Marketing por redes sociales

Pocos años atrás, el marketing era un medio de comunicación de una sola vía, es decir, que las marcas transmitían su mensaje al público pero sin obtener una respuesta directa de ellos. Aún vemos mucho de marketing tradicional, vallas publicitarias en la vía pública, comerciales en la televisión, menciones en radios locales, entre otros.

Sin embargo, gracias al internet el marketing se ha vuelto altamente interactivo y las redes sociales llegaron con una nueva forma de comunicarse, de doble vía o bidireccional, en que el consumidor puede interactuar con la empresa proveedora de ese bien o servicio.

¿Qué es el marketing en redes sociales?

El marketing en redes sociales se refiere a todas las acciones y medidas que se utilizan en las redes sociales para la generación de oportunidades de negocio, aumentando el alcance y la lealtad de los clientes.

Cuando nos comunicamos en redes sociales, no solamente debemos pensar en transmitir nuestro mensaje al público objetivo, sino también en cómo responderemos a las consultas y preguntas que ellos realicen sobre nuestra marca, productos y/o servicios.

En las redes sociales, los usuarios opinan sobre personas, productos, servicios, marcas, noticias, etc… Es decir, opinan sobre todo lo que se puede opinar. Es por ello que debemos estar muy atentos a lo que dicen los usuarios sobre nuestra marca y empresa con la finalidad de poder ofrecerles una mejor experiencia.

Utilizadas de forma correcta, las redes sociales pueden transformar tu negocio, ya que podemos modificar nuestros productos o servicios de acuerdo a las necesidades que detectemos de parte de nuestro público objetivo.

¿Qué se necesita para el uso de las redes sociales?

Para hacer un buen uso de las redes sociales se requiere de mucha estrategia y creatividad, esto es decir que no podemos utilizar las redes sociales de una forma floja o sin metodología, sino que deben cumplir un objetivo estratégico dentro de nuestro plan de negocios. Del mismo modo, también se necesita creatividad para poder desarrollar los contenidos e interactuar con los usuarios.

Cuando hablamos sobre redes sociales, normalmente nos estamos refiriendo a compartir contenido de forma orgánica, es decir, generar contenido tales como publicaciones, imágenes, videos y demás, y compartirlas con nuestro público objetivo.

Las redes sociales también nos permiten crear anuncios altamente segmentados. Por ejemplo, podemos crear anuncios a través de Facebook Ads o Twitter Ads para mostrar anuncios a nuestra audiencia y segmentarlos específicamente a los usuarios que se encuentran interesados en nuestros productos y servicios.

Factores a considerar al crear nuestra estrategia en redes sociales:

  • Tiempo. El tiempo de nosotros o de nuestro equipo e incluso puede ser que debamos contratar una agencia para que nos ayuden en la administración de las cuentas. Administrar redes sociales lleva mucho tiempo, puesto que debemos estar atentos a los comentarios de los usuarios y participar de las conversaciones.
  • Redacción. Debemos tener en cuenta la redacción. La redacción que utilicemos para las publicaciones en redes sociales debe estar alineada con nuestra imagen de marca y el público objetivo de cada canal. Claramente puede ser que usemos un estilo y tono diferente en Instagram a LinkedIn.
  • Diseño. Debemos tener en cuenta el diseño que utilizamos para nuestras imágenes o videos, ya que tanto la redacción del contenido como los elementos visuales o multimedia deben estar correctamente alineados con nuestra imagen de marca para dar la impresión correcta a nuestro público objetivo.
  • Anuncios pagados. También debemos tener en cuenta los anuncios y el contenido promocionado. Este contenido y anuncios deben ser creados por alguien de nuestro equipo o un profesional o agencia que nos ayude a crearlos, administrarlos y optimizarlos.

Es importante tener en consideración que la estrategia de marketing en redes sociales es muy distinta según el segmento objetivo al que está dirigida, por ejemplo, para un producto destinado a mujeres mayores que un producto destinado a adolescentes.

No existe una receta única para todas las empresas, marcas y negocios, sino que debemos experimentar y optimizar nuestra estrategia de marketing en redes sociales hasta determinar cuál es el tipo de contenido y anuncios que presenta mejor rendimiento para nuestra marca particular.

Recuerda que las redes sociales utilizadas incorrectamente pueden dañar tu negocio e imagen de marca.

Escrito por FELIPE MARTÍNEZ RODRÍGUEZ – UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

¿Cómo elaborar mi pitch?

Una forma de presentar tu negocio es con un “pitch” o discurso de ventas que te permita explicar lo que haces. Es importante que sea corto y debe de ser lo más atractivo posible para captar la atención de tu público objetivo desde el primer segundo.

¿Cuál es la estructura básica?

1.Inicio: Puedes realizar una pregunta, contar una anécdota, noticia, etc. Pero que llame la atención y establezca una conexión con el oyente.

2.Problema: Debes describir el problema que tiene tu cliente. Si él se siente identificado con lo que describiste ¡Entonces va a querer seguir escuchando! Debes incluir datos que respalden el problema y cuales son sus consecuencias.

3.Solución genérica: Debes decir en general cómo se soluciona ese problema. Si el cliente está de acuerdo, ¡Entonces querrá saber qué es lo que tienes para ofrecerle!

4.Tu propuesta: Entras a detallar en qué consiste tu propuesta y los motivos de por debe ser así. Si al cliente le gusta ¡Entonces él mismo se va a querer saber acerca de ti!

5.Acerca de ti y tu negocio: Finalmente hablas de ti, de tu negocio, de tu equipo, de tus clientes, etc… ¡Pero al final!

¿Cómo diseñar mi pitch?

PASO 1: La planificación

  • Tenemos mucho que decir, pero en muy poco tiempo, realizate la pregunta ¿Qué se debe priorizar?. 
  • Elabora un guión detallado con la estructura básica pero recordando siempre ser conciso y preciso.

PASO 2: El apoyo visual

  • No es obligatorio usarlo, pero ayuda a generar más impacto cuando es posible. 
  • Recuerda que el material de apoyo es un complemento pero no debe acaparar la atención del público ni distraer. 
  • El apoyo visual debe tener poco o nada de texto, SIEMPRE preferir imágenes, videos, gif, gráficos, etc. 
  • Lo importante ser creativos. ¡Recuerden que están vendiendo su producto, servicio o idea! 

PASO 3: El ensayo

  • Asegurarse de tener un guión detallado a mano, practica con un cronómetro y grábate para que puedas saber si alcanzas a decir todo. 
  • No te olvides que el lenguaje no verbal y paraverbal son igual de importantes. 
  • Repite, repite y repite, los ensayos te permiten ganar confianza pero no debes aprenderte de memoria el guión.

PASO 4: Exposición

  • Tengan presente el uso de las manos, el cuerpo y gestos faciales para comunicar las ideas y tener una buena presentación personal.
  • Cuiden su vocabulario, dicción y tono de voz.
  • Impriman seguridad, naturalidad y entusiasmo al mensaje.

 Consejos finales:

  • El pitch perfecto depende de tu público y el resultado que deseas obtener.
  • Parte por lo importante y asombra a tus oyentes.
  • Cuenta por que existes y así la gente te seguirá.
  • Ten varias versiones de tu Pitch, pensando en diferentes audiencias (cliente final, inversionistas u otros perfiles) y también en cuánto tiempo dispones (segundos o minutos).
  • Ten varias versiones de tu pitch, pensando en diferentes audiencias (cliente final, inversionistas u otros perfiles) y también en cuánto tiempo dispones (segundos o minutos).
  • No caigas en comparaciones con otras empresas de tu rubro, ten confianza en tu oferta y dilo directamente.
  • Prepárate para recibir preguntas sobre tu negocio, debes tener tus indicadores en mente del último mes y año.
  • Ten preparado un dossier, brochure o carta de presentación para enviar con la información completa de tu empresa si te la solicitan; el cual puedas enviar rápidamente desde tu celular.

.

Un video resumen:

Elevator pitch. Tienes 20 segundos – eduCaixa

Extraído del Blog de UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

Foto portada:Texture photo created by creativeart – www.freepik.com

Read more

¿TE PARECE COMPLICADO EL CAMBIO QUE QUIERES HACER? LEE ESTO.

¿Te parece muy complicado llevar a cabo ese cambio que quieres? ¿Lanzar tu propio negocio, cambiar de profesión?

¿Qué cambio tienes en mente y no te atreves a intentar porque te parece complicado?

Hoy vamos a hablar de eso. Estar paralizada porque las cosas te parecen complicadas.

Si es tu caso, sigue leyendo…

Muchas veces cuando piensas en hacer algún cambio en tu vida, en cualquier aspecto, te para el pensar que va a ser complicado.

Y quiero que veas una diferencia importante, muy importante.
No es complicado es duro.
Y son cosas diferentes.
En realidad el proceso puede ser sencillo, simple, seguir una serie de pasos, contratar a alguien, apuntarte a un curso, etc.
Los pasos no tienen que ser complicados. Y cuando lo haces ves que es así, que no era tan complicado, en realidad.
Pero sí puede ser duro.
Nadie dice que todo en esta vida tenga que ser fácil. Hay muchas cosas duras, que cuestan.
No son complicadas pero CUESTAN.
Y eso es lo que da miedo, que las cosas cuestan. Que hacer cambios cuesta, que lanzar tu negocio cuesta, que puede ser duro.
Pero no es complicado (muchas veces).
Eso es lo que quiero que tengas en cuenta. Que te digas, esto no será complicado pero puede que sea duro.
Y estar preparada para afrontar lo duro.
¿Cómo?
Estando comprometida.

Y aquí quiero marcar una diferencia importante. Comprometida, no solo implicada.
Y para que veas la gran diferencia que eso implica te voy a dar un ejemplo muy bueno que escuché en una charla de Mario Alonso Puig (a quien te recomiendo mucho, por cierto).
“Imagínate un plato de huevos con beicon. La gallina está implicada. El cerdo está comprometido.”
La gallina ha dado uno o varios huevos, el cerdo se ha dejado la piel.
Un ejemplo muy claro, ¿verdad?
Esa es la pregunta para ti a partir de ahora.
En el proyecto que tienes en mente, en tu negocio, en lo que sea, ¿te dejas la piel?
¿Te dices: esto lo voy a conseguir sí o sí?
¿Te levantas si te caes y siempre te levantas una vez más?
Entonces estás comprometida.
Sin embargo, si solo le das a tu proyecto parte de tu atención, recursos y esfuerzo, estás implicada, estás implicado, pero no comprometido.
Y la diferencia es abismal. Los resultados son muy distintos.

Cuando de verdad quieres lo que quieres, no te para nada, no necesitas motivación.

(Por cierto, aquí tienes un artículo por si te estás preguntando cómo saber si seguir comprometida e insistiendo o si es hora de abandonar).
Tienes tantas ganas, tantas razones, que te entregas a ello, te comprometes, lo das todo y eres consciente de que puede haber momentos duros y de que estás preparada para afrontarlos.
Como decía el mismo Mario Alonso Puig:
Si a ti te gusta mucho el chocolate, ¿verdad que no necesitas motivación para comer chocolate?
Pues eso ; )
Espero que te ayude mucho esta reflexión sobre implicación, compromiso, complicado, duro y motivación.
Son conceptos muy importantes y pueden marcar una gran diferencia en tu vida.
Y si necesitas profundizar más y conocerte mejor, mi programa “Qué Hacer Cuando No Sabes Qué Hacer” te ayudará mucho.

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

¿TE RESISTES A USAR REDES SOCIALES EN TU NEGOCIO? LEE ESTO.

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Viajar y emprender: un sueño que puede hacerse realidad

Los motivos para emprender un viaje son tan diversos como la cantidad de personas que deciden hacerlo cada día. Lo que sí es común a todos, según un estudio de la American PsychologicalAssociation, es que viajar puede transformar la salud mental de una persona porque cambia la forma en que los caminos neuronales se conectan entre sí. ¿Qué significa eso? Que se generan nuevos pensamientos, sentimientos e ideas mientras se está viajando en un lugar lejos de donde está la rutina diaria.

 

Qué mejor que aprovechar esa revolución en la mente cuando estamos de viaje para emprender un nuevo negocio. Muchas veces decidimos viajar para aliviar nuestro stress por un trabajo que no nos da demasiada satisfacción y es en ese viaje que se nos puede ocurrir una idea para emprender un negocio nuevo que cambie la forma en la que estábamos viviendo hasta ese momento.

 

En Viajala, el metabuscador de vuelos y hoteles, queremos ayudarte a que tu viaje sea inspirador y productivo para emprender, ya sea en tu lugar, en el destino nuevo que planeás conocer o, por qué no, ¡para vivir viajando!

 

  • Identificar dónde puedes aportar valor: a la hora de pensar en un nuevo negocio lo más importante es identificar un faltante o una falencia en el entorno en el que nos movemos. Quizás estás desanimado porque hay algo de tu trabajo que no te gusta y eso puede ser el punto de partida para identificar cómo podrías hacer mejor algo que en donde estás no está sucediendo. Otras veces, al viajar y ver otras culturas se puede identificar alguna falencia que antes no veías por no conocer cómo se vive en otros lugares.
  • Sinergia con otros emprendedores: en todo el mundo los emprendedores saben lo difícil que es llevar adelante una idea y convertirla en un negocio, es por eso que existen organizaciones donde se agrupan, como co-workings especializados, programas de desarrollo, programas de financiamiento. Es importante identificar los que estén en tu destino elegido para poder tejer redes incluso desde antes de llegar.
  • Identificar oportunidades de networking: empresas y organizaciones de todas las industrias suelen tener eventos anuales o regulares donde se tratan temas de interés para quienes forman parte de esa industria y, lo más importante, donde se encuentran las personas detrás. Si estás pensando en emprender no hay que subestimar el networking. Personas que puedas conocer en este contexto pueden ayudarte a impulsar tu idea, pueden convertirse en socios estratégicos o pueden abrirte puertas a nuevos espacios que desconocías.

 

Cuando Viajala empezó, estábamos en Colombia haciendo todo a pulmón. Lo que más nos sirvió para despegar y convertirnos en una compañía regional fue sumarnos al programa de Start-Up Chile. Este tipo de programas son súper positivos para los emprendedores ya que permiten relacionarse con personas de todas partes del mundo y aprender los unos de los otros. Además, hacerlo fuera del país donde habíamos empezado el emprendimiento nos dio una perspectiva diferente a la hora de pensar en cómo crecer y evolucionar el servicio que estábamos planteando para los usuarios” comenta Thomas Allier, CEO de Viajala.

 

Sólo se trata de abrir la mente, inspirarse y ¡animarse! No hay otro secreto más que poner empeño en trabajar arduamente para conseguir la meta. Las posibilidades son infinitas.

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Read more

Historia de un emprendimiento – Viajala

Thomas-Cata-SantiagoCon Catalina, mi esposa, vivimos en Medellín, a sólo 200 kilómetros de Pereira, ciudad donde vive parte de nuestra familia. Pero el viaje hasta allí dura siete horas o más por las malas condiciones de la ruta. Cada vez que viajabamos se nos revolvía el estómago y yo sólo pensaba: «debe haber una forma más fácil de hacerlo”

 

Y la había. Una pequeña aerolínea era la única que hacía el trayecto de avión en sólo una hora. Pero, al ser poco conocida, no aparecía en las ofertas de las agencias de viajes locales que investigaba por internet.

 

En ese momento, en éxtasis por mi nuevo descubrimiento, pensé en cuánta gente viajaba poco y en malas condiciones por la falta de información. La tecnología ayuda a planificar el viaje perfecto, pero son tantas las opciones disponibles, que la experiencia intimida a quien no está acostumbrado a hacerlo. Pensando en esto fue que, hace cinco años, fundamos Viajala.

 

Viajala es una herramienta facilitadora para cualquier tipo de viajero, pero no sólo eso: también es una comunidad de gente que se ayuda, que se da la mano para viajar cada vez más.

 

Para desarrollar la compañía nos asociamos con tres personas más: Luc Guilhamon, un experto en marketing digital; Josian Chevallier, un desarrollador de negocios; y Julien Vincent, un experto en tecnología. Los primeros años fuimos sólo nosotros cinco, construyendo un sitio fácil de navegar y con la oferta más completa de proveedores turísticos en toda la región.

 

El puntapié para pasar de ser una empresa colombiana a una latinoamericana fue Start-Up Chile, un programa del gobierno chileno que brinda financiamiento y mentoría para emprendedores de todo el mundo. Nuestra experiencia allí fue muy enriquecedora a nivel de compañía y también a nivel personal. Fue el primer paso para delinear los ejes de nuestro negocio en toda la región en un ambiente entrepreneur que nos ayudó a establecer nuestras metas y el camino para lograrlas. Este impulso era lo que necesitábamos para proyectar una empresa regional y nuestros logros demuestran que el asesoramiento que recibimos fue de gran ayuda. Luego, recibimos inversiones de Ruta N, Socialatom Ventures, Grupo Telefónica (a través de Wayra) y Altabix, una filial del grupo mexicano Hoteles City Express.

 

Nuestro desafío más grande fue que nuestro producto sea transparente y completo en cada uno de los países en los que tenemos presencia. Es por eso que decidimos armar un equipo local en Brasil, México, Argentina y Chile. Hoy estamos realmente sabemos que tenemos el inventario más completo de cada país, con proveedores locales, regionales y multinacionales, que muestran ofertas en moneda local.

Fundadores

En 2017 crecimos 397% en Argentina, en comparación con 2016. Y durante el primer semestre de 2018 se registraron 1,155 millones de búsquedas, un 85% más que en el mismo periodo de 2017. Esto es el reflejo de nuestro trabajo y nuestro foco en cada país. Como consejo para emprendedores, les diría que lo más importante es trazar una ruta de objetivos y tener la constancia para lograrlos poco a poco. Es importante rodearse de otros emprendedores, estar atentos a los referentes de la industria y confiar en el instinto de negocio.

 

Viajala está cambiando

Para que nuestra misión de ayudar a los viajeros, con el corazón abierto, quede más clara, hemos cambiado nuestra web y nuestra imagen de marca, utilizando colores más vivos y con un logo que se relacione mejor con nosotros y con todos nuestros usuarios.

 

 

En un momento en que el mundo es tan colaborativo entre desconocidos -compartimos coches, casas, comidas, ideas y experiencias-, tiene sentido que las buenas oportunidades de viaje también sean compartidas. Si hoy descubrís el vuelo más barato en Viajala, es porque ayer alguien lo encontró. Y fuiste vos, con tu búsqueda, quien lo mantuvo activo para otro viajero. Cada búsqueda que se hace alimenta los viajes de otros cientos, miles de viajeros de tu ciudad, de tu comunidad, que están buscando viajar al mismo destino.

 

Aquí dentro, todo se hace con mucho cuidado para que encuentres la mejor manera de organizar tus planes, y visitar a las personas que amas sin frustraciones. Es un lugar seguro porque está hecho por viajeros experimentados: en nuestro sitio, encuentras precios reales de pasajes, encontrados por personas reales, que comparten nuestro amor por viajar. Por eso creamos a Pin y Pon, nuestros aliados en esta misión. De ahora en adelante, estos simpáticos personajes van a ser tus guías dentro de Viajala y harán todo para que no dejes pasar las mejores ofertas.

 

 

 

Hace cinco años, sólo queríamos juntar a Medellín y Pereira. Hoy cruzamos las fronteras y conectamos a viajeros de toda América Latina con sus destinos en cualquier parte del mundo.

 

Thomas Allier

CEO de Viajala

 

Read more

CÓMO LANZAR TU NEGOCIO ONLINE SI ERES INTROVERTIDA (O TÍMIDA O VERGONZOSA O…)

Hoy te traigo un tema que afecta a muchas personas, incluyéndome a mí misma y quizá a ti si estás leyendo esto: cómo puedes lanzar tu negocio online si eres introvertida (o tímida o vergonzosa o…).

Y es que, no sé tú…

(pero yo… Inevitable cantar, no me digas que no lo has hecho, jajaja), pero antes de tener mi negocio pensaba que sólo cierto tipo de personas podían tener un negocio.

Personas abiertas, sociables, extrovertidas…

Yo no, desde luego.

Y mírame ahora, empecé en el 2010 y aquí sigo tan campante a pesar de (o gracias a) cierta timidez, introversión y tendencia a evitar eventos multitudinarios…

Aunque parezca una tontería es algo que me agobiaba mucho al principio porque tenía unas ideas preconcebidas de cómo “tenía” que ser para que me fuera bien (ir siempre maquillada y bien arreglada, no en vaqueros y coleta, por ejemplo…).

Así que he decidido escribir sobre ese tema para ayudarte si eres un poco como yo y se te está pasando por la mente justo eso.

 

Para empezar quiero que tengas claro que no tienes que cambiar tu forma de ser para tener un negocio.

No tienes que fingir nada ni convertirte en alguien que no eres.

Lo único que necesitas es elegir un modelo de negocio que encaje con tu forma de ser y con la vida que quieres.

Hay muchos modelos diferentes, muchas formas distintas de hacer marketing y no tienes que hacerlas todas ni hacer algo que no te guste o que no vaya contigo.

Esto puede parecer obvio pero, a veces, hasta lo más obvio nos resulta invisible, ¿verdad?

El tema de la visibilidad agobia mucho (en mi programa de mentoría tengo una clase genial que te ayudará muchísimo, por cierto) y el pensar que tienes que hacer las cosas de una determinada manera o no tendrás éxito.

Parece que tienes que ser super abierta, pasarte el día en redes sociales, hacer vídeos, audios, entrevistas, ir a eventos… Y por supuesto hacerlo todo super arregladísima.

¿No te agobias solo de pensarlo?

Normal.

Lo bueno es que no tienes por qué hacer todo eso (o sí, si a ti te encanta la idea).

Por ejemplo, yo prefiero trabajar sola que en equipo o bien con un equipo pequeño y de personas que conozca. Prefiero ver eventos online que ir en persona, prefiero reuniones con pocas personas que multitudinarias, evito los eventos de networking como la peste o bien procuro ir con alguien conocido y prefiero ir en vaqueros y sin maquillaje aunque de vez en cuando pueda hacer una excepción.

Aun así tengo un negocio que funciona muy bien desde el 2010 y te voy a decir lo que ha funcionado para mí, para ver si te ayuda:

 

  • Ten muy claros tus límites

Esto es importantísimo porque si no acabarás agotada y agobiada. Por ejemplo, si tienes que estar en redes sociales todo el día, contestar todos los emails o comentarios de tu blog, participar en todos los eventos a los que te invitan o en todas las entrevistas…

Solo de escribirlo me agoto. Elige qué hacer y qué no.

Hay que ser selectiva.

Yo tengo compañeras que se pasan el día en Facebook, lo disfrutan mucho y se relacionan y venden mucho. A mí me agobia un poco y no paso mucho tiempo allí.

Programo mucho y solo estoy más presente en los grupos de mis programas (grupos que abrí cuando tuve claro que no me iba a sobrecargar y que me gustaba tenerlos).

Pienso mucho qué ofrezco, cómo lo ofrezco y qué acepto y te recomiendo lo mismo.

Por ejemplo, también me gusta leer los emails que recibo de mis lectores y contestar a los que puedo.

Así que apunta: ¿qué te gusta hacer? ¿Cómo disfrutas más trabajando?

 

  • Haz lo que más te guste

A mí me encanta escribir y llevo todos estos años escribiendo artículos, mi boletín, a veces para otros blogs y me ha funcionado muy bien.

La mera idea de organizar un evento me agobia pero participo encantada en muchos a los que me invitan si van dirigidos a mi público ideal, me parecen interesantes y veo un beneficio para todos.

Hay muchas opciones distintas, ¿qué es lo que te gusta más a ti? ¿Qué tipo de marketing va más contigo?

Lo que ha funcionado para mí es centrarme en lo que me encanta y se me da bien y ser constante en ello.

Elegir muy bien qué hago y qué no. Muy, muy bien, para luego no pasarme los días pensando no tendría que haber aceptado esto, no me apetece, bla, bla, bla.

Todo esto no significa que te quedes oculta en una cueva y no salgas de tu rutina. Yo, por ejemplo, aunque  viviría feliz trabajando todo el día en mi despacho sin ver a nadie, sin usar redes sociales y saliendo luego con amigos o llendo a doblar, no lo hago siempre.

Voy probando cosas y saliendo de mi rutina siempre eligiendo estrategias que van bien con mi negocio y mis clientes ideales.

Muchas veces tendrás que probar para saberlo y está bien, es normal. Nadie dice que no puedas cambiar lo que haces y que tengas que seguir las mismas estrategias toda tu vida.

Puedes cambiar lo que quieras, cuando quieras, por algo es tu negocio…

Poco a poco aprendes a elegir y a ser más selectiva.

 

  • Rodeate de gente que te apoye y crea tu propio equipo

Esto es muy importante. Yo tengo mi mastermind (pequeño, si fuera muy grande me agobiaría; ) y puedo conectar con ellas cuando quiera. Me quieren, me apoyan y me ayudan igual que yo a ellas.

También trabajo con personas que me conocen, respetan como soy y hacen lo que yo necesito, mi diseñadora gráfica y la asistente virtual con la que trabajé mucho tiempo, por ejemplo.

También conozco a varias personas a las que les agobia tanto recibir muchos emails que tienen una asistente que los revisa todos y les deja solo los más importantes. Una buena manera de liberar tiempo y conservar tu energía.

(Yo empecé haciendolo todo sola, ahora tengo varias personas en las que confío y a las que contrato cuando lo necesito. No tienes que empezar con todo ya, empieza con lo que puedas y lo que más te ayude en este momento.)

 

 

  • Ponte objetivos concretos

Es agotador repetirte a ti misma que tienes que hacer más de esto o de aquello, que deberías ir más a eventos o relacionarte más o lo que sea. Agotador.

Por eso es muy útil establecerte objetivos concretos.

Por ejemplo, cuando empecé decía que sí a todo para empezar a darme a conocer, pero el networking me agobiaba mucho así que me planteé ir a uno o dos eventos al año y ya está.

Así no tenía que pasarme todo el día pensando en que debería ir a alguno, elegía un par y se acabó, no tenía que pensar más.

Es una buena manera de ponerte desafíos, hacer avances y no agobiarte.

Te planteas asistir a un evento al mes o al trimestre o al año o cualquier otro objetivo. Así dejas de darle vueltas y de obligarte o sentirte culpable.

El objetivo es quitarte presión.

Haz las cosas a tu manera siendo constante y selectiva y así disfrutarás con tu negocio, tendrás buenos resultados y dejarás de darle vueltas a los “debería”, “tendría”, etc y de sentirte culpable por ser como eres (estás perfectamente como eres).

 

Esto es lo que yo he ido descubriendo durante este tiempo, así trabajo contenta y sin agobios, me marco objetivos y no me estanco ni me oculto mucho tras lo conocido : )

Así que ya sabes, no dejes que tu forma de ser o una etiqueta determinada te bloqueen o te quiten la ilusión.

Lo importante es ser quién eres (eso es también tu marca personal) y que tu negocio se adapte a ti.

Si tienes eso claro y quieres saber qué es lo que tienes que tener en cuenta para que tu negocio funcione, lee aquí los 5 ingredientes que considero imprescindibles para que tu negocio prospere.

Como siempre, espero que te ayude : )

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Un cuento para detectar más oportunidades en tu negocio o profesión

Hoy tengo una historia para ti. Léela con atención porque te dirá cosas muy importantes acerca de cómo detectar más oportunidades en tu vida ahora mismo…

Es una historia que pertenece a un clásico de desarrollo personal “Lead the field” de Earl Nightingale.

Una de las cosas que dice y que me encanta es:

Si el jardín de tu vecino parece más verde…

Es porque seguramente lo está cuidando mejor.

Que las cosas funcionen no es cuestión de suerte o circunstancias, aunque algo puedan influir. Es cuestión de actitud y acción.

Y un jardín verde requiere muchos cuidados.

Ahora sustituye “jardín” por carrera, negocio, desarrollo profesional, lo que tú quieras.

Las cosas no se consiguen solas, hay que tener dedicación, compromiso y cuidado.

Y muy relacionado con eso tenemos esta historia: Acres de diamantes.

Te hago un resumen:

Un granjero africano escuchó algunas historias de otros granjeros que se habían hecho millonarios descubriendo minas de diamantes.

Estas historias le emocionaron tanto que estaba impaciente por vender su granja y salir a buscar diamantes él mismo.

Vendió su granja y pasó el resto de su vida viajando por África buscando diamantes sin éxito.

Al final, desesperado y frustrado, se tiró a un río y murió ahogado.

Mientras tanto, el hombre que compró su granja encontró un diamante en un arroyo del terreno. Y esto le llevó a descubrir una de las minas de diamantes más productivas de África.

Sin saberlo, el primer granjero poseía gratis y en su terreno…acres de diamantes“.

La moraleja está clara, ¿verdad?

Antes de buscar algo en en cualquier otra parte, busca en lo que ya tienes, porque siempre hay diamantes esperando ser encontrados.

Pero a veces la impaciencia no nos deja darnos cuenta de eso.

A veces vemos el jardín de otro más verde, la granja más rica y nos olvidamos de que nosotros también tenemos nuestros recursos.

Busca dentro y fuera de ti.

¿Dónde puedes conseguir más clientes? ¿Dónde tienes recursos para cambiar de carrera, para decidir qué quieres hacer, para ganar más confianza en ti misma?

Elige qué estás buscando y mira cerca de ti antes de volverte loca mirando en otras partes…

 

Espero que te ayude esta historia y te haga reflexionar : )

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

 

Read more

Los CINCO ingredientes necesarios para que tu negocio online prospere

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para que un negocio, tu negocio, prospere?

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Después de llevar muchos años con mi negocio online (desde el 2010), con clientes de más de 17 países distintos, miles de visitas a mi web, apariciones en medios reconocidos y, lo más importante para mi, la libertad y flexibilidad que siempre he buscado (y que fue la razón principal de que me embarcara en esto)…

Te digo cuales son, según mi experiencia, los cinco ingredientes necesarios para que tu negocio online prospere.

Aclarar  antes que el contexto es negocio online de servicios, que es mi especialidad.

Aquí los tienes…

 

 

1. Saber qué hacer.

Esto te puede parecer obvio pero hay tanta, tanta gente que comienza y no sabe qué tiene que hacer para conseguir clientes.

Y es normal, a mi también me pasó al principio.

Estás perdida, vas leyendo blogs o mirando que hacen otras personas reconocidas, pero en realidad no tienes NI IDEA de qué pasos dar.

Y es fundamental.

Mi negocio empezó a progresar y después a estabilizarse y después a escalar cuando aprendí qué tenía qué hacer.

Y depende de la etapa en la que estés en tu negocio, claro. Cada etapa requiere unos pasos.

(Hay 5 que son básicos y tener que tener en cuenta estés en la etapa que estés y  te los cuento en esta clase gratuita porque dan para más de un artículo).

Por tanto, el primer paso para prosperar es saber lo que estás haciendo. Y para eso vas a tener que aprender sí o sí lo que necesites según tu modelo de negocio.

 

2. Ser tú.

Esto es IMPORTANTÍSIMO, tienes que darle personalidad a tu negocio, que transmita cómo eres tú.

Porque las personas queremos contratar a otras personas, queremos sentirnos cuidadas, comprendidas, queremos que nos encante la persona a la que le compramos, o que nos guste lo que dice o cómo lo dice o lo que defiende.

Es imprescindible que cuando pienses en tu web, en tu negocio, veas que te encanta, que te refleja totalmente y que transmite lo que tú quieres.

Yo, por ejemplo, siempre he querido transmitir profesionalidad, espontaneidad y libertad.

En mi negocio procuro ser muy profesional a la par que hacer lo que de verdad quiero y a mi manera, tanto si encaja con lo que hacen otros profesionales del mismo campo como si no.

Yo escribo porque me encanta escribir, escribo como hablo, si hablas conmigo ves que soy igual. Mi negocio es online porque es lo que yo quiero y me da igual que los demás hagan talleres, charlas o lo que sea. Hay muchas maneras de hacerlo y esta es la mía.

Y eso hay sido clave en mi negocio.

Porque la gran mayoría de mis clientas me han contratado no solo porque sepa cómo ayudarlas, porque sea coach o porque lleve años con mi negocio, sino porque les ha gustado mi estilo, lo que digo, cómo escribo.

Y por eso quieren trabajar conmigo, por mi.

Y eso es lo que tienes que buscar tú. Que te busquen no solo por lo que haces sino por CÓMO LO HACES.

Que te digan que se identifican totalmente con lo que haces, que confían en ti, que te ven diferente, más…. (transparente, divertida, honesta…Lo que sea que tú quieras transmitir).

A mi no solo me hace feliz ayudar a mis clientes sino cuando te dicen además: y es que me río mucho contigo, y es que con tu voz ya me siento más reconfortada, es que me encantan tus artículos, es que eres más directa y dices las cosas claras.

Eso es lo que me diferencia y es lo que necesitas tú también.

Y no te hacen falta mil estrategias para esto, sólo ser honesta contigo misma y tener claro qué quieres transmitir.

¿Cómo eres tú? Bromista, directa, romántica… Transmítelo en tu marca.

¿Qué te gusta? A mi me encanta usar mi voz y hago podcasts. Me encanta escribir y escribo.

¿Cómo eres tú, qué te gusta?

Elige tus tres adjetivos y dímelos en los comentarios.

 

3. ¡Trabajar! Con constancia.

Otra obviedad que no lo es tanto. Hay que hacer cosas, actuar, probar, experimentar.

Y ser constante.

Y cuesta más de lo que parece.

De hecho, yo diría que es lo que más veo, poca constancia. Constancia significa publicar en tu blog todas las semanas (o cada dos semanas, o todos los días, según tu estrategia).

Significa hacer seguimiento a las personas que se han puesto en contacto contigo. Buscar oportunidades para tener más visibilidad.

Hacer lo que TÚ ya sabes que tienes que hacer.

Porque nos conocemos perfectamente y cuando estás ocho horas escribiendo un artículo ya sabes que te estás entreteniendo, que el perfeccionismo te está parando, que no estás haciendo lo que tienes que hacer, que es publicarlo ya.

Hay ciertas actividades que te hacen sentir ocupada y que tú sabes DE SOBRA que no te hacen progresar. Y puede que tengas que hacerlas, pero no dedicarles tanto tiempo.

Ten siempre claro qué actividades son las realmente importantes, las que te dan beneficios y priorízalas.

Y serán las que te den más miedo, claro, pero si quieres que tu negocio prospere, hay que hacerlas.

Las cosas no se regalan, requieren un esfuerzo. Y yo no soy de las que creen que hacen falta sacrificios extremos para lograr las cosas.

Yo apuesto por hacer lo que te gusta y te divierte más. Pero hay que hacerlo.

A mi me encanta escribir pero eso no significa que no lleve tiempo. Y lo hago igual.

Y me encanta crear webinars y lo disfruto y lleva MUCHO tiempo y esfuerzo.

Hay que trabajar y esforzarse. Esfuerzo del bueno, del que te gusta y te llena.

 

4. Arriesgar

Cómo nos gusta la seguridad y hacer lo que nos resulta cómodo. A mi la primera, pero…

Arriesgarme es lo que mejores resultados me ha dado. En la vida en general.

Arriesgarme a dejar mi carrera sin saber si podría vivir del coaching.

Arriesgarme a vivir de mis ahorros.

Arriesgarme a subir el precio de mis programas y tener precios altos.

Arriesgarme a escribir, a estar en las redes, a dar webinars.

Arriesgarme a apuntarme a cursos que eran una buena inversión o a contratar a mentoras.

Arriesgarme a ser visible (y el miedo que da).

Eso no quita que sigas teniendo miedo o nerviosismo, pero lo haces igual porque en el fondo sabes que es lo que quieres y necesitas.

Y no me refiero a hacer locuras, sino a otro tipo de riesgos.

Cuando sabes que tienes que subir precios y te tiembla el estómago. Cuando sabes que es hora de contratar a una asistente o diseñadora o una mentora y te cuesta desprenderte del dinero porque lo ves como un riesgo. Pero sabes que estaría genial.

Ese tipo de riesgos.

Como cuando me lancé a hacer tirolina aunque me daba miedo, porque en el fondo sabía que me iba a gustar y no me iba a arrepentir.

A esos riesgos me refiero. Son riesgos controlados porque en el fondo tú sabes que quieres, que lo necesitas o te gusta.

Cada una tiene los suyos y sabes cuales son. No leas esto y digas: “sí, tiene razón” y te vayas a ver Facebook. Ponte a ello. La acción es clave.

 

5. Recalibrar

Por un lado ir revisando tus acciones y tus resultados para ver qué funciona mejor, qué merece la pena dejar o cambiar y para ir haciendo cambios para conseguir tus objetivos.

Por ejemplo, yo me hago un plan anual y cada mes voy revisando lo que he hecho, lo que ha funcionado y si quiero cambiar algo. De hecho, yo en vez de organizarme en trimestres pienso en términos de “entre vacaciones”.

Es decir, programo qué voy a hacer entre Navidad y Fallas, entre Fallas y Semana Santa, hasta verano, de septiembre a Navidad.

Porque las vacaciones son importantes para mi y las tengo muy en cuenta.

Lo primero que hago al planificar el año es marcar vacaciones, fiestas y fechas importantes y me organizo en torno a eso.

Y, como digo, cada mes reviso, cada “trimestre” reviso y a final de año reviso. Porque es muy fácil poner el automático, hacer siempre lo mismo y luego darte cuenta de que no ha funcionado igual esta última vez.

Es muy importante ir ajustando y recalibrando.

Y no solo a nivel estratégico o de tácticas, sino a nivel de negocio en general.

Considerar si todavía te sientes realizada haciendo lo mismo o es hora de hacer cambios.

Hay épocas en las que las cosas no te llenan igual, por la razón que sea y es hora de parar y reconsiderar qué ofreces, si necesitas un descanso, si te sigue gustando y qué vas a hacer después.

Para asegurarte no solo de que tu negocio progresa sino de que tú sigues igual de motivada y realizada. Porque cosas que te podían encantar antes puede que ahora te agoten o ya no te motiven.

Y es momento de preguntarse:

¿Es hora de cambiar o eliminar esto? o ¿qué puedo hacer para que vuelva a entusiasmarme?

 

Esas son las cinco claves que consideras fundamentales para que tu negocio prospere. ¿Por cuál vas a empezar?

Cuéntamelo en los comentarios y no olvides apuntarte a mi Programa Acelerado de Mentoría “Clientes, Ingresos y Libertad” donde te enseño paso paso todo lo que necesitas para poner tu negocio en marcha y vivir de él.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

 

Read more

CÓMO PLANIFICAR EL 2018 Y TENER MEJORES RESULTADOS (2ª PARTE)

 

Ahora vamos a la parte práctica que es programar todo eso que hará del 2018 un año genial para ti.

Y fíjate que menciono muchas veces ese “para ti” porque cada persona es un mundo y lo que para ti puede ser increíble para otro no.

O lo que para otro puede ser increíble para ti puede ser muy lejano teniendo en cuenta tu situación actual.

O tus preferencias.

Es muy importante que tengas esto claro y pasamos al primer punto.

 

1. Analiza qué ha funcionado y qué no ha funcionado este año.

Para sacarle partido a tu tiempo no hay nada mejor que hacer más de lo que ha funcionado y menos de lo que no ha funcionado.

Muchas veces intentamos probar mil cosas nuevas o reinventar algo cuando simplemente haciendo más de lo que ha funcionado valdría.

Así que apunta.

Por ejemplo: A mi este año me han funcionado muy bien los anuncios de Facebook, así que seguiré usándolos. También ha habido una colaboración concreta que me ha aportado ingresos, visibilidad y muchos más suscriptores. Me ha funcionado muy bien escoger días específicos de la semana para grabar audiolibros y otros para mi negocio, en vez de ir improvisando. Etc.

¿Qué ha funcionado bien para ti? ¿Y qué no ha funcionado?

Te va a llevar un tiempo si no estás acostumbrada a tener en cuenta todo esto, pero es importante.

Cuando tengas todo esto claro, entonces ya pasamos a la parte de planificar.

 

2. Planifica con eficacia.

Funciona muy, muy bien establecer objetivos mensuales, trimestrales y anuales.

Antes de que te agobies. Vamos por pasos.

 

  • Decide tu objetivo anual.

Cambiar de carrera, duplicar el número de clientes al mes, tener más tiempo libre, lanzar tu negocio online, incrementar tus ingresos un 30%.

Ese objetivo que dijimos aquí te haría sentir genial. Uno o varios.

Recuerda que tiene que ser específico y concreto.

 

  • Escribe qué necesitas para lograrlo.

Por ejemplo, si quieres aumentar un 30% tu facturación ¿qué necesitas? ¿Mas clientes, crear más productos, vender más a tus clientes actuales…?

Si quieres  tener y disfrutar más de tu tiempo libre, ¿qué vas a hacer cada mes para lograrlo? No llevarte trabajo a casa, apagar el ordenador a una hora concreta, apuntarte a un curso de eso que te encanta…

Si quieres reinventarte profesionalmente, ¿qué necesitas? Averiguar más sobre la nueva carrera que te interesa, apuntarte a alguna formación, ahorrar para tener un colchón.

Haz una lista completa de todo lo que necesitas. Y pasamos al siguiente paso.

 

  • Elimina fechas clave antes de agendar.  

Esto es importantísimo. Antes de planificar cada mes y añadir acciones, tacha de tu calendario, planificador o agenda las fechas en las que no quieras/puedas trabajar. Festivos, vacaciones, cumpleaños, viajes, actividades de tus hijos, etc.

Así lo que planifiques será real y coordinado con tu vida personal.

Luego puedes ir readaptando, si hace falta, en la revisión.

 

  • Divide ese objetivo y lo que necesitas en 12 meses (o en 4 trimestres si te ayuda más así).

En realidad hay dos opciones interesantes. Una es dividir tu objetivo en meses.

Por ejemplo: Si quieres duplicar tus clientes, ¿cuántos necesitas cada mes? Ese sería tu objetivo mensual.

O si quieres tener y disfrutar más de tu tiempo libre, en enero te propones no llevarte trabajo a casa. Cuando ya lo tengas conseguido, en febrero te apuntas a un curso, en marzo…

Otra opción intensiva es hacerlo todo al principio.

Por ejemplo, si quieres duplicar el número de clientes y tener 10 al mes en lugar de 5. Puedes plantearte 10 al mes o hacer un lanzamiento para intentar conseguir los 120 desde el principio. O 60  en enero y 60 en junio.

Lo que mas te motive.

Puedes plantearte en enero aumentar visibilidad haciendo x, en febrero hacer un lanzamiento para conseguir clientes nuevos, en marzo crear contenido para todo el año, etc.

Todo dependerá de tus objetivos y lo que necesites y quieras.

 

3. Revisa cada mes, trimestre y año.

Siempre les digo a mis clientes que tener sus números claros es muy importante para ir avanzando y saber en qué centrarte.

Yo te recomiendo a final de cada mes analizar qué acciones has hecho, cómo han funcionado y si has logrado tu objetivo/s del mes.

Y así reajustas para el mes siguiente. Personalmente hago también una revisión de cada trimestre y del año completo.

Eso ayuda mucho a mantenerte centrada, a ser siempre consciente de lo que funciona o no y a ajustar expectativas según los resultados u otras circunstancias que puedan surgir.

Hay que ser flexible por mucho plan que hayas hecho.

Tenlo muy en cuenta porque en la vida siempre hay imprevistos.

Así es como me organizo yo el año y, ya te digo, si hace falta cambio y reajusto sin problemas.

Porque al final lo importante es disfrutar del proceso y que al acabar el año te sientas feliz porque has hecho avances (aunque no siempre sean los que quieras, otras veces sí serán mucho más de lo que pensabas) y porque te has sentido en control de la situación y no arrastrada por las circunstancias o por los demás.

 

Cómo planificar el año y tener mejores resultados. Haz esto –>CLIC PARA TUITEAR

Y tú, ¿cómo te organizas? Comparte tus trucos o hábitos en los comentarios : )

Read more