CÓMO CONSEGUIR CLIENTES SI TODAVÍA NO TIENES WEB (O AUNQUE LA TENGAS)

Una de las preguntas que más me suelen hacer cuando doy algún webinar para emprendedores es cómo puedes conseguir clientes para tu negocio si no tienes página web.

Aunque hoy en día yo considero imprescindible tener web (y puedes discrepar, desde luego, cada uno tiene su opinión) eso no quiere decir que tengas que estar parada si no la tienes lista todavía o si la estás renovando, puedes hacer otras cosas para conseguir clientes.

Por ejemplo:

1. Tus contactos

Si no lo has hecho ya, envía un mail a tus contactos informándoles de tus servicios y con una oferta especial o sesión estratégica gratuita (si no sabes qué es eso, en mi programa de mentoría te enseño cómo usarlas para vender tus programas mientras ayudas).

Truco extra: pídeles que reenvíen tu mensaje a sus amigos si creen que podría interesarle a alguno. Así conseguí yo mis primeros clientes, sin tener web y partiendo totalmente de cero. De hecho todavía no había terminado la formación.

Mi primera mentora también tuvo una buena cartera de clientes gracias a todos los contactos que tenía. Funciona muy bien porque te conocen y confían en ti como es normal.

Advertencia: esto es solo para usar con tus contactos, no para mandárselo a toda persona viviente a  la que no conoces o sin su permiso. Si alguien no te ha dado voluntariamente su email sería spam.

La idea es escribir a tus amigos y conocidos para explicarles a qué te dedicas y cómo puedes ayudarles. Por tanto hazlo por ejemplo para presentar tus servicios y no te pongas a mandar mil correos sin ton ni son.

 

2. Talleres y charlas

Organiza un taller o charla y allí ofrece tus servicios a un precio especial sólo hasta que acabe el taller u ofrece sesiones estratégicas. Es importante que la oferta sea válida sólo durante el taller. Mucha gente da charlas o talleres pero no les saca partido y espera que luego los participantes se pongan en contacto contigo cuando vuelvan  a sus casas.

Todo puede ser pero mejor asegurarte de sacar el máximo provecho ofreciendo algo y dándoles la posibilidad de llevarse algo extra si se suscriben a tu lista por ejemplo, así te llevas suscriptores para cuando la web esté lista y directamente clientes si les ofreces algo útil muy relacionado con la charla con unas condiciones especiales.

 

3. Redes sociales

Usa las redes sociales para relacionarte con otras personas y ofrecerles tus servicios. E incluso puedes usar anuncios para llegar a más gente.

En una red social lo ideal es ayudar y relacionarte, compartir contenido de tu web para que se inscriban a tu lista y allí ya les puedas ofrecer algo. Pero si ahora mismo no tienes web, puedes aprovechar para participar y relacionarte con otras personas.

Así conseguí yo más clientes y que me entrevistaran cuando acababa de empezar (después de haber hecho el punto 1) en mi caso en Twitter, que fue la red que elegí para empezar.

Importante: Ayuda a personas en foros o grupos de Facebook y DESPUÉS, si ves que están interesados y les puedes ayudar ofreciéndoles una sesión estratégica o según en que caso directamente tus servicios.

Recuerda que entrar a promocionarte sin más no suele funcionar, hay que ayudar, colaborar, relacionarte.

 

4. Colaboraciones

Investiga y haz un listado de negocios o profesionales que compartan el mismo nicho que tú para hacer alguna alianza o colaboración.

Por ejemplo, es común ver a farmacias ofreciendo una primera sesión gratuita con un nutricionista.

¿Con qué negocios o profesionales podrías colaborar? Ofreceles algo que sea útil y atractivo para sus clientes, no solo tienes que llevarte beneficios tú ellos también.

Importante: No mucha gente sabe hacer esto bien. No pretendas que te regalen nada.

Hay personas, por ejemplo, que pretendían que vendiera algo suyo a mis seguidores sin conocerles de nada y sin dejarme ni siquiera ver su producto con detalle. Es más, si les pides eso muchos se molestan y ni siquiera contestan… Así no consigues nada. Sé profesional y educado SIEMPRE. Tanto si te dicen que sí, como si es que no, contesta siempre y sé amable. Al menos habrás hecho un contacto.

Otras personas me “ofrecían” hacer yo todo el trabajo y darme un 10% de sus ventas. Va a ser que no.

¿La alternativa? Ofrecer algo que realmente sea útil para el otro negocio, que complemente sus servicios, que mejore la percepción.

Por ejemplo, en el caso de la farmacia, sus servicios se complementan, a la farmacia le da buena imagen disponer de un nutricionista y las clientas se llevan una sesión de asesoramiento gratis. La farmacia puede conseguir más visitas de interesados en esa consulta y la nutricionista posibles clientes.

Actualmente yo colaboro sólo con profesionales a los que conozco y sé que son buenos y que complementan mis servicios. No ofrezco cualquier cosa solo por ganar dinero, no merece la pena agobiar a mis suscriptores.

 

Con esto ya tienes varias ideas hasta que tengas la web lista y puedas usar otros métodos. Por supuesto, también puedes usarlas si tienes web.

 

Importante: Puede que estés pensando que no quieres usar redes sociales, que no quieres “molestar” a tus contactos (si piensas que contarles a qué te dedicas y ofrecérselo con educación y machaca es “molestar” tienes un problema que te impedirá vender y vivir de tu negocio y necesitas sí o sí considerar seriamente apuntarte a esto), etc, etc.

En ese caso es momento de pararte a pensar si realmente estás dispuesta a hacer que tu negocio funcione. Hay muchas formas de hacerlo y podemos encontrar una que encaje con tu forma de ser, pero ten en cuenta que vas a tener que hacer muchas cosas que se salen de lo que haces habitualmente y si no estás dispuesta piénsate lo de tener un negocio.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

CÓMO CONSEGUIR MÁS LIBERTAD EN TU VIDA

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

¿DE QUÉ TIENES MIEDO?

¿Cuánto tiempo llevas posponiendo algo porque tienes miedo?

A lo mejor tu trabajo no te gusta y querrías un puesto de mayor responsabilidad o cambiar de trayectoria profesional, o empezar tu propio negocio. Puede que quieras cambiar otro tipo de situación no relacionada con tu trabajo, pero no te atreves, te da miedo, ¿verdad?

Así que te pones todo tipo de excusas para posponer lo que quieres o, simplemente, para no hacerlo.

Todos tenemos excusas y miedos a los que, a veces, permitimos jugar un papel importante en nuestra vida.

Los conocidos “Sí, pero…soy muy joven, muy mayor, no tengo suficiente experiencia, es demasiado tarde, cómo voy a cambiar de idea ahora, no voy a tirar por la borda todos los años de estudio…”

Puedes encontrar todas las excusas que quieras. Excusas que te facilitan no tener que abandonar lo conocido, no tener que probar nada nuevo, pero que suponen un obstáculo a la hora de conseguir tus objetivos y sueños.

 

Si el trabajo que haces no es lo que quieres, eso significa que pasas al menos ocho horas al día haciendo algo que no te gusta, en un sitio que no te gusta y sintiéndote culpable porque te gustaría estar haciendo otra cosa y no das lo mejor de ti misma.

Y si hablamos de otros aspectos de tu vida igual, te pasas sufriendo la mayor parte del tiempo. ¿No te parece que ya es suficiente?

Si realmente quieres hacer algo al respecto, es hora de dejar de quejarse y de ponerse manos a la obra. Por supuesto es mas fácil decirlo que hacerlo, pero tu desafío está en saber encontrar la oportunidad en estas circunstancias.

Al final, las excusas no son más que miedo y el primer paso a dar es identificar qué es lo que verdaderamente te asusta.

Estos son los miedos mas comunes:

Miedo a los cambios.

A casi nadie le gustan los cambios y mucha gente prefiere olvidarse de lo que realmente quiere antes que enfrentarse a cualquier tipo de cambio. Sin embargo, los cambios no tienen por que ser para mal, al contrario, te pueden traer muchas cosas buenas (seguro que te acuerdas de alguna ocasión en la que un cambio fue para bien).

Por otro lado, los seres humanos nos adaptamos a prácticamente todo y es algo a tener siempre en mente, que nos adaptamos a las cosas nuevas y empezamos a considerarlas normales en poco tiempo (y te lo dice alguien que ha cambiado de ciudad, de país, y de carrera).

Miedo a lo desconocido.

A veces es difícil enfrentarse a lo desconocido, con el resultado de que prefieres quedarte como estás, aunque no seas feliz. Es a lo que estás acostumbrada, lo que conoces, lo que puedes manejar y eso es más fácil que atreverse a dar el salto a lo desconocido. Pero piensa, ¿te va a llevar a algún sitio quedarte ahí sin hacer nada?

 

Miedo a cometer errores.

Todos cometemos errores, somos seres humanos. Lo errores nos enseñan muchas cosas y al contrario de lo que piensas, lo malo no es cometer un error, sino lo que haces para remediarlo (si es que es necesario remediarlo).

Así que no te preocupes tanto por cometer errores, que para casi todo hay solución y que a base de errores se aprende; por no mencionar las cosas que se han descubierto por error (por ejemplo la penicilina).

 

Miedo al éxito.

Mucha gente teme las supuestas consecuencias negativas del éxito, los sacrificios que en teoría te va a conllevar. Te convertirás en alguien egoísta, materialista, esnob…No tendrás tiempo para tus seres queridos, y mucho menos para ti misma.

Pero ¿sabes qué?

Tú tienes mucho más control sobre tu vida del que quieres admitir.

Puedes decidir cuáles son tus prioridades y ponerlas en primer lugar. Además, el éxito y el dinero no te van a convertir en una mala persona si nunca lo has sido.

Una vez oí que el dinero te hace más de lo que ya eres. Así que si eres una buena persona y te gusta ayudar a los demás, tener mas dinero hará que puedas ayudar incluso más.

 

Miedo a tomar una decisión equivocada.

Para muchas de vosotras tomar decisiones es un castigo. Quieres estar segura de que sea la decisión correcta, la mejor. No quieres cometer un error del que te arrepientas toda la vida, ¿verdad?

Te equivocas, no necesitas la decisión perfecta, sino una lo suficientemente buena, que se ajuste a tus valores y necesidades. Además, la mayor parte de las decisiones (sobre todo las relacionadas con tu carrera profesional) no son de por vida; en la mayoría de los casos puedes cambiar de opinión.

Y como mencioné antes, lo que realmente importa es lo que hagas con las consecuencias de tus decisiones.

 

Miedo al fracaso.

¿Y qué pasa si fracasas? Aprenderás la lección y no cometerás los mismos errores la siguiente vez.

Hasta los personas con más éxito han fracasado alguna vez. Así es la vida.

Así que simplemente ten en cuenta que el fracaso no es malo, es un paso mas hacia el éxito.

 

Miedo a no estar a la altura.

Te asustan la alta responsabilidad, las expectativas, no ser capaz de hacerlo tan bien como deberías, no triunfar en todo lo que hagas. Si has sido elegida para un puesto de responsabilidad es porque te lo mereces, porque vales para ello. ¿O tú crees que te lo habrían ofrecido si no fueras capaz de hacerlo?

 

Todo el mundo ha tenido miedo en uno u otro momento de su vida y es normal. Lo que es importante es identificar claramente cual es tu principal miedo, para que puedas racionalizarlo y descubrir cómo puedes sentirte mejor.

Por ejemplo, si tienes miedo al fracaso tener un plan B te hará sentir más segura.

 

Por otro lado, ¿qué es lo peor que puede pasar?

Considera estas preguntas: “¿Qué pasaría si…?” Y entonces, ¿qué?…Y ¿qué?

Por ejemplo, ¿qué es lo peor que podría pasar si no fueras lo suficientemente buena para el trabajo? Me despedirían. ¿Y que pasaría si te despidieran? Me sentiría fatal, pero supongo que encontraría otro trabajo. ¿Y que? Supongo que no pasaría nada, sobreviviría.

 

En la mayoría de los casos, ese final tan temido no sería tan malo como esperas y desde luego sobrevivirías.

Si tienes claro qué es lo que quieres conseguir y tienes una estrategia con objetivos realistas, serás capaz de, paso a paso, seguir adelante a pesar del miedo.

Ni siquiera tienes que superar los miedos, no tienes que vencerlos; solo tienes que seguir adelante a pesar de ellos.

 

No dejes que tus excusas y miedo te hagan conformarte con menos de lo que quieres o, peor, con algo que ni siquiera quieres. Tienes derecho a disfrutar de tu trabajo y de todas las áreas de tu vida.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Cómo encontrar tu vocación si eres multiapasionada

¿Te resulta difícil elegir una profesión? ¿Centrarte en una sola cosa o encontrar tu vocación?

Quizá tengas intereses o pasiones muy distintas entre sí. O quizá vas probando cosas y abandonas enseguida porque te aburres…

¿Te suena?

En un mundo donde estar hiper especializado parece la mejor opción teniendo en cuenta que cada vez tenemos más conocimientos y que, por tanto, especializarse es lo más eficiente…

 

¿Qué pasa si la idea de dedicarte a una sola cosa toda la vida te agobia?

¿Qué pasa si no has sido capaz de encontrar TU vocación (hasta ahora)?

Lo que pasa es que es muy probable que seas una persona multiapasionada, con muchos y diversos intereses.

Y te cuesta dedicarte solo a uno por el miedo a perderte los demás y porque al cabo de un tiempo… te aburres.

En el libro “The Da Vinci Curse“, Leonardo Lospedato explica algunas de las razones por las que abandonas al poco tiempo de sentirte fascinada por algo.

 

[Por cierto, el libro se llama así por  Leonardo Da Vinci que, como bien sabes, fue pintor, escultor, inventor, anatomista y arquitecto. No se especializó en nada.

¿Cómo te suena esa idea? Te resulta atrayente? Entonces es muy probable que sea multiapasionada  : )]

No voy a entrar en detalle en las razones que menciona el libro, pero incluye dos:

  • El miedo a la competencia, que hace que abandones cuando las cosas se empiezan a poner interesantes, cuando tu misma consideras que podrías ser buena si quisieras pero lo dejas para no arriesgarte (bastante relacionado con el síndrome del impostor, por cierto).
  • El miedo a las críticas.

 

Así lo más lógico para ti es abandonar antes de que las cosas se compliquen o de que te puedan criticar. Autosabotaje puro y duro…

 

Aparte de eso, lo importante es que, puesto que tener una dirección clara y un sentido te aporta serenidad y propósito, como persona multiapasionada, al no tener esa claridad, puedes sentirte infeliz.

 

O bien puedes aceptar que no necesitas una sola profesión y disfrutar haciendo varias cosas (como es mi caso por ejemplo con la ciencia, el coaching y el doblaje, y lo que queda).

 

Pero si tú sí sientes que quieres encontrar una profesión donde puedas combinar todos tus talentos, si no quieres ir cambiando porque sientes que has perdido el tiempo y que sabes de muchas cosas pero no logras concretar…

 

¿Qué puedes hacer?

 

El resumen sencillo pero IMPORTANTÍSIMO del libro que te he mencionado es este:

 

Encontrar UNA sola actividad que integre varios de tus talentos y que sea lo suficientemente compleja para que te mantenga interesada a largo plazo.

 

¿Por qué?

Porque si es demasiado sencilla para ti, te aburrirás enseguida.

Y si solo empleas uno de tus talentos estarás deseando probar el resto, no querrás quedarte solo con uno : )

Un ejemplo es el propio caso del autor, que probó todo tipo de profesiones y aficiones sin encontrar lo que de verdad quería hacer hasta que dió con la fabricación de guitarras eléctricas. Eso era complejo y requería conocimientos de acústica, física, diseño e ingeniería eléctrica. Aparte de satisfacer su pasión por la música y por ayudar a otros.

 

Ese es un ejemplo de una profesión compleja y que combina varios talentos o aspectos diferentes.

 

Conmigo desde luego esa definición da en el clavo.

Encontrar una actividad que suponga un desafío y donde pueda emplear varios de mis talentos, pasiones o fortalezas es justo lo que necesito y lo que tenía con la ciencia y ahora con el coaching y el doblaje.

Todas son actividades complejas que requieren distintos talentos y que mantienen mi interés a largo plazo. ¿Por qué? Porque estoy aprendiendo y desafiándome continuamente y porque requieren muchas cosas diferentes.

Yo no podría hacer hacer solo una cosa toda la vida. O elegir una profesión donde siempre tuviera que hacer lo mismo.

 

A lo mejor a ti te pasa lo mismo.

 

Y recuerda, yo siempre digo que tu profesión no tiene que satisfacer todas tus necesidades y que puedes combinar profesión y tiempo libre para lograr la realización y satisfacción que buscas.

 

Es decir, puedes buscar y probar hasta que des con una profesión que combine todo lo que quieres y que sea compleja. O puedes combinar profesión y afición y tu vida será igual de plena.

 

 ¿Qué profesión o actividad combina varios de tus talentos? O ¿cómo podrías combinar varios talentos en profesión y afición?

Dale vueltas, puede que no se te ocurra a la primera de cambio pero ya sabes qué es lo que tienes que buscar, céntrate en eso…

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Extraido de http://coachdelaprofesional.com/encontrar-tu-vocacion/
Read more

QUÉ HACER CUANDO NO TIENES PACIENCIA PARA LOGRAR TUS METAS

Una de las preguntas que más me hacen y uno de los problemas que más suelo ver es la poca paciencia a la hora de lograr las metas.

¿Te suena?

Esperar resultados rápidos, querer ver cambios de la noche a la mañana y desesperarte si tardan más de lo que tú crees. Así que empiezas a pensar que te has equivocado de camino o que no eres buena y abandonas.

Empiezas otra cosa y lo mismo, no tienes paciencia y abandonas.

¿Cómo puedes solucionar esto? ¿Hay alguna forma de cambiarlo?

 

>> Escucha este artículo aquí –>Qué hacer cuando no tienes paciencia para lograr tus metas

 

El problema es que muchas personas pretenden tener resultados rápidos con el mínimo esfuerzo posible y, sinceramente, eso no es realista.

Me encuentro con esta situación cuando hablo con personas que quieren poner su propio negocio y que lo quieren ya porque necesitan dinero urgentemente (no es una buena razón para empezar un negocio).

O con personas que quieren un cambio profesional pero lo quieren todo hecho, nada de empezar desde cero y perder el estatus o la comodidad que ya tienen.

O quizá tu caso sea que te parece mucho tiempo lo que necesitas y te da pereza. No te vas a poner a estudiar otra carrera ahora, ¿no?

 

Lo que tienes que tener clarísimo cuanto antes que la GRAN MAYORÍA de los cambios y negocios requieren tiempo. Y normalmente más del que te imaginas.

 

Sé que no es lo que quieres oír, pero que no te guste no quiere decir que no sea verdad.

 

Así que considera esto cuando te estés planteando cualquier tipo de cambio o empezar tu propio negocio:

 

1. Sé realista.

No te embarques en algo que requiere tiempo si no lo tienes o no estás dispuesta a aguantar. Si tienes deudas y quieres un negocio para ganar dinero el mes que viene y salir de ellas, NO es la mejor opción. Probablemente acabarás más endeudada.

Si quieres cambiar de profesión pero no tienes tiempo o no quieres probar otras cosas o estudiar algo diferente o buscar trabajo, ¡no te embarques!

Siéntate seriamente a pensar cuánto tiempo vas a necesitar y añádele algo más de lo que te imaginas y cuando lo tengas claro entonces decide si estás dispuesta a lanzarte o no. Esta vez sabiendo el tiempo aproximado que va a conllevar. Así no perderás la paciencia tan rápido porque ya sabrás lo que esperas.

 

2. Aprende a mantener la motivación cuando las cosas vayan más lentas de lo que preveías.

Quizá pienses que una vez que tomas una decisión todo será un camino de rosas y estarás motivada siempre.

Y de repente te encuentras con que no es así y piensas que te has vuelto a equivocar de decisión.

Error.

Como bien dijo Zig Ziglar la motivación es como el baño, hay que hacerlo a menudo. No esperes estar motivada indefinidamente porque no va a pasar.

Tendrás altibajos, momentos de desánimo y desilusión y ES NORMAL.

Nos pasa a todos, no es que no valgas para eso o que no tengas paciencia. Trabaja tu motivación.

 

17582-frase-la-gente-suele-decir-que-la-motivacion-no-dura--bueno--zig-ziglar

 

 

 

3. Recuerda que no eres un robot.

Es fácil desesperarse pensado que no tienes paciencia, que no te salen las cosas, que tendrías que estar más motivada, que tendrías que…

Recuerda en esos momento que no eres un robot, eres un ser humano y es normal tener altibajos. No pretendas estar siempre entusiasmada, motivada, feliz, llena de ideas y creatividad.

No eres un robot. Y si tienes días malos no hay nada malo en ti ni en tu proyecto, es NORMAL.

(Otra cosa es que todos los días sean malos, ese ya es otro tema).

 

¿Qué me dices? Cómo mantienes a raya tu impaciencia. Compártelo en los comenzaréis y ayudaremos a más personas : )

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Pensando en abandonar tu profesión por tu familia? Lee esto antes

Hace poco me preguntaba un lector en el blog algo muy interesante.

Tiene una profesión que exige viajar mucho y quiere formar una familia en un futuro, ¿significa eso que es mejor que abandone su profesión ahora?

Esta es una situación bastante frecuente en mujeres que tienen puestos con mucha responsabilidad o que viajan mucho y  se plantean tener hijos (o cuando ya los tienes y se te presenta una oportunidad similar).

Y me recordó un video que vi hace tiempo de Sheryl Sandberg donde hablaba de abandonar antes de abandonar (también habla de ello en su libro), es decir, como crees que en un futuro vas a tener que abandonar pues lo haces ya o te esfuerzas menos y sacrificas tu carrera antes de tiempo.

¿Te lo has planteado alguna vez?

¿Asumir que va a pasar algo y actuar en consecuencia antes de tiempo?

Según Sheryl, esa actitud tiene un gran impacto en tu vida profesional y tu satisfacción, remordimientos, sentimientos de fracaso y de culpa.

Y era también el caso de este lector en particular.

En esa situación, ¿qué es mejor hacer? ¿Qué es lo más recomendable?

Como siempre digo hay que tener claras varias cosas:

  • Lo “mejor” es distinto para cada  persona y situación y solo puedes determinarlo tú.
  •  A veces no necesitas lo mejor sino algo lo suficientemente bueno (lee esto dos veces porque es importante).
  • Hay que tomar decisiones teniendo en cuenta tu situación y prioridades actuales porque cambiarán con el tiempo.

 A veces no necesitas lo mejor sino algo lo suficientemente bueno.CLICK PARA TWITTEAR

Teniendo eso en cuenta, lo que Sheryl recomendaba era seguir con tu profesión hasta que pudieras, no actuar antes de tiempo, seguir dándolo todo, consiguiendo tus metas y cuando llegue el momento de tener hijos o de plantearte la situación que sea, entonces te lo planteas y decides, pero no cinco o diez años antes.

Nada de “no voy a intentar ser esto porque quiero tener hijos”. Vive tu vida y tu profesión como desees ahora y cuando llegue el momento de hacer cambios los haces, no antes.

En concreto ella dice:

The time to scale back is when a break is needed or when a child arrives—not before, and certainly not years in advance. The months and years leading up to having children are not the time to lean back, but the critical time to lean in.”

Algo así como: “El momento de ralentizar es cuando se necesita un descanso o cuando tienes un hijo, no antes y, desde luego, no con años de antelación. Los meses y años que preceden a la etapa de tener niños no son momento para retroceder, sino el punto crítico para avanzar.”

Por supuesto cada situación es un mundo pero yo estoy de acuerdo con ella.

Una cosa es planificar y otra muy distinta anticipar, abandonar o hacer sacrificios antes de tiempo.

Y esto es aplicable a muchas situaciones distintas.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Qué hiciste tú? Compártelo en los comentarios me encantará conocer tu experiencia.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

6 LECCIONES CLAVE QUE HE APRENDIDO DESPUÉS DE MUCHOS AÑOS LEYENDO DESARROLLO PERSONAL

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

6 Consejos para administrar mejor tu tiempo

He hablado varias veces de la importancia de saber administrar bien tu tiempo.

Ya sabes que el tiempo se va llenando de obligaciones y actividades y es mejor que seas tú la que decida qué cosas llenan tu tiempo, que es lo que de verdad vale la pena para ti.

No sea que te vayas llenando de obligaciones y al final se pasen los días, los meses, los años y te des cuenta de que no has hecho nada que de verdad haya sido significativo para ti.

Sé que no es fácil y menos cuando una entra en la rutina de querer acaparar muchas cosas, estar en todo y para todos y siempre con una sensación interna de prisa. Pero si de verdad quieres algunos cambios, tienes que ponerte manos a la obra, empezando por tener en cuenta estas seis cosas:

1. No lo puedes hacer todo a la vez.

Si lo intentas, no solo no conseguirás hacerlo todo, sino que te estresarás y dejaras las cosas a medias o mal hechas. Por tanto, es hora de decidir qué vas a hacer. Proponte a partir de hoy mismo hacer menos cosas al día. Probablemente te parezca imposible con la cantidad de cosas que tienes que hacer, ¿verdad? Pero este es un paso imprescindible para aprender a valorar tu tiempo, a priorizar y, de paso, a estar más relajada. Si hoy, en lugar de hacer cuarenta cosas, decidieras hacer solo cinco (por decir un número), ¿qué cinco elegirías? No te queda otra que priorizar…

2. Saca tiempo todos los días para hacer algo que, para ti, merezca la pena.

Ya sea relativo a tus amigos, familia, tiempo libre, desarrollo personal. Si no haces algo que merezca la pena todos los días, al final tu vida habrá pasado sin pena ni gloria, como quien dice.

3. Cuidado con programar cada momento de tu vida, deja tiempo para la espontaneidad.

¿No te pasa que hay semanas que pasan volando y no sientes que hayas tenido tiempo para descansar aunque, de hecho, sí lo hayas tenido? Yo me he dado cuenta de que si todos los días los tengo llenos de actividades sin dejar ni un minuto libre, aunque sean cosas que me gusten, acabo agotada. Necesito tiempo libre de espontaneidad para decidir si me quedo en casa, si voy a dar una vuelta, si leo un libro o lo que sea. Aunque acabe haciendo lo que estaba planeado, pero sentir que tengo la libertad de elegir.

4. Procura no querer hacer tu vida perfecta en un momento.

Es suficiente con empezar poco a poco, con hacer pequeños cambios. Si no, como con cualquier objetivo demasiado grande, te agobiarás y lo dejarás.

5. Ponte en marcha ahora.

Para empezar esos cambios es importante hacerlo cuanto antes y centrándote en el ahora, en tu situación actual. No pienses en ayer ni en mañana, el único momento en el que de verdad puedes cambiar las cosas es ahora. Lo que elijas hacer ahora es lo que impactará tu futuro. Mejor empezar hoy mismo con una acción, por pequeña que sea, que dejarlo para mañana.

6. Cuidado con la indecisión.

La indecisión te mantiene paralizada, hay que aprender a establecer prioridades y a tomar decisiones. Sobre todo a la hora de empezar a hacer cambios. Si no hay decisión, no hay acción. Piensa qué quieres cambiar y por dónde puedes empezar y si estás bloqueada empieza por cualquier cosa, lo importante es empezar, siempre podrás modificar la estrategia luego, si es necesario. Recuerda, no se puede conducir un coche que está aparcado.

Quizá llevar esto a cabo te parezca casi imposible debido a tu estilo de vida actual, pero si no cambias las cosas, seguirán exactamente como están. Elige una de estas estrategias y pruébala, a ver qué tal.

¿Cuál te llama más la atención? Déjame tu comentario más abajo

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Cómo superar el miedo a que te digan que no (y atreverte a pedir lo que quieres)

 

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

La pregunta que no te va a gustar pero sí te va a ayudar

Si estás agobiada o estresada por alguna situación que no sabes cómo cambiar. Si te sientes estancada, bloqueada y piensas que en realidad poco puedes hacer…

La pregunta que tengo hoy para ti te va a ayudar mucho. Eso sí, no te va a gustar nada.

La descubrí hace poco leyendo un libro del que ya te he hablado en Facebook en otra ocasión: “Superpoderes del Éxito para gente normal” de Mago More (que por cierto me ha gustado mucho, es muy recomendable).

Y te aseguro que te va ayudar mucho. Así que piensa un una situación que te agobie y de la que no tengas claro cómo salir. Hazlo ahora antes de seguir.

Y aquí tienes la pregunta:

¿Y si fuera por tu culpa?

Y antes de que te indignes…

Ya sé que muchas cosas no son culpa tuya, obviamente. En realidad da igual de quién sea la culpa, lo que quiero, como siempre, es darte un impulso para que hagas cosas diferentes, para que cambies, para que te atrevas; o para que encuentres lo que buscas y esta es una herramienta más, aunque no te guste.

Y tampoco caigas en la otra cara de la moneda, empezar a pensar que todo es culpa tuya y que eres así o asá. No. Esa no es la idea.

Así que sigue leyendo.

La idea es: Si fuera culpa tuya, ¿qué harías para arreglarlo?

¡Eso es lo importante! Porque como muy bien dice Mago More en su libro, cuando piensas que lo que te pasa es culpa de otros o de tus circunstancias, lo que asumes es que tú no puedes hacer nada al respecto y que tu vida va a seguir igual (¡y qué duro es eso!).

Sin embargo, cuando consideras que puede ser culpa tuya, lo que asumes es que puedes hacer algo al respecto, buscas las áreas donde tú puedes tener el control y eso te abre la puerta al cambio.

Y no solo al cambio sino a sentirte fuerte, segura de ti misma y con el control de tu vida, lo que a su vez te da motivación y fuerza para cambios futuros. ¿Útil, no?

Así que piensa en una situación en concreto, y dime, si fuera por tu culpa, ¿qué tres cosas podrías hacer para solucionarlo?  Cuéntamelo en los comentarios, elige una y empieza a hacer cambios.

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

 

Read more