Entrevista a Mónica Esgueva en Televisión Española

Reportaje sobre Mindfulness y la Meditación

Extraido de www.monicaesgueva.com

Monica Esgueva es Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Comercio Exterior, empezó su carrera profesional como economista en Londres y ParísDesde el 2008 se dedica profesionalmente al coaching, a enseñar Liderazgo, Maestría Emocional, Autoconocimiento y Mindfulness a empresas y organizaciones.

Autora de muchos libros como:

El Infinito empieza aqui

10 Claves para alcanzar tus sueños

Los 3 pilares de la felicidad

Cuando sea feliz

entre otros.

 

 

Read more

Las Emociones tóxicas que te detienen

A menudo nos sentimos abrumados por emociones tóxicas de las que no somos conscientes la mayoría de las veces. Nos atrapan y nos manejan como marionetas.

La manera de volver a tomar el control de nuestra vida es haciendo una buena gestión de esas emociones, identificándolas, tomar consciencia de ellas y transformarlas en emociones positivas y potenciadoras que nos beneficien a nosotros mismos y a las personas con las que nos relacionamos.

Las  emociones tóxicas que debes identificar en tu día a día son: 

1-La Culpa: 

Sentirse culpable de una manera permanente hará que te auto castigues o que te dejes manipular por otras personas.

Deberás poner límites y no sentirte responsable por los sentimientos o acciones  de otras personas. Sólo así podrás irte liberando de la culpa.

2-El Apego: 

Si sientes que no puedes hacer nada sin que la otra persona esté presente y si piensas que el otro es más importante que tú y antepones todo por esa persona, olvidando tus propias necesidades, entonces es cuando estarás perdiendo tu identidad. Aferrarse a una persona u objeto sólo te traerá infelicidad. Deberás buscar qué actividades te hacen feliz, dedicarte tiempo y vivir tu propia vida.

Entra aquí para Eliminar tu Apego o Dependencia

 

3-La Ansiedad: 

Sientes ansiedad cuando crees que tienes un peligro cerca de ti y te preocupas en exceso por el futuro, viéndolo de manera negativa. La ansiedad primero ocupa tu mente y luego invade tu cuerpo dando unos síntomas como taquicardia, sudación, etc… Una manera de poder librarte de la ansiedad es intentar mirar que ocurre en ese momento a tu alrededor para que te puedas centrar en el momento presente.

Practica con este ejercicio de Mindfulness: Espacio de Respiración de 3 minutos para eliminar tu ansiedad:

4-El Miedo: 

El miedo es una señal de nuestro cuerpo que nos avisa de un peligro para conservar nuestra supervivencia. Sentir miedo es normal pero vivir constantemente con miedo o el miedo irracional, no lo es. Éste miedo puede llegar a paralizarte y que dejes de vivir realmente, por estar anclado a algo que puede o no ocurrir pero que en realidad no ha sucedido. El miedo lo puedes vencer enfrentándote a él, trabajando tus fortalezas, y dándote cuenta que vivir con miedo no te lleva a ninguna parte.

5-La Depresión: 

Alguna vez nos hemos sentido tristes o de bajón, incluso lo verbalizamos diciendo que nos encontramos un poco “depres”. Pero la tristeza mantenida en el tiempo es lo que nos puede llevar a sufrir una depresión. Superar esta enfermedad es posible. Deberás permitirte expresar aquello que tanto daño o dolor te produjo en el pasado, quizás una pérdida, un duelo no realizado, etc..

6-La Ira: 

Sufrir ataques de ira frecuentes muestra tu incapacidad de autocontrol emocional. Deberás utilizarla para impulsarte en vez de atascarte en peleas y conflictos con las personas con las que te relacionas. Una buena gestión de la ira te ahorrará muchos disgustos.

7-El Rencor: 

El rencor es una de las emociones más tóxicas pues no te deja pasar página y te devuelve una y otra vez al pasado. No te deja avanzar. Te deja estancado en el sufrimiento y en el dolor de una experiencia pasada pudiendo ocasionar malestares y enfermedades.

Utiliza las técnicas del perdón para deshacerte del rencor.

8-Frustración: 

La frustración continua nos puede llevar a otras emociones tóxicas como la ira, la tristeza, e incluso la resignación. En casos extremos puede llevarnos a padecer adicciones.

9-Insatisfacción: 

Sentirse insatisfecho y quedarse estancado en esa emoción hace que no puedas cumplir tus sueños o sentirte realizado. El perfeccionismo es la expresión de la insatisfacción y nos lleva a exigirnos y castigarnos sin poder disfrutar de la vida.

Entra aquí para ver más sobre Estrategias Emocionales 

10-La Envidia: 

Esta emoción hace que la persona prefiera sufrir y pasarlo mal, antes de ser feliz y ver feliz a los demás. Hace que desee lo que tiene el otro y se sienta rabia por los que no ha alcanzado ella misma. Te sugiero que inviertas tu energía en lograr tus propios objetivos y sueños. Centrándote en ti y en tu evolución tendrás las claves para salir de esta emoción tóxica.

11-La Angustia: 

Esta emoción te puede producir malestar, depresión y te mantiene en la queja y el dolor. La angustia se refleja en el cuerpo en forma de dolores de cabeza, de estómago, etc.. limitándote  y condicionándote a cada paso que quieras dar.

12-El Victimismo: 

El victimismo te lleva a la autocompasión y te cierra las puertas para que tomes el control de tu vida y encuentres las fuerzas necessarias para resolver o enfrentarte a las dificultades. Hay personas que usan el victimismo para dar pena y lograr que el otro haga lo que ellos quieren.

13-Los Celos: 

Detrás de los celos está el miedo a perder lo que tenemos. Es una de las emociones más peligrosas y destructivas, relacionada en un alto porcentaje con la violencia de género. La persona celosa suele ser controladora e insegura. Si te concedes el permiso de tener, perderás el miedo a perder y así podrás controlar tus celos.

14-La Vergüenza: 

Es una de las emociones que más nos limitan en la vida. Dejamos de hacer cosas debido a ella. Te aleja de tus sueños y te hace sentir que  no vales. Deberás aprender a dar pequeños pasos para eliminar esta emoción, quitarle fuerza, y que saques todo el potencial que llevas dentro.

15-Rechazo: 

La persona que sufre rechazo emocional es porque siempre busca la aceptación de los demás en cada paso que desea dar. Busca validar sus acciones en las opiniones que los otros tengan sobre ella. Le convierte en una persona hipersensible y débil ante la opinión de los otros. Deberás quererte un poco más, valorarte y darte cuenta que eres un ser único y que cuando te des cuenta que disfrutar de la vida es más importante que las opiniones de los demás, habrás trascendido esta emoción.

 

Fuente: Emociones Tóxicas de Bernardo Stamateas

Redacción y Adaptación Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

Extraido de www.institutodraco.com

 

Read more

La palabra mágica que te unirá con tus hijos por siempre

En este camino de autoconocimiento, autoaceptación y evolución espiritual me ha tocado sanar a mi niña interior como parte del proceso, por lo que para conseguirlo tuve que cuestionar y perdonar a mis propios padres, comprender que ellos hicieron lo mejor que pudieron con las herramientas que tenían y también entender las trabas y las necesidades emocionales no cubiertas que transitaron en su infancia.

En medio de mi introspección me hicieron la pregunta: ¿qué le pediría esa niñita a sus papás que le digan que nunca le dijeron? y la única palabra que vino a mi mente fue PERDÓN. Mis padres fueron y son padres espectaculares, amorosos y presentes pero no son perfectos y muchas veces se han equivocado y me han herido, sin embargo no recuerdo que nunca me hayan dicho “lo siento, me equivoqué”.

A lo largo de mi capacitación en crianza consciente aprendí lo importante que es pedirle perdón a nuestros hijos cuando nos equivocamos. Es muy común que los papás estén dando órdenes o directivas pero es muy poco visto que un padre o una madre le pida disculpas a su hijo, quizás porque no estamos acostumbrados a hacerlo ya que nuestros padres no lo hicieron con nosotros o tal vez porque pensamos que nos desacredita o nos resta autoridad. Lo paradójico es que por más que los papás no se disculpen con sus hijos si que les exigen que ellos pidan perdón a otros niños, y eso es una ambigüedad, un mensaje confuso. 

La pregunta que varios padres me hacen es: ¿Cuándo debemos pedir disculpas? Esto es más simple de lo que parece, deberíamos hacerlo cada vez que actuamos de una forma en la que no nos gustaría que actuaran nuestros hijos. Por eso el mindfulness aquí es muy importante ya que practicar continuamente la apertura de conciencia nos permite estar alerta y percatarnos cuando estamos equivocándonos. 

Es importante que reconozcamos cómo se siente el niño o el adolescente al que hemos herido y que pongamos en palabras lo que sucedió, incluyendo los motivos por los que reaccionamos mal: “veo que estás muy asustado, me doy cuenta que te grite muy feo porque no me contestabas cuando te llamaba. Te pido una disculpa, he dormido muy poco anoche y mi cuerpo está muy cansado, descargue mi tensión contigo y eso no es justo, gritar no es la solución, me equivoqué”. 

Debemos también evitar echarle la culpa a los niños de alguna forma para justificarnos “te grite porque tu gritaste primero”. No! recuerda que nosotros somos los adultos y deberíamos tener nuestras emociones bajo control y nunca compararnos con las de un niño que recién está saliendo al mundo o un adolescente que está atravesando una crisis importante de identidad.

Pedirle perdón o disculpas a nuestros hijos cuando nos equivocamos lejos de desautorizarnos va generando en ellos respeto hacia nosotros, pero no un respeto a base del miedo sino uno que se forja al vivenciar que sus progenitores son lo suficientemente maduros y humildes como para reconocer sus equivocaciones, su humanidad. Con el ejemplo se educa.

 

Facebook: @mamaminimalista

Fuente: mamaminimalista.net

Ana_AcostaAna Acosta Rodriguez

Maestranda en Psicología Positiva Aplicada y experta en Mindfulness,  Inteligencia Emocional y Crianza con apego.

www.nutrimama.com

mamaminimalista.net/

Instagram: Nutri_mama

Si crees que este artículo puede serle útil a alguna mamá o papá, compártelo!

Read more

Pasos para progresar en el camino espiritual

1. REPASA tu pasado para curar todas las heridas (de lo contrario las volverás a proyectar hoy).

Hay que prestar especial atención a las heridas de la infancia porque se vuelven patrones subconscientes y mecanismos de defensa durante el resto de tu vida. Es aconsejable contar con la ayuda de un terapeuta profesional que pueda guiarte y apoyarte con esto.

2. PERDONA a todos los que alguna vez te han herido o dañado, perdona al mundo por su injusticia, y perdónate a ti mismo.

Aferrarse a rencores es un gran obstáculo para el crecimiento interno. Es prácticamente imposible volar a más alto si llevan cargas pesadas. No es un favor que haces a los demás, es la única manera de deshacerte del pasado.

3. MEDITA.

Está bien comenzar con solo 10 minutos al día para aumentar tu mindfulness y tu bienestar, ya que tenemos vidas increíblemente ocupadas y locas, pero si quieres que tenga un impacto real en tu vida, hay que profundizar y adquirir un mayor compromiso.

Si deseas acercarte un paso más al despertar, será necesario ampliar el tiempo dedicado a ello e incluir regularmente retiros de meditación y silencio con el fin de tomarte el tiempo y el espacio fuera de las interferencias y distracciones que nos abruman durante la vida diaria. De esta manera, aumentarás las posibilidades de des-identificarse con tu ego y podrás tener una experiencia directa de las sutilezas que constituyen el mundo más allá de los sentidos físicos.

4. Emprende la práctica de leer libros INSPIRADOS Y SAGRADOS cada día.

Es indispensable aprender de los más avanzados que tuvieron la inmensa generosidad de mostrarnos el camino. Cada uno ha de caminar su propio camino, pero es una gran suerte poder disponer de señales que indiquen la dirección correcta del camino.

5. Toma cada desafío, cada obstáculo y cada crisis como una OPORTUNIDAD para desarrollar virtudes.

Es fácil permanecer alegre y agradecido cuando todo sale bien. Pero es realmente difícil mantener el equilibrio y la claridad cuando llegan sorpresas inesperadas, especialmente las más difíciles. Sin embargo, si te enseñas a ti mismo que cada situación incómoda contiene una oportunidad de crecimiento, la vida se vuelve mucho más interesante y no desperdicias ninguna energía resistiendo aquello que te aparezca en tu camino.

6. INTEGRA en tu vida diaria el hecho de que todo lo que piensas, dices y haces tiene consecuencias.

Por lo tanto, alimenta en tu mente solo lo positivo, ya que es lo que hace que hables con sinceridad y amabilidad, y que actúes consciente de tu propio comportamiento y con compasión hacia todos los seres vivos. Las semillas que plantas hoy las cosecharás en el futuro. Que seas consciente de ello o no, es irrelevante.

 

Autora del artículo: Mónica Esgueva

Read more

Algunos beneficios de la práctica del Mindfulness

Si todavía no estás practicando Mindfulness regularmente hoy te recordamos algunos beneficios que se obtienen ser consciente de los pensamientos y emociones, lo cual nos permite poder manejar nuestras respuestas ante las circunstancias que la vida nos presenta. 

1. Ser consciente de tus pensamientos y emociones promueve el bienestar.  El Mindfulness nos facilita la introspección, la apertura, la reflexión y la aceptación de uno mismo. Recientemente en el campo de la psicología, se está comprobando que el desarrollo de la atención plena  se correlaciona significativamente con la satisfacción vital y el bienestar general. El Mindfulness por supuesto no es un concepto nuevo; ha existido en el budismo durante más dos mil seiscientos años. Lo que las investigaciones modernas han hecho es comprobar   que esta “autoconciencia mejorada” disminuye el estrés y la ansiedad y, a su vez, reduce el riesgo de desarrollar cáncer, enfermedades relacionadas con el estrés, la depresión y fortalece el sistema inmune.

2. Puede mejorar tu memoria de trabajo. La memoria de trabajo es el sistema de memoria que almacena temporalmente la información en nuestro cerebro para su posterior recuperación y procesamiento futuro. Se han realizado muchos estudios que sugieren una fuerte interrelación entre la atención y la memoria de trabajo. Van Vugt y Jha (2011) llevaron a cabo una investigación que involucró llevar a un grupo de participantes a un retiro intensivo de mindfulness de un mes de duración. Estos participantes se compararon con un grupo de control que no recibió entrenamiento de mindfulness. Todos los participantes de ambos grupos primero realizaron una tarea de reconocimiento de memoria antes. La segunda ronda de de reconocimiento de memoria fue realizada por todos los participantes después del retiro. Los  tiempos de reacción fueron mucho más rápidos para el grupo que había recibido entrenamiento de mindfulness. Estos resultados sugieren que Mindfulness produce mejoras en la calidad de la atención, particularmente en relación con la calidad de la información y los procesos de decisión, los cuales están directamente relacionados con la memoria de trabajo. 

3. Aumenta el nivel de felicidad.  Nuestro cerebro está dividido en 2 hemisferios: izquierdo y derecho. Se ha demostrado que nuestro cerebro tiene una gran actividad en el córtex prefrontal derecho (parte frontal del cerebro) cuando estamos deprimidos y ansiosos. Por otro lado, nuestro cerebro tiene una gran actividad en el córtex prefrontal izquierdo cuando estamos contentos y enérgicos. Parece que esta proporción de actividad de izquierda a derecha muestra nuestro nivel  de felicidad a nivel cerebral. Investigaciones de Richard Davidson y Jon Kabat-Zinn muestran que solo 8 semanas de práctica de mindfulness diario de 1 hora producen un aumento significativo en la activación del lado izquierdo en el cerebro y este aumento se mantiene incluso después de 4 meses del programa de entrenamiento (Davidson , Kabat-zinn et al., 2003). En resumen, este hallazgo demuestra que la práctica del Mindfulness, incluso a corto plazo aumenta significativamente nuestro nivel de felicidad, medido incluso en términos físicos. 

4. Reduce la región de estrés  del cerebro.   Cada vez que nos estresamos, la amígdala (centro de las emociones en el cerebro límbico) toma el control. La amígdala es una región clave que responde al estrés en nuestro cerebro y desempeña un papel importante en situaciones de ansiedad. Se sabe que la actividad alta de la amígdala se asocia con depresión y trastornos de ansiedad también (Siegle et al., 2002). La buena noticia es que la práctica de Mindfulness en realidad puede reducir el tamaño de la amígdala y aumentar nuestro umbral de reactividad ante el estrés. Investigaciones recientes muestran una conexión entre la práctica de la meditación a largo plazo y una disminución del tamaño de la amígdala (Taren et al., 2013). Los estudios muestran que podemos cambiar la forma en que reaccionamos ante situaciones estresantes y mejorar nuestro bienestar mental y físico. “Hay una conexión entre la práctica del Mindfulness a largo plazo y un tamaño reducido de la amígdala” ¿Cuánto tiempo deberíamos practicar mindfulness? Según Davidson, uno de los neurocientíficos  más más relevantes en este campo de investigación,  incluso 1.5 horas de práctica de Mindfulness llevan a cambios estructurales en el cerebro.

 

Autora del artículo: Mónica Esgueva

 

Photo by Samuel Silitonga from Pexels

Read more

CÓMO EL MINDFULNESS MEJORÓ LA RELACIÓN CON MI HIJO

Mi hijo de 3 años y medio está en el patio solo. Desde hace diez minutos no escucho ni una mosca volar y todos sabemos que cuando un niño pequeño está muy callado por un largo rato la probabilidad de que este haciendo algo prohibido o peligroso es alta.

Salgo afuera a ver que pasa entre curiosa y asustada y ahí lo veo: desnudo metido en una maceta llena de tierra con una de mis cucharas tirando tierra par afuera y hablando solo. Mi versión de mamá estresada y de poca paciencia analiza la situación de la siguiente manera: “Ahora seguro se ensucia todo, voy a tener que bañarlo de nuevo y recién sale de la ducha, voy a tener que barrer toda la tierra y encima está con la cuchara que uso para cocinar y la llena de microbios y está desnudo, aunque no hace frío se puede enfermar”. Mi antigua Yo-Mamá-Alterada hubiera sacado al niño de la maceta en ese instante y acto seguido le hubiera dado un buen reto en un tono de voz elevado con frases del tipo: “las macetas no son para jugar, ¿Y ahora quien limpia este desastre?”. Mientras tanto, mi hijo seguramente enojado se pondría a gritar o a llorar sin querer salirse y sin entender por qué estoy tan enojada.

Pero mi Yo-Mamá-Consciente, la actual, la que ha trabajado muchísimo y sigue trabajando en la regulación de sus emociones, la que ha tomado cursos y leído sobre mindfulness e inteligencia emocional, la que sabe que no es el fin del mundo, la que ha investigado lo bueno que es que los niños jueguen solos y con objetos de la naturaleza, esa mamá actúa muy diferente:

Respira hondo, cuenta hasta diez y en lugar de estresarse y gritar se contiene y primero analiza la situación, lo que está pasando en ese preciso instante sin pensar en lo que sucederá luego, sin irse al futuro: ¿Esta situación ahora mismo es peligrosa?, ¿Es el fin del mundo? y la respuesta es No. Entonces sigue analizando más en profundidad y de ese análisis surgen preguntas como: ¿Qué es lo peor que puede pasar?, ¿tener que bañarlo, tener que barrer un poco más?, ¿amerita un enojo y un conflicto?, ¿Qué puede pasar si lo dejo seguir jugando?, ¿que se entretenga solo un rato largo, que deje volar su imaginación?.

Definitivamente la situación no amerita ni justifica que tenga una disputa con mi hijo, que ambos nos estresemos. Entonces no le digo nada y decido vivir el momento. Me siento a su lado con mi café medio frío a verlo jugar y le pregunto que está haciendo, a lo que él me contesta que está preparando chocolate puro para darle a todos los niños en halloween y nos reímos juntos, nos divertimos. Que maravillosa es la mente de los niños cuando la dejamos ser.

La tarde siguió su curso y él jugó un rato más. Luego me ayudó a barrer y una vez en la bañadera me contó lo rico que le había quedado su chocolate y que bien se lo había pasado, me brazo y me dijo, como todos los días, “mamá estoy muy feliz contigo”.

Facebook: @mamaminimalista

Fuente: mamaminimalista.net

Ana_AcostaAna Acosta Rodriguez

Maestranda en Psicología Positiva Aplicada y experta en Mindfulness,  Inteligencia Emocional y Crianza con apego.

www.nutrimama.com

mamaminimalista.net/

Instagram: Nutri_mama

Read more

Mindfulness… ¿Perder el tiempo?

Me ha sorprendido mucho un nuevo artículo aparecido en una de las revistas más importantes del Reino Unido “The Spectator”, criticando el Mindfulness, llamándolo incluso “culto”. Lo primero es que creo que siempre es un buen signo cuando empiezan a hablar mal de algo, porque significa que ya se ha introducido tanto en la cultura que aparecen detractores dispuesto a atacar algo que apenas conocen. El hecho de que aparezca en esta importante revista es una indicación de hasta qué punto la práctica ha penetrado la cultura británica, incluso en política. Alrededor de 100 diputados  en las Cámaras del Parlamento han realizado un curso de Mindfulness, y están actualmente investigando sus beneficios en la vida pública.

¿Cómo una persona que ha practicado dos semanas –la periodista– puede juzgar algo con tanta ligereza y ferocidad? Alucinante.

También creo que su argumento principal es confuso: afirma que el Mindfulness “es claramente una religión”, para luego desdecirse afirmando que  “no es doctrinal, ni prescriptiva, ni exigente”. ¿En qué quedamos? Luego expresa que  está “basado en el budismo”, pero después pasa a criticar el enfoque actual de “extraer partes poco a poco” quitándole los elementos principales en Occidente.  

Otra de las otras críticas principales que esta periodista añade es que el enfoque del Mindfulness en la reflexión puede parecer egoísta. No es la primera vez que lo escucho. Es curioso como se puede percibir que tomarse tiempo para trabajar en uno mismo, para avanzar personalmente, tener más paz interior y más claridad pueda percibirse como una debilidad y un perjuicio. En mi opinión es un reflejo del punto en el que nos encontramos en esta sociedad, en la que solo apreciamos la acción por la acción, sin dirección, sin darnos cuenta  que no somos “haceres humanos” sino “seres humanos”. ¿Cómo las personas van a ser capaces de superar el estrés si sus mejores herramientas son mantenerse ocupados continuamente? Más valdría a los periodistas (y por ende a todos los demás) dedicar su tiempo a temas constructivos en lugar de intentar juzgar y destruir aquello que realmente está dirigido a ayudar y traer serenidad en un mundo como el nuestro, en perpetua carrera e insatisfacción.

Autora del artículo: Mónica Esgueva

Read more

La verdadera libertad

Estamos inmersos en una sociedad cautiva. Una sociedad en la que somos dominados y manipulados a través del consumismo, los medios de comunicación, las películas y las series, y ahora también a través de las redes sociales.  A veces lo podemos percibir de forma flagrante. Otras, es mucho más sutil e insidioso, es el poder de la masa que te arrastra sin que te des cuenta y tu te dejas llevar para poder satisfacer el deseo de pertenencia, que decía el gran psicólogo Abraham Maslow.

Todo eso desemboca en un condicionamiento de nuestra mente en función del entorno en el que nos movemos en forma de miedos, ansias, apegos, penas, insatisfacción, frustración… Una espiral de la que nos cuesta muchísimo salir, aún cuando tomamos consciencia de ella. Sobre todo porque nos hemos acostumbrado a convivir con estos monstruos internos que nos llenan de toxicidad y nos van marchitando por dentro sin darnos cuenta de que podemos liberarnos de ellos. Los hemos asimilado como hábitos automáticos y creencias internalizadas basadas en nuestra memoria y nuestra exposición continua a una enculturarización que termina determinando quienes creemos ser. Tomar consciencia de hasta qué punto actuamos de manera automática puede ser inquietante, pero es la puerta de entrada a la liberación.

En Occidente creemos que la libertad corresponde a la esfera de lo externo: poder expresarnos cuando y como nos dé la gana, y poder lograr todos nuestros deseos según nuestro plan. Es una perspectiva muy terciada de la libertad que en realidad nos ata a nuestros anhelos y aferramiento, siempre intentando colmar una copa que no se llena desde fuera y, que por lo tanto genera gran sufrimiento.

La verdadera libertad no proviene de poder llevar a cabo determinadas acciones a nuestro antojo. La verdadera libertad es un estado interno de paz, equilibrio y ecuanimidad que nadie ni nada puede coartar ni otorgar. La verdadera libertad no es consecuencia del dinero, el reconocimiento ni el poder. La verdadera libertad florece cuando cultivamos la sabiduría y el corazón, y así podemos madurar y transformarnos desde dentro.

Autora: Mónica Esgueva

 

Read more

Dime como respiras

La manera en que respiras refleja tu estado mental ¡dime cómo respiras y te diré como piensas!

Por eso puedes utilizar la respiración consciente, para entrenar tu mente y manejar los pensamientos y emociones. Porque cada pensamiento y emoción es una forma de energía. Además se ha demostrado que oxigenar el cerebro mediante un incremento del ritmo respiratorio, tiene un efecto positivo ¿Sabías que algunas células de nuestro cuerpo pueden funcionar sin oxígeno durante un tiempo? En cambio, el cerebro no puede, de ningún modo, estar sin oxígeno.

Existen muchos informes neurocientíficos como el de la Dra. Sara Lazar de la Escuela de Medicina de Harvard, que han registrado un aumento de la creatividad y mayor claridad para pensar a través de las prácticas consistentes de meditación y atención plena.

Porque producen un aumento en la cantidad de materia gris en una zona la toma de decisiones y se liberan cierto tipo de neurotransmisores que provienen de todas partes del cuerpo, y hacen que el funcionamiento del organismo sea óptimo. Es decir que los neurocientíficos de Harvard afirman que la meditación no solo reduce el estrés, también moldea el cerebro. Tu cerebro evoluciona con la meditación.

La respiración consciente es un recurso para desactivar creencias limitantes y programar nuevos patrones emocionales y neuronales, reconociendo cuando estamos sosteniendo pensamientos y emociones que no son coherentes con nuestro bienestar, incluso los subconscientes, como el miedo, ira, ansiedad o tensión. Y tiene también un aspecto espiritual importante.

Al igual que la meditación, es considerada una técnica para expandir la mente a estados no ordinarios de consciencia desde los que puedes aumentar tu nivel de vibración energética.

En mi nuevo libro Entrena Tu Corazón, encuentras más contenidos sobre meditación, respiración consciente y evolución personal, junto a ejercicios prácticos para que pongas en acción día a día, y experimentando los resultados de entrenar tus emociones, ¡de recuperar el timón del estado de tu mente!

Consigue Entrena Tu Corazón, en versión papel y Kindle, en Amazon y en     www.agustinandrade.com/libro

No olvides escribirme para enviarme tu feedback sobre el libro.

Agustin Andrade

Autor y Comunicador

www.agustinandrade.com

Extraido de www.institutodraco.com

Read more

Las 8 actitudes del Mindfulness

La práctica del Mindfulness se puede comparar al cuidado de un jardín: sólo florece cuando se dan determinadas circunstancias. A continuación vamos a ver 8 de las condiciones que considero esenciales para que ese jardín florezca:

  1. Mente de principiante. Cualidad de la conciencia que nos va a permitir contemplar las cosas de un modo nuevo, como si, movidos por la curiosidad, los viésemos por primera vez.
  2. No juzgar. Cualidad que implica el cultivo de la observación imparcial de cualquier experiencia, sin etiquetar los pensamientos, sentimientos y sensaciones como buenos o malos, correctos o equivocados, justos o injustos, sino simplemente tomando nota de su aparición instante tras instante.
  3. Aceptación. Cualidad de la conciencia que admite y reconoce las cosas tal y como son.
  4. No forzar. Cualidad despojada de identificación, rechazo al cambio o movimiento de alejamiento ante lo que aparece en el momento presente. El no forzamiento significa no tratar de escapar, en modo alguno, del lugar en el que nos hallamos.
  5. Ecuanimidad. Cualidad de la conciencia que alienta al equilibrio y la sabiduría. También facilita la comprensión profunda de la naturaleza del cambio y nos permite contemplar el cambio con mayor comprensión y compasión.
  6. Ceder. Cualidad que permite que las cosas sean tal cual son, sin necesidad de desembarazarnos de lo que esté presente.
  7. Confianza. Cualidad que nos ayuda a diferenciar, en nuestra propia experiencia, lo verdadero de lo falso.
  8. Paciencia. Cualidad que cultiva el amor hacia uno mismo tal cual somos, sin culpabilidad ni crítica de ningún tipo.

La reflexión y desarrollo de estas cualidades, nutre, refuerza y consolida la práctica, tan necesaria para esta disciplina. Señalar, además, que estas actitudes o cualidades son interdependientes entre sí, es decir, cada una de ellas influye en las demás, y cultivar una de ellas mejora el resto. ¿Por cuál decides empezar?

 

Irene Morales

Coach Espiritual

www.IrenePsicoBio.com

Irene Morales

Coach Espiritual

www.IrenePsicoBio.com

Extraido de www.institutodraco.com

Read more