasta del idioma, que parece el mismo, pero no lo es.

Así que, una vez chilenizados, he decidido ponerlo de nuevo todo patas arriba. El blog y algún curso de vez en cuando no cubrían toda mi energía atómica…

 

Sé que tendré menos sonrisas de Pedro, de las que derretirían el perito moreno, menos gamberradas de Guille y menos besos pringosos pidiendo perdón con lengua de trapo, y menos preguntas de Sol en esos ojos llenos que quieren descubrirlo todo…pero habrá también nuevas aventuras, descubrimientos, aprendizajes y experiencias para un equilibrio vital que, para mí, es imprescindible…

 

Tras dar muchas vueltas, que para eso soy Coach, sobre dónde volcar mis energías y mis 15 años de experiencia en RRHH, y dudar mucho entre emprender o incorporarme en una empresa en Chile me he decidido por lo segundo y, tras algunos procesos de selección, me he incorporado a una consultora global de talento que ofrece servicios de Executive Search y de gestión de personas, donde podré hacer lo que más me gusta: conocer gente, investigar, aprender, conocer más a fondo el mercado Chileno, aportar soluciones creativas y trabajar con un equipo muy crack que me ha acogido con los brazos abiertos y me ha dado una primera impresión increíble, así que pinta muy, muy bien… 

Tras mi periodo de reinvención, adaptación a un ecosistema desconocido, establecimiento de metas y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos os dejo 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero:

1) DATE UN PLAZO Y ENCARRILA TU VIDA PERSONAL:

Para el éxito de una expatriación es fundamental que la familia esté contenta, si no…no funciona.

Pocas empresas invierten en la satisfacción personal de la familia y es un elemento clave para el éxito profesional de su apuesta así que, ¡esa es tu misión inicial!.

 

Un buen relocator que te asesore sobre la zona donde vivir, los colegios internacionales, y costumbres del país es fundamental, si , como fue mi caso, no lo tienes, ¡a buscarte la vida! Sé tu propio relocator: pregunta, investiga, métete en grupos de “Españoles en…” en Facebook, pregunta a amigos y a amigos de amigos, etc.

 

Toda información es poca, nunca se tienen suficientes amigos y aunque los objetivos son importantes, la satisfacción personal y familiar, ¡es básica!.

 

2)  MÁRCATE UNA META:

Reinvéntate (o no), tienes una oportunidad de oro para hacer algo diferente, o para seguir haciendo lo que te gusta: ¿Qué se te da bien? ¿Cuál es tu valor diferencial? ¿Cuál es tu seña de identidad?

     Haz esa labor de autoconocimiento y, una vez que te hayas conocido bien a ti, a tus valores y a tus expectativas, ¡es el momento de marcarte una meta!. Pregúntate ¿Qué harías con tu vida si tuvieses tiempo y dinero ilimitados?

 

Esa meta puede ser cualquiera:

 

– Aprovechar estos años fuera para dedicarte a la familia, por qué no (pero guárdate un ratito para dedicártelo a ti).

 

– Emprender y poner en marcha algo que te apetezca, hay mil opciones, desde vender un producto de tu país que aquí no exista, hasta certificarte como coach, formadora en cualquier producto que te interese o, incluso, escribir un blog, no hay metas imposibles.

 

– Incorporarte a trabajar en una organización que te permita seguir desarrollándote.

Yo he hecho un poco de las tres cosas, en año y medio me he dedicado a crear una estructura de vida para mi familia, he impartido cursos de habilidades, coaching y creado un blog y, después de probar, he tenido claro que quería meterme al 200% en una empresa que se ajuste a mis valores y expectativas y me permita desarrollar aspectos que, para mí, son muy importantes.

3)    ESTABLECE LOS PASOS Y NO TE RINDAS:

¿Ya tienes la meta? ¡Pues a subir escalones!: 

– ¿Quieres ser autónoma? Investiga, habla con otros autónomos que hayan pasado por ese proceso, busca ayudas al emprendimiento y fórmate. Hello creatividad ofrece un montón de cursos relacionados con emprendimiento, creatividad y marca personal que a mí me ayudaron mucho con el blog.

 

– ¿Prefieres trabajar por cuenta ajena? Buscar trabajo, es un trabajo. Contacta con empresas de selección, haz mil entrevistas y ten luces largas para buscar oportunidades, pueden estar en cualquier parte: en una cena con amigos, en la cola del supermercado o en una fiesta del colegio, empápate del país, adapta tu CV a lo que quieras hacer y no te rindas. Aquí, todavía, no te conoce ni tu vecino así que ¡muévete!

 

– ¿Y si lo que has decidido es dedicarte estos años a la familia? Mi recomendación en este caso es que estructures bien tus días, si no … te subirás por las paredes. Haz algún curso, busca algo que te aporte y que te permita relacionarte con otras personas con inquietudes parecidas: fotografía, pintar, escribir, ayudar en una entidad sin animo de lucro, algún deporte…, lo que sea que te de una rutina y un objetivo propio, sólo para ti.

 

4)   NUNCA TE DIGAS TÚ EL NO.

No digas que no a una oportunidad o a una entrevista, aunque luego lo descartes, confía en ti. Conoce personas, lugares, empresas y hazte una idea de lo que te ofrece el mercado, es apasionante. Me encantan los procesos de selección, tanto desde el lado de rrhh como desde la perspectiva de candidata…aprendes mucho en ambos lados de la mesa.

 

5)    COGE LAS RIENDAS.

No veas pasar la vida por delante de tus ojos. Di no al “retestinamiento”. Toma tus decisiones y, sobre todo, no desesperes. Si no te gusta como están las cosas…¡siempre puedes cambiarlas!

     ¡Buenas noticias!: cada día es una página en blanco por escribir, elige tu propia aventura y lánzate a por ella.

 

blanca_rodriguez_ackermannBlanca Rodriguez Senior

Manager Ackermann

International Chile

Conoce a Blanca aqui

Articulo extraido de www.unpuntodevista.es

 

Read more

WOMANIZACION

Las empresas necesitan “womanizar” sus consejos de administración. Es más rentable. Sin embargo, menos de un 7% de mujeres ocupan cargos directivos en las empresas del IPSA. Las mujeres aportamos otro enfoque de gestión y liderazgo: la empatía, la intuición y nuestro sexto sentido o el poder gestionar muchas situaciones a la vez, sin embargo somos poco visibles y hacen falta más referentes femeninos con visibilidad que INSPIREN.

Las empresas deben asumir la responsabilidad de intentar restablecer el equilibrio apostando por la flexibilidad, implantando dinámicas de conciliación (con independencia del género) e impulsando la presencia cada vez mayor de mujeres en posiciones directivas que se conviertan en referentes donde las jóvenes profesionales se puedan reflejar, evitando la fuga de talento en momentos críticos de la carrera.

 

La poca presencia de talento femenino en posiciones directivas no sólo es un problema de las empresas, deriva de una cuestión social y económica: mientras las mujeres sigan asumiendo más responsabilidades en casa, el hombre asumirá más responsabilidades en el trabajo.

 

La equidad debe estar en todos los ámbitos para ser efectiva.

Los horarios de trabajo, la competitividad interna, la importancia del “networking” y de la marca personal, las pocas facilidades para la conciliación y el rol que tradicionalmente asumimos en la familia hacen que pocas de las mujeres lleguen a posiciones de responsabilidad o alta dirección.

 

Y…¿CÓMO WOMANIZARNOS?

 

  • SPONSORS, MENTORING Y REFERENTES.

 

Las complicaciones adicionales a las que las mujeres nos enfrentamos a la hora de desarrollar nuestra carrera profesional hacen que seamos “poco solidarias” con otras mujeres, de hecho, podemos ser nuestro peor enemigo.

 

Hacen falta referentes femeninos que INSPIREN y apoyarnos más como colectivo.

 

Ayudar a impulsar la carrera de otras mujeres de nuestros equipos y ser sus “sponsors”. Recuerdo cómo me marcó la salida de una profesional excepcional en una organización en la que trabajé, me explicó que se iba porque ” miraba hacia arriba y no veía a ninguna mujer como un referente a quién se quisiera parecer”.

 

Aquellas mujeres que ocupamos posiciones de dirección y gestión en las organizaciones deberíamos asumir la responsabilidad de mentorizar a otras mujeres con potencial. ¿Mi recomendación? Que no sean personas de nuestros equipos sino de otras áreas, haciendo mentoring cruzado.

 

En palabras de Cani Fernández, recientemente elegida por Iberian Lawywer como una de las 50 mujeres mas inspiradoras del mundo legal: “El mentoring responsabiliza al “mentor” de forma concreta y clara tanto si lo implantas como institución como como cuando se da de forma natural”.

 

  • FORMACIÓN EN MARCA PERSONAL Y NETWORKING.

 

Durante la carrera profesional aprendemos a optimizar los recursos, sí, pero ¿y las relaciones?.

 

El networking y la visibilidad interna son fundamentales, los hombres lo llevan en su ADN y, las mujeres, en general, somos mucho más reticentes a la hora de “vendernos”. Nos cuesta más desarrollar redes de contactos.

 

Debemos trabajar nuestra marca personal y hacernos visibles, primero internamente en nuestras organizaciones y luego, también, externamente.

 

Está muy bien ser un buen profesional pero… también hay que parecerlo. Una organización es como Google, si no apareces en el radar, es como si no existieras.

 

Se pierden grandes oportunidades por falta de visibilidad. Hay que comer con compañeros (no siempre con los mismos), tomar cafés, participar en conferencias, seminarios y sesiones, preguntar y participar, meterse en grupos de trabajo o en proyectos internos, escribir artículos, etc.

 

Un análisis de la startup Humanyzeque afirmaba que los profesionales que comían en las mesas grandes de la cafetería eran mucho más productivos que los que comían en su sitio o en mesas pequeñas porque compartían mayor información y conocimientos y generaban redes de contactos.

 

  • CONCILIACIÓN Y FLEXIBILIDAD CON INDEPENDENCIA DEL GÉNERO.

 

Es una realidad que durante la carrera profesional de muchas mujeres se produce un parón cuando aparece el binomio maternidad/carrera profesional.

 

“Las nuevas generaciones (con independencia de cuestiones de género) valoran cada vez más tener horarios que les permitan compatibilizar el trabajo con el deporte, u otras aficiones. La racionalización de horarios permite retener todo el talento y evita “estigmatizar” a las mujeres porque ya no tienen que pedir un trato distinto para compatibilizar el trabajo con la familia”. Diana Rivera, socia de Cuatrecasas

 

La flexibilidad aumenta la productividad, fideliza a los empleados, disminuye el absentismo y mejora el clima con independencia del género. Y no lo digo yo, que también, lo dicen FORBES y BUSINESS INSIDER.

 

  • WOMANIZAR LOS COMITÉS Y ÓRGANOS DE DECISIÓN.

 

Es claro que hombres y mujeres tenemos capacidades y visiones del negocio diferentes, por ello, los equipos complementarios tienen una mirada mucho más equitativa y global.

Mi experiencia en organizaciones que han incorporado mujeres en comités de promoción es que aportaban una aproximación diferente de las candidatas ya que medían aspectos anteriormente no tenidos en cuenta comprendiendo en primera persona los hándicaps y el valor añadido que aportan las mujeres a la organización.

 

“Debemos crear contextos dinámicos que generen muchas oportunidades, como por ejemplo la renovación periódica de comités de gestión, de forma que haya más rotación y, por tanto, más oportunidades para incorporar mujeres que complementen la mirada de los mismos” afirma Nuria Martín, experta en desarrollo de RRHH.

 

 

  • CUOTAS…?

No sé si creo en las cuotas, pero sin duda permiten que lleguemos antes a normalizar la equidad y a que se generen las dinámicas necesarias. Debemos implantar “criterios de imparcialidad”.  Me llama mucho la atención el ejemplo de la orquesta de Boston, en la que ¡la presencia de mujeres se igualó con la de los hombres cuando colocaron un biombo en las audiciones que impedía ver al aspirante!

 

Personalmente creo ciegamente en el talento, y en orquestar las dinámicas necesarias para no perderlo (flexibilidad, oportunidades y conciliación global).

 

Si se dan las plataformas adecuadas y conseguimos que cambie nuestra sociedad y que la equidad esté tanto en casa como en la oficina, estoy segura de que no habrá barreras para nadie y podremos llegar con independencia del género:  “¡Hasta el infinito y mas allá!” Buzz Lightyear

blanca_rodriguez_ackermannBlanca Rodriguez Senior

Manager Ackermann

International Chile

Conoce a Blanca aqui

Articulo extraido de www.unpuntodevista.es

Read more