Nueva Reforma Curricular de la Enseñanza Media: el debate que no se ha dado

En las últimas semanas una de las noticias que ha estado en la agenda noticiosa es la de la implementación de la nueva reforma en la malla curricular en la educación media en todas sus modalidades.

Lo primero que hay que decir para evitar suspicacias es que la nueva reforma educacional no es obra de este gobierno en particular ni tampoco del ministerio de educación actual. Es el resultado de un trabajo de varios años  que ha llevado a cabo  el Consejo Nacional de Educación que es un órgano técnico y el único que tiene atribuciones sobre el curriculum académico. Esta aclaración me parece  importante ya que lo que más se ha destacado de los cambios es que no estarían Historia ni  Educación Física en las asignaturas obligatorias,  sin explicar cómo se han desarrollado los cambios,   en qué niveles se implementan y cuál es el fundamento   de esas modificaciones. Tampoco se ha explicitado los contenidos de cada asignatura ni se le ha dado cobertura  al hecho de que la malla hoy será flexible, con asignaturas electivas y obligatorias siguiendo las nuevas tendencias curriculares  y que se aplicará sólo en II y IV medio y no en toda la enseñanza media como la mayoría cree. En síntesis para el lector común la noticia ha aparecido bastante reducida, dándole un carácter más bien negativo “lo que no está”  sin  contextualizarla  ni curricular ni  social e históricamente.

No hay espacio en esta columna para analizar los pro y los contra de esta propuesta,  sin embargo me gustaría señalar algunos elementos importantes a considerar . Lo primero es que me parece necesaria una readecuación curricular que vaya de acuerdo con los tiempos, que flexibilice el curriculum y que reponga el valor de la Filosofía.  Esta  disciplina  nos enseña a pensar y hoy es más necesario que nunca,  formar el pensamiento crítico y reflexivo en los jóvenes. Lo segundo es enseñarles a vivir en el espacio social en que se mueven, porque hoy sabemos comportarnos como consumidores es decir exigiendo nuestros derechos pero no tenemos mucha  idea de cómo comportarnos como ciudadanos.  Un efecto de ello es que  no sabemos movernos en el espacio público donde el respeto por el otro es fundamental. Esta debería ser la gran tarea de una asignatura como  la que propone el nuevo curriculum , Educación Ciudadana.

Con ello no estoy desconociendo el valor de la Historia ni de la Educación Física que por demás siguen presentes en I y II Medio y en las asignaturas electivas. Tampoco digo que este cambio es la panacea puesto que las mallas curriculares son apenas una parte del sistema curricular el que incluye  además docentes, metodologías de aprendizaje, clima escolar en el aula y evaluaciones sólo por mencionar algunos aspectos a considerar. Sólo llamo a un debate serio y profundo acerca de estos temas que son muy importantes porque pueden afectar  el futuro de nuestros jóvenes. También sugiero   que se dé más información pública  ya que estos temas que son claves para el futuro de nuestro país por lo que  nos deben involucrar   a todos.

 

macarena_urendaMacarena Urenda Salamanca – Comunicadora Social

Concejala de Viña del Mar

Presidenta comisiones Educación y Turismo

 

 

Foto Portada : Imagen de Kevin Phillips en Pixabay

 

Read more

¿PREOCUPADA POR TU FUTURO? PRUEBA ESTO.

¿Alguna vez te has encontrado preocupada por tu futuro?

Hace poco me escribía una lectora diciéndome esto:

 

Me gustaría lograr un trabajo que me dé una estabilidad y me quite la preocupación sobre el futuro y estar tranquila.

 

Así, a priori, es algo que todos queremos, ¿verdad?

Tranquilidad, quizá estabilidad (y digo quizá porque hay personas como yo a la que nos gustan los cambios y no necesitamos tanta estabilidad) y, sobre todo…

Que nos quiten las preocupaciones, ¿verdad?

Hasta ahí todo bien. Sin embargo, lo que me dijo esa lectora tiene una pequeña trampa.

Digamos una trampa mental, por llamarla de algún modo.

Es esta: “lograr un trabajo que me de una estabilidad“.

¿Y qué tiene de trampa esa frase?, podrías preguntarte.

Pues asumir que tu estabilidad y tranquilidad dependen de un trabajo. Darle a un trabajo todo el peso de tus preocupaciones, estabilidad y tranquilidad.

Si me lees desde hace tiempo ya sabes que siempre digo que tu carrera es una parte de tu vida, no toda tu vida. Y de la misma manera, tu trabajo es parte de tu vida, no es el encargado de asegurar tu estabilidad, tranquilidad, felicidad, diversión y amor.

Obviamente tener un trabajo te da unos ingresos y, en muchos casos, una realización profesional muy importantes en tu vida.

Eso está claro.

Pero si todo el peso de tu vida se lo pones a tu trabajo, en cuanto te falte o no sea el que tú quieres, te pasarás la vida siendo desgraciada.

Por otro lado, seguro que conoces a alguien que con trabajo también tiene intranquilidad, inestabilidad y preocupaciones.

Lo que quiero decir es que aunque tu trabajo sea muy importante para tu calidad de vida; tu tranquilidad y eliminar las preocupaciones solo dependen de una cosa.

De TI.

Porque es tu mentalidad la que importa en estos casos.

Y sí, sé que es difícil de asumir y más aún de ponerlo en práctica.

Tampoco me refiero a que tengas que dejar de buscar trabajo o de mejorar tus condiciones, sino a cambiar tu mentalidad y actitud para que esas etapas no te afecten tanto.

Porque absolutamente todos pasaremos por etapas de mayor inestabilidad. Cuando dejas el trabajo, no encuentras otro, tienes un gran gasto inesperado o la vida le da un vuelco a tu situación.

Y por supuesto habrá momentos de agobio, desbordamiento e intranquilidad.

Eso es lo normal de la vida.

Lo que sí depende de ti, en lugar de esperar a que algo (en este caso un trabajo) te de tranquilidad y te quite preocupaciones, es SER TÚ la que se encargue de conseguir esa tranquilidad.

¿Y cómo?

Leyendo, meditando, siendo agradecida por lo que ya tienes, fijándote en lo bueno, escuchando música, haciendo ejercicio u otras actividades que te den paz, alegría y tranquilidad…

Está claro que tener un trabajo, o cambiar de trabajo cuando no eres feliz, mejorará tu vida.

Pero mientras eso sucede puedes aprovechar las pequeñas cosas que te da la vida o trabajar tu mentalidad para conseguir esa tranquilidad ya.

Por ejemplo, cuando empecé con mi negocio en el 2010 estaba agobiada porque, como es normal, no tenía muchos clientes ni ingresos. Al principio le daba mil vueltas a la cabeza, superagobiada.

Hasta que me di cuenta de que lo que sí tenía era mucho tiempo libre que, luego, cuando tuviera más clientes, quizá no tendría.

Me di cuenta de que podía disfrutar de esa etapa sin clientes ni dinero, empleando el tiempo libre en cosas que me gustaran en lugar de en quedarme delante del ordenador sin hacer nada y agobiada.

Así que hacía mi trabajo del día e intentaba aprovechar el resto del día haciendo otras cosas sin sentirme culpable.

Eso es lo que te propongo.

Que, mientras sigues haciendo lo que tienes que hacer, ya sea buscar trabajo, formarte, conseguir más clientes, etc, te centres en disfrutar de lo que tienes ahora.

Y si lo que necesitas para encontrarte mejor es esa sensación de estabilidad, tranquilidad, paz o lo que sea, pregúntate esto:

 

¿Qué es exactamente TRANQUILIDAD para ti?

¿Qué harías si estuvieras tranquila/en paz/ sin preocupaciones…?

 

Ir a dar un paseo, sentarte a leer, hacer ejercicio, tomar un té, llamar a una amiga.

¿Qué asocias con esa sensación que buscas?

Averígualo y añádelo a tu vida ya.

 

No dejes que un trabajo sea el responsable de tu bienestar.

Y no, muchas veces no es nada fácil, pero merece la pena probarlo porque te aseguro, por mi propia experiencia, que aunque al principio te cuesta, luego lo disfrutarás y aprenderás a vivir mejor tu vida incluso en los peores momentos.

Al final eso es lo que cuenta, ¿no?

Que a pesar del dolor o el miedo o la intranquilidad vivamos de la mejor manera posible.

Te dejo con esta reflexión.

Una ACLARACIÓN: Como siempre en mis artículos y en mi web me refiero a situaciones cotidianas no extremas. Si tú estás pasando una depresión, has vivido una gran tragedia en tu vida o vives en condiciones al límite, te recomiendo que busques otro tipo de ayuda, un psicólogo, psiquiatra o la ayuda que necesites en estos momentos.

Que tengas un buen día y si no lo tienes que saques al menos un rato bueno : )

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

QUÉ HACER CUANDO NO SABES CÓMO CAMBIAR TU RUMBO

Me escribía hace poco una lectora diciéndome que quería cambiar su rumbo pero no tenía ideas.

Quizá te haya pasado a ti también…

Sabes que quieres cambiar tu rumbo y que estás estancada, pero no tienes ni idea de por dónde empezar o qué opciones considerar.

Entonces, ¿qué puedes hacer cuando quieres un cambio profesional pero no sabes qué otra cosa puedes, quieres o te gustaría hacer?

Si ese es tu caso, vas a tener que hacer un buen trabajo introspectivo para tener muy claro qué quieres en la vida.

No puedo explicarlo todo en un solo artículo, para eso ya tengo un programa completo, pero te daré unas ideas para que puedas ir avanzando.

Para empezar, recuerda siempre que tu trabajo es una parte de tu vida, no toda tu vida.

Y, por tanto, tienes que tener claro qué tipo de vida quieres, antes de poder determinar qué profesión alternativa buscas.

Esto es algo que no siempre se tiene en cuenta y es muy importante, para que no acabes igual o peor que ahora.

Así que párate a pensar qué tipo de vida quieres, qué es importante para ti y cuáles son tus necesidades y valores, para que tus elecciones sean coherentes.

Ese es el primer paso.

Después de eso, a la hora de cambiar tu rumbo también puede ayudarte el saber qué buscas en una profesión y de qué huyes.

¿Qué es lo que no te gusta de tu profesión actual?

Lo que no te aporta ya nada.

Lo que no querrías ni loca si te dieran a elegir.

Haz una lista y a cada cosa que hayas apuntado dale la vuelta y así tendrás una pista sobre lo que buscas.

Por ejemplo, si no quieres tener que pasar una hora en el coche para ir a trabajar, apunta que quieres trabajar cerca de casa o más cerca, o que quieres usar transporte público.

Si llevas fatal madrugar (como yo ; )), apunta que no tenga horarios intempestivos.

Así tendrás una primera lista de requisitos que harán que tu día a día profesional sea muy diferente. Si quieres profundizar más en este tema te invito a que te apuntes a mi programa, te ayudará mucho a tenerlo todo claro y a hacer ese cambio.

Otro paso importante, además de los dos anteriores, es determinar qué te apasiona y en qué brillas, en qué eres buena. Tienes un artículo al respecto aquí –> 3 formas de descubrir tu pasión

Poder cambiar de rumbo cuando no tienes ideas requiere una serie de pasos, como te digo no puedo explicarlo todo en un solo artículo pero espero que estas recomendaciones te ayuden al menos a dar un primer paso.

Cuéntame en los comentarios qué es lo que más te ha ayudado, me encantará saberlo.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more

Carta de amor para sanar heridas emocionales

Comencemos por las reglas básicas de las que depende llevar una buena relación. Para muchos de ustedes es un conjunto de varias, sobre todo, unas más complejas que otras, pero partamos de las básicas. Ante todo, el respeto y la confianza. Qué difíciles palabras, aún más llevarlas a la realidad y convertirlas en el estandarte de toda relación.

Ahora bien, es un problema luchar contra las personalidades de cada uno, los gustos y desacuerdos. Es ahí cuando deben entrar tanto el respeto, como la confianza, para que los acuerdos trasciendan. Esto aplicado, de la mano de la constante comunicación.

¿Qué hacer cuando todo este conjunto de reglas, sumado a las que cada cual considere, falla? Pues, aunque el orgullo a veces ciegue y no lo permita, hay que ofrecer y recibir perdón. De allí parten los cambios, porque con el perdón deben venir transformaciones que demuestren resarcimiento. Entonces, el camino es reconocer, pedir perdón y, por supuesto, de errores que no se pueden volver a cometer.

“Pero… ¿Si no tengo las agallas para decírselo?” Si aún hay amor y quieres reconsiderar muchos aspectos de la relación, por eso estás acá. Entonces, ¿qué más sincero que una carta de tu puño y letra que contenga el pasado, presente y lo que será el futuro entre ustedes?

¿Cómo debes hacer esta carta?

Comienza por descargar aquello que no te gusta, que te impide continuar, que altera tu paz. Escribe eso que te molestó, que en ese momento preferiste guardarlo, pero que, ahora, es necesario él o ella lo sepa. Cómo es que pudo pasar lo que pasó, por qué sucedió, si sentiste o sientes ira, díselo.

Luego, escribe lo que esa tristeza te llevó a hacer, aunque no quisiste, pero que fuiste consciente de hacerlo. Lo que la ira generó en ti, derivó en también haber maltratado al otro y te escudaste aquella vez en una razón. Acuérdate muy bien de lo que haya pasado, para que luego tu propia conciencia no te pese.

Después, describe a qué comportamientos de esa persona les temes. Seguramente, han habido hechos que los han marcado a ambos y que han permitido se pierda la confianza. Recuerda esas palabras o esos gestos que en ningún momento esperaste recibir, pero que al fin sucedieron. Será momento de sacar a flote esas inseguridades que te generaron heridas.

Pasa ahora a reconocer tus propias responsabilidades, ya que también habrán recalcado en la otra persona y creado inseguridades en sí. Así como tú esperas que te entiendan, también debes arrepentirte por lo que hayas hecho o dejado de hacer. Reconoce que tú quisieras cosas distintas a las ya vividas, entendiendo la labor que cumplen ambos.

Ahora, firmemente plasma tus buenas nuevas intenciones dentro de la relación. Soluciones hay muchas, y habiendo dejado atrás el orgullo, debes imaginar actos para resarcir los cometidos en el pasado. Escribe qué deseas de ahora en más, qué esperas, y augura solo buenos deseos. Además, comprométete mayormente con una promesa, la cual sabes que no debes fallar y generará mayor confianza.

Haz el acto más sincero de amor…

Por último, pide perdón; no hay acto más sincero que reparar por medio de esta palabra. Estarás demostrando que quieres cambiar y sientes lo sucedido. También, demuestra ese sentimiento que siempre ha estado en ti, pero que el orgullo ha querido ocultar. Vuelve a decir “te amo” y parte de ahora en adelante desde esas palabras. Dile cuánto vale esa persona para ti y los valores que le caracterizan en su papel en la sociedad y la relación.

Read more

ADOLESCENCIA: Enfócate en sus fortalezas

“Siempre he tenido malas partidas en las carreras. Aún no soy muy bueno en eso, pero mi Coach (Glen Mills) me ha dicho que la mejor parte de mi carrera son los últimos 50 metros, así es que debo focalizarme en aumentar mi velocidad en esta etapa.” Usain Bolt, récord mundial de los 100 metros planos.

 Este 15 de julio se celebra el día mundial de las habilidades de la juventud, declarado por la Naciones Unidas para crear conciencia de la brecha que existe entre las capacidades y habilidades de los jóvenes y lo que requiere, el cada vez más cambiante e incierto mundo laboral. Es un llamado a hacer esfuerzos para que haya una adecuada transición hacia el mundo del trabajo desde la educación.

Este tema es muy relevante dado que el trabajo, después de terminar la educación formal, es la actividad en la que pasamos la mayor parte del tiempo, y puede ser una fuente de enorme tensión, cansancio y aburrimiento, o de satisfacción, logro y bienestar.

¿De qué depende? En gran medida de ser capaces de encontrar una vocación y poder desarrollarla en una actividad que se adecúe a las propias capacidades. Las personas podemos obtener un inmenso placer si tenemos la posibilidad de usar nuestras fortalezas.

A los adolescentes, y hoy día a los millennials, se les critica frecuentemente por ser desmotivados, sin objetivos, poco comprometidos e involucrados. Una encuesta de la Gallup a estudiantes universitarios en el mundo reveló que sólo un tercio cree que se graduará con las habilidades y el conocimiento necesario para ser exitoso en su trabajo. Somos los adultos los llamados a preguntarnos ¿qué papel tenemos en el despertar de la motivación de los adolescentes a nuestro alrededor?

Según nuevos hallazgos de la neurociencia, el cerebro en la adolescencia estaría, más que en cualquier otra etapa, apto para la motivación y la innovación. Uno de los sistemas que se ve alterado en esta etapa, es el circuito de la recompensa, donde se ha visto que ante una actividad placentera o novedosa, el cerebro adolescente produce niveles de dopamina mucho más altos que el cerebro infantil o adulto. Esto explicaría por qué un adolescente apasionado puede cambiar el mundo. Sin embargo, también tiene un riesgo, efectivamente hay actividades placenteras que son dañinas, como las drogas, el alcohol, la pornografía, etc. La clave está entonces en que debemos guiar al adolescente a encontrarse con actividades que le den alta satisfacción y que lo enfoquen en una dirección positiva.

La ecuación no es difícil, ¿cuándo uno se motiva? En el ejercicio de las propias fortalezas. Entonces la primera tarea de los padres de adolescentes es ayudarles a ellos a reconocer sus fortalezas. Esto no es tan fácil, especialmente en un mundo donde se valora poco la originalidad, hay estándares de logro muy rígidos y una competencia mal entendida, que lleva a muchos padres a proyectarse en los hijos, impidiéndoles un adecuado proceso de individuación.

Un ejercicio que puede ayudar para empezar es imaginar a tu hija o hijo feliz hoy. ¿Qué está haciendo? ¿Dónde y con quién está? Luego, imagina a tu hijo en su máximo esplendor en la adultez. ¿Dónde lo ves? ¿Qué estará realizando? Entre ambas visualizaciones, ¿Ves un hilo conductor?

Las fortalezas, son capacidades innatas de las personas, que se pueden observar desde la niñez. Según la evidencia de la psicología positiva, las personas que usan sus fortalezas y se enfocan en crecer en ellas, más que en cambiar o mejorar lo que les falta, florecen y logran altos niveles de desempeño. Usain Bolt es un buen ejemplo de ello. El foco de su coach lo ha hecho alcanzar lo más alto, no tratando de corregir lo que hace mal, sino sacando el máximo provecho de lo que naturalmente hace bien.

Entonces, ante todo atrévete a descubrir y reconocer las fortalezas de tu hijo o hija. Si, hay que atreverse, arriesgarse, por que esto va contra la creencia, muy arraigada, de que educar es corregir, lo que implica una mirada hacia lo negativo. Trata de cambiar la mirada en primer lugar. Haz el ejercicio cada día de encontrar, al menos dos cosas positivas en tu hija o hijo, y pasa por alto lo negativo.

Luego es necesario, para que puedas ser un buen guía, apreciar esas fortalezas. Exprésale cuánto valoras esos aspectos positivos y no dejes que la crítica se cuele. Hay que empezar a tener conversaciones con ellos acerca de lo que los motiva, aquello para lo cual creen que tienen habilidades, escucharlos y ayudarlos a pensar cómo pueden usar esas habilidades de mil maneras.

También es importante darles las oportunidades de usar esas capacidades. Y no es necesario hacer cosas extraordinarias o costosas. Si es creativo, dale la posibilidad de ayudar a encontrar soluciones cuando tengan problemas en la casa. Si tiene sensibilidad social, apoyarlo en sus iniciativas, no tener miedo. Si goza con el deporte, acompañarlo a su competencias. Si tiene habilidades manuales pedirle ayuda. Si le gusta enseñar, que le pueda ayudar a un hermano o compañera. Si quiere buscar un trabajo o tiene una iniciativa personal, darle apoyo e involucrarse. Mientras más conectado esté un adolescente con el ejercicio de sus fortalezas, más experiencias de satisfacción tendrá y surgirá muy pronto una mayor claridad en relación a la vocación. También tendrá una mente más abierta y flexible para entender que ésta no es lo mismo que una carrera, ampliando así las posibilidades para sus futuros estudios.

Si nos preocupáramos más de reconocer las fortalezas de nuestros hijos, que en sus resultados académicos, tendríamos muchos adolescentes motivados, con objetivos a largo plazo y con más herramientas para transitar hacia el mundo del trabajo en la adultez. Cuándo hay una meta, es mucho más fácil encontrar los caminos. Cuándo conoces tus fortalezas, es mucho más fácil recorrer esos caminos.

En el siguiente link, se encuentra un excelente cuestionario para descubrir las fortalezas personales.

Además en agosto ofreceremos dos talleres relacionados con el descubrimiento de la vocación. Uno dirigido a adolescentes desde los 15 años, DESCUBRE TU VOCACIÓN Y ALCANZA TUS SUEÑOS, y el otro a padres de adolescentes, CÓMO AYUDAR A TU HIJO A DESCUBRIR SU VOCACIÓN Y ALCANZAR SUS SUEÑOS. 

Alejandra Ibieta I, 

de AMA Consultora Parental

Articulo extraido de www.talleresama.cl

Read more

El Mundo esta Cambiando y Nosotros También!!!

Estamos viviendo un cambio evolutivo desde lo racional impositivo a algo más emocional y con la búsqueda de más posibilidades.

¿En qué situaciones concretas podemos ver ésto?

1) Pasamos de relaciones de subordinación y dependencia a relaciones colaborativas dónde la jerarquía es cada vez menos relevante.

2) La clásica frase del papá que aspira a que su hijo sea más y logre más cosas que él, ya no resulta porque los jóvenes para ser más, necesitan sentirse más y mejor y esto tiene relación con elegir cosas diferentes, ser libres y experimentar nuevas situaciones, no cómo antes que se apuntaba a tener más cosas materiales o concretas y a seguir patrones de conducta más clásicos y tradicionales.

Los desafíos del futuro tienen que ver con la capacidad de comunicarnos, relacionarnos y de preveer situaciones de conflicto, ya que en la actualidad no se trata de resolver problemas, se trata de colaborar para aportar a relaciones armónicas donde todos podamos sentir que contribuimos y que somos parte de algo, siendo nosotros mismos.
Si quiere desarrollar un proyecto exitoso de lo que sea, enfóquese en mejorar su capacidad para relacionarse, ser flexible y llegar a acuerdos con los demás. Así se avanza en el mundo actual, con todos!!!

 

florencia_vargasFlorencia Vargas Schmauk

Conoce más de Florencia AQUI

Psicóloga U Andes

 

 

Read more

El tiempo, ¿se tiene o se hace?

“No sé qué quiero” “Nada me motiva” “Hago y hago y nunca estoy satisfecha” “No me alcanza el tiempo para nada”

Frases como estas son recurrentes en mis entrenamientos y consultas. La lista sigue, pero el desafío en común es el mismo: en la vorágine del día a día, somos muy pocas las personas que nos detenemos a reflexionar sin culpa, sobre el valor del tiempo y cómo rediseñar mis acciones para mejorar mi calidad de vida, y la de quienes nos rodean.  Ensayemos algunas preguntas: ¿cómo juzgar qué valor le doy al uso de mi tiempo? ¿Siento pasión realmente por algo? ¿Cuántas de las cosas que hago a diario son realmente importantes para mí?

Detente. Deja de leerme. Reflexiona en silencio. Retoma en unos minutos.

¿Estás de vuelta? Sigamos entonces.

Ahora te invito a que tomes un lápiz y papel (o tu computador si eres digital) y responde estas preguntas:

  • ¿Qué actividad realizas para “regalonearte”? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?
  • ¿Cuál de todas las actividades que realizas sientes que te acerca a tu auténtico yo?

A esta altura del ejercicio puede que sientas enojo, porque no tienes o haces lo que quieres, también puedes sentirte frustrada, porque no estás logrando lo que te has propuesto, o desanimada, porque no tienes claridad hacia el futuro. También, es cierto, puedes estar entusiasmada, porque has logrado proyectar y estás encaminada en tu visión.

Detente. Nuevamente, deja de leerme. Reflexiona en silencio. Retoma en unos minutos.

¿Sigues aquí? Respira profundo. Inspira. Inspírate. Decide cambiar. Elige.

  • ¿A qué actividad o hábito le dirás basta?
  • ¿Qué nuevo hábito desearías incorporar?
  • ¿Qué obligaciones se transformarán en elecciones deseadas para un fin mayor?

Como habrás observado, esta vez, son menos las palabras de mi parte. Esta vez, la decisión y el esfuerzo por darle sentido a tu hacer, es tú responsabilidad. Ojalá leerme te impulse a la transformación. Ojalá escribirte, me acerque a mí cada vez más a mi propósito de invitarte a reflexionar para qué haces lo que haces…

 

tatiana_Bregi2Tatiana Bregi – Coach ontológico certificada

 

 

 

 

Read more

Melancolía o angustia

Mi hija está haciendo un diplomado de fitoterapia (el uso de las plantas o extractos medicinales para usos terapéuticos) y en él le enseñaron algo que me hizo pensar.

Se planteaba, odiando yo un poco las tipologías, que habían dos maneras de enfrentar la vida o estados emocionales que nos hacen mucho daño.

Una de ellas tiene que ver con el estar pegados en el pasado sin ser capaz de aprender del dolor, lo cual traído hacia el presente genera melancolía en las personas que lo experimentan. De ahí incluso se podría derivar la depresión y otros cuadros que nos muestran nuestra dificultad para soltar y liberarnos de lo que ya pasó.

Otra forma que está exactamente en el otro polo, es la gente que vive proyectada hacia el futuro y en lo que tiene que hacer, lo cual inevitablemente lleva a la formación de angustia dentro de nosotros. Siempre cuando anticipamos, vamos a anticipar en negativo y eso siempre provocará tensión y miedo que se expresará como panza apretada, respiración cortita y mucho suspiro.

Al escuchar ambas visiones, lo primero que me pasó fue preguntarme a cuál de los dos grupos pertenecía yo, que seguramente es lo que usted está haciendo ahora. Yo descubrí que tengo cierta tendencia a ser más anticipadora y por lo tanto a la angustia aunque me dió gusto descubrir que he crecido mucho y no estoy pegada en ninguna de las dos. Intento vivir conectada al presente solamente y me funciona.

La mayoría de las personas, sin embargo oscilan entre uno y otro polo dependiendo de lo que están viviendo y la solución para no caer en ambos polos es la conexión con el presente.

Este acto que debiera ser tan natural y sano, es muy difícil de lograr porque la vida nos lleva permanentemente hacia atrás o hacia adelante.

La respiración es la primera forma y más fácil para regresar a lo inmediato que por lo demás es inevitable, y que me trae a todo lo presente que es donde no hay pasado y tampoco futuro y por lo tanto no hay angustia.

Un segundo ejercicio para volver a trabajar el presente, es preguntarse ¿dónde estoy y que estoy haciendo? Esa simple pregunta me trae a lo de ahora con mucha fuerza y desde ahí puedo conectarme conmigo y centrarme en mi, para seguir haciendo mis actividades diarias.

El pasado ya pasó, y el futuro no ha llegado y aunque suene fácil decirlo, la única energía que me permite avanzar es la de ahora y eso me ayuda a sanar y aprender de lo vivido y a trabajar desde la voluntad por un futuro pleno y feliz.

Quizás es bueno jugar a ver qué tendencia tenemos, o si oscilamos entre ambos para no ser felices, pero quizás lo más importante de este aprendizaje es lo importante que es conectarse con el “ahora” y desde ahí sanar y avanzar.

En el mundo que vivimos todo está centrado en ayer y mañana, y el hoy que es lo único que de verdad tenemos, pasa como un ser invisible que no percibimos.

Ojalá podamos trabajar en el donde estoy y que estoy haciendo y aprendamos a tomar conciencia de la respiración que es la mejor conexión de que estamos vivos.

Un abrazo y hasta la próxima.

Escrito por Pilar Sordo – Psicóloga

Extraído de www.pilarsordo.cl

Read more

UN DÍA EN AIRBNB HQ

 “Airbnb es la combinación de personas, lugares y amor” 

Airbnb se encuentra en un barrio recóndito de San Francisco, que por apariencia jamás uno se imaginaría que detrás de esos portones se esconde una edificación de más de 5 pisos y la diversidad más impresionante de personas que he visto en un mismo espacio. Lo primero que llama mi atención fue la moderna arquitectura,  con espacios colaborativos en su planta baja, flexible, que dispone que todos los espacios sean ocupables, muros verdes  muy bien cuidados.

La multiculturalidad es real, una chica asiática de pelo celeste conversando con un hombre de raza negra parecían coordinarse para almorzar. Todo funciona, y en perfecta armonía pareciera que cada uno maneja sus tiempos, seguramente el sistema de trabajo es en base a objetivos. No se logra distinguir un modelo tradicional de trabajo, no se reconoce a un jefe, o ningún tipo de jerarquía, al menos apreciable en el uso del espacio o vestimenta, en Airbnb las personas interactúan de manera lineal, enfocadas cada una en lo suyo, pero en pro del funcionamiento de un sistema mundial.

El edificio sorprende, tiene esquinas inesperadas con escritorios formales, me encuentro con personas almorzando en los pasillos, conversando de estrategias, tomando decisiones, pareciera que en Airbnb todos los lugares son un buen lugar. Me gusta como integran lo lúdico con lo funcional. Airbnb la tiene clara, y de esa manera lo declaran en sus muros, la evolución de la marca, el crecimiento y en  lo que se han convertido hoy en día. Empapan la historia, y explican que todo tiene un proceso, que ese edificio fantástico no emergió de un día para otro.

Airbnb es la combinación de personas, lugares y amor. Es de las empresas que están determinando cómo será el futuro, y eso emociona. Caminar por sus dependencias, es realmente un viaje express por el mundo, tienen tantas salas de reuniones con nombres de ciudades como distintas nacionalidades de trabajadores hay. Lo entretenido es que cada una de sus salas están condicionadas realmente como si fuera un living de la ciudad que alude, me senté en Amsterdam,  tomé té en Londres, me comí unos macarrones en Paris, y disfrute de Bali. Airbnb es una empresa del mundo para el mundo, con trabajadores de todas partes, y en eso son coherente en todo, incluso en la configuración de uno de sus espacios más concurridos, la cocina, que tiene literalmente todos los tés posibles.

En Airbnb hay espacios curiosos; hongos casas de muñeca, quitasoles adentro de las oficinas para cubrir la entrada de luz natural, sillones gigantes, de verdad gigantes. Tienen una guardería de niños, con parvularias permanentes que entretienen a los hijos de los trabajadores, y que tranquilidad más grande saber que se puede trabajar con los hijos ahí mismo… Airbnb entendió, e implementó todo lo que soñamos cuando pensamos en el trabajo con las dependencias ideales. Y no sólo se puede ir a trabajar con los hijos, sino que también con las mascotas, y es cierto, después de ver al segundo perro debajo de una mesa deja de sorprender, pero es real, un labrador en los pies del amo mientras trabaja.

Airbnb es el futuro del trabajo.

Nicolle Knüst

Periodista, Licenciada en Comunicaciones.

Facilitadora en Innovación Social de la Universidad de Chile

Read more

Pensando en abandonar tu profesión por tu familia? Lee esto antes

Hace poco me preguntaba un lector en el blog algo muy interesante.

Tiene una profesión que exige viajar mucho y quiere formar una familia en un futuro, ¿significa eso que es mejor que abandone su profesión ahora?

Esta es una situación bastante frecuente en mujeres que tienen puestos con mucha responsabilidad o que viajan mucho y  se plantean tener hijos (o cuando ya los tienes y se te presenta una oportunidad similar).

Y me recordó un video que vi hace tiempo de Sheryl Sandberg donde hablaba de abandonar antes de abandonar (también habla de ello en su libro), es decir, como crees que en un futuro vas a tener que abandonar pues lo haces ya o te esfuerzas menos y sacrificas tu carrera antes de tiempo.

¿Te lo has planteado alguna vez?

¿Asumir que va a pasar algo y actuar en consecuencia antes de tiempo?

Según Sheryl, esa actitud tiene un gran impacto en tu vida profesional y tu satisfacción, remordimientos, sentimientos de fracaso y de culpa.

Y era también el caso de este lector en particular.

En esa situación, ¿qué es mejor hacer? ¿Qué es lo más recomendable?

Como siempre digo hay que tener claras varias cosas:

  • Lo “mejor” es distinto para cada  persona y situación y solo puedes determinarlo tú.
  •  A veces no necesitas lo mejor sino algo lo suficientemente bueno (lee esto dos veces porque es importante).
  • Hay que tomar decisiones teniendo en cuenta tu situación y prioridades actuales porque cambiarán con el tiempo.

 A veces no necesitas lo mejor sino algo lo suficientemente bueno.CLICK PARA TWITTEAR

Teniendo eso en cuenta, lo que Sheryl recomendaba era seguir con tu profesión hasta que pudieras, no actuar antes de tiempo, seguir dándolo todo, consiguiendo tus metas y cuando llegue el momento de tener hijos o de plantearte la situación que sea, entonces te lo planteas y decides, pero no cinco o diez años antes.

Nada de “no voy a intentar ser esto porque quiero tener hijos”. Vive tu vida y tu profesión como desees ahora y cuando llegue el momento de hacer cambios los haces, no antes.

En concreto ella dice:

The time to scale back is when a break is needed or when a child arrives—not before, and certainly not years in advance. The months and years leading up to having children are not the time to lean back, but the critical time to lean in.”

Algo así como: “El momento de ralentizar es cuando se necesita un descanso o cuando tienes un hijo, no antes y, desde luego, no con años de antelación. Los meses y años que preceden a la etapa de tener niños no son momento para retroceder, sino el punto crítico para avanzar.”

Por supuesto cada situación es un mundo pero yo estoy de acuerdo con ella.

Una cosa es planificar y otra muy distinta anticipar, abandonar o hacer sacrificios antes de tiempo.

Y esto es aplicable a muchas situaciones distintas.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Qué hiciste tú? Compártelo en los comentarios me encantará conocer tu experiencia.

————————————–

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera.

Read more