Si no expresas te enfermas

En este mundo hay muchos tipos de personas: extrovertidas, introvertidas, sensibles, habladoras…cada una tiene un tipo de personalidad y manera de ser, que nos convierte en únicos, pero todos tenemos algo en común, la necesidad de expresarnos.

Somos humanos y somos seres sociales, seres que necesitan a los demás para comunicarse y expresar sus sentimientos. Para muchas personas expresar la verdad y los sentimientos no es fácil, abrirse y volverse frágil puede ser complicado pero… es necesario.

Cuando no expresamos lo que sentimos y lo guardamos para nosotros el dolor nos va pudriendo el alma y se manifiesta en nuestro cuerpo terrenal. Nuestro cuerpo se expresa cuando no sabemos comunicarnos.

Habitualmente, esta incapacidad tiene su origen en un sistema de comunicación familiar inexistente o deficitario. Muchas de las enfermedades nos dan una pista sobre las necesidades no cubiertas en la infancia como el cariño o la empatía.

Somatizar significa transformar un dolor emocional en otro físico, quizás por la incapacidad de expresarse. Una incapacidad que se debe entender y tratar como el origen de un problema que cumple una función: comunicar con el cuerpo lo que nuestra mente quiere expresar y nuestra voz no es capaz de reproducir.

En la depresión por ejemplo, es normal un cambio en el patrón de sueño habitual, tener menos hambre y menos ganas de hacer cosas se está somatizando la tristeza.

 

Deja de ser fuerte siempre, sé tu mismo 

 

Cuando no nos comunicamos, implícitamente asumimos que no seremos escuchados, que no contamos con las estrategias sociales para hacernos entender o que directamente seremos rechazados.

De repente, un día nos sentimos paralizados. Nos preguntamos de dónde surge tanto dolor y porque mi cuerpo no da motivos claros que lo expliquen. Los motivos están en la mente, pero están anestesiados.

El inconsciente no diferencia entre una imagen exterior o interior. Esto nos lleva de manera inevitable a protegernos continuamente. Como nos da miedo a sufrir, cuando nos sentimos amenazados ponemos en marcha mecanismos de protección.

 

Señales de nuestro cuerpo ante las emociones: 

 

Caída del pelo

• Representa el nexo entre lo físico y lo espiritual

• Una persona pierde su cabello cuando vive una pérdida o tiene miedo de perder algo o a alguien.

• Se identifica demasiado con aquello que corre el riesgo de perder o con lo que perdió, y experimenta un sentimiento de impotencia.

• Es una persona que se preocupa demasiado por el aspecto material de su vida y tiene miedo de la opinión de los demás.

 

Caries 

 

• Es la manifestación de un dolor interior extremo.

• No consigo expresar este mal que me corroe y la inflamación hace su aparición.

• La caries se refiere al aspecto “mental”. ¿Es odio o rencor frente a alguien?

 

Apnea del sueño 

 

• Si ronco, debo preguntarme: ¿Me agarro yo a mis viejas ideas, actitudes, bienes materiales? ¿Me obstino a mantenerme en una situación o en alguna situación que no me es beneficiosa?

• Busco acercarme a alguien

• Debo aprender a soltar y dejar sitio a lo nuevo.

 

Dolor de rodillas 

 

• Debo interrogarme para saber si soy testarudo, rígido, orgulloso.

• ¿Vivo quizás un conflicto con la autoridad (mi jefe, mis padres, etc.)? ¿Tengo miedo de tomar cierta acción para ir hacia delante? ¿Tengo yo la sensación de que debo “doblar” en cierta situación o deba “doblarme” delante de alguien o algo?

• Si tengo fluidos al nivel de las rodillas (me inhibo emocionalmente contra el flujo natural de los acontecimientos (resistencia al movimiento)

 

Ansiedad

 

• Tiene como efecto en la persona que la sufre el bloqueo de la capacidad de vivir el momento presente.

• Se preocupa sin cesar. Habla mucho de su pasado, de lo que aprendió, vivió, o de lo que le sucedió a otro.

• Esta persona tiene una imaginación fértil y pasa mucho tiempo imaginando cosas que ni siquiera es probable que ocurran.

• Se mantiene al acecho de señales que prueben que tiene razón para preocuparse.

 

Tu puedes transformar tu futuro

 

Enfermarse, sentirse desgraciado o encontrarse en una situación desagradable no es una cuestión de mala suerte ni una casualidad o un castigo divino; no es más que el resultado de sintonizarnos con determinada frecuencia. Solo hay que cambiar de frecuencia negativa a una positiva para que el malestar, el dolor o la enfermedad desaparezcan, para transformar una situación difícil o para mejorar nuestra relación con los demás.

En cada momento creamos nuestra realidad mediante los pensamientos que sintonizamos, las palabras que pronunciamos y las elecciones que hacemos. Cuanto más ampliamos el campo de nuestra conciencia, más podemos intervenir para transformar favorablemente nuestro mundo y mejor podemos gobernar nuestra vida.

Cuando se quiere huir de una situación que conlleva a una importante lección para nuestra evolución, la enfermedad puede obligarnos a afrontarla. Podemos tratar de huir de nosotros mismos anestesiándonos o angustiándonos. Pero huir no es la solución porque aquello que nos da miedo y de lo que queremos escapar nos persigue constantemente.

Hay que dejar sentir las emociones y expresar lo que sientes. Hay que intentar encontrar la emoción o sentimiento en la cual nos hemos quedado atascados: duda, abandono… Reconocer que somos los creadores de lo que vivimos. Esto supone aceptar que nuestros pensamientos han dado lugar a las situaciones que hemos encontrado en nuestra vida ¡Ábrete a ser quien eres, verás el cambio!

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 Extraido de www.institutodraco.com

Read more

Tipos de duelo amoroso: por el amor que dejó de ser y por el imposible

El duelo es una respuesta física y psicológica ante la pérdida; consiste en un proceso universal de despedida que todos atravesamos alguna vez en la vida, independientemente de nuestras creencias y cultura.

Comúnmente hablamos de “duelo amoroso” cuando ponemos punto final a una relación de pareja, pero, ¿sabías que existen también otros tipos de duelo sentimental? Está, por ejemplo, ese duelo que vivimos cuando llega la hora de aceptar que nuestra historia de amor soñada es imposible, o que nuestro afecto no será correspondido jamás.

Visto así, el duelo amoroso no ocurre solo cuando decidimos acabar con un vínculo de pareja “real”, sino también cuando ponemos fin a una “relación imaginaria”. 

Tipos de duelo amoroso que no sabías que existían

Por la ruptura que viste venir

Un duelo anticipado es aquel que somos capaces de prever, sabemos que se acerca y una parte de nosotros se alista silenciosamente para la gran despedida. Muchas veces preferimos no pensar en ello, fingimos que todo está en orden y que quizás la ruptura no sucederá realmente.

A menudo experimentamos este tipo de duelo cuando tenemos una pareja con una enfermedad terminal, o cuando alguno de los miembros de la relación planea mudarse de ciudad o país. Son habituales los sentimientos de tristeza, irritabilidad, ira, traición e impotencia.

Por el rompimiento que, en el fondo, hace mucho querías

A veces, puede que tengamos que pesar y decidir entre dos deseos completamente opuestos: poner términos a una relación o continuar con ella. Es entonces cuando hablamos de ‘duelo ambiguo’ o ‘duelo confuso’. La ambigüedad en cualquier situación significa que es difícil precisar exactamente lo que nos molesta y lo que no. Cuando se trata de un duelo, significa que la pérdida es difícil de definir o evaluar, quizás porque no estamos seguros de haber perdido en realidad. Puede suceder que, muy en el fondo, sintamos alivio porque la relación venía causándonos zozobra o angustia.

Por ese ‘Adiós’ que nunca tuvo una ‘Bienvenida’

No hace falta tener una “relación formal” ni mucho menos estable para vivir un duelo amoroso. El duelo abreviado describe una fase de tristeza y dolor real, aunque de corta duración, y ocurre cuando no hay un fuerte apego a la pérdida. Un buen ejemplo son los amores de verano, los romances vacacionales o los amoríos entre personas que laboran temporalmente en una misma oficina.

Por aquel amor tan profundo que te niegas a creer que todo acabó

Es quizás el tipo de duelo más difícil de superar, ya que implica una respuesta automática de supresión del dolor. Las personas que atraviesan este duelo amoroso a menudo ocultan sus sentimientos tras excusas como: “No tengo tiempo para estar triste”, “La vida es como es, no vale la pena deprimirse”, “Soy fuerte, puedo con esto”…

Esta forma de afrontar el sufrimiento es un grave problema porque, si las pérdidas no se procesan, tomarán la forma de dolores de cabeza, dolores de estómago y enfermedades inexplicables, todo consecuencia de la somatización. Progresivamente, este duelo sin resolver nos impedirá avanzar en la vida y nos cerrará las puertas a nuevas relaciones, pues el historial de pérdidas no ha sido procesado.

Es conveniente tomarnos muy en serio los posibles efectos de un duelo reprimido, que pueden acarrear dificultades a futuro en todas las áreas de nuestra vida.

Por ese ‘alguien’ a quien no amabas, pero te hizo recordar a quien sí amaste

¿Alguna vez te has descubierto llorando a cántaros por alguien a quien no querías tanto? El duelo exagero ocurre cuando hay un efecto acumulativo de pérdidas o desengaños amorosos. Quizás, hace 10 años el gran amor de tu vida se marchó sin dar explicaciones, o se casó con otra persona; tú creíste haberlo superado, pero resulta que no.  Un día, la ruptura con alguien a quien conociste hace poco te duele tanto como la de hace 10 años, y descubres que aún te sientes abrumado por la tristeza, el dolor y la decepción. Es otra persona la que ahora despides, pero de alguna manera, todo está conectado.

Por esos amores platónicos que solo existen en nuestra imaginación

El duelo exagero aplica también para los amores platónicos o imaginarios. Incluso puede que suframos más por un amor platónico que por un noviazgo real; la razón es meramente psicológica: idealizamos a nuestros amores platónicos, nos convencemos de que no existe nadie mejor en el mundo, y que solo con esa persona podríamos ser felices.

El ciclo sano del duelo

Hay cinco etapas del duelo que fueron propuestas por primera vez por Elisabeth Kübler-Ross en su libro On Death and Dying (1969):

  1. Negación y aislamiento. La negación es un mecanismo de defensa común que amortigua el impacto inmediato de la pérdida y adormece nuestras emociones. Es una estrategia para escondernos de los hechos y refugiarnos en la esperanza.
  2. Ira. A medida que la negación se vuelve insostenible, la realidad y el dolor resurgen, así que nos protegemos con la ira. Culpamos a nuestra ex pareja, a su familia, a nuestros amigos… Cualquier objetivo es bueno con tal de poder dirigir nuestra impotencia y frustración a alguien.
  3. Negociación. La tercera fase nos motiva a hallar mecanismos de conciliación. Para ello, retomamos el contacto con nuestra ex pareja, con la esperanza de poder solucionar las cosas. Es un intento de negociación con el fin de evadir el dolor. Es normal que sintamos también culpa y remordimiento en esta etapa: comenzamos a creer que todo fue nuestra responsabilidad y que debimos haber actuado diferente.
  4. Depresión. Puede ser de dos tipos: privada y sutil (cuando nos retiramos por un tiempo para asimilar la despedida), o agitada y mediada por el arrepentimiento, donde nos inquieta la idea de no haber pasado suficiente tiempo con el ser amado, no haber sido lo suficientemente entregados o no haber valorado su presencia.
  5. Aceptación. Finalmente, llega la aceptación, la cúspide del duelo donde somos capaces de mirar atrás y ver lo ocurrido como un obsequio de la vida, un aprendizaje que nos ha convertido en mejores personas.

Todo duelo amoroso es único e irrepetible. Solo quien lo vive puede de dar testimonio de él. Se entiende que el ritmo de aceptación de un evento doloroso varía de una persona a otra; las etapas descritas anteriormente solo sugieren una etiqueta para la infinidad de emociones que se perciben durante el duelo, pero no un orden obligatorio.

Incluso curarnos el alma es una declaración de libertad.

Read more

10 maneras de eliminar los pensamientos negativos y evitar la depresión

Los pensamientos negativos pueden afectar a tu cuerpo y drenar tu energía, haciéndote sentir deprimido y ansioso. Son pensamientos muy dañinos para tu ser, incluso sin darte cuenta pueden afectar a la autoestima y llevarte a un comportamiento de auto sabotaje.

Al igual que con todos los malos hábitos, como el tabaco o la comida basura, se puede romper ese patrón de pensamiento negativo y convertir tus pensamientos en alegría, agradecimiento y positividad.

Desde Instituto Draco te traemos 10 maneras para eliminar tus pensamientos negativos y vivir más feliz.

 

1. Aprecia lo bueno que tiene la vida

 

Aunque cuando estamos algo tristes no lo sabemos ver, la vida es maravillosa. Solo con salir al balcón y ver los árboles, el sol y los animales, ya tenemos que agradecer la oportunidad que tenemos para verlo y sentirlo.

Tienes que intentar buscar cosas buenas y ellas vendrán a ti. A veces, estamos tan acostumbrados a centrarnos en lo negativo que no intentamos encontrar las cosas positivas que nos rodean. Como tal, es una buena idea desarrollar un buen hábito de buscar cosas buenas.

– Aprecia el sabor de la comida o bebida que tanto te gusta

– Date cuenta de las oportunidades de aprender, crecer o mejorar.

– Sal activamente y busca cosas que disfrutes

 

2. Dedica 10 minutos a pensar en cosas negativas

 

Cuando empiezas a luchar contra los pensamientos negativos, es posible que te cueste contenerlos. En cambio, puedes empujarlos a todos a una esquina de su cerebro, donde eventualmente se desbordarán y te causarán problemas más tarde.

En lugar de dejar que esto suceda, lo que puedes hacer es reservar algo de tiempo para experimentar pensamientos negativos. Este hábito debería ser una práctica diaria, resérvate 10 minutos para sacar todos los pensamientos negativos y luego no permitas que entre ninguno más.

Durante este tiempo, sé libre de pensar en todas las cosas negativas que quieras. Después, cuando descubras que se está formando un pensamiento negativo, déjalo a un lado y espera a los próximos 10 minutos para prestarle atención. Este ejercicio te enseñará de manera lenta pero segura a manejar y eliminar gradualmente los pensamientos negativos.

 

3. Busca nuevas aficiones

 

A veces, imaginar la necesidad de superar los pensamientos negativos puede ser intimidante. En lugar de tratar de erradicarlos, intenta cambiar la forma en que piensas al respecto. No te estás deshaciendo de algo, estás formando nuevos hábitos. Te animamos a experimentar nuevas aficiones e ir probando hasta que encuentres alguna que te llene y te haga feliz.

– Prueba una nueva clase

– Crea una lista de cosas que siempre has querido hacer

– Ve con un amigo o hacer alguna actividad juntos

– Crea nuevas recetas o manualidades

 

4. Toma responsabilidad

 

Es fácil señalar con el dedo o hacerse la víctima cuando la vida te hace sentir deprimido.

Sí, algunas situaciones están fuera de tu control. Pero al final del día, es tu vida. Eres responsable de tus decisiones, eres responsable de tus acciones y reacciones, y es hora de tomar el control.

 

5. Cambia la negatividad por positividad

 

Coge tus pensamientos negativos y cámbialos por otros positivos. Parece simple, pero puede tomar un tiempo acostumbrarse, tienes que tener paciencia contigo mismo y pensar que no se cambia de la noche al día. Hay algunos pasos que puedes seguir para seleccionar los pensamientos negativos y cambiarlos.

– Date cuenta de cuándo comienzan a ocurrir patrones de pensamiento negativos.

– Decide que no te gusta este patrón y quieres cambiarlo.

– Averigua cómo quieres que cambie este patrón de pensamiento y qué deseas que sea diferente.

– Encuentra un reemplazo de pensamiento que coincida con lo que quieres que sea diferente.

 

6. Practica la gratitud

 

La gratitud es una forma fantástica de ser más positivo. Tiene numerosos beneficios para la salud mental y física, así como para las relaciones. Puedes empezar un diario donde cada día escribas 3 cosas por las que te sientes agradecido.  Estas reflexiones contigo mismo pueden ayudar a poner las cosas en perspectiva y darte cuenta que tu vida merece mucho la pena y que tienes que valorarla.

 

Ideas de cosas por las que puedes agradecer al universo:

– La salud

– Un techo donde cobijarte

– Tener comida

– Tus amigos y familiares

– Tus mascotas

– Tus aficiones favoritas

 

7. Aléjate de la negatividad

 

Rodearse de personas negativas nos afecta y nos llena de dolor. Elimina a esas personas tóxicas de tu vida y busca amigos que sean positivos, solidarios y amables. Te harán ver la vida de otra manera y te contagiarán su positividad.

 

8. Intenta aprender de las situaciones

 

La próxima vez que te encuentres en una mala situación, hazte preguntas para encontrar el lado positivo.

– ¿Qué puedo hacer de manera diferente para evitar esta situación?

– ¿Qué le diría a un amigo en esta situación?

– ¿Cuál es un lado positivo de este evento?

– ¿Qué puedo aprender?

 

9. Practica las afirmaciones positivas

 

Las afirmaciones positivas pueden ayudarte a superar los pensamientos negativos en situaciones no deseadas.

Aquí hay algunos ejemplos de afirmaciones positivas que puedes probar:

– Soy inteligente y capaz

– Soy fuerte

– Los pensamientos negativos no tienen poder sobre mí.

– Pienso positivamente en todas las situaciones.

– Tengo la fuerza para superar circunstancias adversas

– Reacciono bien ante los errores

– Expulso negatividad y atraigo positividad

 

10. Se amable contigo mismo y con los demás 

 

Los humanos tendemos a ser más duros con nosotros mismos que con los demás. Tienes que ser menos indulgente con tus errores y parar de criticarte ¡Conviértete en tu mejor amigo!

Recuerda que eres humano y que vas a cometer errores, es parte del aprendizaje. Tómalo con calma, te mereces ser tratado con compasión, especialmente de ti mismo.

Tenemos que ser amables con nosotros mismos y también con los demás. Hacer felices a los demás es una excelente manera de hacerte más feliz. Te permite apartar el enfoque de ti mismo y de tus pensamientos negativos, y la positividad será contagiosa.

 

Ser negativo es cansado y nos hace perdernos infinidad de momentos bonitos. Al comprender los patrones que hay detrás de los pensamientos negativos y trabajar para cambiarlos tendrás una vida más feliz.

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

Read more

10 Signos de que sufres Trastorno Límite de la Personalidad

¿Sufres trastorno de personalidad o quizás te preocupa saber si padeces alguna enfermedad mental?

Hablar de las enfermedades mentales suele ser un tema tabú en nuestra sociedad y por ello muchas personas que lo sufren no buscan ayuda profesional para solucionar su situación.

En este post te explicamos los 10 síntomas más comunes que puede sufrir una persona con trastorno límite de la personalidad o borderline.

 

10 Signos del Trastorno Límite de la Personalidad :

 

1-Impulsividad:

Si a la más mínima reaccionas con impulsos de manera exagerada, sin poder controlarte, este tipo de reacción sobre todo afecta a tus relaciones interpersonales, y deberías poner remedio de inmediato.

 

2-Depresión:

Si estás sufriendo de una tristeza que no parece acabar y no encuentras explicación puede que estés pasando por una depresión. No hablamos de una tristeza pasajera por algún motivo, hablamos de una tristeza que permanece en el tiempo y que no ves como superar.

 

3-Relaciones inestables:

Debido a los diferentes niveles emocionales que atraviesa una persona con trastorno de la personalidad, le es casi imposible establecer relaciones duraderas con otras personas.

 

4-Ataques de ira:

Si sufres de ataques de ira que no puedes controlar, es posible que puedas sufrir de trastorno de la personalidad. Aunque todos hemos sentido ira en algún momento, si se convierte en algo habitual, habrá que pedir ayuda para que esa ira no te haga daño ni a ti ni a las personas que te rodean.

 

5-Episodios Emocionales:

Las personas con T.L.P cuentan su vida en fragmentos o partes debido a su inestabilidad emocional. Estos fragmentos o episodios son indicadores de que hay una enfermedad mental detrás.

 

6-Pensamientos de daño a sí mismo y a otros:

A menudo les pueden venir pensamientos de suicidio, auto lesión o daños a terceras personas. Es una de las partes más difíciles de tratar en este tipo de trastorno.

 

7-Opinión cambiante sobre sí mismo o conflicto de identidad:

Si te preguntas a menudo quién eres en realidad, si sientes que no estás viviendo tu vida, si te miras al espejo y no te reconoces entonces es posible que estés teniendo ideas cambiantes sobre ti que hará que no te sientas cómodo en tu propio cuerpo y con las decisiones que puedas tomar.

 

8-Insatisfacción:

Sentirte insatisfecho no hará más que sientas que tu vida no tenga sentido. Puedes sentirte angustiado por este hecho en concreto y que te genere más estrés.

 

9-Imposibilidad de controlar tus emociones:

Si tu estado de ánimo cambia sin razones aparentes, sin interacciones externas, puede ser un signo de enfermedad mental que debe ser tratado de inmediato.

 

10-Traumas pasados sin resolver:

Las personas que padecen alguna enfermedad mental y que sienten que les ha venido de repente, puede ser debido a un trauma no resuelto del pasado, tanto reciente como de muchos años atrás. Un trauma puede cambiar totalmente el funcionamiento de nuestro cerebro pudiendo dar paso a enfermedades mentales.

 

Estos síntomas o signos no son exclusivos del trastorno límite de la personalidad ni significan que necesariamente lo estés pasando. Esto lo debe valorar y diagnosticar un profesional médico.

No debemos frivolizar con éste ni otros tipos de enfermedades mentales. Así que si tienes dudas sobre tí o algún familiar cercano, lo más adecuado es pedir ayuda a un profesional que hará un diagnóstico y tratamiento claro sobre tu enfermedad.

 

Fuente: powerofpositivity

Redacción Instituto Draco

Extraido de www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

Read more

10 Pasos para superar la depresión

Si sientes que la tristeza se ha instalado en tu mente y no encuentras la forma de salir de tu situación te proponemos  estos tips para ayudarte a superarla.

Recuerda que siempre es importante recibir atención médica profesional en cualquier caso.

Pasos para empezar a superar la depresión:

1-Aliméntate correctamente:

La base de la salud es una buena alimentación. Así que si estás atravesando un cuadro depresivo deberás prestar  más atención a ella. Hay ciertos alimentos que pueden ayudarte a combatir la depresión como: las verduras de hoja verde (espinacas, kale, brócoli) que están llenas de vitaminas necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso, el salmón, el chocolate, las nueces, yogur, las bananas, lentejas, etc..

 Ver Nutrición Ortomolecular 

2-Realiza ejercicios regularmente:

El ejercicio regular te ayudará a disminuir la ansiedad y te ayuda a mejorar tu estado de ánimo. Está científicamente demostrado que la práctica de ejercicio regular disminuye los síntomas de depresión y ansiedad.

3-Duerme 7 u 8 horas cada día:

Un buen descanso te ayudará a recobrar la fuerza y energía que necesitas para afrontar el día.

4-Rodéate de personas positivas:

Las personas con pensamiento positivo te ayudarán a ver la vida desde otra perspectiva. No hay nada mejor que quedar con amig@s y echar unas risas recordando vuestras anécdotas.

5-No te aisles:

Sabemos que no habrá momentos que no desees ver a nadie, pero deberás hacer justamente lo contrario. La soledad no es buena compañera cuando estás en esta situación. Intenta salir aunque sea dar una vuelta por tu barrio o ir a un centro comercial lleno de gente.

6-Practica tu hobbie favorito o alguna actividad:

Realizar alguna actividad creativa te ayudará a ahuyentar los pensamientos negativos que te mantienen en un estado de ánimo depresivo. Ir al cine o leer tu libro favorito también te ayudará a despejar tu mente.

7-Enfoca tu atención en otras personas o cosas:

Cuando pones tu atención en otras personas o incluso en algún objetivo que te hayas planteado, estarás quitando tu atención a tu estado negativo. Tu cerebro estará ocupado en otras cosas más constructivas.

8-Crea una lista de objetivos:

Puedes crearte una pequeña lista de objetivos o metas para ir realizando una al día. Deberás ponerte objetivos alcanzables para tu estado. Intentar que la depresión o la tristeza desaparezcan de un día para otro no te ayudará, sin embargo intentar pasar la tarde

9-Vive el presente:

Agradece cada momento que vives, incluso si crees que no es del todo como te gustaría. Recuerda que toda experiencia es una lección  de vida. Agradece las personas que forman parte de tu vida.

10-Practica el Mindfulness:

La meditación o mindfulness te ayudará a reducir los niveles de estrés y ansiedad, relajando tu mente y cuerpo para llevarte a ese estado deseado de paz y bienestar.

Ten en paciencia y se constante en la práctica de estos tips y verás resultados. Igualmente si tu depresión se extiende en el tiempo no dudes en visitar a un especialista y pedir ayuda profesional.

Redacción Instituto Draco

Extraido de www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Read more

Tips para Vivir con Depresión, Ansiedad e Insomnio

Te ha sonado el despertador y no eres capaz de moverte ni siquiera apagarlo. Parece que hace unos minutos que te has dormido….!!!

Pasas la mañana arrastrándote de actividad en actividad y las tareas simples del día a día como hacer la compra, llevar los niños al colegio, o hacer la colada se te hacen cuesta arriba y llegas a un punto en que te sobrepasan.

Si sufres de depresión, insomnio o ansiedad es posible que te sientas identificado con lo anterior. las tareas simples del día a día como hacer la compra, se te hacen cuesta arriba.

Vivir con cualquiera de estas tres enfermedades no es fácil. Te sientes incomprendido y cada vez te cuesta más explicar qué te pasa. La impotencia de no poder estar en calma, dormir del tirón y descansar para poder estar al máximo al día siguiente es una tarea imposible. Justamente esto agrava más tu situación  y sientes que te hundes cada vez más pues el agotamiento te está ganando la batalla.

El estilo de vida actual lleno de competitividad, prisas y mala gestión de las emociones hacen que se disparen este tipo de situaciones. Millones de personas en el mundo sufren de depresión y ansiedad y muchos de ellos en silencio.

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, y debes saber que se puede salir. Así que, tanto si ya has probado medicamentos o simplemente deseas otras alternativas para solucionar tu situación te presentamos 15 tácticas para salir o mejorar tus síntomas de ansiedad, insomnio y depresión.

 

1-Terapia Craneosacral

La terapia craneosacral se centra en los huesos de la cabeza, la columna vertebral y el sacro. Trabaja para liberar la compresión es esas áreas para ayudar a reducir el estrés y el dolor. Alivia la tensión acumulada en el cuerpo ayudando así a liberar el estrés y la ansiedad.

2-Terapia del Chakra

Esta terapia trabaja con la energía. Tenemos 7 chakras o puntos que son capaces de recibir y trasmitir energía. Cuando algún chakra está fuera de equilibrio puede afectar a la salud emocional, física o mental. Esta terapia se enfoca en mantener los 7 chakras en equilibrio y trabajando correctamente.

3-PNL

Programación Neuro Lingüística: Es un método para trabajar en tus habilidades y capacidades a la vez de influir en el comportamiento del individuo haciendo cambios en su sistema de pensamiento o creencias. A través del lenguaje y otras formas de comunicación no verbal permite que una persona desaprenda viejos patrones limitantes y aprenda nuevas maneras de gestionar sus estados emocionales ante una situación determinada. La PNL trabaja conjuntamente con la Hipnosis para lograr cambios profundos y duraderos.

4-Hipnosis

Con la ayuda de esta terapia se puede llegar a la raíz de todos los problemas. Se trabaja con el inconsciente y se busca la causa subyacente de la depresión o ansiedad haciendo que la persona encuentre sus propios recursos realizando cambios profundos en su sistema de pensamientos.

5-Ejercicio físico

Hay muchos estudios que avalan que el ejercicio físico ayuda a paliar los efectos de muchas enfermedades psicológicas y mentales. Cuando realizas ejercicios liberas una sustancia química llamada endorfina que es también llamada la hormona de la felicidad. Esta hormona reduce o bloquea otras sustancias dañinas para nuestro sistema inmune. El ejercicio en general te ayuda a liberar el estrés acumulado.

6-Alimentación

La alimentación es muy importante para tu salud mental también. Deberás aportar más vitaminas, alimentos ricos en omega 3 y también ácido fólico. Los podrás encontrar en cítricos como la naranja, el kiwi, limón, pescados como el salmón, la caballa, el atún, sardinas, frutos secos, cereales integrales, legumbres, verduras…

7-Elimina o Disminuye tu ingesta de café

Si te gusta mucho el café deberás optar por la versión descafeinada o simplemente pasarte al té o mejor aún a infusiones de hierbas.

La cafeína altera el sistema nervioso aumentando el estado de alerta por lo que si sufres de ansiedad o insomnio deberás evitarlo para mejorar tus síntomas.

8-Practica técnicas de respiración o Meditación

Los ejercicios de respiración profunda reducen la ansiedad y los niveles de estrés. Al practicarlo estás aportando un nivel de oxígeno mayor a tu cerebro  apoyando al sistema parasimpático y logrando un estado de calma. Cuando meditas te alejas del ruido mental que muchas veces es el responsable de tus agobios y preocupaciones. Aquietando la mente empezarás a ver las cosas de otra manera.

9-Acuéstate temprano

Debes buscar una rutina para ir a la cama, que sea a la misma hora cada día. No caigas en la tentación de trabajar hasta tarde o ver la televisión en horas tardías.

10-Usa aceite esencial de lavanda

La lavanda tiene propiedades calmantes y puede ayudarte a conciliar el sueño. Puedes rociar unas gotas de aceite esencial de lavanda sobre tu almohada antes de acostarte para relajar tu mente y conseguir un buen descanso.

11-Ponte música relajante

Puedes ponerte un poco de música relajarte antes de irte a dormir. Puedes encontrar muchas melodías en internet que pueden ser de tu agrado. Descárgate algunas y escúchalas hasta que te duermas.

12-Desconecta todos tus dispositivos

Al menos dos horas antes alejarte de todos tus dispositivos (móvil, ipad, televisión) Está comprobado que el uso de los dispositivos altera los estados de sueño y de descanso. Apaga tu teléfono móvil y déjalo fuera de tu habitación. El descanso es sagrado.

13-Comprueba la temperatura de tu habitación

Deberás refrescar tu habitación antes de dormir. No debe estar ni muy cálida ni muy fría pues ambas dificultan la conciliación del sueño y el descanso. La temperatura ideal deberá ser 21º

14-Toma el sol

Sal a la calle, airéate. Tomar el sol te ayudará a producir vitamina D necesaria para mantener tus niveles de calcio y fósforo. Puedes dar pequeños paseos que también te ayudarán a despejar la mente.

15-Identifica la causa de tu ansiedad

Intenta identificar que hay detrás de tu ansiedad o depresión. Si encuentras la fuente del problema podrás empezar a tomar acciones para cambiar tu estado.

 

Recuerda que estos métodos no sustituyen la ayuda de un profesional cualificado. Si llevas mucho tiempo sufriendo de estos síntomas y ves que no puedes salir por ti mism@ deberás recurrir a un médico o terapeuta para que te ayude. Muchas personas lo hacen, es importante dar el paso y reconocer primeramente que no estás bien y segundo comprometerte a sanar.

 

Redacción Instituto Draco

Extraido de www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

Read more

20 Señales de que te Auto Saboteas

Muchas veces nos auto saboteamos inconscientemente y no nos permitimos lograr aquello que queremos. Nos ponemos excusas o pequeñas «trampas» aún sabiendo que las acciones que estamos tomando no nos llevarán al lugar deseado.

Este tipo de comportamiento autodestructivo se asocia a trastornos de la personalidad y con otros trastornos mentales como la depresión y suelen formarse como un mecanismo para hacer frente al estrés  o a otras emociones negativas

Señales de autosabotaje:

1- Atrasas sin motivo cualquier acción necesaria por tu parte para solucionar un problema, ya sea de pareja, de índole doméstico, laboral o social.

2-Niegas tu capacidad de avanzar en alguna tarea y sueles repetirte mentalmente la frase limitante “no puedo” o “no soy capaz”

3-Crees que para realizar algo que requiera un esfuerzo necesitas de algo o alguien externo a ti, convirtiéndote en una persona dependiente.

4-Si algo te sale mal o no como esperabas te consuelas con la comida.

5-Te auto compadeces constantemente sin ver solución a tus problemas.

6-Tienes pensamientos negativos y autodestructivos constantemente.

7-Te auto exiges demasiado y cuando no cumples tus propias expectativas caes en un sinfín de justificaciones y finalmente en un estado depresivo a causa de tu falta de realismo.

8-Ante un problema pones “peros” a cualquier posibilidad de solución.

9-Intentas contentar a los demás y la mayor parte del tiempo te olvidas de tus propias necesidades.

10-Trabajas demasiado y no prestas atención a tu salud, incluso si tu cuerpo te envía señales de que necesitas un respiro.

Guía de Protocolos paso a paso para el Cambio

11-Tienes excesos como: beber demasiado alcohol, drogas, ejercitarte por mucho tiempo y sin control, compras compulsivas, adicción al sexo, etc..

12-Prefieres sentirte mal o desgraciado que ser feliz ante una situación de alegría y festividad

13-Te aíslas y te sumes en tus propios pensamientos destructivos o en la tristeza.

14-Repites las mismas acciones aún sabiendo que éstas no son efectivas y te niegas a cambiar porque en el fondo sabes que si lo haces las cosas serían diferentes y prefieres seguir en el mismo modo

15-Si sientes que has fallado en algo te auto castigas y nunca te premias por los logros que puedas tener, porque para ti, no lo son.

16-Sólo te sientes satisfecho si un problema se soluciona de la manera que tú crees que debe ser.

17-Te mantienes en la queja y no en la solución.

18-Prefieres dar una visión equivocada de ti mismo antes que mostrar tus propias emociones y sentimientos.

19-Desatiendes tu higiene personal y tu aspecto físico.

20-No te das permiso para tener dudas, fallar o aprender cosas nuevas.

 

Como ves estas conductas auto destructivas pueden acabar llevándote a un pozo sin fondo, destruyendo tus relaciones interpersonales, perdiendo un buen puesto de trabajo o a relaciones complicadas dentro de la familia. Muchas de ellas son producto del estrés y de pensamientos negativos repetitivos.

Si ves que cumples más de 5 de estos auto sabotajes te recomiendo que empieces hoy mismo a trabajar en ellos. Hay muchas técnicas y herramientas que te pueden ayudar a solucionar este tipo de comportamientos. Pide ayuda profesional si ves que no puedes salir de esa situación por ti mism@. ¡Pasa a la acción!

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

Comparte una buena taza de café con quien quieras de verdad

Son muchas las personas que están de acuerdo que servirse una buena taza de café es uno de los más grandes placeres de la vida, resulta tan satisfactorio como recibir un abrazo fraternal. La persona que de verdad te quiere te preparará el café más dulce y sabroso que hayas probado.  Una taza de café te permite encontrar alivio a todos los problemas presentes en el día a día, desde el primer sorbo hasta la última gota garantizan un grato momento. Es por ello que, en las siguientes líneas podrás conocer más sobre esta fabulosa bebida, la cual nos acompaña todos los días desde hace siglos.

Primero una taza de café, luego existir

Para muchos, la vida empieza después de una buena taza de café. Este fue el mismo pensamiento que compartieron los monjes de los monasterios de Yemen en el siglo XV, puesto que, en muchos de los diversos documentos históricos encontrados se databa el hecho de moler los granos de café para obtener una bebida extraordinaria que recibió como nombre gahhwat al-bun, cuyo significado en español es vino de habichuela; más tarde fue abreviado como gahhwat que significa café.

Nadie ha quedado indiferente ante los efectos que brindan una buena taza de café. Desde su descubrimiento, ha presentado una acción vitalizante, otorgando así un exceso de energía para poder ejecutar cualquier acción. A esto hay que sumarle el aroma tan embriagador que posee, el cual es capaz de dar placer a cualquiera. Sin embargo, el café tiene un aspecto negativo: se trata de la cafeína que puede ser adictiva. De hecho, debido a la adicción presente en esta bebida, para el siglo XVII era considerada una bebida tabú; por lo tanto, en los monasterios católicos era considerado una bebida diabólica.

En la actualidad, la taza de café bebida diabólica o no, es una parte fundamental en la dieta cotidiana. Es un hábito fundamental el beber café, puesto que alrededor de este hábito se construyen una serie de dinámicas psicológicas, las cuales pueden otorgar increíbles beneficios para la salud física y emocional.

El café es beneficioso para combatir la depresión

Si beber una taza de café no da la felicidad que se necesita, puede generar una serie de condiciones que se prestan para que podamos experimentarla. Esta idea no es algo exagerada, ya que son muchos los estudios que han llegado a la misma conclusión. Una investigación publicada en Archives Internal Medicine dio a conocer que; el consumo regular de café expresado al menos en tres tazas diarias reduce considerablemente los índices de depresión, por lo tanto, el café es beneficioso para la salud emocional.

Ahora bien, lo interesante sobre lo obtenido en el estudio son los resultados. Estos fueron bastante positivos en mujeres, en cambio, para los hombres el consumo regular de las tazas de café resulta en un aumento en la ansiedad. Sin embargo, para el género femenino el impacto de la bebida en la salud emocional es de lo más beneficioso.

La diferencia entre sexos se debe principalmente a los hábitos construidos alrededor de la taza de café. Las mujeres presentan un comportamiento que las hace más proactivas al reunirse en una cafetería. Para ellas, esta acción es sinónimo de un merecido descanso, en el cual se acompañan de amigos y  de una buena taza de café; resulta ser la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a un desahogo emocional.

La psicología del café

Las tazas de café sobre la mesa solo terminan siendo una excusa para poder mantener una comunicación más amena, la cual, pueda resultar beneficiosa para las personas; sanando tristezas y librándose de miedos y preocupaciones.

La vida presenta muchas presiones que pueden quedar contenidas en un muro invisible, afectando negativamente a los individuos. Una taza de café es un estimulante directo de la química cerebral, lo que da rienda suelta para el desplazamiento de varios neurotransmisores como lo son la serotonina y la dopamina. Sin embargo, es la persona la que impulsa el efecto del café otorgándole el valor que necesita, dándole así, esas propiedades sanadoras y terapéuticas.

Café + Amor = Felicidad

Quedar a tomarse una taza de café con la persona querida, puede ser el mejor momento del día. A través de esta acción se pueden reforzar los vínculos con esa persona. Por ello, esta clase de encuentros son de lo más significativos, pues otorgan bienestar y felicidad. Recuerda que, ser una persona feliz te ayuda a estar saludable.

Si lo piensas bien, nuestra sociedad está marcada por las prisas, las fuertes presiones y los objetivos que deseamos cumplir a lo largo del día; es por ello que es difícil mantener conciencia de lo que nos envuelve en el presente. Cualquier actividad forma parte de la rutina, por lo tanto, el tomar una buena taza de café nos ayuda a romper ese flujo de cotidianidad.

Tomar una taza de café con otra persona es un modo sensacional de abrir nuevos caminos, salirnos fuera de la continuidad vital, que termina siendo un espacio neutro y aséptico. El café nos permite abrazar el presente y poderlo disfrutar, deleitándonos con ese instante marcado por los efectos de sanación energizante, y sobre todo, dándole sentido a todo lo que vivimos en ese momento.

Para tomar café es mejor hacerlo en compañía

Existen una serie de motivos que te ayudarán a convencerte de los extraordinarios beneficios de tomar una taza de café en buena compañía. A continuación, te los contamos:

Tomar una taza de café estimula la producción de endorfinas. De esta manera, se favorece una conexión emocional con las personas; logramos sentirnos queridos y crear un círculo de bienestar en el cual habrá una constante retroalimentación para el equilibrio mental.

El poder compartir buenos momentos día a día junto a una taza de café, permitirá invertir en esa reserva cognitiva que garantiza una buena salud para el cerebro. Además, podrás reflexionar sobre ideas sencillas y complejas.

En momentos de dificultad, de angustia o de mucho estrés, lo mejor es quedar con alguien para beber una buena taza de café caliente y poder comunicar en voz alta todas esas preocupacionespara hallar el consuelo necesario.

¡Recuerda!

Los expertos han indicado que tomar tres tazas de café al día es bastante saludable. Por lo que, sería más que estupendo el compartir con amigos con los que se puedan tener largas charlas agradables; poder reír y hasta llorar juntos, no tiene precio. Después de todo, como seres humanos la socialización está en nuestra naturaleza. El café es sólo un mediador para consolidar las relaciones.

Read more

Las Emociones tóxicas que te detienen

A menudo nos sentimos abrumados por emociones tóxicas de las que no somos conscientes la mayoría de las veces. Nos atrapan y nos manejan como marionetas.

La manera de volver a tomar el control de nuestra vida es haciendo una buena gestión de esas emociones, identificándolas, tomar consciencia de ellas y transformarlas en emociones positivas y potenciadoras que nos beneficien a nosotros mismos y a las personas con las que nos relacionamos.

Las  emociones tóxicas que debes identificar en tu día a día son: 

1-La Culpa: 

Sentirse culpable de una manera permanente hará que te auto castigues o que te dejes manipular por otras personas.

Deberás poner límites y no sentirte responsable por los sentimientos o acciones  de otras personas. Sólo así podrás irte liberando de la culpa.

2-El Apego: 

Si sientes que no puedes hacer nada sin que la otra persona esté presente y si piensas que el otro es más importante que tú y antepones todo por esa persona, olvidando tus propias necesidades, entonces es cuando estarás perdiendo tu identidad. Aferrarse a una persona u objeto sólo te traerá infelicidad. Deberás buscar qué actividades te hacen feliz, dedicarte tiempo y vivir tu propia vida.

Entra aquí para Eliminar tu Apego o Dependencia

 

3-La Ansiedad: 

Sientes ansiedad cuando crees que tienes un peligro cerca de ti y te preocupas en exceso por el futuro, viéndolo de manera negativa. La ansiedad primero ocupa tu mente y luego invade tu cuerpo dando unos síntomas como taquicardia, sudación, etc… Una manera de poder librarte de la ansiedad es intentar mirar que ocurre en ese momento a tu alrededor para que te puedas centrar en el momento presente.

Practica con este ejercicio de Mindfulness: Espacio de Respiración de 3 minutos para eliminar tu ansiedad:

4-El Miedo: 

El miedo es una señal de nuestro cuerpo que nos avisa de un peligro para conservar nuestra supervivencia. Sentir miedo es normal pero vivir constantemente con miedo o el miedo irracional, no lo es. Éste miedo puede llegar a paralizarte y que dejes de vivir realmente, por estar anclado a algo que puede o no ocurrir pero que en realidad no ha sucedido. El miedo lo puedes vencer enfrentándote a él, trabajando tus fortalezas, y dándote cuenta que vivir con miedo no te lleva a ninguna parte.

5-La Depresión: 

Alguna vez nos hemos sentido tristes o de bajón, incluso lo verbalizamos diciendo que nos encontramos un poco “depres”. Pero la tristeza mantenida en el tiempo es lo que nos puede llevar a sufrir una depresión. Superar esta enfermedad es posible. Deberás permitirte expresar aquello que tanto daño o dolor te produjo en el pasado, quizás una pérdida, un duelo no realizado, etc..

6-La Ira: 

Sufrir ataques de ira frecuentes muestra tu incapacidad de autocontrol emocional. Deberás utilizarla para impulsarte en vez de atascarte en peleas y conflictos con las personas con las que te relacionas. Una buena gestión de la ira te ahorrará muchos disgustos.

7-El Rencor: 

El rencor es una de las emociones más tóxicas pues no te deja pasar página y te devuelve una y otra vez al pasado. No te deja avanzar. Te deja estancado en el sufrimiento y en el dolor de una experiencia pasada pudiendo ocasionar malestares y enfermedades.

Utiliza las técnicas del perdón para deshacerte del rencor.

8-Frustración: 

La frustración continua nos puede llevar a otras emociones tóxicas como la ira, la tristeza, e incluso la resignación. En casos extremos puede llevarnos a padecer adicciones.

9-Insatisfacción: 

Sentirse insatisfecho y quedarse estancado en esa emoción hace que no puedas cumplir tus sueños o sentirte realizado. El perfeccionismo es la expresión de la insatisfacción y nos lleva a exigirnos y castigarnos sin poder disfrutar de la vida.

Entra aquí para ver más sobre Estrategias Emocionales 

10-La Envidia: 

Esta emoción hace que la persona prefiera sufrir y pasarlo mal, antes de ser feliz y ver feliz a los demás. Hace que desee lo que tiene el otro y se sienta rabia por los que no ha alcanzado ella misma. Te sugiero que inviertas tu energía en lograr tus propios objetivos y sueños. Centrándote en ti y en tu evolución tendrás las claves para salir de esta emoción tóxica.

11-La Angustia: 

Esta emoción te puede producir malestar, depresión y te mantiene en la queja y el dolor. La angustia se refleja en el cuerpo en forma de dolores de cabeza, de estómago, etc.. limitándote  y condicionándote a cada paso que quieras dar.

12-El Victimismo: 

El victimismo te lleva a la autocompasión y te cierra las puertas para que tomes el control de tu vida y encuentres las fuerzas necessarias para resolver o enfrentarte a las dificultades. Hay personas que usan el victimismo para dar pena y lograr que el otro haga lo que ellos quieren.

13-Los Celos: 

Detrás de los celos está el miedo a perder lo que tenemos. Es una de las emociones más peligrosas y destructivas, relacionada en un alto porcentaje con la violencia de género. La persona celosa suele ser controladora e insegura. Si te concedes el permiso de tener, perderás el miedo a perder y así podrás controlar tus celos.

14-La Vergüenza: 

Es una de las emociones que más nos limitan en la vida. Dejamos de hacer cosas debido a ella. Te aleja de tus sueños y te hace sentir que  no vales. Deberás aprender a dar pequeños pasos para eliminar esta emoción, quitarle fuerza, y que saques todo el potencial que llevas dentro.

15-Rechazo: 

La persona que sufre rechazo emocional es porque siempre busca la aceptación de los demás en cada paso que desea dar. Busca validar sus acciones en las opiniones que los otros tengan sobre ella. Le convierte en una persona hipersensible y débil ante la opinión de los otros. Deberás quererte un poco más, valorarte y darte cuenta que eres un ser único y que cuando te des cuenta que disfrutar de la vida es más importante que las opiniones de los demás, habrás trascendido esta emoción.

 

Fuente: Emociones Tóxicas de Bernardo Stamateas

Redacción y Adaptación Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

Beneficios de la Coherencia Emocional en tu Salud y Bienestar

La palabra coherencia lo oímos mucho pero la practicamos poco.

En la sociedad en  que vivimos la practica habitual es ser “políticamente correcto”, lo que significa que decimos Si cuando queremos decir No, hacemos cosas que no deseamos, incluso hacemos halagos que no sentimos. Vivimos en una constante contradicción.  Muchas veces mentimos y nos justificamos ante los demás en que era una “mentira piadosa” y que no queríamos herir los sentimientos de alguien, dejando de ser coherentes.

Una persona coherente es aquella que actúa según sus ideas, principios y valores, es decir que hay una relación lógica entre lo que piensa, dice y hace.

Pero ¿qué es la coherencia emocional o la coherencia del corazón?

Es el estado cuando el corazón, la mente y las emociones están alineadas, es decir, van en la misma dirección.

Según el Institute HeartMath que lleva más de 20 años de investigación sobre la coherencia cardíaca, cuando hay una coherencia psíquica (mente) y fisiológica (corazón), hay un aumento de la armonía entre los sistemas cognitivo, emocional y fisiológicos, resultando en un funcionamiento armonioso de los tres en conjunto.

Entra aquí para aplicar la coherencia con la  BioEmoción

Además afirman que cuando el modo de coherencia fisiológica está impulsado por un estado emocional positivo, al cual llaman coherencia psicofisiológica, este estado se asocia con una emoción positiva sostenida  y un alto grado de estabilidad mental y emocional.

Las personas estudiadas y que mantenían esta coherencia sostenida en el tiempo demostraron numerosos beneficios, entre ellos se encuentran:

-Reducción del Estrés

-Reducción de la Tensión Arterial

-Reducción de la Depresión y la Ansiedad

-Mejora de la memoria a corto y a largo plazo

-Reducción de la Fatiga

-Equilibrio Hormonal

-Mejora del Sistema Inmunitario

-Regula el ritmo Cardíaco

-Aumento de la Concentración

-Toma de mejores decisiones

Por tanto, si actuamos de modo incoherente sobre todo cuando se trata de tomar decisiones importantes en nuestra vida puede traernos consecuencias serias sobre todo en el ámbito de la salud. Te invitamos a que hagas el ejercicio: 5 Pasos para la Coherencia Emocional para que encuentres tu bienestar y mejores tu calidad de vida. Sé feliz y recuerda que en ti están todos los recursos que necesitas.

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

Read more