Pasos para progresar en el camino espiritual

1. REPASA tu pasado para curar todas las heridas (de lo contrario las volverás a proyectar hoy).

Hay que prestar especial atención a las heridas de la infancia porque se vuelven patrones subconscientes y mecanismos de defensa durante el resto de tu vida. Es aconsejable contar con la ayuda de un terapeuta profesional que pueda guiarte y apoyarte con esto.

2. PERDONA a todos los que alguna vez te han herido o dañado, perdona al mundo por su injusticia, y perdónate a ti mismo.

Aferrarse a rencores es un gran obstáculo para el crecimiento interno. Es prácticamente imposible volar a más alto si llevan cargas pesadas. No es un favor que haces a los demás, es la única manera de deshacerte del pasado.

3. MEDITA.

Está bien comenzar con solo 10 minutos al día para aumentar tu mindfulness y tu bienestar, ya que tenemos vidas increíblemente ocupadas y locas, pero si quieres que tenga un impacto real en tu vida, hay que profundizar y adquirir un mayor compromiso.

Si deseas acercarte un paso más al despertar, será necesario ampliar el tiempo dedicado a ello e incluir regularmente retiros de meditación y silencio con el fin de tomarte el tiempo y el espacio fuera de las interferencias y distracciones que nos abruman durante la vida diaria. De esta manera, aumentarás las posibilidades de des-identificarse con tu ego y podrás tener una experiencia directa de las sutilezas que constituyen el mundo más allá de los sentidos físicos.

4. Emprende la práctica de leer libros INSPIRADOS Y SAGRADOS cada día.

Es indispensable aprender de los más avanzados que tuvieron la inmensa generosidad de mostrarnos el camino. Cada uno ha de caminar su propio camino, pero es una gran suerte poder disponer de señales que indiquen la dirección correcta del camino.

5. Toma cada desafío, cada obstáculo y cada crisis como una OPORTUNIDAD para desarrollar virtudes.

Es fácil permanecer alegre y agradecido cuando todo sale bien. Pero es realmente difícil mantener el equilibrio y la claridad cuando llegan sorpresas inesperadas, especialmente las más difíciles. Sin embargo, si te enseñas a ti mismo que cada situación incómoda contiene una oportunidad de crecimiento, la vida se vuelve mucho más interesante y no desperdicias ninguna energía resistiendo aquello que te aparezca en tu camino.

6. INTEGRA en tu vida diaria el hecho de que todo lo que piensas, dices y haces tiene consecuencias.

Por lo tanto, alimenta en tu mente solo lo positivo, ya que es lo que hace que hables con sinceridad y amabilidad, y que actúes consciente de tu propio comportamiento y con compasión hacia todos los seres vivos. Las semillas que plantas hoy las cosecharás en el futuro. Que seas consciente de ello o no, es irrelevante.

 

Autora del artículo: Mónica Esgueva

Read more

De la motivación a la Inspiración

¿Estás buscando motivación para alcanzar tus metas, o estás permitiendo que la inspiración te use?

Si bien Motivación e Inspiración, suelen usarse como sinónimos, hay una gran diferencia entre estos dos estados emocionales y de consciencia. Y podés saber cuál está a cargo de tus decisiones y tus proyectos, por la forma en que te sentís…

Muchos de nosotros aprendimos el paradigma de la motivación. La educación nos fue incentivando a lograr nuestros objetivos a fin de obtener una recompensa externa, o a fin evitar una consecuencia negativa, algo que tenemos miedo que suceda.

Este es el paradigma básico de la motivación, que lo podés ver en funcionamiento en la vida personal, cuando buscás trabajo por miedo a no tener dinero o a la pobreza, buscás pareja por miedo a la experiencia de la soledad, buscás triunfar para ocultar una sensación de inferioridad.

Y lo podés ver en la vida de la empresa, cuando sólo se motiva con incentivos externos a los trabajadores para evitar el fracaso en las ventas, para que produzcan más rápido o para mantenerlos dentro de la compañía.

Sin embargo, si te fijás en las personas más felices y exitosas, no es sólo la motivación externa, sino una inspiración interna que los impulsa…

Hay una idea, una visión interna, que los impulsa a tomar acción, a desarrollar sus capacidades, a ejercer sus dones, a aceptar los desafíos, y traer sus metas más importantes de lo invisible a lo visible. No necesitan ¨mantener la motivación¨, por esta visión que los inspira viene con la energía para hacer lo que debe hacerse.

Entonces, ¿cómo hacer el cambio de la motivación a la inspiración?

Vamos a conectar algunos puntos que nos ayudan a distinguirlas:

Algo que caracteriza a la motivación es la necesidad de ¨mantenerla¨. La motivación es una fuerza que tira de uno, una reacción al incentivo externo, y pide satisfacción inmediata. La clave es tener un motivo lo suficientemente significativo para hacer las cosas, y recordar frecuentemente ese motivo.

En cambio la inspiración funciona como un músculo. Es un proceso, y cuando estás conectado con la inspiración sentís que hay un propósito interno, más profundo, que te impulsa a actuar y por tanto te volvés más productivo.

“Motivación es cuando me engancho con una idea, inspiración es cuando la idea me engancha y me lleva hacia mi destino.” -Wayne Dyer

Generalmente la motivación proviene de una sensación de dolor, malestar, carencia o insuficiencia interna de la que se quiere escapar, eso la convierte en una fuerza de corta duración. Por eso podemos decir que la motivación es del ego.

En cambio, la inspiración viene de un sentimiento de suficiencia, te sentís inspirado a lograr más, a crecer, prosperar, e ir por más. Es un poder expansivo que te impulsa, conduce y produce cambios sostenibles. Por eso podemos decir que la inspiración proviene del Alma, de nuestros principios espirituales auténticos.

Este es el proceso…

El Alma te da la inspiración, y cuando está presente en tus intenciones, impregna todo lo que hacés: hay fluidez y las cosas se sienten bien. Estás cambiando tu relación con algo, adquirís una perspectiva diferente respecto a tus circunstancias, y estás motivado naturalmente para lograr todas las cosas que precises.

Ahora bien, cuando algo ha seguido su curso y cumplió su propósito, el alma comienza a retirar su energía y enfoque. Este proceso puede ser confuso porque la inspiración que se siente al principio desaparece, la motivación entra al juego: recurrimos a nuestra fuerza de voluntad para motivarnos.

Pero este tipo de motivación no es realmente productivo. De hecho, genera agotamiento. Y cuando la motivación dirige los esfuerzos, lo que estás tan desesperado por lograr se distorsiona en el proceso.

La pasión se diluye y comenzás a preguntarte si estás haciendo lo correcto, o incluso si estás en el camino correcto. Todas esas dudas sobre tu capacidad infectan tus planes, tus intenciones y, finalmente, los resultados que conseguís.

A esta altura, te estarás preguntando cómo saber si estás usando motivación o estás permitiendo que la inspiración te use…

Primero que nada, precisás estar atento y presente, para reconocer tus sentimientos.

Tus sentimientos te permitirán saber si la inspiración o la motivación dirijen tus planes.

Si la inspiración está guiando tus pasos, podés identificar la sensación de Bienestar que la acompaña. Seguí adelante con la seguridad de que el resultado será excelente.

Si, por otro lado, la motivación se ha convertido en tu brújula, la ansiedad y el agobio son las sensaciones predominantes. Precisás detenerte, aquietar el ruido mental y esperar ese impulso que viene del Alma para inspirarte y animarte.

Algunas veces te llevará en una dirección diferente, a la que te conducía la motivación.

Otras veces, cambiarán tus intenciones respecto a lo que estás haciendo, y alcanzarás metas y riquezas inesperadas.

Este cambio, pasar de la motivación a la inspiración, no sucede de la noche a la mañana.

Así que a medida que vas descubriendo y trasciendiendo tus viejos paradigmas y modelos mentales, sostené una actitud compasiva hacia vos mismo. La compasión, hace lugar a la inspiración.

 

Agustin Andrade

Autor, Coach y Comunicador

www.agustinandrade.com

Extraido de InstitutoDraco

 

Read more

10 TÉCNICAS CREATIVAS PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS.

Originalidad, pensamiento imaginativo… todos queremos ser mas creativos y solucionar problemas, pero ¿Cómo se puede conseguir?

¿Tienes un problema y consideras que necesitas más imaginación para solucionarlo? Pues lee este artículo hasta el final porque eso está a punto de cambiar.

Cuando doy rienda suelta a lo que soy, me convierto en lo que podría ser” – Laozi

Aquí te dejo 10 ideas que a muchas personas nos han ayudado:

1.- PREPARA TU MENTE.

Estamos rodeados de montones de ideas, para apreciarlas debemos estar “maduros”, receptivos. Cuanto mas centrados nos encontremos en el problema, mas posibilidades tiene nuestra mente de estar preparada para generar ideas.

En la década de 1940, el ingeniero suizo George de Mestral empezó a preguntarse como crear una forma óptima de cerrar la ropa el día en que la cremallera del vestido de su mujer se atascó. Meses después, descubrió frutos de cardo alpino sujetos al pelo de su perro. Resultó que los frutos tenían pequeños ganchos prendidos a los rizos del pelo del animal. Como la mente de De Mestral estaba madura para las ideas relacionadas con cierres, desarrolló el concepto de adherencia del Velcro®.

2.- CAMBIA DE ENFOQUE.

Prueba a utilizar el pensamiento lateral. Primero, enfoca el problema en forma de pregunta. Después piensa si has formulado la pregunta adecuada o si puedes replantear el problema como una pregunta distinta que tenga una respuesta posible.

Cuenta una leyenda de oficina que había una empresa cuya sede estaba ubicada en un rascacielos. Por desgracia, los ascensores eran tremendamente lentos y el personal comenzó a quejarse de la espera. Entonces el administrador del edificio encontró una brillante solución. Instaló espejos fuera de los ascensores y el problema se esfumó.

¿Qué ocurrió? En lugar de pasear de un lado a otro durante la espera, el personal se pasaba el tiempo acicalándose. Ya no hubo mas quejas relacionadas con los ascensores.

El problema de origen, la velocidad de los ascensores, nunca se resolvió. En cambio, el administrador resolvió un problema distinto, cómo mantener a las personas ocupadas durante la espera.

3.- COSA DE NIÑOS.

Si intentas encontrar un enfoque simplificado para una situación compleja, piensa en cómo se lo explicarías a un niño de forma que él lo entendiera. Descríbelo en un párrafo corto. Después, reduce ese párrafo en una frase de 10 palabras. Después en tres.

4.- EMPIEZA POR EL FINAL.

Imagina que ya lo has logrado. ¿Como has llegado hasta ahí? Cual fue el paso final? Y el anterior? Al desandar el trayecto puedes crear un plan para llegar a tu destino!

5.- BUSCANDO VÍNCULOS.

Si te encuentras ante una situación nueva que no guarda relación con nada de lo que has hecho anteriormente, esta técnica está hecha para ti.

Primero describe el problema que intentas resolver, por ejemplo “los niños no ayudan en las tareas domésticas”.

Después, conviértelo en un problema general “cómo hacer que los niños (o las personas en general) hagan algo que no quieren”.

Piensa en otras situaciones donde haya surgido ese problema general “conseguir que la gente haga algo que no le apetece” se aplica a muchas situaciones, por ejemplo, pedir a los conductores que limiten la velocidad, o que las personas en general donen sangre.

Para lograr que las personas donen sangre se puede mostrar lo beneficioso que resulta para la sociedad y para ellas mismas, del mismo modo, le puede indicar a sus hijos los beneficios de mantener su casa ordenada: mas facilidad para encontrar las cosas, mas tiempo, etc.

6.- UNA NUEVA PERSPECTIVA.

Si te encuentras con “el problema de siempre” pregúntate qué es diferente esta vez. Como decía Einstein: “Si siempre haces lo mismo, siempre conseguirás lo mismo”. Un pequeño cambio puede ayudar a romper esa pauta.

7.- TÉCNICA DEL ¿POR QUÉ?

En ocasiones nos quedamos atrapados en un problema planteado de forma errónea, esta herramienta nos ayuda a llegar al fondo del asunto. Es una técnica muy apreciada en el mundo de la empresa. Consiste en plantear la pregunta ¿por qué? sucesivamente hasta llegar a la raíz del problema. Los resultados te sorprenderán.

8.- PREGUNTAS DE GUERRILLA.

Además del ¿Por qué? ya mencionado, una manera de entender la situación y empezar a trabajar en su resolución es haciendo uso de las preguntas ¿quién? (forma parte del problema, hay mas implicados?) ¿cual? (es el problema? ¿Qué me impide actuar? ¿De qué podría prescindir? ¿Qué podría ayudarme?) ¿Dónde? (lo resolveré? ¿en qué otro lugar podría resolverlo?) ¿Cuándo? (Planeo estudiar el problema? ¿Por qué no hago algo antes o después?) ¿Cómo? (voy a abordar el problema? ¿Hay otra forma de hacerlo?)

9.- BUSCA INSPIRACIÓN.

Las personas a las que admiramos por su “Saber hacer” pueden ser una gran fuente de inspiración, pensar: “¿cómo lo habría hecho X?” puede ser una palanca para la creatividad.

Billy Wilder ha inspirado a muchos directores de cine, sin embargo, él tenía su propia fuente de inspiración, en la pared de su despacho colgaba un cartel que decía: “Cómo lo habría hecho Ernest Lubitsch?”

10.- TIENTA A LA SERENDIPIA.

La serendipia es una “casualidad favorable”, un hallazgo inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. En la historia de la ciencia son frecuentes las serendipias. Por ejemplo, Albert Einstein reconoce su existencia en algunos de sus hallazgos.

No se puede forzar su aparición, pero sí es posible aumentar su probabilidad al probar cosas nuevas.

Como comentamos, el pensamiento creativo tiene relación con las ideas, pero también es una actitud, sus elementos mas importantes son el optimismo y un enfoque libre de prejuicios.

 ¿Qué vas hacer para pensar de forma más creativa?

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida. Convierte tu libertad en valor.

Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Mentora y Coach Profesional en www.isabelgomezl.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Read more

Como se desarrolla la presencia ejecutiva

Qué es la presencia ejecutiva

La reconoces en cuanto la ves en otros. Es ese “wow” que despiertan ciertas personas al entrar en una sala, o al subirse al escenario. Esa habilidad de inspirarte. Es lo que todo líder debe tener para influir a terceros y llamarlos a la acción.

Si quieres saber lo que es presencia ejecutiva, revisa estos conceptos! | Frase sobre la Presencia Ejecutiva

La presencia ejecutiva es el resultado de una combinación de elementos que contribuyen a que a una persona se la perciba como líder o potencial líder. Entre esos elementos figura la capacidad de mantener la calma en situaciones de alta presión, y de tomar decisiones rápido; asertividad, autoconfianza, confiabilidad y sentirte cómoda en conversaciones con altos ejecutivos.

Es obvio que si quieres seguir creciendo en tu carrera profesional necesitas proyectar presencia ejecutiva. Pero ¿y si estás en el campo creativo y sólo quieres diseñar avisos publicitarios encerrada en tu cubículo? (O si eres ingeniera o si no te interesa estar en una posición de liderazgo.) Si quieres persuadir a otros de cuán valiosa es tu idea o tu proyecto también te vendrá bien fortalecer aspectos que hacen a la presencia ejecutiva.

 Aquí tienes un breve video que hice para Yahoo Mujer sobre Presencia Ejecutiva.

Cuáles son los elementos que conforman la presencia ejecutiva

Según la experta en desarrollo de liderazgo Susan Bates existen tres dimensiones a tener en cuenta: El estilo, la sustancia y el temperamento de la persona.

Estilo: Suele ser lo primero que alguien ve de ti y es una combinación de tu apariencia, tus modales y tu interacción con los demás. Cuando hay disonancia entre tu estilo y tu rol (por ejemplo te vistes demasiado informal para tu posición de gerente) la gente tiende a dudar de tu efectividad.

Sustancia: Tiene que ver con tu presencia social, tu autoconfianza, compostura, capacidad de reacción y de mantener la calma en situaciones críticas, habilidad de tomar decisiones bajo presión, etc. Demuestra tu madurez y tu habilidad de integrar tus virtudes a tu liderazgo manteniendo bien presentes las necesidades de todas las partes interesadas.

Temperamento: Los rasgos personales y valores que te definen. Son tus creencias esenciales acerca de ti misma y de quienes te rodean. Es quién eres. Incluye tu optimismo, integridad, valentía, discreción y cuáles son tus prioridades.

¿Se puede desarrollar la presencia ejecutiva?

Siempre y cuando tengas una base de autoconfianza y la voluntad de lidiar con las situaciones impredecibles que se presentan a nivel ejecutivo, puedes desarrollar tu presencia ejecutiva.

Claro que hay aspectos que serán más fáciles de desarrollar que otros. Veamos algunos.

La capacidad de tomar decisiones acertadas bajo presión. Es una habilidad difícil de practicar por fuera de circunstancias reales pero cuanto más práctica en el mundo real tienes, mejor te vuelves.

Frase inspiradora sobre Presencia Ejecutiva de Mariela Dabbah. Averigua como desarrollar la presencia ejecutiva

“Dress the part” es decir lucir según tu rol. Mucho se ha dicho del rol de la apariencia en la presencia ejecutiva. La realidad es que cómo luces impacta la percepción que generas en otros y eso influye en las oportunidades que te darán. Si eres Gerente de Finanzas de un banco, debes proyectar una imagen de seriedad, seguridad, y solidez no sólo con tu actitud sino también con tu vestimenta y accesorios. Cuando alguien te ve desarreglada hace una asociación inconsciente de que ese descuido personal puede traducirse a un descuido en tu negocio. Eso es lo que debe interesarte a la hora de revisar tu vestuario.

Ser asertiva. La asertividad es el estilo de comunicación más efectivo ya que te permite demostrar tu respeto por la opinión ajena al tiempo que expones la tuya con seguridad. La mejor manera de ser asertiva es mantener un tono calmo, escuchar en forma activa, expresar con tranquilidad tus pensamientos y emociones para que los demás tengan claro tu punto de vista y tus expectativas. Es una destreza que puedes aprender. Justamente es una de las áreas en las que más trabajamos en el Programa Step Up del RSM.

Proyectar autoconfianza. ¿Cómo lograrlo? La realidad es que hay ciertas personas que proyectan gran seguridad en si mismas y otras no tanto. Pero siendo consciente de las situaciones en las que te sientes confiada (haciendo qué, con quién) puedes replicar esa sensación haciendo otras cosas. Pero requiere trabajo contigo misma y gran determinación para edificar tu autoconfianza. (Otro de los temas que tratamos en los Podcasts y sesiones de coaching online del Programa Step Up).

Proyectar confiabilidad. Una de las características típicas que ostentan las personas con presencia ejecutiva es que proyectan un aura de confiabilidad. Sientes que tienen bien presentes tus intereses y que harán lo mejor para aquellos que los siguen o trabajan para ellos. Puedes ir desarrollando credibilidad a lo largo del tiempo. ¿Cómo? Cumpliendo con lo que prometes. Convirtiendo a tu palabra en la piedra angular de tu marca personal. Demostrando que haces lo que dices. Que no te echas atrás. Que no abandonas un proyecto o a tu equipo a medio camino.

Manejo de presión. Busca oportunidades de mejorar tus dotes de presentadora. No sólo porque presentar en público es un requisito fundamental para los ejecutivos sino porque cuando logras dar una buena presentación demuestras tu capacidad de manejar bien situaciones de presión. El secreto aquí es practicar lo suficiente para aparecer relajada.

Capacidad de inspirar. Una de las características que mejor definen a una persona con presencia ejecutiva es su capacidad para inspirar a otros a ser las mejores versiones de sí mismos. A seguir una misión, cumplir sus metas, contribuir de manera relevante con el grupo y con la sociedad. Piensa en cuántas áreas de tu vida tu inspiras a otros. ¿Cómo se traducen en tu mundo profesional?

En el proceso de reforzar o desarrollar tu presencia ejecutiva lo más importante es que encuentres tu propia voz. La autenticidad es lo que te permitirá siempre pisar sólido. Identificar tus ventajas y afilarlas al máximo es lo que te hará más efectiva y se traducirá en un mayor éxito personal y profesional.

 

Mariela Dabbah es escritora, conferencista y coach. Como Coach por más de 20 años ha apoyado el desarrollo de carrera de hombres y mujeres latinos en USA , Mariela como integrante de la Red de Profesionales de Mundo Mujer comparte en esta web un material muy interesante para ti, todo basado en su experiencia.

Autora del libro “Poder de Mujer”

Extraido de http://redshoemovement.es/como-se-desarrolla-la-presencia-ejecutiva/

Read more