Tips para superar una adicción

¿Tienes hábitos que sabes que te perjudican? ¿Crees que no puedes cambiarlos? ¿Sabes que hace que nos volvamos adictos?

Una adicción es una dependencia psicológica a alguna sustancia, como las drogas o un hábito que nos produce placer, como las compras.  La persona no puede prescindir de aquello que es adicto y lo convierte en el centro de su vida. A medida que va pasando el tiempo la persona pierde el control y actúa de forma compulsiva ocasionando una serie de problemas en su salud y en sus relaciones personales.

 

¿Por qué se desencadena la adicción?

 

Las adicciones sirven a las personas para evadirse de una situación o ambiente conflictivo que no saben afrontar, por no tener las herramientas o capacidades necesarias.

Cuando nos desconectamos de nuestro entorno, por no saber gestionarlo emocionalmente, surgen las adicciones como una nueva forma de conexión, en este caso con una sustancia o comportamiento determinado con el que establecemos una relación de dependencia.

 

El origen de la adicción

 

No hay una causa única para el desarrollo de una adicción, cada persona es un mundo y a cada uno nos afectan las situaciones de manera distinta, aunque existen diversos factores a tener en cuenta cuando una persona desarrolla una adicción.

Biológico

Existen estudios que afirman que los hijos de personas adictas tienen más probabilidad de desarrollar una adicción en el futuro.

Psicológico

Baja tolerancia a la frustración o al estrés, pocas habilidades sociales, baja autoestima, inseguridad, nula capacidad de autocontrol, búsqueda de nuevas sensaciones…

Parte ambiental o contextual

Son influyentes factores como vivir en familias disfuncionales, con ausencia de normas o la mala comunicación de padres e hijos, así como la presión social, el querer sentirse integrado en un grupo, la carencia de valores…

 

Tipos de adicciones:

 

– Alcohol

El alcoholismo es una de las adicciones más comunes en el mundo, dado que el alcohol es una sustancia legal, pero sus efectos sobre la salud son muy graves. Los efectos se notan tanto a nivel físico, como problemas de equilibrio y la resaca, como cognitivo y psicológico, como inestabilidad emocional, agresividad y menor capacidad de reacción.

– Nicotina

La sustancia que causa adicción al tabaco es la nicotina. La nicotina es una sustancia que altera el funcionamiento del cerebro de forma significativa, provocando la adicción. Con el paso del tiempo, si la persona no se fuma su tan deseado cigarrillo, empieza a sentir malestar en forma de ansiedad y nerviosismo.

– Opiáceos

De entre los opiáceos, la heroína es probablemente la más conocida.

El consumo de esta sustancia implica serios problemas de salud, especialmente para el corazón y los sistemas nerviosos, digestivo y respiratorio.

– Adicción emocional

Son muchas las personas quienes, tras haber estado largo tiempo saliendo con alguien pero que acaban de romper, aún sienten la necesidad de estar con la persona que han perdido. Es decir, dependen emocionalmente de ellas, no se ven capaces de rehacer su vida con otra persona o atreverse a estar soltero.

– Cannabis

Son muchos los mitos que giran en torno a ella, entre ellos el de que como es una planta y, por lo tanto, ‘natural’ tiene que ser necesariamente ‘segura’.

Se ha visto que tiene repercusiones a nivel cognitivo, deteriorando inteligencia, memoria y la capacidad de hablar fluidamente. Se la ha relacionado con el desarrollo de trastornos mentales como la esquizofrenia.

– Pornografía

La pornografía, de hecho, es un material que se puede volver extremadamente adictivo, dado que implica conseguir la excitación sin necesidad de tener que interactuar con otras personas.

Estos problemas emergen a la hora de tener una relación sexual real con otra persona, haciendo que en la cama se den síntomas como anorgasmia y disfunción eréctil. También se da aislamiento social al no esforzarse para tener encuentros sexuales.

– Juego

Los juegos de azar explotan un fenómeno que en psicología se denomina refuerzo intermitente, el cual implica que solo se reciba la recompensa deseada un número bastante reducido de veces y sin que haya un patrón regular.

Como se está a la expectativa de recibir el premio, la persona no deja de continuar jugando, entrando en un ciclo que puede no tener fin.

– Comida

La adicción a la comida es el problema destacable en los trastornos de conducta alimentaria, concretamente en el trastorno por atracón, en donde la persona pierde el control e ingiere cantidades ingentes de comida, sintiéndose terriblemente mal después.

– Nuevas tecnologías

Cada vez hay más personas adictas a los móviles u ordenadores, sobre todo entre los más jóvenes.

Ya sea para visitar las redes sociales, para jugar a juegos online, no son pocos los adolescentes quienes les daría un síncope si tuvieran que pasar un día sin poder conectarse.

– Compras

La adicción a las compras tiene como principal problema el de consumir ingentes cantidades de dinero en productos y servicios que no son necesarios.

 

Comportamientos habituales en un adicto:

 

– Alterar sus rutinas

– Cambios en el estado de ánimo

– Cambios incluso en las personas con las que se relaciona

– Empieza a mentir para mantener su adicción

– Se empiezan a ver cambios en sus relaciones sociales

– Se puede ver afectado su desempeño laboral

– Deja a un lado las responsabilidades

– Se aísla

– Roba dinero a seres queridos para invertirlo en su adicción

– Olvida sus aficiones

 

Tips para superar una adicción:

– El primer paso es admitirlo y querer hacer un cambio en tu vida
Es un proceso que puede costar pero es importante aceptar la realidad y ser consciente que la adicción no es saludable y te perjudica.

– Toma consciencia

 

Cada vez que vuelvas a repetir los patrones de querer aislarte, de preferir gastar dinero en la adicción que en otras cosas necesarias, plantéate si quieres seguir así siempre. Es importante que seas consciente de esto y analiza si estás dispuesto a hacer el cambio.
– No estás loco ni eres una vergüenza

Elimina tus prejuicios y perdónate. Todos podemos caer en una adicción, es una respuesta para evitar problemas o para enfrentarse a los miedos. Analiza que es lo que te ha llevado a la adicción y ten paciencia contigo mismo.

– Conéctate con los demás

¿Qué te parece apuntarte a un grupo de apoyo? Compartirás tus miedos, no te sentirás solo y escucharás historias que te animarán a dar el paso.

– Pide ayuda a tus seres queridos

Es difícil superar una adicción por ti solo, por eso es bueno abrirse y contar con el apoyo de los demás.

– Retoma tus aficiones

Si te gustaba ir a pasear por la montaña, hazlo. Es necesario que conectes con las aficiones que te llenaban y te hacían feliz.

– Puedes hacerlo

Aunque recaigas, aunque tengas días que te encantaría probar otra vez, sé optimista y piensa que eres fuerte y que podrás con ello. Esta lección de vida está para superarla. Imagina lo bien que te sentirás cuando veas que has dejado tu adicción atrás y eres libre.

 

Cuando nos damos cuenta de que sufrimos una adicción el primer paso es reconocerlo y comprender que tenemos que cambiar. Cuando somos capaces de interpretar y reaccionar de una forma más adaptativa frente a nuestro entorno, las adicciones dejan de tener sentido. Este cambio de percepción, y el desarrollo de habilidades de madurez emocional, ayudan a cambiar la forma de percibir la realidad y se puede elegir una forma más saludable de vivir y relacionarse.

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 Extraido de www.institutodraco.com

 

 

Read more

5 Maneras de Controlar tus Emociones

Las personas con una mentalidad fuerte suelen expresar abiertamente sus emociones sin convertirse en víctimas ni en agresores. La capacidad de “encajar” las situaciones o experiencias  difíciles y superarlas con éxito es fundamental para nuestra salud física y mental.

Controlar nuestras emociones no significa que no podamos expresarlas sino que reconocerlas, sentirlas y ser conscientes de ellas sin quedarnos atascados en ellas es un signo de madurez emocional.

Si eres capaz de reconocer lo que estás sintiendo ante una situación desagradable o adversa ya habrás dado un paso hacia el camino de controlar tus emociones.

A continuación te presentamos 5 maneras de controlar tus emociones:

1-Identifica la emoción

Identifica la emoción exacta que sientes o el sentimiento que va unida a esa emoción. Muchas veces la rabia es la emoción que aflora pero deberás mirar debajo de ella, pues ahí estará la emoción que realmente sientes.

2-Cambia el foco

Evita las circunstancias que te desestabilizan o te llevan a sentir emociones o sentimientos no deseados.

Si ya has padecido en el pasado alguna situación desagradable evita que se repita. Aleja de tu vida el estrés y la angustia que te supone experimentar dichas situaciones.

3-Modifica tu emoción

Si la emoción que sientes es decepción deberás analizar si continuamente estás deseando hacer más de lo que puedes o esperas más de otras personas de lo que realmente pueden ofrecer. Enfócate en tus puntos fuertes y gratifícate por ellos. En el caso de los demás, ábrete a ellos sin esperar nada, es posible que incluso te lleguen a sorprender.

4-Cambia tus pensamientos

Nuestras emociones son el reflejo de nuestros pensamientos y creencias. Son el filtro de cómo ves el mundo.  Si siempre tienes pensamientos negativos serás una persona que reaccione con ansiedad ante pequeñas señales que percibirás como amenaza.

Cambia tus pensamientos si éstos son destructivos o negativos. Realizar ejercicios, salir a dar un paseo por la naturaleza o simplemente quedar con amigos puede ayudarte a romper con el ciclo de mala “vibra”.

5-Cambia tu forma de actuar

Este punto es el más complicado de todos. Cambiar la forma de reaccionar ante ciertos estímulos a veces nos cuesta más pues casi siempre lo hacemos de forma automática. La solución es el entrenamiento de las emociones. En este caso puedes practicar diferentes técnicas como el mindfulness, respiración consciente, entre otras. Lo importante es la constancia y que conviertas todas estas prácticas en hábitos que con el tiempo darán sus frutos. Las cosas no cambian de un día para otro.

 

Para concluir, evita las situaciones que sabes que desencadenarán emociones desagradables en ti. No dejes que el estrés o la ansiedad ocupen tu mente. Llegar a controlar tu respuesta ante las situaciones complicadas te dará confianza. Las cosas no cambian de un día para otro.  Lo importante es la constancia y que conviertas todas estas prácticas en hábitos que con el tiempo darán sus frutos: te sentirás más fuerte emocionalmente y podrás tomar el control de tu vida, tu salud física se fortalecerá también, alejando de tu mente el estrés, la ansiedad y la depresión, beneficiando así tu bienestar general.

Ahora te toca practicar. ¿Dejarás que tus emociones y reacciones dirijan tu vida?

 

Redacción Instituto Draco

Extraido de www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

Read more

5 hábitos para mantener una relación feliz

¿Cuál es la fórmula mágica para mantener una relación feliz a lo largo del tiempo? Con esto, no solo se hace referencia a las relaciones de pareja. También, a las de carácter familiar y de amigos. Resulta que, el hombre es un ser social y como tal vive rodeado de personas. Con las cuales, debe convivir, trabajar y hasta formar un hogar. En este último caso, las cosas pueden tornarse mucho más complicadas.

La familia, por ejemplo, no se escoge. Sin embargo, existen lazos de sangre que son imposibles de romper. La pareja, es un desconocido que llega a nuestras vidas y esperamos pueda formar parte de ella. El problema está en saber mantener esa relación feliz y saludable con el pasar de los años. No es fácil. Por lo que, muchas de estas terminan en ruptura a pesar de haber experimentado tanto amor.

En este artículo podrás descubrir los hábitos que debes cultivar en tu relación para garantizar el éxito de la misma. Recuerda que, se trata de un trabajo en equipo. En el cual, ambos deben colocar su granito de arena…

El descenso en las relaciones de pareja

Es muy común ver como las relaciones de pareja terminan. Noviazgos y matrimonios pueden tener desenlaces no deseados. Es decir, pasar de la unión a la separación muy fácilmente. Por lo general, este fenómeno se da más en las parejas con hijos que en aquellas que se han mantenido sin descendencia. Las razones pueden ser múltiples, cansancio, fatiga, poco espacio personal, abandono de la sexualidad, entre otros. Las parejas que no tienen hijos pueden tener más tiempo para descubrirse y compartir. Sin embargo, los hijos no garantizan ni el éxito ni el fracaso de una relación de pareja.

La verdadera clave de la felicidad en una relación depende exclusivamente de la pareja. Son solo ellos los que pueden lograr salvar o dejar morir el amor que los ha unido. Investigaciones británicas se han encargado de entrevistar a parejas felices de diferentes países. Con el fin de determinar el secreto que les ha permitido seguir juntos. Los resultados arrojan que más que una fórmula se trata de hábitos que ambos cultivan día a día.

1. Mantener las atenciones que los enamoraron al principio:

La costumbre y monotonía puede ser un arma letal para cualquier pareja. Pensar que después de que se hace una vida en común se deben dejar de lado todas aquellas atenciones del noviazgo es un grave error. Si fueron las actitudes amorosas las que los unieron, entonces puede que su ausencia los separe.

Llevar el desayuno a la cama, llamar para saber cómo va el día, regalar flores o chocolates, entre otras cosas. Son simples detalles que llenan el corazón de la persona que amamos. Si eso dio resultados cuando todo comenzaba, pues es una estrategia que se debe seguir aplicando siempre.

2. Enfócate en los aspectos positivos de tu pareja:

Aceptar a la pareja tal y como es no es fácil. Lamentablemente, siempre queremos cambiar a las personas de acuerdo con lo que nosotros creemos es lo mejor o según nuestras necesidades. Cuando el otro no cumple esas expectativas en algún aspecto, entonces nos enfocamos en ello. Es decir, le damos más valor a los errores que a las virtudes. Lo negativo centra nuestra atención. Y todo lo positivo de esa persona que seguramente es más queda enterrado.

Cuando algo de tu pareja no te guste. Piensa inmediatamente en todas las cosas buenas y aspectos positivos que te ofrece. Es un error quedarse solo con lo malo y no valorar lo bueno que día a día no percibimos. Recuerda, debemos saber cómo afrontar las situaciones de estrés que se presenten.

3. Agradece a tu pareja todos los días:

Aunque podamos llegar a pensar que nuestra pareja tiene la obligación de hacer ciertas cosas por nosotros, la verdad no es así. Nadie tiene ninguna obligación en una relación. Cada quién debería ser libre de hacer o no hacer. Por lo tanto, cuando tu pareja haga cosas por ti. Aunque parezcan insignificantes, recuerda que no lo son.

El agradecimiento hacía los favores, atenciones y mimos que recibes es de vital importancia. De esa manera, haces sentir valorado y apreciado a la persona que tanto amas. Tu pareja se sentirá correspondida y lo agradecerá. Recuerda que el amor se alimenta con gratitud.

4. Fomenta la unión y el compañerismo con tu pareja:

Una pareja es mucho más que un amante. Se trata de un compañero de vida. De un mejor amigo que te acompaña siempre. La complicidad es la clave del entendimiento. Más allá de la sexualidad, la amistad es el factor más importante dentro de una relación. Estudios demuestran que las relaciones duraderas son aquellas que superan el amor romántico y el síndrome del estrés post romántico que esto conlleva.

5. No permitas que lo externo afecte tu relación:

Aunque parezca difícil no es imposible de lograr. Evadir las situaciones externas de trabajo, estrés, responsabilidades que no tienen que ver con la relación es necesario. Los problemas de la calle que son llevados al hogar solo pueden acarrear conflictos en tu relación. Mantener un espacio de armonía entre ambos es el mejor secreto para lograr una relación saludable a través del tiempo.

Read more

La Confianza

Sentirnos confiados es una necesidad básica que nos acompaña durante toda nuestra vida.

En psicología del desarrollo, la primera etapa descrita en la Teoría Psicosocial de Erikson se conoce como Confianza-Desconfianza. Esta se da desde el nacimiento hasta aproximadamente los 2 años de edad. La confianza básica comienza en el minuto que nacemos y como fuerza fundamental de esta etapa, nace la certeza interior y la sensación de bienestar en lo físico y psíquico (ser acogido, recibido y amado). La desconfianza básica se desarrolla en la medida en que no encuentra respuestas a las anteriores necesidades, dándole una sensación de abandono, aislamiento, separación y confusión existencial sobre si, sobre los otros y sobre el significado de la vida. Cierta desconfianza es sana y significativa ya que nos permite desarrollar la prudencia y la actitud crítica. La resolución positiva de esta etapa permite que aparezca la esperanza, que da sentido y significado para la continuidad de la vida.

La confianza una vez superada la primera etapa, podemos entenderla como la esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea. También se puede entender como la seguridad, especialmente al emprender una acción difícil o comprometida.

La confianza en otros se construye o destruye a partir de una serie de juicios que tenemos respecto de una persona u organización, de acuerdo a lo que hace o deja de hacer.

Para poder profundizar aún mejor en la Confianza podríamos decir que existen 4 niveles de confianza que valen la pena distinguir:

1) Confianza basada en la buena intención de otro. Es decir confío en su integridad y sé que intentará obrar bien.

2) Confianza basada en las competencias con las que cuenta la persona. Acá se confía en las capacidades y en la       preparación técnica que tenga la persona u organización para realizar determinada tarea.

3) Confianza basada en la historia de hechos que demuestran ser confiables. Una y otra vez me ha demostrado con acciones concretas que puedo confiar en él o ella.

4) Cuán involucrado está con lo que hace una persona. Una persona que se ve se entrega 100% a cumplir con la tarea, invierte tiempo, ganas y entusiasmo por que así sea, esa actitud comprometida genera confianza.

Generar confianzas nos toma una vida y perderla puede ser extremadamente fácil por ende son nuestros hábitos y nuestras virtudes los mayores protectores de esto. En la actualidad creo que hay razones de sobra para transformarnos cada día más en personas desconfiadas y me resisto a vivir en un mundo con esa mirada. Cuándo desconfío de todo, sólo me preocupo de mi  bienestar, no velo por el bien común, dejo de ser yo mismo por temor a las consecuencias y estoy sobrepasando reglas valóricas centrales de la convivencia humana.

Vivir entre personas en las que confiamos cambia nuestra experiencia de vida, corporalmente se siente una energía expandida, relajada, mentalmente saca nuestro mayor potencial, permite que nos desafiemos, que aprendamos de manera continua,  socialmente permite que cuidemos a los demás porque sabemos lo que se siente ser cuidado, se practica la lealtad y se promueve la comunicación franca y honesta que nos hace crecer y mejorar día a día. La confianza nos permite mirarnos y mejorar siempre.

¿Cuánto crees que confías en la gente?

¿Qué acciones crees que demuestran tu confianza en los demás?

¿Cómo supero mis temores para volver a confiar?

¿Cómo promover espacios de confianza en el trabajo, la familia u otra agrupación de personas?

 

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

Photo by rawpixel.com from Pexels

Read more

Lograr tus metas 10 veces más rápido

Creo firmememente que la manera más efectiva de manifestar nuestros deseos, metas y sueños, es de adentro hacia afuera, es decir, comenzar a sentirnos ahora como nos sentiríamos cuando ese deseo lo veamos realizado.

Y esto también significa ponernos en acción, actuar, ser quien queremos ser, empezar a realizar el sueño que anhelamos. No quedarnos sólo en el juego de la mente y hacer la experiencia. Porque por cada paso que damos, nuestro sueño da un paso hacia nosotros.

Estas son las 10 claves para lograr tus metas 10 veces más rápido:

1 – NO COMIENCES CON METAS ¨REALISTAS¨ O PEQUEÑAS.

Si bien hay toda una cultura sobre fijarse objetivos realistas o pequeños, he descubierto

que ponernos metas difíciles o que al principio parecen imposibles, nos conduce a tomar

acción más allá de lo imaginado y a mejores resultados que los esperados.

Es fácil caer en la rutina de lo habitual, ocupar tu día con las típicas listas de tareas

alcanzables con metas realistas, sin tomar riesgos. Para generar cambios realmente

extraordinarios, precisas sentir que se trata de una misión de vida, ser ambicioso o

ambiciosa con tus objetivos, sin temor a pedir más de la vida, a elevar tus estándares

con objetivos que verdaderamente te inspiren.

Y no necesariamente se trata de tener proyectos grandes, sino de que tus metas sean

más grandes que las excusas, los problemas, hábitos limitantes, y los miedos. Si no te

arriesgas no creces, sino creces te mueres. Por eso es importante que tus metas sirvan

a una visión de vida, que realmente tenga un propósito para ti.

 

2 – COMPARTE TUS SUEÑOS Y TUS METAS CON PERSONAS QUE ESTÁN EN LA

MISMA SINTONÍA, Y MÁS AVANZADOS QUE TÚ.

Sal del anonimato y del silencio, muéstrate al mundo y comparte tus ideas, deseos,

sueños, aspiraciones, misión, metas. Suelo decir que hasta que no te tildan de loco y no

te ganas un par de enemigos, no eres un líder. Invítalos a ellos también.

Nadie avanza solo, y cuando comiences a hablar con otras personas sobre tus proyectos

también comenzarán a contribuir contigo, apoyarte, llegarán mentores o personas que

te indiquen nuevas direcciones, qué podrías hacer para avanzar, o qué habilidades

aprender.

 

3 – HAZ UNA LISTA DE AL MENOS 5 HABILIDADES QUE PRECISAS APRENDER

PARA MANIFESTAR TUS SUEÑOS, Y UN PLAN EN TU AGENDA PARA

INVESTIGAR, APRENDER, HACER CURSOS, EXPERIMENTAR Y

DESARROLLARLAS.

Por ejemplo, cuando comencé a crear y ofrecer mis cursos y trainings online, si bien ya

contaba con las habilidades de comunicación y presentación ante las cámaras que

adquirí en la universidad y trabajando en radio y televisión durante 12 años; había otras

habilidades muy importantes que aprender: diseñar los contenidos en un formato

adecuado para las características de un curso online, cómo crear un podcast, servidores

de almacenamiento de video, plataformas para ofrecer los cursos y comercializarlos, e-

commerce, marketing online, email marketing, y esas son algunas de las habilidades

que fui adquiriendo de manera autodidacta, modelando, en cursos específicos o con

mentores.

Por eso te sugiero que diseñes tu agenda de aprendizajes y comiences a desarrollar las

habilidades con las que avanzarás a tu próximo nivel.

 

4 – PRIORIZA.

Enfoca tu atención y acción en esas 4 o 5 acciones que mueven la aguja, que marcan la

diferencia y generan mayor impacto en tus objetivos y proyectos

¿Entonces cómo discernir lo importante de lo que no lo es? Para esto precisarás remover

justamente lo que no genera que progreses, esas actividades en las que pierdes tiempo,

energía y se convierten en distractores de tu atención. De la misma forma, determinar

cuáles son las actividades que debes delegar en otras personas.

 

5 – USA TU AGENDA.

Suelo repetir una y mil veces a mis clientes ¨Si no está en tu agenda, no va a suceder¨.

Es una regla para administrar con efectividad tu tiempo, y al mismo tiempo, determinar

las cosas que deben estar en tu calendario.

Tu agenda debe responder a estas preguntas sobre tus metas: ¿Qué? ¿Para qué

objetivo? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Con quién?

Así que puedes agendar tus acciones diarias: movimientos, reuniones, actividades,

tareas, hábitos, espacios de tiempo para aprender, planificar, pensar, relax, etc.

 

6 – ADUÉÑATE DE LA PRIMERA HORA DE TU DÍA.

Los primeros 60 minutos de tu mañana son el espacio ideal para diseñar tu día. Cómo

quieres sentirte hoy, en qué proyectos te vas a enfocar, cuáles son las prioridades, a

quién debes contactar, etc.

Las personas suelen despertarse apurados, con los minutos justos para llegar a su

trabajo, prácticamente ni piensan que tipo de día quieren tener y así pasan 24 horas en

modo reactivo.

Tú no quieres eso para tu vida. Tú quieres adueñarte de tu tiempo, y eso comienza con

los 60 minutos que le siguen a abrir los ojos en la mañana.

 

7 – CONSIGUE UN MENTOR.

Es muy enriquecedor tener un mentor cuando estamos en momentos de decisiones y

cambios importantes. Así que consigue un experto que te oriente en lo que debes hacer

para progresar y lograr tus metas, te ofrezca información valiosa, conozca el camino por

su experiencia en el tema, te desafíe, impulse tus cambios, te haga las preguntas que

necesitas escuchar y también te ofrezca claridad a tus preguntas, te muestre nuevas

posibilidades o ajustes a realizar, te acompañe y le importe tu éxito tanto como a ti.

Yo tengo mi coach de negocios, y desde que trabajo con ella, su aporte para mi vida

personal y de mi empresa es invaluable. Busca un mentor que esté logrando lo que tú

deseas y contrátalo. El éxito deja huellas.

 

8 – HAZ ALIANZAS

En los negocios como en la vida, los aliados o socios son compañeros poderosos en el

camino del éxito. Dicen por ahí que nuestra manera de pensar es el promedio de las 3

personas con las que más tiempo pasamos. Elige bien a tus socios, amigos, colegas, con

ellos estás avanzando juntos, compartiendo y celebrando los aciertos, los errores, las

ideas y los sueños.

 

9 – APRENDE A INCREMENTAR TU ENERGÍA.

Aprender a elevar tus niveles de energía es fundamental para el éxito en todos los

aspectos de la vida. Aprende cómo entrenar tu mente para aprovecha r tu energía y

tiempo al máximo nivel. Aprende a manejar tus emociones, a meditar, respiración

consciente, a elegir tus pensamientos, a clarificar tus metas.

¿Has observado que hay personas que con su presencia elevan la energía de los sitios

dónde están, que cuando estás cerca de ellos te sientes genial? Generalmente son

personas exitosas, siempre están innovando, creando nuevas experiencias para disfrutar

de la vida, liderando proyectos, sumando valor a la vida de otras personas o

comunidades, compartiendo sus conocimientos, tienen actitudes generosas, se sienten

abundantes.

Para incrementar y sostener los niveles de energía, y el funcionamiento óptimo del

organismo, puedes comenzar con mis Biotips para incrementar tu energía.

 

10 – VISUALIZA TUS METAS Y LIBERA LOS SENTIMIENTOS ASOCIADOS A SU

LOGRO.

El Ser es mucho más poderoso que el nivel de consciencia del tener y del hacer. Por eso

hablo de convertirnos en quienes imaginamos ser, de adentro hacia afuera, dejando ir

los bloqueos internos, los sentimientos negativos e ideas limitantes, que surjen junto

con el deseo. Este es el verdadero trabajo interno para la realización de tus metas, que

hace que puedas alcanzarlas de forma más efectiva, sin sacrificios y con menos

desgaste energético. Derrochamos demasiado energía en cubrir de sentimentalismos e

ilusiones nuestros objetivos, cuando el significado que le damos está asociado a ¨sentirnos

personas más importantes¨ o al glamur.

El Poder de la Consciencia hace que lo que sostienes en tu mente, tienda a

manifestarse. Si, donde tu atención va, la energía fluye. Al visualizarte realizando tus

metas y sueños, traes esa experiencia que imaginas en el futuro, a tu presente, y te

alineas con la energía de lo que quieres crear, en los pensamientos y emociones. Activas

el Poder de la Intención, o de la decisión interna. Además vas entregando la emoción

del deseo que producen las limitaciones inconscientes, programas negativos, que te

separan de la realización de ese objetivo.

 

Agustin Andrade

Autor y Comunicador

www.agustinandrade.com

Extraido de www.institutodraco.com

Read more

6 hábitos que confirman que hay dos tipos de personas, ¿cuál eres?

La rutina tiene sus pequeños hábitos que son obvios para uno, pero que al compartirlos con otros, pueden generar desde una carcajada burlona hasta una entretenida guerra verbal. ¿Con cuál de ellos te identificas?

Hace unos días en una sobremesa larga y tendida surgió este tema que prendió con agua. Es un tema tan intrascendental como entretenido: los hábitos del día a día que se toman como normas de vida. Despierta pasiones, defensores de cada hábito y risas abundantes. Porque en una misma familia hay distintas maneras de vivir lo cotidiano y cada uno lo vive como si fuera una pasión futbolera. Acá un pequeño resumen de lo que surgió en esa divertida conversación.

La amada y costosa palta

El consumo de palta es tan variado como la lista de candidatos a concejales. Hay quienes la muelen para comerla al desayuno, otros simplemente la cortan, hay quienes le echan aceite (como si careciera de él), jugo de limón, pero lo que es un hábito absolutamente inexplicable para mí, es quienes aman la palta con mantequilla. Queridos columnistas, la palta y la mantequilla son como Pampita y la China Suárez. Podrán encontrarse en el mismo lugar, pero NUNCA ir juntas. O el pan lleva palta o lleva mantequilla. ¿Ambas? Antes podré entender la gramática coreana que esa rareza, que además mi marido defiende a brazo partido.

El lavado de dientes

Aquí hay varias propuestas también. Están los que le echan la pasta directamente al cepillo y se lo lavan normalmente en el lavatorio. También existe esa comunidad que necesita mojar la escobilla antes de echarle la pasta de dientes ( ¿no lo lavaron inmediatamente después de usarlo? Me asalta esa duda) y también está un tercer grupo al que miro con cariño y asombro al mismo tiempo y en el que cada día veo más adeptos: los que se lavan los dientes en la ducha. Onda mientras tienen el bálsamo en el pelo, vamos con la higiene bucal, ¡y con agua caliente más encima! No lo entiendo, pero respetable igual.

Los esperados huevos de chocolate

Esta categoría la tuve muy clara desde chica. Estábamos los que recibíamos los dulces del conejito y a las 21:00 horas del domingo de Resurrección teníamos una torsión intestinal y nada de colación para el lunes, porque OBVIAMENTE la ansiedad era inmanejable y ya nos habíamos comido los 50 huevitos, conejitos y zanahorias de chocolate que habíamos recibido, como si tuviésemos un decreto garantizando que el mundo se acababa ese mismo día. Y todos los años igual. Sin embargo, un día cualquiera, visitabas la casa de una amiga en septiembre y ¿qué veías? Un canastito tímidamente guardado entre los polerones con varios huevos que le quedaban desde la Pascua y que al abrirlos, era tanta su vejez que estaban blancos. Esa gente rara es la que hoy NO TIENE QUE ESTAR HACIENDO DIETA COMO YO. Gente medida y equilibrada, les llaman también.

La verborrea matutina

Me adelantaré al bulliyng de mis amigos y en este punto declararé públicamente que hablo mucho. Pero en mi defensa, no al despertar o en las primeras horas de la mañana. Hay gente que se saluda con el marido a las 7:00 AM como si el susodicho volviera del viaje de La Esmeralda. Es un gesto bonito y educado, pero aquí milito en el partido de los que en silencio hacemos las cosas y tipo 9:30 comenzamos a activar esa parte del cerebro dedicada al lenguaje que en mi caso NO PARA MÁS. Muchas veces este silencio matutino, los que son verborreicos, lo interpretan como mala onda. Aquí los más radicales fueron enfáticos en manifestar que no es así y que la explicación es solo que el motor de partida se demora un poco más en prender. Así es que gente sensible, no se persiga.

El calcetinismo

Los calcetines son un verdadero tema. Hay gente que no concibe que existan humanos que en la noche necesitemos los calcetines como un elemento de la canasta familiar. Pueden vivir en Alaska, sin calefacción y aun así se meterán a sus gélidas camas totalmente descalzos. Es una ley inquebrantable.

Y, por otro lado, ¿qué me dicen de las “papas”? ¿Eres de los que tiene un mínimo hoyito en su calcetín y lo manda directo al tacho de la basura? O ¿perteneces a los que puede andar con un colador en el pie y resistir con una pobreza franciscana? Dejo abierto este trascendental debate. No es un tema menor.

El amor a las boletas

A los que pertenecen a esta categoría entre los admiro-odio-envidio-detesto. ¿Se han fijado en esa gente que tiene guardada la boleta de cuando se compró sus últimos jeans nevados o su laca Dúo? Es gente ordenada y metódica, no lo niego. Pero algo de frikerío hay también. En buena, la garantía ya no aplica y esa boleta podría ser parte de una donación para un museo. Pero los envidio cuando el producto no les quedó bien y no pierden ningún peso por haber guardado ese pequeño papel amarillento, que en mi caso se perdió en la cartera a los 14 segundos que hice la compra.

También quiero incluir acá a los fanáticos de los manuales. Los conozco de cerca (vivo con uno) y me despiertan más curiosidad que conocer la receta de la Coca Cola. Los guardan en lugares importantes y lo que es más raro ¡¡¡los leen en sus momentos de descanso!!! Se defienden de ese extraño hábito con el argumento de cómo sacarle más provecho al exprimidor de jugos. Esa gente es sabia y rentabiliza sus inversiones, pero creo que antes de leer un manual prefiero aprenderme la tabla periódica en libanés.

Espero sus aportes queridos lectores. Personalmente creo que las mini vacaciones que se vienen son para pasarlo bien, comer cosas ricas, descansar y reírse con la familia y amigos de tonteras como estas. Aunque no lo crean son un buen paso para pasar de lo que los ingleses llaman “small talk” a buenas conversas profundas y enriquecedoras.´

¿Cuáles son tus hábitos que nadie comprende? ¿Cuáles no puedes llegar a entender de los demás?

Magdalena Cárcamo – Periodista

Fuente: www.eldefinido.cl

Read more