¿Por qué le tememos al amor?

Generalmente escuchamos a nuestros padres y a nuestros abuelos decir que en sus tiempos las relaciones se vivían diferentes, los noviazgos se formalizaban enseguida, y tanto éstos como los matrimonios eran más longevos que lo son ahora. Eso dicen nuestros antecesores, y en parte es cierto, aunque no existe una generalidad, se han dificultado las maneras de relacionarse, pero esto se debe a múltiples factores, sociales e individuales.

La modernidad y la crisis económica que aqueja a prácticamente todos los países, nos han traído modificaciones en las dinámicas familiares, y, siendo la familia el referente para el amor en todo individuo, ha visto reflejado en éste una manera distinta de ver al amor. Sumémosle a esto la particularidades por las que atravesamos cada uno de nosotros y, nuestra propia personalidad, que hace que cada quien vivamos el amor, el noviazgo y los compromisos de diferente manera.

Aunado a esto, quizá conozcamos o nos hayamos relacionado con alguien  o incluso seamos una de esas personas que tienden a temer a los compromisos, que duramos poco tiempo en una relación, o que incluso, ni siquiera comencemos una, es decir, que cuando las cosas comienzan a ponerse serias con quienes salimos, simplemente salimos huyendo. Tenemos una excusa para todo eso, a veces abiertamente decimos ‘no me quiero enamorar’, ‘no tengo tiempo para el amor’, ‘no me interesa por el momento’; otras veces no lo decimos, pero actuamos alejándonos de quien nos interese y se interese por nosotros en ese momento, y lo hacemos más inconscientemente. Pero lejos de convertirse en la o el ‘inconquistable’y exista esa aparente satisfacción con la situación, es verdad que llega un momento en el cual requerimos cuestionarnos y reflexionar en ¿por qué le temo al amor? ¿por qué me cuesta comprometerme?

El temor al compromiso y al amor se encuentra íntimamente relacionado con el temor de ser vulnerado y lastimado, o un temor grande, inconsciente a perder aquello que se está a punto de obtener, a la persona, al sentimiento, a asumir el riesgo que implica el amor, con todas sus letras.
Juan David Nasio menciona que, en su carrera como analista de las relaciones humanas, se ha dado cuenta que las relaciones generalmente fracasan por dos cosas: las mujeres tendemos a ser muy soñadoras y los hombres tienden a ser muy miedosos. Entonces, siguiendo la moción de él, podríamos pensar que estamos ante la disyuntiva de pareja entre las sobre expectativas, (que probablemente en relaciones anteriores ya no han sido cubiertas) y el temor a ser lastimado (también basado en experiencias anteriores). Todos hemos fracasado alguna vez, todos nos hemos equivocado en alguna elección, y quizá también hemos resentido las rupturas de seres queridos cercanos, pero todos vemos esas experiencias de diversa manera, y he ahí, la raíz del conflicto.

Pero, ¿no hay remedio? ¿Qué podemos hacer una vez que identificamos que tememos al amor y a los compromisos? La respuesta es simple, y muchas veces la solución también lo es.
Darnos cuenta que tenemos el conflicto, es el primer paso; aunque suene trillado, es verdad que asumir lo que sentimos y porqué lo sentimos; y ese es en verdad el inicio de un cambio de actitud ante la vida; de igual manera podemos hacer conciencia de que, abrirnos hacia los otros no es un signo de debilidad, sino una prueba de amor, que a través de esta apertura podemos amar y ser amados, y que, por supuesto, merecemos gozar de las bondades que el amor nos brinda. El amor ha regido el mundo por siempre, es lo que nos mantiene vivos y que, a su vez, todos podemos formar parte de las manifestaciones de éste, reconociendo, atreviéndonos y permitiéndonos vivir un amor grande y sano.

Por: Psic. Vianey Torres

 

Read more

Tipos de Miedos y Fobias

Las fobias son miedos excesivos o irracionales a situaciones específicas. Ante la exposición a la situación que nos da miedo podemos sufrir ansiedad, sudoración o mareos. Se calcula que un 8% de la población sufre alguna fobia específica. Entre las fobias más comunes destacan: el miedo a morir, la sangre, los espacios cerrados o las agujas.

El origen de las fobias o miedos puede ser una vivencia traumática o la observación de un evento que nos ha causado mucho daño. En Instituto Draco os queremos presentar las fobias o miedo más comunes y ayudaros a superarlas.

 

Agorafobia: fobia a los espacios abiertos

 

Una de las fobias más comunes es la agorafobia. Las personas que sufren de esta fobia tienen miedo y ansiedad cuando tienen que permanecer en un espacio abierto.

Los síntomas más comunes son:

 

– Miedo a salir a la calle

– Temor irracional a quedarse solo

– Cambios de humor e irritabilidad

– Síntomas de ansiedad en un espacio abierto

– Tendencia a evitar las reuniones sociales

 

Aerofobia: fobia a los aviones 

 

La aerofobia se define como el miedo a los aviones y a volar en general. La aerofobia o miedo a volar o suele estar basada en la creencia a sufrir un accidente durante el vuelo. Esta fobia puede a limitar mucho la vida de la persona, ya que no le permite coger un avión ni para irse de vacaciones. La aerofobia está muy ligada al miedo a morir.

 

Claustrofobia: fobia a los espacios cerrados 

 

La claustrofobia es el miedo irracional a estar en un lugar pequeño y sin acceso al exterior, como un ascensor o una habitación cerrada.  El miedo a los espacios limitados se puede manifestar en forma de ataques de ansiedad, sudoración, tensión…

 

Fobia social

 

La fobia social no es un miedo ante un estímulo pero es una de las fobias más comunes en nuestra sociedad. Entre un 3% y un 13% de personas en el mundo sufren de fobia social. La fobia social es un miedo a la gente, la persona que la sufre tiene ansiedad y ataques de pánico cuando está rodeada de personas o cuando tiene que acudir a un gran evento.

 

Los síntomas más comunes son:

 

– Evitar relacionarse con los demás

– Dificultad para establecer vínculos íntimos

– Escasas habilidades sociales

– Sensación de mareo, ahogo o ansiedad al estar rodeado de personas

 

En Instituto Draco podemos ayudarte con la fobia social con nuestro curso CP-1 

 

Acrofobia: fobia a las alturas

 

El miedo a las alturas es otro miedo muy común en nuestra sociedad. Se caracteriza por tener miedo a lugares muy altos como un rascacielos, una montaña.. Aunque dependiendo del grado de Acrofobia la persona que lo sufre también puede tener miedo a subir unas escaleras o asomarse por un balcón.

 

Fobia a la soledad

 

Esta fobia consiste en tener pánico al abandono, al rechazo social. La sufren personas que se angustian ante la posibilidad de convertirse en una persona no querida a la que nadie respete ni valore.

No tienen confianza en ellos mismos y los celos hacia los demás expresan el miedo que tienen a perder a sus personas queridas. Repiten frases como: “se va a ir con otra persona”, “me voy a quedar solo”, “no encontraré a nadie que me quiera”…

El miedo a la soledad se puede mejorar confiando en ti, creyendo que eres una persona maravillosa y aprendiendo sobre madurez emocional.

 

Belonefobia: fobia a las agujas

 

Es el miedo incontrolable hacia las agujas o hacia algún objeto punzante. Esta fobia tiene su origen en nuestro instinto de supervivencia y la respuesta inconsciente de no querer ser dañados. Es un miedo importante que hay que intentar superar,  ya que puede interferir en la salud al no querer hacerse análisis o pruebas médicas.

 

Tanatofobia: fobia a morir

 

Es el miedo exagerado a la muerte y a morir. Son personas que piensan mucho en la muerte y tienen mucho miedo a sufrir una muerte muy dolorosa. De esta fobia se derivan otros miedos como la fobia a las alturas, los viajes en avión o cualquier otra fobia que pueda estar relacionada con la muerte.

 

Colurofobia: fobia a los payasos

 

La coulrofobia es un miedo muy común que suele tener su origen durante la infancia por un trauma o miedo hereditario. Sufren ansiedad o miedo cada vez que ven un payaso y no pueden ver bajo ningún concepto películas o muñecos de payasos.

 

Escotofobia: fobia a la oscuridad 

 

La fobia a la oscuridad es el miedo a lo desconocido y a la incapacidad de saber lo que nos rodea. Nuestro miedo se dispara al no estar preparados para un posible ataque y las personas que sufren de miedo a la oscuridad no son capaces de gestionar correctamente estas emociones.

 

Aracnofobia: fobia a las arañas 

 

La aracnofobia es la fobia específica ligada a animales más habitual. Los síntomas típicos que presentan las personas con aracnofobia ante la presencia o posibilidad de arañas con la sudoración, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, mareos y náuseas.
Estas son las fobias más comunes pero hay cientos. Para intentar superarlas lo más importante es ser consciente y pensar porque te afecta tanto esa situación, después poco a poco ir enfrentándote a ese miedo. Eres una persona fuerte y el miedo siempre se puede controlar, solo es un sentimiento. No debes permitir que esta situación te afecte a tu vida, tienes que creer en ti y repetirte que puedes superarlo.

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

7 Claves para liberar el Estrés durante el Confinamiento

Esta sucediendo un momento histórico para la humanidad.

Ha ocurrido algo tan inesperado, que con la incertidumbre ahora nuestra vida parece haberse parado. Sin duda a todos se nos ha cambiado nuestros planes y prioridades.

Antes parecía que no tener tiempo…era lo normal.

Ahora…

Todos aquellos proyectos y planes …

Todas esas celebraciones y viajes…

Tiempo para recordar que lo prioritario es la salud…

La vida nos dio un tiempo….de PARAR.

Hay acontecimientos en la vida que uno no logra comprender con la razón pero si es cierto que necesitábamos un cambio en la humanidad, más social, más solidaria, más colaborativa y de algún modo es lo que a partir de esta experiencia está sucediendo.

Quizás al principio sentiste impotencia y frustración durante este confinamiento.

Pero una vez pasado ese momento inicial, uno ha de ver las oportunidades ocultas que tal vez puede que hayas pasado por alto de esta situación.

Para que no tengas un malestar innecesario durante este periodo…te contaré que uno siente el estrés cuando tiene un exceso de preocupación y de miedo.

 

Hay 4 diferentes maneras de actuar ante el miedo :

1.Las personas que ante un miedo lo considera una amenaza y ataca.

2. Las que sienten el miedo y huyen.

3. Las que se paralizan y se esconden.

4. La que les impulsa y les motiva al cambio.

 

En este artículo hoy voy a compartirte 7 claves que te van ha ayudar a que te impulses al cambio y esta situación la utilices a tu mayor beneficio.

1.REFLEXIONA SOBRE LAS ÁREAS DE TU VIDA

Dedica este momento para reflexionar sobre la trayectoria de tu vida. Haz una lista de todas las áreas de tu vida; tu salud, la  familia, la pareja , los amigos, lo laboral, tus hobbies, etc..  Y observa si has estado descuidando alguna de ellas en las cuales ahora puedes dedicarle la atención y el cuidado.

 

2.PERMANECE EN EL MOMENTO PRESENTE

La preocupación y el estrés sucede cuando estás más enfocado en el futuro que en el momento presente. Ya sabrás  que hay veces que uno esta sufriendo por causas imaginarias que muchas de ellas ni sucederán. Para evitártelo ve haciendo tu día a día permaneciendo presente en cada llamada, en cada compartir, en cada acción.

 

3.CRECIMIENTO PERSONAL: MIRA EN TU INTERIOR Y CONÓCETE A TI MISMO

Una base principal de vida es conocerse a sí mismo, pues es donde realmente conocerás tu mundo interior que es el reflejo de lo que ocurre en tu exterior.

Es muy importante  tener un autoconocimiento para que sepas dirigir tus pensamientos, manejar tus emociones, mantener tu energía alta y escuchar a tu intuición.

Es ahí donde encontrarás tus fortalezas, tus habilidades, tus áreas de mejora y también todas las respuestas a cualquier situación que te esté ocurriendo en la vida .La resolverás más rápidamente cuando sepas escuchar cuales son tus deseos honestamente y actuar en coherencia.

Desde esa coherencia interna que es pensar , sentir y actuar  tal como nos enseña la Bioneuroemoción uno puede estar alineado permaneciendo sano y más conectado a vivir una vida plena.

Para ello lee libros de crecimiento personal , medita, toma tu tiempo para tu cuidado personal, mira documentales de personas inspiradoras, etc.

 

4.HAZ COSAS CREATIVAS Y QUE TE HAGAN SENTIR BIEN

Aprovecha este tiempo para sacar a la luz tu creatividad e ingenio. Juega con tus hijos , date ese baño relajante, haz esas pequeñas cosas diarias que te proporcionan bienestar y confort durante estos momentos.

Adquiere buenos hábitos en tu día a día, haz ejercicio, aliméntate de manera sana. Estas rutinas te ayudarán de manera productiva a mantener tu salud y  tener una mente despejada.

 

5.FLEXIBILIDAD Y SABER COMO PUEDES COLABORAR CON LAS NUEVAS NECESIDADES.

La flexibilidad en nuestra capacidad de adaptación a los cambios. En estos momento  no son los títulos, un físico fuerte o cierta comodidad actual la que te garantice que todo irá bien en tu vida…Lo que si lo hará será tu actitud.

Cuando eres capaz de permanecer positivo ante una situación inesperada estás en las de ganar.

En estos momentos mantenerse flexible es primordial puesto que habrá muchos cambios habrá cosas que ya no serán necesarias y se crearán nuevas necesidades.

Por lo tanto piensa cuales son tus habilidades y cualidades con las que vas a poder colaborar al beneficio de los demás.

 

6.PLANIFICA COMO DESEAS QUE SEA TU VIDA

Para llegar a  tener la vida que deseamos es muy importante planificar para saber paso a paso cómo ir logrando esas metas que te llevarán a alcanzar tu destino deseado.

Organiza un plan de acción a partir de ahora en el plazo de una semana, un mes, 6 meses y un año.

Cuando uno escribe sus metas le das claridad y una ruta a seguir a tu mente …una dirección.

Escribe que estilo de vida quieres vivir, en que tipo de casa , cuál es tu satisfacción profesional, cuánto dinero quieres lograr, con quien quieres compartir tu vida, de qué modo deseas que sean tus relaciones, etc.

Y después escribe paso a paso todo lo que es necesario aprender y hacer  hasta alcanzarlo.

 

7.FORMATE Y APRENDE NUEVAS HABILIDADES A TRAVES DE FORMACIÓN ONLINE

Es el momento ideal para aprender desde casa todo lo que sea necesario para tu crecimiento profesional como en tu crecimiento personal.

Son dos pilares importante en tu vida si deseas prosperar. Ya que  si no te encuentras en paz en tu interior …muy difícilmente te lo hará sentir algo del exterior.

Ahora es el momento ideal para que puedas formarte, aprender y crecer internamente.

Recuerda que los resultados en tu vida suceden un 80% es desarrollando tu actitud y tan solo un 10% es la técnica de como ha de hacerse las cosas.

En Draco, ésta plataforma online encontrarás muchos cursos que pueden ayudarte en estos momentos importantes  de tu vida donde podrás crear una fortaleza interior pues es lo que te llevará a vivir una vida extraordinaria.

Deseo que los tips  de este artículo te puedan ayudar .Si deseas conocer más

Sígueme en mis redes sociales.

Redacción Sandra Monsalvez

www.sandramonsalvez.com​

https://www.facebook.com/caminoatulibertadlibro/

https://www.instagram.com/sandra.monsalvez/

 Extraido de www.institutodraco.com

Read more

Controlar la ansiedad y el miedo en cuarentena

Pilar Sordo – Controlar la ansiedad y el miedo en cuarentena

Estas dos palabras son las más escuchadas estos días… En este nuevo nudo reflexionemos sobre mantenernos anclados en el presente y controlar el exceso de futuro. Los leo!

Pilar Sordo nació en Chile. Es psicóloga, escritora y conferencista. Forma parte del cuadro de honor de las 21 personas más influyentes de su país y se convirtió en un claro referente a la hora de efectuarle consultas sobre temas relacionados con la psicología femenina, las cuestiones de familia y pareja, las sexualidad adolescente y adulta, entre otros. Además, es autora de varios libros, entre los que se encuentran Viva la diferencia, No quiero Crecer y Lecciones de Seducción. Comentarista del comportamiento típico en distintos países de Latinoamérica. Sus obras están expresadas en un lenguaje para «Todo Publico»; utilizando sus propias experiencias para conducir investigaciones, analizarlas y construir conclusiones.

 

Read more

En vez de volver a la normalidad, construir otra mejor

Hace dos días me escribió una lectora preguntándome algo que me sorprendió. En un mensaje privado me confesaba que estaba muy cansada del aislamiento social y me interpelaba con la siguiente pregunta: «¿Tú crees que aprenderemos algo?». No pude por menos de contestarle con un timbre de sorpresa en mi voz hecha escritura: «¡¿Cómo que si aprenderemos algo?! La pregunta formulada en futuro cancela el aprendizaje, que siempre se da en presente continuo. En una pandemia como la del coronavirus estamos aprendiendo a cada instante porque la situación es tan inédita, tan global y tan voluble que no ceja en enseñarnos novedades que nos obligan a instruirnos en ejercicios valorativos permanentes». Al enviar la contestación caí en la cuenta de forma súbita de que hace justo un mes escribí y publiqué aquí un artículo con el mismo título que la pregunta que me acababa de punzar. El viernes 27 de marzo compartí en este Espacio Suma NO Cero el texto ¿Aprenderemos algo de todo esto? (ver). Quizá un mes más de confinamiento me ha hecho tomar sencilla conciencia de que hablar en futuro del aprendizaje de esta crisis sanitaria y su adosada crisis económica sea tener una muy mala consideración de nosotros mismos. Para evitar equívocos a mí me gusta recalcar la diferencia entre enseñar y aprender. Enseñar es brindar información útil con el propósito de entregar herramientas para que la persona que la recibe perfeccione su autonomía y su emancipación. Aprender es la acción personal con la que alguien adquiere esa información, la metaboliza y la convierte en conducta, luego en memoria, más tarde en hábito y finalmente en disposición afectiva para utilizarla de una u otra manera según la enorme variabilidad de las situaciones con las que el hecho de existir le confrontará. Con cada nuevo amanecer la vida reparte infinitas enseñanzas, pero aprender pertenece en exclusividad a cada uno de nosotros.

Las primeras semanas de la cuarentena se podía escuchar el suspiro de muchos confinados anhelando volver pronto a la normalidad. Aquellos ingenuos y ya lejanos días se viralizó una máxima que desde una mirada alternativa cuestionaba ese deseo: «No queremos volver a la misma normalidad que nos ha traído hasta aquí». Dicho de otro modo, pero en la misma dirección: «No queremos volver al mismo sitio como si no hubiésemos aprendido nada de todo lo que acerca de nosotros mismos nos está enseñando la pandemia». La normalidad no debería ser el regreso a un sistema productivo que ha ensamblado vida con empleo (cada vez más escaso y cada vez más precario), y que para sobrevivir necesita gente insatisfecha que consuma bulímicamente mercancías con las que contrarrestar esa insatisfacción y mantener intacta la pervivencia del propio sistema productivo, que además tiene el deber capitalistamente genético de incrementar los márgenes de beneficio con cada nuevo ejercicio. En La sociedad de la decepción, Gilles Lipovetsky explica muy bien esta lógica. Entenderla es comprender el papel del miedo y la frustración en los imaginarios sociales. La producción y la financiación como ejes de la vida humana necesitan sobreexcitar el deseo permanentemente, vincular ideas de bienestar a ideas de consumo, embeber la identidad del sujeto con la dimensión laboral, concatenar la felicidad con la acumulación de bienes y capital. Es un círculo que no se puede detener y que con cada nueva rotación se ve obligado a aumentar el frenesí del deseo y sus daños indisolubles para la extracción de plusvalía: la explotación, la deshumanización, el deterioro de los tiempos afectivos, la depredación del planeta y de todo de tipo de vida alojada en él, la decepción crónica de las personas. La enfermedad del covid-19 y su epidemiológica capacidad de contagio nos ha obligado a confinarnos y a detener esta rotación. No hacerse o no estar haciéndose preguntas nucleares durante este largo confinamiento es mucho más grave que no aprender algo. Es estar críticamente muerto.

Ayer leí el opúsculo En tiempos de contagio, de Paolo Giordano, el escritor que alcanzó notoriedad con su libro La soledad de los números primos. Debe de ser de las primeras publicaciones serias en torno a la enfermedad del covid-19. Frente a la exhortación de querer volver a la normalidad, Paolo Giordano sugiere en su ensayo todo lo contrario: «aprender a habitar la anomalía». Este aprendizaje supone aceptar varias cosas. El autor cita el salmo 90 para resumirlas: «Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría». Nada más leer esta petición me acordé del lamento de Baltasar Gracián cuando en El arte de la prudencia se preguntaba de qué sirve que el entendimiento avance si el corazón se queda atrás.  En las reflexiones azuzadas por la pandemia hay varias formas de traer sabiduría al corazón. Aquí van unas cuantas: Pensarnos como comunidad. Repensarnos como sujetos interdependientes. Releernos bajo fines de vida nuevos. No olvidarnos nunca del por qué y para qué como preguntas insorteables para la construcción del sentido de lo humano. Sabernos tan vulnerables que es apremiante cuidar y ser cuidados. Aprovisionarnos de bondad para coordinar los gigantescos bucles de dependencia mutua que forman el espacio político en el que se despliega la convivencia. Sentimentalizarnos para que el otro me concierna y su sufrimiento me haga sufrir. Quizá la más importante de todas las medidas para acercar un poco de sabiduría a nuestro corazón es con la que Paolo Giordano concluye el opúsculo, que compendia todas las que he enumerado aquí: «No permitir tanto sufrimiento en vano». Volver a lo que el discurso hegemónico ha bautizado como normalidad sería contravenir por completo esta sensata invitación.

José Miguel Valle.  Escritor y filósofo

Imagen portada : Obra de Ohgigue

Read more

Reinventarse

Creatividad, reinventarse, pensar fuera del molde, buscar nuevas maneras….son solo algunas de las palabras que giran y giran en mi cabeza sin cesar. Y es que esta nueva realidad nos pega a todos desde nuestras distintas veredas y nos exige movernos hacia lo nuevo y a ratos tan desconocido.
.
Lo que hacías hace un mes hoy lo haces distinto. Hemos tenido que reinventarnos en nuestra manera de trabajar, de comunicarnos, de hacer ejercicio, de estar en familia o lejos de ella. Y es en esta reinvención donde hoy intento poner mi energía….que a ratos…. no puedo negar….se va a la zona del miedo y me va dejando estática, pensando en que ya no tengo lo de antes y que lo nuevo no sé como hacerlo o como enfrentarlo.
.
Pasan los días como si fueran semanas y las semanas como si fueran meses, me ha costado esto de ser creativa y de redireccionar mi energía hacia un nuevo lugar que de frutos. Todo lo conocido se desvaneció y con ello todos los planes. Lo cierto es que hoy todo es incierto y a ratos me esta costando lidear con eso. Y aunque sé que hay que ir un día a la vez y que necesitamos poner nuestra energía en el hoy, no puedo negar como a ratos esa energía también se desvanece.

Me encantaría tener todas las respuestas, pero estar viviendo esto implica no tenerlas y tratar de ir encontrándolas en el camino. Hoy desde un lugar menos enérgico o positivo escribo estas líneas….porque soy una convencida que tenemos que darle espacio a estas emociones para entrar a ese siguiente estado. No es fácil dejar lo viejo para poner energía a lo nuevo. El cambio implica tiempo, reflexión, pérdidas, miedos y dudas, y no pasa nada si a ratos también le damos espacio a ellas, no pasa nada con ser humanos, no pasa nada con sentirse sin ganas, no pasa nada con conectarse con la angustia, no pasa nada si nos damos permiso para estar en pausa.

Para reencontrar esa energía, creatividad y flexibilidad, necesitamos pasar por estos días que la resistencia y el miedo al cambio ganan. Si negamos estos sentimientos más estancados nos quedamos. La vida viene con lo dulce y lo amargo. Podemos quedarnos en lo amargo un rato para aprovechar lo dulce.
Existen miles de maneras de vivir.

.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Read more

Conoce la razón por la que las personas pierden interés en ti

Sucede con bastante frecuencia que, cuando conocemos a alguien nuevo y las cosas marchan bien de pronto todo termina y luego de este corto tiempo te preguntas qué fue lo que salió mal. Pudiste notar que, el interés en ti por parte de esa persona murió; poco a poco se fue mermando, apenas sin darte cuenta. ¿Qué paso? No logras entenderlo. En las siguientes líneas te proporcionaremos algunas de las posibles razones que han suscitado la muerte súbita de una relación. También, te daremos algunas sugerencias para evitar que esto vuelva a sucederte. ¡No te lo pierdas!

Muchos términos se han acuñado para explicar de lo que se trata esta experiencia. Cuando se pierde el interés en ti, puede llegar a ser un golpe bajo para el ego, sin embargo, más allá de esto es importante conocer lo que está sucediendo con nosotros para propiciar esta clase de reacciones en los demás.

Poca confianza y baja autoestima:

Esta termina siendo una de las razones más comunes que propician la pérdida de interés en ti. Quizás, la persona con la que estés saliendo no soporta las inseguridades y las muestras de una autoestima pobre. Si reflejamos miedo y nos presentamos inseguros ante los demás, seguramente terminarán rechazándonos o aprovechándose de nosotros. A su vez, esto origina que no seamos dignos de confianza por parte del otro: la confianza cuenta mucho al considerar a una persona como interesante. Todos conocemos a una persona que si bien no destaca en su atractivo, presenta muchas opciones para citas. La razón de ello es que, es una persona que atrae con la confianza que emana y su encanto personal.

Las inseguridades pueden no ser obvias al principio, sin embargo, entre dos personas que empiezan a salir y a conocerse, después de varias citas, puede que una de ellas cambie de opinión y termine irremediablemente, perdiendo el interés en ti.

Una manera de prevenir que una persona pierda el interés en ti por falta de confianza, es presentando un perfil de seguridad, en el cual hagas relucir tu alta autoestima. La idea es sentirse cómodo consigo mismo y sobresalir de acuerdo a las virtudes que tengas. Si la inseguridad es física, entonces, tienes que llevarlo a la aceptación; ejercitarse para mejorar lo que más se pueda el aspecto y el cambio de look siempre ayuda. Si la inseguridad se basa en el trabajo, solo queda cultivarse profesionalmente hasta obtener el nivel deseado. Hay que mantener siempre un objetivo en mente y jamás dispersarse.

Mostrar demasiado interés en el otro o parecer desesperado:

Algunas personas buscan de forma desesperada una relación. Son infelices por sí mismos y anhelan que alguien pueda pasar la vida con ellos. Aquellos que puedan percibir esa característica en ti, perderán rápidamente el interés alejándose irremediablemente. En cambio, una persona plena no necesitará de alguien para sentirse completa, esto será parte de su encanto y atraerá a los demás como un imán.

En caso de que te encuentres en esta situación, debes aceptar la idea de permanecer soltero el resto de tu vida. Cuando aceptamos la soledad, perdemos el miedo a estar solos. Disfrutamos de nuestra propia compañía y justo en ese momento, estamos preparados para compartir con otra persona. Una vez te sientas cómodo/a con la idea, podrás estar listo para socializar con alguien de una manera más saludable. Al principio, puede resultar bastante difícil aceptar esa posibilidad, sin embargo, te llevará a una reflexión sobre lo que realmente representas como individuo y por ende a un crecimiento personal. Entonces, cuando llegue el momento indicado esa persona especial entrará en tu vida y podrás mostrarle sin miedo lo que eres: sin miedo a que pueda perder el interés en ti.

Por lo general, las personas que se muestran muy desesperados y carentes de cariño no tienen relaciones duraderas, sus expectativas en relación al otro son muy altas; por lo cual terminan desencantándose muy rápidamente. De igual forma, si estás comenzando una relación y muestras demasiado interés en la otra persona, puede que la acoses. Esto terminará por hacer que la otra parte pierda ese interés en ti y que había dado luz verde para continuar.

A veces simplemente no es el momento indicado:

Si ninguna de las dos razones anteriores es aplicable, entonces, significa que esa persona perdió interés en ti porque sencillamente no era el momento adecuado o no eras la persona correcta para ella. No hay una manera exacta de saber qué es lo que está pasando en la vida de alguien más. Puede ser que se encuentre en una relación difícil o está en proceso de superar a un viejo amor, entre otras cosas. La famosa frase: “no eres tú, soy yo”, muchas veces se aplica perfectamente en estas situaciones.

Se puede tener mucha confianza y ser completamente feliz por tu cuenta, además de estar disponible para esa persona, pero, en el caso de que no estén en el mismo camino nada de eso terminará importando y tarde o temprano perderá el interés en ti.

Está bien que no lo entiendas. A veces, no se puede entender todo, ya que muchas cosas de la vida terminan siendo un misterio. Hay que tener fe de que la relación que puedas tener con una persona esté destinada a consolidarse. Pensar que funcionará cuando el momento sea el adecuado para ambos es sano; mientras tanto, puedes invertir el tiempo en ti. Realiza cosas que te hagan una mejor persona: come bien, practica deporte, pasa tiempo con amigos. Son solo algunas de las cosas buenas de la vida que están al alcance de tu mano, sin importar que esa persona no tenga interés en ti. Hay muchas experiencias positivas que te depara la vida.

¿Cómo saber si es muy pronto?

A veces puede que tú y la otra persona estén en un buen momento y estén plenamente listos para comenzar una relación. Sin embargo, luego de un comienzo fuerte e intenso la chispa se puede esfumar y empiezas a notar que esa persona comienza a perder el interés en ti. Este tipo de situaciones ocurren cuando una relación va demasiado rápido, al no tener un rumbo fijo empieza a derrumbarse; muchas veces, el precipitarse puede ser el inicio del fin.

En muchas ocasiones, la atracción física es tan intensa que la pareja siempre quiere permanecer junta y al momento en que están separados, empiezan a mantener una comunicación constante, que puede ser expresada en mensajes de texto constantes o llamadas. Cuando esto sucede se puede caer en una conducta nociva, por no decir obsesiva, ya que, la falta de espacio en una pareja puede terminar en una ruptura, pues ambas partes se agobian y se cansan. Si mantienes ese patrón, corres el riesgo de que pierdan el interés en ti más pronto de lo que crees. Saber discernir si es muy pronto para entregarse completamente es la clave del éxito de una relación; es mejor ir sin prisa, pero sin pausa.

Recuerda…

Hay que ser cuidadosos sobre la progresión de una relación, incluso, cuando apenas se está empezando una nueva. Aunque, las cosas marchen bien, siempre hay que tener presente que el equilibrio es importante. No hay que descuidar a amigos y familiares, pues ellos son una parte importante de tu vida. De igual forma, otros aspectos de tu vida no deben olvidarse mientras estés en una relación amorosa con alguien. Para que no haya pérdida de interés en ti, debes fomentar la amistad con esa persona; las relaciones más duraderas son aquellas que se fundamentan en la amistad, distribuir bien la pasión y la compañía es necesario. Hay que asegurarse de que haya cosas en común entre ambos, más allá de una mera atracción física y pasional.

Si sigues los consejos que te hemos presentado en estas líneas, no tendrás de qué preocuparte. Como se dijo con anterioridad, las personas tienen muchas cosas en su mente, las cuales, tal vez nunca podrás comprender. Recuerda que, cada individuo es un mundo. Una persona que no te da la misma prioridad que tú a él o a ella no vale la pena. Si no hay interés en ti, invierte ese esfuerzo y tiempo en algo mejor. Existen señales que indican que tu pareja no te valora y jamás lo hará.

 

Extraido de: Editorial Phronesis

www.elartedesabervivir.com

www.facebook.com/elartedesabervivir.ph

 

Read more

ME DA MIEDO QUE LAS COSAS NO ME SALGAN COMO YO PIENSO

Me escribía una lectora hace poco diciéndome que no se atrevía a hacer lo que quería porque tenía miedo de que las cosas no salieran como ella pensaba.

Miedo a que las cosas salieran mal…

Es un tema muy interesante así que vamos a hablar de eso: qué hacer cuando tienes miedo de que las cosas no salgan como tú piensas.

Lo primero que hay que tener claro que es que no tenemos una bola de cristal y no sabemos si las cosas van a salir como queremos y pensamos.

Nadie puede saberlo.

Por tanto, esperar hasta estar segura de que todo va salir como quieres, de que nada va a salir mal es irreal. Lo único que vas a conseguir es seguir esperando mientras el tiempo pasa sin que hagas nada…

En realidad las preguntas que nos podemos hacer es:

¿De verdad quiero intentar esto?

¿Me hace ilusión, me apetece probarlo, me arrepentiría si no lo probara?

Esas son las respuestas que necesitas saber.

Que estés segura de que merece la pena probarlo, porque si no te quedarías con el gusanillo y te preguntarías toda la vida el famoso “¿y si lo hubiera intentado?

Claro está que eso no quiere decir que te lances a lo loco.

Una pregunta importante es:

¿Qué pasaría si de verdad no sale como tú piensas o quieres?

Si es algo que te da mucho miedo puedes plantearte con qué recursos cuentas y hasta cuándo te puedes permitir intentarlo.

Cuánto dinero, tiempo, esfuerzo e ilusión estás dispuesta y puedes emplear en probar.

Y, sobre todo, asegurarte de que ya solo el hecho de intentarlo va a merecer la pena para ti.

No te centres en el resultado final que esperas, tienes que estar emocionada también por el camino que te espera.

Como dice el famoso poema de Kavafis:

Itaca

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Porque nadie sabe cómo acabará todo pero si disfrutas del proceso sabrás que ha merecido la pena.

Por no hablar de las nuevas oportunidades que irán apareciendo y lo que crecerás tú como persona, ya que este tipo de cambios y experiencias nuevas nos aportan más de lo que pensamos…

Así que cuando empieces a pensar en si no va a salir como tú quieres, pregúntate:

¿Qué es lo que quiero? Qué resultado espero?

¿Es realista?

¿Tengo los recursos (dinero, tiempo, energía, ganas) que necesito o me tengo que preparar algo más? (Pero no uses esto como excusa…)

¿Si no sale como quiero qué voy a hacer, algún plan alternativo?

¿Me hace ilusión, me emociona?

¿Qué pensaré de aquí a unos años si ni siquiera lo intento?

Eso te ayudará a decidir porque por mucho que pienses y le des vueltas siempre necesitarás una parte de locura, de lanzarte, de dar el primer paso.

 

Read more

CÓMO HACER LO QUE TE GUSTA SIN TENER REMORDIMIENTOS DESPUÉS

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

CHILE DESPERTÓ: LA OPORTUNIDAD DE UNA LUZ EN LA SOMBRA

Ha sido una semana extremadamente dura de digerir, de mirar y de vivir. Cargada de emociones difíciles como la angustia, la tristeza, la rabia, la incertidumbre y el miedo. Una semana con un tinte oscuro que no conocíamos. Porque si bien conocimos y vivimos un terremoto el 27/F que nos hizo reconstruir un país en el suelo, no conocíamos como se sentía un terremoto social. Una crisis en donde lo que se destruyó, fue destruido por nosotros mismos y donde lo que hay que reconstruir hoy es mucho más profundo que casas caídas, porque hoy la reconstrucción nos incluye a nosotros como personas formando un país distinto.

terremoto-e048af8e0a349e5d53e2d9d3380c76e0-600x400

Hoy necesitamos reconstruir lazos, detenernos a reflexionar y mirar al otro. Necesitamos lograr mirarnos como los seres humanos imperfectos que somos para actuar desde el respeto y amor al otro aún en su imperfección. Necesitamos aprender y buscar mayor equidad, justicia, cariño, amor, respeto, humildad y empatía…..pero sin destruirnos entre nosotros.  Respetar la mirada distinta del otro y poder compartir lo que nos hace crecer, no lo que nos violenta. El odio genera más odio, la violencia más violencia, la intolerancia más intolerancia….y esta semana ha sido una semana cargada y desbordada de imágenes y mensajes que muestran nuestra peor cara.

Los últimos días han sido una invasión de imágenes violentas, de mensajes deshumanizados, de peleas políticas, de escuchar con ira lo que el otro piensa, de ver mensajes y audios que generan pánico, de miradas polarizadas cargadas de odio. Como en toda crisis hemos podido ver la luz y la sombra. La luz de un pueblo que se une por ser mejor, más justo, más unido y equitativo, y al mismo tiempo la sombra de ver como en la necesidad de gritarlo tan fuerte para ser escuchados, nos encontramos con una violencia extrema que sin darnos cuenta nos daña profundamente.

5dab21599b449

¿Como podemos digerir todo esto? ¿Como podemos seguir adelante? ¿Como seguimos conviviendo con la angustia, el miedo a la incertidumbre y la frustración al no ver cambios concretos?.  ¿Por dónde empezamos?.

  1. Reconocer y aceptar nuestras emociones: No podemos negar nuestras emociones, parte de vivir la crisis como una oportunidad, viene de poder abrazar esas emociones que nos nos gusta sentir, para reconocerlas y que ellas mismas nos impulsen a hacer un cambio. No escondamos nuestros sentimientos debajo de la alfombra, mirémoslos y dejemos que nos remueva esta crisis, que solo así podremos hacernos cargo. No podemos olvidarnos que estar expuestos a un estado de alerta provoca en nosotros cambios: síntomas, cansancio extremo irritabilidad, hostilidad, rabia, pena. Tenemos que hacernos cargo de ellos si queremos realmente sanarnos, para poder sanar al otro y finalmente sanarnos como sociedad.
  2. Reflexión: démosle un sentido a esta crisis, para que realmente aprendamos de ella y sea una oportunidad de crecimiento tanto personal como grupal. No puede ser que de la sombra no nazca la luz y la union. Nuestros hijos, amigos, padres, compañeros de trabajo y nosotros mismos tenemos que comenzar a vivir con más empatía y más consciencia social. Si esto no te remueve ¿entonces que?. No sigamos esperando catástrofes para reflexionar y movernos al cambio.protesta1
  3. Empatía: logremos mirar más allá de nuestro metro cuadrado. Miremos el sufrimiento o dificultades por las que pasa todo aquél que me rodea en la vida. Solo así lograremos reflexionar y digerir todo lo que ha ocurrido. Necesitamos urgentemente que aparezca la empatía y la mirada genuina y generosa hacia el otro. La empatía sana.
  4. Actos de bondad: sueño con que no necesitáramos ser removidos para ser solidarios. Podemos ser solidarios todos los días, y sostenerlo en el tiempo, no solo porque esto hace feliz, ayuda al otro y ayuda a construir una sociedad  más altruista, sino porque también nos permite mejorar aunque sea con un granito de arena la vida de otro ser humano, esa debería ser razón suficiente. Esta comprobado que una de las cosas que más alimentan nuestro bienestar emocional es darse a otro de manera gratuita. La bondad indudablemente sana al otro, a nuestra comunidad y a nosotros mismos. No perdamos esta oportunidad en esta pasada.
  5. Mirar nuestras necesidades y pedir ayuda si lo necesito: para poder ayudar al otro necesito estar bien emocionalmente, es hoy donde necesitamos también velar por nuestro autocuidado. Si no logro cuidarme y mirar que es lo que necesito para estarlo….cuidar al otro, empatizar, reflexionar y hacer actos de bondad será imposible. Mirarnos en nuestras necesidades significa saber que es lo que me hace bien y mantenerlo: ir a la plaza con mi hija, escuchar música, no ver tanto las noticias, estar menos conectada en redes sociales para estar más conectada con el que me rodea, hacer deporte, dormir las horas que necesito, etc. Si somos capaces de mantener lo que nos hace sentir bien, seremos capaces de tener la generosidad de ver al otro y salir a su encuentro.

chile-cara-pintada

De esta crisis NO podemos NO salir fortalecidos…al menos ese es mi sueño. Lo que si necesitamos tener claro, es que esto solo ocurrirá en la medida que seamos capaces de decantar y reflexionar esta avalancha de información, para que podamos abrazar el sufrimiento que esto nos ha provocado a TODOS. Solo desde ahí podremos prepararnos para una cambio más profundo y constante en el tiempo. No aprendamos a ser empáticos para luego olvidarnos, no aprendamos a valorar lo que somos para luego mirarnos en menos, no aprendamos a escucharnos para luego hacer oídos sordos a las necesidades del otro, no aprendamos a amar para después odiar de nuevo. Porque si solo aprendemos por un momento, nada de esto habrá valido la pena. Que esto cuente  y sea significativo en nuestras vidas y en la de nuestros hijos o de aquellos que nos rodean. Que todo lo que estamos viendo y viviendo logre  generar una cambio profundo y sostenido en el tiempo. Si nosotros cambiamos, entonces los que me rodean cambian y podemos soñar por un Chile mejor y más justo.  Porque finalmente eso es construir comunidad, sociedad y país. ¡Chile con más luz y paz lo hacemos todos!.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

 

Read more