¿Qué necesito hoy para estar bien?

¿Qué necesito para cuidarme?

Si algo he aprendido de esta pandemia, es que la energía no es infinita y que hay que invertirla de la mejor manera. También aprendí que la vida es hoy, que el ayer ya fue y que del mañana solo sabemos que no tenemos idea de cómo ni que será.

Enfocarse en el hoy y en lo que necesitamos para estar bien nos ayuda a planificar menos y disfrutar más, a canalizar nuestras energías para cuidarnos y cuidar a los que nos rodean.

Durante esta pandemia aprendí cuestionarme cada mañana que necesitaba para estar bien. Y a no conformarme solo con encontrar la respuesta, sino que buscar y descubrir el tiempo para HACERLO.

¿Cuántas veces nos hacemos ésta pregunta? Y si nos respondemos ¿Cuántas veces realmente nos damos el tiempo de hacer eso que nos hace bien?.

Tendemos a postergarnos en pos de otros. No decimos, no hacemos, no pedimos ayuda o no respiramos; por cuidar, amar y hacer respirar a otros. Lo que aún no logramos captar es que cuidándonos a nosotros mismos estamos cuidando al otro. Que si no nos damos el tiempo para querernos, regalonearnos y ser compasivos con nosotros mismos, tampoco lograremos hacerlo con el otro…..aunque creamos que lo estamos haciendo.

Si no me detengo en mi, tampoco puedo detenerme en el otro. Si no me cuido a mi, no podré siquiera ser capaz de identificar que necesita el otro. Si no conecto conmigo, no podré conectar tampoco con los que me rodean.

La vida pasa rápido y muchas veces perdemos el foco de lo esencial: cuidarnos para poder cuidar, amarnos para poder amar, ser autocompasivos para poder comprender, pedir ayuda para poder dar y recibir esa misma ayuda.

La vida es movimiento, y cómo me relaciono conmigo, es cómo me relaciono con el mundo que me rodea. Si no me detengo en mi…..el mundo sigue girando muchas veces sin sentido….y entonces me impide también detenerme en ti.

¿Qué necesito hoy para estar bien? ¿Cuándo me daré el minuto para hacerlo? Cuida y conecta con el otro, cuidándote y conectando contigo primero…..quizás así sea más sencillo detenerse en el HOY.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Los invitamos a conocer nuevo libro de María José Lacámara

Más conectados: La conexión emocional como eje central de la crianza

 

Read more

¿Soy suficiente?

Ayer subí algunas preguntas a mis historias y me dio algo de tristeza ver los números que mostraron esas respuestas:

– El 94% se ha sentido no suficiente.
– El 92% tiende a evitar aquello que teme.
– El 92% tiene a sobreexigirse.
– El 90% se ha sentido maltratada/o por sus propias palabras.

¿Qué nos ha ido pasando? ¿Qué nos hace caer en esas inseguridades? ¿Qué de lo que hacemos hace que nos repitamos una y otra vez que no podemos o que no somos capaces? ¿Qué nos lleva a tratarnos tan mal, si queremos o al menos intentamos tratar tan bien al otro?

Hace poco una paciente me dijo «me escuche hablarme a mi misma y me di cuenta que era mi peor bully, eso que me decía en mi cabeza, nunca se lo hubiera dicho a nadie…..¿Porqué hago eso conmigo? ¿Cómo cambiarlo? ¿Callarla?».

El dolor es parte de nuestra vida y la inseguridad es muchas veces parte de lo que nos acompaña. Todos buscamos aprobación en otros cuando no podemos encontrarla en nosotros mismos.

No deberíamos cuestionarnos nuestra suficiencia; sin embargo lo hacemos. Nos da miedo, nos sobreexigimos, nos comparamos y muchas veces evitamos eso en lo que pensamos seremos juzgados….cuando en realidad nuestro peor juez está muchas veces es ese bully interno.

En «Soy suficiente» podrás encontrar respuestas o quizás encontrarás más preguntas…..lo que sea que pase….será un proceso, un desafío o un camino que podremos recorrer juntas.

A veces pensamos que estamos dando una distinta solución a nuestro problema…..sin embargo es simplemente más de lo mismo que hace que ese problema empeore sin siquiera darnos cuenta.

Te invito a preguntarte ¿hoy te sientes suficiente? ¿Te hablas positivamente? ¿Te sientes única y por ende no necesitas compararte?…..yo solo espero que si….y si tienes alguna duda te invito a recorrer tu camino conmigo en «Soy Suficiente», haber si podemos encontrar algo de aquello que tanto buscas .

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Los invitamos a conocer nuevo libro de María José Lacámara

Soy Suficiente: Me acepto y elijo florecer

 

Read more

10 Trucos Psicológicos que funcionan

Los trucos psicológicos nos pueden ayudar de muchas maneras. No tienes que ser un experto para usarlos y además te facilitan la comunicación con otras personas- Si eres  de los que les gusta caer bien, causar buena impresión  o adelantarte a las estrategias emocionales inconscientes de tu interlocutor entonces este post es para ti.

A continuación te proponemos  unos trucos psicológicos que puedes aplicar en tu vida diaria.

1-Obtener información:

A veces te encuentras con personas que son introvertidas o les cuesta abrirse a otras y mostrar sus sentimientos. En algunos casos esconden algo de forma deliberada. Puedes hacer una pregunta y si te la responden eludiendo información, mantén contacto visual y permanece en silencio unos segundos. El silencio combinado con el contacto visual les hará sentir incómodos y con la necesidad de evitar el malestar- Esto hará que comiencen a hablar para romper la tensión y es muy posible que terminen diciendo lo que no querían decir en un principio.

 

2-Detectar quien te mira

Si tenemos la sensación de que alquien nos está mirando pro no sabemos quién es, sobre todo si nos mira por detrás, prueba a bostezar, exagera tu bostezo para asegurarte de que te han visto y date la vuelta. Comprueba si alguien está bostezando también; esa persona es la que te estaba mirando. El bostezo es contagioso debido a las neuronas espejo.

 

3-Tener a todos de tu parte

Si deseas que las personas te apoyen en tus ideas y que compartan tus opiniones, para tenerlos de tu lado simplemente debes asentir a la vez que estás exponiendo tus ideas delante de estas personas. Esta acción hará que tu interlocutor piense que lo que estás diciendo es cierto y es muy probable que también empiece a asentir con la cabeza contigo.

Ten cuidado con este punto pues no funciona al 100% con todas las personas pero vale la pena probarla.

 

4-Evitar conflictos:

Si sientes que un conflicto puede desatarse delante tuyo y si estás además implicado en él, prueba a ponerte a comer. El acto de comer es una actividad calmante. La persona que está enfadada contigo dejará el enfrentamiento o al menos suavizará su actitud.

 

5-Se un buen oyente

Cada vez que un amigo o interlocutor diga una frase, tú puedes repetirla justo después, incluso mejor si la parafraseas, es decir, dices lo mismo con tus propias palabras.
Con esto pensarán que les estás prestado atención e incluso que estás interesado en lo que dicen. No abuses de este recurso pues el uso inadecuado hará el efecto contrario.

 

6-Mantén tus manos cálidas

Si quieres causar buena impresión cuando le estrechas la mano a una persona que acabas de conocer, asegúrate de tenerlas con una temperatura cálida ya que esto es señal de una persona cercana y darás la sensación de una persona más atractiva que si llevas las manos frías. Las manos frías significan una persona de carácter frío y de pensamiento pobre.

 

7-Eliminar enemigos

Si a alguna persona no le caes bien prueba a pedirles prestado su bolígrafo o lápiz. Es muy difícil que te diga que no pues es un favor tan pequeño que no repararían en ello. Después de esto y con el tiempo es muy probable que sus sentimientos hacia ti cambien.

 

8-Descubriendo admiradores o aliados

Cuando estás en un grupo de amigos y todos comienzan a reír, cada uno de ellos desviará su mirada a la persona con la que se siente más cercana o cómoda. De esta manera puedes descubrir quién disfruta más con la compañía de otro.

 

9-Ganar la confianza de alguien

Si deseas ganarte la confianza de alguien rápidamente entonces puedes hacer lo siguiente: intenta  copiar el lenguaje corporal de manera sutil, por ejemplo si se cruza de piernas, lo haces, si se hecha para atrás en el asiento, tú también. Intenta que no parezca muy obvio o agresivo.

Este truco bien hecho hará que la otra persona piense que estáis en sincronía y hará que confíen en ti más rápido.

 

10-Obtener lo que deseas

Si deseas llegar a un acuerdo ya sea monetario o acordar un intercambio de favores, deberás pedir algo extremadamente alto o fuera de lo normal. Lo que hará que la persona en concreto te diga que no, entonces es el momento de decir la cantidad o lo que realmente quieres. La otra persona se sentirá mal por haberte dicho que no de principio y estará más abierta a decir sí cuando le des tu segunda opción. Esto funciona muy bien entre conocidos o familiares.

Ahora que ya conoces estos pequeños trucos ¿cuántos conocías y cuántos has practicado sin ni siquiera darte cuenta?

 

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 Extraido de www.institutodraco.com

Read more

No eres lo que te pasa…

Soy una convencida que uno puede elegir ser un activo protagonista de su vida. Puedes elegir ser una persona a la «que le pasan cosas»  versus ser una persona activa que decide que hacer con eso que le pasa. Somos guionistas de nuestra propia vida, siempre y cuando; lo hagamos.
A todos nos pasan cosas, a ratos el camino se hace cuesta arriba o nos entrampamos en emociones difíciles. Todos tenemos nuestras batallas internas. El dolor, el miedo, la vergüenza, la culpa, la angustia, la ansiedad, la rabia o la tristeza nos hace humanos. Es parte de la vida y es lo que hace que la vida sea única y que muchas veces valga la pena viviría….como venga.
La felicidad no es lo que te pasa en la vida, es como percibes y que eliges hacer con lo que te pasa. Ser felices nos exige protagonismo, nos exige ser activos en nuestras búsqueda y toma de decisiones. La felicidad nos exige aprender a mirar las caídas como oportunidades, y muchas veces implica el poder aceptar transitar por la oscuridad para apreciar y encontrar la luz.
Ser feliz depende de la actitud que tu elijas ponerle a la vida. Puedes elegir ser un actor activo de la construcción de tus sueños o puedes esperar que las cosas «pasen» o «lleguen». ¿Llegarán? ¿Pasaran? Si te quedas sentado esperando existen probablemente menos posibilidades. Si te atreves en cambio, vas por ellas y buscas lo que quieres ¿llegarán? ….. no lo sé pero al menos por tu vida, vale la pena intentarlo. ….
Prueba, atrévete, elige, decide, anda por lo que quieres. No tengas miedo a transitar por el dolor, la rabia, el miedo o la angustia. Ponle voz y escucha lo que te dicen, porque muchas veces son esas emociones las que te muestran el camino de lo que necesitas. Elige ser un activo protagonista de tu vida: persigue y construye lo que quieres lograr.
Elige ser guionista de tu vida y no una víctima de las cosas que te pasan.
¿Por qué decides ir hoy?…….

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Los invitamos a conocer nuevo libro de María José Lacámara

Más conectados: La conexión emocional como eje central de la crianza

 

La psicóloga infanto-juvenil María José Lacámara publica este libro que  busca ayudar a padres y madres a encontrar un método de crianza propio, que se ajuste a sus necesidades y les permita sintonizar con lo que requieren sus hijos.

Lo pueden encontrar en: Contrapunto, buscalibre, Antártica, que leo, editorial planeta y en formato digital.

Read more

Soy suficiente

Quizás este debería ser nuestro mantra. Aprender a repetirnos una y otra vez que somos suficiente. Suficientemente linda, suficientemente buena mamá, suficientemente amiga, suficientemente hija, suficientemente mujer, suficientemente YO. Y dentro de todas mis imperfecciones soy lo suficientemente «perfecta».
.
.
No necesito compararme porque no hay comparación que valga. Soy única y en esa unicidad, soy luz y soy sombra. Lo que me permite ser lo suficientemente humana y lo suficientemente buena y amada.
.
.
No deberíamos dudarlo ni por un segundo. No deberiamos necesitar escucharlo. No deberíamos siquiera pensarlo. ¿Porque el amor propio tiene que ser una conquista cuando debería ser lo natural?.
.
.
Somos demasiado perfeccionistas, exigentes y críticas con nosotras mismas, a veces somos nuestro peor juez. Y a ratos se siente como si la mayoría de las veces estuvieramos en deuda con algo. ¿La realidad? La realidad es que no estamos en deuda con nada ni con nadie, más que con nosotras mismas. Por a ratos dudar o no respetarnos o cuestionarnos si somos suficientes.
.
.
Yo ya estoy más vieja y probablemente me siento mucho más suficiente y me quiero mucho más que hace años atrás. Me hubiera encantado leer antes estas palabras antes. Para sentirme libre y querida por mi! Que finalmente es donde el circulo virtuoso empieza.
.
.
Se los dejo y esperanzada quiero tocar sus almas y que estas palabras resuenen diariamente: YO SOY SUFICIENTE.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Los invitamos a conocer nuevo libro de María José Lacámara

Más conectados: La conexión emocional como eje central de la crianza

 

La psicóloga infanto-juvenil María José Lacámara publica este libro que  busca ayudar a padres y madres a encontrar un método de crianza propio, que se ajuste a sus necesidades y les permita sintonizar con lo que requieren sus hijos.

Lo pueden encontrar en: Contrapunto, buscalibre, Antártica, que leo, editorial planeta y en formato digital.

 

.
Read more

Cuídate y quiérete… ahí es donde floreces

A ratos somos exigentes con nosotros mismos. Intentamos hacer todo relativamente bien para cuidar y querer a los que nos rodean. Intentamos cumplir con las exigencias de la vida, de nuestros hijos o de nuestros papás, a veces olvidándonos de nosotros mismos.
.
.
Nos transformamos en nuestro peor crítico interno, exigiéndonos a ratos hasta el limite. Nuestro autodialogo se transforma en una lista de pendientes o de cosas que no hicimos lo «suficientemente bien». ¿Cuándo empezaremos a cuidarnos en las palabras que nos decimos a nosotros mismos día a día? ¿cuando empezaremos a recorrer ese camino hacia la aceptación y el amor propio?.
.
.
Quizás si intentáramos tratarnos con más cariño y amabilidad, empezaríamos a cuidarnos y daríamos así el espacio al florecer personal. Nuestros pensamientos y qué nos decimos día a día es parte del autocuidado. Podemos elegir decirnos cosas que nos muevan y nos hagan sentir felices, o podemos fijar nuestra mente y nuestros pensamientos en todo eso que faltó, que no hice o que no logré.
.
.
Cada uno elige a que ponerle atención. Cada uno puede elegir conscientemente que es lo que quiere ver. Podemos ver lo que si SOY, lo que si TENGO, lo que si QUIERO. Podemos elegir florecer, cuidarnos y querernos. Y probablemente sin darnos cuenta y sin mucho esfuerzo estaremos queriendo y cuidando a otros. Porqué lo bueno se irradia y cuando florecemos otros también querrán florecer con nosotros.
.
.
Menos critica y más amor, menos exigencia y más cuidado, menos sombra y más luz.
.
.
¿Cómo se están tratando hoy? Las y los leo!!!

.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Read more

Estructura flexible

Hoy me llegó por esas cosas de la vida, una invitación a una charla online acerca de el desafío de poder convivir con nuestros adolescentes en este período de Pandemia. Hubieron muchos conceptos buenos, pero por lejos el que más me gustó es la idea de poder conquistar una «estructura flexible». .
.
Una estructura flexible, significa que podamos sostener las normas de la casa y al mismo tiempo flexibilizarlas en esta pandemia. Por ejemplo, si la regla con mi hijo adolescente es acostarse todos los días a las 10.30pm porque al otro día hay colegio, hoy que las clases online son a las 10 a.m.. puedo flexibilizar esa regla y poner una nueva hora de acostarse. Lo importante es no olvidarse de la necesidad de una estructura: horas de comida, de sueño, de colegio y horas de no hacer nada. Lo importante es mantener una estructura pero que está sea flexible. .
.
Pienso que una estructura flexible no solo nos ayuda hoy durante la pandemia, sino en la vida en general. La flexibilidad muestra nuestra capacidad de adaptación y nuestras infinitas posibilidades de solución o enfrentamiento a un mismo problema. La flexibilidad nos ayuda a cambiar en el camino si es necesario y la estructura nos entrega seguridad y certeza. Ambas tienen que convivir juntas para que funcionemos, no solo hoy sino también mañana. .
.
Mucha estructura nos rigidiza y nos deja desprovisto de otras miradas para ver una misma situación. Y mucha flexibilidad nos hace ser poco claros e impredecibles a los ojos del otro, tanto como papas como personas. .
.
Hoy atesoro este nuevo término y se los comparto porque lo encontré simplemente iluminador como una manera de enfrentar la pandemia, la vida y sus desafíos. .

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

Los invitamos a conocer nuevo libro de María José Lacámara

Más conectados: La conexión emocional como eje central de la crianza

MAS_CONECTADOS

La psicóloga infanto-juvenil María José Lacámara publica este libro que  busca ayudar a padres y madres a encontrar un método de crianza propio, que se ajuste a sus necesidades y les permita sintonizar con lo que requieren sus hijos.

Lo pueden encontrar en: Contrapunto, buscalibre, Antártica, que leo, editorial planeta y en formato digital.

 

Read more

Talentos y areas por Desarrollar

Nuevo nudo que me encantaría desarrollar con ustedes. ¿Quienes somos? ¿Quien sos? Para contestar estas preguntas tenemos que reflexionar otras antes… ¡Mira el video y entérate!

Pilar Sordo – Talentos y areas por desarrollar
Pilar Sordo nació en Chile. Es psicóloga, escritora y conferencista. Forma parte del cuadro de honor de las 21 personas más influyentes de su país y se convirtió en un claro referente a la hora de efectuarle consultas sobre temas relacionados con la psicología femenina, las cuestiones de familia y pareja, las sexualidad adolescente y adulta, entre otros. Además, es autora de varios libros, entre los que se encuentran Viva la diferencia, No quiero Crecer y Lecciones de Seducción. Comentarista del comportamiento típico en distintos países de Latinoamérica. Sus obras están expresadas en un lenguaje para «Todo Publico»; utilizando sus propias experiencias para conducir investigaciones, analizarlas y construir conclusiones.
Read more

ENSEÑANDO LA AUTOCOMPASIÓN EN NUESTROS HIJOS

La mayoría de las veces hablamos de cómo mejorar la autoestima en nuestros hijos, cómo reforzarlos y con eso cómo ir formando en ellos esa ansiada autoestima positiva. Este último tiempo me he dedicado a leer y reflexionar acerca de cómo este es sólo uno de los pasos para poder ayudarlos en su formación. Al ver a mis adolescentes en la consulta, me he dado cuenta que quizás nos falta el paso nuclear y más importante: enseñar en la autocompasión.

autocompasion-en-mindfulness

Si buscamos en google, todo aquello que se relaciona con el ser autocompasivos, se lee desde una mirada negativa. Normalmente se alude a que al serlo con nosotros mismos nos ponemos en un rol de víctima, como si esta palabra significara un constante lamentarse por uno mismo, que poco nos ayuda para movernos frente al sufrimiento. Vivimos en una sociedad que no nos permite estar mal, que nos empuja a tener una mirada positiva y salir adelante, y si bien esa es una parte fundamental para poder mirar mi realidad desde otra perspectiva, poco nos enseña de cómo debemos abrazar el sufrimiento. La autocompasión no se trata de sentir lástima por uno mismo o hacerse la víctima. La autocompasión nos enseña a comprender ese sufrimiento para poder avanzar. Pero, ¿cómo logramos abrazarla si solo nos criticamos a nosotros mismos? ¿cómo logramos superarlo si no logramos aprender y crecer de esos momentos difíciles? ¿cómo logramos sentirnos capaces de sobrellevar aquello que me toca vivir si mis auto diálogos van en la línea de no poder tolerar la frustración y fracaso?.

autocompasic3b3n-ii

No puedo dejar de pensar en lo poco nos han enseñado a tratarnos bien a nosotros mismos. Que poco hemos hablado de cómo debemos mirarnos, querernos y entendernos. Sabemos lo que le diríamos a un mejor amigo en una situación difícil, pero sin duda nos perdemos cuando se trata de hablarnos a nosotros mismos en un momento de vergüenza, tristeza o desesperación. Nuestra voz interna se vuelve juzgadora y crítica, y lo que es peor, aún pensamos y sentimos que todo aquél que nos mira, nos juzga y nos critica de la misma manera que lo hacemos con nosotros mismos. Nos hemos olvidado de enseñar una mirada vulnerable de nosotros mismos, una mirada amiga que no solo permite abrazar el sufrimiento, sino también revela nuestro verdadero ser. Una mirada que nos permite aceptarnos como somos, con nuestros defectos y virtudes, y que nos ayuda a avanzar para ser cada día una mejor persona.

abrazo-de-amor-147-e1484867277111

En mi consulta tiendo a ver a adolescentes, niños o padres paralizados frente a la mirada o juicio de otro, y entonces con tal de no exponerse a eso evitan todo tipo de situaciones. Adolescentes que no dicen lo que piensan, por miedo a que los otros los vean como tontos, mamás que no se atreven a decir que a veces están cansadas por miedo a esas otras madres que puedan verlas como malas madres, niños que no se atreven a decirles a sus mejores amigos que no molesten al de al lado porque ese mejor amigo puede reírse de ellos o apartarlo. Y entonces nos ponemos evasivos de esas situaciones, y con eso autocríticos al no sentirnos capaces de poder mostrarnos tal cual somos. Queremos ser perfectos a los ojos del otro, sin darnos cuenta que esos “ojos del otro” son mis propios ojos, mis propios miedos, mis propios juicios. Entramos en un círculo vicioso de evitar ser juzgado para juzgarnos de la manera más dura posible a nosotros mismos, que finalmente nos lleva a sentirnos incapaces de decir o mostrar lo que pienso o lo que soy. Terminamos paralizados frente al mundo, incapaces de abrazarnos, querernos y mimarnos a nosotros mismos, como lo haríamos probablemente con nuestro mejor amigo.

Las emociones y situaciones difíciles son parte del contrato que tenemos con la vida, no es posible tener un trabajo importante, construir una familia, hacer del mundo un mejor lugar, sin estrés y sin malestar, estas emociones son sin duda parte del recorrido y el aprendizaje para tener una vida significativa. Y como lidiar con ellas, como nos hablamos a nosotros mismos desde una mirada autocompasiva y como logramos mirarlas desde otro lugar es parte de poder sobrellevarlas y aprender.

ss_303484310_girl_heart_hands_1200

La autocompasión es poder cuidarse y ser amable con uno mismo. La investigadora Kristin Neff identifica tres componentes importantes. El primero es la amabilidad, ser comprensivo y compasivo con uno mismo al sentirse incompetente, inadecuado, poco atractivo, poco inteligente, etc. Sentimientos que uno tiene en el día a día y que no hay nada de malo en tenerlos y vivirlos, muchas veces luchamos porque nuestros hijos o nosotros mismos no nos sintamos de esa manera. Sin embargo, siendo autocompasivos se torna más fácil de sobrellevar y se aprende. El segundo componente es la humanidad, y consiste en revertir la tendencia a aislarnos cuando estamos sufriendo, pensando que “sólo a mi me pueden pasar estas cosas”. En la actitud auto-compasiva hacemos lo contrario, tomando perspectiva y recordando que nuestro sufrimiento es compartido por muchos, y más aun, que la imperfección y el dolor es parte de la experiencia humana. Finalmente, el último componente es el que ella denomina mindfulness, que se entiende como la capacidad de poder observar abiertamente nuestra experiencia sin identificarnos con ella. Desde una actitud auto-compasiva logramos tomar una perspectiva balanceada de nuestras emociones, de manera que nuestro dolor no es negado o reprimido, pero tampoco nos identificamos completamente con él sintiéndonos paralizados.

mandy_child

Necesitamos trabajar en nuestra autocompasión y ayudar a nuestros hijos en ella. Aprendamos a decirnos a nosotros mismos frases cariñosas “todo va a pasar” “lo hice lo mejor que pude, aunque no resultó” “puedo equivocarme y con eso aprendo”, etc. Alejemos los juicios a nosotros mismos “no valgo nada” “soy muy mala mamá, amigo o jefe” “no sirvo para esto”, estas frases solo nos detienen y paralizan, nos dan miedo. Finalmente poder desarrollar la autocompasión, nos entrega mucho más estabilidad que nuestra autoestima, que tiende a oscilar frente a las distintas miradas del otro. Si logramos querernos y tratarnos a nosotros mismos como tratamos a nuestros mejores amigos, lograremos la aceptación y desde ahí podemos tener un punto de partida potente para poder querernos, con errores, sufrimientos, con pasar vergüenzas, enfrentando las distintas situaciones, sin miedo a equivocarnos.

autumnanswers1-1-5311b95b1b28068f

Porque, finalmente si nos equivocamos ¿qué sería lo peor podría pasar?. Si aprendemos a ser autocompasivos probablemente podríamos cuidarnos y ser comprensivos con nosotros mismos, aprendiendo del error y confiando que tengo las capacidades de salir adelante…..ineptamente, tontamente, inadecuadamente, genuinamente….como sea lo logro, me atrevo, me quiero.

“Si tu compasión no te incluye a ti mismo, es incompleta” -Jack Kornfield.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

 

Read more

MI HIJO ESTÁ DISTINTO: ¿QUÉ HAGO?

Muchas veces, como padres sabemos que las cosas no andan bien, sentimos que no vamos por el buen camino y algo nos va indicando que deberíamos desviarnos para llegar a puerto seguro. Muchísimas veces nos sentimos perdidos en lo que le pasa a nuestros hijos. No sabemos leerlos, nos preocupan y no tenemos idea cómo llegar a ellos. Tenemos la imagen de que algo no camina, pero no sabemos por dónde partir para descubrir qué podemos hacer distinto. Vamos intentando distintas soluciones, dando palos de ciegos, los cuales en reiteradas oportunidades nos vuelven más inconsistentes como padres, lo que inevitablemente impacta en nuestros hijos, muchas veces, empeorando la situación. Porque con la inconsistencia de las soluciones intentadas ineficaces, viene la incertidumbre. No sabemos qué esperar y perdidos, intentamos de todo para ayudar a nuestros hijos. Este proceso de incertidumbre para nosotros como padres, solo va angustiando aún más a nuestros niños en sus emociones, haciéndoles casi imposible leer lo que les pasa y descubrir el camino que los llevará a estar mejor.

shutterstock_552543907

En un mundo que nos exige tener hijos perfectos y ser padres perfectos, tendemos a escuchar los pedidos desesperados de profesores, amigos o pares, de que por favor alguien ayude a nuestro hijo. Y entonces nos sale natural preguntarnos ¿podré ayudarlo yo? ¿necesitará ayuda profesional? ¿cuándo realmente se hace necesario consultar?. La mayoría de las veces el mundo nos dirá que nos queda grande el problema y que tenemos que pedir ayuda a un profesional. Sin embargo, vale la pena poder detenerse y mirar el problema con perspectiva, ¿qué nos entrampa?  ¿qué nos hace a nosotros como padres y a ellos como hijos, estar paralizados frente a una situación?.

Bajo mi mirada, la mayoría de las veces buscamos distintas soluciones, pero que finalmente terminan siendo más de lo mismo y esto empeora el problema. Entonces me encuentro en la consulta con padres que me dicen “lo hemos intentado todo” “ya no sabemos que hacer” “nada de lo que hago resulta como espero“, y la verdad es que sin darnos cuenta estamos haciendo todo el tiempo más de eso que complica la situación. Mi hijo tuvo un año difícil el año pasado, empezó a tener conductas que no eran propias de él, estaba irritable, sensible, agresivo. Con mi marido sabíamos que algo no andaba bien, y nos perdimos en un sin fin de intentos que solo llegaron a empeorar la situación. Algunos días lo conteníamos, otros lo retábamos y también lo reforzábamos….solo inconsistencia. Fue necesario para nosotros como papás detenernos y darnos cuenta que necesitábamos ayuda. Una nueva mirada de lo que estaba pasando y una manera distinta de hacer las cosas por parte de nosotros como padres.

motivar-a-un-adolescente-apc3a1tico-psicoanalista-y-la-apatc3ada

Siempre el cambio en nosotros, repercute directamente en nuestros hijos, la vida es interacción y los problemas muchas veces se alimentan de esta interacción. Basta con que podamos mirar el problema y ver qué podemos hacer distinto para que se rompa ese círculo vicioso. ¿Cómo darnos cuenta? Lo primero es poder sentarnos y descubrir qué es lo que esta pasando con ellos, no basta con saber que algo anda mal. Averigüemos, conversemos con ellos, observémoslos con sus pares, miremos cómo se mueve en el mundo adulto y por sobre todo intentemos pensar qué es lo que me está queriendo transmitir con sus conductas, ¿qué es eso que esta necesitando y yo no estoy pudiendo entregarle?. Para mí, mi hijo estaba en un grito de ayuda desesperado a que algo en su vida tenía que cambiar y para eso tuvimos que tomar decisiones más radicales, el tema es que uno tiene que tener la entereza de mirar eso y hacerse cargo como papás, con o sin ayuda. La decisión de pedir ayuda depende del camino que ustedes como padres decidan recorrer. Nosotros decidimos pedir ayuda porque ya nos sentíamos demasiado perdidos en los intentos por ayudar a nuestro hijo, y nada estaba dando resultado para que él estuviera mejor.

familia-13

Somos como padres, el espejo de nuestros hijos, y muchas veces el cambio en nosotros se verá reflejado en ellos. Mirémonos en nuestros defectos, en eso que me hace ruido de mí misma y tratemos de pensar cómo eso se relaciona con cómo estoy viendo o relacionándome con mi hijo. Si cargo con miedos, exigencias y el perfeccionismo, no puedo pensar que eso no impacta en su manera de ser. De alguna manera lo veremos reflejado, quizás en niños autoexigentes, críticos, o cautelosos. Todo lo que somos los impacta, todo lo que trasmitimos de nosotros mismos los afecta y todo aquello que yo puedo cambiar es por lejos lo que más los ayuda al cambio.

¿Cuándo pido ayuda? Cuando veo sufrimiento en mi hijo, cuando me siento entrampada en mis soluciones como mamá  o papá, cuando necesito una mirada distinta que me haga reflexionar. Pero estemos claros, para consultar tenemos que estar dispuestos como padres a mirarnos, descubrirnos y por sobre todo a cambiar. Si no estamos dispuestos, nada de lo que hagamos, ni siquiera con ayuda, dará resultado. Porque finalmente nosotros somos los portadores del cambio, nosotros somos los que vamos construyendo camino y acompañando a nuestros hijos en construirse y descubrirse. Ojo!! Nunca, pero nunca lleven a sus hijos obligados a pedir ayuda, eso no sirve, eso solo les hace sentir incapaces y enojados frente al no entendimiento. Para poder pedir ayudar, es fundamental poder crear con ellos algo que los motive al cambio, y esa primera tarea es totalmente nuestra como padres. Si ellos no quieren recibir ayuda, no habrá ningún profesional que pueda lograrlo, nunca olviden que ustedes son los primeros actores del cambio en sus hijos y toda solución que encuentren debe ser co-construida con ellos.

0dcc008a0fbdad679200fe21330adcac

Muchas veces las decisiones más difíciles son las que darán más fruto y ese fue mi caso. Tenemos que atrevernos como papás y como personas a mirar la realidad desde un lado más flexible, porque solo esa actitud se nos abrirá la posibilidad de intentar algo distinto. Todos tenemos problemas, varios de nuestros hijos presentarán síntomas alguna vez en sus vidas, el tema está en poder tomar las decisiones necesarias y abrirse a las distintas posibilidades. Me encanta una frase que dice “el cambio nunca es doloroso, solo la resistencia al cambio lo es“…. ¿cómo podemos abrirnos al cambio?. Si necesitan ayuda, pídanla, siempre con la mente abierta a intentar cosas nuevas, ayudando a nuestros hijos a lograr su bienestar y abiertos siempre a que el cambio parte por nosotros….sobretodo por nosotros.

María José Lacámara – Conoce más AQUI

joselacamara@gmail.com

Instagram: @joselacamarapsicologa

 

Read more