Los virus en la BioEmoción

Vivimos en una sociedad donde reina el estrés y todo se tiene que hacer con prisas. El problema viene cuando forzamos a nuestro cuerpo a vivir sin tranquilidad y atraemos los virus. ¿Sabías qué cuando estamos estresados bajan las defensas de nuestro cuerpo?

Desde Instituto Draco os queremos explicar las emociones que hay detrás de los virus y unos consejos para sentirnos mejor ante esta pandemia ¡Allá vamos!

Según el Dr. Hamer, gran médico y estudioso de la nueva medicina, los virus como el COVID-19, son los que reparan el daño que nosotros le hacemos al cuerpo cuando alteramos sus funciones. Con nuestras emociones modificamos el cuerpo, el cerebro tiene la capacidad de controlar los órganos y producir cambios en ellos.

Cuando estamos muy estresados o preocupados nuestras defensas bajan y es más fácil coger cualquier enfermedad, por eso es esencial mantener la calma y relajarnos ante cualquier situación desagradable o estresante.

 

Los síntomas: 

 

Los síntomas principales del Coronavirus son la gripe y la neumonía. Según la Biodescodificación, la emoción que existe detrás de la gripe es el estrés en términos de sospecha, estamos sospechando de la vida y no confiamos. En la fase de estrés de la enfermedad las fosas nasales se tapan y en la fase de reparación aparecerá la mucosidad para limpiarnos. La neumonía ataca a los pulmones y la emoción que predomina en el cuerpo es el miedo, el miedo a morir.

Si sufrimos estrés y miedo a sufrir el virus es posible que aparezca la gripe, ya que nuestras emociones la van a provocar para liberarnos de ese estrés. Nuestro cerebro no está preparado para sufrir tanto estrés, no es natural, tenemos que aprender a relajarnos y a confiar en nuestro cuerpo.

 

El bloqueo emocional: 

 

Según Lisa Bourbeau, el bloqueo emocional de toda infección representa un signo de fragilidad en el área relacionada con la parte del cuerpo afectada.

La persona enferma se deja invadir fácilmente por pensamientos, palabras o gestos provenientes de los demás, que no le convienen y que le queman. No reconoce su fuerza ni su capacidad de autoafirmación. La infección también puede producirse en la persona derrotista o pesimista que dice: «¿Qué más da?» y que no pelea. Se dice que algo o alguien infecto es especialmente repugnante. ¿Te acusas de ser repugnante o innoble en este momento?

 

¿Qué conflicto me niego a reconocer?

 

Las infecciones según Jacques Martel están relacionadas con la frustración frente a la vida. Estamos cansados, desesperanzados y nos sentimos faltos de amor. Con las infecciones la vida quiere mostrarte que tu vida ya es maravillosa y tienes que valorarla.

Según Louise Hay, las infecciones aparecen cuando estamos enfadados o fastidiados con la vida y la vida como es muy sabia, nos hace ver que no hay motivos para estar enfadados sino que tenemos que sentirnos felices por lo que tenemos.

 

Consejos para evitar los virus:

 

1- Mantén una actitud optimista ante el virus y piensa que puedes controlarlo, solo es miedo.

2- Mantén hábitos de limpieza para sentirte mejor, limpia la casa y tu cuerpo para atraer buenas energías.

3- Evita hablar del tema para que no te contagien el pánico

4- Distraete con tu familia y amigos

5- Ayuda a tus seres queridos a mantener la calma y a tener un pensamiento positivo

6- Practica tus aficiones para sentirte mejor

7- Olvídate de la ansiedad y el pánico por estar en casa, valora que tienes una casa maravillosa.

8- Realiza mindfulness para eliminar el estrés

9- Descansa y come adecuadamente

10- Agradece a tu cuerpo su fortaleza y valóralo

 

Así que ya sabes, mantén una actitud positiva, relájate y valora la vida tan maravillosa que tienes ¡Esto también pasará!

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

Cuándo decir “NO MÁS” en una relación

Síntomas que indican que no debes seguir en una relación

¿Cuándo pierde el amor su importante finalidad? Quizá esta sea una de las preguntas más difíciles de responder cuando estamos atravesando por una crisis en la relación. Determinar el momento y las circunstancias que pueden llevar a decir: “NO MÁS”, nos permitirá darle prioridad al amor propio, dejar el sufrimiento y romper ese apego que tanto daño hace.

El amor empieza a verse afectado cuando nuestra pareja no siente amor, no permite que crezcamos en nuestros ámbitos personales o profesionales y vulnera los principios que nos definen como personas. Cuando una de estas o las tres se ven perjudicadas, es preciso que empieces a analizar tu relación.

Para Walter Riso es importante definir límites que formen una relación constructiva, saludable y duradera. Ahora veremos qué hay más allá de esos límites y cómo se pueden definir:

No hay amor

“Ya no me abraza, no me besa”, “ya no se preocupa por mí”, “nunca he sentido que esto sea amor”. Como dice Walter Riso en su conferencia “Es posible amar sin sufrir, el arte de amar sin apego”: ¿por qué quedarnos con alguien que no nos ama?, ¿qué esperas entonces, si es una relación insana y perjudicial? Mendigar amor es una de las experiencias más humillantes que se pueden vivir por alguien. Estás a merced de las migajas y la limosna que el otro puede darte, alguien así, no te merece.

¡Qué mala consejera puede ser a veces la esperanza! En ocasiones, la crudeza de la realidad o la más dolorosa esperanza nos quita la carga de un futuro inconveniente”, Walter Riso.

Cuándo decir “NO MÁS” en una relación - Síntomas que indican que no debes seguir en una relación

Le molesta tu crecimiento personal

¿Por qué en una relación de pareja se sacrifican los sueños y las metas solo por “pertenecerle a alguien”? Las motivaciones, los deseos y lo que quieres ser, siempre y cuando no sea destructivo para los demás, deben llevarse a cabo por el hecho de sentirse completo en la vida. Un amor que impida el crecimiento personal del otro para que la relación funcione, no se llama amor sino esclavitud.

¿Quieres aprender a cocinar, emprender un negocio, practicar algún deporte o entrar a la orden religiosa? Si hace parte de tus necesidades básicas, no dudes en hacerlo, no lo descartes:

“Lo que te hace evolucionar es un regalo, lo que te lleva a involucionar es un estorbo”, Walter Riso.

No hay nada mejor que una pareja con la que se pueda alzar vuelo a la par y luchar codo a codo, una persona con la que puedan desarrollar juntos la naturaleza humana de mejorar, realizar y mantener el propio ser que anda en constante experimentación. Si sientes que tu relación no es así, ¿qué haces ahí?

Traicionar nuestros principios

Entre los pensadores existe un acuerdo sobre los valores en el que se promulga que el límite de lo negociable es la dignidad personal, es decir, la opción de ser valorado, respetado y honrado. La dignidad es aquello que nos hace resistir la humillación, el autocastigo y la condena injusta.

¿Cómo saber cuándo alguien afecta tu dignidad? Para alguien que se observa a sí mismo, es fácil de determinar. La dignidad se ve afectada cuando sentimos que nuestros intereses más profundos se ven maltratados. El ideal siempre será conservar el ser moral y negarse a ser un objeto. Por eso, cuando negocias tus principios y fundamentos en nombre del amor lo único que estás haciendo es dejarte de querer a ti mismo y negando tu condición personal.

En su conferencia: “Es posible amar sin sufrir, el arte de amar sin apego”, Walter Riso aborda por lo menos dos factores importantes que afectan la dignidad personal en las relaciones afectivas. No te puedes perder la ampliación de este tema, ingresa a este enlace para que puedas adquirir ese conocimiento y las herramientas ideales para vencer el apego y dar un NO definitivo a una relación insana y tóxica.

Read more