Cómo vivimos la vida tiene relación directa con nuestros niveles de DOPAMINA.

¿Porqué algunos vivimos la vida más felices?, ¿Porqué vemos lo que nos pasa como un aprendizaje? Porqué nos quedamos con lo mejor de las lecciones de vida? Son preguntas que siempre me hago y que se explican quizás por nuestras experiencias y nuestra química asociada.

Cómo vivamos nuestra vida y como nos alimentamos espiritual y físicamente aportará a mantener nuestro cuerpo y alma en una armonía que ayuda a alcanzar la felicidad.

La dopamina es el neurotransmisor encargado de la percepción y procesamiento de nuestras emociones y sensaciones relacionadas con el bienestar, la motivación y la atención.

Una semana normal que pudiera contribuir a la Felicidad debiera incluir un número de actividades concretas que además ayudan a la producción de Dopamina.

La mañana comienza con levantarse temprano, ducharse debiera ser una de las primeras actividades conscientes y placenteras, disfrutar el agua caliente, el jabón, la piel suave, el olor a limpio, la toalla esponjosa y ojalá conscientes de la escasez de agua para cuidar nuestro medio ambiente. Así inicias el día disfrutando en forma simple con cosas simples

Lo segundo un buen café, un café conversado ojalá y para los que no son cafeteros un buen té verde también produce tirosina que estimula la Dopamina y produce un efecto placentero.

Durante el viaje al trabajo, desconéctate y vuela con la música, puedes convertirte en el mejor cantante de la vida en tu auto o el mejor oyente en el transporte público. La música placentera para nuestro cerebro se transforma en dopamina pura para nuestro cuerpo.

Luego ya comenzamos con nuestro trabajo diario, que puede ser fuertemente ayudado si nos fijamos objetivos diarios pequeños, que tenemos que alcanzar dentro del día, que sean fáciles y alcanzables para tener una sensación de recompensa positiva al final del día. Ahora bien es fundamental que estemos enamorados de nuestro trabajo, que lo que hacemos o a lo que dedicamos nuestra vida nos dé sentido, trascendencia y nos aporte a crecer y desarrollar nuestra creatividad. Si tu trabajo es más bien rutinario y no te aporta tanto, dedícate en el tiempo libre a hacer lo que te llena plenamente; La familia, los amigos, el deporte, la jardinería, la naturaleza, todo lo que aporte a dar sentido a tu vida y que disfrutas haciéndolo.

Cuándo compartas con otros asegúrate de pasar un buen momento, de crear espacios de crecimiento y productividad positiva. Dar tiempo de escucha y enseñanza a otros, es reconfortante para nosotros.

Tienes que darte tiempo e impulso para estas actividades, ellas son las que darán equilibrio a tu vida aportando energía, recuperando así la energía que te absorben las actividades rutinarias, negativas que enfrentamos cotidianamente.

El cuidar las comidas, comer sano y equilibrado, sin duda ayudará a mantener niveles de dopamina óptimos, cuidar de nuestro cuerpo es central para estar bien y consume periódicamente alimentos que ayuden a la producción de Tirosina. Estos alimentos son: Almendras, maní, plátano, chocolate, sandía y tb. agregar ciertos condimentos que ayudan a estimular la dopamina. Estos son la Cúrcuma y la Ginko Biloba.

Una vez en camino de regreso a tu casa puedes volver a escuchar música o dedicar algún tiempo a meditar o conectarte contigo mismo o con tu entorno, practicar el mindfullness puede ser un buen primer paso para poder centrar tu atención a los procesos cognitivos activos de revisión de nuestro día. Cuando hagas este repaso recuerda quedarte con la lección y la mirada positiva, usa esta instancia para mirar tus miedos y enfrentarlos. Usa esta instancia para revisar tus pensamientos y creencias.

Un buenas noches a todos y un sueño reparador también son fundamentales para alcanzar la Felicidad. No es tan difícil poner en práctica estas cosas, parte por las que puedas y trabaja las que pueden ser más difíciles para ti, la Felicidad esta en tus manos.

 

 

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

 

 

Foto portada: Designed by Freepik

 

 

 

 

Read more

Todos Necesitamos Pertenecer

En el último tiempo mis reflexiones giran en torno al pertenecer a un grupo, una familia, un equipo de trabajo, un deporte, siempre queremos ser parte de algo, algo donde seamos aceptados, valorados y donde se pueda ser uno mismo y se puedan desplegar nuestros talentos. ¡Qué mejor sensación que esa!

Creo que sentirse parte de algo esta en la naturaleza  humana, el desarrollo del hombre y su civilización se funda en el desarrollo de su comunidad, sentirse parte es necesario y da un sentido a la vida.

Es necesario entender que sólo el tiempo te da la posibilidad de conocer a fondo el grupo donde estamos. Ser parte de algo dónde me siento cómodo es el reflejo de un grupo de personas donde compartimos intereses comunes, valores parecidos, una misión conjunta, un desafío, significa aceptar normas, reglas, deberes, derechos, dar, recibir, conocer límites, compartir, conocer personas, aceptar defectos, virtudes, sentirnos protegidos y tantas otras cosas que nos da ser parte de un grupo. Mi recomendación no es sólo ser parte, sino ser parte activa en un grupo, crear lazos, aportar, estar presente, esas son las cosas que marcan la diferencia. Estar presentes hace que crezcamos, aportemos a los demás, mejoremos de manera continua, enseñemos y nos desafiemos.

Ahora el tema está en que seamos capaces de reconocer la finalidad de la agrupación a la que pertenecemos. Cuándo el fin es bueno en sí, termina siendo bueno para todos, pero cuándo el fin atenta contra nosotros mismos o es bueno sólo para unos pocos, sería importante reflexionar al respecto. Esto no es nada fácil ya que muchas veces nos confundimos en reconocer lo que es bueno para nosotros. Como buenos seres de costumbre que somos, por un poco de afecto o protección o sentirse parte, somos capaces de dejar de ver lo que es bueno en sí y la historia así nos lo ha demostrado en diferentes ocasiones.

Elige ser parte!!! Súmate a ser parte de algo que te de un sentido a ti y a los tuyos, de algo grande, dedícale tiempo y ten paciencia, muchas veces los frutos no son inmediatos, pero llegan. Piensa lo difícil que puede ser no pertenecer a nada y lo trascendental que puede ser incluir a otros a ser parte de algo, puedes cambiar la vida de muchas personas invitándolas a que sean parte de tu mundo.

 

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

Read more

Una experiencia inolvidable!!!

Qué más bonito que aprender, qué más bonito que compartir con los amigos, debiera ser una experiencia inolvidable, donde aprendemos todo tipo de cosas importantes para la vida y no me refiero sólo a las materias tradicionales, sino que me refiero a aprender a convivir, a respetar, a tolerar las diferencias, me refiero a compartir, a confiar, a preocuparse por el prójimo, a la sana competencia, a comunicarnos, entre muchas otras cosas que en gran medida aprendemos cuándo interactuamos con otros.

Es frecuente escuchar relatos tristes de experiencias formativas que muchas veces dejan marcas para el resto de la vida, algunas son inevitables y otras son responsabilidad de todos prevenirlas, remediarlas o transformarlas en experiencias que nos aporten.

Cuándo hablo de todos me refiero a apoderados, alumnos, profesores, familia y entidades educacionales, todos quienes participamos de la comunidad educacional. No hay nada más doloroso y angustiante que ver a nuestros hijos sufrir, ya sea por rendimiento o por relacionamiento, pero como todo en la vida, es necesario entender que lo inevitable de estas situaciones no nos exime de hacernos cargo de ellas, de enfrentarlas y extraer el necesario y valioso aprendizaje “Si cierras la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera” Rabindranath Tagore.

 

Al parecer aquí se manifiestan de forma clara algunos de los problemas de nuestra sociedad actual. En primer lugar el tema es el hacernos cargo, segundo, los altos niveles de desconfianza en el otro y tercero, la incapacidad de los actores para dialogar constructivamente, con honestidad y respeto centrados en la solución del problema, no para pasarse cuentas ni para imponer su visión en contra de los demás sino para conciliar y aunar esfuerzos, colaboración y creatividad.

Tener experiencias de aprendizaje enriquecedoras, mayormente felices, mágicas, dónde el respeto por las diferencias y el desarrollo de todos los talentos y aptitudes sean bienvenidas.  Conversar, reflexionar buscar soluciones y acepta el error sin duda ayudarán al desarrollo de una sociedad más sana y comprometida con todos.

Mi llamado es a la tolerancia, a la innovación, a la inclusión, a la colaboración y a hacernos cargo de avanzar por este camino, creo que ésta será la única manera de desarrollar un programa educativo que forme personas con mejor autoestima, más sanas y felices por el resto de sus vidas.

 

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Read more

Hola Angustia, Chao Angustia

En este período del año, es muy común que nos acompañe, la Angustia, el comienzo del Colegio, la Universidad, los desafíos laborales, las rutinas del año, el fin del verano y el término de los períodos de descanso, todo comienza junto y requiere que nos adaptemos de manera rápida a estas nuevas situaciones que requieren de mayor rigor, disciplina y rutina.

¿Qué experimentamos cuando estamos Angustiados?

Experimentamos una sensación difusa de malestar físico, que provoca incomodidad, dolor de estómago, dolor de cabeza, mareos, dificultad para conciliar el sueño, opresión en el pecho, sensación de falta de aire, entre otros. Además a ésto se le suman pensamientos de duda respecto de quienes somos y de nuestras capacidades.  Nos creamos películas propias de si seremos aceptados o no por nuestros pares, de cuán inteligente seré, de cuán atractivo soy y de todo aquello que me imagino al enfrentar un nuevo escenario que no conozco bien y en el cual quiero o debo estar de la mejor forma posible.

La angustia es una emoción y como tal, algo puramente subjetivo, que se manifiesta con síntomas físicos observables en algunos casos. La Angustia la percibe quien la siente y, como sucede en el interior de uno, permanece oculta a los otros. Por eso se experimenta en soledad, en una soledad cruda y desamparada. Se trata de la soledad en la que me enfrento a asuntos que solamente me conciernen a mí mismo, a lo más privado, íntimo y propio de mí.

Grandes filósofos y pensadores han descrito la importancia de este sentimiento diferenciándolo del miedo y la desesperación. Desde mi punto de vista la angustia es un sentimiento que nos puede paralizar o, que abre posibilidades, si somos capaces de detenernos a reflexionar y encontrar un camino. Yo recomiendo que en estados de angustia uno se tome el tiempo para tomar un café con otro, para mi esta expresión del café, permite tener la oportunidad de ser ayudados a encontrar respuestas, a analizar, a entender, a hacernos preguntas, a compartir experiencias, a entender que no estoy sola, a sentirme querido, acompañado, contenido y seguro, a ser escuchado y a poder expresar lo que por lo general no comunico.

Cuándo uno conversa se siente como se libera esa energía angustiante y se va cambiando por otras que me hacen sentir mejor y mas seguro.

  • Si notas angustia en tus niños acompáñalos, abrázalos, que sientan tu apoyo, dale el espacio para que te cuente que le pasa. Que dibuje, que juegue, léele un cuento, toma un té de Melissa conversado con ellos, de esa forma los niños podrán elaborar y hacer que la angustia disminuya o desaparezca. Dales contexto y tiempo para adaptarse.
  • Si notas cierto grado de angustia en ti mismo, tómate un café con alguien.
  • Si alguien te comenta que esta angustiado, tómate tu tiempo e invítalo un café.

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

 

Read more

La Comunicación

Si me preguntaran cuál es uno de los componentes centrales que impactan de manera directa en generar relaciones saludables v/s relaciones conflictivas, sin duda mi respuesta sería: La Comunicación.

En la familia,con la pareja, con los amigos, en el trabajo y con todos quienes interactúamos, siempre de manera inconsciente y ahora consciente, tras el aprendizaje que he tenido, el foco de mi acercamiento con un otro ha estado puesto en  poder establecer relaciones positivas que sacan lo mejor de mí y de los demás.

¿Pero cómo me conecto con un otro u otros?

Todo lo que piense o quiera hacer, pasará de acuerdo a como lo comunique, el tono, la actitud, la claridad del mensaje, la postura, el lugar, el lenguaje no verbal. Todas estas características serán determinantes para el resultado de la conversación y créalo, la falla en uno de estos puntos puede que haga que el resultado sea totalmente diferente al que esperaba.

Es realmente sorprendente el poco valor que le damos a la comunicación y lo poco consciente que somos del peso de nuestras palabras. Creo también que antes de pensar en la comunicación, debiéramos estar claros de la relevancia del contexto que se debe crear para luego interactuar, de este aspecto ni siquiera se habla o se tiene conciencia.

¿Cómo se logra este contexto? Hablando de la comunicación. Invertir tiempo en aclarar reglas que nos permitan interactuar de manera efectiva. Estas reglas de convivencia o de contexto previo para establecer una forma de comunicación efectiva son realmente mágicas, crean lazos inimaginables y potencian el logro de cualquier objetivo que se quiera al interactuar con un otro.

¿Ahora que entiendo por reglas de convivencia o interacción?

Tienen relación con virtudes o conductas críticas que son centrales para alcanzarlas:

  • Confianza
  • Respeto
  • Actitud Positiva
  • Interés por el otro
  • Honestidad

Lo Primero que debo generar como principio básico es confianza, sin confianza la posibilidad que  aparezcamos en plenitud es muy poca. Cuando confío me atrevo a decir lo que pienso y esto incluye poner sobre la mesa la creatividad, la espontaneidad y otras virtudes que sino no aparecerían.  Ahora no basta sólo con atreverme a decir lo que pienso, esto además debe ser de manera respetuosa y positiva en el planteamiento.  El respeto y el tinte positivo es bien recibido por uno y por los demás, alimenta la confianza y la apertura.

Hacer preguntas y demostrar genuino interés por el otro dan espacio para que el otro aparezca,todo esto teñido por la honestidad,  valor que debe estar presente desde el comienzo, esto es central para cualquier relación donde se establece una comunicación verdadera.

Estoy convencida que si  implementas estas reglas empezarás a notar cambios que cambiarán tu vida. Ahora bien el primer ejercicio que debieras realizar es preguntarte algunas cosas:

¿Soy una persona confiada? Confío en mí y en los demás? ¿Miro la vida de forma positiva? ¿Soy honesta en mis relaciones?

Estas son preguntas potentes y profundas en las cuales debo reflexionar de manera personal,  si crees que te falta ser confiada, honesta o positiva, comienza por ser consciente de esto y luego por trabajar esos aspectos. El comienzo de todo proceso de mejora o cambio parte por mirarse uno mismo.

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

Read more