¿Cómo funciona WhatsApp Business para tu negocio?

Si es que actualmente tienes un dispositivo móvil entonces lo más probable es que también tengas descargada la aplicación de mensajería WhatsApp. No es algo para sorprenderse. La mayoría de las personas que conoces tienen la aplicación y tú la utilizas porque te permite comunicarte con tu familia y amistades. Sin embargo, quizás te hayas percatado que ya no solamente sirve para comunicarse con personas cercanas, sino que también se le está dando otros usos a la aplicación.

¿Te ha tocado comunicarte con un negocio por WhatsApp para realizar un pedido a domicilio? ¿Alguna vez una persona te consultó acerca de tus productos o servicios a través de esta aplicación? Este tipo de relaciones o comunicaciones comerciales cada vez se hicieron más frecuentes.

WhatsApp Business es una aplicación diseñada especialmente para pequeñas empresas con el objetivo de facilitar la comunicación con sus clientes a lo largo de toda su experiencia de compra.

Al igual que la aplicación habitual de WhatsApp, puedes descargar de manera gratuita desde la tienda móvil de tu celular (App Store, Play Store). Luego de descargar e instalar la aplicación tendrás que vincular tu número telefónico a esta misma. No puedes vincular al mismo número telefónico a tu aplicación regular de WhatsApp y a tu aplicación de WhatsApp Business. Sin embargo, la mayoría de los pequeños negocios utilizan dos alternativas para enfrentar este inconveniente.

La primera alternativa es tener un dispositivo móvil exclusivo para tu empresa y otro independiente para tus contactos personales. Es decir, tendrías dos dispositivos cada uno con su número telefónico. En uno usarías WhatsApp regular y en el otro usarías WhatsApp Business.

La segunda opción es utilizar un dispositivo móvil que permita más de una tarjeta SIM. Por lo tanto, puedes utilizar más de un número telefónico en el mismo dispositivo. Este tipo de celulares son cada vez más comunes y te permiten tener un número telefónico para la aplicación regular de WhatsApp. En tanto, el otro número telefónico para WhatsApp Business sin necesidad de tener un segundo dispositivo móvil.

Luego de tomar una decisión con respecto a estas alternativas puedes acceder a tu perfil o cuenta de negocios, donde tendrás que registrar el nombre de tu negocio, entregar una pequeña descripción y definir una categoría.

¿Qué herramientas entrega a las pequeñas empresas?

Una primera herramienta que entrega WhatsApp Business es el perfil de empresa, donde las personas que tengan contacto contigo pueden encontrar información importante como la descripción de tu negocio, horarios, dirección física de la tienda, correo electrónico, y otros detalles interesantes.

Luego está el catálogo, donde quién te quiera compra puede acceder al detalle de los productos o servicios que ofrece tu empresa. En este catálogo puedes agregar imágenes de los productos, información de precios, y detalle de cada uno de estos productos. Junto con el catálogo, aparece también el carrito de compra, donde quienes compran pueden ir acumulando productos elegidos desde el catálogo, así después pueden realizar su pedido consolidado a la empresa.

La comunicación con tus clientes se vuelve también más sencilla con herramientas de respuestas automáticas y respuestas rápidas. Con las respuestas automáticas puedes establecer mensajes que aparecerán de forma automática cuando una persona se comunique contigo por primera vez.

Lo mismo puedes hacer también cuando tu negocio esté suspendido o tu te encuentres ausente para responder con mensajes predeterminados contando que no estás disponible. Por otro lado, las respuestas rápidas son mensajes que también puedes definir con anterioridad, pero están pensadas para responder frecuentes de clientes que se repiten más de una vez.

Finalmente, WhatsApp Business entrega la oportunidad de etiquetar las conversaciones que tienes con tus clientes, y así armar categorías que facilitan la comunicación. Algunos ejemplos de etiquetas pueden ser: “Nuevo/a Cliente/a”, “Nueva Orden”, “Esperando Pago”, “Pagado”, “Orden Completa”. Hasta 20 etiquetas puedes crear para ordenar como tú quieras las conversaciones con tus clientes.

 

Escrito por VICENTE MARIN –  UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

¿Qué sabemos de datos?

Seguramente has visto o escuchado hablar sobre la visualización de datos, donde mediante distintos gráficos, indicadores y herramientas visuales, logras entender un proyecto u organización. Esto se puede utilizar para cualquier negocio u organización, y realmente son bastante útiles para tomar decisiones informadas en cualquier área (ventas, entender a los clientes, finanzas, proyectos, etcétera).

En particular cuando una iniciativa va creciendo, ya sea en ventas o en proyectos, es difícil estar atento a todo lo que ocurre y este tipo de visualización nos permite mantener el control.

Existen programas y consejos de cómo conseguir una mejor visualización según tus necesidades actuales, pero de algo que se habla un poco menos, pero todos nos topamos cuando intentamos llevar lo anterior a la práctica, es sobre los DATOS.

Si no tienes datos que reflejen todo lo que quieres incluir en tu visualización no importa lo poderosa que sea tu herramienta, te será de poca ayuda. Por eso aquí te comentamos algunos de los puntos para tener en cuenta.

1. ¿Cómo y dónde se almacenan tus datos?

¿Será que tu cliente realiza una compra, y los datos quedan registrada en algún portal? ¿Será que tus compañeros de trabajo deben registrar en algún lado información sobre los proyectos que están llevando a cabo?

Es muy importante saber dónde quedan almacenados los datos y conocer la capacidad que tendrás de conectarlos a alguna herramienta de visualización.
Por ejemplo, cualquier hoja de cálculo online puede ser accesible para que una herramienta como Data Studio, Power BI o Tableau los lea.

Si estos en cambio se guardan en un software, debes ver si este se puede conectar con tu herramienta de visualización. Si no, puedes conectarlo copiando manualmente la información que te entrega el software y pegándola en alguna hoja de cálculo. Es más trabajo, pero soluciona el problema de la conexión. En este caso debes tener en cuenta que la información no quedará en línea, sino que se actualizará según la frecuencia con la que tú la actualices. En cualquier caso, una conexión directa tampoco asegura tiempo real. Hay que confirmar con el proveedor cada cuanto se actualiza su información.

Si el registro de la información es manual, es importante verificar que efectivamente se esté realizando, especialmente al comienzo. Generar la costumbre en el registro de los datos es uno de los mayores desafíos.

2. ¿Qué es la granularidad?

El concepto más importante que debes tener en cuenta es la granularidad de tu información.

La granularidad es la división más pequeña de tus datos. Por ejemplo, si registras cuanto pan se ha vendido durante un día, entonces tu granularidad será el día. Si guardas todos los días la información, entonces puedes fácilmente podrás saber cuánto pan se vendió durante un mes.
En cambio, si lo que quieres saber es a qué hora se vende más pan, no tendrás cómo conseguir esa información, ya que para eso tendrías que saber cuánto se vendió a cada hora, y el registro es sólo diario.

En otras palabras, siempre podrás conseguir información más general que tu granularidad, pero no podrás acceder a algo más específico que ésta. No obstante, sería mucho esfuerzo registrar ese dato cada hora. Por suerte hay varios programas que acompañan la venta y entregan una granularidad de segundos, o sea, te dicen la hora exacta en que se vendió un producto. Igualmente debes tener claro el concepto por si necesitas visualizar cosas menos definidas, como un proyecto, u otro dato en que tú defines lo que se registra.

3. Temporalidad

Y no me refiero a la granularidad del tiempo, sino a guardar la información histórica de tus datos. En casos como una venta, probablemente nunca necesites cambiar la información, ya que no cambiarán los productos que se compraron, ni el horario en que se pagó.

Pero en cambio si tienes información de redes sociales, actualizaras constantemente el número de seguidores o suscriptores. En ese caso podrías perfectamente ir actualizando ese dato todas las semanas, y podrías estar feliz al comprobar que la nueva cantidad es bastante mayor que la que estaba registrada previamente.

Pero ¿Cómo estás respecto al año pasado? Para revisar esto, en vez de ir actualizando el dato, deberías haber ido registrando la cantidad de seguidores durante todo este tiempo, de modo que puedas tener el dato actual, pero si lo necesitas, también tengas las versiones anteriores con su fecha correspondiente.

El siguiente elemento para considerar es fundamental para darle valor a nuestros datos. Este elemento son las categorías.

4. Categorías

Las categorías pueden ser muy directas, por ejemplo, si registras información de tus clientes, puedes categorizarlos como pequeños, medianos o grandes, y dejar un campo donde guardas ese dato.

Puede sonar trivial, pero es fundamental el definir claramente esa categoría y no sólo en base a referencias. Por ejemplo, si dices que un cliente pequeño es el que solicita tus servicios 10 veces al mes y mediano el que lo hace 70 veces, entonces si alguien solicita tus servicios 41 veces al mes ¿Es pequeño o mediano? Y ¿Qué pasa si solicita tus servicios 10 veces, pero tiene potencial para hacerlo 200? ¿Quieres definir si es grande según lo que compra, o según lo que podría llegar a comprar? Porque según cual decidas, será diferente la información que te entregará.

Es por esto que es muy importante que decidas bien tus categorías, y que constantemente las vayas poniendo a prueba para asegurarte de cubrir cada caso.

También es normal tener una categoría llamada “otros”. Esa opción debe ser muy puntual, si tu “otros” es muy grande, entonces estás perdiendo información valiosa y quizás valga la pena desplegar más tus opciones.

Las categorías pueden simplemente agregar información de otros datos, por ejemplo, imagina que registras qué porcentaje de una venta fue destinado a artículos básicos del hogar. Tendrías el dato de que en 30 ventas un 63% de la venta era por este tipo de artículos, mientras que en 17 ventas el porcentaje era de 64,5%.

Tener la información de cada porcentaje quizás no es algo que nos sirva demasiado, pero en cambio, saber que 120 ventas tenían entre 25% y 75% de artículos básicos de hogar, resulta información más útil. Entonces, esta categoría es en realidad una agrupación, un agregado, que extraes del resto de los datos.

Existen también algunas categorías que hay que tomar con más cuidado y con las cuales es conveniente dar un repaso mental rápido de los distintos puntos mencionados.

Por ejemplo, el estado de un proyecto. El estado puede ser simplemente “cerrado”, “en ejecución”, “no iniciado”, entre otras opciones. Será muy útil mirar la información actual y ver cuántos proyectos hay activos y cuantos no, pero ¿Qué pasa si necesito saber en qué situación estábamos 5 meses atrás? Una opción es haber guardado el histórico y continuar registrándolo periódicamente, pero también puede pasar que el estado vaya más asociado a una fecha de inicio, y una fecha de cierre.

En ese caso, no es necesario guardar el histórico, sino que basta con que ese dato se calcule en base a la información de las fechas, lo que te permitirá evaluar en distintos tiempos sin tener que hacer demasiado esfuerzo.

Estos son algunos elementos que es bueno observar cuando se están guardando datos. Los datos son los que tienen realmente la información, luego las herramientas para poder visualizar no podrán entregarnos ningún valor si no les damos primero un material confiable. Seguro en el camino, y dada tu necesidad particular, encontraras más puntos que debes tener en consideración, pero este es un breve repaso a algunos elementos generales que te puede ser útil considerar.

 

Escrito por IGNACIO BARAHONA –  UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

¿Cómo puede el Marketing Digital impulsar tu marca?

Una buena estrategia de marketing digital es la base de todo negocio online exitoso. Pues esta ayuda a que las empresas puedan llegar a su público objetivo, con el producto o servicio adecuado y en el mejor momento posible.

Una investigación de Statista (portal de estadísticas en línea) demuestra que el 67 por ciento de los Millennials prefiere comprar a través de internet, mientras que de la Generación X solo el 56 por ciento lo hace. La misma investigación informa que el 41 por ciento de los Baby Boomers prefiere las compras en internet.

Entonces, dado que el mercado en línea se está expandiendo a un ritmo acelerado, las empresas que desean impulsar su marca en plataformas digitales deben hacer esfuerzos para llegar a sus clientes potenciales.

¿Qué ofreces y qué hace única a tu marca?

¡Aquí es cuando entra en juego el marketing digital!

El marketing, ya sea tradicional o en línea, busca conectar con tu audiencia en el lugar correcto y en el momento adecuado. Pero con el cambio de tiempos y técnicas, las cosas ya no son iguales. Hoy en día, el marketing digital es la demanda y la necesidad del momento para ponerse al día con el mercado en constante cambio.

Y ¿Qué es el marketing digital?

El marketing digital es todo lo que se hace a través de una plataforma digital o en Internet para llegar a tu público objetivo. Puedes utilizar varias tácticas digitales y herramientas para crear un plan de negocios con el fin de conectarse con los clientes en línea.

Las herramientas de marketing tradicionales ya no son suficientes para generar más ventas en el mercado altamente competitivo de hoy. Es por eso que una estrategia de marketing digital bien diseñada te ayudará a atraer más clientes y les asegurará que pueden confiar en tus ofertas.

¿Cuáles son las ventajas del marketing digital y cómo es la mejor herramienta para ayudarte a impulsar tu marca?

Llega al público objetivo

El objetivo principal de una empresa es llegar a sus clientes. El marketing digital no solo te conecta como propietario de un negocio con los clientes que buscan aprovechar los productos o servicios que ofreces, sino que, también te permite comprender rápidamente sus necesidades y actuar en función de los comentarios compartidos por ellos.

A algunos propietarios de pequeñas empresas a veces les resulta difícil comprender la complejidad del mercado y no pueden encontrar soluciones a sus problemas relacionados con la empresa. Por eso es importante sentarse a evaluar cuál es tu público objetivo. Puedes desarrollar tu buyer persona (persona de interés), qué los motiva, qué necesidades tienen y cómo puedes tú ayudarlos.

Crea tu presencia en línea

El primer y más importante paso para ingresar al mundo del marketing digital es crear tu sitio web. Hay 4.39 mil millones de usuarios activos de Internet en el mundo en 2019. Con un alcance infinito de expansión comercial, el negocio debe estar en línea.

Desde diseños de logotipos, hasta sitios web atractivos, cualquier cosa puede influir. Crea tu sitio web y registra tu negocio en diferentes plataformas de redes sociales para lograr el máximo compromiso con el público al que te diriges como audiencia.

Optimización de motores de búsqueda

La optimización de motores de búsqueda o SEO es una de las mejores y más efectivas formas de impulsar tus ventas en línea. Este es básicamente el proceso de optimización de tu sitio web de manera que te permita obtener una clasificación más alta en las páginas de los motores de búsqueda. En términos sencillos, aparecer al inicio del buscador. Muchas de las experiencias en línea comienzan con un motor de búsqueda.

Necesitas optimizar tu sitio web de acuerdo con las palabras clave que tus clientes potenciales podrían usar para buscar el producto o servicio. Debes asegurarte de que tu sitio web esté optimizado de tal manera que aparezcas antes que los sitios de cualquiera de tus competidores.

Marketing en redes sociales

Facebook, que es un gigante de las redes sociales, ha publicado oficialmente una declaración de que

tiene un promedio de 1.58 mil millones de usuarios activos diarios en 2019. La práctica del marketing en redes sociales, como puede ser en Facebook u otra plataforma, promueve tu sitio web y tus productos para aumentar el conocimiento de la marca y dirigir el tráfico hacia tu negocio.

Rentabilidad del marketing digital

Las pequeñas y medianas empresas en su mayoría tienen recursos y capitalización limitados o mínimos para arreglárselas. Las estrategias de marketing tradicionales han demostrado ser más costosas y consumir más tiempo.

Además, el marketing digital aporta un aspecto absolutamente nuevo del gasto en técnicas de mercado. Podemos afirmar que el marketing por correo electrónico y el marketing en redes sociales son dos ejemplos de la eficacia del marketing digital.

Email marketing

Las empresas y comercios utilizan el marketing por correo electrónico como fuente de comunicación con sus audiencias. Esta herramienta de marketing permite a las empresas y negocios publicitar sus clientes potenciales existentes.

Los correos electrónicos se utilizan con mucha frecuencia para promocionar contenido, eventos y descuentos, así como para dirigir la atención de las personas hacia tu sitio web. Los correos electrónicos con una línea de asunto más personalizada tienen 26% más de probabilidades de ser abiertos que otros. Hay muchos tipos de correos electrónicos que se pueden enviar en una campaña de marketing por correo electrónico, como por ejemplo:

  • Correos electrónicos de seguimiento a los visitantes que descargaron algo.
  • Correos electrónicos de bienvenida al cliente.
  • Correos electrónicos de suscripción de clientes.
  • Correos electrónicos de confirmación.

Automatización de marketing

Existen programas que permiten una automatización de procesos de marketing. Con la ayuda de estas herramientas los departamentos de marketing pueden programar sus tareas, las que requieran repetición o deban realizarse manualmente.

Un boletín informativo por correo electrónico, la programación de publicaciones en las redes sociales, el seguimiento y la generación de informes de campañas y los correos electrónicos de fomento de clientes potenciales son parte los procesos que se pueden automatizar en marketing.

El marketing móvil

El marketing móvil es otra herramienta de marketing digital que tiene como objetivo dirigirse a una audiencia específica. Los usuarios de teléfonos inteligentes y dispositivos de telefonía móvil son la audiencia principal y la base de clientes potenciales para esta forma de marketing.

Los sitios web, correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales y aplicaciones móviles son los principales métodos del marketing móvil.

Aproximadamente 52,2 por ciento de todo el tráfico de sitios web en todo el mundo se generó a través de dispositivos móviles en 2018, de acuerdo con cifras de Statista. En la era tecnológica actual, el marketing móvil es probablemente la mejor y más eficiente forma de marketing digital.

El conocimiento de la marca y la generación de contactos cualificados (leads) a través de varios canales digitales son los principales objetivos del marketing digital. Las redes sociales, la optimización en buscadores, el sitio web de la empresa, el correo electrónico, entre otros, son algunos de los principales canales a través de los cuales se puede obtener el resultado deseado.

 

Satisfacer todas las necesidades del negocio y al mismo tiempo brindar una excelente experiencia al cliente es parte del valor que trae el marketing digital. Además, este es mucho más fácil de medir en comparación con los estilos tradicionales de marketing porque los resultados se pueden analizar en tiempo real.

El marketing digital es siempre una recomendación para la mejora de tu visibilidad online y para el crecimiento y expansión de tu negocio. No existe ninguna limitación sobre el impacto geográfico que puede tener el marketing digital y por eso es una excelente opción para impulsar tu marca.

 

Read more

4 consejos para que mejores la gestión de tu tiempo

¿Tienes la sensación de que al día le faltan horas? Gestionar el tiempo es una actividad que se deja de hacer porque nunca hay tiempo. Sin embargo, planificar es una inversión necesaria, especialmente si tenemos la sensación de que nos faltan horas en el día.

Stephen R. Covey, escritor estadounidense, habló de la matriz de administración del tiempo. En este blog nos gustaría entregar 4 consejos necesarios que pueden ayudar a equilibrar tu vida laboral con tu vida familiar.

  1. Agenda un momento para planificar. Ideal si este momento es diario, semanal o mensual planificando por periodos o cuando tengas un objetivo en mente que te gustaría cumplir.
  2.  Identifica cuánto tiempo dedicas a temas urgentes e importantes. Suele ocurrir que gran parte del tiempo apagamos incendios y eso nos agota. Si es tu caso, observa cuánto delegas, cuánta ayuda pides y haz lo posible por disminuir estas tareas.
  3. Incorpora a la agenda tareas que son importantes, pero que no son urgentes de abordar.
  4. Identifica aquellas cosas que no son importantes en tu vida y evalúa cuánto tiempo estás destinando a ellas.

En resumen, si buscas ser una persona efectiva con tu tiempo:

  1. No deberías estar constantemente apagando incendios. Delegar y pedir ayuda son tu manguera para disminuir las llamas.
  2. Priorizar es el mejor regalo que puedes hacer para no dejar de lado esas actividades que te importan aunque no requieren tu atención inmediata.
  3. Aprender a decir que no es una competencia que nos ayudará a enfocarnos en lo importante (cuadrantes I y II), dejando de lado aquellas actividades que no hacen sentido (cuadrantes III y IV).

Gestión del tiempo: 4 cuadrantes de Stephen Covey.

Escrito por SOFIA PARRA –  UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

Modelo Canvas: ¿Cómo aplicarlo en tu negocio?

Para un emprendedor conocer su modelo de negocios es fundamental. Hay que tener claridad sobre los aspectos del negocio. Imaginémonos un reloj, que tiene engranajes de muchas forma y tamaño, ellos deben funcionar a la perfección para que el aparato funcione correctamente. ¿Cuál es el trabajo del relojero? Conocer cada engranaje, sus características y funcionalidades, pero a la vez debe cerciorarse de que el reloj en su conjunto muestre la hora correctamente.

El emprendedor es como un relojero. Debe conocerlo todo y estar al tanto de la mayor información posible. Por ello, se han desarrollado modelos que intentan poner en simple algo que es complejo.

El Modelo Canvas, creado por Alexander Osterwalder, divide elementos fundamentales del negocio en bloques. El ejercicio es revisar cada bloque por separado y luego preguntarse cómo un cambio en cada uno afecta a los otros. De esta forma, sabemos las características del negocio una a una, pero manteniendo la visión general.

Tiene cuatro secciones que responden las preguntas fundamentales del negocio y luego cada una de las secciones se subdivide para formar los nueves bloques que posee esta herramienta.

A continuación, revisaremos brevemente cada sección con sus respectivos bloques:

1) Quién: esta sección está relacionada con el cliente.

Segmento de clientes: ¿Quién es mi cliente? ¿Qué hace? ¿Cómo es? Muchas veces tenemos muchos tipos de clientes diferentes. Identificar el más importante ayudará a tomar decisiones de manera consciente y optimizando recursos.

Canales: Una vez que hemos identificado nuestro segmento objetivo surge la pregunta ¿Cómo llego a ellos? El conocer a los clientes nos permite encontrar la mejor forma de encontrarlos, ya sea en términos de comunicación o de logística. Si yo sé dónde está mi cliente podré generar ese contacto que facilita las ventas.

Relación con los clientes: Este bloque se refiere a las formas que se tienen para interactuar con los posibles clientes, ya sea en términos presenciales o digitales. El tono, cercanía y periodicidad de comunicación debe ajustarse a las necesidades del cliente.

2) Qué: esta sección tiene un solo e importante bloque.

Propuesta de valor: Es aquello que mi cliente puede obtener de mi negocio y que no encontrará en ningún otro, aunque el otro venda un producto similar. La propuesta de valor va más allá del producto, y se relaciona con el negocio y sus características.

3) Cómo: hay que definir los elementos que permiten generar la propuesta de valor para trasmitirla y entregarla al segmento objetivo. Esta sección se divide en tres bloques:

Alianzas clave: Son generalmente externos, socios relevantes para el negocio. Son clave porque si estas alianzas se ven afectadas, el negocio se puede perjudicado. Muchas veces son proveedores de materia prima o empresas de despacho.

Acciones clave: Lo que se debe hacer si o si para que el negocio funcione correctamente. Si alguna de estas acciones clave no se realiza correctamente, se corre el riesgo de que el cliente no quede satisfecho.

Recursos clave: Son los elementos necesarios para el buen funcionamiento del negocio que permiten la correcta elaboración de producto y concretización de ventas.

4) Cuánto: esta sección se divide en dos bloques y revisa los aspectos financieros del negocio.

Ingresos: Aquí hay que hacer un recuento de todas las fuentes de ingreso del negocio y sus características. Si, por ejemplo, trabajas pidiendo 50% por adelantado y 50% contra entrega, esto debe verse reflejado en tus ingresos.

Costos: Conocer todos y cada uno de los costos del negocio al detalle. De esta forma se puede identificar aquellos que se pueden reducir y distinguirlos de los imprescindibles.

El plasmar un Modelo Canvas ayuda a separar estos elementos sin perder de vista sus conexiones. Así se facilita la toma de decisiones y análisis de la empresa.  Además sirve para tener claridad del modelo de negocios para estudiar el impacto que pueden tener variables externas, como por ejemplo una pandemia.

Escrito por LAURA MORGAN –  UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

Read more

Cómo optimizar el sistema de repartos para pequeñas y medianas empresas

El delivery está en auge en tiempos de pandemia. Fijar una meta de tiempo máximo hasta que una entrega se complete es una de las maneras más eficientes de rentabilizar los repartos. Sin importar qué tipo de negocio tengas contar con un sistema de entregas de pedidos te acerca a los consumidores. Y a su vez, por supuesto, al éxito de tu compañía.

Cuando tus clientes pueden realizar un seguimiento de pedidos en tiempo real, se benefician no sólo ellos, sino también tu negocio. Tanto así que hoy en día ya puede resultar hasta insólito encontrar organizaciones que no manejen repartos a domicilios. Pero si quieres comenzar con la logística para pequeñas y medianas empresas revisa estas sugerencias.

¿Por dónde empezar?

La organización es clave. Por eso un software que permita estructurar tu nueva red será imprescindible. Lo primero que debes hacer es conseguir un software que se adapte a los requerimientos de la organización. Enfócate en uno cuyas aplicaciones para teléfonos inteligentes permitan a los consumidores realizar un seguimiento de pedidos en tiempo real.

Registro de conductores

Si ya tienes una flota de conductores, regístralos en la plataforma. Pero si aún debes dar este paso, te recomendamos que comiences con vehículos pequeños y de poco consumo. Claro que todo va a depender de la demanda y el alcance que tenga tu empresa.

Pero una vez tengas a tus empleados inscritos puedes asignar tareas según la planificación que te parezca más adecuada para tu tipo de negocio. Enfócate en  hacer repartos por zona, o zonas fijas. También puedes planificar la entrega de pedido por polígono, de manera que tú mismo logres dibujar la ruta de tu preferencia.

Sea cual sea la opción que elijas, este registro se le mostrará al conductor en su aplicación de repartidor y también al cliente. De esta forma, puedes incluso elegir mandar notificaciones que creas relevantes a tus consumidores para que estén informados de todo el proceso.

Es un hecho que para que esta estructura pueda ser cada vez más rentable y eficiente debes aprender a optimizar tus mejores rutas.

Comienza por evaluar la tipología de estas, la topografía, el acceso, la luminosidad, los peajes, las distancias en kilómetros e incluso el clima. Todo suma.

Debes tener en cuenta todas estas variantes que puedan afectar al conductor y que impliquen seriamente el atraso de una solicitud.

Recomendaciones

Como sabes una demora es un cliente insatisfecho. Y con toda razón, un usuario descontento es potencialmente un cliente menos.

Fija una meta de tiempo máximo hasta que la entrega se complete. Así podrás evaluar hasta cuantos pedidos juntos tu logística es capaz de entregar.

No olvides: lo que no se mide no funciona, recuerda llevar informes de productividad así podrás detectar tus fallas y enfocarte en mejorar.

 

Read more

Método Running Lean: ¿Cómo iterar mi plan de manera exitosa?

“Es una metodología sistemática para iterar de un plan A a un plan que funcione, antes que se agoten los recursos”, así definió Ash Maurya, autor del libro “Running Lean”, sobre este conocido método que se usa y se aplica en el mundo de emprendimiento e innovación.

¿Por qué los productos y servicios fracasan? La respuesta es que se construyen productos o servicios que nadie quiere, donde tenemos dos actos de fe:

  1. ¿Lo podemos construir?
  2. ¿A alguien le interesa?

La forma de evitar construir productos y servicios erróneos es conocer lo que realmente quieren tus clientes. Entonces surge la pregunta: ¿El cliente tiene todas las respuestas? La respuesta es sí, pero no podemos preguntarle directamente. “No puedes solo preguntar a los clientes qué quieren y luego tratar de dárselo. Las nuevas ideas vienen de la observación, de conversar con las personas, de preguntar constantemente y salir de la oficina”, explicaba Steve Jobs, cofundador y expresidente ejecutivo de Apple​ 

¿Qué propone Ash Maurya para evitar productos y servicios fallidos?

Paso 1: Describir por escrito tu idea inicial

Lean Canvas es la herramienta paso a paso que Ash Maurya propone para crear productos y servicios exitosos.

Identificar tres problemas más importantes que resuelve la propuesta de valor a los clientes objetivo:

  • Pensar en dónde o cómo los clientes resuelven esos problemas ahora. Enumerar esos recursos porque son tu competencia.
  • Preguntar por qué las personas pagarán por el producto y qué lo hace diferente o lo suficientemente mejor como para obligar a comprar.
  • Enfocar la propuesta de valor para atraer a los principales usuarios iniciales de forma muy práctica para ellos.

Con el Plan A determinar los componentes del plan que conllevan el mayor riesgo y desarrolla diferentes versiones del plan para cada grupo de clientes.

Paso 2: Crear un equipo de trabajo Lean

Una vez identificados los clientes objetivos y seleccionados las hipótesis más críticas es el momento de empezar a hablar con la gente para probar suposiciones. Forma un pequeño equipo para aprender y construir MVP del producto o servicio. El equipo ideal debe tener habilidades de desarrollo, diseño y comercialización.

Nota: Al inicio no es necesario dejar sus trabajos o tareas diarias. Se puede mantener todo especialmente en el área de marketing de la empresa.

Paso 3: Hablar con los clientes para aprender

  • Habla con los clientes sobre sus problemas, pero no hables de las soluciones. No preguntes qué quieren, porque no obtendrás respuestas útiles.
  • Para determinar lo que realmente quieren es necesario observar lo que realmente hacen. Estructura un guion para las entrevistas e intenta mantener una relación  personal.

El primer hito importante de una startup es lograr un ajuste de producto y mercado que no se trata solo de construir el producto correcto, sino de construir un modelo comercial escalable que funcione.

Recomendaciones para realizar entrevistas:

  • Hacer tres rondas de entrevistas, con diez personas en cada conjunto.
  • Concéntrese en:
    1. Los problemas que ha identificado para resolver.
    2. La solución.
    3. Producto mínimo viable (MVP).
  • Preséntese y explique los motivos de la entrevista.
  • Haga preguntas específicas para confirmar su grupo de clientes objetivo.
  • Concluye las entrevistas compartiendo su  concepto. Cuenta tu historia en dos minutos. Pregunta si puede hacer un seguimiento más adelante y ver si pueden sugerir otros clientes potenciales a los que debe entrevistar.
  • Realiza entrevistas en parejas. Habla con 30 clientes y parar cuando no estés aprendiendo nada nuevo de las entrevistas.

Paso 4: Diseña los problemas que la solución abordará

  • Pide a los entrevistados que clasifiquen los problemas en orden de importancia. Pregunta cómo resuelven esos problemas ahora.
  • Persiste para obtener detalles, explora cualquier problema nuevo que surja y evalúa su nivel de entusiasmo para resolver cada problema.
  • Revisa y evoluciona las entrevistas a medida que aumenta el aprendizaje.
  • Si nadie clasifica uno de los problemas como importante, elimínalo e introduce un problema que sea importante para los clientes de las entrevistas.
  • Escucha atentamente las descripciones de las alternativas (tus competidores) que los clientes utilizan para resolver sus problemas.
  • Una vez que ya tienes identificado a los clientes objetivos, conoce sus problemas y busca soluciones para resolverlos.

Paso 5: Entrevistas de solución

  • Dar a conocer las características mínimas que debe tener la solución y mostrarla a los clientes objetivo para saber si les es útil. Lo más importante es si están dispuestos a pagar por ella.
  • Muestra una maqueta o un prototipo en las entrevistas. Puedes incluir imágenes, videos o cualquier aproximación razonable del MVP.
  • Aunque la solución inicial será un MVP, no la regales. Véndela, muestra cómo se entregará y cómo recibirán los pedidos. Pregunta qué características necesitan y qué les falta.
  • Evalúa cómo se recibió la solución que cambios son necesarios. Revisa los precios y el modelo comercial.
  • Evalúa si los clientes están dispuestos a pagar y si eso puede hacer viable el modelo de negocio.
  • Añade o elimina funciones de acuerdo con los comentarios de los clientes. No agregar características a menos que sea estrictamente necesario.
  • Las funciones deben vincularse directamente con los problemas identificados por los clientes potenciales.
  • Muestra a los posibles clientes la página de precios y solicita que realicen el proceso de registro.
  • Diagnóstica cualquier obstáculo. Cambia el MVP según el retorno y comprueba la reacción en las próximas rondas de entrevistas.
  • Cuando el 80% de los clientes entrevistados están dispuestos a pagar es el momento de realizar el lanzamiento del producto o del negocio.
  • La forma más rápida de aprender es hablar con los clientes. No desarrollando código, ni recopilando análisis.

Paso 6: Lanzamiento del producto

  • El objetivo es captar suficientes clientes en el embudo de ventas para probar el producto y seguir aprendiendo.
  • Interactúa con los primeros clientes. Visítalos y llámalos en lugar de usar el correo electrónico.
  • Observa cómo los nuevos prospectos visitan la web, rastrea las barreras que encuentran y por qué abandonan la compra.
  • Soluciona esos problemas y pide a los clientes que regresen.

Recordatorio: “Un cliente es alguien que paga por su producto, un usuario no”.

Entender 100% el problema que tiene los clientes y cómo se les puede ayudar en la solución. Si el proyecto no está tan orientado a Internet o si no eres un emprendedor técnico costará más entender y asimilar todo lo que explica para poder aplicarlo en tu caso.

Escrito por FELIPE MARTÍNEZ RODRÍGUEZ – UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

Inclusión y diversidad: ¿Cómo usar el lenguaje correcto?

Una persona con discapacidad es aquella que teniendo una o más deficiencias físicas, mentales, sea por causa psíquica, intelectual, sensorial, de carácter temporal o permanente, al interactuar con diversas barreras presentes en el entorno ve impedida o restringida su participación plena y efectiva en la sociedad en igualdad de condiciones con las demás, según la Ley 20.422.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) , más de mil millones de personas en el mundo tienen alguna discapacidad. De ellas, casi 200 millones viven con dificultades significativas en su funcionamiento cotidiano observándose un aumento en la prevalencia de discapacidad a nivel mundial de un 15%.

Chile no está al margen de esta realidad. Según cifras del Estudio Nacional de la Discapacidad, personas con discapacidad son 2.606.914 equivalente al 20% del total de habitantes del país. De ellas un 8,3% presenta discapacidad severa (dificultad extrema o imposibilidad para realizar actividades de la vida diaria o que reciben ayuda con alta frecuencia).

Estos datos nos hacen reflexionar e impulsan a pensar en cómo construir un mundo más inclusivo en el que todos tengamos una vida digna y de calidad. Más aun considerando, según datos de la OMS, la discapacidad será un motivo de mayor preocupación para la sociedad.

Cabe destacar que las personas con discapacidad tienen una menor participación en la actividad económica. Por ello, las tasas de pobreza son más altas que las personas sin discapacidad. Estas dificultades se exacerban en las comunidades menos favorecidas.

Frente a este desafío de promover una plena inclusión y diversidad en nuestro país es indispensable la creación de políticas y programas eficientes que mejoren las vidas de las personas con discapacidades y faciliten la aplicación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En esta oportunidad queremos dar unos simples, y a la vez complejos consejos, para avanzar hacia una sociedad más inclusiva. Tenemos la convicción que para transformarnos en una sociedad inclusiva es necesario comenzar por uno, tal como lo dice la frase de Mahatma Gandhi. “Si quieres cambiar el mundo cámbiate a ti mismo”.

Estos consejos dicen relación con el uso del lenguaje a utilizar para promover la inclusión, ya que nuestras palabras y nuestra forma de hablar son fundamentales para representar lo que somos, lo que queremos y lo que creemos, así como para educar y crear un entorno de mayor justicia.

También queremos compartir el video cómo a referirse a una persona con discapacidad y otro video cómo tratar a personas con discapacidad.

 

 

Inclusion-y-Diversidad_tabla-768x842-1

 

 

Read more

Comercio en línea: Ventajas y desventajas del proceso de transformación para mipymes

En la realidad actual, marcada por grandes cambios en nuestras posibilidades de desplazarnos o de atender presencialmente a nuestros clientes, la idea de sumarnos al canal de ventas online aparece como una de las pocas opciones para mantener nuestra actividad como pequeñas y medianas empresas.

Sabemos que el mundo digital aborda muchas aristas y que puede parecer un poco confuso e incierto cuando llevamos mucho tiempo acostumbrados a interactuar con clientes cara cara. Por esto, queremos compartir contigo 3 ventajas y 3 desventajas que creemos tiene el mundo de las ventas online para una Mipyme, para que cuentes con más información a la hora de dar este salto.

Ventaja Número 1: “El consumidor lo pide”.  

No te sorprenderá leer que el comercio online experimentó un crecimiento explosivo durante el año 2020. De acuerdo con Smart Decisions, este creció en 8 meses lo que estaba pronosticado para los próximos 4 años. Esta podría ser una consecuencia directa de las restricciones de desplazamiento, lo bueno es que según la CCS un 74% de los consumidores pretende dejar de asistir a los centros comerciales para realizar sus compras en el futuro, es decir, las compras online llegaron para quedarse.

Por otro lado, las ventas del retail disminuyeron un 19% entre marzo y agosto de 2020 y según Accenture el 79% de los chilenos piensa seguir comprando en tiendas locales, y un 85% piensa comprar más productos de origen local, es decir, los consumidores buscan tener un consumo más responsable con el medio ambiente, objetivo que se aleja bastante de lo que las grandes tiendas le pueden ofrecer. En resumen, tus potenciales clientes están acostumbrándose cada vez más a hacer sus compras por portales online y están buscando micro y pequeñas empresas para suplir sus necesidades, ¿qué esperas para llegar a ellos a través del comercio digital?

Desventaja Número 1: “Necesitamos adquirir conocimientos del mundo digital”.

Para vender tus productos mediante canales digitales, va a ser importante que pases por un proceso de adaptación. Las diferencias entre la venta presencial y la venta online son innumerables y tendrás que adquirir conocimientos que te permitan hacer óptima esta nueva forma de vender.

En este proceso es importante que te hagas preguntas tales cómo ¿Qué herramientas digitales me conviene adquirir para poder llegar a mis clientes? ¿Qué alternativas tengo que ofrecerles a mis clientes ahora que no los estoy viendo cara a cara? Va a ser importante establecer medios de pago acordes a la venta online.

También tendrás que elegir los canales de difusión a utilizar para llegar a ellos, y esta decisión requerirá que aprendas a utilizar distintas plataformas, como lo son las redes sociales. Tendrás que preguntarte ¿Dónde puedo encontrar a mi cliente en internet?¿Dónde le acomoda a mi cliente buscar productos? Para aquellas personas más jóvenes quizás será más fácil incorporar el uso de estas plataformas, pero muchas veces tendrás que invertir tiempo en capacitarte para su correcto uso.

Ventaja Número 2: “Disminuir y disminuir costos”.

Uno de los grandes problemas de mantener una tienda física son los altos costos fijos en los que hay que incurrir para que esta pueda funcionar: arriendo de oficina, bodega o local comercial, pago de cuentas de luz, agua, maquinas de pago, entre otros. Estos costos son imprescindibles en una tienda física pero tienes una opción para dejarlos de lado: una tienda online. Si bien las tiendas online no prescinden de costos, estos son mucho más bajos que los de una tienda física.

Para tener una tienda online puedes crear una página web que incluya selección de productos, carro de compra y métodos de pago online o unirte a un marketplace, cualquiera de las opciones puede llegar a tener precios muy bajos, incluso bajo $10.000 pesos al mes. Sumado a esto, para tener una buena presencia online hay que ser parte de las redes sociales, las cuales son gratuitas a menos que se quiera generar publicidad. Sin duda, no hay por donde perderse a la hora de comparar costos, la tienda online es definitivamente más económica.

Desventaja Número 2: “Estar ahí 24/7”.

Si bien puedes ahorrar muchos costos fijos al dejar de lado las tiendas físicas, hay algo de lo que no podrás escaparte: del tiempo. Una persona pasa en promedio alrededor de dos horas y media diarias en redes sociales y, en Chile, según el estudio “El Chile que se viene”, publicado por Cadem y Jelly, el 68% de los encuestados usa Whatsapp de forma constante, es decir, con una frecuencia de por lo menos cada una hora durante el día.

Al mismo tiempo, el 39% usa Facebook y el 35% usa Instagram con esta misma frecuencia. Esto es una clara indicación de que es necesario interactuar constantemente por las redes sociales al igual que nuestros clientes. Ellos exigen disponibilidad 24 horas al día, quieren encontrar información fácilmente, quieren ver publicaciones constantes, esperan obtener respuestas rápidas, quieren número de contacto para poder llamar y quieren ser acompañados en el proceso de compra. En el comercio online podemos disminuir muchos costos, pero el costo en tiempo no es uno de ellos.

Ventaja Número 3: “Ya no hay límites”.  

De algo estamos claros, los límites geográficos desaparecen con la tecnología. El mundo online no solo nos permite comprar productos sin necesidad de movernos de nuestros asientos, sino que también nos ofrece la oportunidad de conocer negocios más allá de las fronteras de la ciudad e incluso, del país en donde se encuentran.

Según la información proporcionada en el informe digital publicado por We Are Social y Hootsuite, actualmente a nivel mundial el 53,6% de la población se encuentra presente en redes sociales, y a nivel nacional, hay 16 millones de usuarios activos en redes sociales. Estas cifras nos indican que si tienes presencia en redes sociales, tu negocio tiene el potencial de ser conocido por el 86,5% de la población total del país.

Es verdad, estas cifras incluyen una gran variedad de redes sociales como Facebook, Instagram y Youtube, pero vamos, ¿no es increíble pensar que antes el límite de personas que podían conocer tu negocio era sólo tu ciudad y hoy en día puede ser conocido por más de la mitad de las personas del mundo?

Desventaja Número 3: ¿Y cómo lo hago?

Las nuevas oportunidades del comercio online nos obligan a enfrentarnos con una nueva dificultad: la capacidad y logística de entrega. Según los datos entregados por la CCS, durante el 2018, más del 70% de las compras realizadas por internet han optado por algún tipo de despacho a domicilio.

Esto nos indica que al tener tienda online es imperativo contar con un sistema de despacho, delivery o última milla que nos permita entregar el producto a los consumidores donde sea que estén. Pero el reto del despacho y su logística no se detiene ahí, el cliente no solo quiere recibir el producto, sino que también espera que el producto llegue en óptimas condiciones y en el plazo acordado. Decidir qué sistema de delivery ocupar depende de cada negocio, pero si hablamos de comercio electrónico, es un indispensable.

Existen otras numerosas ventajas y desventajas de subirnos como pymes al comercio online y no cabe duda de que las decisiones y acciones a tomar son considerables si queremos hacerlo. Es importante recalcar que la transformación digital toma tiempo y sus efectos pueden no ser necesariamente inmediatos, es probable que al momento de comenzar a vender en canales digitales nos demoremos en llegar al nivel de ventas deseado. No obstante lo anterior, creemos que en un ecosistema que cambia constantemente, es clave buscar nuevas oportunidades para crecer y el comercio online es un camino que no podemos dejar de explorar si queremos sobrevivir en el Chile post-pandemia.

Escrito por ISABEL VERGARA / FRANCISCA ÁLVAREZ – UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE

 

Read more

Teoría del Cambio: ¿Qué necesitas conocer para medir el impacto social?

Cada vez que iniciamos un proyecto tenemos en mente un objetivo que queremos lograr. Nuestra vida está rodeada de acciones que nos movilizan para alcanzar un estado diferente al actual. Pero ¿nos detenemos a revisar cómo lo hicimos o nos preguntamos sí tuvo el efecto deseado?

En la mayoría de los casos diría que somos conscientes de la meta alcanzada y eso se puede demostrar con algunas pocas evidencias del entorno. Sin embargo, un punto es tener consciencia del resultado obtenido y otra distinta es identificar si ese resultado impactó positivamente, logrando el cambio esperado.

Existe una frase que dice “lo que no podemos medir, no se puede gestionar”.  Evaluar el impacto de lo que se realiza es relevante cuando los recursos son limitados, ya que no se busca malgastar dinero, esfuerzos ni energías. Por ejemplo, cuando desarrollamos proyectos que buscan generan impacto social, como sería superar la pobreza, disminuir brechas económicas, aumento de oportunidades en educación o promover el cuidado responsable del planeta, debemos ser eficientes en la utilización de los recursos para que puedan capitalizar el propósito de esta iniciativa social.

La Teoría del Cambio, según Carol Weiss y Helene Clark, ofrece una buena manera para entender cómo las acciones producen resultados necesarios para generar el cambio social, siendo un valioso instrumento al momento de planificar proyectos. Esta metodología ayuda a visualizar y entender mejor el efecto causal entre acciones e impacto. También establece procesos adecuados de evaluación.

En términos simples, permite sabe exactamente de dónde nace la intervención, qué es lo que hará, cómo lo hará y para qué lo hará, identificando con claridad el resultado final. Al momento de una intervención social a través de la Teoría del Cambio, se debe tener claro el propósito y el fin último a alcanzar.

Puntos claves a destacar:

  • Necesidades: Se describen problemáticas que se observan en la realidad y que llevan a desarrollar la intervención. Probablemente se encuentren varias necesidades. Lo importante es establecer cuáles son las fundamentales dado que ayudará a determinar el alcance de la intervención social.
  • Insumos y actividades: Son todos los recursos claves para alcanzar los productos del programa y las actividades específicas que transformarán esos recursos claves en resultados deseados.
  • Productos: Es el resultado de la combinación entre actividades e insumos, lo que se logra inmediatamente luego de ejecutar acciones planeadas.
  • Resultados intermedios: Son cambios que se producen debido a la intervención y que proceden al logro de objetivos a nivel macro. Son modificaciones en actitudes, conocimientos, capacidades y comportamientos que resultan de estos productos.
  • Resultados finales: El resultado final implica resolver causas o necesidades iniciales. Es el gran cambio de largo plazo que queremos alcanzar. Proviene directamente de los resultados intermedios.

La tarea de elaborar un proyecto a través de la Teoría del Cambio nos ayuda a pensar de manera estratégica la intervención social. Así se puede tomar mejores decisiones sobre actividades para realizar en los proyectos y medir con precisión el impacto que buscamos en las etapas iniciales.

Para profundizar conocimiento sobre esta metodología puedes encontrar más información en la guía: “Teoría del cambio: Cómo pasar de la necesidad al impacto social”.

Escrito por TOMAS MONTERO – UNIVERSIDAD DEL EMPRENDEDOR – SIMÓN DE CIRENE
Read more