Los alimentos que se deben consumir en invierno para reforzar el sistema inmunológico

Ante las bajas temperaturas, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, entrega una serie de consejos para mantener un estado nutricional adecuado. De la misma manera, se refiere a la importancia de los nutrientes esenciales para reforzar el sistema inmunológico. 

En invierno es importante no descuidar la alimentación y consumir productos que aporten la cuota calórica que necesita el organismo, plantea la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella. Sobre lo anterior, la especialista explica que “lo recomendable es consumir este tipo de alimentos en ocasiones contadas, ya que a mediano y largo plazo, pueden desencadenar enfermedades, como obesidad, aumento del colesterol y patologías coronarias, entre otras”.

También es importante mantener una rutina de alimentación, con las cuatro comidas y colaciones respectivas, en lo posible con horarios definidos. Lo anterior, permite que el organismo mantenga su ritmo fisiológico (como el de la respiración, latidos cardiacos, etc.) y ayuda a prevenir enfermedades.

Las bajas temperaturas generalmente conducen a dejar de lado la dieta saludable, optando por alimentos con alto contenido de grasas, frituras, carbohidratos y azúcares. Al respecto, la profesional de Clínica Vespucio, explica que, durante esta temporada, lo recomendable es consumir alimentos que proporcionen energías y nutrientes que ayuden a reforzar el sistema inmune.

Lo anterior, radica porque el frío disminuye las defensas del organismo y reduce la capacidad del cuerpo de responder ante cualquier complicación, por lo que es importante elevar la ingesta de alimentos altos en vitamina C, presente en frutas como naranja y kiwi; vitamina D, como cereales, pescados y huevo; bebidas probióticas, vegetales y frutas, que además de aportar nutrientes, ayudan a mantener una vida saludable.

Sobre los alimentos que ayudan a reforzar el organismo, la nutricionista de Clínica Vespucio, se refiere a los siguientes:

Frutas y Vegetales

Un sistema inmune óptimo depende, entre otros factores, de la alimentación. Al respecto, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, sostiene que, en el caso de las frutas cítricas, éstas fortalecen al organismo en la medida que se complementan con un régimen equilibrado y saludable.

Por lo anterior, la recomendación es alternarlas con preparaciones donde estén presentes las verduras, y una buena alternativa según la nutricionista, son los guisos y tortillas, de acelga, zanahoria, espinaca, zapallo italiano y kale, entre otros; los que se pueden consumir en el horario de almuerzo o la cena.

Vitamina C o Ácido ascórbico

Sobre este componente, la nutricionista aconseja consumirla de manera natural, por lo que es posible encontrarla en alimentos como naranja, kiwi, limón, pimentón, perejil y brócoli, entre otros. Si se consume en tabletas, se puede ingerir entre 75 y 90 mg por día, pero según la nutricionista de Clínica Vespucio, hay que tener especial cuidado con el consumo excesivo de tabletas, ya que aumentan la absorción del hierro a nivel intestinal.

 

Consumir líquido

La ingesta de agua es esencial en cualquier época del año y la hidratación es fundamental, especialmente en los meses fríos donde aumentan los resfríos y virus respiratorios. La profesional explica que “cuando bajan las temperaturas, la sudoración corporal generalmente se reduce y provoca que la persona tenga menos sed y sienta menos necesidad de ingerir líquido”. Pese a ello, igual es importante ingerir por lo menos dos litros al día, sobre todo si la persona presenta síntomas de alguna enfermedad estacional.

 

Legumbres

Son ricas en fibras, bajas en grasas y altas en proteínas, por lo que su consumo es recomendable al menos una vez por semana. Sobre su preparación, la nutricionista de Clínica Vespucio recomienda evitar el sofrito y sugiere consumirlas al menos dos veces por semana en reemplazo de la carne.

 

Lo que siempre se debe tener presente

Para que esta época invernal no afecte a las defensas y la persona pueda pasar el invierno con buena salud, la nutricionista de Clínica Vespucio, también enfatiza en la importancia de:

  • Dado que la hidratación es importante, además del agua, una buena opción son las infusiones de hierbas o el té verde.
  • No abusar del consumo de alcohol, ya que deshidrata y es alto en calorías.
  • Consuma idealmente una fruta en la mañana y en cada colación idealmente de distintos colores y formas, optar por un yogurt bajo en grasas, un puñado de frutos secos o una barra de cereal.
  • Aumente la ingesta de fibra, cereales, verduras de hoja verde y disminuya el consumo de carbohidratos.
Read more

Conoce cómo influye la alimentación en la salud física y emocional

Los alimentos ejercen diversos resultados en el organismo, como el denominado efecto placebo, que se relaciona con la disposición de la persona hacia lo que consume. La nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, aborda cómo la comida puede repercutir en la salud y entrega recomendaciones para evitarlos o reemplazarlos por otros que sí aportan beneficios.

La rutina y las preocupaciones diarias muchas veces impiden que una persona dedique tiempo a comer saludablemente y ante el descuido termina ingiriendo productos altos en grasa y con poco aporte nutritivo. Sin embargo, es un punto que no se debe pasar por alto, pues los alimentos pueden repercutir en la salud física y emocional.

La especialista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, explica que los alimentos ejercen diversos resultados en el organismo, como el denominado efecto placebo, que se relaciona directamente con la disposición de la persona hacia lo que consume, donde queda claro que esta sensación no tiene que ver con los compuestos químicos, sino con el poder de la mente. “Para lograr el resultado, solo basta la confianza de que éste ejercerá una acción positiva. Además es importante no prejuzgar ciertos alimentos sobre todo si son muy beneficiosos, como por ejemplo, el caso de las legumbres donde tiende a asociarse que produce hinchazón”, explica la especialista.

Por otra parte, existen una serie de comportamientos frente a las comidas, lo que está determinado por la experiencia que haya tenido la persona. La nutricionista de Clínica Vespucio, explica “que los simbolismos o cargas afectivas que se generen en torno a los alimentos son los que, posteriormente, establecerán la aprobación o el rechazo”.

Lo que sí está claro, es que no se debe abusar del acto placentero de comer, ya que esto podría provocar serios problemas de salud a mediano y largo plazo, más aún si se abusa de los alimentos que aportan un bajo valor nutricional y un alto contenido de sustancias altas en grasas. “Es fundamental no asociar emociones a alimentos, no premiar ni castigar con estos. Esa es una forma de causar muchos estragos nutricionales/emocionales en la vida adulta”, sostiene

El equilibrio perfecto

Para lograr un equilibrio en la alimentación, la nutricionista explica que se deben conjugar varios aspectos, pero el más importante es respetar los horarios entre una y otra. “Cuando la persona pasa por alto o se salta una comida, es posible que aumente su ansiedad e irritabilidad, por lo que sus emociones se hacen más susceptibles y está más vulnerable a comer de más y en horarios no adecuados. Además se debe crear un ritmo en lo que ingerimos, para respetar los otros ritmos del organismo, la respiración, procesos celulares, absorción, digestión, todo genera un pulso, tanto individual, como con el entorno. Por ejemplo, ciclos como la noche, el día y estaciones del año, entre otros, son factores que influyen”, comenta.

 

Existen también otras instancias que marcan la diferencia al momento de asimilar la comida de manera adecuada. La especialista explica que “es importante enfocarse en esta acción, dejando de lado las preocupaciones y el apuro”. Asimismo, recomienda “sentarse a la hora de comer y lo ideal es hacerlo en familia o con más gente, ya que la conversación y la dinámica que se genera en esta instancia ayudan a la desconexión, especialmente laboral”.

 

Es importante destacar que, en muchas ocasiones el comer se trasforma en un buen aliado y esto puede ocurrir por varios motivos, como insatisfacción, tristeza o depresión, afirma la experta de Clínica Vespucio, quien asegura que “para paliar ese dolor interno, la persona tiende a comer grandes cantidades de comida para calmar ese estado emocional. Esto provoca que se liberen ciertas hormonas que generan placer, pero existen otras formas de secretarlas con acciones más positivas para nuestra salud”.

 

Lo anterior, además de agudizar la situación, puede acarrear serios problemas de salud, como sobrepeso u obesidad y alteraciones en el sueño.

 

Recomendaciones

La nutricionista de Clínica Vespucio, entrega algunos consejos sobre los alimentos más adecuados  que ayudan a mantener un bienestar físico y mental:

 

  • Si tienes antojos de hidratos de carbono, elige los integrales.
  • No te límites a la pasta o arroz blanco. Escoge otras opciones de cereales como la quínoa, el mijo, amaranto, cuscús, trigo sarraceno y el arroz integral.
  • Descubre nuevas recetas ligeras y saludables para volver a nutrir tu cuerpo de la forma correcta, para volver a tener el nivel de energía justo que necesitas para quitar fuerza a la situación que estás viviendo.
  • Una buena opción para acompañar las ensaladas son las semillas, ya sea de sésamo, lino, calabaza o chía. Todas son una importante fuente de minerales.
  • Consuma frutas y verduras, ya que son una buena fuente de antioxidantes. Estos últimos son los encargados de neutralizar a los radicales libres, que dañan las membranas celulares y el ADN.
Read more

Colaciones saludables: Descubre cómo ayudan a mejorar el rendimiento de tus hijos

Los altos índices de obesidad infantil en Chile son un claro reflejo de que los niños y adolescentes no tienen una alimentación balanceada. La nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, se refiere a las colaciones saludables y la importancia de un buen desayuno que cubra las necesidades nutritivas de un niño en etapa escolar.

El consumo excesivo de hidratos de carbono, alimentos altos en grasa, azúcar y sal, lideran las preferencias de las personas, especialmente de niños y adolescentes. Según el último estudio del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), nuestro país se ubica en el sexto lugar mundial en obesidad infantil y ocupa el primer puesto en América Latina.

La nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, señala que, con tales indicadores y con el propósito de frenar esta tendencia, es esencial que los padres motiven el consumo de alimentos que aporten los nutrientes esenciales para el correcto desarrollo y crecimiento del niño.

Una colación saludable es el complemento perfecto si el escolar consume un buen desayuno, que contenga leche, cereales, fruta (entera, picada o en jugo) y alguna proteína, como la pechuga o el jamón de pavo. La nutricionista explica que “la primera comida del día es importante porque reactiva la función cerebral y aporta los nutrientes necesarios para que el niño pueda enfrentar adecuadamente la jornada escolar”.

Al respecto, la especialista sostiene que desde el desayuno hasta la colación no deben transcurrir más de cuatro horas y en este contexto, es importante que los padres puedan orientar a los niños en la elección del snack. También, es fundamental enseñarles los beneficios de una merienda saludable y que aprendan a diferenciar qué tipo de alimentos deben consumir y cuáles hay que evitar, concientizándolos de los riesgos a mediano y largo plazo, que implica la ingesta de comidas altas en grasas, azúcar y sal.

En cuanto a la colación, ésta dependerá de la edad del escolar. La experta de Clínica Vespucio dice que los niños, entre los3 y 4 años, deben consumir una pequeña colación que no sobrepase las 100 calorías. En el caso de los más grandes, se recomienda un snack de alrededor de 150 calorías, y para los adolescentes, lo ideal es una que contenga cerca de 200 calorías.

Así, una “colación saludable” debe incluir un alto contenido de fibra, vitamina A y C, calcio y hierro; por lo que se aconseja incorporar frutas de la estación;sándwich de pan integral con palta, jamón, quesillo, ricota o pollo;yogurt y leches bajas en grasas, barras de cereal y jugos de frutas naturales.

A continuación, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, entrega una tabla de recomendaciones de snack saludables para llevar al colegio:

En niños de 2 a 5 años

Lunes: una fruta pequeña

Martes:Un lácteo descremado (cajita de leche con sabor o cultivada)

Miércoles:Palitos de zanahoria y apio

Jueves: Un puñado de frutos secos (almendras y nueces)

Viernes:Un pan de molde con huevo, palta o quesillo

 

Niños en educación básica

Lunes: Un envase de chips con fruta deshidratada y un yogurt pequeño descremado

Martes: Un envase de leche descremada con sabor y una fruta mediana

Miércoles: Una botella pequeña de jugo de fruta natural (sin azúcar adicionada) y ocho unidades de almendras o nueces

Jueves: ½ taza de cereales y una fruta pequeña

Viernes: una rebanada de pan de molde con jamón de pavo y un envase pequeño de leche cultivada (sin grasa)

 

Adolescentes en enseñanza media

Lunes:Un yogurt bajo en grasas y 16 unidades de almendras o nueces

Martes:Una fruta grande(de la estación) y 40 gramos de pasas

Miércoles: Un envase de leche individual (descremada) y un sándwich (2 rebanadas) de pan integran con jamón de pavo

Jueves:3 rollitos de pechuga de pavo (cocida o asada) y media taza de frutas de la estación

Viernes: Una barra de cereal y un yogurt descremado

 

Articulo relacionado:

Me cuido porque me quiero    de 

Read more

Me cuido porque me quiero

Cada día me llegan más niños más pequeños con problemas alimenticios y temor a engordar. Hace poco vi a una niña de 9 años recién cumplidos que sabía más tips para bajar de peso que yo. En sus juegos los personajes salían a correr después de comer y tomaban té para ir al baño. Terrible.

Me pregunté porqué niños de esa edad pueden tener ese tipo de preocupaciones y conocimientos. Sin duda los medios de comunicación y los actuales estándares de belleza influyen. Pero creo que más importante que eso, es nuestro ejemplo y los mensajes que les transmitimos de manera directa (cuando hablamos con ellos) e indirecta (cuando hablamos con otras personas o hacemos comentarios en relación a nosotros mismos). Si contamos calorías delante de ellos, no esperemos que ellos no lo hagan. Si nos miramos en el espejo y nos tocamos la guata, no esperamos que ellos no lo hagan.

No se trata de dejarlos comer lo que quieran y cuánto quieran. Los niños necesitan límites y aprender a comer sano. Lo importante es cómo lo hacemos y el mensaje que les entregamos. Comer sano no es sinónimo de no engordar. Comer sano significa nutrir y cuidar nuestro cuerpo. Independiente del peso que uno tenga.

Enséñales que mucha azúcar, sal y grasa le hacen mal al cuerpo. Que el cuerpo necesita vitaminas y minerales para crecer, estar bien y combatir enfermedades. Enséñales que comer sano es cuidar nuestro cuerpo. Que comer sano es amar nuestro cuerpo.

Evita comentarios del tipo “no comas eso que engorda” o “vas a engordar si sigues comiendo eso”. Cámbialos por “eso tienen mucha azúcar, trata de no comer mucho que le hace mal a tu cuerpo” “sé que quieres una galleta, pero no has comido fruta en todo el día, alimenta tu cuerpo”. Si te preguntan porqué compras productos light, no digas “porque no engordan”, diles “porque tienen menos grasa y mucha grasa le hace mal al cuerpo”.

Lo mismo para el deporte. Evita comentarios del tipo “voy a salir a correr para quemar el pedazo de torta que me comí ayer” o “voy al gimnasio para no engordar”. Di “voy a salir a correr porque me gusta” “voy a salir a correr porque le hace bien a mi cuerpo”. Enséñales que hacer deporte es entretenido y le hace bien a nuestro cuerpo, especialmente a nuestro corazón. 

Si ya le has enseñado a tu hijo a comer sano y hacer deporte “porque hace bien”, agrégale el factor “porque me quiero”. Aunque no lo creas esto marca una diferencia importante. Instala el concepto de autocuidado y le agrega un valor afectivo especial. 

Incluso te ayudará a fomentar una buena alimentación. A mis hijas les cuesta comer sano. De colación, siempre prefieren comer cereales que fruta. Pero cuando les pregunto “¿Amas tu cuerpo?” y me responden que sí, les digo “entonces come fruta que le hace bien”. Cuando hago esto, aceptan comer fruta.  

El concepto “me cuido porque me quiero” permite además enseñarles a los niños a cuidarse de otras cosas nocivas. Como por ejemplo no permitir ser mal tratados o que les hagan o digan cosas que no les gustan. Este es aprendizaje es esencial para evitar bullying y abuso sexual.

Así que ya sabes. El mensaje es “me cuido porque me quiero”.

Andrea Cardemil Ricke

Mamá de 3

Psicóloga Infanto Juvenil

Magíster en Psicoterapia Integrativa

Diplomado en Terapia de Juego

Diplomado en Manejo Interdisciplinario de las Dificultades del Escolar

Autora del libro “Apego Seguro: Cómo relacionarte con tu hijo a partir de los 2 años”“Separarse con niños pequeños: cómo seguir nutriendo tras la ruptuta” de Ediciones B.

 

Read more

El pan de las chiquillas

Se sabe que en el Wadi Kubbaniya, cerca de la represa de Aswan, en el alto Egipto, vivió gente hace unos 18 mil años, varios miles de años antes que se inventara y desarrollase la agricultura. Las crecidas anuales del Nilo inundaban la quebrada, y en el fango resultante crecían unas plantas (cyperus y otras) con tubérculos comestibles. Es probable que eran las mujeres quienes molían estos tubérculos, quienes mezclaban la harina resultante con agua y quienes ponían esta masa sobre piedras calentadas en el fuego (o en las brasas) hasta que obtenían pan.

En una época en que la expectativa de vida era cercana a los 25 años y las mujeres eran madres desde la pubertad en adelante es fácil imaginar a un grupo de estas mujeres muy jóvenes, acompañadas de hijas, hermanas y sobrinas, moliendo, amasando, jugando y conversando bajo la sombra de los árboles. Desde nuestro lugar en la historia las podemos en realidad nombrar a todas afectuosamente chiquillas.

 

Las chiquillas que hacían pan en Kubbaniya.

 

Como consecuencia del cuidado por llevar un estilo de vida sano hago el pan que consumo. Comencé haciéndolo con harina integral, avena y otros en una máquina casera, eléctrica, muy cómoda de usar. Pero con los años empecé a cansarme tanto del pan como de la máquina. Quise evitar el gluten contenido en la harina integral. Jennifer encontró para mí harina de maíz y harina de arroz a las que podía yo agregar avena.

¿Cómo hacer este pan nuevo? ¡Feliz ocurrencia!, me acordé de mi lectura de asuntos arqueológicos, de Kubbaniya, de muchachas que usaban piedras calientes para “hornear” su pan. No tengo piedras pero sartenes recubiertos. Hice una pequeña prueba en una paila, 30 minutos, sin aceite, a fuego lento. Una vez cocido (resultó algo así como una cruza entre pan pita y scone) le agregué miel de ulmo. Exquisito.

(Los datos sobre ingredientes y proporciones no los publico, los guardo como secreto de estado para evitar ser demandado por quebrantar eventuales patentes comerciales – chiste, claro, chiste propio del mundo demente en que vivimos).

Llevo algunos meses ya comiendo este pan y todavía no me canso. Con palta, con mermelada sin azúcar, con miel.

Y en el alma llevo el placer de recordar la existencia de gente que vivió tanto tiempo atrás mostrándome el camino para hacer pan más sano que el que se puede comprar hoy en una panadería.

Las chiquillas de Kubbaniya.

 

 

Jens Bücher – Ingeniero Comercial, Fellow, American Institute of Stress y miembro del Colegio de Ingenieros – Chile, dirige el Centro de Desarrollo de la Persona Bücher y Middleton Ltda.

www.persona.cl

Read more

Los Principales Alimentos Que Debe Consumir Si Está Embarazada

Por el Dr. Mercola

Raramente hay un momento más demandante nutricionalmente durante la vida de una mujer que cuando está embarazada (y luego, cuando está lactando), que es cuando no sólo es necesario que consuma nutrientes de los alimentos y suplementos para que su cuerpo funcione, sino también para nutrir y apoyar el rápido crecimiento del bebé.

La nutrición adecuada es fundamental en todas las etapas del desarrollo del feto (e incluso antes de la concepción) y si la madre no come apropiadamente, su bebé en desarrollo tampoco lo hará. Para ver un resumen breve y fácil de seguir acerca de los tipos de alimentos y nutrientes que le ayudarán a tener un embarazo saludable, vea mi plan nutricional optimizado.

Idealmente, para cuando quede embarazada, ya estará en la etapa intermedia o avanzada, aunque incluso la etapa de principiante es mucho mejor que la alimentación que se consume comúnmente en Estados Unidos.

Como verá, mi plan está concentrado en minimizar los alimentos procesados, mientras que aumenta su consumo de vegetales, grasas saludables y proteína de alta calidad, todo lo cual es ideal para nutrir a un feto en desarrollo.

Si quisiera saber acerca de los alimentos específicos que debe comer si está embarazada, vea la siguiente lista, para conocer algunos de los superalimentos principales.

10 Alimentos Principales Que Debe Consumir Si Está Embarazada

1. Vitamina D

La vitamina D no es un alimento, sino que se produce en el cuerpo como respuesta a la exposición a la luz del sol. Sin embargo, es tan importante que merece estar en el número uno de esta lista.

Elevar los niveles de vitamina D entre las mujeres embarazadas es una de las preocupaciones principales, ya que la deficiencia no sólo afecta a la madre e incrementa su riesgo de tener complicaciones durante el embarazo o el parto, sino que también tiene ramificaciones a corto y largo plazo en la salud de su bebé.

Yo creo firmemente que optimizar su vitamina D durante el embarazo es una de las cosas más importantes que puede hacer por la salud de su bebé. Cuando un niño nace con deficiencia de vitamina D, su salud puede verse significativamente afectada en una variedad de formas.

Las investigaciones confirman que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo genera un impacto de por vida en el bebé, que le puede ocasionar alergias y asma, resfriados y gripe, caries, diabetes e incluso derrames cerebrales y enfermedades cardiacas más adelante en su vida.

Además, cada año, nace más de medio millón de bebés prematuros y es la causa de muerte número uno de los recién nacidos. También es la segunda causa de muerte entre los niños de menos de cinco años de edad. La vitamina D podría posiblemente prevenir la mitad de estos partos prematuros.

También puede disminuir su riesgo de padecer preeclamsia, diabetes gestacional e infecciones prenatales aproximadamente en un 50 por ciento. Entre las poblaciones de afroamericanos e hispanos, aproximadamente entre el 70 y el 75 por ciento de todos los partos prematuros pudieron haberse prevenido al optimizar el consumo de vitamina D. El examen de vitamina D es la clave.

Esta es la única forma de determinar si padece deficiencia o no y es importante realizarse el examen regularmente para asegurarse de que la dosis de vitamina D que esté tomando sea suficiente para alcanzar un nivel relevante clínicamente.

GrassrootsHealth recomienda mantener un nivel de vitamina D en suero sanguíneo de 40 a 60 ng/ml para proteger su salud y la de su bebé.

Sin embargo, de acuerdo con algunos estudios previos, su nivel debe estar por encima de 50 ng/ml para proteger a su bebé de las complicaciones graves, como el parto prematuro y la preeclamsia.1 Así que, si está embarazada, asegúrese de que revisen sus niveles de 25-hidroxivitamina D.

Mientras que lo mejor es optimizar su vitamina D a través de la exposición sensible a la luz solar, si esto no es posible, la investigación del Dr. Bruce Hollis indica que el 50 por ciento de las mujeres pueden lograr este nivel con 4,000 IU diarias de vitamina D3 durante el embarazo y 6,400 IU para las mujeres en lactancia.

De nuevo, necesitará hacerse un análisis de sus niveles de vitamina D para asegurarse de estar en el rango óptimo.

2. Huevo Orgánico de Gallinas de Pastoreo

Los huevos son una fantástica fuente de proteína, grasa y otros nutrientes, como colina y los antioxidantes luteína y zeaxantina. En las mujeres embarazadas, la colina desempeña un papel importante para ayudarle a prevenir ciertos defectos de nacimiento, como la espina bífida, así como en el desarrollo cerebral.

Investigaciones previas han concluido que el consumo de colina durante el embarazo “cargó en extremo” la actividad cerebral de los animales dentro del útero, lo que indica que podría estimular la función cognitiva, mejorar el aprendizaje y la memoria e incluso disminuir el deterioro de la memoria relacionado con el envejecimiento, así como la vulnerabilidad del cerebro a las toxinas durante la infancia y brindarle protección en el transcurso de la vida.2

El consumo de mayores niveles de colina durante el embarazo (alrededor del doble del consumo recomendado para las mujeres embarazadas) está relacionado con cambios epigenéticos benéficos en el feto, como la protección contra los trastornos metabólicos y relacionados con el estrés, los cuales probablemente duran hasta la edad adulta.3

3. Salmón Silvestre de Alaska o Rojo y Sardinas

El pescado siempre ha sido la mejor fuente de omega-3, EPA y DHA de origen animal, pero conforme han aumentado los niveles de contaminación tiene que ser muy selectivo con el tipo de mariscos que decide consumir – especialmente si es una mujer embarazada.

Si no tiene cuidado, los efectos tóxicos de los contaminantes que se encuentran en el pescado sobrepasarán los beneficios de las grasas omega-3. Entre los pescados más seguros, en términos de contaminación y los más altos en grasas saludables omega-3, se encuentran el salmón silvestre de Alaska y el rojo.

Además, tampoco está permitido criarlo, por lo que siempre es silvestre. El riesgo de que el salmón rojo acumule altas cantidades de mercurio y otras toxinas es reducido, ya que tiene un ciclo corto de vida, el cual sólo dura alrededor de tres años.

La bioacumulación de toxinas también se reduce por el hecho de que no se alimenta de otros pescados ya contaminados. Las dos denominaciones que debería buscar en la etiqueta son: “Salmón de Alaska” (o salmón silvestre de Alaska) y “salmón rojo”.

El salmón en lata etiquetado como “salmón de Alaska” también es una opción razonable y es una alternativa menos costosa a los filetes de salmón. Una norma general es que mientras más cerca esté el pescado del final de la cadena alimenticia, tendrá menos contaminación acumulada, así que otras opciones más seguras son los peces pequeños, como las sardinas, anchoas y el arenque.

Las sardinas, en particular, son una de las fuentes más concentradas de grasas omega-3.

También contienen gran cantidad de otros nutrientes, desde vitamina B12 y selenio hasta proteínas, calcio y colina, por lo que son una de las mejores fuentes alimenticias de omega-3 de origen animal. También puede suplementar su alimentación con omega-3 de origen animal al tomar un suplemento de aceite de kril.

4. Lácteos Enteros de Animales Alimentados con Pastura

Los productos lácteos enteros hechos con leche cruda de animales alimentados con pastura son una fuente rica de grasas saludables, proteína, calcio, vitaminas B, magnesio, zinc, fósforo y más. La mantequilla, la leche y el queso crudos de animales alimentados con pastura de fuentes de alta calidad son completamente benéficos.

La leche cruda orgánica de vacas alimentadas con pastura no sólo contiene bacterias benéficas que impulsan al sistema inmunológico y que pueden reducir las alergias, sino que también es una fuente sobresaliente de vitaminas (especialmente de vitamina A), zinc, enzimas y grasas saludables.

Absolutamente, su mejor opción de yogurt es el que prepara usted mismo con cultivo iniciador y leche cruda de animales alimentados con pastura, los cuales tiene que combinar y dejar a temperatura ambiente durante toda la noche.

Para cuando se levante por la mañana, probablemente tendrá kéfir (leche fermentada). Si no ha logrado la consistencia del yogurt, puede dejarlo fuera un poco más y luego guárdelo en el refrigerador. Si desea endulzar su yogurt casero de forma natural, agregue algunas bayas o coco seco (sin endulzar).

5. Camotes

El camote de color naranja le debe su apariencia al carotenoide beta-caroteno. Como antioxidante, el beta-caroteno puede ayudar a eliminar los radicales libres que dañan las células a través de la oxidación, lo que puede aumentar la velocidad del envejecimiento y hacerlo vulnerable a las enfermedades crónicas.

Este antioxidante puede ayudar al sistema inmunológico, así como disminuir su riesgo de padecer enfermedades cardiacas y cáncer. También es muy importante durante el embarazo, ya que se convierte en vitamina A en el cuerpo.

La vitamina A es esencial para la salud y el desarrollo del feto, pero niveles altos de vitamina A de origen animal pueden causar toxicidad, por lo que el beta-caroteno es una alternativa ideal. Los camotes también son una fuente excelente de fibra, la cual puede apoyar los niveles saludables de azúcar en la sangre y mejorar la digestión.

6. Brócoli y Vegetales de Hojas Verdes

El brócoli y los vegetales de hojas color verde oscuro, como la espinaca y la col rizada, están cargados de nutrientes importantes para las mujeres embarazadas, como ácido fólico, fibra, potasio, calcio, hierro y vitamina C, K y A. Su contenido rico en antioxidantes también apoyará la salud de su sistema inmunológico y su digestión, mientras que la fibra puede prevenir el estreñimiento, el cual es un problema común en las mujeres embarazadas.

7. Carne de Res de Animales Alimentados con Pastura y Pollo de Pastoreo

La carne de res de animales alimentados con pastura es una fuente excelente de proteína y otros nutrientes muy requeridos durante el embarazo, como hierro, colina y vitaminas B. El pollo es una fuente excelente de proteína, vitaminas B, selenio, fósforo y colina. Le brinda todas las vitaminas B, además de una increíble variedad de nutrientes adicionales.

8. Bayas

Las bayas contienen cantidades concentradas de fitoquímicos que combaten las enfermedades, los cuales han demostrado mejorar la inmunidad, prevenir el cáncer, proteger su corazón y prevenir las alergias de temporada.  Las bayas son más bajas en azúcar que muchas frutas, así que es menos probable que desestabilicen sus niveles de insulina. Las bayas también contienen altas cantidades de vitamina C, la cual le ayudará a su cuerpo a absorber el hierro, y una buena cantidad de fibra.

9. Aguacates

Los aguacates le brindan cerca de 20 nutrientes esenciales que mejoran su salud, como potasio, vitamina E, vitamina K, vitaminas B y ácido fólico. También son uno de los pocos alimentos que contienen niveles significativos de vitamina C y E y son una fuente excelente de grasa monosaturada saludable.

Los aguacates son incluso altos en fibra, con cerca de 4.6 gramos en medio aguacate.  La fibra desempeña un papel esencial en su salud digestiva, cardiaca y de la piel y puede mejorar su control de azúcar en la sangre y más, así que cuando consume aguacates realmente le está brindando a su cuerpo – y a su bebé – un paquete completo de nutrición.

10. Semillas de Chía

Las semillas de chía son una fuente rápida y fácil de usar de proteína, grasas saludables, fibra alimenticia, minerales, vitaminas y antioxidantes, todo en un pequeño empaque. A pesar de tener muchos beneficios similares a las semillas de linaza, las de chía podrían vencerlas rápidamente, ya que no hay que molerlas antes de consumirlas y tampoco se hacen rancias tan rápido.

Su alta concentración de grasas omega-3 de origen vegetal ácido alfa linoleico (ALA) es una de las razones por las que son más conocidas. Las semillas de chía contienen hasta 40 por ciento de aceite y el 60 por ciento se constituye de omega-3 de origen vegetal.4

Se Han Revelado Nuevos Beneficios de Llevar una Alimentación Alta en Fibra Durante el Embarazo

Se recomienda una alimentación alta en fibra a la mayoría de los adultos, pero aumentar su consumo de fibra durante el embarazo podría ser especialmente benéfico. Los investigadores del Departamento de Inmunología en la Universidad Monash en Australia revelaron que una alimentación alta en fibra podría alterar las bacterias intestinales de la mujer durante el embarazo, lo que produciría sustancias antiinflamatorias que reprimirían en su bebé los genes relacionados al asma.5,6

Un número creciente de investigaciones sugiere que una alimentación alta en fibra puede ayudar a reducir su riesgo de tener una muerte prematura por cualquier causa, posiblemente debido a que reduce el riesgo de padecer una variedad de enfermedades crónicas comunes.

Entre estas encontramos la diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y el cáncer. Algunos estudios también han relacionado una alimentación alta en fibra con una reducción benéfica de la presión sanguínea, mejor sensibilidad a la insulina y menor inflamación – todo lo cual puede influir en el riesgo de mortalidad. La mejor forma de aumentar su consumo de fibra durante el embarazo es concentrase en comer más vegetales, frutos secos y semillas. Los siguientes alimentos enteros también contienen altos niveles de fibra soluble e insoluble.

Cáscara de semilla de psilio y semillas de linaza, cáñamo y chía. Bayas Vegetales como el brócoli y las coles de Bruselas
Tubérculos y hortalizas de raíz, como cebollas, camotes y jícamas. Almendras Chícharos
Ejotes Coliflor Frijoles

Aumentar Demasiado de Peso Durante el Embarazo Está Relacionado con la Obesidad Infantil

Durante el embarazo es importante aumentar saludablemente de peso, y es lo que se espera, pero las mujeres que tienen sobre peso antes del embarazo y aquellas que aumentan demasiado durante este ponen a sus bebés en riesgo de padecer obesidad infantil.

Los investigadores monitorearon a más de 700 mujeres, quienes regresaron para una revisión de seguimiento cuando sus hijos tenían 7 años de edad. Los niños de las madres que habían tenido sobrepeso antes del embarazo eran más propensos a tenerlo también.

Las mujeres que aumentaron más peso durante su embarazo también fueron más propensas a tener hijos con un mayor porcentaje de grasa corporal y aquellas que aumentaron de peso excesivamente eran cerca de tres veces más propensas a tener hijos obesos, en comparación con aquellas que no subieron de peso excesivamente durante el embarazo.7

El Instituto de Medicina recomienda que las mujeres con un peso normal aumenten entre 25 y 35 libras durante el embarazo, mientras que las mujeres con sobrepeso deberían subir entre 15 y 25 libras y las mujeres obesas, sólo entre 11 y 20 libras.8

Se Revelan Más Riesgos Debido a la Falta de Vitamina D Durante el Embarazo

Desde mi perspectiva, es simplemente una negligencia reprobable que un médico no ponga atención en su nivel de vitamina D si está embarazada – es así  de importante. Para las mujeres embarazadas, optimizar su nivel de vitamina D es incluso más importante para la salud y desarrollo de su hijo que el ácido fólico, el cual se recomienda rutinariamente en el embarazo.

Investigaciones recientes incluso han aclarado más lo que está en juego si sus niveles de vitamina D son bajos mientras está embarazada. Un estudio reveló que las mujeres con niveles bajos de vitamina D y E durante el embarazo temprano estaban relacionadas con un mayor riesgo de que su hijo padeciera asma durante los primeros 10 años de vida.9

Algunas investigaciones independientes encontraron que las células de las vías respiratorias de los recién nacidos de madres con deficiencia de vitamina D y E se retraían más debido a los irritantes y alérgenos.10 Esto podría, a su vez, tener un impacto en el desarrollo del asma o las alergias en el transcurso de la vida. Otras investigaciones realizadas de forma independiente también aumentaron la información y relacionaron los niveles bajos de vitamina D durante el embarazo con el parto prematuro.

Las mujeres con los menores niveles de vitamina D eran 1.5 veces más propensas a tener un parto prematuro, en comparación con aquellas con los niveles más altos, quizá debido a que la vitamina D ayuda a reducir la infección bacteriana en la placenta, la que podría desencadenar un parto prematuro.11

Además de reducir este riesgo, los estudios han encontrado que la vitamina D podría proteger contra una variedad de defectos de nacimiento y autismo, así contra complicaciones del embarazo, como presión arterial alta. Es absolutamente imperativo que las mujeres embarazadas mantengan su nivel sanguíneo entre 50 y 70 ng/ml de 25-hidroxivitamina D y espero que en un futuro no muy distante, sea obligatorio que las mujeres embarazadas se realicen exámenes regulares de su nivel de vitamina D en la sangre.

La Alimentación del Padre También Es Importante para la Salud del Bebé

No sólo la alimentación de la madre influye en la salud futura de sus hijos. La alimentación del padre antes de la concepción también podría representar un papel, particularmente en cuanto al ácido fólico. Un estudio realizado con animales mostró que la deficiencia paterna de ácido fólico está relacionada con una mayor cantidad de defectos de nacimiento en los niños, en comparación con los padres que consumen una alimentación lo suficientemente rica en ácido fólico.

De hecho, hubo 30 por ciento más defectos de nacimiento, como anormalidades esqueléticas graves, entre las crías engendradas por padres con deficiencia de ácido fólico. El Epoch Times reportó:12

“Las investigaciones…muestran que hay regiones del epigenoma del esperma que son sensibles a la experiencia vital y particularmente a la alimentación. Y esta es la información que a su vez se transfiere al supuesto mapa epigenético que influye en el desarrollo y que también podría influir, a largo plazo, en el metabolismo y las enfermedades de los hijos.

El epigenoma es como un interruptor, el cual se ve afectado por señales ambientales y está involucrado en muchas enfermedades, como cáncer y diabetes.

El epigenoma influye en la forma en la que los genes se encienden y apagan, y por lo tanto en cómo se transmite la información hereditaria. A pesar de que se ha sabido por algún tiempo que hay una corrección y un restablecimiento masivos en el epigenoma, conforme se desarrolla el esperma, este estudio…muestra que además del mapa del desarrollo, el esperma también contiene la memoria del ambiente paterno e incluso, posiblemente, de su alimentación y estilo de vida”.

Si Planea Tener Hijos, Ahora Es el Momento Para Comenzar a Comer Bien

Si está en sus años fértiles y está planeando tener hijos pronto, es imperativo que comience ahora a comer sanamente. Las investigaciones publicadas en 2013 mostraron que las mujeres que consumían una alimentación rica en vegetales durante el año anterior al embarazo tuvieron un riesgo significativamente menor de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento, en comparación con aquellas que llevaban una alimentación poco saludable alta en azúcar.13

Específicamente, en comparación con aquellas que comieron de forma poco saludable, las mujeres con una alimentación sana experimentaron:

  • La mitad del riesgo de padecer anencefalia, un defecto del tubo neutral que interfiere con el desarrollo cerebral y que a menudo ocasiona el aborto espontáneo.
  • Hasta un riesgo 30 por ciento menor de labio leporino
  • Un  riesgo del 25 por ciento menor de paladar hendido
  • Un riesgo 5 por ciento menor de espina bífida, otro defecto del tubo neutral

Finalmente, un grupo alimenticio adicional que no ha sido mencionado, pero que es fundamentalmente importante para las mujeres embarazadas es el de los alimentos fermentados. Casi todas las personas pueden aprovechar los microbios benéficos en los vegetales fermentados, pero si está embarazada o planea estarlo, éstos son extremadamente importantes para usted y su nuevo bebé. Las investigaciones muestran que suministrar dosis de bacterias buenas, como aquellas que se encuentran en los vegetales fermentados, a las mujeres embarazadas y a los recién nacidos podría:

Reducir radicalmente el riesgo del niño de desarrollar autismo o trastornos parecidos al autismo Proteger a los bebés de desarrollar eczema en la infancia Ayudar a prevenir las alergias infantiles
Optimizar el peso de su bebé en el transcurso de su vida Mejorar los síntomas de cólico, lo que disminuye el promedio de tiempo que llora aproximadamente en un 75 por ciento Reducir su riesgo de tener un parto prematuro

Para más detalles acerca de las normas para un embarazo saludable, vea mi reporte especial: “”No-NonsenseGuide to a Naturally Healthy Pregnancy and Baby”, el cual abarca mucho más que los consejos básicos de nutrición de los que he hablado en este artículo.

 

Artículo extraído de http://espanol.mercola.com/

Foto portada: Diseñado por Freepik

Read more

Como la Nutrición Influye en el Cáncer

  • El cáncer no es una enfermedad genética nuclear, pero se produce como resultado del previo daño mitocondrial, lo que posteriormente desencadena las mutaciones genéticas nucleares que pueden causar el cáncer
  • La función mitocondrial puede mejorarse significativamente a través de la alimentación. La clave es comer cantidades más elevadas de grasas saludables y bajas cantidades de carbohidratos netos, además de cantidades moderadas de proteína de alta calidad
  • Las células normales y saludables tienen la flexibilidad metabólica de reemplazar el uso de glucosa por el uso de cuerpos cetónicos. Las células cancerosas carecen de esta capacidad, así que cuando reduce los carbohidratos netos (carbohidratos menos fibra total), mata de manera eficaz al cáncer

Por el Dr. Mercola

¿Sera posible que el daño cromosómico sea un simple marcador del cáncer y no la causa real de la enfermedad? La evidencia convincente sugiere que este es el caso, y en la literatura presentada, el cirujano ortopédico Dr. Gary Fettke revisa algunas de estas pruebas.

Al haber sido víctima del cáncer, Fettke se dio cuenta de cómo la nutrición influye en el cáncer, y la importancia de llevar una alimentación alta en grasas saludables y bajas en carbohidratos netos (carbohidratos totales menos  fibra, es decir carbohidratos sin fibra).

Fettke no es el único que promueve el modelo metabólico de cáncer.

A principios de este año entrevisté a Travis Christofferson, autor de un libro fenomenal llamado “Tripping Over the Truth: En este tema “El Regreso a la Teoría Metabólica del Cáncer, Muestra un Nuevo y Positivo Camino para la Cura”, en este tema.

El Modelo Metabólico del Cáncer

El proyecto Cáncer Genoma Atlas, que comenzó en 2006 se propuso secuenciar los genomas de las células cancerosas.

Fue el mayor proyecto del gobierno jamás concebido, que involucró 10 000 veces la cantidad de secuenciación genética realizado por el Human Genome Project. Por desgracia, los resultados no cumplieron con las expectativas originales.

La evidencia claramente demostró que algo más que una simple mutación genética estaba en juego. Las mutaciones encontradas en las células cancerosas simplemente eran demasiado aleatorias. Algunos tipos de cáncer ni siquiera tenían mutaciones genéticas que los impulsaran.

Entonces, ¿cuál podría ser el factor determinante?

En pocas palabras, comúnmente se pensaba que los defectos genéticos nucleares eran responsables del cáncer que en realidad se generaba con la corriente. El daño mitocondrial se presenta primero, lo que a su vez desencadena las  mutaciones genéticas nucleares que podrían causar el cáncer.

Por otra parte, los científicos ahora están descubriendo que la disfunción mitocondrial es el origen de prácticamente todas las enfermedades, lo que clasifica a la función mitocondrial como el centro de casi cualquier programa de prevención de enfermedades y bienestar.

Como lo indica Fettke, una de las principales consideraciones es el metabolismo de la glucosa dentro de su mitocondria–una teoría inicialmente presentada por el Dr. Otto Warburg en la década de 1920.

En 1931, Warburg ganó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por su descubrimiento de que las células cancerosas tienen un metabolismo energético fundamentalmente diferente en comparación con las células sanas. Como resultado, las células cancerosas no tienen la misma flexibilidad metabólica como las sanas.

Las Células Cancerosas Están Metabólicamente Limitadas a Comer Azúcar

Una célula puede producir energía ya sea aeróbicamente, en la mitocondria, o anaeróbicamente, en el citoplasma. El metabolismo anaeróbico genera niveles excesivos de ácido láctico, que pueden ser tóxicos.

Warburg descubrió que en presencia de oxígeno, las células cancerosas producen ácido láctico en cantidades excesivas, y esto se dio a conocer como el Efecto Warburg.

Entonces, ¿qué es lo que esto no dice  acerca de los orígenes nutricionales del cáncer? En pocas palabras, las conclusiones de Warburg nos dicen que el azúcar “alimenta” al cáncer mientras que las grasas “lo matan de hambre”.

Las células sanas pueden utilizar ya sea glucosa o cuerpos cetónicos de la grasa como fuente de energía, pero el cáncer esta metabólicamente limitado a utilizar únicamente glucosa. Las células cancerosas en su mayor parte carecen de flexibilidad metabólica y simplemente no pueden metabolizar las cetonas, y esta es la razón por la que la cetosis nutricional parece ser tan eficaz contra el cáncer.

El cáncer en realidad podría ser clasificado con más precisión como una enfermedad metabólica mitocondrial. Pocas personas heredan genes que los predisponen al cáncer. La mayoría heredan genes que previenen el cáncer. Las mutaciones heredadas típicamente interrumpen la función de la mitocondria, y un riesgo elevado de cáncer es el resultado de esa debilidad

La buena noticia es que puede optimizar su función mitocondrial al abordar ciertos factores de estilo de vida tales como la alimentación y el ejercicio, y este conocimiento presenta toda una nueva posibilidad de entender y tratar el cáncer.

Según lo explicado por Fettke, el modelo metabólico del cáncer “gira en torno a la energía y el crecimiento; las mutaciones cromosómicas aleatorias son secundarias “Además.:

“Todas las células requieren una fuente de energía de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés). También requieren materiales de construcción que son, ya sea administradas localmente o transportadas en las células normales para convertir la glucosa principalmente en ATP y un poco para el mantenimiento.

Las células cancerosas hacen lo contrario. Hay una desviación de glucosa de la producción de ATP a los materiales de construcción necesarios para el crecimiento celular… Los otros materiales de construcción requieren proteínas y ácidos grasos y el cáncer los absorbe de su alrededor.

Esa invasión en el tejido circundante es la manera en que el cáncer se propaga y se convierte en metatásico… Esa fuerza impulsora detrás de todo esto es la producción de radicales libres de oxígeno.

Creo que la producción de radicales libres posteriormente causa daño en el ADN de una manera aleatoria, y representa las anomalías cromosómicas. Por lo tanto, si pudiéramos encontrar la fuente de radicales sin oxígeno, podríamos encontrar el hilo”.

Una Alimentación a Base de Alimentos Procesados es un Importante Factor que Promueve el Cáncer

¿Qué es lo que impulsa la producción de radicales libres? La inflamación es un factor importante, y nuestra actual alimentación a base de alimentos procesados es altamente inflamatoria.

Los principales culpables incluyen las grasas poliinsaturados (PUFAs), grasas trans y azúcar en todas sus formas, especialmente la fructosa procesada (como el jarabe de maíz de alta fructosa), así como también los granos refinados. Los ingredientes artificiales también pueden promover la inflamación.

Al reducir la cantidad de carbohidratos netos que come, logrará cuatro cosas que equivalen a menor inflamación y menor estimulación del crecimiento del cáncer. Sera capaz de:

  1. Disminuir su nivel de glucosa en suero
  2. Reducir su nivel de mTOR
  3. Reducir el nivel de insulina
  4. Baja su factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1, una potente hormona que actúa sobre la glándula pituitaria para causa efectos metabólicos y endocrinos, incluyendo el crecimiento y la replicación celular. Los niveles elevados de IGF-1 están asociados con el cáncer de mama, entre otros)

De hecho, una de las razones básicas por las que una alimentación con alto contenido de grasa y baja en carbohidratos netos (cetosis nutricional) es tan eficaz es porque disminuye la inflamación hasta hacerla desaparecer. Y cuando la inflamación desaparece, su cuerpo puede curarse.

Que Necesita el Cáncer para Desarrollarse

Con el fin de prosperar y desarrollarse, las células cancerosas necesitan combustible en forma de glucosa, además de los materiales de construcción en forma de proteínas, ácidos grasos, fosfato y acetato. Estos materiales de construcción no están fácilmente disponibles en el torrente sanguíneo, por lo tanto, las células cancerosas los obtienen de las células circundantes.

El proceso que le permite a las células cancerosas invadir el tejido circundante se conoce como el Efecto Warburg Inverso. Este efecto se basa en la generación de peróxido de hidrógeno causado por la interacción entre los radicales y agua, libres de oxígeno.

El cáncer metastástico o invasivo, en esencia, es el resultado del efecto Warburg y el efecto Warburg inverso. Le recomiendo encarecidamente ver el video presentado para obtener un mejor entendimiento sobre estos procesos, y cómo contribuyen a la formación y propagación del cáncer.

Como lo indica Fettke, conocer todo esto, nos presenta un nuevo conjunto de opciones de prevención y tratamiento contra el cáncer, incluyendo los siguientes:

  • Limitar o eliminar el azúcar y los carbohidratos netos (carbohidratos sin fibra) para evitar alimentar a las células cancerosas
  • Limitar o eliminar los aceites y las grasas  PUFA y las grasas trans para prevenir la formación de radicales libres dañinos y las partículas de LDL dañinas,  pequeñas y densas.
  • Limitar las proteínas (le recomiendo utilizar una fórmula de medio gramo de proteína por libra de masa corporal magra) para evitar estimular la vía mTOR
  • Aumentar el consumo de antioxidantes (a través de los alimentos y/o suplementos) para contrarrestar el daño de los radicales libres
  • Aumentar el consumo grasas saludables para alimentar a las células sanas, mientras deja morir de hambre a las células cancerosas

La Importancia de una Dieta para un Exitoso Tratamiento Contra el Cáncer

Recuerde, el aspecto fundamental que debe abordarse es el defecto mitocondrial metabólico, y esto implica reducir radicalmente los carbohidratos sin fibra y aumentar las grasas de alta calidad. Esto no significa que una dieta baja en carbohidratos totales. Necesita incluir muchos vegetales frescos, orgánicos y llenos de fibra (bajo contenido de carbohidratos).

En realidad puede consumir muchos cientos de gramos de vegetales por día, ya que las fibras se convierten en ácidos grasos de cadena corta, lo que mejorará su capacidad de quemar grasa como combustible y también nutrirá su microbioma.

Puede reemplazar entre un 70 a 85 % de  carbohidratos sin fibra con grasas saludables, junto con una cantidad moderada de proteínas de alta calidad, ya que el exceso de proteína también puede desencadenar el crecimiento del cáncer al estimular la vía mTOR, que acelera el crecimiento del cáncer. Esa es la verdadera solución. Si no lo hace, es posible que no funcionen otros tratamientos.

De acuerdo con Fettke, los estudios han demostrado que la cetosis nutricional, es decir una alimentación alta en grasa y baja en carbohidratos netos mejora significativamente los resultados de salud en los pacientes que se realizaron un tratamiento convencional contra el cáncer,  como la quimioterapia.

También es importante recordar que la glucosa es un combustible inherentemente “malo”, ya que a diferencia de la quema de grasa, genera especies de oxígeno mucho más reactivas y radicales libres secundarios. Pero para quemar grasa, las células deben estar sanas y normales. Las células cancerosas no tienen la flexibilidad metabólica para quemar grasa y es por ello que una alimentación alta en grasas saludables parece ser una estrategia tan efectiva contra el cáncer.

Cuando su cuerpo deja de quemar glucosa como su principal combustible con el fin de quemar grasa como combustible, las células cancerosas empiezan a luchar para mantenerse con vida, y dado a que la mayoría de sus mitocondrias son disfuncionales y no pueden utilizar eficazmente el oxígeno para quemar el combustible.

Al mismo tiempo, las células sanas son suministradas con combustible ideal y preferido, lo que reduce el daño oxidativo y optimiza la función mitocondrial. El efecto final es que las células sanas comienzan a prosperar mientras que las células cancerosas mueren de hambre.

Directrices Generales de Proporción de Nutrientes para un Salud Mitocondrial y Prevención del Cáncer

Para una salud óptima, necesita una cantidad suficiente de carbohidratos, grasas y proteínas. Sin embargo, desde el advenimiento de los alimentos procesados ​​y la agricultura industrial, cada vez es más importante ser específico cuando con el tema de los nutrientes.

Hay grasas saludables y no saludables. Lo mismo ocurre con los carbohidratos y las proteínas. Gran parte de los beneficios o riesgos están relacionados con la forma en que los alimentos son cultivados, criados y/o procesados.

Para lograr la cetosis nutricional, es importante monitorear la cantidad de los carbohidratos netos y el consumo total de proteínas. Los carbohidratos netos se calculan tomando el número total de carbohidratos en gramos y restándole la cantidad de fibra que contienen los alimentos.

El resultado es carbohidratos netos. Para una salud óptima y prevención de enfermedades, le recomiendo mantener su consumo total de carbohidratos netos por debajo de 40 o 50 gramos por día.

Como Convertir sus Requerimientos de Proteína en Alimentos

Puede encontrar cantidades importantes de proteína en la carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres, frutos secos y semillas. Algunos vegetales también contienen cantidades generosas de proteínas–por ejemplo, el brócoli. Para determinar si está consumiendo demasiada proteína, simplemente calcule su requerimiento en base a su masa corporal magra al restar el porcentaje de grasa corporal de 100, y anotar todo lo que come durante unos días.

Posteriormente, calcule la cantidad de proteína que consume diariamente, de todas las fuentes. Una vez más, su objetivo debe ser medio gramo de proteína por libra de masa corporal magra. Si actualmente come mucho más de lo que es considerado óptimo, disminuya la cantidad según sea necesario. Puede utilizar la tabla de abajo o simplemente buscar en Google los alimentos que desee investigar y rápidamente encontrará los gramos de proteína en ese alimento.

Carne roja, carne de cerdo, aves y mariscos un promedio 6.9 gramos de proteína por onza.

Una cantidad ideal para la mayoría de las personas sería una porción de 3 onzas de carne o mariscos (no 9 o 12 onzas de filete), Que le proporcionará aproximadamente de 18 a 27 gramos de proteína

Los huevos contienen alrededor de 6-8 gramos de proteína por huevo. Así que un omelet hecho de dos huevos equivale a unos 12 a 16 gramos de proteína.

Si agrega queso, también es necesario calcular esa proteína (revise la etiqueta de su queso)

Las semillas y frutos secos contienen un promedio de 4-8 gramos de proteína por cada cuarto de taza Los frijoles cocidos tienen un promedio de 7.8 gramos por cada media taza
Los granos cocinados tiene un promedio de 5-7 gramos por taza La mayoría de los vegetales contienen alrededor de 1-2 gramos de proteína

Cuidado con las Grasas No Saludables

Cuando se trata de la grasa, es muy importante distinguir entre las grasas saludables y no saludables. La mayoría de las grasas que las personas comen en realidad son poco saludables. Como regla general, evite todos los aceites vegetales procesados ​​y envasados, que por lo general son altos en grasas omega-6 dañadas.

También tenga cuidado con el aceite de oliva. Si bien es saludable, hasta el 80 % de los aceites de oliva comerciales en realidad fueron adulterados con aceites vegetales de omega-6 oxidados, así que asegúrese que cuente con la certificación de autenticidad por una agencia reguladora.

Otra regla general: no le huya a las grasas saturadas de fuentes naturales. Son algunas de las más saludables. Las fuentes de grasas saludables que desea incluir en cantidades indiscriminadas incluyen:

Aceitunas y aceite de oliva (con certificado de autenticidad) Cocos y aceite de coco Mantequilla hecha de leche orgánica de vacas alimentadas con pastura ymantequilla de cacao
Frutos secos sin procesar, tales como,macadamia y pecanas, y semillas como sésamo negro,  comino, calabaza y cáñamo Yemas de huevo de gallinas camperas Aguacates
Carnes de animales de pastoreo Manteca de cerdo, sebo y manteca Grasas omega-3 de fuentes animales como el aceite de kril

La Cetosis Nutricional Puede Ofrecerle Esperanza y Salud

Fettke termina su conferencia mencionando una serie de beneficios conocidos de la cetosis nutricional en el tratamiento contra el cáncer, incluyendo las siguientes:

Es seguro Es bien tolerado
Puede utilizarse con otros tratamientos contra el cáncer (e incluso podría mejorar la  eficacia de los tratamientos convencionales contra el cáncer) Las cetonas protegen a las células circundantes, lo que reduce el poder del cáncer para propagarse
Les proporciona a los pacientes una sensación de control, lo que ha demostrado mejorar las tasas de supervivencia Si es considerado útil como un tratamiento, también debe ser considerado para la prevención
Les da esperanza a los pacientes, lo que también aumenta supervivencia Es el tratamiento contra el cáncer más asequible que existe

Un Experimento Radical en la Cetosis Nutricional

Para darle una idea de cómo la cetosis nutricional puede beneficiar a su salud más allá de la prevención del cáncer, considere el caso del Dr. Peter Attia. Su experimento es un ejemplo muy claro de los efectos que puede tener la alimentación en los marcadores de salud en general.

Attia es un médico capacitado en la Universidad de Stanford con una pasión por la ciencia metabólica, quien decidió utilizarse como una rata de laboratorio—obteniendo resultados increíbles. En el siguiente video, menciona su experimento.

A pesar de que siempre ha sido activo y ha estado en forma, él no tenía la genética en su favor. Su tendencia natural esta inclinada hacia el síndrome metabólico, a pesar de ser muy diligente con su alimentación y ejercicio. Así que decidió experimentar con la cetosis nutricional para ver si podía mejorar su estado de salud general.

Durante un período de 10 años, consumió el 80 % de sus calorías de grasa saludable y controla continuamente sus marcadores metabólicos, tales como los niveles de azúcar en la sangre, porcentaje de grasa corporal, presión arterial, niveles de lípidos y otros.

Él experimentó mejoría en todos los niveles de salud, como puede ver en la siguiente tabla. Una resonancia magnética confirmó que no solo había perdido gasa subcutánea, sino también grasa visceral, que es el tipo más perjudicial. Su experimento demuestra cómo la alimentación puede producir grandes cambios en su cuerpo, a pesar de empezar en un muy buen estado. Y en caso que empiece en un bajo nivel físico, entonces los cambios que experimentará incluso serán mucho más pronunciados.

ANTES DESPUÉS
Azúcar en la sangre en ayunas 100 75 to 95
Porcentaje de grasa corporal 25 10
Circunferencia de la cintura en pulgadas 40 31
Presión arterial 130/85 110/70
LDL 113 88
HDL 31 67
Triglicéridos 152 22
Sensibilidad a la insulina Aumentó en más de 400 % Aumentó en más de 400 %

 

Artículo extraído de http://espanol.mercola.com/

Imagen de la portada: Diseñado por Freepik

Read more

Mejore Su Metabolismo, Frene el Cáncer y Baje el Azúcar en la Sangre con este Sencillo Truco Culinario

  • Las hierbas no sólo son fantásticas en las comidas para darles sabor sino que también son clave para la densidad nutricional de los alimentos que consume. Las hierbas pueden protegerlo de las enfermedades, limpiar las toxinas de su cuerpo y brindarle vitaminas y minerales.
  • Por último, las especias pueden “mejorar” su comida reduciendo los componentes tóxicos creados durante el proceso de cocción. Un estudio publicado el año pasado descubrió que añadir especias ricas en antioxidantes a la carne antes de cocinar, reduce el nivel de malodialdehído (un marcador químico de la oxidación) en la carne en un 71 por ciento y los niveles en la orina de los participantes en un 49 por ciento.
  • Una de las especias que merecen de más atención es la cúrcuma. Ya que mejora el sistema inmunológico y tiene propiedades antinflamatorias. Pero quizá su valor más importante reside en su potencial anti-cáncer.
  • Entre los beneficios más impresionantes de la canela se encuentra su impacto en el azúcar en la sangre y su capacidad de mejorar el control de la glucosa.

Las hierbas no sólo son fantásticas en las comidas para darles sabor sino que también son clave para la densidad nutricional de los alimentos que consume. Las hierbas pueden protegerlo de las enfermedades, limpiar las toxinas de su cuerpo y brindarle vitaminas y minerales.

Aquí algunos ejemplos de estas hierbas en una lista proporcionada por Planet Green:
Albahaca

La albahaca proporciona vitaminas A, C y K, junto con hierro, manganeso, magnesio y potasio. Cargada con flavonoides, la albahaca ayuda a prevenir el daño celular de la radiación y el oxígeno.

Jengibre

Trate las náuseas y el malestar estomacal con el jengibre, previene y trata el resfriado común con sus componentes antivirales.

Fenogreco

Esta hierba mediterránea es buena para los cólicos menstruales, los síntomas de la menopausia, el colesterol y la diabetes.

Perejil

El perejil es conocido por su alto contenido antioxidante y porque está lleno de vitaminas, minerales y fibra alimentaria  que ayuda a equilibrar el colesterol y evitar el estreñimiento.

Cúrcuma

Los resultados de la prueba de Cork Cáncer Research Centre muestran que la cúrcuma puede eliminar las células cancerosas de garganta en 24 horas.

Comentarios del Dr. Mercola

Lo crea o no, estas hierbas y especias tan comunes en realidad son unos de los alimentos más saludables del planeta- encabezando la listas de alto valor nutricional de ORAC- por lo pueden aumentar fácilmente el valor nutricional de su comida simplemente condimentándolas. ORAC es un método de medición estándar que mide la capacidad antioxidante de los diferentes alimentos y suplementos. Mientras más alta sea la puntuación ORAC, más efectivo es el alimento en neutralizar los radicales libres.

Así que cada vez que le de sabor a sus comidas con las hierbas y especias, usted estará  literalmente “mejorando” sus alimentos sin añadirles una sola caloría.

Lea el artículo completo AQUI

Artículo extraído de www.mercola.com

 

Read more